• Carlos Hernández y Julio Galán, CEO y Responsable de Marketing de BMI han recogido el Premio a la Excelencia en la Calidad
  • Francisco Marhuenda, director del periódico La Razón, ha elogiado el trabajo en innovación de las compañías premiadas y su contribución al crecimiento económico del país.

Carlos Hernández y Julio Galán, CEO y responsable de Marketing respectivamente de BMI, han recogido el Premio de Vivienda del Diario La Razón de manos de Francisco Marhuenda, director del periódico. En un acto celebrado en la sede central del diario nacional se han entregado estos galardones que buscan reconocer y premiar a aquellas empresas del sector que, con su trabajo, esfuerzo e innovación se han convertido en referente nacional e internacional ayudando al crecimiento exponencial de nuestro país.

El director de La Razón ha manifestado en su discurso inaugural que las empresas premiadas forman parte de “la economía real de este país. Todas se han sabido reinventar para sortear las dificultades que ha atravesado el sector y volver a ser un pilar importante de la economía española, del que ya supone el 12 o el 13%”.

Carlos Hernández, CEO de BMI para España, Italia y Portugal agradeció a La Razón la concesión de este premio y destacó que “la excelencia en la calidad que hoy es premiada es el resultado de muchos años de trabajo de un equipo volcado con aspectos como la innovación, la eficiencia o compromiso con la sostenibilidad, que se han convertido en el día a día de la compañía”.

BMI es el grupo resultante de la fusión entre Braas Monier e Icopal, concluida recientemente. La compañía es el mayor fabricante de soluciones para cubiertas planas e inclinadas e impermeabilización en toda Europa. En España está haciendo un fuerte esfuerzo por ofrecer soluciones cada vez más adecuadas a las demandas de los consumidores que cada vez más buscan hogares sostenibles y eficientes.

Estamos preparados para hacer frente a los retos del mercado y este reconocimiento es un aliciente más para seguir con nuestro trabajo y esfuerzo diario”, ha concluido el CEO de BMI, Carlos Hernández, quien ha aprovechado para felicitar al resto de compañías premiadas y distinguidas como buen ejemplo de iniciativas innovadoras y comprometidas del sector.

BMI ha estado acompañada por otras catorce empresas del sector de la edificación que también han sido distinguidas con diversos galardones por parte del diario. Al finalizar la entrega de los Premios, los asistentes han podido escuchar a Javier Pioz, arquitecto y profesor en la Universidad Politécnica de Madrid y experto en “arquitectura biónica” una especialidad inspirada en la naturaleza y que propugna el mayor aprovechamiento posible de los materiales.

 

  • Residencial Mirades es el cuarto proyecto de la compañía en esta localidad, donde actualmente se encuentra desarrollando más de 200 viviendas
  • Esta promoción, para la que la promotora destinará una inversión de más de 9,6 millones de euros, estará compuesta por 86 viviendas de obra nueva en la plaza de la Cooperativa, una de las zonas residenciales más consolidadas de Terrassa
  • Con la proyección de este nuevo conjunto de viviendas la compañía consolida su posicionamiento como la promotora líder y con mayor proyección en el municipio

Metrovacesa, promotora inmobiliaria líder en España, ha obtenido licencia de obra para construir un nuevo proyecto inmobiliario en Terrassa. Residencial Mirades es el cuarto proyecto de la compañía en este enclave, donde desarrolla actualmente más de 200 viviendas repartidas en cuatro promociones diferentes. De esta manera, Metrovacesa se convierte en la promotora líder en edificación de obra nueva en este municipio.

Los trabajos de construcción de Residencial Mirades se iniciarán próximamente y se prevé que finalicen durante el segundo semestre de 2020. La promoción estará compuesta por 86 viviendas distribuidas en un edificio de 4 y 6 alturas. Este conjunto residencial consta de viviendas de entre 2, 3 y 4 dormitorios, donde también se desarrollarán áticos dúplex que destacan por la amplitud de su diseño. Todas las viviendas contarán además con plazas de garaje y trasteros que se completan con zonas comunes ajardinadas y piscina comunitaria en la cubierta de la cuarta planta. Residencial Mirades se encuentra situado en una de las zonas residenciales más consolidadas del municipio de Terrassa, en la plaza de la Cooperativa, a escasos 5 minutos a pie del centro de la ciudad y rodeada de todos los servicios esenciales: colegios, bancos, centros comerciales, farmacias, centros de salud y a transporte público. Este proyecto destaca sobre las demás promociones residenciales de su entorno por su diseño arquitectónico de gran volumen, para lo que se ha propuesto un diseño elegante, con orientación este-oeste, buscando la luminosidad de las estancias y vistas despejadas a zonas verdes urbanas.

Para el desarrollo de este cuarto proyecto, Metrovacesa realizará una inversión superior a los 9,6 millones de euros, lo que pone de manifiesto la apuesta de la compañía por Terrassa y su capacidad para dar respuesta a la demanda existente de vivienda de obra nueva de calidad. Además, consolida su posicionamiento como unas de las promotoras líderes y de mayor relevancia en Cataluña, región en la que actualmente ofrece más de 900 viviendas repartidas entre las distintas provincias.

Metrovacesa ha confiado para el diseño de Residencial Mirades en el Estudio de Arquitectura OUA, un hub con sede en Barcelona formado por un equipo multidisciplinar especializado en urbanismo, arquitectura y asset management, con más de 15 años de experiencia en Cataluña, zona en la que han gestionado más de 3.500 proyectos. Algunos de los proyectos más relevantes bajo el sello de este estudio son el Hotel Me en Barcelona o la remodelación del histórico cine Comèdia en la misma ciudad.

Residencial Mirades en Terrasa Residencial Mirades en Terrasa Residencial Mirades en Terrasa

  • Las hipotecas verdes son uno de los mecanismos que se están poniendo en marcha para fomentar la construcción o rehabilitación de viviendas energéticamente eficientes.
  • Gracias a la directiva europea, que obliga a que en 2020 todos los edificios nuevos sean de consumo casi nulo, los próximos años se presentan como el momento propicio para optar por una vivienda de estas características.

El compromiso con la eficiencia energética en la construcción está captando la atención de muchos sectores. Entre ellos, el inmobiliario. Hace apenas unos años surgió lo que se conoce como “hipotecas verdes”, un tipo de financiación que favorece la compra, construcción o rehabilitación de viviendas energéticamente eficientes (sobre todo, las correspondientes a calificaciones A, B o C) a través de unas condiciones preferentes: tipos de interés más atractivos, diferenciales más bajos, menores comisiones, requisitos de vinculación poco exigentes…

Aunque su oferta y demanda en España todavía es muy incipiente, ya que solo unas pocas entidades las conceden y la nueva normativa hipotecaria todavía no las regula, la proliferación de este producto está ayudando a que la concienciación medioambiental en el contexto de la vivienda crezca. Según los expertos del sector, fomentar la compra, rehabilitación y edificación de este tipo de inmuebles, no solo ayudaría a disminuir el gasto medio de los hogares en más de 4.000 euros, también reduciría enormemente la contaminación procedente del sector de la construcción, estimada en un 40%.

Si a esto le sumamos la normativa europea ya vigente, que exige que a partir de 2020 que toda obra nueva se construya bajo los estándares de consumo energético “casi nulo”, los próximos años se presentan como el momento propicio para la construcción de viviendas sostenibles. Con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente (5 de junio), los expertos de Sto analizan sus ventajas:

  • Mayor valor de tasación, menor consumo y más ahorro. Un inmueble que cumple con unos estándares óptimos de eficiencia garantiza un consumo energético hasta un 80% inferior al de la vivienda tradicional, disminuye la demanda de agua en un 40%, reduce los gastos de funcionamiento y mantenimiento un 7%-8% y aumenta el valor de tasación por la calidad de su construcción hasta un 25% en el caso de la rehabilitación.
  • Envolvente térmica óptima y sin filtraciones de aire. Constan de una envolvente térmica dispuesta de aislamiento térmico, ya sea a través de SATE o fachada ventilada, y de unas carpinterías de altas prestaciones (ventanas de doble acristalamiento, cámara de aire y vidrios con bajas emisiones).
  • Instalaciones eficientes: calefacción, iluminación y domótica. En lo que respecta a la calefacción, hay varias alternativas: calderas de biomasa, calderas de condensación, bombas de calor aire-agua o calefacción por suelo radiante. En cuanto a la iluminación,
    la apuesta principal es el uso de elementos de bajo consumo tipo halógeno. A estos
    componentes se suelen añadir electrodomésticos de bajo consumo y paquetes de
    domótica que permiten la automatización en el uso de las instalaciones.
  • Autosuficiencia energética y sistemas de ahorro de agua. La autosuficiencia es una de
    sus principales características, y se consigue gracias a la colocación de placas
    fotovoltaicas, generadores eólicos, colectores solares, bombas de calor geotérmicas, etc.
    En cuanto al ahorro de agua, algunos sistemas que suelen utilizar son los aireadores en
    los grifos que limitan el caudal saliente, grifos monomando, inodoros de doble descarga,
    sistemas de reutilización de agua de la ducha y lavabo…
  • Formas sencillas y compactas y orientación adecuada. El diseño determina gran parte del comportamiento térmico y acústico de un inmueble. Por ello, este tipo de viviendas
    suelen optar por formas sencillas y compactas, ya que las pérdidas de energía se
    producen, sobre todo, a través de las fachadas y cubiertas. Otro aspecto importante es la orientación: en climas fríos, se orientará hacia el sur, y en climas cálidos se aprovecharán de sombras de árboles u otros edificios para mantener los rayos de sol a raya. También suelen añadirse otros elementos como ventanas bien dimensionadas y localizadas, mecanismos para evitar deslumbramientos o ganancias de calor no deseadas, sistemas de aprovechamiento de la luz natural, etc.
  • Ventilación diferente que garantiza la calidad de aire interior. Para conseguirlo, cuentan
    con un sistema de ventilación mecánica o natural que permite mantener un ambiente
    interior respirable y fresco, aportando aire limpio, por un lado, y eliminando los
    contaminantes generados in situ, por otro.
  • Materiales respetuosos a lo largo de su vida útil. Más allá de su origen natural, los
    materiales utilizados tienen un impacto ambiental reducido desde su producción,
    transporte, uso y eliminación. En el caso de rehabilitaciones, se aprovecha parte o la
    totalidad de los elementos que componen la construcción original (cimentación, muros
    de fachada, tabiquería…) o se opta por la reutilización.
  • Se celebrarán de junio a septiembre en Cádiz, Madrid, Valencia, Málaga, Barcelona, Bilbao, Burgos y Segovia.
  • La asociación valora muy positivamente la celebración de encuentros y jornadas con profesionales del sector para poder transmitirles las ventajas de las cubiertas inclinadas en materia de diseño, eficiencia energética y sostenibilidad.

La formación de los profesionales y la difusión de las ventajas de la cubierta inclinada son dos de los objetivos fundacionales de la asociación Promotejado. La asociación da un paso más en su cumplimiento con la celebración de un ciclo de jornadas organizadas por Infoedita y en las que Promotejado será uno de los participantes.

El ciclo comienza el próximo 6 de junio en Málaga y terminarán el 12 de diciembre en Madrid. Entre medias se celebrarán otras seis jornadas en Cádiz, Segovia, Burgos, Valencia, Barcelona y Bilbao.

El objetivo de este ciclo de jornadas es dar a conocer entre los profesionales del sector de la edificación las ventajas del uso de las cubiertas inclinadas, entre las que cabe destacar su modernidad y estética, y sus prestaciones técnicas en eficiencia energética, durabilidad, bajo mantenimiento, confort y habitabilidad.

Promotejado en cada una de estas jornadas resaltará la importancia que la cubierta inclinada tiene en la consecución de un diseño moderno y estético. “Las posibilidades de diseño geométrico son infinitas. Una cubierta inclinada no tiene que tener siempre una estética tradicional. La inclinación de los planos de cubierta es perfectamente compatible con un diseño contemporáneo”, asegura Alfred Vincent, presidente de Promotejado.

Otro de los aspectos que hay que tener en cuenta en cuanto a su estética son las posibilidades de diseño que aporta a la fachada, con una gran variedad de acabados, que pueden incluso compartirse con otros paramentos del edificio. Vincent recuerda que “en muchas ocasiones la cubierta se integra en la fachada y es una cara más de la envolvente a la que no siempre se le saca todo el partido y que se presta a diseños audaces e innovadores”.

Pero además de estos criterios estéticos, en una cubierta inclinada también hay que valorar otros criterios tan importantes como la eficiencia energética que aporta. Con una cubierta inclinada se obtiene un 12,5% más de compacidad de media, para la misma superficie útil interior. Además, la posibilidad de ventilar toda la superficie de la cubierta, mejora la temperatura interior tanto en verano como en invierno.

En definitiva, gracias a este tipo de cubiertas obtenemos un mejor balance energético y ahorros de hasta el 15% más que en otros tipos de cubiertas.

Por último, en estas jornadas se abordará un tema de completa actualidad, tras la reciente aprobación del Real Decreto sobre Autoconsumo Eléctrico. “En el ámbito de las energías renovables, la cubierta inclinada tiene muchas ventajas. La instalación es más fácil en un soporte que ya tiene la inclinación y los paneles se encuentran más protegidos, además de que las pérdidas por ventilación son menores. La integración a nivel estético también cuenta, y es bastante mejor”, manifiesta el presidente de Promotejado.

Cuatro de estas ocho jornadas celebradas junto a Infoedita se enmarcan en el Foro de Innovación en la Arquitectura, Construcción y Rehabilitación, DPAForum, un punto de reunión anual que tiene lugar en distintas localidades de España y en las que el sector puede encontrar, de manera práctica y sencilla, soluciones, técnicas e ideas innovadoras para aplicar a los proyectos reales de su actividad diaria.

Jornadas Infoedita

  • 11 junio.- Cádiz
  • 17 octubre.- Segovia
  • 14 noviembre.- Burgos
  • 12 diciembre.- Madrid

DPA Fórum Infoedita

  • 6 junio.- Málaga
  • 24 octubre.- Valencia
  • 7 noviembre.- Barcelona
  • 28 noviembre.- Bilbao

Julián Domínguez, socio director de Cip Arquitectos, abría el foro con una predicción que han compartido el resto de los ponentes: “Estamos abocados a la industrialización y, por tanto, la mano de obra futura tendrá otras características y pedirá otras condiciones, tendrá mucho más que ver con trabajar en una fábrica y en una cadena de montaje, que estar a pie de obra”. José Antonio Tenorio, investigador titular de CSIC, puntualizó que la industrialización lleva muchos años con nosotros, pero que es ahora cuando se está reinventando y añadió: “La empresa que no se esté industrializando ya, quedará fuera del mercado y no podrá llegar a las prestaciones que le pide la reglamentación. Los edificios del futuro van a ser industrializados sí o sí”.

En ese sentido, Ángel Fernández, gerente de industrialización de Aedas Homes, apuntó que la industrialización pivotará sobre la estandarización y refirió el caso particular de la compañía: “Hace un par de años que detectamos una gran ineficiencia en el proceso promotor y creemos que la industrialización es un proceso imparable, que no solo tiene que ver con la manera en la que se construye una vivienda, sino con que todos los agentes que participamos nos involucremos en la cadena de valor. Ahora contamos con nueve promociones industrializadas en marcha y unas 200 viviendas unifamiliares diseñadas y fabricadas mediante sistemas industrializados modulares, ya sea con estructuras de acero o de hormigón. Las ventajas son enormes, pero se resumen en cuatro: certitud en plazo, costes, calidad y seguridad”.

Begoña López, directora comercial de Normetal abundó en la idea de que la ndustrialización es un proceso necesario. “En otros países tiene desde hace tiempo peso específico importante en su economía y en España es necesario que se vayamos a eso y minimicemos la forma de trabajar tradicional. Antes pensábamos que la industrialización era prefabricación y algo de menor calidad, pero, en realidad, es profesionalización. Eso sí, hay que contemplarla desde el momento de inicio –cuando hacemos el proyecto de arquitectura e ingeniería de detalle– hasta el desarrollo final. Esto lo que nos permite es planificar y prever. Facilita el trabajo a la dirección facultativa y a los promotores y además consigue unos estándares de calidad muy elevados. La industrialización es mejorar y ser más sostenibles, porque casi todos los materiales son reciclables y se realiza una gestión de residuos controlada”.

Durante el debate, sin embargo, también se pusieron de manifiesto algunos de los obstáculos para que avance esta nueva fórmula. Fernando Moliner, consejero delegado de Activitas, remarcó la voluntad del sector de sumarse al progreso, pero mencionó algunas trabas para conseguirlo: “Existe la tecnología disponible, pero la realidad es que el porcentaje de industrialización es muy bajo porque no hay suficiente industria auxiliar para industrializar nuestro sector. Cuando un sector se industrializa la sociedad puede pedirle que sea más eficiente en costes, pero para eso tiene que tener una economía de escala, con una industria auxiliar certificada, homologable y que pueda exportar sus productos. Medir en obra es un atraso, una aberración y uno de los grandes enemigos de la industrialización. Si hacemos estos deberes, mejoraremos en los ratios de competitividad mundial, porque esto ha venido para quedarse. Pero, ahora bien, la industrialización tiene que tener un valor diferencial, tenemos que hacer productos únicos, diferentes, como hace la industria automovilística”, remarcó. Y añadió que las ordenanzas municipales son
todavía son un escollo, “pues algunas definen hasta el material de la fachada y esto es sorprendente e inaudito”.

Por su parte, Sandra Llorente, directora de innovación de Vía Célere, insistió en que la formación técnica y de personal es básica: “Si no tenemos eso, la industrialización puede convertirse en algo negativo. Esto tiene que venir ayudado de otras metodologías para afrontar con éxito estos proyectos y una de ellas debe ser promover la innovación también en nuestras propias compañías si queremos ser competitivos”.

Igualmente, Gonzalo del Río, director técnico de Kronos, mostró su apuesta por la industrialización: “Pero con cierta cautela, porque hay que trabajarlo muy bien. El mercado de la mano de obra como la conocíamos ha desaparecido, así que no nos va a quedar otra que industrializar, pero hay mucho camino por recorrer”, concluyó.

  • El primero de los encuentros de esta serie ha tenido lugar en Barcelona y ha estado moderado por el periodista de La Vanguardia Antonio Cerrillo.
  • Los expertos han coincidido en señalar que el tiempo apremia para buscar soluciones que, como la rehabilitación de edificios, sirvan para luchar contra el cambio climático.
  • Se percibe una mayor concienciación ciudadana y un conocimiento de los profesionales que invitan a la esperanza.

“En el mundo de la rehabilitación nos falta un mayor conocimiento, una mayor profesionalización y, probablemente una regulación más exigente”, con estas palabras que resumen los grandes retos a los que se enfrenta el sector de la rehabilitación de edificios, Ramón Ros, director General de URSA inauguraba el primer encuentro de la serie Diálogos URSA.

El primero de estos encuentros ha tenido lugar en Barcelona y ha estado moderado por Antonio Cerrillo, periodista de la Vanguardia especializado en información medioambiental. Ha contado con la participación como ponentes de Jordi Marrot, responsable de sostenibilidad en el Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Barcelona; Bruno Sauer, director General de Green Building Council España (GBCe); Jordi Mas, arquitecto experto en Rehabilitación de Edificios y miembro del Grupo de Trabajo por la Rehabilitación (GTR); Xavier Casanovas, profesor de la Universitat Politècnica de Catalunya y presidente de RehabiMedElvira Carles, directora de la Fundación Empresa y Clima y Josep Sole, responsable Técnico de URSA.

Según datos del Ministerio de Fomento, se rehabilitan unas 25.000 viviendas/año, cuando los expertos calculan que, para cumplir con los compromisos internacionales suscritos en materia ambiental, deberíamos estar rehabilitando, con criterios de eficiencia energética, más de 250.000 hasta 2050. URSA, consciente de que el ritmo rehabilitador de edificios es muy escaso en nuestro país, cree que España necesita un cambio de modelo que le permita cumplir con los compromisos internacionales de lucha contra el Cambio Climático, la reducción de las desigualdades urbanas, la mejora de la salud y de la calidad de vida de los ciudadanos, con viviendas más confortables y accesibles y la creación de empleo. La búsqueda de este cambio ha motivado la organización de este primer encuentro-debate.

Para muchos de los expertos, España no está sabiendo aprovechar las oportunidades y el tiempo juega en su contra. Así lo cree el director General de GBCe, Bruno Sauer, “hemos tardado 10 años para que en obra nueva la sostenibilidad esté presente en el debate. Tenemos que evitar que pasen otros 20 años para que hablemos de este tema en rehabilitación de edificios. Con él coincidió el responsable del Área Técnica de URSA, Josep Solé, aunque aportó una visión más esperanzadora, “las cosas van cambiando poco a poco y soy optimista. Hace 10 o 15 años cuando se hablaba de eficiencia energética, los debates contaban con tres ponentes y dos personas en la sala. Hemos necesitado pasar estas etapas y ahora es el momento en el que encontramos un “feeling” de concienciación que todavía hay que concretar un poco más”.

También positiva se mostró Elvira Carles, directora de la Fundación Empresa y Clima, “volveremos a alinearnos con las políticas europeas. Sin duda alguna, el Acuerdo de París, que sustituirá muy pronto al Protocolo de Kyoto, nos va a marcar un antes y un después de su aplicación. Es necesario que las emisiones estén reguladas porque ahora mismo no lo está ni el 40% de ellas”.

A lo largo de la sesión de debate se abordaron asuntos como las políticas y recursos públicos para el fomento de la rehabilitación, qué modelo público-privado se necesita para movilizar el sector, cómo debería ser el Plan Estatal de Rehabilitación en España, cómo trabajar con las comunidades de propietarios o qué tipo de financiación necesitan estos proyectos entre otros asuntos.

Xavier Casanovas abordó el asunto de las subvenciones a la rehabilitación energética de edificios de las que se declaró “muy poco partidario, tal como están funcionando actualmente”. Según el profesor de la UPC y presidente de Rehabimed, “La subvención incrementa los ingresos, por lo que aproximadamente un 30% vuelve al Ministerio de Hacienda. No hay exenciones de IVA, ni IVA reducido. Hay que pensar en otras fórmulas más útiles y con menos incertidumbres para el ciudadano”.

Las nuevas tecnologías, los materiales y los conocimientos también fueron abordados por los expertos. El responsable de Sostenibilidad del Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Barcelona, Jordi Marrot, apuntaba en este sentido, que “no somos el sector más innovador de la industria, pero sí hemos avanzado mucho. Necesitamos la ayuda de las normas, que hoy en día en nuestro país siguen pensando más en obra nueva que en la rehabilitación del parque edificado”.

Jordi Mas, experto en Rehabilitación y miembro del GTR, afirmó que “tenemos que generar proyectos para comunidades de vecinos que sean atractivos y que combinen todas las posibilidades desde aislamiento, fotovoltaica, sensores… etc”.

Diálogos URSA nace para dar respuesta a los principales retos de la edificación sostenible en España. Con un formato muy dinámico y una visión propositiva, estos encuentros servirán para mostrar las opiniones y propuestas de soluciones de los expertos más destacados y de un público muy participativo elegido por sus conocimientos y experiencia en las materias propuestas.

Dialogos URSA Dialogos URSA Dialogos URSA

La salida de la crisis económica de los últimos años ha venido marcada por una revitalización del sector de la construcción, que lejos de quedarse sólo en el parque de viviendas, ha afectado al sector industrial: en los últimos tiempos, la construcción de naves industriales está en plena expansión.

La nave industrial es una estructura o edificación que se diseña y construye para el sector de producción, transformación, manufactura, ensamble, almacenaje y distribución. Para su construcción es necesario contar con terrenos destinados a este tipo de estructura, conocidos como parques o polígonos industriales.

Contrariamente a lo que se piensa, las naves industriales no son estructuras  de uso reciente, sino que se utilizan desde la época de la Revolución Industrial, aunque con notables avances: en aquel tiempo estos edificios no contaban con iluminación ni calefacción.

El paso previo antes de cualquier otra gestión es solicitar un presupuesto de construcción de naves, que debe detallar todas las características de la misma para ser realista: no sólo las medidas y materiales, sino el futuro uso que tendrá, las instalaciones incluidas, la forma de construcción (cuando se  trata de paneles prefabricados los costes disminuyen sensiblemente), etc.

Una vez aprobados proyecto y presupuesto, se puede pasar a construir la nave, lo que se realizará siguiendo los pasos descritos a continuación:

Desbroce del solar

También se conoce como preparación del terreno. En esta primera fase se acondiciona toda la zona para eliminar las imperfecciones y obtener un terreno liso, preparado para la siguiente parte.

Cimentación

Este punto depende de los resultados del estudio de terreno que se realizó en la primera fase. Además, depende del tipo de nave que se construirá. Para esto, se realiza la apertura de riostras y zapatas, con el fin de construir una base sólida que sea capaz de transferir todo el peso de la edificación.

Estructura

Está generalmente está formada por vigas de acero, ubicadas en puntos específicos para que logren soportarse en sí mismas. Dichas vigas son distintas y varían según el tipo de superficie y el uso que tendrá la nave. Hay vigas tubulares, pretensadas, celosías, perfiles de sección variable y perfiles de alma llena, entre otras. Este punto consiste en levantar el esqueleto de la nave.

Cerramiento

El siguiente paso es colocar las paredes de la nave, cuyos materiales pueden variar: paneles o bloques de hormigón, paneles sandwich, laminas acanaladas… Además, en este punto se determinan las aberturas de la nave: puertas de entrada y salida, ventanas y demás vanos.

La cubierta

Es el último elemento que se construye y el último paso de la construcción. Para esto hay varias opciones. La cubierta metálica simple, que se fabrica con chapas metalicas en acero galvanizado o prelacado; la cubierta metálica de panel sandwich, la cual consiste en paneles prefabricados de chapa con núcleo de lana de roca; cubierta in situ, compuesta por una chapa inferior fijada a la estructura; y la cubierta tipo Deck, compuesta por tres elementos básicos: chapa, aislamiento y  lámina impermeabilizante. El espesor de estas cubiertas depende directamente de las necesidades que demande la nave.

Contacta con nosotros si está interesado en la construcción de naves industriales.

 

  • Expertos reclaman en la Universidad de Navarra el compromiso de las administraciones en la transición energética

Rehabilitar el parque de viviendas es una asignatura pendiente en España”. Así lo afirmó el arquitecto César Ruiz-Larrea, especialista en Arquitectura Sostenible, durante una jornada sobre energías renovables y autoconsumo celebrada en la sede de posgrado de la Universidad de Navarra en Madrid. El encuentro analizó el futuro de la arquitectura en relación a la nueva ley de autoconsumo aprobada por el gobierno en abril de este año y presentó el proyecto europeo de investigación H2020 SABINA.

Como tenemos buen clima la normativa ha sido muy permisiva y se ha construido mal. Solo con regenerar el 10% del patrimonio bajaríamos de forma brutal las cifras de consumo global”, agregó. Ruiz-Larrea criticó en este sentido la “pasividad” de los organismos públicos para hacer posible una arquitectura responsable: “La arquitectura es un sector secuestrado por el suelo”, señaló. “No podemos aplicar ningún sistema porque el precio de venta ya está fijado”, indicó.

A su juicio, la arquitectura debe funcionar como un organismo vivo: “Los edificios deberían ser como los árboles, con posibilidad de cambiar sus condiciones termodinámicas según las necesidades de quienes los habiten”.

La transformación del sector energético

Por su parte, Paula Abreu Marques, directora de la Unidad de Renovables de la Dirección General de Energía en la Comisión Europea, destacó el importantísimo papel de los ciudadanos en la transición energética: “Las renovables están ganando a la opinión pública, sobre todo a los jóvenes. Algunas empresas energéticas han cambiado ya su nombre”, remarcó. “Los ciudadanos tendrán la oportunidad de participar más, de ser más activos en esta transición energética. Su papel no se puede menospreciar”, sostenía.

Desde el sector energético, Juan Ríos Sánchez, director de Planificación y Regulación de Iberdrola Distribución Eléctrica, afirmó que el sector eléctrico está en proceso de una absoluta transformación, en la que el cliente es el centro. “Los contadores inteligentes, por ejemplo, empoderan al cliente convirtiéndolo en un elemento activo del proceso”, dijo. Asimismo, destacó la importancia del compromiso proactivo de las administraciones locales con los modelos Smart Cities, para que haya puntos de recarga para los vehículos. “Y su papel clave como facilitadores del proceso, tanto en movilidad como en infraestructuras, energía y cultura, principalmente desde la educación”, concluyó.

Proyecto SABINA

La Jornada “Retos Ciudad y Energía. Edificios energéticamente flexibles, proyecto SABINA” coincidió con el Encuentro semestral de los socios del Proyecto SABINA, financiado por la Unión Europea con un presupuesto de 4,6 millones de euros. La iniciativa, en la que participan nueve socios de siete países, va a testear un sistema desarrollado mediante inteligencia artificial tanto bajo condiciones de laboratorio como en tres edificios no residenciales reales ubicados en Dinamarca y Grecia.

Carlos Fernández Bandera, investigador principal de este proyecto por parte de la Universidad de Navarra, explicó la necesidad de entender cómo respira un edificio, ver en qué momentos se genera más energía -que a veces se desaprovecha- y conseguir aprovechar esa energía sostenible que genera el propio edificio durante el día para satisfacer la demanda durante las horas de máxima necesidad.

El proyecto SABINA trabaja con unos algoritmos que, según el profesor e investigador Fernández-Bandera, están dando los primeros resultados muy positivos. “Queremos clonar edificios”, recalcó. “Sacamos los datos térmicos, de uso, etc. de un edificio monitorizado durante más de dos años y los reinyectamos en el modelo virtual, de manera que con inteligencia artificial convertimos el edificio en una batería térmica”.

Jornada Sabina

 

  • El Consistorio aportará a la entidad paritaria 100.000€ para el seguimiento y control de la seguridad y salud en obras municipales, y le cede una parcela de 16.000 m2 en Vicálvaro

El presidente de la Fundación Laboral de la Construcción de Madrid, Francisco Ruano Tellaeche, y el delegado del Área de Gobierno de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid, José Manuel Calvo del Olmo, han firmado hoy un acuerdo para promover la mejora de la seguridad y salud laboral, en el trabajo en las obras de construcción, de nueva planta o de rehabilitación y/o reforma, en edificios del término municipal madrileño.

Por parte de la Fundación Laboral de la Construcción de Madrid también han asistido al acto de firma su vicepresidente, Miguel Rosa Fernández (CCOO de Construcción y Servicios), el secretario sectorial de Construcción de UGT-FICA y miembro del Consejo Territorial de la entidad en Madrid, Álvaro Recio Martín, y su gerente, Francisco Castrillo Mancebo.

Con el fin de abordar la elevada siniestralidad registrada en un sector prioritario para la economía española, como lo es la construcción, la entidad paritaria y el consistorio madrileño han decidido impulsar el fortalecimiento de los mecanismos ya existentes para garantizar la seguridad de las obras y paliar el índice de siniestralidad. Para ello, ambas entidades potenciarán la realización de actuaciones complementarias eficaces en materia de prevención de riesgos laborales sobre el tipo de obras mencionadas.

Subvención de 100.000€ y cesión de una parcela de 16.000 m2

Como prueba de su compromiso, el Ayuntamiento de Madrid aportará a la Fundación Laboral una subvención de 100.000€, para el seguimiento y control de la seguridad y salud en obras municipales, y le ha cedido, por un periodo de cuatro años, una parcela de 16.000 m2 en Vicálvaro, contigua adonde la entidad paritaria tiene su sede social y principal Centro de Formación de la Comunidad de Madrid.

La parcela albergará una nueva aula de formación, en la que se impartirán toda clase de cursos relacionados con la mejora de la seguridad y la salud en el empleo, la implementación de la eficiencia e innovación tecnológica en el ámbito de la construcción, favoreciendo la actualización y sostenibilidad futura de este sector económico esencial.
Entre los compromisos de la Fundación Laboral destacan: proporcionar formación, orientación y actuaciones de promoción del empleo a las empresas y trabajadores del sector objeto del acuerdo; organizar y realizar visitas a obras para la mejora de la prevención por parte de los empresarios y de los trabajadores, vigilando el cumplimiento de la normativa de prevención de riesgos laborales en el ámbito de las obras realizadas en la ciudad de Madrid, ejecutadas por empresarios/empresas de la construcción, según se regule en el convenio de subvención que se tramite por el Ayuntamiento madrileño; hacer propuestas para la disminución de la siniestrabilidad en el marco del referido convenio, y fomentar campañas de carácter público e institucional sobre seguridad y salud en la construcción que puedan realizarse.

El Instituto de Tecnología Cerámica (ITC) presentará mañana en su sede de Almassora (Polígono Industrial SUPOI-8) de 10:00 a 11:30 horas el Informe del consumidor 2019.

El Informe del Consumidor 2019 es una publicación que ha contado con el apoyo del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE) de la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo de la Generalitat Valenciana, llevada a cabo por el Observatorio de Mercado del ITC, el cual, junto al Observatorio Tecnológico y el Observatorio de Tendencias Cerámicas, conforma la gran plataforma del Observatorio Cerámico creado por el ITC en 2006.

A la cita, gratuita, aunque con inscripción previa, han prometido asistir más de 70 personas representantes de diversas empresas del sector cerámico interesadas en conocer, según ha manifestado Gustavo Mallol, Director de AICE: “el resultado de estudios y análisis exhaustivos sobre el proceso de compra de un recubrimiento, en qué consiste ese concepto, cuándo tenemos la necesidad de adquirirlo y qué criterios nos empujan a realizar la compra, cómo nos informamos u orientamos antes de la adquisición, de qué tipologías de recubrimientos hablamos, cómo están posicionados, cómo evaluamos, como consumidores, las diferentes alternativas que tenemos y cómo se produce la decisión de compra, haciéndose evidente en este punto el peso de la mujer, que está especialmente presente en todo el proceso, incluida la satisfacción de la etapa post-compra en donde se revela la fidelización o no al recubrimiento adquirido”.

El Informe se puede descargar gratuitamente desde https://bit.ly/2WjsWIG