WikiSalamanca

El Personaje

Bernardo del Carpio fue un personaje legendario de la Edad Media, hijo extramatrimonial, según las principales versiones del mito, de la infanta de León y hermana de Alfonso II el casto doña Ximena y del conde de Saldaña.

Protagonista de una larga serie de romances, su historia consiste principalmente en lograr del rey, su tio Alfonso II el Casto que libere a su padre, encarcelado a causa de haber deshonrado a la infanta y de paso haber frustrado los planes de sucesión que tenía el rey mediante su hermana. Para ello el héroe, a semejanza de otro Hércules, ha de resolver las distintas tareas guerreras que le encomienda el monarca. A Bernardo del Carpio se le atribuyen numerosas hazañas, entre ellas la derrota de los franceses en Roncesvalles; por eso supuso una cierta reacción nacional de la épica castellana contra el gran desarrollo de la épica francesa que se había introducido en España.

Finalmente Alfonso III accede a liberar a los padres del heroe, a cambio del Castillo de El Carpio pero cuando va a su encuentro el padre se encontraba muerto. No obstante Bernardo manda sacar a su madre de su reclusión en el convento y hace que una su mano a la del difunto para que sea público ante los cortesanos y la nobleza el matrimonio de sus progenitores.

Roto de dolor el heroe marcha a guerrear buscando la muerte en combate, pero finalmente fallece a la avanzada edad de ochenta y dos años.

Durante el Siglo de Oro sirvió de inspiración para piezas teatrales, obras caballerescas en prosa y poemas épicos, tanto en español como en portugués. Miguel de Cervantes Saavedra tuvo entre los proyectos que no llegó a hacer una novela histórica sobre el héroe. Su tumba fue visitada en 1522 por Carlos I en la localidad palentina de Aguilar de Campoo.

En la Provincia de Salamanca habria estado para combatir contra los musulmanes residiendo en el Castillo de El Carpio y fundando Carpio Bernardo adscrito a Villagonzalo de Tormes‎.

Verdadeira terceira parte da história de Carlos-Magno

Libro de caballerías portugués, cuyo autor fue el presbítero Alexandre Caetano Gomes Flaviense. Se imprimió en Lisboa en 1745 y se presentó como una continuación de la Segunda parte da Historia do Imperador Carlos-Magno e dos doce Pares de Franca, de Jerónimo Moreira de Carvalho, publicada en Lisboa en 1737.

Esta obra refiere en sus primeras páginas la historia legendaria de España y después se dedica narrar las fabulosas hazañas de Bernardo del Carpio, hijo extramatrimonial de la hermana de Alfonso II el Casto Rey de Asturias y de su súbdito Sancho, conde de Saldaña. A él se atribuye la derrota de Roldán y sus compañeros en los Pirineos y una variada serie de aventuras caballerescas como la conquista de Cataluña a los moros. Sus hazañas se extienden al reinado de Alfonso III el Magno Rey de Asturias, bien avanzado el siglo IX. A su muerte fue enterrado con su espada «Durandarte» (arrebatada a Roldán en Roncesvalles) en los aledaños del monasterio de Santa Maria la Real, de Aguilar de Campóo.

El Bernardo del Carpio o La derrota de Roncesvalles

Largo y complejísimo poema de épica culta, obra de Bernardo de Balbuena, el Bernardo o La victoria de Roncesvalles, alabado por Voltaire y Chateaubriand, consiste en 40.000 versos de pulida factura en octava real e inundados de una imaginación exuberante, especie de libro de caballerías en verso que se inspira sólo en parte en la leyenda de Bernardo del Carpio y la contamina con todo tipo de materiales aledaños: alegorías, moralidades, cronologías, genealogías reales e inventadas y episodios mitológicos, fantásticos y maravillosos, en medio de una imaginería deslumbrante y un auténtico frenesí descriptivo. El verso está tallado en busca de una suma perfección, como el mismo autor declara en su prólogo, y como tal hay que considerarlo el culmen de la épica culta barroca española, de la misma manera que la Araucana es el culmen de la épica culta renacentista.

Compartir con amigos: