BIM BREEAM

Jornada: Los beneficios de BIM – BREEAM – LEED – WELL (Valladolid)


  • Casos de éxito, ejemplos prácticos de aplicación de la metodología BIM, eficiencia energética, diseño y construcción sostenible, concepto de ingeniería de valor (Value Engineering), el bienestar y salud de WELL Building Standard®

En esta ocasión la Jornada “los beneficios de BIM – BREEAM® – LEED® – WELL será en Valladolid, el 10 de Mayo en el COIIM – Valladolid, Colegio Oficial de Ingenieros Industriales. La bienvenida y presentación irán a cargo de Carlos J. Moreno, Director del COIIM – Valladolid y Sebastià Parera, Manager de BioEconomic.

  • Dirigida a: Arquitectos, Ingenieros, Decoradores, Constructores, Promotores Hoteles, Hostels, Cadenas Hoteleras, Operadores Turísticos, Instituciones Públicas, Pymes, Casas Rurales, Instaladores, Asesores de Compras, Consultoras y Propietarios.
  • Día: 10 de Mayo de 2019
  • Horario: 10:00h a 13:30h
  • Lugar: COIIM – Valladolid, Colegio Oficial de Ingenieros Industriales
  • Inscripciones: Enlace mediante la página web de BioEconomic: www.bioeconomic.es

En la jornada estarán presentes Óscar Martínez, Director de BREEAM España, Bieito Silva Potí, Responsable certificación WELL en el ITG – Fundación Instituto Tecnológico de Galicia, Cristóbal Bernal CTO Bimetica, José Antonio Morán, AEC BIM Specialist en ASIDEK, Jorge Sanabria, Arquitecto Técnico en FAKRO, Albert López, Arquitecto Responsable del departamento de Arquitectura de SOMFY, Ignacio Bravo, A. Manager Dpto. Técnico y Prescripción de DAIKIN y MCarmen González, Directora de Proyectos · Ingeniera, Airzone – Corporación Empresarial Altra.

Se presentarán casos prácticos de edificios modelados con la metodología BIM y la aportación de múltiples beneficios a la hora de obtener un certificado BREEAM® – LEED® – WELL Building Standard, ya que permite controlar y prever multitud de aspectos relacionados con la eficiencia y la sostenibilidad del edificio. Casos de éxito en edificios certificados BREEAM® – LEED® – WELL Building Standard. Veremos que los materiales utilizados en el proyecto, sirven de ejemplo para explicar los beneficios que reporta combinar las metodologías. En los casos BREEAM® – LEED® – WELL Building Standard permiten evaluar y comprobar el impacto ambiental de un edificio desde que se construye hasta el fin de su vida útil. Por su parte, el sistema BIM permite hacer un cómputo rápido y preciso de todos los volúmenes de materiales, lo que permite agilizar el proceso y elegir los más adecuados para optar a los certificados. Este proceso sería muy complejo y engorroso si no se utilizase un método de trabajo BIM.

¿Qué es BIM y que beneficios aporta?

Building Information Modeling (BIM), es una metodología de trabajo que integra a todos los agentes implicados en la creación y gestión de un proyecto.

Se trata de la evolución de los sistemas de diseño tradicionales basados en un plano, ya que BIM incorpora información geométrica (3D), de tiempos (4D), de costes (5D), ambiental (6D) y de mantenimiento (7D). Es decir, muestra la planimetría con información crítica sobre cada producto de construcción y al mismo tiempo indica cuánto tardará en construirse y como será ese proceso e interferencias entre cada una de las partes intervinientes, cuánto costará construir el edificio, su mantenimiento y su durabilidad. Con todas esas ventajas, BIM es el futuro indiscutible en el sector de la construcción. Por ese motivo, las administraciones públicas, tanto europeas como españolas, han comenzado a investigar formas de implantar este sistema de manera obligatoria en sus licitaciones.

¿Qué ventajas aporta unir BREEAM® y BIM?

Un edificio modelado con la metodología BIM aporta múltiples beneficios a la hora de obtener un certificado BREEAM®, ya que permite controlar y prever multitud de aspectos relacionados con la eficiencia y la sostenibilidad del edificio.

En primer lugar los materiales utilizados en el proyecto sirven de ejemplo para explicar los beneficios que reporta combinar las dos metodologías. En este caso, BREEAM® permite evaluar y comprobar el impacto ambiental de un edificio desde que se construye hasta el fin de su vida útil. Por su parte, el sistema BIM permite hacer un cómputo rápido y preciso de todos los volúmenes de materiales, lo que permite agilizar el proceso y elegir los más adecuados para optar a un certificado BREEAM®. Este proceso sería muy complejo y engorroso si no se utilizase un método de trabajo BIM.

Pero la funcionalidad del sistema BIM no se limita a la computación de materiales y el desglose de información. Para cumplir estándares BREEAM® relacionados con la Calidad del Ambiente Interior (CAI) la metodología BIM nos permite llevar a cabo una planificación adecuada de los sistemas de impulsión y extracción de aire reduciendo los focos de contaminación y mejorando el confort interno. BIM también permite, gracias a la cantidad de información que dispone de cada producto y al modelado detallado, comprobar la eficiencia energética del edificio e incluso la cantidad de iluminación natural que entra en cada estancia teniendo en cuenta, en ambos casos, las condiciones climáticas de la zona, la orientación del edificio y las obstrucciones existentes en el entorno.

Estos son solo algunos de los ejemplos que se expondrán durante el evento. El sistema BIM aporta numerosas ventajas a la hora de calcular el tiempo de ejecución y el ciclo de vida de una construcción; su aplicación en base a la metodología BREEAM®, permitiría construir rápidamente edificios más eficientes energéticamente, más económicos, más sostenibles y más duraderos.

Certificación BREEAM®

BREEAM® (Building Research Establishment Environmental Assessment Methodology) es el método de evaluación y certificación de la sostenibilidad en la edificación técnicamente más avanzado y líder a nivel mundial con +20 años en el mercado y +541.000 edificios certificados en 77 países desde su creación en 1990.

Momento de la firma del acuerdo BRE – ITG En el año 2009 y ante el boom de la demanda de su versión internacional aplicable a edificios fuera del Reino Unido, BREEAM® dio un paso más en su estrategia «Pensar Global, Actuar Local» con la creación de National Scheme Operators (NSOs), entidades que asumen en exclusiva la adaptación del certificado al idioma, normativa y práctica constructiva de un determinado país.

En España, dicho acuerdo fue sellado entre BRE Global Ltd. (BRE) y el centro tecnológico ITG, dando lugar a la formación de un Consejo Asesor y la constitución de BREEAM® ES.

[bctt tweet=»BREEAM® España, evalúa la sostenibilidad económica, social y ambiental del edificio» username=»iniziar»]

El Estándar de Construcción WELL está organizado en siete categorías de bienestar denominadas «conceptos»: aire, agua, nutrición, luz, ejercicio, confort y mente. Cada concepto se compone de múltiples características, destinadas a abordar aspectos específicos de la salud, el confort y los conocimientos de los ocupantes. Cada característica se divide en partes, que a menudo se ajustan a un tipo específico de edificio. Cada parte tiene uno o más requisitos que determinan parámetros específicos que se deben cumplir.

International WELL Building Institute (IWBI) utiliza una categoría de espacio, que se define como una parte o la totalidad de un edificio que está tipificado por un uso o función específica. Una tipología, por otro lado, abarca el alcance total de un proyecto. Los espacios están vinculados a estándares específicos. Los espacios se denominan principales o secundarios. Los espacios principales son aquellos que pueden referirse a un proyecto entero, mientras que los espacios secundarios siempre están vinculados a un espacio principal. Por lo tanto, un proyecto podría estar compuesto por un espacio, lo que significa que aplica un estándar, o podría estar compuesto por múltiples espacios y aplicar múltiples estándares. Por ejemplo, una escuela con una cafetería consistiría en un espacio principal que utiliza el estándar piloto para instalaciones educativas y un espacio secundario relacionado que utiliza el estándar piloto para cocinas comerciales. Para obtener la certificación WELL mediante el programa piloto, se deberá evaluar la totalidad del espacio del proyecto. Todo proyecto está sujeto al estándar de un espacio principal. Si la totalidad del espacio de un proyecto recae dentro del alcance de un solo estándar del espacio principal, solo ese estándar es necesario para obtener la certificación WELL. Si hay espacios dentro del alcance del proyecto que cumplen con la definición de otro estándar piloto existente de un espacio secundario, entonces el proyecto también debe cumplir los requisitos del estándar de ese espacio secundario. Esto asegura que cualquier espacio en particular dentro del alcance del proyecto que pueda requerir consideraciones especiales solo deberá cumplir los requisitos que correspondan para ese espacio. Estos requisitos de combinación solo son aplicables a los estándares de la misma clase: tanto los espacios principales como los secundarios deberán ser estándares piloto o ambos deberán ser estándares clasificados (es decir, no pilotos). Por ejemplo: un proyecto cuyo espacio principal está destinado a oficinas comerciales e institucionales no tiene la obligación de cumplir ningún estándar piloto de espacio secundario. Sin embargo, si el espacio principal observa un estándar piloto y hay espacios secundarios aplicables que recaen dentro del alcance de los estándares piloto existentes de un espacio secundario, entonces el proyecto deberá cumplir los estándares piloto del espacio principal y secundario.

 


0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *