Interiorismo

Salamanca es una ciudad donde alquilar pisos es rentable gracias a la gran afluencia de estudiantes y el turismo. El alquiler es una actividad muy común en Salamanca entre las personas que tiene un inmueble sin habitar. Sin embargo, el desconocimiento en torno a contratos, certificados o impuestos es muy evidente entre los arrendatarios. Si te estás planteando alquilar tu piso te habrán surgido multitud de dudas, así que vamos a intentar aclararlas paso a paso.

 

Pedir la documentación necesaria

 

Los trámites a realizar como propietario del inmueble son menores que si te hubieras planteado vender tu piso. El proceso de gestión de la documentación se podría agilizar con la ayuda de asesores inmobiliarios. Sin embargo, cuentes con la ayuda profesional o lo hagas por ti mismo, necesitas conocer la documentación necesaria para alquilar.

  • Cédula de habitabilidad: Este documento es estrictamente obligatorio para poder alquilar un inmueble. Acreditará que el piso cuenta con las condiciones técnicas mínimas en cuestión de salubridad y solidez para ser habitada. Está estudiará cada detalle de tu casa desde la cocina hasta la superficie útil del piso. El documento se solicita de forma digital o física en el ayuntamiento de Salamanca dentro del área de Urbanismo. Dicho documento tendrá una validez de 15 años, después el propietario deberá volver a renovarlo..
  • Certificado de Eficiencia Energética: Es un documento obligatorio desde 2013 en toda España. Este documento proporciona una etiqueta energética al piso, teniendo en cuenta las emisiones de C02 que este emite. El documento tiene una validez de 10 años y para obtenerla hay que ponerse en contacto con un técnico cualificado para esta revisión. Es importante que la letra otorgada al piso aparezca en los anuncios de alquiler.
  • Alta de suministros: Para poder alquilar, lo primero que te recomendamos, una vez tengas los documentos anteriores, es dar de alta los suministros. Así te podrás evitar contratiempos posteriores y el alquiler se podrá realizar más rápidamente. Tendrás que contactar una a una con las compañías suministradoras de luz, agua y gas. Posteriormente, si decidís cambiar la titularidad, el inquilino será el que tenga que realizarlo pero tú como propietario tienes la responsabilidad de dar de alta los suministros en primer lugar.

Realiza todos los trámites antes de poner tu anuncio de alquiler, pues puede ser que encuentres un inquilino y lo pierdas por la espera o que finalmente, nunca pueda llegar a vivir en él si no obtienes los certificados.

 

Publicar tu anuncio

 

Una vez tienes los documentos, llega la hora de publicar el anuncio de alquiler en los canales que decidas oportunos. Es muy importante que el anuncio refleje perfectamente el estado y características del piso. Es habitual querer destacar los puntos fuertes de la vivienda, tendiendo a ignorar lo negativo pero es una error. No lo descartes como un punto fuerte pero no lo ocultes. Si lo escondes, llegarán posibles alquiladores que se irán rápidamente y tú habrá perdido tiempo y recursos.

También existen unos datos que tendrás que incluir en tu anuncio:

  • Ubicación: Es un dato básico que debes incluir en tu anuncio. Debes incluir la dirección exacta del piso. Además, si el entorno del piso tiene características o servicios que puedan suponer un punto fuerte no dudes en añadirlos.
  • Fotografías: Las fotografías son las que animan a las personas a visitar el piso o ignorarlo. Las primeras impresiones son fundamentales y se empiezan a crear con las fotos de la vivienda. Por lo tanto, cuida mucho las fotos que publicas de tu inmueble. Consigue una buena cámara, haz las modificaciones estéticas necesarias, juega con la luz y el ángulo para tener una foto atractiva pero siempre realista.
  • Características del piso: Tendrás que añadir datos sobre la superficie del piso, cómo está distribuido, número de habitaciones y baños, la disponibilidad de cocina o salon, etc. No dudes en añadir los elementos que puedan ser un punto a favor para el inquilino como una piscina comunitaria o ascensor.
  • Certificado de Eficiencia Energética: Como te comentábamos anteriormente, tendrás que añadir la letra que te hayan proporcionado en el Certificado de Eficiencia Energética. Es un elemento necesario y que las personas que buscan un piso valoran y tienen en cuenta.

 

Mejorar la vivienda

 

Si puedes realiza todas las mejoras que puedas para revalorizar el piso y darle un mayor atractivo para un alquiler más rápido y con más opciones. No inviertas una gran cantidad de dinero, céntrate en aquello necesario y que pueda tener un beneficio. Pintar las paredes, colocar algún cuadro, añadir algún mueble, etc.

Lo más común es que el piso esté amueblado. Los inquilinos optarán más por alquilar un piso listo para entrar que en un piso donde van a tener que invertir en muebles que después no sabrán si podrán llevarse. Esta inversión es más cuantiosa pero necesaria si quieres llegar a un abanico de personas más amplio. Un error común es llevar muebles viejos propios o que te dan para el piso. Ten en cuenta que no es un trastero sino el futuro hogar temporal de una persona. No te alquilan el piso si lo llenas con muebles antiguos, en mal estado y de mala calidad.

Antes de la visita de cualquier persona interesada en el alquiler, limpia, ventila y ordena el piso. Recuerda que la primera impresión es muy importante. Tienes que hacerle sentir que ese podría ser su casa.

 

Crear el contrato de alquiler

 

Una vez tienes al inquilino ideal parece que ya hemos terminado pero queda un momento fundamental, el contrato. Este será tu seguro legal ante cualquier inconveniente y el que guardará tus derechos y obligaciones como propietario del piso. El contrato debe de estar redactado según lo establecido legalmente en la Ley de Arrendamientos Urbanos. Debe de añadir los derechos y obligaciones de ambas partes y los puntos que hayáis pactado. No te olvides de añadir ningún detalle porque puede que en el futuro sea un problema. Te recomendamos que además añadas un inventario de los elementos con los que entregas el piso para evitar futuros problemas con la fianza.

Recuerda que los gastos de formalización y gestión del contrato de alquiler están a tu cargo a menos que llegues a un acuerdo con el inquilino.

 

Depositar la fianza y pagar impuestos

 

Cuando firmes el contrato y obtengas la fianza, tienes que depositarla en la Cámara de la Propiedad Urbana de Salamanca en el plazo de un mes. Cuando termine el contrato y el inquilino abandone la propiedad, realiza una inspección de la vivienda. Mira los desperfectos y deudas del piso. Si todo es correcto tendrás que recoger la fianza del organismo donde la depositaste y devolverla al inquilino en 30 días.

Por último, si quieres realizar un alquiler legal, seguro y rápido te recomendamos que cuentes con asesoramiento profesional de un agente inmobiliario. En Iniziar Real Estate sabemos lo complicado que puede llegar a ser y todos los inconvenientes que pueden surgir al propietario, por ello te recomendamos el asesoramiento profesional. Obtendrás un equipo que te ayudarán en todo el proceso, te guiarán y encontrarán al inquilino ideal. Si necesitas más información, no dudes en rellenar el cuestionario de abajo o llamarnos. Cuéntanos y nos pondremos con tu alquiler ya mismo.

 

 

Compartir con amigos: