• El buen funcionamiento del teletrabajo ha convertido a las segundas viviendas en una alternativa que ya no solo es posible disfrutar durante los fines de semana o en vacaciones. 
  • La crisis sanitaria podría cambiar las prioridades a la hora de adquirir una segunda residencia: ahora será más importante el espacio, la inclusión de estancias que puedan adaptarse como espacio de trabajo o una decoración de interiores a medida.

La respuesta de la demanda del mercado inmobiliario depende todavía de diversos factores como el desarrollo de las fases de desescalada, la situación financiera de los potenciales compradores, las cifras del empleo, el impacto en la inversión, etcétera. Sin embargo, lo que sí es una certeza es que las necesidades habitacionales han cambiado y que, a raíz del confinamiento, han surgido otras prioridades a considerar a la hora de adquirir un nuevo inmueble. Esto, aparte de afectar a la compra de una vivienda habitual, también comprometerá la demanda de segundas residencias.

El buen funcionamiento del teletrabajo ha convertido a las segundas viviendas en una alternativa que ya no solo es posible disfrutar durante los fines de semana o en vacaciones. Ahora, gracias al previsible incremento de la implantación del trabajo a distancia durante la vuelta a la “nueva normalidad”, este tipo de inmuebles tomarán mayor importancia. Sobre todo, este verano, cuando tras varios meses de cuarentena los propietarios se desplacen a sus segundas residencias a disfrutar del buen tiempo de la época estival.

Este aumento de uso conllevará que los aspectos tradicionales que antes se tenían en cuenta a la hora de valorar su adquisición se modifiquen, dando lugar a la necesidad de mayor espacio, estancias para trabajar, luminosidad o extras. Los expertos de Solvia analizan los principales intereses y motivaciones que marcarán, a partir de ahora, la búsqueda de un segundo inmueble:

  • Del apartamento en la playa al piso espacioso y con una zona para trabajar. Tradicionalmente, las segundas viviendas de costa solían ser pequeños inmuebles de no más de 50 m2 y una habitación. Ahora, la prioridad estará en disponer de más superficie, flexibilidad y, sobre todo, estancias abiertas. Estas no solo aportarán mayor sensación de amplitud, también incrementará la luminosidad de la vivienda y ayudará a crear ambientes más acogedores. Tanto en el caso de los inmuebles de costa como en las casas ubicadas en zonas rurales, también se buscará que incluyan estancias que puedan adaptarse como espacio de trabajo, cuarto de juegos o zona de relajación.
  • Decoración a medida: fin del “reciclaje” de muebles procedentes de la primera vivienda. Uno de los principales fallos de estilo de las segundas viviendas es que su mobiliario y demás elementos proceden de lo reciclado de la vivienda habitual o de donaciones familiares. Así, su diseño tomará personalidad propia y el desembolso en su decoración será mayor, ya que el objetivo es disfrutarlas mucho más tiempo. Para las viviendas de playa, por ejemplo, convendrá elegir una inspiración marinera: blanco y azul como colores predominantes, textiles a rayas, muebles de ratán o de mimbre, elementos marinos (conchas, caracolas, estrellas de mar…). Para las de campo, será clave incluir tonos neutros combinados con la calidez de la madera o con piedra, los tejidos naturales como el algodón o el lino, las flores y las plantas, etc.
  • Extras, como balcones, terrazas o jardines, muy necesarios también en segundas viviendas. Después de semanas de confinamiento, los futuros compradores valoran mucho más el hecho de contar con estancias al aire libre (balcones, terrazas, patios, pequeños jardines…). Tener este tipo de extras de vivienda supone disfrutar de múltiples ventajas: posibilidad de hacer, desde casa, ejercicio al aire libre, plantar un pequeño huerto, organizar reuniones familiares… Esto también se trasladará a las segundas viviendas.
  • La luz natural como fuente de bienestar. La iluminación natural, que anteriormente no era una prioridad absoluta en las segundas residencias, tiene una gran influencia en la salud física y mental, por su papel protagonista en la regulación de gran parte de las funciones vitales del organismo y las buenas sensaciones que aporta, fomentando la concentración a la hora de trabajar y aportando mayor energía para afrontar el día. Por no hablar de que una buena iluminación permitirá obtener el máximo rendimiento de las horas de sol, en detrimento del gasto en electricidad de la luz artificial.
  • Preocupación por la eficiencia energética y por el aislamiento acústico. Ahora que se va a pasar más tiempo en este “segundo hogar”, el ahorro y la disminución de la demanda energética tomará mayor protagonismo. Esto ocasionará que se refuerce la importancia de contar con soluciones como electrodomésticos de bajo consumo, aislamiento térmico, tecnología inteligente con sistemas de localización o programable… También crecerá la instalación de sistemas de aislamiento acústico, a fin de garantizar el mayor ambiente de confort interior posible.
  • Apuesta por materiales que protejan de la contaminación. El tipo de material de construcción y la calidad del mismo es otro de los criterios que afectarán a la elección de una nueva vivienda. El hecho de permanecer más tiempo en casa ha llevado a que aumente la preocupación por la contaminación en espacios cerrados, una consideración que también se verá reflejada en las segundas residencias. Por ello, ahora más que nunca se valorará que un inmueble esté fabricado a base de materiales naturales, libres de tóxicos e inocuos. Así mismo, proliferará el uso de productos (revocos y pinturas) capaces degradar olores y sustancias nocivas para la salud.
  • Los datos de abril de CIS muestran que la demanda de vivienda se mantiene: un 9% de españoles quiere adquirir un inmueble, cifra similar a la de comienzos de año.
  • Los próximos meses se caracterizarán por un ajuste de precios y oportunidades en vivienda, lo que facilitará la adquisición a aquellos que cuenten con la liquidez suficiente. 
  • Las nuevas necesidades habitacionales a raíz del confinamiento o la oportunidad de realizar visitas virtuales y consultas online sobre cuestiones hipotecarias, algunas de las novedades que ha traído el Covid-19 al proceso de compraventa.

Las medidas de desescalada están permitiendo que el sector inmobiliario pueda retomar su actividad ante la reactivación de las visitas a inmuebles bajo estrictas medidas de seguridad e higiene. Las semanas de confinamiento han contribuido a que numerosos inquilinos refuercen la idea de que la casa donde residen no satisface sus necesidades habitacionales, y den, por fin, el paso a adquirir una nueva vivienda que sí las cumpla. Tal y como muestran los datos del Índice de Confianza del Consumidor realizado por el CIS (Centro de investigaciones Sociológicas), correspondientes al mes de abril 2020, el 9% de los españoles estaría planteándose dar este paso, especialmente los jóvenes de entre 25 y 34 años y los residentes en municipios grandes.

Esta intención de compra, que apenas ha variado respecto a comienzos de año (en enero y febrero también había un 9% de interesados en comprar), se corresponderá con un contexto de compraventa marcado por las buenas oportunidades en el ámbito residencial. Antes de que se extendiese la pandemia, el precio medio de la vivienda había cerrado 2019 con un incremento interanual del 4% (Solvia Market View). Ahora, tras dos meses con una actividad menor, se está comenzando a observar un ajuste de precios en la oferta de inmuebles, una tendencia que, según las últimas previsiones podría mantenerse a lo largo de este año. Así lo percibe también el 45% de la población española, de acuerdo a las cifras de abril del CIS, un porcentaje muy superior a la percepción de marzo (29%) o de primeros de año (16% en febrero y 13% en enero).

