La declaración responsable evitará el aumento de precios de la vivienda nueva en Madrid
  • En un encuentro con los aparejadores de Madrid, Fuentes advierte que “la declaración responsable no significa barra libre”, sino un “cambio de mentalidad que el sector de la edificación reclamaba desde hace años”

La sustitución de las licencias de primera ocupación y funcionamiento por la figura de la declaración responsable en la tramitación de proyectos de viviendas residenciales “evitará un aumento en los precios de obra nueva en Madrid gracias a la reducción de plazos en la tramitación”, según Mariano Fuentes Sedano, delegado del Área de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de la capital.

“Los costes financieros que hasta ahora suponían el retraso en otorgar una licencia por las administraciones públicas siempre se trasladaban al comprador final”, indicó Mariano Fuentes en un encuentro por videoconferencia organizado por el Colegio de Aparejadores de Madrid. El cambio en la Ley de Suelo, según Fuentes Sedano, frenará esa tasa invisible que encarecía la vivienda. “Es una medida liberalizadora que otorga su confianza a la sociedad civil y que todos los agentes de la edificación reclamaban desde hace años”, según el representante municipal.

“La declaración responsable en ningún caso supone barra libre en materia de proyectos residenciales”, advirtió el responsable de urbanismo de la capital. “Es un cambio conceptual en la forma de controlar la acción urbanística. Antes era a priori, mediante la revisión previa de los expedientes. Con el cambio en la ley se dejará trabajar a los proyectistas y promotores y las comprobaciones se seguirán realizando, pero a posteriori”.

Mariano Fuentes presentó ante los aparejadores de Madrid, promotores, arquitectos y otros agentes del sector, la instrucción sobre la nueva tramitación urbanística enviada por el Ayuntamiento a la Dirección General de Edificación, a la Agencia de Actividades y a las 21 juntas de distrito, áreas encargadas de gestionar este tipo de licencias en el consistorio madrileño. El documento también ha sido remitido a las Entidades de Colaboración Urbanística (ECU), entre las que figura la Sociedad Técnica de Tramitación (STT), del Colegio de Aparejadores de Madrid.

La modificación de la Ley del Suelo, en vigor desde el pasado 4 de noviembre, otorga un año de plazo a las administraciones locales para que adecúen sus ordenanzas a la nueva realidad de la declaración responsable en el sector residencial. “Para el Ayuntamiento de Madrid, ese año de plazo era inaceptable, teniendo en cuenta las peticiones del sector de la edificación. Ninguna administración pública que se precie y que valore la colaboración público-privada puede esperar ni un año, ni nueve meses ni tres”, indicó Mariano Fuentes. De ahí la instrucción emitida a nivel interno por el Ayuntamiento solo un día después de la entrada en vigor de la modificación de la ley. El objetivo, según el responsable de urbanismo, es “aportar la información suficiente a todos los funcionarios del Ayuntamiento sobre cómo se debe de proceder a la hora de interpretar esta modificación”.

Junto a la tramitación de proyectos de vivienda nueva, las edificaciones auxiliares y de menor complejidad técnica se gestionarán también mediante declaración responsable, así como los cambios de uso de local a vivienda. Mariano Fuentes recordó la experiencia del Ayuntamiento de Madrid con esta modalidad, pues tramita un volumen de unos 6.000 expedientes anuales de declaración responsable desde 2012.

El consistorio, según Fuentes Sedano, continúa trabajando en unificar  las dos ordenanzas urbanísticas vigentes en la capital: “La Ordenanza de Tramitación de Licencias Urbanísticas establece licencias, comunicaciones previas y declaraciones responsables, mientras que la Ordenanza de Actividades Económicas establece licencias y declaraciones responsables. Con la nueva ley se transformarán todos los trámites de estas ordenanzas en dos únicos procedimientos para todos los usos: el de licencia y el de declaración responsable”.

“A partir de ahora, tendremos que volcarnos mucho más en los procesos de inspección a posteriori”, admitió el delegado de Desarrollo Urbano, que recordó que el nuevo marco requiere “unas
mayores responsabilidades” por parte los técnicos. Según Mariano Fuentes, “en este cambio de mentalidad las administraciones debemos ir acompasadas con la sociedad civil. Si nos consideramos mayores de edad para determinados derechos, tenemos que considerarnos mayores de edad para ciertas obligaciones”.

En este sentido, el representante del Ayuntamiento admitió que “la normativa es múltiple y dispersa y el cumplimiento de todos los aspectos técnicos en ocasiones se vuelve complicado. Por eso es necesario que las organizaciones colegiales se vuelquen en sus servicios de asesoramiento urbanístico y técnico para que todos los proyectos se presenten con la mayor garantía y la mejor calidad posible”.

Al término de su presentación, Mariano Fuentes resolvió las principales dudas que la modificación de la Ley del Suelo suscitó entre los asistentes al encuentro. La videoconferencia batió todos los récords de asistencia en eventos organizados por el Colegio y es el segundo encuentro de un ciclo iniciado el pasado 5 de noviembre sobre las modificaciones introducidas en la Ley del Suelo de la Comunidad de Madrid.

El acto fue presentado por el presidente del Colegio de Aparejadores de Madrid, Jesús Paños Arroyo. El Colegio también estuvo representado por su director-gerente, Luis Gil-Delgado, por la directora de la Sociedad Técnica de Tramitación (STT), Belén Velasco Sardón, y por el jefe de los servicios jurídicos, Jorge Heras de los Ríos.

Compartir con amigos: