• Los fabricantes de la Sección de Tejas de Hispalyt reivindican este material como el más seguro para la cubierta.
  • Los últimos temporales que han azotado la península ibérica han contribuido al hundimiento de varios tejados y cubiertas ligeras

La cubierta del CEIP Gregorio Marañón y otros dos colegios en Toledo capital, la comandancia de la Guardia Civil en Tres Cantos, las cubiertas de pistas deportivas del Colegio Maristas en Chamberí, del polideportivo Luis Aragonés y de hasta otros 15 centros deportivos y pistas de la capital, el histórico pabellón “la Nevera” del IES Ramiro de Maeztu, parkings de centros comerciales en todo el país… Las grandes nevadas caídas en toda España por el paso de la borrasca Filomena han puesto de manifiesto la falta de seguridad de estas infraestructuras que no han podido soportar el peso adicional de la carga de nieve.

Todas ellas tienen un factor en común; ninguna está construida con tejas cerámicas, un material que una vez más ha vuelto a demostrar su seguridad y fiabilidad incluso en las condiciones más adversas.

Para Noé Román, presidente de la Sección de Tejas de Hispalyt (Asociación Española de Fabricantes de Tejas y Ladrillos de Arcilla Cocida), “afortunadamente en esta ocasión no tenemos que lamentar daños personales que es lo más importante, pero ¿qué pasará la próxima vez?, es el momento de reflexionar sobre la seguridad de todas las infraestructuras que han colapsado”.

La construcción de cubiertas y los materiales elegidos han sido puestos en entredicho por la climatología adversa. Desde la Sección de Tejas de Hispalyt recuerdan que para zonas como Madrid, Castilla-La Mancha o todas aquellas con una altitud inferior a 1.000 metros, el Código Técnico de la Edificación (CTE) establece en su Documento Básico de Seguridad Estructural Acciones en la Edificación (DB-SE-AE) una sobrecarga de 0,60 kN/m2 (61,19 kg/m2). Es decir tendría que haber más de 80 cm de nieve acumulada en cubiertas para que esta colapsase.

“Sin embargo, numerosas cubiertas han caído con una carga de nieve inferior”, asegura Noé Román, “ni siquiera en el caso de nieve prensada con un peso superior que la recién caída (2,00 kN/m3) se han alcanzado los centímetros necesarios para que las cubiertas hayan cedido. Es el momento de plantearnos qué ha pasado y qué debemos hacer para evitar que vuelvan a darse estas situaciones tan peligrosas”, añade.

El grupo de fabricantes unido bajo el paraguas de Hispalyt coincide en que la seguridad estructural de otros materiales como estructuras metálicas o ligeras no es suficiente ante fenómenos climatológicos muy adversos. Algunas de estas cubiertas, como las pistas deportivas o las marquesinas que cubren parkings en el exterior no están reguladas por el CTE. Sin embargo, el temporal ha puesto de manifiesto que se necesita una normativa más exigente que regule estas infraestructuras porque el peligro para las personas es patente. “Todos nosotros coincidimos en que hay que reclamar a las distintas administraciones que incrementen las medidas de seguridad de las cubiertas de equipamientos e infraestructuras públicas. De la misma forma que creemos que es imprescindible que se realicen revisiones periódicas de las cubiertas”, afirma Román.

Además los asociados a la Sección de Tejas de Hispalyt coinciden en señalar que la seguridad de una cubierta de tejas, ante una nevada, no reside solo en los productos que fabrican, sino también en el sistema constructivo completo, así como en su adecuada instalación y mantenimiento.

Para Noé Román es importante también recordar que, además de las viviendas construidas después de la aplicación del CTE, hay millones de edificios en España más antiguos que no se construyeron bajo esta normativa. “Es fundamental que apostemos por la revisión del estado de nuestras cubiertas y por su rehabilitación en caso de deficiencias estructurales. Los argumentos para elegir una cubierta de tejas son más que evidentes”.

Su durabilidad, su resistencia mecánica y su gran comportamiento frente a fenómenos climatológicos adversos hacen de este material una gran opción si se quiere apostar por la seguridad de las edificaciones. Además de un gran comportamiento frente a cargas de nieve o granizo, los tejados de tejas aguantan, según confirman los ensayos vientos de hasta 180 km/h y lluvias torrenciales superiores a 6 litros por minuto y metro cuadrado.

  • Este año se prevé que el mercado inmobiliario capte en torno a 9.200 millones de euros de inversión en España, un 18% más que en 2020 y, entre los segmentos que más inversión atraerán, se encuentran las oficinas.
  • Según Splacing.com será un año de cambios estructurales en las oficinas con incrementos superiores a un 20-25% de solicitudes y ejecuciones de proyectos en los entornos de las oficinas, sobre todo en los polos principales de concentración como Barcelona y Madrid.

Uno de los sectores más cuestionados en 2020 fueron los espacios laborales terciarios o lo que es lo mismo, las oficinas. Y es que, la actual situación de crisis ha obligado a las empresas a tener un alto grado de flexibilidad y, en otros casos, a transportar la oficina al hogar.

Reinventando el concepto de oficinas

Debido a ello, el mercado se ha cuestionado si realmente es necesario el concepto oficinas como actualmente se conoce: excesivos metros cuadrados en muchos casos inaprovechados, falta de espacios flexibles para gestiones puntuales por parte de los diferentes equipos de las empresas, elementos internos (divisorias, mobiliario…) que no permiten una rápida respuesta de cambio y reestructuración ante la situación pandémica.

Según explican desde Splacing.com, Marketplace especializado en conectar proyectos de espacios interiores y profesionales, despachos de arquitectura, ingenierías y especialmente decoradores e interioristas, 2020 ha sido un año en el que de nuevo la pandemia ha vuelto a dar otra vuelta de tuerca a las oficinas y espacios de trabajo. Se demanda mayor grado de flexibilidad a los elementos que la componen, y esto obliga a crecer tecnológicamente a salas que seguían aportando poco valor a los equipos internos de las compañías, con elevados costes tanto a nivel de metros cuadrados consumidos como rentas optimizables a nivel económico.

Incrementos de un 25% en solicitudes y ejecuciones de proyectos de oficinas

Todo esto se traducirá en un crecimiento de nuevas peticiones de reformas e intervenciones de oficinas para que realmente estén alineadas con la situación ya no presente, sino futura, así como aquellos espacios que realmente no quieran evolucionar se verán perjudicados a la hora de captar nuevos clientes o empresas para sus edificios.

“Este incremento en las reformas de las oficinas no sólo vendrá de la mano de esta situación de pandemia, también será por el movimiento eco-sostenible que ha llegado dónde se reclama que los materiales utilizados generen el mínimo impacto medioambiental y tenga el máximo grado de recuperabilidad en la vida de sus productos. Creo firmemente que 2021 será un año de cambios estructurales en las oficinas y por tanto veremos incrementos superiores a 20-25% de solicitudes y ejecuciones de proyectos en los entornos de las oficinas especialmente en los polos principales de concentración como son Barcelona y Madrid, aunque también aparecerán otras zonas y ciudades donde la demanda será altamente visible como Valencia o Málaga, por poner un ejemplo”, añade Jose Antonio Marta CEO de Splacing.com y con amplia experiencia nacional e internacional en entornos laborales y equipamiento de interiores.

Diferentes asociaciones con las que Splacing.com colabora como Prowork Spaces (asociación oficinas flexibles) se han visto perjudicadas por la situación actual siendo los Business Center juntamente con los coworking los modelos más flexibles donde alojar una startup o compañía en cualquiera de sus múltiples ubicaciones. Ni que decir del modelo de oficina estática altamente compartimentada y sin espacios comunes que ha sido objeto de estudio por parte del sector para intentar reubicarla en la nueva normalidad laboral que exige espacios totalmente diferentes. Se ha visto también incrementado el concepto de “box” o cajas cerradas totalmente equipadas, siendo elementos independientes de los espacios altamente tecnificados y que constituyen en sí mismos un espacio de trabajo independiente y óptimo para cada necesidad de las compañías.

Actualmente Splacing.com, que se consolida en el sector de las reformas de espacios gracias a su política de innovación y desarrollo, cuenta con una previsión de crecimiento superior al 18% de la facturación y un 25 % de profesionales inscritos en su plataforma para el ejercicio 2021.

  • • Congelación de tuberías, desplome de infraestructuras dañadas y problemas de accesibilidad son los principales problemas identificados por el Consejo General de la Arquitectura Técnica de España (CGATE)
  • • El CGATE recuerda que hay pequeños gestos que pueden evitar grandes problemas en los edificios y que sirven para combatir las heladas. Otros como la ventilación de nuestros hogares no deben olvidarse pese a las bajas temperaturas.

Tras la histórica nevada que todavía está recorriendo España, la borrasca “Filomena” está ya provocando un acusado desplome de las temperaturas que puede seguir causando problemas para los ciudadanos.

Los edificios no son inmunes a una bajada tan radical de las temperaturas y pueden registrar problemas de difícil solución ya que, en estos momentos, es prácticamente imposible que un profesional pueda desplazarse para solucionarlos.

Ante esta situación, el Consejo General de la Arquitectura Técnica de España (CGATE) ha querido recordar a los ciudadanos algunos gestos que pueden hacer para prevenir problemas en sus hogares.

1.- Pese al frío hay que ventilar nuestros hogares. Las bajas temperaturas no pueden eximirnos de ventilar nuestros hogares, aunque sea de forma muy rápida. Las conclusiones preliminares de un estudio en el que está trabajando el CGATE indican que las concentraciones de CO2 pueden ser nocivas para los habitantes de una vivienda a las cuatro horas en espacios pequeños y cerrados.

2.- El aislamiento térmico es la mejor solución para evitar el frío en el interior de los hogares y dotarlos de eficiencia energética. Pero si nuestra vivienda no cuenta con él, ante la ola de frío polar, podemos colocar burletes en puertas y ventanas que evitarán que el aire y el frío se cuelen en el interior de las viviendas. Las alfombras y cortinas también nos protegerán de la desagradable sensación térmica que provocan las heladas.

3.- Se recomienda abrir los grifos cada poco tiempo para evitar la congelación de las tuberías. También es recomendable dejar un pequeño goteo que prevendrá la congelación del agua en el interior de las tuberías y cañerías.
4.- Atención a las llaves de paso. Los aparejadores y arquitectos técnicos recuerdan que antes de que se produzca un problema tengamos bien localizada la llave de paso por si hubiera escapes de agua tras la congelación o rotura de una tubería.

5.- También, en viviendas unifamiliares con sistemas de riego hay que tomar la precaución de vaciar las conducciones de agua para evitar problemas de congelación. Para las tuberías que transcurren en el exterior del edificio o sistemas de riego por goteo, el CGATE recomienda que se protejan con un material específico para el aislamiento de tuberías. “Si no tenemos en nuestros hogares los materiales más adecuados y ante la imposibilidad de acceder a puntos de venta, lo importante es que “abriguemos” las tuberías con cualquier material a nuestro alcance. Con cinta aislante y papel de periódico podremos salir del paso”, asegura Alfredo Sanz Corma, presidente del CGATE.

6.- Pero si los grifos dejan de funcionar de forma súbita, es posible que las tuberías ya se hayan congelado. Ante esta situación es fundamental no tratar de descongelarlas con agua caliente, ya que podrían reventar. “Es mucho más aconsejable y, siempre que las tuberías estén a la vista aplicar calor seco como el de un secador de pelo”, aconseja Alfredo Sanz.

7.- Otra de las recomendaciones es llenar envases o cubos con agua que nos pueda servir para las necesidades básicas en el caso de que una tubería se congele o los cortes de aguas se prolonguen.

8.- En el caso de que la tubería haya reventado, la primera de las recomendaciones es cerrar la llave de paso, apagar los calentadores de agua y poner cubos o protecciones plásticas, si es posible, donde se haya producido la rotura.

La accesibilidad de los edificios también puede verse comprometida por el hielo

9.- El acceso a los edificios es otro de los grandes problemas que pueden originarse por las heladas. En su libro, “Las 7 llaves para un edificio saludable», el CGATE explica que para que una vivienda sea accesible no debe haber diferencia de nivel entre la acera de la calle y el interior del portal”. Pero con la llegada de las heladas las rampas que solucionan los problemas de accesibilidad pueden convertirse en un auténtico peligro. Los aparejadores recomiendan que las comunidades de vecinos intenten despejar la nieve de los accesos al portal antes de que esta se hiele y se arroje sal para evitar la formación de hielo que puede provocar peligrosos resbalones.

10.- En el interior de los portales o el acceso a ascensores y escaleras puede esparcirse serrín o colocar unos cartones para que el hielo derretido no provoque caídas.

11.- Las calderas modernas disponen de termostatos que las protegen de posibles heladas, pero hay que tener cuidado de proteger las calderas más antiguas si las temperaturas son extremas, si estas instalaciones están en terrazas o tendederos necesitarán mayor protección.
12.- Ojo con estufas y braseros. Aunque son fuentes rápidas de calor, cada año suelen registrarse numerosos percances asociados a su mala combustión que generan gases tóxicos y al riesgo de incendios.

Estos consejos nos ayudarán a pasar esta ola de frío pero el principal consejo que el CGATE quiere ofrecer es que los ciudadanos rehabiliten sus hogares con patologías o carencias para prepararlos frente a estas contingencias. “Como en el resto de circunstancias, para nuestros edificios también es más importante prevenir que curar”, asegura Alfredo Sanz, “un correcto aislamiento térmico, la revisión y sustitución de instalaciones, el mantenimiento correcto del edificio y sus accesos, nos ayudarán a contar con edificios seguros y resistentes frente a cualquier contingencia”, concluye.

  • Greenmociónate llama a la concienciación para un futuro inmobiliario sostenible y eficiente en España.
  • El encuentro virtual, organizado por UCI y SIRA y celebrado el jueves 19 de noviembre, ha tenido como objetivo ayudar a los agentes inmobiliarios a liderar la transición ecológica de las viviendas en España.
  • En cuanto a los elementos clave para una eficiencia energética, el uso de energías renovables como la fotovoltaica, biomasa, la aerotermia o la geotermia, así como la necesidad de mejora de la envolvente de los edificios o la aplicación de la domótica en el hogar fueron los más mencionados. 

UCI (Unión de Créditos Inmobiliarios), entidad especialista en la financiación sostenible de la vivienda, y su área de desarrollo para profesionales inmobiliarios, SIRA, celebraron Greenmociónate durante toda la jornada del 19 de noviembre: un encuentro virtual enfocado en ayudar a los agentes inmobiliarios a ser líderes del futuro, que pasa por la transición ecológica de las viviendas en España y el fomento de la rehabilitación y la creación de inmuebles más eficientes, saludables y sostenibles. En definitiva, una jornada para la concienciación en el ámbito Green Inmobiliario.

Sobre la situación actual del mercado inmobiliario a raíz de la pandemia, Roberto Colomer, director general de UCI, ha apuntado en clave positiva “los profesionales inmobiliarios tienen una gran oportunidad puesto que el actual contexto pone de manifiesto que no son necesarios grandes espacios de oficinas infrautilizados para seguir trabajando. Hemos pasado del teletrabajo al working anywhere, y eso muestra una gran oportunidad para la compraventa de viviendas que dejarán de ser únicamente turísticas”.

Durante Greenmociónate, Ricardo Pedraz, de AFI (Analistas Financieros Internacionales) ha señalado también cómo el sistema financiero apuesta cada vez más por el Green y ha apelado a la necesidad de “un lenguaje común para las finanzas sostenibles para definir qué es y no sostenible e identificar las áreas en las que esta tipología de inversión puede tener impacto”.

 ¿En qué punto se encuentra la certificación energética de los inmuebles en España?

Durante Greenmociónate se ha puesto encima de la mesa la información real que hay sobre la eficiencia energética de los inmuebles en nuestro país. España cuenta con un parque inmobiliario muy envejecido, con una antigüedad media de 45 años. Además, “la mitad de los edificios se construyeron antes de la obligación de instalar aislamientos térmicos en las viviendas”, según apuntó Benito Pérez, de Reformador.

A lo que hay que sumar, de acuerdo con los expertos participantes en Greenmociónate, la necesidad de unificar medidas, normativas y herramientas para la certificación energética. En este sentido, Benito Pérez señaló que “los ciudadanos no son conscientes de las carencias energéticas de las viviendas. Más de 1,2 de millones de inmuebles deberán rehabilitarse antes de los 2030 y siete millones tendrán que ser renovadas antes de 2050”.

De hecho, la certificación energética todavía tiene un alto potencial de mejora, concretamente en un 85% de edificios en España, según sentenció en su participación en Greenmociónate Belén López, de ASECENER, al asegurar que “21 millones de viviendas siguen sin evaluación energética y solo cuenta con esta certificación un 12%”. Y, entre las que sí cuentan con certificación, “el 51% sigue correspondiendo a la categoría E y el 85% al E, F, G”.

En paralelo, todavía es habitual que exista poca información sobre la certificación energética de la vivienda en nuestro país. De hecho, de acuerdo con Daniel del Pozo, director de Idealista Data, únicamente 3 de cada 10 anuncios de venta de inmuebles y un 37% de viviendas en alquiler a través de su portal cuentan con esta información. Algo que es más común en el norte de España, especialmente en Cantabria, Euskadi, La Rioja y Cataluña, en gran parte por la obligatoriedad en estas regiones de incluir esta información para el trámite de las operaciones inmobiliarias.

No obstante, el valor de los inmuebles con certificación energética sí aumenta, especialmente en el caso de la compraventa, según afirmó Del Pozo, a la vista de la información de los anuncios de Idealista. Pero no es fácil la tasación de estos inmuebles en función de la eficiencia energética. Como compartió Germán Barrios, de la Asociación del Análisis de Valor, los certificados de eficiencia energética que podrían ayudar a cuantificar el valor de un inmueble no siempre se realizan con el grado necesario de rigor y, a veces, las sociedades de tasación no disponen de ellos”.

Sin embargo, Barrios apuntó un mejor pronóstico: “la normativa europea sobre eficiencia energética y la necesidad de las entidades financieras de disponer de estos datos para evaluar sus riesgos llevarán a las sociedades de tasación a tener esta información energética con rigor”. En este sentido, Barrios también señaló su visión de que a corto-medio plazo, la UE y los gobiernos nacionales darán incentivos para hipotecas verdes y penalizarán las viviendas con nula certificación energética.

Por su parte, sobre la falta de información en certificación energética, Miguel de la Quadra-Salcedo, de Global Valuation, afirmó que se trata de “reeducar el mercado. No hay que quedarse con la letra del certificado. Hay que ir más allá. Los inmuebles hay que entenderlos como un conjunto de las cualidades”.

En esta línea, Ismael Kardoudi, director de Estudios de Fotocasa, también sentenció que “falta mucha información. Estamos en un momento donde la concienciación es fundamental. Es clave que todos los profesionales y actores del Green Inmobiliario se involucren en dar importancia a las viviendas verdes”.

Una opinión compartida por Ferrán Font, director de Estudios de Pisos.com, que puntualizó que “las Administraciones Públicas van a forzarnos a la eficiencia energética. Es un reto y un compromiso. Todos somos responsables de explicar al sector la importancia de esta información energética porque a corto plazo va a ser clave a la hora de interesarse o no por una vivienda”.

¿Qué supone tener una vivienda con eficiencia energética y qué elementos son necesarios?

Hablar de eficiencia energética es sinónimo de mejora del confort del hogar, de ahorro en las facturas, de sostenibilidad, de operaciones inmobiliarias Green, de una mayor revalorización del inmueble, de más rentabilidad, de ayudas y subvenciones a favor de la sostenibilidad y eficiencia y de bonificaciones y mejoras en el tipo de interés. En definitiva, todos los expertos participantes en Greenmociónate han concluido que el presente y futuro del sector inmobiliario pasa por el Green.

En palabras de Javier Torremocha, director del canal reformas y rehabilitación de UCI, “la vivienda es la tercera causa de emisiones de CO2, tras el Transporte y la Industria. El sector inmobiliario debe contribuir a esa reducción del consumo por el medio ambiente, el ahorro, la salud y la calidad de vida”.

Así, Catia Alvés, responsable del proyecto Green de UCI, planteó el reto de hacer del Green inmobiliario “una apuesta clave para la recuperación económica, más a raíz de la pandemia de la Covid-19, no solo en España sino en toda Europa”. En su participación, aseguró que “apostar por la sostenibilidad será hacerlo por el futuro. Por eso, en UCI hemos creado nuestro propio proyecto Green en los últimos años”.

El marco de Greenmociónate ha servido también para visibilizar qué elementos hacen que una vivienda sea más sostenible, eficiente y saludable. Entre los principales aspectos destacados, se encuentran:

  1. Domótica para apertura de persianas: el Código Técnico de la Edificación, que se aplica desde junio de 2020, recomienda para edificios nuevos y renovaciones de más del 25% de la superficie de la fachada protecciones solares móviles activas. Es decir, automatización y monitorización de persianas y toldos, que permite asegurar un buen uso de estos aislamientos a favor de la eficiencia energética, según explicó Juan Villar, arquitecto técnico de Project Business de SOMFY. Se trata, por tanto, de un paso hacia la construcción de hogares inteligentes a favor del ahorro.
  1. Envolvente del edificio:el edificio tiene una piel y tenemos que ponerle un abrigo”, recordó David Mimbrera, de SERYMA, que además aseguró que “un buen aislamiento térmico contribuye a un ahorro del 60%, del gasto de calefacción, en concreto más de 150 euros mensuales”. Asimismo, subrayó cómo una buena envolvente puede ayudar a mejorar la salud por la reducción del moho y las humedades, contribuyendo a reducir las enfermedades autoinmunes, los problemas en el sistema inmunológico o del sueño, la fatiga, las migrañas o el dolor de articulaciones. Dentro de la parte envolvente del edificio, las ventanas representan uno de los elementos más esenciales porque, como apuntó en su participación Albert Jané, de Aquí tu Reforma, “es el punto débil de las fachadas, a nivel acústico, térmico y de seguridad, sobre todo en edificios antiguos. Por tanto, apostar por el cambio de ventanas ayuda mucho a la eficiencia energética”.
  2. Uso del aire para calentar la casa de manera eficiente: Elías García, de GI Energy, compartió con los asistentes a Greenmociónate su experiencia sobre la aplicación de la aerotermia y la geotermia a los sistemas de calefacción. Según recordó, la calefacción supone el 46% del gasto energético de un hogar. Una cuantía que podría reducirse al apostar por estos sistemas de energías renovables basados en el aire, que permiten un ahorro de hasta el 85% en la factura. A esta ventaja, se suma las reducciones de emisiones de CO2 y del ruido, la eliminación de combustibles y la obtención de una certificación energética alta. Además, García subrayó que “estos sistemas son aplicables a obra nueva y también a reformas de cualquier tipo de edificios, incluso históricos. Y que una sola instalación permite el abastecimiento de varios inmuebles, pagando cada uno de ellos acorde a su consumo”.
  1. Energía fotovoltaica: se trata de una tecnología rentable por sí misma, como ha apuntado en Greenmociónate José San Frutos, de Contigo Energía, que invitó al uso de las cubiertas de la comunidad para colocar placas fotovoltaicas para su aprovechamiento en zonas comunes y particulares del inmueble. Para su instalación, San Frutos recordó la importancia de contar con espacio y zonas sin sombras y la posibilidad de recurrir a bonificación del IBI y de algunas ayudas que proporcionan la mayoría de las CCAA.
  2. Biomasa: es una energía sostenible, renovable, barata y disponible en cualquier momento. Así la definió Juan Jesús Ramos, de la Asociación Española de la Biomasa, quien apuntó que “en España casi un 4% de viviendas tiene calefacción por este sistema, que permite un ahorro por hogar de un 23% al año”.

 

 

  • Los compradores y en general los ciudadanos buscan una oferta residencial respetuosa con el medio ambiente y con la sociedad en su conjunto. Los negocios inmobiliarios que lo contemplan lo destacan como una ventaja competitiva.
  • Contribuir al desarrollo sostenible en el sector inmobiliario requiere de la creación de unas alianzas y unas estrategias comunes.

Living Homes, inmobiliaria especializada en el segmento residencial de Madrid Noroeste y Madrid Capital, tanto en viviendas de segunda mano como en promociones de obra nueva, ha establecido una alianza estratégica con Antana, empresa de arquitectura y construcción de ámbito nacional.

La energía incorporada y las emisiones de gases de efecto invernadero debidas a la construcción de edificios y obras de ingeniería civil representan el 20% del consumo total de energía y de las emisiones del mundo. Conscientes de esta situación, el sector inmobiliario ha sido una de las primeras industrias en comprender y adaptarse a las demandas generales en torno a la sostenibilidad.

A los compradores y en general a todos los ciudadanos les preocupan factores como la sostenibilidad, la gestión eficiente de los recursos o la accesibilidad. Esto ha supuesto que sus motivaciones de compra varíen y que lo tengan en cuenta cuando apuestan por una u otra inmobiliaria, para la adquisición de su vivienda.

Las empresas de arquitectura, construcción e interiorismo que se enfocan en el diseño de proyectos y ejecución de obras de construcción residencial, tanto de nueva planta como de rehabilitación integral, así como de proyectos para construcción o rehabilitación de oficinas, son cada día más conscientes de la importancia de colaborar con consultoras inmobiliarias de prestigio, por su mayor conocimiento de los deseos y motivaciones de los clientes, así como por sus competencias en marketing inmobiliario.

Con el fin de aportar valor añadido a los servicios que Living Homes ofrece a sus clientes, ha llevado a cabo un acuerdo de colaboración con Antana con el fin de que, en la adquisición de viviendas o edificios de obra nueva, los clientes adquieran casas de altas calidades que no solo aseguren excelentes materiales, sino además que cuenten con un diseño y ejecución de proyectos arquitectónicos de máxima profesionalidad y en línea, con las políticas de sostenibilidad que se exigen. Por otro lado, los clientes que requieran reformas integrales o parciales como parte de la venta, alquiler o compra de vivienda van a poder contar con estos mismos servicios.

Antana es una constructora boutique con sede en Madrid que ejecuta obras singulares en la que los acabados y los detalles constructivos tienen especial relevancia. Está especializada en proyectos y obras de alta calidad, tanto en acabados como en soluciones constructivas residenciales, de oficinas, así como en rehabilitación de edificios.

Desde el momento en que un cliente contacta con Living Homes, pasa a formar parte de un proyecto integrado Living Homes/Antana. La búsqueda de vivienda por parte de los clientes se convierte en un reto profesional por parte de la inmobiliaria, añadiendo ahora un nuevo desafío para satisfacer las necesidades de estos (reforma integral, interiorismo, o búsqueda de viviendas en edificios sostenibles que cumplan con los requisitos de responsabilidad social).

El objetivo de esta alianza es encontrar la vivienda perfecta para el cliente, además de lograr una absoluta identificación en todos los niveles entre el cliente y su nueva casa.

La dirección de ambas empresas lo definen de una manera muy rotunda: “Nuestro objetivo es construir relaciones a largo plazo con nuestros clientes, por lo que nos comprometemos con sus objetivos y garantizamos calidad, precio y plazo. Hacer felices a nuestros clientes colaborando en mejorar su calidad de vida es un objetivo mutuo que compartimos”.

La patronal Andimac propone un Plan Nacional de Rehabilitación y Reforma para ejecutar la dotación presupuestaria destinada a mejorar la eficiencia energética de edificios, para lo que respalda un único modelo que pueda gestionarse desde las comunidades y extrapolarse fácilmente a nivel territorial.

De hecho, la patronal defiende la cogobernanza entre el Gobierno y las autonomías para evitar los retrasos e ineficiencias que provoca la transferencia de competencias en materia de Vivienda y facilitar el acceso a los fondos por parte tanto de los particulares como de las comunidades de vecinos.

La patronal considera que el presupuesto es una condición necesaria, pero no suficiente, por lo que recomienda una serie de medidas complementarias para derribar al máximo las barreras a la toma de decisión individual y colectiva.

Sobre todo a la vista de que la inercia de las obras iniciadas se está agotando y de que los visados de obra nueva y rehabilitación mantienen caídas superiores al 20%, lo que constituye una seria amenaza para el conjunto de la economía del país para el próximo año.

Por ello, urge a operar con mecanismos ágiles, simples, complementarios y garantistas para usuarios y administraciones.

En este sentido, Andimac pide incentivos como un Fondo de Garantía para hogares vulnerables que permitan obtener apoyos de hasta el 100% del presupuesto, y en general aseguren el acceso a las ayudas y minimicen el riesgo de por sí muy limitado que asumen los bancos al financiar las obras de rehabilitación.

Para contrarrestar la caída, Andimac también propone medidas de corte fiscal como la recuperación de la deducción en el IRPF por reformar la vivienda habitual que, según sus cálculos, beneficiaría a unos 270.000 contribuyentes, que podrían deducirse unos 100 millones de euros. Ese ahorro incrementaría el número de obras de mantenimiento y mejora, y tendría un mayor retorno para las arcas públicas vía IVA. También serviría para acabar con la competencia desleal y supondría un incentivo para aflorar unos 8.000 millones de euros de economía sumergida.

Otra medida de corte fiscal que podría tener un importante efecto en el sector de la reforma y, por ende, en el de la construcción sería la rebaja al 10% del IVA de los materiales para profesionales con el fin de conseguir que el IVA reducido realmente se aplique, evitar el enorme riesgo que va a representar la economía sumergida e incrementar los ingresos de la Administración.

Además, Andimac impulsaría la colaboración público privada para diseñar las políticas, instrumentos y grado de ejecución de los fondos destinados a obras de reforma y rehabilitación. Máxime teniendo en cuenta la amplia red territorial de la industria profesional de materiales de construcción, que sugiere poner al servicio de las instituciones, como ya ha sucedido en otros países, para apoyar la proyección de las políticas en materia de rehabilitación y reforma.

Según el secretario general de Andimac, Sebastián Molinero, “no es tiempo de discutir las competencias sino de ser competentes. Este reto debe comprometer a todos los agentes de la edificación, más allá de a las instituciones. Porque hablamos de una cadena de valor, como es la de la construcción, muy bien integrada que puede con la debida organización y coordinación apoyar el logro de los grandes objetivos”.

  • La startup española facturó más de medio millón de euros en 2019, se halla en situación de rentabilidad desde 2019, y cuenta con el respaldo y el apoyo financiero del Grupo G. Junquera marítima, S.L.
  • SotySolar ha gestionado, hasta la fecha, más de 1.000 instalaciones en todo el territorio nacional
  • Su revolucionario modelo de suscripción sin permanencia busca dar el impulso definitivo a la energía solar fotovoltaica en España con una propuesta apta para que todo el mundo pueda escoger ahorrar mediante energía verde
  • El autoconsumo fotovoltaico permite ahorros de en torno al 60-70% en la factura desde el primer mes

La startup asturiana SotySolar, compañía especializada en energía procedente del sol y en autoconsumo eléctrico, que recientemente lanzó un revolucionario modelo de suscripción sin permanencia para instalar placas solares acaba de anunciar que ha experimentado un crecimiento del 275%.

Fundada en 2016, la startup española ha gestionado más de 1.000 instalaciones en todo el territorio nacional hasta la fecha de hoy, con una facturación superior al medio millón de euros y es rentable desde 2019.

SotySolar cuenta con el respaldo y el apoyo financiero del Grupo G. Junquera marítima, S.L. El grupo asturiano cuenta con una trayectoria centenaria en el sector marítimo, desde 1918, y, siempre interesado en la sostenibilidad medioambiental, busca en los últimos años negocios con gran proyección vinculados a la sostenibilidad y la eficiencia energética. Por ello, a finales de 2019 comenzó con el apoyo, el acompañamiento empresarial y la participación en la sociedad SotySolar. Ya había apostado anteriormente por otras compañías emergentes en movilidad eléctrica. El Grupo G. Junquera marítima, s.l. se compone actualmente de 7 compañías, 2 asociadas y 2 alianzas; con un total de 80 empleados.

Actualmente el equipo operativo de SotySolar está compuesto por 15 jóvenes talentos y principalmente, son expertos y apasionados del mundo de la energía y promueven un movimiento de autoconsumo. Además, cuentan con un equipo de 150 instaladores profesionales repartidos por todo el territorio español.

Empoderar al consumidor con energía verde y barata

Recientemente, SotySolar revolucionaba el sector energético con la introducción de un modelo de suscripción solar sin ningún tipo de inversión inicial, ni permanencia ni penalización. Este nuevo modelo está permitiendo una mayor capacidad de elección para los propietarios de viviendas y empresas a la hora de apostar por el autoconsumo fotovoltaico, el cual permite ahorros de en torno al 60-70% en la factura desde el primer mes con independencia de las subidas eléctricas, y todo mediante energía 100% verde.

Su modelo de suscripción tipo ‘Netflix’ no requiere inversión de entrada ya que la compañía corre con todos los gastos de la instalación. Además, no hay ninguna permanencia, el cliente puede darse de baja cuando lo desee sin coste ni penalizaciones. El pago es de una cuota mensual fija, que va en función de sus consumos y del número de paneles que se recomiende instalar. Cada instalación solar está hecha totalmente a medida por los expertos de SotySolar, que le calculan el ahorro y se lo comunican de forma 100% transparente antes de proceder, además de gestionar todos los permisos necesarios.

Por otro lado, si el cliente quiere adquirir la instalación en algún momento, le descuentan del precio de mercado de ese momento las cuotas ya pagadas.

Queremos dar el impulso definitivo a la energía solar en nuestro país con una propuesta honesta y apta para todo el mundo. Buscamos modernizar nuestra sociedad, empoderando al consumidor para que sean dueños de su propia energía, contribuyendo al medioambiente con energía verde y barata. Nuestro modelo no lo hace posible sólo para una élite, sino para todos los ciudadanos que lo deseen ya que no exige ningún compromiso al cliente: ni desembolso inicial, ni permanencia ni penalización si deciden darse de baja en cualquier momento”, destaca Daniel Fernández, cofundador de SotySolar.

  • UCI, entidad especialista en financiación sostenible de la vivienda, a través de créditos.com, apunta en el Día del Urbanismo las reformas fundamentales para mejorar los edificios de vivienda en España, de los que solo 1,4 millones de un total de 10 millones tienen fecha de construcción posterior a 2002.
  • Los elementos que más sufren y más necesitan rehabilitación son fachadas y cubiertas de edificios. A estos se suman las reformas en aras de la accesibilidad y de sistemas de calefacción para hacerlos más eficientes, así como la instalación de placas solares.
  • Si se vive en un piso, reformar únicamente la vivienda individual no logra alcanzar todos los objetivos de eficiencia energética y sostenibilidad, porque las principales problemáticas en esta materia se dan en elementos comunes.
  • Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana, Castilla y León y Comunidad de Madrid, las cinco comunidades que concentran la mayor parte de estos edificios mal conservados.

Este domingo, 8 de noviembre, se celebra el Día Mundial del Urbanismo. Se trata de un día para promover la concienciación en la creación y manejo de comunidades urbanas sostenibles, un objetivo compartido por UCI, Unión de Créditos Inmobiliarios, entidad experta en financiación de la vivienda, que cuenta con varias líneas de trabajo para promover la proliferación de comunidades de vecinos sostenibles, saludables y respetuosas con el medio ambiente en España.

Pero ¿cómo es la salud de los edificios españoles? Según datos del INE, en nuestro país existen casi 10 millones de edificios de viviendas, la mayoría de ellas con una antigüedad media muy acusada, pues solo 1,4 millones se han construido después del año 2002. Es más, según datos del catastro, casi un 20% de edificios de las principales capitales de provincia se levantaron en la década de los 60. No es de extrañar, dado este envejecimiento, que todavía un gran porcentaje de edificios se encuentren en mal estado de conservación y casi 8 de cada 10 sigan sin ser accesibles. Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana, Castilla y León y Comunidad de Madrid son las regiones que concentran la mayor parte de estos edificios mal conservados.

A pesar de las ayudas públicas para tal fin, en el conjunto nacional sigue existiendo un gran desconocimiento por parte de las comunidades vecinales y tampoco existe una estrategia para la rehabilitación de edificios, enfocada principalmente en la eficiencia energética y en reformas puntuales.

¿Cómo crear, entonces, edificios vecinales más eficientes y sostenibles? ¿Todo debería concentrarse en nueva construcción o también es posible con rehabilitaciones? En España la compraventa de viviendas de segunda mano sigue liderando el mercado. Este año, el sector inmobiliario estima que se cerrará con alrededor de 450.000 compraventas de vivienda, de las que alrededor de un 80% será de segunda mano.

Acometer obras de reforma en inmuebles individuales es un buen paso, pero a veces se queda a medio camino, pues las principales problemáticas para la eficiencia y sostenibilidad de los hogares se da en elementos comunes como las fachadas, cerramientos o sistemas de calefacción central. La rehabilitación de edificios es, por tanto, clave para su buena conservación, la mejora de su accesibilidad, el confort, la eficiencia energética y la sostenibilidad. En España, además, existen ayudas públicas para estas mejoras. Desde UCI, a través de créditos.com, apuntan cinco obras de rehabilitación fundamentales que permitirán cambiar el estado actual de muchos edificios en nuestro país y su revalorización:

  1. Sistema de calefacción central: muchas comunidades de vecinos cuentan con antiguos sistemas de calefacción que funcionan con carbón o gasoil y que se pueden sustituir por sistemas que contribuyen a mejorar la eficiencia energética de las viviendas y ahorrar hasta un 35% en las facturas. Entre los más extendidos, la calefacción de gas o aquella que funciona mediante aerotermia o geotermia, dos energías renovables que ayudan también a la sostenibilidad del edificio.
  2. Accesibilidad: según el informe ‘Movilidad reducida y accesibilidad del edificio’, 100.000 personas con movilidad reducida nunca salen de casa en España por la falta de accesibilidad de su edificio, no en vano un 18% de inmuebles habitados con personas con movilidad reducida no dispone de ascensor. No es de extrañar que todavía siga siendo difícil encontrar edificios de viviendas libres de barreras arquitectónicas, pues solo un 0,6% de inmuebles es plenamente accesible. La ausencia de rampas, pasamanos o ascensores es una constante en los edificios españoles. La rehabilitación de edificios para mejorar su accesibilidad cuenta con ayudas públicas que pueden cubrir gran parte del coste. La cuantía de estas reformas depende, en gran medida, de las necesidades propias de cada comunidad de vecinos. No obstante, la instalación de un ascensor puede ir de los 12.000 a los 80.000 euros; soluciones como plataformas salvaescaleras, entre 7.000 y 15.000 euros, y construir una rampa, entre 200 y 4.000 €. También está cada vez más extendida la cota cero, es decir llevar los ascensores a ras de suelo para mejorar la accesibilidad a los mismos.
  3. Sistema de aislamiento térmico exterior (SATE): una fachada mal aislada del exterior es sinónimo de exceso de frío o calor en los inmuebles, lo que supone un desperdicio energético por la creciente necesidad de contar con sistemas de aire acondicionado o calefacción a una temperatura más elevada para contrarrestar este problema de aislamiento. Para solventarlo, una de las reformas de edificios más habituales es la instalación de un sistema de aislamiento térmico exterior (SATE). Se trata de un material aislante que queda pegado al muro exterior del edificio, normalmente por una fijación mediante adhesivo y fijación mecánica, y funciona como una especie de escudo térmico protector de la vivienda respecto a las temperaturas exteriores. Este sistema contribuye a ahorrar hasta un 40% del gasto energético y su inversión se amortiza en un plazo medio de 5-7 años.
  4. Cubiertas y tejados: son también uno de los principales elementos en edificios para garantizar su impermeabilización y sufren notablemente las condiciones meteorológicas, por lo que es clave limpiarlas y reformarlas. Entre sus principales problemáticas se encuentran las filtraciones de agua. Acometer una u otra reforma dependerá de si se trata de un edificio con cubierta plana o inclinada, y el material que la compone, desde tejas, hierro, cristal o policarbonato. No siempre es necesario una rehabilitación integral, pero si es aconsejable una revisión y mantenimiento periódicos.
  5. Instalación de placas solares: para la eficiencia energética de los edificios una de las mejores recomendaciones es contar con energías renovables, como paneles solares térmicos o fotovoltaicos. Estos paneles ayudan a reducir hasta 18 toneladas al año de gases contaminantes en una sola vivienda y ahorrar en la factura de luz y calefacción.

A través de alguna o la totalidad de estas reformas se podría contribuir a crear edificios más saludables y eficientes energéticamente, que contribuyen también a mejorar la salud y el ahorro de sus habitantes. En UCI, a través de créditos.com, las comunidades de vecinos pueden optar a préstamos con un crédito comunitario para acometer estas rehabilitaciones, con un menor tipo de interés al ser a favor de la eficiencia energética, además de orientarse sobre las ayudas públicas disponibles para esta materia.

Asimismo, UCI cuenta con un acuerdo con la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo de Madrid (EMVS) que le permite ser, a través de créditos.com, una de las entidades financieras disponibles para las comunidades de propietarios que hayan solicitado subvenciones para financiar las obras de rehabilitación para la mejora eficiencia energética en edificios de la capital.

  • La crisis sanitaria que estalló en el mes de marzo en España ha traído consigo una serie de consecuencias en el sector inmobiliario. En concreto, la obra nueva ha experimentado cambios en la demanda, precio y tipo de producto solicitado. Desde RTV Grupo Inmobiliario destacan cuáles son las principales consecuencias

Tras la irrupción de la crisis del coronavirus, todos los sectores se han visto afectados de una u otra manera. Así ha ocurrido con el sector inmobiliario, un sector que ha tenido que adaptarse y apostar por la digitalización, y en el que se han experimentado cambios en la demanda y en el precio. En el ámbito concreto de la obra nueva, la situación es distinta a la venta de pisos de segunda mano. Así lo constata RTV Grupo Inmobiliario que destaca cuáles son las principales consecuencias que está teniendo la emergencia sanitaria provocada por el COVID en la obra nueva.

Poca afectación en los precios

Los precios de obra nueva han continuado creciendo un 4,2% en el primer semestre de 2020, mayor que la segunda mano, que sólo lo hizo un 1,8%. Sí que estamos en un proceso de desaceleración, que la pandemia ha acelerado y que en el caso de alargarse podría generar ajustes de precio. Sin embargo, la previsión es que la crisis afecte poco a los precios de obra nueva debido a que la demanda de obra nueva está muy por encima de la oferta disponible, y una parte importante ya está vendida sobre plano. Si bien es cierto que se retrasará el lanzamiento de nuevas promociones consecuencia del parón económico. “Los incrementos de precios serán mínimos (si los hay) en los próximos meses, dadas las pobres expectativas macroeconómicas del país y la previsible debilidad de la demanda (consecuencia de la incertidumbre de la evolución económica)” sostiene Vicenç Ramón, director gerente de RTV Grupo Inmobiliario. En definitiva, los precios son bastante estables dada la alta profesionalidad del sector promotor comparado con la vivienda de segunda mano en la que predomina el segmento de particulares, más inestable

Retraso en la toma de decisiones

Una de las principales consecuencias que se están dando es que la incertidumbre generada por la pandemia genera un retraso en la toma de decisiones, en especial en proyectos en su fase inicial de venta sobre planos. Sin embargo, se aceleran cuando los proyectos se hallan en una fase avanzada de obra, “esto nos ha ocurrido en la zona del Maresme en los alrededores de Barcelona, donde la pandemia ha acelerado la comercialización de uno de los proyectos (el de Llavaneras), dado que es un proyecto con amplias zonas comunes (piscina, gimnasio), amplias terrazas y con pisos de superficies mucho mayores de los que puedes encontrar en la gran ciudad, y está en una fase de entrega inmediata, que la gente podrá ya disfrutarlos si nos vuelven a confinar” argumenta Ramón.

Consecuencias del teletrabajo: éxodo al extrarradio

La pandemia está acelerando la implantación exitosa del teletrabajo. Esto conlleva que haya un previsible éxodo hacia el extrarradio de las grandes ciudades. El emplazamiento de la vivienda pasa a ser más secundario, y por el mismo presupuesto se va a zonas con mayor calidad de vida y con un mejor producto (mayor superficie, zonas comunitarias, disponen de terrazas amplias y jardines, luz natural, espacio interior amplio para el teletrabajo, etc…). Del mismo modo, conlleva cambio de producto: se busca en la periferia más cercana un mejor producto y de mayor superficie. Las zonas exteriores como los jardines, terrazas y las zonas comunitarias son importantes (piscina, gimnasio, etc). El objetivo es “que el próximo confinamiento nos coja con jardín”.

  • Los compradores de vivienda buscan ahora hogares con unos requisitos muy concretos, lo que les hace plantearse la posibilidad de comprar un terreno y edificar una vivienda totalmente personalizada.
  • Optar por esta vía es un proceso complicado, por ello, se recomienda recurrir a asesoramiento profesional, llevar a cabo una minuciosa planificación o asegurarse de obtener la mejor financiación.
  • Conscientes de la necesidad de readaptar el concepto actual de vivienda, Solvia pone a disposición de particulares, inversores y promotores 1.300 suelos finalistas a precios ajustados para construir.

Disponer de una casa con espacio al aire libre, más metros útiles o, incluso, con piscina, se ha convertido en una prioridad tras la situación de aislamiento vivida durante la pandemia. Ahora, los compradores buscan hogares con unos requisitos muy concretos, lo que les hace plantearse la posibilidad de comprar un terreno y edificar una vivienda totalmente personalizada.

Además, durante el segundo trimestre de 2020, el precio medio del suelo urbano en España ha experimentado un ajuste interanual de un -15,1%, situándose ahora en 139,6€/m², por lo que el momento actual es el propicio para hallar una propiedad de este tipo a un precio más moderado.

Aunque es una alternativa interesante, encontrar la parcela adecuada y adquirirla con la finalidad de construir la casa ideal no es un proceso rápido ni exento de complicaciones. Por ello, los expertos de Solvia explican las claves para realizar con éxito un proyecto como este:

  1. Selección del terreno: el primer paso es llevar a cabo una búsqueda que permita diferenciar entre suelo rústico y suelo urbano o urbanizable. Esto es primordial, porque el suelo rústico no suele reunir las infraestructuras necesarias (suministros de electricidad, agua, saneamientos…) y no es edificable. Por su parte, el suelo urbano ya dispone de esas dotaciones básicas, y el urbanizable aparece dentro del plan de ordenación urbanística como aprobado para construir, aunque precisa del desarrollo previo de un Plan Parcial y de un proyecto de reparcelación para poder construir. Otros parámetros en los que hay que fijarse es en el porcentaje de ocupación (parte de la parcela que se permite ocupar por la edificación) y la edificabilidad (máximos m2 que podrá tener la vivienda a construir sobre el rasante).
  2. Asesoramiento: se recomienda que un arquitecto examine la parcela in situ y valore si tiene posibilidades: si cuenta con buenos accesos, orientación y pendiente del terreno, si tiene la dimensión y el subsuelo adecuados para edificar, etc. Además, podrá proporcionar una estimación general sobre los costes de edificación, lo que ayudará a establecer los primeros contactos con las entidades bancarias para plantear una hipoteca, y, por supuesto, se encargará de hacer el proyecto. También es recomendable contar con el consejo legal de un abogado, que dará asesoramiento en todas las fases del proceso e indicará las diligencias que deben formalizarse en cada momento.
  3. Gestiones previas: una visita al Registro de la Propiedad permitirá solicitar una nota simple y saber si el terreno tiene alguna carga o deuda previa. El siguiente paso será contactar con el Catastro para que facilite una certificación catastral descriptiva y gráfica, así será posible comprobar que los datos de ambos registros coinciden. Por último, es necesario dirigirse al ayuntamiento correspondiente para consultar la normativa urbanística vigente. Esta consulta es fundamental ya que, dependiendo de la legislación, el diseño de la futura casa podría sufrir considerables variaciones (altura, número de plantas…).
  4. Financiación: es importante saber que, en general, los bancos no conceden hipotecas para la compra de terrenos. Si se precisa de financiación, lo más idóneo es solicitar un préstamo o rehipotecar la vivienda actual. Sin embargo, sí que es posible solicitar una hipoteca de autopromoción que, como su propio nombre indica, servirá para financiar la construcción de la vivienda. Este tipo de hipotecas normalmente se dividen en tres tramos: fase inicial (tras la aprobación, para que la obra pueda comenzar), fase de certificaciones (a medida que la construcción sigue adelante) y fase de fin de obra (una vez finalizado el inmueble). En general, estas operaciones cubren el 80% del presupuesto si es primera vivienda y su plazo no suele superar los 30 años de amortización como máximo. Es importante tener presente que para que el banco conceda este tipo de préstamo, es necesario presentar previamente el certificado de propiedad del terreno, la licencia de construcción, el proyecto, el presupuesto de ejecución y el certificado de eficiencia energética, además de los requisitos de solvencia.
  5. Planificación: el tiempo necesario para concluir un proyecto de autopromoción suele ser de unos dos años. Para evitar que se prolongue y que los costes se disparen, es esencial concebir una minuciosa planificación del presupuesto y los tiempos, así como una estudiada coordinación de los profesionales (arquitecto, equipo de construcción…) implicados en cada una de las etapas.

1.300 suelos finalistas de Solvia para particulares, inversores y promotoras

Las circunstancias derivadas de la crisis sanitaria han provocado que, junto a los particulares, las nuevas promociones de vivienda también se quieran adaptar a las necesidades habitacionales actuales, dando ahora mayor importancia a características que antes tenían un interés secundario: más terrazas y zonas exteriores, buena orientación, mayor sensación de amplitud en las zonas centrales del inmueble, ubicaciones tranquilas alejadas de las grandes urbes y con buenas comunicaciones, etc.

Conscientes de esta creciente necesidad, desde Solvia han lanzado una campaña compuesta por 1.300 suelos finalistas a precios ajustados, la gran mayoría para construcción residencial. A través de esta promoción, la firma de servicios inmobiliarios pone a disposición de particulares, grandes inversores y promotores suelos y solares listos para construir, distribuidos por todo el territorio español, especialmente en la Comunidad Valenciana (362), Castilla y León (267), Cataluña (155), Castilla-La Mancha (140 suelos), Andalucía (74), Islas Baleares (62), Comunidad de Madrid (47), Galicia (40), Región de Murcia (39) y Aragón (36).

Por provincias, el mayor número de inmuebles se correspondería con Valencia (167), Castellón (148), Valladolid (96), Guadalajara (76), Burgos (60), León (57), Alicante (47) y Tarragona (44).

La superficie de estos activos inmobiliarios va desde los 30 m2 – 500 m2, más adecuados para demandantes particulares, hasta los 3.000 m2– 70.000 m2, para promotoras o grandes inversores.