Aunque los pasos a la hora de adquirir un inmueble no han cambiado, la COVID-19 y sus medidas de contención han ocasionado que el sector se reinvente y que muchas de sus novedades afecten al proceso de compraventa. Los expertos de Solvia analizan qué tener en cuenta a la hora de adquirir un inmueble durante los próximos meses:

  • ¿Cómo calcular el presupuesto? Ahorros + financiación. Si se está seguro de que es viable comprar, habrá que calcular con qué ahorros se dispone para adquirir el inmueble (sobre todo, para la entrada y para los gastos de compraventa) y, si se va a pedir una hipoteca, la cantidad máxima que financiará la entidad bancaria (normalmente se corresponderá con el 80% del precio del inmueble a adquirir). Aunque en este último caso no se sabrá a ciencia cierta la financiación ni las condiciones hasta no tener una vivienda identificada, sí es posible que previamente ofrezcan un marco de referencia sobre el que operar. No obstante, existen algunos otros cálculos rápidos para establecer un presupuesto, como, por ejemplo, multiplicar por cuatro los ingresos brutos anuales familiares.
  • ¿Cómo encontrar la hipoteca con las mejores condiciones? Consultas telemáticas a entidades bancarias para evitar desplazamientos. Ahora que hay que extremar medidas de distanciamiento social, es posible enviar una solicitud online para saber si el banco concedería la hipoteca o hablar en remoto con los gestores de hipotecas para una orientación. De todos modos, la oferta ahora mismo es más o menos similar en casi todas las entidades: el interés de los préstamos hipotecarios a tipo fijo llega hasta el 1,5% y el de los variables al 0,9% más el euríbor, actualmente en negativo. Lo que cambiará en la oferta serán los productos vinculados.
  • ¿Podemos permitirnos comprar? Es importante tener en cuenta la estabilidad laboral particular a corto y medio plazo. Analizar los factores externos relacionados con el mercado es importante, pero la clave para saber si es buen momento para comprar es examinar el contexto económico particular. Nos encontramos en un momento de incertidumbre en el que los expedientes temporales de regulación de empleo o las reducciones de jornada (y de sueldo) están a la orden del día. Por ello, habrá que ser previsores y valorar la estabilidad de la situación laboral personal para los próximos meses.
  • ¿Cuál es la vivienda que más nos encaja? Valorar también las nuevas necesidades habitacionales que ha traído el confinamiento. Si algo han demostrado las semanas de confinamiento es que hay muchas necesidades que antes estaban en un segundo plano -por detrás de características como los metros cuadrados, la altura, ubicación en zonas céntricas o contar con piscina comunitaria-, y que ahora han subido enteros: espacios abiertos, zonas exteriores como terraza o balcones, luz natural, eficiencia energética, materiales de construcción libres de tóxicos… Además, durante esta parte del proceso, y gracias a las oportunidades que trae el teletrabajo, también conviene ampliar el abanico de búsqueda a las zonas periféricas, donde es posible dar con todas estas características a un precio más asequible.
  • ¿Cómo buscar la vivienda adecuada? Realizar una investigación virtual previa antes de concertar una visita. Para evitar desplazamientos innecesarios y exponerse lo menos posible al virus, conviene aprovecharse de las herramientas online que han creado tendencia durante las semanas de confinamiento (planos 3D de las viviendas, virtual tours, vídeos y fotos en buena calidad…) y asegurarse de que aquellos inmuebles que se ajustan al rango de precios marcado también cumplen con los estándares habitacionales y de calidad establecidos desde un principio. Así mismo, también se recomienda evaluar previamente el barrio donde se ubican, tomando nota de aspectos como: disponibilidad de centros sanitarios, colegios, comercios, supermercados, restaurantes, parques, transporte público, tráfico…
  • ¿Qué tener en cuenta durante las visitas? Respetar las medidas de higiene y aprovechar al máximo cada visita para evitar desplazamientos futuros. A pesar de la situación actual, es probable que se tengan que visitar numerosos inmuebles antes de descantarse por el definitivo. Por este motivo, será fundamental ser cuidadosos con las medidas de seguridad impuestas y aprovechar al máximo cada visita, fijándose bien en determinados aspectos: orientación, aislamiento, posibles humedades, estado de conservación, instalaciones, consumo energético o antigüedad. Si el inmueble resulta de interés para su adquisición, convendría obtener la nota simple de la vivienda, un certificado por parte de la comunidad que acredite que el vendedor está al corriente de pago, el estado de cargas del inmueble, los últimos recibos de agua, luz, gas…, o el certificado de eficiencia energética. Todos ellos pueden conseguirse de forma online.
  • El informe detecta la posibilidad de lograr ahorros en intereses entre 20.000 y 50.000 euros para una hipoteca tipo de 230.000 euros. El estudio se realizó entre enero y abril, apunta a que lo habitual es rebajar un punto porcentual, en ocasiones la rebaja podría llegar incluso a 1,50% sobre el tipo de interés sin vinculaciones.
  • Un tercio de los consumidores se inclinan inicialmente por no solicitar ninguna vinculación. De los dos tercios restantes, la domiciliación de la nómina (32 %), seguro de vida (24 %) y seguro de hogar (18 %), siguen siendo de lejos, las tres vinculaciones más solicitadas a la hora de cerrar su hipoteca
  • La plataforma de “hipotech” detecta un aumento de solicitudes subrogaciones entre enero y abril del 46 %

Los descuentos de los productos vinculados a las hipotecas pueden ser fuente de ahorro importante que beneficie a los consumidores. Un ahorro medio de unos 35.000 euros en intereses, y por tanto en la cuota hipotecaria, si se aplican descuentos de vinculaciones y/o se eligen determinados productos vinculados a la hipoteca, según cálculos de un estudio propio realizado por la fintech, Hipoo. Un ahorro que se sitúa en una horquilla entre 20.000 y 50.000 euros para una hipoteca media tipo de 230.000 euros, eligiendo el paquete óptimo de vinculaciones en comparación con no hacerlo.

El estudio fue realizado entre enero y abril de este año entre 7.000 usuarios de la plataforma de tecnología hipotecaria, residentes en su mayoría en las principales capitales de España y con un nivel económico medio alto, además ha analizado el producto hipotecario de 20 banco españoles.

Lo habitual es rebajar un punto porcentual, pero en ocasiones podría llegar incluso a 1,50% de rebaja sobre el tipo de interés sin vinculaciones, apunta el estudio.

Un tercio de los consumidores se inclinan inicialmente por no solicitar ninguna vinculación. De los dos tercios restantes, dentro de la gran variedad de vinculaciones hipotecarias existentes, la domiciliación de la nómina (32%), seguro de hogar (18%) y seguro de vida (24 %) son las tres vinculaciones más solicitadas por los consumidores a la hora de cerrar su hipoteca. La domiciliación de recibos (12 %), y la tarjeta de crédito (8 %) son otras destacadas. Por último, el 6% apostaría por otras como: plan de pensiones, seguro de coche o vivienda sostenible.

Y es que, existe un ecosistema complejo, según Juan Ferrer, ceo de HIPOO “cada banco configura sus productos hipotecarios con las vinculaciones de manera distinta. Por lo que conocer bien las distintas ofertas y estructuras de bonificaciones de todo el sector bancario permite al consumidor final tener mayor claridad y más información. Así como optimizar al máximo el ahorro, al saber en tiempo real a través de un Marketplace el impacto que puede tener sobre la cuota hipotecaria un paquete de vinculaciones u otro. En lo que llevamos de año, hemos comprobado un aumento del 46 % de consultas relacionadas con la subrogación de hipotecas”.

La estructura de bonificaciones es compleja y dispar, el estudio refleja como los seguros de hogar y nómina van íntimamente unidos, uno por obligatoriedad y otro por coste. En última instancia el seguro de vida, sobre todo en aquellas familias que tienen hijos. También se desprende de este análisis, que de los consumidores que buscan ahorrar apoyándose en una estructura de vinculaciones, el 53 % prefiere el paquete completo de domiciliación de la nómina, el seguro de hogar y el seguro de vida.

Marketplace y algoritmos para ahorrar

Parte del informe se ha confeccionado gracias al nuevo desarrollo integrado en la plataforma de “hipotech”, Hipoo, que permite conocer y adaptar en tiempo real la cuantía de la hipoteca según a los productos vinculados ofrecidos por distintas entidades bancarias. Esta nueva tecnología, basada en algoritmos, permite al usuario puede configurar la estructura de vinculaciones en todo momento y ver el impacto que tienen estos cambios en la cuota e intereses totales, además de aplicar comparativas por entidades bancarias, desde el sofá de su casa a golpe de clic, hasta ahora algo inédito en nuestro país.

El algoritmo desarrollado permite además que los usuarios puedan recibir ofertas personalizadas adaptadas a cada cliente y configurar así las hipotecas con la estructura de vinculaciones según las preferencias y necesidades de cada persona. En este proceso, “se combina el desarrollo tecnológico con la participación de expertos hipotecarios para guiar al usuario, simplificando y centralizando al máximo todo el proceso, así como permitiendo diseccionar todos los productos lo máximo posible mirando las primas de los seguros, y siempre buscamos ir más allá de una mera tecnología de comparación, con asesoramiento transparente, imparcial y realizado por un experto”, apunta el CEO de Hipoo, Juan Ferrer.

Si estás pensando vender tu piso en Salamanca te estarás haciendo varias preguntas ¿Cómo puedo vender mi piso? ¿Qué necesito saber del mercado de Salamanca? ¿Cuál es la mejor forma de vender mi piso? El inicio es complicado y confuso, es el momento donde empiezas a tomar decisiones sobre cuáles van a ser los pasos a seguir. En Iniziar Real Estate queremos ayudarte dándote varios consejos para vender piso en Salamanca lo más rápido y fácil posible.

Establece un precio de venta óptimo

El precio es uno de los elementos más importantes a la hora de vender tu piso. Por lo tanto, determinar el valor óptimo es crucial. Te preguntarás ¿Cómo puedo hacerlo? Investigando. El valor de tu piso vendrá dado por el mercado, por las características de tu vivienda y sobretodo, por los compradores. Al final, tu piso vale lo que los compradores están dispuestos a pagar por el. Éstos comparan las ofertas que tienen y los precios y eligen aquella que tiene el precio más adecuado para el valor que consideran del piso.

Hay tres errores que se cometen comúnmente a la hora de fijar un precio.

  1. Fijar el precio según opiniones: No puedes fijar un precio teniendo en cuenta opiniones de terceras personas como vecinos o familiares. La fijación de precio óptimo es compleja y diferente en cada uno de los casos. Las personas de tu alrededor pueden estar intentando ayudarte pero sin querer te están perjudicando.
  2. No tener en cuenta el tiempo. Pones anuncios en portales inmobiliarios online, pones tu anuncio en escaparates de inmobiliaria o pones tu cartel de en venta en la ventana. Si pasa mucho tiempo los compradores empezaran a desconfiar y el piso acabará perdiendo valor sin darte cuenta. Cada vez será más difícil venderlo y obtendrás precios menores. Como decimos nosotros no puedes dejar que “tu piso se queme”.
  3. Sobrevalorar el piso. Si fijamos un precio muy alto su venta será más difícil y más lenta con más posibilidades de que tu piso se queme en el mercado. Sin embargo, fijar un precio demasiado bajo es otro error igual de importante pues perderás dinero y no maximizarás tus recursos.

Necesitas un buen estudio del mercado inmobiliario de Salamanca y la zona donde se encuentre el piso, un buen estudio de los compradores y una buena valoración de la vivienda. Está tarea es compleja y te recomendamos que lo dejes en manos de expertos del sector inmobiliario los cuales tienen la experiencia, el conocimiento y mayor acceso a los datos.

Acondiciona la casa para la venta

Las primeras impresiones son cruciales para que el comprador se interese por tu piso o por el contrario que pierda el interés. La primera impresión se crea en apenas unos segundos por lo que hay que tratar el mínimo detalle. Tienes que hacer una evaluación de los puntos fuertes de tu casa para poder potenciarlo y de los puntos débiles para intentar mejorarlos. El comprador va a analizar que le estas ofreciendo y cuál es el trabajo que va a tener posteriormente para poder tener el piso listo para mudarse.

Todos aquellos detalles fáciles de resolver con pequeñas inversiones pueden ayudar no solo a atraer al cliente sino a revalorizar tu piso. Por lo tanto, quizás pequeños detalles como pintar las paredes, darle más iluminación o quitar muebles para hacerla más espaciosa visualmente pueden marcar la diferencia entre una compra y un comprador perdido.

A su vez a la hora de promocionar tu piso tienes que prestar mucha atención a los pequeños detalles como las fotografías realizadas o los planos de la vivienda. Todo ello hará que el comprador de el paso de conocer tu piso o buscar otro que le llame más la atención ¡Cuidado, todo cuenta!

No te olvides de conocer a tus compradores

No no referimos a crear un vínculo de amistad con cada uno de tus posibles compradores, sino conocer sus motivaciones y sus características para poder saber hacia dónde dirigir los esfuerzos y recursos que utilizaremos para llegar a ellos de forma adecuada.

Conocer a los compradores es otro de los puntos más importantes para la venta de un piso. Hay que tener en cuenta que no todos los compradores son iguales y que no todos se comportan igual ni necesitan lo mismo.

Planifica tu promoción

Tener un buen plan de promoción es necesario para llegar a los compradores y vender más rápido. Encontrar compradores es una tarea complicada que va más allá de colgar carteles o publicar en portales de compra y venta de inmuebles. Dentro de tu plan necesitas tener en cuenta dos elementos fundamentales: Herramientas y mensaje.

Existen multitud de herramientas para la promoción. Desde hace años la opción favorita para la promoción son los portales inmobiliarios online sin embargo, suele ser los menos eficientes si no eres una inmobiliaria. Estas páginas están más enfocadas a agencias inmobiliarias promocionando sus pisos en las primeras posiciones. Por lo tanto, el resto de anuncios caen a los puestos más bajos recibiendo menos visitas y menos probabilidades de contacto. Existen otras herramientas que pueden ser útiles para la promoción como reportajes fotográficos profesionales, elaboración de planos del piso o la promoción en los portales inmobiliarios más grandes.

No estamos diciendo que internet no sea un buen lugar para la promoción, todo lo contrario, es uno de los principales canales. Las herramientas digitales nos pueden ayudar mucho y facilitar mucho la venta del piso en Salamanca. Son las más efectivas para llegar al mayor número de compradores posibles. La costumbre de salir a pasear para buscar casas se ha perdido gracias a internet, los compradores cada vez más buscan pisos online pues pueden encontrar la mayoría de ofertas y pueden obtener toda la información necesaria para crearse una primera impresión al instante sin necesidades de llamadas. Dentro del mundo digital, lo más adecuado es tener ayuda de inmobiliarias, ya que pueden ofrecerte herramienta digitales fuera de tu alcance y proporcionarte medios propios de la inmobiliaria.

No nos podemos olvidar del mensaje, el cual tiene que ser el óptimo para nuestros tipos de compradores potenciales. Hay que diseñar los mensajes más adecuados para atraer así la atención del comprador. Si lanzamos mensajes al azar probablemente estos no acaben llegan al comprador pues no tienen los elementos necesarios para llamar su atención. Estos elementos serán diferentes según el comprador. Por lo tanto, ten mucho cuidado con la forma en la que te comunicas con los compradores o acabarás perdiendo tiempo y recursos.

Ayúdate de una inmobiliaria en Salamanca

El mayor consejo que podemos darte es que te pongas en manos de profesionales en sector inmobiliario ellos podrás ayudarte a vender tu piso en Salamanca más rápidamente y más fácilmente y obtendrás el beneficio máximo que puedas obtener de tu inmueble. Puede parecer que este punto es meramente promocional pero no lo es. Los profesionales inmobiliarios cuentan con una mayor preparación, más información y con más recursos y herramientas.

Una vez te pones en manos de una inmobiliaria los dos perseguís el mismo objetivo: Vender el piso. Si no se vende los dos habeis perdido tiempo y dinero. Por lo tanto, siempre van a esforzarse hasta conseguir el comprador perfecto para tu piso.

La mejor forma de trabajar junto con una inmobiliaria es trabajar en exclusividad, es decir, trabajar con una sola pues la propia empresa se esforzará más y pondrá todos sus esfuerzas en vender el piso. Crearán un plan de marketing personalizado para conseguir su venta lo antes posible. Si depositas la confianza en una única empresa obtendrás mayores resultados pues el compromiso será mayor pues no hay riesgo de trabajar para que otros se lleven la venta y así, perder tiempo y dinero.

Sabemos que es difícil confiar pues la imagen del sector no es favorable por la actuación anterior de muchas empresas pero esto ha cambiado. Las empresas que tienen esta mentalidad enfocada únicamente en sus cobros han sido poco a poco expulsadas del mercado. Al final, la mentalidad en las inmobiliarias del dinero primero ha sido sustituida por el cliente primero.

Para poder escoger bien la agencia con la que trabajar fijate en los siguientes detalles:

  • Atención rápida. Las inmobiliarias enfocadas al cliente y con cierta calidad tienden a responder más rápido a llamadas o correos, son amables y te proporcionarán toda la información sin compromiso. Te darán todas las facilidades y te proporcionarán toda la información que necesites. Para ellas, los vendedores y los compradores son la piedra angular de su negocio.
  • Cartera de compradores y vendedores cuidada. Las inmobiliarias buenas van a coger la ofertas de pisos que ellos crean capaces de vender con sus posibilidades. Si se sale de su rango tenderán a rechazar la oferta y pasarla a algún compañero capaz de venderla. Es un sinónimo de que se preocupa por sus clientes.

Si te aceptan el proyecto sabes que recibirás un buen trato. Te explicarán todo muy claramente desde el proceso a seguir hasta cada paso que van a dar. Te hablarán sin rodeos de precios, te informaran de su plan de acción, te explicaran la publicidad que van a hacer y cómo la van a hacer para que llegue al comprador adecuado y sobretodo, contaran con tu opinión en todo momento. La agencia inmobiliaria se implicará tanto como el vendedor en la venta.

  • Se encuentra en el mundo digital. Esto es sinónimo de que sabe ver oportunidades, pues actualmente las ventas comienzan siempre en el entorno digital. Ofrecerán sus servicios en internet, contaran con herramientas para la actuación dentro del entorno digital y sabrán llegar al cliente adecuado en este nuevo entorno.

Esperamos que estos consejos te sean de ayuda para vender tu casa en Salamanca. Si quieres conocer más de cómo vender tu piso en Salamanca visita otras entradas de nuestro blog sobre la venta de pisos. Iniziar Real Estate siempre estará a tu disposición para ayudarte a conseguir tu objetivo. Para más información contacta con nosotros rellenando el formulario sin compromiso.

Contacta con nosotros para vender tu piso en Salamanca:

He leído y acepto el aviso legal que describe las condiciones de privacidad.

La mayor parte de la población se ha tenido que enfrentar a la gran decisión de comprar un piso. Salamanca es una de las zonas más tranquilas de España y con una buena calidad de vida. Por ello, son muchas las personas que se deciden a adquirir un piso en la ciudad. La compra de un piso siempre trae consigo dudas e inseguridades. Por lo que desde Iniziar Real Estate queremos ayudaros a aclarar esas dudas y disipar esas inseguridades con los siguientes consejos para comprar piso en Salamanca.

¿Qué es lo que necesitas?

Lo primero que debes tener presente antes de comprar un piso es saber cuáles son tus necesidades actualmente y futuras. Piensa qué características debe tener el piso que buscas para satisfacer esas necesidades, siempre siendo realistas. Posteriormente, tendrás que adaptarlo a tu presupuesto y las opciones disponibles en el mercado mobiliario de Salamanca.

Infórmate sobre los tipos de vivienda y precios en Salamanca

Necesitarás buscar información sobre precios. Hacer un pequeño rastreo previo por las web o pasarte por el escaparate de alguna inmobiliaria puede ayudarte a descubrir que precios medios hay en el mercado salmantino y qué zonas tienen un mayor valor. Para hacerte una idea de las zonas más asequibles y el rango de precios que tienen las zonas que más te interesan. Puede que te asustes si ves que la zona donde desearías vivir tiene precios de compra superiores, busca bien por la zona los pisos pues a veces hay gangas pero también te recomendamos que abras tu rango de búsqueda. Las zonas son diferentes, un piso en la Plaza Mayor o en la Calle Rúa es mucho más caro que un piso en La Prosperidad o El Campus de Salamanca.

Necesitarás conocer los tipos de vivienda que hay en el mercado para saber que opciones mantienes abiertas y cuáles se adaptan mejor a tus posibilidad y necesidades de compra. Tendrás que tomar dos decisiones sobre la vivienda.

  • ¿Viviendas Libres o Viviendas de Protección Oficial (VPO)?

Esta elección es importante pues tienen métodos de compra diferente. La vivienda libre es una vivienda sin ayudas oficiales que las vende un particular con ayuda de una agente inmobiliaria o por si mismo. No tienen limitaciones, son muy diferentes y no tienen requisitos especiales para su compra. Su precio depende del mercado. Sin embargo, la VPO con viviendas financiadas por el estado. Son mucho más baratas pero tienes que cumplir unos requisitos mínimos para poder comprarlas. Es un proceso más largo. Necesitas cumplir unos requisitos minimos y esperar a que te asignen una vivienda. Elige bien por cual camino quieres introducirte para comprar tu piso.

  • ¿Vivienda de segunda mano o Vivienda de nueva construcción?

Para decantarse por una opción u otra tendrás que analizar a tu necesidades y preferencias. Las viviendas de nueva construcción son más caras pero no suelen tener necesidades de reformas. Suelen tener una mayor calidad y el estado será mejor. Sin embargo, Las viviendas de segunda mano son mucho más baratas pero suelen necesitar invertir en reformas. Por lo tanto, revisa muy bien el piso para comprobar su estado y las reformas que necesite. Estudia muy bien los gastos pues puede sobrepasar tus posibilidades económicas. Si te lo puedes permitir, podrás reformar el piso a tu gusto.

Estudia tus posibilidades de pago

Estudia tus ingresos para poder conocer cual es tu presupuesto máximo. Para determinar tu presupuesto te recomendamos que pienses en el valor máximo de las mensualidades que puedes afrontar con tu renta. Estas mensualidades no deben pasar del 30% de tus ingresos aunque lo ideal sería que no sobrepasará el 25%.

También hay que tener en cuenta a la hora de hacer el presupuesto que debes guardar un porcentaje de al menos el 20% para afrontar los gastos de gestión o de entrada, pues aunque pidas una hipoteca está será de máximo un 80% del valor total del piso. No te cubre ese 20% inicial ni los gastos de gestión de la compra.

Un mal cálculo te podría hacer perder tu piso a medio o largo plazo. Hay que realizar los cálculos de forma minuciosa, no queremos que pierdas lo que será tu hogar en un futuro por no planificar en la actualidad.

Debes estudiar también tu forma de pago adecuada. Existen muchas formas de pago como la donación entre particulares firmada ante notario, la donación, el pago aplazado o la permuta pero los métodos de pago más comunes son al contado o a través de una hipoteca bancaria.

  • Pago al contado

Este método supone pagar la totalidad del precio del piso al vendedor a través de cheques o transferencias bancarias. Con este método te ahorras comisiones, intereses y gastos extra. Pagas el valor real pactado pero no siempre es fácil tener la cantidad íntegra. Si dispones de la cantidad monetaria total en el momento de la compra es la mejor forma de pago. A largo plazo, habrás ahorrado.

Si te decides por pagar al contado asegúrate de que el banco sea el testigo de pago y que el notario plasme el número de cheque o en el caso de la transferencia, guarda el resguardo como respaldo a tu pago. Asegúrate muy bien de que queda constancia de tu pago.

  • Hipoteca

El préstamo hipotecario es un producto que ofrecen los bancos por el cual te prestan una cantidad de hasta el 80% del valor total del piso. Ese 20% que no te proporcionan debes de tenerlo planificado desde el principio. La cantidad prestada más interés debe ser devuelta en 40 años máximo. Para asegurar el pago, el piso será tomado por el banco. Así que hasta que no devuelvas la totalidad del prestamos el piso no será realmente tuyo a nivel legal.

Te recomendamos que negocies con el banco las condiciones, tiempos de devolución e intereses. Ten en cuenta que cuanto mayor sea el plazo de devolución mayores intereses tendrás que pagar. Cierra todos los detalles del préstamo para evitar contratiempos o disgustos futuros.

Antes de decantarse por una hipoteca en un banco concreto, te recomendamos que preguntes en las diferentes entidades bancarias de Salamanca para ver que te pueden ofrecen. Escoge los que mejores condiciones te den ya no solo económicamente sino los requerimiento que te exigen para concederte la hipoteca.

¿Lo harás solo?

Es muy complicado estudiar por ti mismo todas las oportunidades que el mercado ofrece. Tu búsqueda acabará siendo limitada y tendrá menos probabilidades de encontrar tu piso perfecto al mejor precio. El contacto será más directo pero menos efectivo. Cuenta con la ayuda de profesionales para poder tener un mayor abanico de posibilidades y poder encontrar una casa más adaptada a tus necesidades. Los profesionales cuentan con una gran experiencia, un amplio conocimiento del mercado y una formación superior para lograr las mejores condiciones y precios. El trato será más personalizado, contarás con gran cantidad de recursos inmobiliarios y una gran base de datos de inmuebles en venta. Ponte en manos de profesionales y pronto estarás en tu piso ideal.

Calcula los gastos del piso

El piso puede traer un mayor coste que el precio de venta por que hay que revisar los gastos comunitarios, las cargas o las deudas que pueda traer consigo el piso antes de lanzarte a la compra. Puede que te encuentres con pagos inesperado que desajusten tu planificación económica.

Recuerda que al ser propietario de un inmueble cada año tendrás que pagar el IBI que varía según la localidad y el valor catastral del piso. ¡Ten en cuenta todos los gastos sin excepción!

Visita el piso y los alrededores

No compres sin haber valorado antes el piso en cuestión de adaptación propia al espacio y en cuestiones técnicas sobre el estado real del piso. Puedes ayudarte de un profesional para la parte técnica pidiendo un certificado de Inspección Profesional de Vivienda para estar tranquilo sobre el estado del piso. Para valorar tu adaptabilidad únicamente tienes que pensar si te ves a ti mismo viviendo en esta vivienda a largo plazo.

Es muy importante estudiar el ambiente donde se encuentra el piso tanto el mismo bloque hablando con los vecinos como los alrededores. Así podrás hacerte una idea de que supone vivir en el vecindario y si tienes todos los recursos que necesitas en tu día a día.

Si existe alguno de los elementos de los que dudes te recomendamos que sigas buscando y no desesperes. Comprar un piso es un evento importante que debes realizar seguro de tu decisión.

Estos son algunos consejos básicos que debes tener en cuenta para la compra de un piso. Puede ser un proceso difícil y que requiere mucho tiempo. Nosotros te recomendamos que recurras a un especialista en el sector inmobiliario para encontrar tu piso en Salamanca. Ellos sabrán encontrar aquello que buscas. Estarás apoyado desde principio a fin en este proceso. En Iniziar Real Estate tenemos un amplia experiencia en el sector, contamos con una amplia cartera de vendedores y el mejor equipo para encontrar el piso más adecuado para cada uno de nuestros clientes. Si necesitas más información no dudes en contactar con nosotros ¡Estaremos encantados de emprender este camino junto a ti!

Contacta con nosotros para comprar piso en Salamanca:

He leído y acepto el aviso legal que describe las condiciones de privacidad.

Comprar un piso es una de las decisiones más importantes que vas a tomar en tu vida pues requiere mucha meditación, una inversión económica considerable y muchos trámites burocráticos pero sobre todo requiere tiempo, paciencia, determinación y asesoramiento. Si has entrado en este post significa que además, de querer comprar un piso lo quieres comprar en Salamanca.

Comprar una vivienda puede ser un proceso largo por la gran complejidad e importancia de este. Hay que conocer el mercado inmobiliario en Salamanca antes de lanzarnos a la búsqueda.

Salamanca estaba dentro de una crisis inmobiliaria de la cual se estaba empezando a recuperar progresivamente pero este 2020 ha sufrido otra gran caída del precio del metro cuadrado. El precio por m2 ha caído un 3,7% en abril de 2020 si lo comparamos con este mismo mes del año pasado. Los precios de las viviendas han caído a causa de la situación excepcional que vivimos. No se espera que se vuelva a recuperar los valores de 2019 hasta dentro de dos o siete años. Una mala noticia para Salamanca, el sector inmobiliario y para los vendedores.

Para aquellos que desean vender y se encuentran leyendo este post, es el momento de ponerte en contacto con una inmobiliaria cuyo equipo te ayudé a sacarle el máximo partido en estos tiempos de crisis hasta que el mercado se recupere. Puede escuchar las ofertas de los vendedores y seleccionar la que mejor encaje con tu idea.

Esta situación es favorable para aquellas personas que se estén planteando comprar una vivienda. El precio a pagar va a ser mucho menor, por lo que podrás encontrar el piso que deseas a un precio más competitivo.

Puede ser un buen momento para comprar pero lo importante es si es tu mejor momento para comprar. Estudia tu situación financiera actual y gastos futuros (coches, hijos, familia,). Después, de meditar este aspecto ya puedes decidir si dar el paso. Cuando firmas recuerda que hay ciertas obligaciones fiscales derivadas de la compraventa y ciertos impuestos anuales que tienes que hacer frente. Se consciente de esto también al analizar tus posibilidades económicas. La compra de una vivienda tiene que ser realizada de forma prudente y muy meditada.

Si lo tienes claro y puedes lanzarte ya mismo a la búsqueda de tu piso en Salamanca. Estudia las características de las zonas de Salamanca y su rangos de precios. En este momento ya deberías conocer cual es tu presupuesto (Recuerda: Las mensualidades no pueden ser mayores al 30% de tus ingresos). Cuando conozcas las zonas de salamanca y sus características tendrás una idea de donde quieres tu piso y donde puedes permitírtelo.

Te recomendamos que no te cierres a zonas que se salen de tu presupuesto pues siempre puedes encontrar una ganga o algún piso con menor precio pero tampoco te cierres a la zona que deseas si no puedes asumir sus precios. Por ejemplo, tu quieres un piso en la Plaza Mayor porque se adapta mejor a tus necesidades pero tu presupuesto no es suficiente para la compra de un piso en esta zona. No tienes porque renunciar directamente a ella, sigue buscando y echa un vistazo de vez en cuando pero abre tu rango hacia zonas con precios más similares a tu presupuesto y que puedan cubrir tus necesidades. Quizás vivir en María auxiliadora o en Canalejas no es tan mala idea.

Hay barrios con mucho potencial que no tienen precios tan elevados y están tomando gran relevancia dentro de la ciudad como el Barrio del Oeste. Este es el barrio de moda actualmente y se irá revalorizando con el tiempo. Piénsalo, no te cierres a una zona concreta, puedes encontrar tu piso ideal en el lugar menos esperado.

Visita todos aquellos pisos que creas adecuados para ti, valorando las características internas, el vecindario y la zona. Cuando encuentres un piso que cumpla tus requisitos y necesidades, no te lances a la compra directamente. Comprueba si el inmueble cuenta con cargas financieras extra y el valor real del piso pues en las hipotecas se calcula a bases de ese valor real no del pacto que hayas realizado con el vendedor.

Cuando ya conozcas al detalle tu futuro piso y hayas decidido si lo pagas al contado o realizas una hipoteca, asegúrate de firmar un contrato de arras. Este documento protegerá tu derecho a la compra pues es como un acuerdo de venta previo donde debes concretar las condiciones de venta y el precio. Este contrato puede introducirse como cláusula dentro del futuro contrato de compraventa. Una vez tengas el contrato de arras puedes estar más tranquilo, aunque hasta que no firmes las escrituras y te entreguen las llaves este proceso no habrá terminado.

Si te has decidido a comprar un piso te recomendamos que lo hagas junto a profesionales preparado y formados para ello. Pero siempre de un profesional de tu confianza que te entienda, se comprometa y no solo se preocupe del dinero.

Esperamos que te haya sido de ayuda estos pequeños consejos y si tienes alguna duda o consulta puedes ponerte en contacto con nosotros. Te ayudaremos en todo lo que podamos ¡Estamos a tu completa disposición!

Contacta con nosotros para comprar piso en Salamanca:

He leído y acepto el aviso legal que describe las condiciones de privacidad.


 

Comprar la primera casa es una situación que no nos planteamos hasta que llega el momento de hacerlo. Una vez que nos decidimos a dar el paso de comprar una casa nos pueden surgir multitud de dudas sobre qué es lo que debemos hacer y qué debemos tener en cuenta. Para todos aquellos que tengáis este tipo de dudas vamos a intentar ayudaros a aclararlas para que podáis encontrar el hogar perfecto para vosotros.

Haz números

Ya te has decidido a dar el paso, tienes ahorros y es el momento de hacer cuentas. Lo primero que debemos hacer antes de ponernos a buscar casa: es tener claro cuál es el presupuesto máximo que tenemos para destinar a la compra. Siempre teniendo en cuenta los gastos de las gestiones y sobre todo, que debes contar con el 20% de este presupuesto para la entrada en el momento que encontremos la vivienda adecua. Si no tenemos disponible ese 20% cuando encontremos nuestra casa ideal podríamos perderla por no poder pagar la cuota inicial.

