• La startup española facturó más de medio millón de euros en 2019, se halla en situación de rentabilidad desde 2019, y cuenta con el respaldo y el apoyo financiero del Grupo G. Junquera marítima, S.L.
  • SotySolar ha gestionado, hasta la fecha, más de 1.000 instalaciones en todo el territorio nacional
  • Su revolucionario modelo de suscripción sin permanencia busca dar el impulso definitivo a la energía solar fotovoltaica en España con una propuesta apta para que todo el mundo pueda escoger ahorrar mediante energía verde
  • El autoconsumo fotovoltaico permite ahorros de en torno al 60-70% en la factura desde el primer mes

La startup asturiana SotySolar, compañía especializada en energía procedente del sol y en autoconsumo eléctrico, que recientemente lanzó un revolucionario modelo de suscripción sin permanencia para instalar placas solares acaba de anunciar que ha experimentado un crecimiento del 275%.

Fundada en 2016, la startup española ha gestionado más de 1.000 instalaciones en todo el territorio nacional hasta la fecha de hoy, con una facturación superior al medio millón de euros y es rentable desde 2019.

SotySolar cuenta con el respaldo y el apoyo financiero del Grupo G. Junquera marítima, S.L. El grupo asturiano cuenta con una trayectoria centenaria en el sector marítimo, desde 1918, y, siempre interesado en la sostenibilidad medioambiental, busca en los últimos años negocios con gran proyección vinculados a la sostenibilidad y la eficiencia energética. Por ello, a finales de 2019 comenzó con el apoyo, el acompañamiento empresarial y la participación en la sociedad SotySolar. Ya había apostado anteriormente por otras compañías emergentes en movilidad eléctrica. El Grupo G. Junquera marítima, s.l. se compone actualmente de 7 compañías, 2 asociadas y 2 alianzas; con un total de 80 empleados.

Actualmente el equipo operativo de SotySolar está compuesto por 15 jóvenes talentos y principalmente, son expertos y apasionados del mundo de la energía y promueven un movimiento de autoconsumo. Además, cuentan con un equipo de 150 instaladores profesionales repartidos por todo el territorio español.

Empoderar al consumidor con energía verde y barata

Recientemente, SotySolar revolucionaba el sector energético con la introducción de un modelo de suscripción solar sin ningún tipo de inversión inicial, ni permanencia ni penalización. Este nuevo modelo está permitiendo una mayor capacidad de elección para los propietarios de viviendas y empresas a la hora de apostar por el autoconsumo fotovoltaico, el cual permite ahorros de en torno al 60-70% en la factura desde el primer mes con independencia de las subidas eléctricas, y todo mediante energía 100% verde.

Su modelo de suscripción tipo ‘Netflix’ no requiere inversión de entrada ya que la compañía corre con todos los gastos de la instalación. Además, no hay ninguna permanencia, el cliente puede darse de baja cuando lo desee sin coste ni penalizaciones. El pago es de una cuota mensual fija, que va en función de sus consumos y del número de paneles que se recomiende instalar. Cada instalación solar está hecha totalmente a medida por los expertos de SotySolar, que le calculan el ahorro y se lo comunican de forma 100% transparente antes de proceder, además de gestionar todos los permisos necesarios.

Por otro lado, si el cliente quiere adquirir la instalación en algún momento, le descuentan del precio de mercado de ese momento las cuotas ya pagadas.

Queremos dar el impulso definitivo a la energía solar en nuestro país con una propuesta honesta y apta para todo el mundo. Buscamos modernizar nuestra sociedad, empoderando al consumidor para que sean dueños de su propia energía, contribuyendo al medioambiente con energía verde y barata. Nuestro modelo no lo hace posible sólo para una élite, sino para todos los ciudadanos que lo deseen ya que no exige ningún compromiso al cliente: ni desembolso inicial, ni permanencia ni penalización si deciden darse de baja en cualquier momento”, destaca Daniel Fernández, cofundador de SotySolar.

  • UCI, entidad especialista en financiación sostenible de la vivienda, a través de créditos.com, apunta en el Día del Urbanismo las reformas fundamentales para mejorar los edificios de vivienda en España, de los que solo 1,4 millones de un total de 10 millones tienen fecha de construcción posterior a 2002.
  • Los elementos que más sufren y más necesitan rehabilitación son fachadas y cubiertas de edificios. A estos se suman las reformas en aras de la accesibilidad y de sistemas de calefacción para hacerlos más eficientes, así como la instalación de placas solares.
  • Si se vive en un piso, reformar únicamente la vivienda individual no logra alcanzar todos los objetivos de eficiencia energética y sostenibilidad, porque las principales problemáticas en esta materia se dan en elementos comunes.
  • Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana, Castilla y León y Comunidad de Madrid, las cinco comunidades que concentran la mayor parte de estos edificios mal conservados.

Este domingo, 8 de noviembre, se celebra el Día Mundial del Urbanismo. Se trata de un día para promover la concienciación en la creación y manejo de comunidades urbanas sostenibles, un objetivo compartido por UCI, Unión de Créditos Inmobiliarios, entidad experta en financiación de la vivienda, que cuenta con varias líneas de trabajo para promover la proliferación de comunidades de vecinos sostenibles, saludables y respetuosas con el medio ambiente en España.

Pero ¿cómo es la salud de los edificios españoles? Según datos del INE, en nuestro país existen casi 10 millones de edificios de viviendas, la mayoría de ellas con una antigüedad media muy acusada, pues solo 1,4 millones se han construido después del año 2002. Es más, según datos del catastro, casi un 20% de edificios de las principales capitales de provincia se levantaron en la década de los 60. No es de extrañar, dado este envejecimiento, que todavía un gran porcentaje de edificios se encuentren en mal estado de conservación y casi 8 de cada 10 sigan sin ser accesibles. Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana, Castilla y León y Comunidad de Madrid son las regiones que concentran la mayor parte de estos edificios mal conservados.

A pesar de las ayudas públicas para tal fin, en el conjunto nacional sigue existiendo un gran desconocimiento por parte de las comunidades vecinales y tampoco existe una estrategia para la rehabilitación de edificios, enfocada principalmente en la eficiencia energética y en reformas puntuales.

¿Cómo crear, entonces, edificios vecinales más eficientes y sostenibles? ¿Todo debería concentrarse en nueva construcción o también es posible con rehabilitaciones? En España la compraventa de viviendas de segunda mano sigue liderando el mercado. Este año, el sector inmobiliario estima que se cerrará con alrededor de 450.000 compraventas de vivienda, de las que alrededor de un 80% será de segunda mano.

Acometer obras de reforma en inmuebles individuales es un buen paso, pero a veces se queda a medio camino, pues las principales problemáticas para la eficiencia y sostenibilidad de los hogares se da en elementos comunes como las fachadas, cerramientos o sistemas de calefacción central. La rehabilitación de edificios es, por tanto, clave para su buena conservación, la mejora de su accesibilidad, el confort, la eficiencia energética y la sostenibilidad. En España, además, existen ayudas públicas para estas mejoras. Desde UCI, a través de créditos.com, apuntan cinco obras de rehabilitación fundamentales que permitirán cambiar el estado actual de muchos edificios en nuestro país y su revalorización:

  1. Sistema de calefacción central: muchas comunidades de vecinos cuentan con antiguos sistemas de calefacción que funcionan con carbón o gasoil y que se pueden sustituir por sistemas que contribuyen a mejorar la eficiencia energética de las viviendas y ahorrar hasta un 35% en las facturas. Entre los más extendidos, la calefacción de gas o aquella que funciona mediante aerotermia o geotermia, dos energías renovables que ayudan también a la sostenibilidad del edificio.
  2. Accesibilidad: según el informe ‘Movilidad reducida y accesibilidad del edificio’, 100.000 personas con movilidad reducida nunca salen de casa en España por la falta de accesibilidad de su edificio, no en vano un 18% de inmuebles habitados con personas con movilidad reducida no dispone de ascensor. No es de extrañar que todavía siga siendo difícil encontrar edificios de viviendas libres de barreras arquitectónicas, pues solo un 0,6% de inmuebles es plenamente accesible. La ausencia de rampas, pasamanos o ascensores es una constante en los edificios españoles. La rehabilitación de edificios para mejorar su accesibilidad cuenta con ayudas públicas que pueden cubrir gran parte del coste. La cuantía de estas reformas depende, en gran medida, de las necesidades propias de cada comunidad de vecinos. No obstante, la instalación de un ascensor puede ir de los 12.000 a los 80.000 euros; soluciones como plataformas salvaescaleras, entre 7.000 y 15.000 euros, y construir una rampa, entre 200 y 4.000 €. También está cada vez más extendida la cota cero, es decir llevar los ascensores a ras de suelo para mejorar la accesibilidad a los mismos.
  3. Sistema de aislamiento térmico exterior (SATE): una fachada mal aislada del exterior es sinónimo de exceso de frío o calor en los inmuebles, lo que supone un desperdicio energético por la creciente necesidad de contar con sistemas de aire acondicionado o calefacción a una temperatura más elevada para contrarrestar este problema de aislamiento. Para solventarlo, una de las reformas de edificios más habituales es la instalación de un sistema de aislamiento térmico exterior (SATE). Se trata de un material aislante que queda pegado al muro exterior del edificio, normalmente por una fijación mediante adhesivo y fijación mecánica, y funciona como una especie de escudo térmico protector de la vivienda respecto a las temperaturas exteriores. Este sistema contribuye a ahorrar hasta un 40% del gasto energético y su inversión se amortiza en un plazo medio de 5-7 años.
  4. Cubiertas y tejados: son también uno de los principales elementos en edificios para garantizar su impermeabilización y sufren notablemente las condiciones meteorológicas, por lo que es clave limpiarlas y reformarlas. Entre sus principales problemáticas se encuentran las filtraciones de agua. Acometer una u otra reforma dependerá de si se trata de un edificio con cubierta plana o inclinada, y el material que la compone, desde tejas, hierro, cristal o policarbonato. No siempre es necesario una rehabilitación integral, pero si es aconsejable una revisión y mantenimiento periódicos.
  5. Instalación de placas solares: para la eficiencia energética de los edificios una de las mejores recomendaciones es contar con energías renovables, como paneles solares térmicos o fotovoltaicos. Estos paneles ayudan a reducir hasta 18 toneladas al año de gases contaminantes en una sola vivienda y ahorrar en la factura de luz y calefacción.

A través de alguna o la totalidad de estas reformas se podría contribuir a crear edificios más saludables y eficientes energéticamente, que contribuyen también a mejorar la salud y el ahorro de sus habitantes. En UCI, a través de créditos.com, las comunidades de vecinos pueden optar a préstamos con un crédito comunitario para acometer estas rehabilitaciones, con un menor tipo de interés al ser a favor de la eficiencia energética, además de orientarse sobre las ayudas públicas disponibles para esta materia.

Asimismo, UCI cuenta con un acuerdo con la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo de Madrid (EMVS) que le permite ser, a través de créditos.com, una de las entidades financieras disponibles para las comunidades de propietarios que hayan solicitado subvenciones para financiar las obras de rehabilitación para la mejora eficiencia energética en edificios de la capital.

  • La crisis sanitaria que estalló en el mes de marzo en España ha traído consigo una serie de consecuencias en el sector inmobiliario. En concreto, la obra nueva ha experimentado cambios en la demanda, precio y tipo de producto solicitado. Desde RTV Grupo Inmobiliario destacan cuáles son las principales consecuencias

Tras la irrupción de la crisis del coronavirus, todos los sectores se han visto afectados de una u otra manera. Así ha ocurrido con el sector inmobiliario, un sector que ha tenido que adaptarse y apostar por la digitalización, y en el que se han experimentado cambios en la demanda y en el precio. En el ámbito concreto de la obra nueva, la situación es distinta a la venta de pisos de segunda mano. Así lo constata RTV Grupo Inmobiliario que destaca cuáles son las principales consecuencias que está teniendo la emergencia sanitaria provocada por el COVID en la obra nueva.

Poca afectación en los precios

Los precios de obra nueva han continuado creciendo un 4,2% en el primer semestre de 2020, mayor que la segunda mano, que sólo lo hizo un 1,8%. Sí que estamos en un proceso de desaceleración, que la pandemia ha acelerado y que en el caso de alargarse podría generar ajustes de precio. Sin embargo, la previsión es que la crisis afecte poco a los precios de obra nueva debido a que la demanda de obra nueva está muy por encima de la oferta disponible, y una parte importante ya está vendida sobre plano. Si bien es cierto que se retrasará el lanzamiento de nuevas promociones consecuencia del parón económico. “Los incrementos de precios serán mínimos (si los hay) en los próximos meses, dadas las pobres expectativas macroeconómicas del país y la previsible debilidad de la demanda (consecuencia de la incertidumbre de la evolución económica)” sostiene Vicenç Ramón, director gerente de RTV Grupo Inmobiliario. En definitiva, los precios son bastante estables dada la alta profesionalidad del sector promotor comparado con la vivienda de segunda mano en la que predomina el segmento de particulares, más inestable

Retraso en la toma de decisiones

Una de las principales consecuencias que se están dando es que la incertidumbre generada por la pandemia genera un retraso en la toma de decisiones, en especial en proyectos en su fase inicial de venta sobre planos. Sin embargo, se aceleran cuando los proyectos se hallan en una fase avanzada de obra, “esto nos ha ocurrido en la zona del Maresme en los alrededores de Barcelona, donde la pandemia ha acelerado la comercialización de uno de los proyectos (el de Llavaneras), dado que es un proyecto con amplias zonas comunes (piscina, gimnasio), amplias terrazas y con pisos de superficies mucho mayores de los que puedes encontrar en la gran ciudad, y está en una fase de entrega inmediata, que la gente podrá ya disfrutarlos si nos vuelven a confinar” argumenta Ramón.

Consecuencias del teletrabajo: éxodo al extrarradio

La pandemia está acelerando la implantación exitosa del teletrabajo. Esto conlleva que haya un previsible éxodo hacia el extrarradio de las grandes ciudades. El emplazamiento de la vivienda pasa a ser más secundario, y por el mismo presupuesto se va a zonas con mayor calidad de vida y con un mejor producto (mayor superficie, zonas comunitarias, disponen de terrazas amplias y jardines, luz natural, espacio interior amplio para el teletrabajo, etc…). Del mismo modo, conlleva cambio de producto: se busca en la periferia más cercana un mejor producto y de mayor superficie. Las zonas exteriores como los jardines, terrazas y las zonas comunitarias son importantes (piscina, gimnasio, etc). El objetivo es “que el próximo confinamiento nos coja con jardín”.

  • Los compradores de vivienda buscan ahora hogares con unos requisitos muy concretos, lo que les hace plantearse la posibilidad de comprar un terreno y edificar una vivienda totalmente personalizada.
  • Optar por esta vía es un proceso complicado, por ello, se recomienda recurrir a asesoramiento profesional, llevar a cabo una minuciosa planificación o asegurarse de obtener la mejor financiación.
  • Conscientes de la necesidad de readaptar el concepto actual de vivienda, Solvia pone a disposición de particulares, inversores y promotores 1.300 suelos finalistas a precios ajustados para construir.

Disponer de una casa con espacio al aire libre, más metros útiles o, incluso, con piscina, se ha convertido en una prioridad tras la situación de aislamiento vivida durante la pandemia. Ahora, los compradores buscan hogares con unos requisitos muy concretos, lo que les hace plantearse la posibilidad de comprar un terreno y edificar una vivienda totalmente personalizada.

Además, durante el segundo trimestre de 2020, el precio medio del suelo urbano en España ha experimentado un ajuste interanual de un -15,1%, situándose ahora en 139,6€/m², por lo que el momento actual es el propicio para hallar una propiedad de este tipo a un precio más moderado.

Aunque es una alternativa interesante, encontrar la parcela adecuada y adquirirla con la finalidad de construir la casa ideal no es un proceso rápido ni exento de complicaciones. Por ello, los expertos de Solvia explican las claves para realizar con éxito un proyecto como este:

  1. Selección del terreno: el primer paso es llevar a cabo una búsqueda que permita diferenciar entre suelo rústico y suelo urbano o urbanizable. Esto es primordial, porque el suelo rústico no suele reunir las infraestructuras necesarias (suministros de electricidad, agua, saneamientos…) y no es edificable. Por su parte, el suelo urbano ya dispone de esas dotaciones básicas, y el urbanizable aparece dentro del plan de ordenación urbanística como aprobado para construir, aunque precisa del desarrollo previo de un Plan Parcial y de un proyecto de reparcelación para poder construir. Otros parámetros en los que hay que fijarse es en el porcentaje de ocupación (parte de la parcela que se permite ocupar por la edificación) y la edificabilidad (máximos m2 que podrá tener la vivienda a construir sobre el rasante).
  2. Asesoramiento: se recomienda que un arquitecto examine la parcela in situ y valore si tiene posibilidades: si cuenta con buenos accesos, orientación y pendiente del terreno, si tiene la dimensión y el subsuelo adecuados para edificar, etc. Además, podrá proporcionar una estimación general sobre los costes de edificación, lo que ayudará a establecer los primeros contactos con las entidades bancarias para plantear una hipoteca, y, por supuesto, se encargará de hacer el proyecto. También es recomendable contar con el consejo legal de un abogado, que dará asesoramiento en todas las fases del proceso e indicará las diligencias que deben formalizarse en cada momento.
  3. Gestiones previas: una visita al Registro de la Propiedad permitirá solicitar una nota simple y saber si el terreno tiene alguna carga o deuda previa. El siguiente paso será contactar con el Catastro para que facilite una certificación catastral descriptiva y gráfica, así será posible comprobar que los datos de ambos registros coinciden. Por último, es necesario dirigirse al ayuntamiento correspondiente para consultar la normativa urbanística vigente. Esta consulta es fundamental ya que, dependiendo de la legislación, el diseño de la futura casa podría sufrir considerables variaciones (altura, número de plantas…).
  4. Financiación: es importante saber que, en general, los bancos no conceden hipotecas para la compra de terrenos. Si se precisa de financiación, lo más idóneo es solicitar un préstamo o rehipotecar la vivienda actual. Sin embargo, sí que es posible solicitar una hipoteca de autopromoción que, como su propio nombre indica, servirá para financiar la construcción de la vivienda. Este tipo de hipotecas normalmente se dividen en tres tramos: fase inicial (tras la aprobación, para que la obra pueda comenzar), fase de certificaciones (a medida que la construcción sigue adelante) y fase de fin de obra (una vez finalizado el inmueble). En general, estas operaciones cubren el 80% del presupuesto si es primera vivienda y su plazo no suele superar los 30 años de amortización como máximo. Es importante tener presente que para que el banco conceda este tipo de préstamo, es necesario presentar previamente el certificado de propiedad del terreno, la licencia de construcción, el proyecto, el presupuesto de ejecución y el certificado de eficiencia energética, además de los requisitos de solvencia.
  5. Planificación: el tiempo necesario para concluir un proyecto de autopromoción suele ser de unos dos años. Para evitar que se prolongue y que los costes se disparen, es esencial concebir una minuciosa planificación del presupuesto y los tiempos, así como una estudiada coordinación de los profesionales (arquitecto, equipo de construcción…) implicados en cada una de las etapas.

1.300 suelos finalistas de Solvia para particulares, inversores y promotoras

Las circunstancias derivadas de la crisis sanitaria han provocado que, junto a los particulares, las nuevas promociones de vivienda también se quieran adaptar a las necesidades habitacionales actuales, dando ahora mayor importancia a características que antes tenían un interés secundario: más terrazas y zonas exteriores, buena orientación, mayor sensación de amplitud en las zonas centrales del inmueble, ubicaciones tranquilas alejadas de las grandes urbes y con buenas comunicaciones, etc.

Conscientes de esta creciente necesidad, desde Solvia han lanzado una campaña compuesta por 1.300 suelos finalistas a precios ajustados, la gran mayoría para construcción residencial. A través de esta promoción, la firma de servicios inmobiliarios pone a disposición de particulares, grandes inversores y promotores suelos y solares listos para construir, distribuidos por todo el territorio español, especialmente en la Comunidad Valenciana (362), Castilla y León (267), Cataluña (155), Castilla-La Mancha (140 suelos), Andalucía (74), Islas Baleares (62), Comunidad de Madrid (47), Galicia (40), Región de Murcia (39) y Aragón (36).

Por provincias, el mayor número de inmuebles se correspondería con Valencia (167), Castellón (148), Valladolid (96), Guadalajara (76), Burgos (60), León (57), Alicante (47) y Tarragona (44).

La superficie de estos activos inmobiliarios va desde los 30 m2 – 500 m2, más adecuados para demandantes particulares, hasta los 3.000 m2– 70.000 m2, para promotoras o grandes inversores.

 

  • En base al III Análisis Estadístico Nacional sobre Patologías en la Edificación realizado por la Fundación MUSAAT sobre reclamaciones judiciales presentadas por usuarios de viviendas a lo largo de una década.
  • La ausencia o deficiencia de impermeabilización es la segunda causa de patologías en los edificios.
  • “Los materiales de impermeabilización son vitales para garantizar la sostenibilidad y la excelencia del producto”, asegura Gonzalo Causin, presidente de AIFIm.

Las humedades y filtraciones son la primera causa de patologías en la edificación y suponen más del 28% de las afecciones de los edificios. La ausencia o deficiencia de impermeabilización está en gran parte detrás de este problema. Esta es una de las principales conclusiones del “Análisis Estadístico Nacional sobre patologías de la Edificación III”, realizado por la Fundación MUSAAT y cuyos autores son los arquitectos técnicos Manuel Jesús Carretero Ayuso y Alberto Moreno Cansado.

Esta investigación sobre las principales patologías de los edificios toma como base las reclamaciones judiciales interpuestas por los usuarios ante los tribunales de justicia (entre 2008 y 2017). En el periodo estudiado se han analizado cerca de 35.000 patologías incluidas en los expedientes de reclamación presentados por los compradores de viviendas.

“Del análisis detenido de los datos, puede deducirse que solo el primer tipo de patología (humedades y/o filtraciones) representa más de la cuarta parte del total”, señala el informe, que constata que 9.805 de las casi 35.000 reclamaciones estudiadas tienen su origen en la entrada de agua.

Analizando la casuística del problema, la causa denominada “ausencia/deficiencia de impermeabilización” ocupa el segundo lugar solo por detrás de la “falta de esmero y remate en la obra” explicando casi el 10% de las reclamaciones totales.

“Este estudio pone una vez más de manifiesto la importancia de los materiales de impermeabilización, no sólo desde el punto de vista de la sostenibilidad y el confort, sino también de cara a trabajar hacia la excelencia del producto”, explica Gonzalo Causin, presidente de AIFim (Asociación Ibérica de Fabricantes de Impermeabilización). “Además, el perjuicio de una mala planificación tiene efectos económicos y de imagen perversos como queda patente en este estudio”.

Siete de los nueve procesos patológicos de mayor importancia se relacionan con el agua y, por elementos constructivos, las humedades y/o filtraciones son el principal problema no solo en las cubiertas, sino también en fachadas, vierteaguas, medianeras, cornisas o muros, en la mayor parte de los casos por la mencionada ausencia o deficiencia de impermeabilización.

“De los datos obtenidos se deriva que las humedades y/o filtraciones, son significativos en la mitad de las zonas en las que las patologías son más numerosas: cerramientos-distribuciones, cubiertas, cimentación y carpintería exterior”, concluye este informe que busca promover la excelencia y la sostenibilidad en la edificación.

Desde la asociación se señala que, en el caso de un edificio nuevo, la impermeabilización supone menos del 1% del presupuesto global. Vista su importancia en el rendimiento final del edificio nuevo, se plantea fundamental prestar atención técnica y económica a esta partida tan sensible para el valor y el uso del edificio.

“Los estudios que realizamos nos permiten conocer las patologías más habituales en edificación y determinar sus causas y las unidades y elementos constructivos en los que tienen su origen, clasificándolas según su grado de incidencia, posibilitando también relacionar los procesos patológicos con multitud de parámetros tales como la tipología de obra o la zona geográfica”, explica Rafael Cercós, presidente del Patronato de la Fundación MUSAAT.

A partir de las conclusiones, la Fundación MUSAAT diseña y lleva a cabo programas que “promueven la mejora en la calidad de las edificaciones y la reducción de los riesgos de aparición de patologías y, con ello, de los graves perjuicios económicos y sociales que conllevan. Las cubiertas, en concreto, van a centrar buena parte de las investigaciones de la Fundación”, concluye.

  • La construcción sostenible, la salud y la digitalización se convierten en protagonistas de la segunda jornada del Congreso Nacional de Arquitectura Avanzada y Construcción 4.0
  • REBUILD 2020 ha presentado el Offsite Construction Hub, una asociación que nace con el objetivo de promover la industrialización en la construcción

Hoy se ha celebrado en el CCIB de Barcelona la segunda jornada de REBUILD 2020, el evento boutique 100% presencial para impulsar la edificación a través de la digitalización, la industrialización, la sostenibilidad de los nuevos materiales y la descarbonización.

La sostenibilidad y repensar los diseños para conseguir edificios más saludables han sido dos de los grandes protagonistas en la segunda jornada del Congreso Nacional de Arquitectura Avanzada y Construcción 4.0. Marta Fernández, Executive Director del RMIT Europe, ha señalado que “la Covid-19 supone una llamada a la acción sin precedentes para la regeneración y el desarrollo sostenible”, ya que “las personas pasamos el 90% de nuestro tiempo dentro de los espacios y el entorno tiene un gran impacto en nuestra salud”.

Además, el Green Building Council España (GBCe) ha presentado en exclusiva en REBUILD 2020 su informe ‘Salud, espacio y personas’, un estudio sobre cómo el diseño de los edificios afecta al bienestar y la salud de las personas. La presentación ha ido a cargo de Bruno Sauer, director general de GBCe, Ricard Santamaria, director de H.A.U.S. Healthy Buildings, y Rita Barata, directora de marketing de PMMT Forward Thinking Healthcare Architecture, quienes han explicado el impacto que tienen en nuestra salud las condiciones de los interiores donde pasamos más tiempo. En palabras de Santamaría, “la mejora de las condiciones ambientales de los espacios interiores, en los que actualmente pasamos gran parte de nuestro día, puede suponer hasta un 22-28% de mejora en la calidad de vida”.

El Congreso Nacional de Arquitectura Avanzada y Construcción 4.0 también ha dado a conocer el proyecto Zorrotzaurre, uno de los grandes ejemplos de edificación sostenible en España y que se convertirá en uno de los polos residenciales más importantes de Bilbao. De hecho, la isla Zorrotzaurre representa un gran ejemplo de construcción sostenible por sus tres vertientes: la sostenibilidad económica, con la construcción de nueva vivienda en una ciudad en pleno crecimiento; la sostenibilidad social, con la creación de vivienda social; y la sostenibilidad ambiental, con el uso de materiales más sostenibles, el control de las emisiones de CO2, el control de los residuos y la mejora energética.

Por otro lado, Eduardo Bielza, Responsable de producto residencial de Soler & Palau; Isabel Alonso de Armas, Directora de alianzas estratégicas de Habitissimo; Albert Comer, Director de SJ12 y Guillermo Richard, PGI Engineering, han marcado una jornada en la que los Objetivos de Desarrollo Sostenible y los esfuerzos del sector por paliar los efectos del cambio climático han sido los principales protagonistas.

Nace el Offsite Construction Hub, la asociación para promover la industrialización en la construcción

Esta mañana también se ha presentado el Offsite Construction Hub, una asociación que nace con el objetivo de agrupar y representar a todos aquellos agentes participantes en el ciclo de vida de la construcción interesados en promover y promocionar el desarrollo de procesos constructivos con metodología “off site construction”. Además de ser un espacio colaborativo entre startups, emprendedores, profesionales, empresas, instituciones y otros actores para fomentar el aprendizaje, el trabajo coordinado y la co-creación para dar respuesta a retos o desafíos del sector de la construcción, con el fin de conseguir una mejora en la calidad de los procesos constructivos en general y favorecer sistemas de construcción más sostenibles. En la presentación han participado Luis Fernández, Presidente del Offsite Construction Hub y General Manager de Thermochip, y Andrés Navarra, Vicepresidente del Offsite Construction Hub y CEO de Kiwi Homes, quienes han destacado que buscan “crear un nuevo modelo productivo en el que se fomente la investigación colaborativa para producir construcciones de más calidad y eficiencia”.

Digital Twin y la metodología BIM

La digitalización permite tener un poder de decisión mayor sobre el entorno construido, ayudando a la gestión de la sostenibilidad en la edificación. Así lo han manifestado Marc Blasco, Delegado Catalunya y miembro Junta Directiva de IFMA; Antonio Pérez, Fundador y Director General Civigner, y Adrián Used, CEO de atBIM, quienes han comentado “herramientas como el Digital Twin deben ser user-friendly y aportar datos al usuario de la forma más sencilla posible para que les ayuden en la toma de decisiones en los procesos relativos a la sostenibilidad”.

Asimismo, la metodología BIM cobra protagonismo un año más con el REBUILD BIM Summit, en el que José Emilio Nogués Mediavilla, Arquitecto ARQTEAM, ha anunciado NIM (Neighborhood Information Model), un nuevo sistema entre el GIS y el BIM que permite trabajar en la escala del barrio a nivel de dimensión urbana y arquitectónica. Por su parte, Juan González, Director de Planificación y Organización Corporativa de Grupo Avintia, ha recordado que “la digitalización de la edificación no comienza con la mera modificación de los procesos constructivos, sino con un cambio en la manera de actuar que requiere una profunda transformación en la mentalidad”.

El evento ha reunido a un centenar de firmas líderes como BAXI, FINSA, Jacob Delafon, AEDAS Homes, ALDES, KLH, Neinor Homes, Soler & Palau, Zennio, Grupo Avintia y Thermochip, entre otras, que han presentado sus novedades e innovaciones en el sector de la edificación.

  • AIFIm (Asociación Ibérica de Fabricantes de Impermeabilización) dibuja un escenario optimista debido al alza en el volumen de venta de los productos de impermeabilización bituminosos, sintéticos y líquidos, tanto en España como en Portugal
  • “Cada vez se reconoce más el aporte de los materiales de impermeabilización, ya que además de aumentar el grado de confort en el interior de las viviendas, elevan la sostenibilidad del edificio”, asegura Gonzalo Causin, presidente de AIFIm.

La venta de productos de impermeabilización fabricados y comercializados en España y Portugal por las empresas asociadas a AIFim (Asociación Ibérica de Fabricantes de Impermeabilización) constata la tendencia alcista de este mercado durante 2019 con respecto al ejercicio anterior.

Entre la amplia gama de productos de impermeabilización, esta Asociación distingue, en un informe, entre un primer segmento, integrado por láminas bituminosas y sintéticas, y un segundo grupo, de productos líquidos.

El mercado ibérico de impermeabilización de las láminas bituminosas (APP y SBS) y sintéticas (PVC, TPO y EPDM) creció en 2019 un 6%, según AIFIm.

“Estos datos demuestran el mayor aporte de los materiales de impermeabilización, ya que además de aumentar el grado de confort en el interior de las viviendas, elevan la sostenibilidad del edificio de manera directa gracias a sus propiedades ambientales”, destaca Gonzalo Causin, presidente de AIFIm.

Desde AIFIm prevén también que durante 2021 el volumen de venta de productos de impermeabilización líquidos (productos acrílicos, poliuretanos o poliureas) mantenga el buen ritmo iniciado años atrás “debido, sobre todo, al repunte de la rehabilitación y la reforma, al trabajar formatos menores de aplicación más sencilla”, concluye Causin.

  • En los últimos dos años se han duplicado los proyectos Passivhaus, pasando de 80 en 2018 a 162 en la actualidad.
  • Los requerimientos en materia de eficiencia energética que incluye la última modificación del CTE se complementan a la perfección con muchas de las exigencias del certificado Passivhaus.
  • Otros motivos que justificarían el boom de los inmuebles pasivos son que la ventilación mecánica que incluyen puede ayudar a disminuir el riesgo de contagio en espacios cerrados o que, ahora que pasamos más tiempo en casa gracias al teletrabajo, logren reducir a una décima parte el gasto en calefacción.

La construcción orienta su futuro hacia la sostenibilidad. Con la entrada en vigor de la última modificación del Código Técnico de la Edificación (CTE), surge una nueva normativa que reenfoca el sector hacia la eficiencia energética de los edificios, y hacia la salud, el confort y la seguridad de los usuarios. Esto, unido al contexto de reflexión que ha traído la crisis sanitaria en cuanto a los nuevos horizontes que plantea la arquitectura del futuro, ha llevado a que estándares como el Passivhaus estén más en auge que nunca.

Y no es para menos. En términos generales, este tipo de construcciones consiguen, por un lado, espacios interiores mucho más saludables y confortables en cuanto a temperatura, humedad y concentraciones de CO2 y otros patógenos y contaminantes, y, por otro, logran un ahorro energético de entre el 60% y el 90%. Todo ello, gracias a un sistema óptimo de aislamiento térmico que evita la formación de puentes térmicos, a una cubierta completamente estanca al paso de infiltraciones de aire, a unas carpinterías de altas prestaciones (triple acristalamiento, baja transmitancia y correcta instalación), a un sistema de ventilación mecánica con recuperador de calor o a un diseño bioclimático.

Sin embargo, estas ventajas energéticas y constructivas no son los únicos motivos que justifican el boom actual de la aplicación del estándar Passivhaus en España. Con motivo del Día Mundial de la Arquitectura (5 de octubre), los expertos de Sto, entidad de origen alemán con sede en España especializada en la elaboración de materiales y soluciones constructivas para Passivhaus, exponen otras razones que evidencian este auge:

· En los últimos dos años se han duplicado los proyectos Passivhaus. Según la Plataforma de Edificación Passivhaus, asociación sin ánimo de lucro que promueve a nivel nacional los edificios pasivos, actualmente hay en España 162 proyectos de este tipo. Si se tiene en cuenta que la primera vivienda Passivaus se certificó en 2010, y que en 2018 ya había unas 80 construcciones pasivas, de media, se puede concluir que, en tan solo dos años, se ha duplicado la presencia de este sello en nuestro país.

· La actualización del ‘DB HE de Ahorro de Energía’ incluye exigencias similares. Los nuevos requerimientos que incluye el ‘DB HE de Ahorro de Energía’ del Código Técnico de la Edificación (CTE), en vigor desde primeros de julio, se complementan a la perfección con muchas de las exigencias del certificado Passivhaus, lo que hace que este certificado lo tenga más fácil para avanzar en España. No obstante, actualmente, este sello sigue siendo mucho más estricto que el CTE y continúan existiendo grandes diferencias. Entre ellas, las exigencias en cuanto al confort térmico en verano, hermeticidad, ventilación mecánica o puentes térmicos.

· La renovación constante de aire en ambientes interiores, clave para evitar contagios. Según la Plataforma de Edificación Passivhaus, la ventilación mecánica de doble flujo que incluye un inmueble con este estándar puede ayudar a reducir el riesgo de contagio en espacios cerrados. La razón está en su capacidad para extraer el aire viciado del interior y, a la vez, filtrar el aire de impulsión que proviene del exterior, eliminando también los elementos contaminantes. De este modo, se garantiza una calidad ambiental interior óptima a lo largo de todo el año.

· El ahorro en gastos energéticos adquiere mayor importancia al pasar más tiempo en casa. El teletrabajo y la prevención frente al contagio han incrementado el tiempo que pasamos dentro de nuestros hogares. Por ello, ahora es más importante que nunca contar con inmuebles que disminuyan al máximo la demanda energética y que permitan un ahorro económico en este sentido. Algo que un inmueble pasivo certificado consigue de sobra, ya que se ha comprobado que este tipo de viviendas registran una décima parte del gasto que genera un inmueble “convencional” con superficies similares. Y es que, si los costes de calefacción para un piso de 120 m² ascienden, de media, a unos 1.500 euros al año, en un inmueble pasivo del mismo tamaño el gasto sería de unos 150 euros por año.

· Revaloriza un inmueble un 20%. En un mercado inmobiliario en el que el pecio medio de la vivienda está experimentando un ajuste a la baja, aportar valor a los inmuebles para obtener una mayor rentabilidad a futuro será más importante que nunca. En este sentido, la revalorización estimada de certificar un inmueble con el estándar Passivhaus (EnerPhit, si se trata de una rehabilitación) es de, aproximadamente, un 20%, según la Federación Internacional de Profesiones Inmobiliarias (FIABCI).

  • El documento Salud, espacios, personas, presentado hoy en REBUILD, está elaborado por el grupo de trabajo GBCe Salud y ha contado con la participación de destacados expertos en medicina, salud en la edificación o pobreza energética.
  • El informe aborda la interacción entre individuos y edificios e identifica cómo estos afectan al bienestar y salud de las personas en cada una de sus actividades cotidianas.

La relación entre los edificios y la salud de las personas que los habitan es innegable. De hecho, a lo largo de los últimos años, la comunidad científica ha ido desvelando nuevas evidencias que prueban la influencia sobre las personas del entorno edificado.

Términos como calidad del aire interior, compuestos orgánicos volátiles, confort térmico, pobreza energética o síndrome del edificio enfermo se han hecho un hueco en el vocabulario habitual de los profesionales del sector de la edificación, tanto de aquellos encargados de proyectar los edificios, como de los responsables de su ejecución, uso, mantenimiento e, incluso, demolición.

Sin embargo, se planteaba necesario reconsiderar los ámbitos de influencia de los espacios construidos y, sobre todo, recopilar cómo se puede intervenir en los diferentes momentos del proceso edificatorio para mejorar la salubridad de las nuevas construcciones o espacios rehabilitados.

Esta necesidad es la que ha motivado la edición del informe Salud, espacios, personas, presentado hoy en REBUILD y elaborado por el grupo de trabajo GBCe Salud con el apoyo y el patrocinio de H.A.U.S Healthy Buildings, compañía especializada en la construcción de proyectos de edificación en los que la salud y la sostenibilidad son los dos factores protagonistas. Además ha contado con la colaboración de destacados expertos en medicina, salud en la edificación o pobreza energética como Ceferino Maestú, director del laboratorio de Bioelectromagnetismo del Centro de Tecnología Biomédica de la UPM o Daniel Vilavedra, WELL AP, BREEAM Asesor, DGNB Auditor y director de Ecopenta.

Estructurado en seis capítulos, el informe aborda la relación de las personas con el entorno construido y cómo este afecta a funciones vitales como la respiración, alimentación, descanso o movilidad.

Una vez establecidas las premisas en las que los expertos basan la influencia fisiológica de los edificios, el informe aborda las pautas y medidas que deben tomarse en el proceso de diseño y construcción e, incluso, fin de vida del edificio. “Este trabajo de analizar pormenorizadamente cuáles son las intervenciones más adecuadas sobre un edificio para ver cómo pueden mejorar la salud de sus habitantes es lo más novedoso de este informe. Desde un principio, el grupo de trabajo tenía claro que no quería solo realizar una fotografía de la estrecha relación entre edificios y salud, sino dar herramientas a los agentes del sector para que sus intervenciones redunden en una mejora del bienestar y la salud de la población”, asegura Bruno Sauer, director general de GBCe y miembro del equipo de trabajo.

En la misma línea se pronuncia el director de H.A.U.S. Healthy Buildings y coautor del informe, Ricard Santamaria: “Hemos concebido este trabajo como un punto de partida que nos permita impulsar mejores prácticas que ayuden a mejorar el sector, el parque edificado y la salud de las personas. A largo plazo, estas medidas influirán en la reglamentación en materia de edificación y pliegos de contratación y en las herramientas para la evaluación de proyectos en procesos de selección o certificación”.

Otro aspecto novedoso en el enfoque de este informe es que no se limita a realizar recomendaciones en la fase de diseño del edificio o en el momento de su uso, con la posibilidad de realizar rehabilitaciones energéticas que mejoren las prestaciones de salubridad de un edificio. “Además de factores como la elección del emplazamiento o la concepción técnica del proyecto, pasando por su ejecución, hemos querido recoger el conocimiento sobre cómo el uso y mantenimiento de los edificios e, incluso, su demolición y desmantelamiento, influyen en la salud de las personas”, afirma Sauer.

Tomando como referencia que las personas pasamos entre un 80% y un 90% de nuestro tiempo en el interior de los edificios ˗porcentaje que se ha visto incrementado en estos tiempos de pandemia de COVID-19˗, el informe añade un capítulo para analizar cómo el factor tiempo (un día, un año, una vida) condiciona en gran medida la manera en la que el entorno influye sobre la salud y el confort.

El informe es en gran medida un ejercicio por ordenar, mostrar y citar un gran número de indicios que desde diferentes disciplinas relacionan la salud de las personas con las condiciones ambientales en las que estas viven, indicios que en muchos casos el tiempo convertirá en evidencia. Para Ricard Santamaria, “cada vez disponemos de más conocimiento, información y pruebas empíricas que relacionan nuestro trabajo con la salud de los que algún día ocuparan los espacios que ayudamos a diseñar y construir”, asegura. “Es cada vez menos discutible la relación existente entre las condiciones ambientales creadas y la salud y el confort generado, no sólo en el plano fisiológico, también en el cognitivo, desde las sensaciones o el bienestar percibido por nuestro organismo, hasta procesos como el aprendizaje o la memoria, que también están claramente influenciados por nuestro entorno y por los edificios en los que vivimos, trabajamos, nos formamos o disfrutamos de nuestro tiempo de ocio”, concluye.

  • David Martínez, Presidente de REBUILD y CEO de AEDAS Homes, ha hecho entrega del Memorándum a Francisco David Lucas Parrón, Secretario General de Agenda Urbana y Vivienda, en el marco de REBUILD 2020
  • El documento contiene un total de 24 iniciativas recogidas dentro de siete ámbitos de actuación como el acceso de los jóvenes a la vivienda o medidas económicas

REBUILD 2020, el primer evento 100% presencial para los profesionales de la edificación que ha arrancado esta mañana en Barcelona, ha entregado al Gobierno de España un Memorándum con 24 iniciativas para que el sector de la edificación se convierta en motor de la recuperación económica del país.

Durante la ceremonia inaugural, David Martínez, Presidente de REBUILD y CEO de AEDAS Homes, ha hecho entrega del Memorándum a Francisco David Lucas Parrón, Secretario General de Agenda Urbana y Vivienda, en un acto en el que también han participado Janet Sanz, Tinenta d’Alcaldia del Ajuntament de Barcelona; Jaume Fornt, Director de la Agència de l’Habitatge de Catalunya; y Alicia Martínez, Secretaria General de Vivienda de la Junta de Andalucía.

Con el Memorándum, REBUILD 2020 materializa su compromiso para contribuir a la aceleración económica del sector de la edificación. Además, pretende servir de utilidad para las administraciones a la hora de identificar las claves que puedan hacer del sector una pieza clave de la recuperación económica de España y una industria que contribuya en la sostenibilidad, comprometiéndose a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, en la eficiencia energética y en el acceso de los jóvenes a la vivienda.

Medidas que pueden contribuir a subir un 1% el PIB español en 2021

Este Memorándum ha sido elaborado por el Consejo Asesor de REBUILD, compuesto por más de 60 representantes procedentes de la administración pública, de colegios de arquitectos, de colegios de aparejadores y arquitectos técnicos, de promotoras, constructoras, ingenierías y empresas de facility management. El documento recoge un total de 24 iniciativa englobadas en siete ámbitos de actuación: acceso de los jóvenes a la vivienda, con la ampliación del parque de suelo finalista o la apuesta por el build-to-rent asequible; medidas económicas para convertir a la edificación en una locomotora de la recuperación económica; la construcción y la rehabilitación de viviendas como proyectos macro tractores para un mayor impacto de los Fondos de Recuperación Económica de la Comisión Europea; la industrialización de la edificación, con nuevas medidas para impulsar la construcción industrializada; eficiencia energética, sostenibilidad y descarbonización de la edificación y del parque de viviendas y edificios; la digitalización, con la introducción del BIM y la apuesta por las nuevas tecnologías; y la formación y empleo para hacer más atractivos los puestos de trabajo en el sector para las nuevas generaciones.

En palabras de David Martínez, Presidente de REBUILD y CEO de AEDAS Homes, “tras meses de duro trabajo, nos emociona poder presentar un Memorándum en el que todos los expertos que lo han elaborado buscan sumar y contribuir a que, juntos, podamos conseguir que un sector tan importante como el nuestro trabaje como palanca imprescindible en la necesaria reactivación económica”.

REBUILD 2020 se celebra del 29 de septiembre al 1 de octubre en el CCIB de Barcelona con el objetivo de impulsar la construcción a través de la industrialización, la digitalización, la sostenibilidad de los nuevos materiales y la descarbonización.