Empresa de construcción Salamanca

La gran bajada en la actividad empresarial en España una vez el Gobierno ha decretado el día 14 de marzo el estado de alarma por la crisis del coronavirus provocará una oleada de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por parte de las empresas de la construcción y la reforma, aunque el RDL no contempla el cierre total de todas las obras de construcción.

A lo largo de la primera semana de confinamiento todas las empresas del sector de la construcción han ido actuando conforme avanzaban los días porque es una situación que pilló a todos desprevenidos. A nivel estatal, el sector de la construcción, como tantos otros están sometidos a incertidumbre, y están a la espera de que una vez finalice este periodo.

Los empleados del sector denuncian que están trabajando sin las medidas de seguridad necesarias en obras que no son imprescindibles y reclaman al Gobierno que ordene la paralización de toda aquella obra que no responda a un sector esencial.

Un ERTE,regulado por el artículo 47 del Estatuto de los Trabajadores, es la adopción por parte de la empresa de una suspensión  temporal de la relación laboral con una parte concreta de sus trabajadores. O lo que es lo mismo, cuando una firma decide despedir a una parte importante de sus trabajadores por un periodo de tiempo. Existen dos tipos de ERTE: la suspensión de empleo o, por el contrario, una reducción de la jornada en caso de que no se necesite el despido de los trabajadores.

En cuanto al cobro, el procedimiento funciona igual que en caso de despido ‘normal’, los afectados por los despidos del coronavirus no necesitarán acumular ese trabajo previo de 360 días por año trabajado y tendrán derecho a una pensión por desempleo que será del 70% de la base reguladora durante los primeros seis meses y del 50% a partir de ese momento. Desde Comisiones Obreras instan al Gobierno a que nos se pierdan los puesto de trabajo y a la empresa que no despida a los trabajadores.

El Gobierno prohíbe los despidos y perseguirá el fraude en los ERTE durante la crisis del coronavirus. Se simplifican los trámites para presentar un ERTE. Así, bastará con que las empresas rellenen un formulario sencillo. Para su tramitación rápida, además, el SEPE asumirá la presunción legal de desempleo de los trabajadores. Este nuevo procedimiento permitirá agilizar el cobro de dichas prestaciones, según ha indicado la Ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

El sector de la construcción e industria no están utilizando los ERTE: un 95% de empresas están activas. Los sindicatos denuncian que la mayoría de pymes trabajan al 100%. Muchas no pueden hacer ajustes por «fuerza mayor» al no estar cara al público. La mayoría sigue trabajando salvo en casos puntuales en los que no se podía garantizar las condiciones de seguridad porque los trabajadores estaban muy cerca unos de otros o situaciones así.

En breve iremos publicamos más datos según vayan avanzando los días… mientras tanto #QuédateEnCasa

 

 

Compartir con amigos: