Hoteles versus alojamientos turisticos

Las familias castellano-manchegas prefieren los hoteles a los apartamentos de alquiler


  • Un 21% de las familias manchegas se alojaron fuera de casa en 2018 y gastaron cerca de 1.075 de media de euros en esta partida.
  •  De ellas, el 72% eligió hacerlo en hoteles, con un gasto medio de algo más de 775€.
  •  Aunque unas de 68.380 familias castellano – manchegas eligieron los apartamentos de alquiler para alguno de sus días de vacaciones de 2018, esta cifra supone un descenso de casi 23.000 familias respecto a 2017.

 Las familias castellano – manchegas prefieren los hoteles a los apartamentos de alquiler. Según un informe de la consultora AIS Group, el 21% de las familias manchegas se alojaron fuera de casa en 2018, destinando una media de 1.075 euros en hospedarse ya fuera en un hotel, en apartamentos vacacionales u otros establecimientos como los campings. Una cifra un 28% más alta respecto a los 839€ que invirtieron en 2017, según el Informe sobre el gasto de las familias en hostelería, elaborado en base a los indicadores Habits Big Data por AIS Group, consultora especializada en la creación de indicadores y modelos predictivos de marketing.

Del total de los algo más de 783.500 de familias que componen la sociedad castellano – manchega, unas 165.000 (un 21%) utilizaron algún servicio de alojamiento a lo largo del año. Este dato revela un descenso del 7% respecto a 2017, lo que se traduce en 12.500 familias menos. Castilla-La Mancha se sitúa así como la segunda comunidad con menor porcentaje de familias hospedándose fuera de casa.

Los hoteles, destino elegido por la mayoría de las familias

Los datos reflejan el mayor interés por parte de los manchegos en el alojamiento en hoteles frente a los apartamentos vacacionales con respecto a 2017. Y es que del total de familias de la región que declaran gasto en dormir fuera de casa, el 72% (unas 119.000 familias) eligió hospedarse en hoteles, mientras que sólo 68.380 optaron por pasar algunas noches en apartamentos.

Con una media de 775€ en 2018, los hogares castellano-manchegos se sitúan como los quintos con menor gasto de media en hoteles de toda España. Sin embargo, esa cifra ha experimentado un notable ascenso -cercano al 30%- respecto a 2017, cuando estaba ligeramente por debajo de los 600€.

A nivel nacional, considerando a las familias de toda España, el gasto medio por hogar en hoteles se situó en 2018 en algo más de 930€, apenas 30€ más que en 2017.

Los apartamentos vacacionales pierden tirón

En esta modalidad, Castilla-La Mancha ha notado un claro descenso en el volumen de familias. Frente a las 91.300 de 2017, en 2018 han sido 68.380 las que han optado por el apartamento.

Una evolución similar se ha dado entre los hogares de Catalunya, Andalucía, Canarias o Murcia donde se ha reducido el número de familias que han elegido hospedarse en apartamentos.

El caso opuesto se da en comunidades como Madrid, donde el número de familias que eligen este tipo de alojamiento creció en 71.200 en 2018, hasta situarse en más de 363.000. También ascienden los usuarios entre los baleares, valencianos, navarros, cántabros, vascos, gallegos y asturianos.

El gasto medio en apartamentos es más bajo que el gasto en hoteles. Así, a nivel nacional el año pasado quedó unos céntimos por debajo de los 670€, lo que supone un ascenso del 3,3% frente a 2017 (algo más de 20€). Las familias que presentaron un gasto medio mayor en 2018 fueron las aragonesas, 1.325€. Luego las de Castilla y León con uno 1.220€ y las de Comunitat Valenciana con unos 1.045€.

Respecto a las manchegas, el gasto medio entre las familias que destinaron presupuesto al alquiler de apartamentos vacacionales se situó en unos 465€, lo que representa un aumento del 53% respecto a la cifra del 2017.

Datos e Inteligencia Artificial, claves para el negocio

Según José Manuel Aguirre, director comercial de AIS Group, “Datos como el relativo al gasto de las familias en alojamiento sirven de base para poder construir modelos basados en estadística e inteligencia artificial y predecir tendencias”.

Los indicadores Habits Big Data recogen información sociodemográfica y económica de las familias españolas y de las características específicas de todas las zonas del territorio, enriqueciendo los datos propios de organizaciones, instituciones y empresas.

El objetivo – señala José Manuel Aguirre- es generar valor a partir de los datos para tomar decisiones que contribuyan a alcanzar los objetivos de negocio: aumentar ventas, aumentar facturación, expandirse, lanzar nuevas líneas”.

La inteligencia artificial (IA) y las técnicas estadísticas son capaces de analizar y explotar esos Big Data de modo que aporten la información necesaria para construir modelos como los de propensión de compra, de recomendación de productos o servicios a cada cliente de acuerdo a su perfil, de previsión de fuga, de predicción de la demanda… “Si queremos que realmente el Big Data tenga aporte al negocio, hay que dar un paso más”, concluye el director comercial de AIS Group.