Cómo construir una nave industrial

57
Cómo construir una nave

La salida de la crisis económica de los últimos años ha venido marcada por una revitalización del sector de la construcción, que lejos de quedarse sólo en el parque de viviendas, ha afectado al sector industrial: en los últimos tiempos, la construcción de naves industriales está en plena expansión.

La nave industrial es una estructura o edificación que se diseña y construye para el sector de producción, transformación, manufactura, ensamble, almacenaje y distribución. Para su construcción es necesario contar con terrenos destinados a este tipo de estructura, conocidos como parques o polígonos industriales.

Contrariamente a lo que se piensa, las naves industriales no son estructuras  de uso reciente, sino que se utilizan desde la época de la Revolución Industrial, aunque con notables avances: en aquel tiempo estos edificios no contaban con iluminación ni calefacción.

El paso previo antes de cualquier otra gestión es solicitar un presupuesto de construcción de naves, que debe detallar todas las características de la misma para ser realista: no sólo las medidas y materiales, sino el futuro uso que tendrá, las instalaciones incluidas, la forma de construcción (cuando se  trata de paneles prefabricados los costes disminuyen sensiblemente), etc.

Una vez aprobados proyecto y presupuesto, se puede pasar a construir la nave, lo que se realizará siguiendo los pasos descritos a continuación:

Desbroce del solar

También se conoce como preparación del terreno. En esta primera fase se acondiciona toda la zona para eliminar las imperfecciones y obtener un terreno liso, preparado para la siguiente parte.

Cimentación

Este punto depende de los resultados del estudio de terreno que se realizó en la primera fase. Además, depende del tipo de nave que se construirá. Para esto, se realiza la apertura de riostras y zapatas, con el fin de construir una base sólida que sea capaz de transferir todo el peso de la edificación.

Estructura

Está generalmente está formada por vigas de acero, ubicadas en puntos específicos para que logren soportarse en sí mismas. Dichas vigas son distintas y varían según el tipo de superficie y el uso que tendrá la nave. Hay vigas tubulares, pretensadas, celosías, perfiles de sección variable y perfiles de alma llena, entre otras. Este punto consiste en levantar el esqueleto de la nave.

Cerramiento

El siguiente paso es colocar las paredes de la nave, cuyos materiales pueden variar: paneles o bloques de hormigón, paneles sandwich, laminas acanaladas… Además, en este punto se determinan las aberturas de la nave: puertas de entrada y salida, ventanas y demás vanos.

La cubierta

Es el último elemento que se construye y el último paso de la construcción. Para esto hay varias opciones. La cubierta metálica simple, que se fabrica con chapas metalicas en acero galvanizado o prelacado; la cubierta metálica de panel sandwich, la cual consiste en paneles prefabricados de chapa con núcleo de lana de roca; cubierta in situ, compuesta por una chapa inferior fijada a la estructura; y la cubierta tipo Deck, compuesta por tres elementos básicos: chapa, aislamiento y  lámina impermeabilizante. El espesor de estas cubiertas depende directamente de las necesidades que demande la nave.

 

Cómo construir una nave industrial
4.5/5 - 2 voto[s]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here