Además, se recomienda que para poder hacernos cargo de los gastos que conlleva poseer un piso, miremos antes nuestros ingresos. La mensualidad ideal a pagar no debe superar el 30% del total de los ingresos, aunque nosotros te recomendamos que sea menor al 25% pues con el tiempo la cuota va a subir. Si no realizas estos cálculos puede que en un futuro no puedas hacer frentes del pago del que ya sería tu hogar.

Tipo de vivienda a elegir

Una vez tenemos claro nuestro presupuesto, ya si podemos comenzar con la búsqueda de nuestro piso. En este momento se nos plantea otro interrogante, ¿Qué tipo de vivienda quiero? Te explicamos las más comunes:

  • Vivienda nueva: Son viviendas donde no ha vivido nunca nadie y están listas para ser estrenadas. Podrás instalarte directamente en el piso sin necesidad de obras o reformas. La calidad y el estado serán mayores pues no han sido utilizadas nunca antes. Su tributación en compra será grabada con un IVA del 10% y los gastos asociados como comunidad suelen ser más elevados.
  • Viviendas de segunda mano: Son viviendas que ya han sido habitadas, por lo que hay que tener en cuenta este factor a la hora de comprobar el estado en el que están y las posibles reformas que puedan necesitar. La calidad y el estado del piso serán menores pero a cambio podrás reformarlo a tu gusto. El precio de venta suele ser mucho menor aunque posiblemente necesites invertir en reformas. Respecto al precio, también debes de tener en cuenta que existen pisos de bancos y de particulares que muchas veces realmente no se han habitado y se encuentran a un buen precio de mercado. Por lo tanto, un precio más bajo no tiene que significar que la vivienda sea antigua o de segunda mano.
  • VPO (Viviendas de Protección Oficial): Son viviendas generalmente nuevas que están financiadas por el Estado. Al pertenecer al Estado los precios son más asequibles a los que hay en el mercado. Estas viviendas tienen un tamaño entre 70-90 m2. Principalmente, se destinan a los sectores de la población que presentan más dificultades para poder acceder a un hogar. Este tipo de inmuebles cuenta con ventajas económicas y fiscales. Para poder acceder a las mismas, hay que cumplir una serie de requisitos económicos y personales.

Pago de la vivienda

Ya sabemos qué presupuesto tenemos y también nos hacemos una idea del tipo de piso que queremos y buscamos, así que ahora tenemos que ver cuáles son nuestras posibilidades de pago. Las dos formas más habituales son pagando al contado o pidiendo una hipoteca al banco.

  • Pago al contado: Supone el desembolso total del precio pactado por el piso con el vendedor. El medio de pago más popular es el cheque pues el propio banco garantizará el cobro de este. Así cuando se vaya a realizar la escritura ante notario habrá pruebas de la venta. Es importante que el comprador guarde una copia de los cheques entregados. También se puede pagar por transferencia bancaria y en el mismo caso, se deben guardar los resguardos de los pagos. Pagando al contado te ahorras los gastos e intereses derivados de abrir una hipoteca o de otros métodos de pago.
  • Hipoteca: El préstamo hipotecario es un producto bancario el cual te permite recibir una cantidad de dinero para la compra de la vivienda. No suelen cubrir el 100% del coste, sino un máximo del 80% así que ese 20% del que hablábamos en el primer punto puede entrar en juego en este momento. La cantidad prestada deberá ser devuelta en cuotas al banco junto a interés en un máximo de 40 años. Para asegurar el pago, el propio banco toma la casa como aval. A la hora de solicitar una hipoteca, es importante que negocias con tu banco para acordar los plazos de devolución del préstamo pues cuanto mayor sea el plazo de devolución los intereses más se incrementaran.

Antes de decidir, te recomendamos que preguntes en diferentes entidades bancarias para ver que te ofrecen y así poder valorar las condiciones económicas y los productos vinculados que en algunos casos solicitan.

Existen otros métodos legales como la donación entre particulares firmada ante notario, la donación, el pago aplazado o la permuta. Elige el que mejor se adapte a tu situación.

Elige el método de compra de la vivienda

Llegados a este punto del proceso es importante tener en cuenta que la negociación y facilidades a la hora de la compra vienen condicionadas por el modo de compra por el que optemos.

  • Si optas por que tu mismo seas quien realice todo el proceso podrás tener un contacto más directo en la venta.
  • Si optas por apoyarte en una inmobiliaria, estás obteniendo un mejor asesoramiento durante el proceso de compra y podrán enseñarte los piso que mejor se adapten a tus necesidades. Es un trato más personalizado y directo, te ahorrará tiempo y esfuerzo.
  • Si optas por las promotoras, éstas te garantizan vivir en una casa nueva aunque muchas veces la elección de la vivienda se hará sobre plano. Es un riesgo que suele crear mucha incertidumbre por la falta de confianza.
  • Finalmente, puedes optar por la compra de viviendas a entidades bancarias las cuales gestionan inmuebles propios a precios más competitivos y en ocasiones, con condiciones especiales de financiación.

Por su profesionalidad, recomendamos siempre la intermediación inmobiliaria. Pueden darte un trato más personalizado ya que buscarán un piso acorde a tus necesidades. Además, cuentan con gran cantidad de recursos inmobiliarios y una gran base de datos de inmuebles en venta. Por ejemplo, como la que ofrecemos nosotros con asesoramiento y acompañándote desde el primer momento hasta que encuentres tu hogar.

Visita la vivienda

Cuando hayas elegido la vivienda es importante que la visites. En la visita tendrás que valorar la adecuación de ésta para ti. Observa cada detalle del piso: la distribución de las habitaciones, la ventilación, la iluminación, el espacio, el baño, los acabados, etc. Cada detalle es importante. Tienes poco tiempo, así que pon los cinco sentidos. Al final de la visita tienes que responderte a ti mismo una pregunta ¿Me imagino viviendo en este piso? Si tu respuesta es positiva el siguiente paso es investigar la zona. Pasea por el barrio para comprobar si tienes en los alrededores todo lo que necesitas en tu día a día: colegios, supermercados, parques, gimnasios. Despues preguntate, ¿Me imagino viviendo en este barrio? Si tu respuesta es positiva y estás ilusionado, has encontrado tu piso.

Realiza una oferta al propietario de la vivienda

Ha llegado el momento. Ya puedes denominarte comprador del piso. Es el momento de hacer una oferta al vendedor. Se inicia el momento de la negociación. Un proceso donde lo más importante es ponerse de acuerdo con el vendedor en el precio y condiciones de compra del piso. La ayuda de un profesional para guiarte y aconsejarte en este momento puede ser clave para conseguir un buen precio y unas buenas condiciones de venta.

Firma el contrato de arras

El contrato de arras es un acuerdo privado que puede introducirse en el futuro contrato de compraventa como cláusula. El contrato de arras podría tomarse como un pre-contrato privado. Las partes pactan la reserva de la compraventa de la vivienda, entregándose como prueba una cantidad de dinero en concepto de señal. En este contrato, se recoge la obligatoriedad de firmar un contrato en el futuro, normalmente en torno a unos 30 días a contar desde la firma.

Firma la escritura

Finalmente, llegó el momento de firmar la escritura. El comprador y el vendedor declaran ante notario su voluntad de comprar y vender respectivamente, así como todas las condiciones de la venta. En este acto de firma, el notario comprueba la legitimidad de ambas partes. En la escritura debe aparecer también la descripción de la vivienda, su estado de cargas, el precio pactado, la forma de pago y el reparto de los gastos de la compra (IVA, ITP, gastos notariales, gastos de inscripción de la vivienda en el registro de la propiedad, etc.).

Desde Iniziar Real Estate te recomendamos que te pongas en manos de profesionales para la compra de tu piso. Es un proceso delicado donde hay que tener en cuenta muchos detalles y donde es muy fácil ser engañado. De la mano de un profesional será mucho más fácil conseguir tu hogar de forma rápida y sin preocupaciones. Puedes contar con nosotros para cualquier gestión inmobiliaria. No dudes en ponerte en contacto sin compromiso ¡Podemos conseguir ese piso que tanto deseas llamar hogar juntos!

Contacta con nosotros para comprar piso en Salamanca:

He leído y acepto el aviso legal que describe las condiciones de privacidad.

¿Sabes cómo vender tu piso de una manera fácil y efectiva? ¿Quieres hacerlo minimizando riesgos? En este artículo te mostraremos cómo vender tu piso y, además, te enseñaremos todos los aspectos que tienes que tener en cuenta para hacerlo de forma rápida y maximizando los beneficios. Hay que tener en cuenta seis elementos para vender tu piso minimizando el riesgo:

Tiempo necesario para cerrar la venta inmobiliaria

Una buena transacción inmobiliaria requiere una gran inversión de tiempo y esfuerzo, lo que se traduce en dinero. Y será aún mayor si no tienes experiencia previa en el sector. Son muchas las tareas a realizar y el tiempo a invertir. Gestionar visitas, negociar, tramitar todas las cuestiones legales, promocionar la casa, etc. Es una proceso que va más allá de actividades como colgar un cartel y realizar visitas, tendrás que investigar mucho para conocer el mercado, establecer el precio óptimo y comprender a tus clientes para poder conocer sus características, cuál es el mejor forma de llegar y tratar con ellos y que esperan o necesitan de tu casa. Es un proceso largo y laborioso que cuenta con muchas variables a tener en cuenta. Va a tomar muchas horas que tienes que estar dispuesto a asumir.

Fijación del precio de la vivienda en Salamanca

A menudo, es el primer error que se comete al querer vender una vivienda tiene que ver con la fijación del precio. Para poder determinar el precio óptimo hay que descubrir el rango de precio del mercado y cuál es el valor real de la casa. Determinar el precio de mercado, definir a los clientes y el valor real de la vivienda no es una tarea fácil ya que depende de muchos factores. Lo más común es equivocarse minusvalorando o sobrevalorando el precio de la casa. Ambos errores tienen consecuencias ya puede ser económico al no fijar un precio acorde con el valor real de la casa o en el caso contrario, si se fija un precio superior, será muy complicada y lenta la venta.

Visitas a las viviendas

Las visitas al inmueble son un momento agridulce. El comprador potencial puede estar frente a tí y puede ser que la tan esperada venta llegue. Sin embargo, hay dos aspectos que preocupan y hay que tener en cuenta. En primer lugar, tienes que ser consciente de que tendrás que dejar entrar mucha gente desconocida en tu casa, algo que no suele ser muy agradable ni muy seguro pero en una venta es inevitable. En segundo lugar, el trato con el cliente en el hogar puede ser un problema. Se necesita una persona con aptitudes sociales y de venta para poder presentar de forma adecuada la casa al posible comprador. Las inmobiliarias pueden ser vuestro aliado para reducir ese riesgo al dejar entrar a la casa a desconocidos y además, cuentas con personal cualificado para el trato óptimo con el cliente aumentando así las probabilidades de venta.

Plan de comercialización de la vivienda

Tener un buen plan de comercialización es básico y para crearlo se necesita mucha información del mercado y los clientes. Una vez se cuenta con toda la información ya se podría crear el plan de promoción. Muchas personas optan por carteles en sus balcones y publicar un anuncio en algunas plataforma de compra y venta de inmuebles. Los portales online suelen ser los más utilizados para la promoción, sin embargo suele ser los menos eficiente para la promoción por las personas individuales. Estos sitios web suelen estar enfocados a agencias inmobiliarias así que, si publicas tu mismo tu anuncio, lo más probable es que aparezca en las últimas páginas. Herramientas como reportajes fotográfico, creación de planos de la vivienda, la creación de anuncios profesional y la promoción en los principales portales inmobiliarios pueden ser buenas herramientas para tu plan de promoción.

A parte de las herramientas se necesita crear un mensaje óptimo adecuado al tipo de comprador que queremos atraer. Por lo tanto, al final, habrá que establecer el tipo de mensaje que vamos a transmitir adecuandolo al cliente y los medios que vamos a emplear para llamar la atención del comprador objetivo.

Fotografía inmobiliaria

Como dice el refrán: Una imagen vale más que mil palabra. Y es totalmente cierto, la primera impresión es decisiva para la venta. Una imagen puede despertar deseo o rechazo en cuestión de segundos. Una buena foto puede ser la diferencia entre vender rapidamente o perder vendedores. Por ello, es tan importante ponerle especial interés a las fotos que se realizan de la casa. Para crear una buena foto lo ideal sería contar con el apoyo de un fotógrafo profesional pues pequeños detalles como el encuadre, el ángulo o la iluminación son determinantes para la obtención de buenas fotografías.

Todos estos factores se resuelven vendiendo tu casa de la mano de un profesional que te pueda ayudar y guiar en el proceso ¿Quieres que te ayudemos a vender esa casa ahora mismo? En Iniziar Real Estate somos expertos en el sector desde hace más de 10 años. Contamos con una amplia cartera de compradores y las herramientas necesarias para la venta de casa en Salamanca. Son muchos los clientes que depositan la confianza en nosotros desde hace años. Anímate a dar el paso, escríbenos y nos pondremos en contacto. ¡Vamos a vender ese piso de Salamanca! ¡Llámanos y lo haremos juntos!

Contacta con nosotros para vender un piso en Salamanca:

He leído y acepto el aviso legal que describe las condiciones de privacidad.

A la hora de vender una casa hay que tener en cuenta multitud de factores de la propia vivienda como el precio, el tamaño, la ubicación o el estado. Así como otros factores que no dependen tanto de ella, pero influyen como el plan de comercialización y venta que se haya realizado para vender la casa.

Muchas veces pensamos que la localización lo es todo a la hora de venta así como las excelentes condiciones y precio de la misma, pero al final si no hay un buen plan de promoción y venta tus clientes potenciales no sabrán de la existencia sus condiciones o del precio. Por lo tanto la venta será más difícil, más costosa y más lenta.

Este problema puede solucionarse con un agente inmobiliario especialista que pueda crear un plan adaptado a las necesidades de tu casa, el mercado y los clientes. Así eliminarás preocupaciones y conseguirás vender tu casa más rápido al comprador ideal. Desde Iniziar Real Estate te presentamos alguno de los elementos que consideramos necesarios en tu plan de promoción para vender tu casa en Salamanca.

Analizar el mercado inmobiliario, los clientes y la vivienda

Por un lado, necesitarás reunir una serie de datos e información para poder conocer el mercado y cómo adaptar tu propuesta a éste. Datos como el rango de precios por el que se mueven en el mercado las casas en tu zona, casas en venta cercanas, cuánto es el precio medio que suelen pagar los compradores, etc. Además deberás recopilar toda la información del mercado para poder crear una imagen global del sector inmobiliario en Salamanca. Tendrás que buscar información relevante como tiempo medio de venta, técnicas de comercialización utilizadas por otros vendedores, precios del suelo, la economía, la sociedad, cultura de la ciudad o cuotas hipotecarias. Siempre hay que tener presente que no vale cualquier dato, éstos tienen que ser válidos, útiles y relevantes para posteriormente poder jugar con ellos y tomar decisiones correctamente.

Conocer a los compradores es uno de los puntos más importantes para poder optimizar los recursos disponibles y crear un plan de promoción adecuado. No todos los compradores serán iguales. Un cliente que desea comprar una casa en Salamanca capital no será igual a uno que desea comprar una casa en Santa Marta o en Villamayor. Así como no es lo mismo una persona que busca una casa en una urbanización de Salamanca como los Almendros o Valdelagua como una que busca una casa con parcela en un pueblo de Salamanca como Alba de Tormes o Aldeadávila.

Conocer cuales son las motivaciones y características de los clientes potenciales hará que sepamos hacia dónde dirigir los esfuerzos y recursos que utilizaremos para llegar a ellos de forma adecuada.

Por otro lado, encontramos la propia casa. Lo primero que debes tener en mente para vender tu casa en Salamanca es que tu casa vale lo que el comprador está dispuesto pagar por ella. El mercado es muy complejo y es cierto que fijar un precio es complicado, pero no nos podemos dejar llevar por opiniones de familiares, amigo o vecinos. Si fijamos un precio muy alto aunque tengamos un buen plan de promoción será más complicado vender tu casa y habrás perdido mucho tiempo. Si por el contrario presentas un precio muy bajo estarás perdiendo dinero, dañar la imagen de tu inmueble y no estarás maximizando tus recursos promocionales. Lo mejor es optar por la ayuda de profesionales para establecer un precio justo y correcto, pues no solo habrá que estudiar el mercado también hay que tener en cuenta gastos asociados.

El precio es importante pero conocer los puntos fuertes y puntos débiles para vender tu casa también lo es, pues se podrán crear mensajes enfocados a realzar las fortalezas. Así pues habrá que mejorar los puntos débiles, realizando todas aquellas mejoras que se puedan antes de vender la casa cómo arreglar desperfectos. Sin embargo, también se puede invertir una pequeña cantidad para aumentar el valor y conseguir más beneficio. Con pequeños elementos como la iluminación, sistemas de calefacción o aire acondicionado, añadir o quitar objetos o instalar sistemas de protección. Los pequeños detalles pueden ser clave para vender tu casa. Pero, ¡cuidado!, si no identificamos aquello que más valoran los clientes puede que estés perdiendo dinero al invertir en el aumento de valor de tu casa.

Los profesionales inmobiliarios tienen un gran conocimiento del mercado y los clientes, además conocen cuales son los elementos más atractivos de una casa para los clientes. Estos profesionales podrán ayudarte a conocer el mercado, valorar tu vivienda para que posteriormente se pueda adaptar, revalorizar o mejorar y crear el mejor plan de promoción acorde a sus características.

Escoger la estrategia y canales de comunicación adecuados

Una vez contamos con toda la información ya podemos comenzar a hacernos una idea de cómo podemos vender la cara y conocer cómo dirigir el plan de promoción. Habrá que establecer el tipo de mensaje que vamos a transmitir, los medios que vamos a emplear y cómo vamos a llamar la atención de nuestros clientes. Herramientas como reportajes fotográficos, creación de planos de la vivienda, la creamos de anuncios profesionales y la promoción en los principales portales inmobiliarios pueden ser buenas herramientas para tu plan de promoción.

Actualmente Internet es uno de los canales más importantes donde realizar tu plan de promoción. Las herramientas digitales son las más efectivas para llegar al mayor número de compradores posibles, pues los compradores cada vez más buscan casa online. Existen inmobiliarias en las que poder apoyarte, ya que pueden ofrecerte estas herramientas digitales y proporcionar tu vivienda en medios propios que te abran oportunidades con tus clientes potenciales.

Las inmobiliarias además, pueden ayudarte en el proceso de venta con las llamadas, filtrando los compradores y asesorándote en cada paso que des en el proceso. Podrán ofrecerte servicios de venta donde pueden estar más cualificados como las visitas a la casa, la negociación o llamadas comerciales con compradores interesados. Así mismo, los profesionales te podrán ayudar con toda la documentación necesaria para vender la casa y gestionarla de la forma más beneficiosa para ti.

Tú quieres vender tu casa de Salamanca y te será más fácil con un buen plan de promoción asesorado por profesionales del ámbito inmobiliario. Ahora necesita encontrar a esos profesionales. Póngase en contacto con nosotros, le informaremos y ayudaremos a crear el mejor plan de promoción para poder vender tu casa. Pondremos a su disposición nuestra amplia cartera de clientes, nuestra experiencia y amplio conocimiento. En Iniziar Real Estate le acompañaremos en todo el proceso hasta que logre su objetivo ¡Juntos lo lograremos!

Contacta con nosotros para vender tu casa en Salamanca:

He leído y acepto el aviso legal que describe las condiciones de privacidad.

  • Partiendo de 1.462,5€ que era el precio medio del metro cuadro al cierre de 2019 en España, si no se hubiera llegado el coronavirus, el precio esperado para finales de 2020 habría sido de 1.490€.
  •  En un escenario de recuperación rápida, el que sigue las variables macroeconómicas esperadas por el FMI, el precio al cierre de 2020 se reduciría hasta los 1.450,5€/m2. No obstante, en un escenario donde esa recuperación no fuera tan rápida, se podría rebajar hasta 1.215€/m2.
  •  La caída de precios respecto a 2019 podría ser de entre el 15% y el 20% en los próximos 5 años, si la recuperación económica no es tan rápida como se espera.

 Los precios de la vivienda en España podrían verse muy afectados a causa de la pandemia de la Covid-19 y según un informe de la Consultora AIS Group, especialista en análisis de datos y construcción de modelos predictivos para sectores como el inmobiliario, “tardaremos entre 2 y 7 años en recuperar los valores de 2019”.

Partiendo de las previsiones de evolución de factores macroeconómicos (el PIB, el IPC, la tasa de paro, los tipos de interés, entre otros) AIS Group ha aplicado su modelo predictivo de evolución de precios del mercado inmobiliario a dos posibles escenarios: uno esperado, que toma las últimas previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) con una caída del PIB del 8%, pero una recuperación rápida; y otro, estresado o pesimista, generado siguiendo el criterio de los expertos de AIS, que muestra una recuperación más lenta, es decir, en forma de “U”.

Durante la primera semana de confinamiento, los peores escenarios de evolución del PIB consultados por FUNCAS corregían el valor esperado pre-COVID, desde un 1.9% hasta un 1.3%. Durante la segunda y tercera semanas, las principales agencias de rating ya preveían una caída del PIB de 3.5 puntos porcentuales, situándolo a finales de 2020 en valores negativos (-1.8%). Al cabo de un mes, el FMI situó la previsión en -8%.

Aun así, estimaban una rápida recuperación durante 2021, con crecimiento del PIB muy superior al 2%. Por ejemplo, la última previsión del FMI sitúa el crecimiento del PIB para 2021 en un +4.3%. Pero estas rápidas recuperaciones están cada vez más en cuestión, y ya hay quien opina que la curva del PIB no tendrá forma de “V” (gran caída e inmediata recuperación), sino de “U”, “de ahí nuestra decisión a la hora de plantear los escenarios”, explica José Luis Talló, Director de Negocio de AIS Group para España y Portugal.

Efecto del COVID-19 en el precio de la vivienda

Ante estos escenarios, ¿qué puede pasar con el precio de la vivienda residencial en España? En un escenario previo al Coronavirus, la previsión era a mantener la continuidad de la recuperación de precios, tras la caída sufrida entre 2008 y 2013. Sin embargo, la irrupción del COVID-19 y el impacto económico derivado de las medidas para contener la pandemia reflejan que los precios van a caer de nuevo. La cuestión es cuánto.

El informe revela que partiendo de 1.462,5€ que era el precio medio del metro cuadro al cierre de 2019 en España, si no se hubiera llegado el coronavirus, el precio esperado para finales de 2020 habría sido de 1.490€. No obstante, de acuerdo al escenario planteado en el informe como de recuperación rápida (el que sigue las variables macroeconómicas esperadas por el FMI), el precio se reduciría hasta los 1.450,5€/m2, perdiendo así valor respecto al año anterior. No obstante, en un escenario donde esa recuperación no fuera tan rápida, el precio del metro cuadrado se podría rebajar hasta los 1.215€.

Aunque a corto plazo la diferencia entre escenarios ya es considerable, las cifras a 5 años vista muestran realidades bastante más alejadas. Así, a cierre de 2025, hasta hace unos meses esperábamos poder estar hablando de precios de casi 1.910€/m2, mientras que lo esperado tras el COVID-19, hace prever una cifra más cercana a los 1.750€/m2. Y en el caso de mayor estrés de las condiciones, donde la recuperación sea más lenta, no llegaría a 1.325€/m2.

“Esto quiere decir que si antes de la crisis actual esperábamos recuperar el nivel máximo de precios de inmuebles residenciales de 2008 durante 2025, la aparición del coronavirus va a retrasar entre 2 y 5 años esa meta”, afirma José Luis Talló.

Bajo este escenario tan cambiante e impreciso, el ejecutivo de AIS Group recomienda a tasadoras, servicers inmobiliarios y socimis ser capaces de trabajar la simulación de escenarios macroeconómicos y tener herramientas que les permitan realizar proyecciones sobre la evolución prevista del precio del m2 en base a ellos. Talló señala que “la aplicación de modelos Machine Learning les va a facilitar una recogida inmediata de las fluctuaciones del precio de la vivienda, lo que contribuirá a que puedan tomar mejores decisiones a nivel de desarrollo del negocio inmobiliario”.

Venta viviendas 2020