Ante la situación que todos conocemos y después de sopesar distintas alternativas, se ha decidido APLAZAR la celebración del 2º Fórum de Construcción con Madera hasta el año 2021.

Se mantiene por tanto todo lo inicialmente previsto para este año (lugar, programa, ponentes, inscripción…) a falta tan solo de fijar la nueva fecha de celebración que será (salvo que sigan o vuelvan los problemas) en el mes de mayo o junio de 2021.

Desde la organización de Fórum lamentan lógicamente tener que tomar esta decisión, pero creen que es lo mejor para que pueda celebrarse el congreso en las mejores condiciones: “Seguro que el año que viene nos veremos con ilusión y fuerzas renovadas. La madera sigue más viva que nunca… “

La patronal de la reforma, Andimac, ha alcanzado un acuerdo con AliExpress, la plataforma global de e-commerce y parte del Grupo Alibaba, para impulsar las ventas online de las tiendas especializadas en materiales de construcción. Esta colaboración permitirá a las empresas de la distribución adentrarse en el comercio electrónico y beneficiarse de la iniciativa #JuntosSinComisiones, gracias a la cual el marketplace no cobrará a sus vendedores locales las comisiones de venta de productos durante dos meses a partir del 18 de abril.

Una inmersión totalmente necesaria, puesto que apenas entre el 3 y el 5% de las ventas del sector son en este momento online, según datos de la patronal, que sostiene que la creciente competencia obliga al comercio de proximidad a incursionar en las grandes plataformas de comercio electrónico, lo que hasta la fecha ha sido una asignatura pendiente. Sobre todo, después de que la actual crisis sanitaria esté demostrando que las compañías del sector no pueden depender exclusivamente de sus ventas físicas.

No obstante, Andimac asegura que esta situación excepcional cambiará muchos hábitos, tanto entre particulares como entre profesionales, por lo que las tiendas especializadas deben estar preparadas para una nueva era, en la que las ventas online se incrementarán significativamente e irán cobrando un protagonismo mayor.

El acuerdo ayudará a las empresas del sector a mejorar su productividad y a conocer herramientas útiles para aprovechar el potencial de crecimiento que aguardan sus negocios. Algo fundamental hoy en día, máxime considerando que la parálisis de este sector durante dos meses supondría pérdidas próximas a los 3.000 millones de euros en el ámbito de reforma y rehabilitación.

Según el secretario general de Andimac, Sebastián Molinero, “la tecnología y el comercio online destacan entre los desafíos a los que se enfrentará el canal profesional en la nueva década. Y este paréntesis en nuestro trabajo diario que ha abierto la crisis del coronavirus puede convertirse en un momento de inflexión para potenciar y reforzar nuestra presencia en la red”.

  • La Fundación Laboral de la Construcción, la entidad paritaria del sector, difunde
    estas medidas en una página web, para llegar a las empresas y trabajadores
    de la construcción

Con la finalización del plazo marcado por el Real Decreto-ley 10/2020, que estableció el permiso retribuido obligatorio para sus trabajadores, la próxima semana está previsto que puedan reanudarse los trabajos en las obras de construcción, concretamente desde el mismo lunes 13 de abril.

A petición del Gobierno, los agentes sociales del sector de la construcción -la patronal, la Confederación Nacional de la Construcción (CNC), y los sindicatos, CCOO de Construcción y Servicios, y la Federación de Industria, Construcción y Agro de la UGT (UGT-FICA)-, han acordado una Guía de actuación que tiene como objetivo establecer una serie de recomendaciones de aplicación de medidas preventivas en las obras de construcción por causa del Covid-19.

Ámbitos de aplicación de la Guía

La Guía es de aplicación en todos los centros de trabajo temporales o móviles, es decir, en las obras, y para todas las personas que actúen en los diferentes puestos de trabajo o en las instalaciones de dichos centros: trabajadores, subcontratas, autónomos, proveedores y cualquier otro tercero que acuda o se encuentre en dichas instalaciones.

El documento contempla medidas de refuerzo en la prevención de riesgos laborales, desde el desplazamiento de los trabajadores a las obras, hasta su salida. Se refiere, por ejemplo, a medidas de tipo organizativo, como pueden ser los accesos por turnos, la jornada continuada, las pausas y descansos, o el refuerzo de las medidas de higiene. Y, por otro lado, establece recomendaciones en cuanto a las medidas de protección personal de los trabajadores, como la distancia de seguridad, el uso generalizado de guantes o el de protecciones respiratorias en tareas que requieran que dos personas trabajen a menos de dos metros, de acuerdo con los procedimientos establecidos por el Ministerio de Sanidad.

La Guía ha sido publicada por la Fundación Laboral en su portal especializado en materia preventiva, Línea Prevención. En él ha habilitado una sección específica con diverso material gráfico -carteles e infografías- con las principales recomendaciones recogidas en la citada Guía, para que los trabajadores y empresas del sector se protejan y eviten los riesgos derivados del coronavirus.

Guía y material gráfico proporcionado por la Fundación Laboral de la Construcción: http://www.lineaprevencion.com/guiacovid19

Green Building Council España (GBCe), Ecoacsa Reserva de Biodiversidad y la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) han sellado un acuerdo de colaboración por el que trabajarán conjuntamente para desarrollar acciones que impulsen la edificación sostenible en España y en el marco europeo. Lo harán a través de la incorporación del diseño orientado a la mejora de la biodiversidad (BOP, por su acrónimo en inglés) en los entornos empresariales e industriales.

El convenio se enmarca en los objetivos de los proyectos LIFE Level(s) y LIFE BooGI BOP. El primero de ellos busca promover un marco de evaluación voluntario que permita el incremento de edificios sostenibles en el parque europeo construido. El proyecto también valora la importancia de tener en cuenta el ciclo de vida de los edificios para abordar los riesgos ambientales y climáticos. Por su parte, LIFE BooGI BOP quiere impulsar el diseño BOP para la creación de infraestructuras verdes como corredores de biotopos ecológicos, en especial en zonas urbanas y periurbanas de Europa, lo que contribuirá a mejorar el bienestar de las personas y de la sociedad en su conjunto.

Entre las acciones que se desarrollarán en el marco del acuerdo, las entidades firmantes colaborarán en la organización de jornadas de formación y sensibilización dirigidas al personal de mantenimiento de los edificios, arquitectos, constructores, promotores, fabricantes de materiales de construcción, miembros de asociaciones profesionales y otros expertos del ámbito de la edificación y la construcción.

El contenido de estas sesiones irá dirigido a informar, sensibilizar y capacitar a los asistentes para que favorezcan la protección y el fortalecimiento de la biodiversidad en sus lugares de trabajo y que, al mismo tiempo, hagan más sostenibles los edificios y sus entornos, y mejoren el clima laboral y el bienestar de empleados.

Otra de las líneas comunes de trabajo, vinculada con las herramientas de certificación de GBCe, consistirá en la definición de vías para medir el impacto que la gestión de los sectores de la edificación y la construcción tienen en materia de biodiversidad y servicios ecosistémicos. Es decir, cómo afectan estas actividades a los beneficios que la naturaleza puede aportar a la sociedad en forma de alimentos, madera, fibras, agua y aire limpios, secuestro del carbono, estabilización del suelo y polinización, entre otros.

La investigación es una de las piedras angulares de los dos proyectos LIFE involucrados y sus impulsores han acordado colaboraciones en este ámbito. En concreto, diseñarán actividades tanto a escala nacional como internacional para elaborar métodos que permitan valorar el impacto positivo de la biodiversidad en la arquitectura a escala ambiental, social y económica. De este modo se busca poner en valor las soluciones basadas en la naturaleza como método de impulsar la sostenibilidad en la edificación.

También es uno de los objetivos del acuerdo la colaboración con Administraciones Públicas, universidades, corporaciones profesionales, entidades y asociaciones nacionales e internacionales en la difusión de los principios y buenas prácticas en el diseño y construcción de edificios sostenibles.

Se espera que todas las sinergias, conocimientos y recursos que se compartan para cumplir los propósitos del convenio contribuyan a acelerar la transformación del sector hacia una edificación sostenible.

Los objetivos perseguidos por el acuerdo marco están en línea con los el Pacto Verde Europeo, que aboga por cambios transformadores en todos los ámbitos económicos y sociales, incluida la construcción y la edificación. El Pacto Verde Europeo está alineado con el Acuerdo de París sobre cambio climático y persigue lograr que Europa tenga una economía limpia —con cero emisiones— para mediados de siglo, además de proteger nuestro hábitat natural para mejorar el bienestar de las personas y el ambiente laboral en las empresas. Así mismo, es una parte integral de la estrategia de la UE para implementar la Agenda 2030 de las Naciones Unidas y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Hoy conocemos una aplicación para el sector de la construcción con la que comenzar su transformación digital. Hablamos de Ogun App, una aplicación móvil pensada para que las empresas del sector. En concreto, dentro del amplio espectro de empresas que conforman este sector, esta aplicación está diseñada para que la usen principalmente aquellas empresas que ejecutan los proyectos tanto de nueva construcción, reformas como las instalaciones, siendo especialmente útil para las de tamaño medio, pequeño o para autónomos. Nuestra propuesta se basa en una herramienta de uso muy sencillo e intuitivo que mejora la coordinación, comunicación y gestión de la información durante todo el proceso de planificación y ejecución. La aplicación es actualmente gratuita aunque ya estamos trabajando en una versión premium para aquellas empresas que necesitan unas prestaciones más amplias.

El uso de Ogun App supone una serie de ventajas muy grandes con respecto a la forma tradicional de gestionar las obras. Su funcionamiento es colaborativo y pivota alrededor de cada uno de los proyectos que realiza un profesional de la construcción. La aplicación permite la creación de tantos proyectos como se deseen y gestionarlos de forma independiente, aunque coordinadamente. Para cada uno de los proyectos se crea el grupo de intervinientes -los que van a trabajar en el proyecto- permitiéndoles compartir elementos tales como el calendario de la obra, documentos y fotos del proyecto, así como un chat específico, de tal manera que la obra queda totalmente estructurada y actualizada entre todos los integrantes. Todo ello se gestiona desde el móvil, lo que permite estar en permanente contacto con la evolución de cada proyecto y las personas que lo conforman. Están ya  trabajando en la versión para ordenador que irá dirigida a aquellas personas que trabajan principalmente en este soporte, aunque será compatible el uso indistinto de los dos soportes.

Las principales ventajas de los usuarios de Ogun App son:

1- Mayor y mejor Coordinación

En las obras siempre suelen confluir varias personas de distintos perfiles los cuales realizan tareas diferentes, pero que necesitan estar coordinados. Para ello se utilizan herramientas tales como el Whatsapp, Gmail, Calendar, Drive etc… las cuales son muy útiles pero no están totalmente coordinadas entre ellas ni están pensadas para las necesidades específicas de las obras. Nuestra app ha fusionado todas estas funciones y ha añadido otras tales como el google maps, la gestión de fotos, documentos, la creación de tareas, incidencias, entregas de proveedores, checklists, etc. Todo ello adaptado a las necesidades específicas de una obra.

2- Comunicación específica.

Las herramientas gratuitas más comunes para comunicarse rápidamente (Whatsapp, Telegram,…) no permiten su clasificación por temas ni el asociarse a todas aquellas funcionalidades que comporta el gestionar una obra. Ogun app integra la función de chat y la adapta y extiende a cada obra y tarea de forma que la información de puede dirigir y gestionar de forma muy rápida y directa.

3- Organización.

Toda la información que se genera y gestiona a lo largo de la ejecución de la obra queda perfectamente clasificada, ordenada y archivada de forma que se puede consultar de forma rápida y en cualquier momento, incluso cuando la obra ya ha sido acabada.

4- Desarrollo digital

A medio plazo, Ogun está preparando el lanzamiento de nuevas funciones para la app que le permitirán desarrollar todo el potencial tecnológico que hoy en día permite la digitalización. Estas nuevas funcionalidades permitirán gestionar los trabajadores, la planificación y seguimiento de los trabajos, la compra de materiales o la integración con otras herramientas o plataformas complementarias.

  • Andimac asegura que el sector de la construcción debe ser un motor para el arranque de la recuperación económica
  • Lamenta que la cuantía de los avales sea insuficiente y propone mecanismos para garantizar los contratos ejecutados e impagados
  • La patronal estima que paralizar el mercado de la reforma dos meses provocará unas pérdidas de 3.000 millones de euro

La patronal de la reforma, Andimac, estima que la parálisis de este sector durante los dos meses que está previsto que se alargue el estado de alarma provocará unas pérdidas próximas a los 3.000 millones de euros en el ámbito de reforma y rehabilitación, después de la puesta en marcha del Real Decreto que obliga a detener la actividad constructora de acuerdo a las restricciones de movilidad para hacer frente a la crisis del coronavirus y frenar la propagación de los contagios.

La patronal sostiene que este segmento representa el 75% del valor de los materiales en edificación residencial -construcción nueva más reforma en edificios y viviendas- y más del 40% del sector en general. E indican que si bien es responsabilidad de todos luchar contra la crisis sanitaria, corresponde a la Administración velar por la Ley de Morosidad, cuyo incumplimiento implica una necesidad de liquidez para el sector de unos 7.000 millones de euros. En este sentido, Andimac señala que el cierre de actividad junto a los impagos de buena parte del material suministrado durante los últimos 90 días suponen cinco meses de pérdida de liquidez. Y advierte de que miles de empresas no podrán soportarlo debido fundamentalmente a su pequeño tamaño.

La patronal informa de que la caída de actividad en la construcción entre marzo y mayo rondará el 80%, de acuerdo con una encuesta de estimación realizada sobre 370 empresas. Y la reforma, alertan, será el segmento más afectado mientras dure el confinamiento.

Contra la morosidad

En este contexto, lamenta que la cuantía de los avales aprobados recientemente por el Gobierno y que arrancan hoy sea insuficiente para facilitar la liquidez de las empresas, sobre todo teniendo en cuenta el incumplimiento sistemático de la Ley de Morosidad que sufre, en especial, este sector de actividad.

Por ello, Andimac propone implementar procedimientos para garantizar los contratos suscritos y debidamente ejecutados y no cobrados por saltarse la Ley, así como habilitar líneas de liquidez que permitan adelantar el cobro de los compromisos comerciales formulados y satisfechos que, como mínimo, vulneran esta Ley.

Paralelamente, la patronal sugiere crear un fondo de garantía de documentación comercial para asumir los compromisos de pago que exceden la Ley de Morosidad a 15 de marzo y dentro de los vencimientos acordados por las partes en sus contratos comerciales.

Según el secretario general de Andimac, Sebastián Molinero, “hay que generar mecanismos de financiación europeos que salvaguarden las constantes vitales de pequeñas empresas y autónomos saneados y solventes. En España, más de 350.000 trabajadores son autónomos de la construcción y la reforma, en este momento técnicamente parada. Y es que la construcción debe ser el principal motor para el arranque de la recuperación económica de España”.

  • Navarra, Cantabria y el País Vasco son las comunidades más afectadas por esta nueva medida, según una encuesta del CGATE analizada por GAD3
  • Sólo el 11% de obras en España son urgentes.
  • En Madrid, centro de la pandemia, un 56% de obras seguían activas, de las cuales un 3% son urgentes

El Consejo General de la Arquitectura Técnica de España (CGATE) valora positivamente que el Gobierno haya decidido que las actividades no esenciales, entre las que se encuentra la construcción, se paralicen totalmente a partir del 30 de marzo.

Según una encuesta realizada por el CGATE, que ha sido analizada por GAD3, solo un 34% de obras en España se habían paralizado por la crisis del COVID-19, “lo que situaba a los trabajadores del sector de la construcción en una situación de vulnerabilidad frente a la expansión del virus”, señala Alfredo Sanz, presidente del CGATE.

Navarra (con un 100% de las obras activas), Cantabria (97%) y el País Vasco (87%), son las comunidades más afectadas por esta nueva medida. En el otro lado se encuentran Castilla-La Mancha, Canarias y Madrid, en donde solo un 48%, un 49% y un 56% de obras seguían en desarrollo.

Los Arquitectos Técnicos, representados por el CGATE, junto a los arquitectos e ingenieros técnicos de obras públicas, a través del CSCAE (Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España) y el CITOP (Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas), habían solicitado al ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, el cese temporal de las obras de construcción en España, como así ha decidido finalmente el Gobierno.

“Pese a que era posible mantener la actividad protegiendo adecuadamente a los trabajadores que requieran actividades compartidas, la situación generada por la rápida transmisión del COVID-19 ya no garantizaba completamente las condiciones de seguridad y protección de la salud de estos operarios que están a pie de obra. Era casi imposible, como así mantuvimos, que las cuadrillas realizaran algunas de sus tareas a una distancia de seguridad de más de metro y medio”, asegura Sanz.

Solo un 3% de las obras en Madrid son urgentes

Un 11% de las obras que siguen activas en España tienen un carácter urgente o un interés general, señala la encuesta del CGATE. En la Comunidad de Madrid, epicentro de la pandemia, solo el 3% de las obras que se están ejecutando son urgentes.

Por otro lado, Cataluña cuenta con un 14% de obras que son de interés general, mientras que en el País Vasco, Extremadura y Canarias se están desarrollando actuaciones que, en un 26%, 21% y 19% respectivamente, se consideran urgentes.

Esta encuesta, elaborada por el Consejo General de la Arquitectura Técnica de España (CGATE) y analizada por GAD3, se ha realizado, por medios telemáticos, sobre un universo de profesionales colegiados en todo el territorio español, siendo el tamaño de la muestra 457 entrevistas que recogen una información relativa a 2.262 obras en construcción.

Obras paradas por el Coronavirus Obras paradas por el Coronavirus

La gran bajada en la actividad empresarial en España una vez el Gobierno ha decretado el día 14 de marzo el estado de alarma por la crisis del coronavirus provocará una oleada de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por parte de las empresas de la construcción y la reforma, aunque el RDL no contempla el cierre total de todas las obras de construcción.

A lo largo de la primera semana de confinamiento todas las empresas del sector de la construcción han ido actuando conforme avanzaban los días porque es una situación que pilló a todos desprevenidos. A nivel estatal, el sector de la construcción, como tantos otros están sometidos a incertidumbre, y están a la espera de que una vez finalice este periodo.

Los empleados del sector denuncian que están trabajando sin las medidas de seguridad necesarias en obras que no son imprescindibles y reclaman al Gobierno que ordene la paralización de toda aquella obra que no responda a un sector esencial.

Un ERTE,regulado por el artículo 47 del Estatuto de los Trabajadores, es la adopción por parte de la empresa de una suspensión  temporal de la relación laboral con una parte concreta de sus trabajadores. O lo que es lo mismo, cuando una firma decide despedir a una parte importante de sus trabajadores por un periodo de tiempo. Existen dos tipos de ERTE: la suspensión de empleo o, por el contrario, una reducción de la jornada en caso de que no se necesite el despido de los trabajadores.

En cuanto al cobro, el procedimiento funciona igual que en caso de despido ‘normal’, los afectados por los despidos del coronavirus no necesitarán acumular ese trabajo previo de 360 días por año trabajado y tendrán derecho a una pensión por desempleo que será del 70% de la base reguladora durante los primeros seis meses y del 50% a partir de ese momento. Desde Comisiones Obreras instan al Gobierno a que nos se pierdan los puesto de trabajo y a la empresa que no despida a los trabajadores.

El Gobierno prohíbe los despidos y perseguirá el fraude en los ERTE durante la crisis del coronavirus. Se simplifican los trámites para presentar un ERTE. Así, bastará con que las empresas rellenen un formulario sencillo. Para su tramitación rápida, además, el SEPE asumirá la presunción legal de desempleo de los trabajadores. Este nuevo procedimiento permitirá agilizar el cobro de dichas prestaciones, según ha indicado la Ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

El sector de la construcción e industria no están utilizando los ERTE: un 95% de empresas están activas. Los sindicatos denuncian que la mayoría de pymes trabajan al 100%. Muchas no pueden hacer ajustes por «fuerza mayor» al no estar cara al público. La mayoría sigue trabajando salvo en casos puntuales en los que no se podía garantizar las condiciones de seguridad porque los trabajadores estaban muy cerca unos de otros o situaciones así.

En breve iremos publicamos más datos según vayan avanzando los días… mientras tanto #QuédateEnCasa

 

 

  • El Colegio de Administradores de Fincas de Madrid (CAFMadrid) se une al Ayuntamiento de Madrid en la solicitud de la inmediata paralización de las obras, concretamente a las que se están ejecutando en los edificios residenciales y las viviendas, para frenar la expansión del COVID-19.
  • El CAFMadrid ha elaborado un decálogo de medidas que recomienda seguir a las comunidades de propietarios, en donde residen el 80% de los madrileños.

El Colegio Profesional de Administradores de Fincas de Madrid (CAFMadrid) solicita la “inmediata” paralización de las obras de rehabilitación, reforma y acondicionamiento que se están ejecutando en las comunidades de propietarios, ya sea en el interior de las viviendas y locales como en el propio edificio.

De esta manera esta institución se suma a la petición realizada ayer por el Consejo Superior de Arquitectos (CSCAE), Consejo General de Arquitectura Técnica de España (CGATE) y Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas (CITOP), y el pasado viernes por el Ayuntamiento en base a un informe elaborado por Madrid Salud donde se considera “imprescindible” la paralización de las obras para frenar el avance del COVID-19.

En los últimos días hemos notado un incremento de los conflictos vecinales por el malestar que están produciendo las obras en los edificios”, aseguran desde el CAFMadrid.

El tránsito de obreros por las zonas comunes, normalmente destinadas al almacenamiento del material, el uso de los ascensores para su transporte, el ruido y la falta de luz natural por las lonas colocadas en los andamios son los principales motivos que están acrecentando el estrés y evitando el descanso de los vecinos, manifiesta esta institución.

CAFMadrid reconoce que, en el ámbito de las comunidades de propietarios, únicamente puede solicitar la paralización temporal de aquellas obras que no respondan a una necesidad imperiosa y que, por su naturaleza, ser puedan aplazar hasta pasado el periodo de estado de alarma.

A este respecto, pide parar las reformas menores que se están ejecutando en el interior de las viviendas, que inciden en la vida normal de los vecinos por el uso que de los elementos comunes (portal, ascensor, escaleras…) tienen que hacer los operarios, y las que atañen a la configuración interior y exterior del edificio (instalación de ascensor o rampas, cambio de decoración del portal, obras de mantenimiento en fachada que obliga a la colocación de andamios, para lo que solicita la retirada de las lonas que evitan pasar la luz natural, etc.).

Ahora bien, el CAFMadrid establece excepciones a esta paralización, como son aquellas obras de carácter urgente (elementos susceptibles de desprendimiento y caída a la vía pública) y que afectan a la seguridad o habitabilidad del edificio o la vivienda (fuga de agua, por ejemplo).

Mientras, el Colegio de Administradores de Fincas de Madrid recomienda a las comunidades de propietarios no iniciar actividades de instalación o reforma que no respondan a una necesidad imperiosa y que, por su naturaleza, se puedan aplazar hasta pasado el periodo de estado de alarma.

El CAFMadrid recuerda que el Ayuntamiento de Madrid está inspeccionando las obras de la ciudad para velar por que se cumplan con todas las medidas de seguridad frente al coronavirus, de manera que los agentes de Policía pueden actuar tanto de oficio o ante llamadas de denuncia de los ciudadanos que hayan observado incumplimientos en las obras de algún edificio.

  • Las tres instituciones, que representan a más de 110.000 profesionales colegiados del sector, estiman que, en la situación actual, no es factible garantizar la salud pública y la seguridad del conjunto de agentes, trabajadores y personal interviniente en los trabajos
  • Solicitan al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana que las medidas se adecuen a la realidad de las obras, teniendo en cuenta aquellos supuestos en los que los trabajos puedan ser compatibles con la respuesta frente al COVID19 en estos momentos

 Ante la imperiosa necesidad de contener la propagación masiva del coronavirus y la dificultad manifiesta de garantizar de forma real el cumplimiento de los requerimientos establecidos en las obras de construcción, el CSCAE (Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España), el CGATE (Consejo General de la Arquitectura Técnica de España) y el CITOP (Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas), desde su responsabilidad social, han solicitado al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana una suspensión temporal en obras de construcción.

En una carta conjunta de las tres entidades, que representan a más de 110.000 profesionales colegiados, manifiestan que, ante la situación generada por la rápida transmisión del COVID-19, esta medida contribuiría al esfuerzo colectivo por detener la expansión y garantizar las condiciones de seguridad y defensa de la salud de todos los agentes, trabajadores y personal interviniente en la obra establecidas en los protocolos sanitarios oficiales y demás normativa aplicable.

Conscientes de la diversidad de actividades y circunstancias de las obras, las tres entidades también plantean que, en la situación actual, en la que el Gobierno ha establecido el confinamiento, el distanciamiento social y medidas para evitar el contagio, preservando la actividad económica, es necesario contemplar supuestos en los que el mantenimiento de obras y actividades, por su naturaleza específica, pueda ser compatible con las restricciones generales establecidas.

El presidente del CSCAE, Lluís Comerón Graupera, ha manifestado: “En sintonía con el esfuerzo colectivo que está realizando el conjunto de la población española, la prioridad para el sector es frenar la expansión del virus y, para ello, es necesario un cierre temporal en obras de construcción. Para limitar el impacto económico y social de esta crisis, planteamos preparar ya una reactivación rápida del sector, prever, incluso, formas de recuperar la actividad, si la situación se prolonga y tenemos que convivir con la enfermedad, y que se contemplen supuestos donde el mantenimiento de la actividad sea posible”.

En similares términos se ha pronunciado el presidente del CGATE, Alfredo Sanz Corma, quien ha añadido: “Somos conscientes de que muchas empresas están redoblando sus esfuerzos en el cumplimiento de las medidas aprobadas, pero las obras de edificación son completamente distintas de otros procesos de fabricación estandarizados. En las obras intervienen muchísimos agentes, son complejas y variadas en su desarrollo y hay una gran diversidad de obligaciones y responsabilidades por lo que requieren un tratamiento específico. Una vez asegurada la salud y seguridad de los trabajadores como primer objetivo, y en base a nuestra responsabilidad social, tendremos que contemplar la manera de intentar minimizar el impacto en el PIB de esta lamentable situación en la medida de nuestras posibilidades”.

Por último, el presidente del CITOP, Carlos Dueñas Abellán, y en sintonía con el resto de presidentes, ha asegurado: “Nuestro sector, que ya fue duramente castigado por la crisis de 2008, es plenamente consciente de la gravísima situación de emergencia sanitaria y salud que está provocando el COVID-19 en todo el mundo. Lamentamos el impacto socioeconómico que tendrá en nuestras profesiones, pero lo que más nos preocupa es la reducción por todos los medios del coste humano”.

Las tres entidades firmantes plantean al Ministerio que tenga en cuenta algunos supuestos en los que los trabajos pueden considerarse compatibles con la respuesta frente al COVID-19 en estos momentos. Por ejemplo, todas aquellas obras de ejecución urgente que responden al interés general y, de manera especial, las que estén vinculadas directa o indirectamente a las respuestas necesarias frente al COVID-19, como hospitales de campaña, adecuación de centros sanitarios, etcétera. Otras excepciones podrían ser aquellas obras que se encuentren en la fase última de ejecución o que se desarrollen en las partes interiores de las obras en ejecución, entre otras.

CSCAE, CGATE y CITOP manifiestan también su disposición a seguir trabajando con normalidad en el resto de las actividades no relacionadas con la ejecución de las obras con el objetivo de reducir todo lo posible el impacto económico del COVID-19 y estar preparados para recuperar el ritmo en este sector tan estratégico una vez que superemos esta gravísima crisis sanitaria. De esta forma, los tres colectivos evitarán retrasos en el momento en el que se reanude la actividad y se recuperará parte del tiempo perdido en el marco de un plan de reactivación del sector que será clave para acelerar la recuperación económica de España.

Actualización

Se firma el Real Decreto-ley 10/2020, de 29 de marzo, por el que se regula un permiso retribuido recuperable para las personas trabajadoras por cuenta ajena que no presten servicios esenciales, con el fin de reducir la movilidad de la población en el contexto de la lucha contra el COVID-19.

Paralización de la actividad, excepto (entre ellas):

  • Las personas trabajadoras que presten servicios en los sectores calificados como esenciales. (El listado de actividades se detalla en el Anexo. En el número 16 están los Servicios de Prevención).
  • Las personas trabajadoras que puedan seguir desempeñando su actividad con normalidad mediante teletrabajo o cualquiera de las modalidades no presenciales de prestación de servicios.

Quienes se encuentren dentro del ámbito de aplicación del presente real decreto-ley disfrutarán de un permiso retribuido recuperable, de carácter obligatorio, entre el 30 de marzo y el 9 de abril de 2020, ambos inclusive.
La recuperación de las horas de trabajo se podrá hacer efectiva desde el día siguiente a la finalización del estado de alarma hasta el 31 de diciembre de 2020.

Casos excepcionales: Si resultase imposible interrumpir de modo inmediato la actividad, se podrá prestar servicios el lunes 30 de marzo de 2020 con el único propósito de llevar a cabo tareas imprescindibles para poder hacer efectivo el permiso retribuido recuperable sin perjudicar de manera irremediable o desproporcionada la reanudación de la actividad empresarial.

Nuevas normativas aprobadas

  • Resolución de 9 de abril de 2020, del Congreso de los Diputados, por la que se ordena la publicación del Acuerdo de autorización de la prórroga del estado de alarma declarado por el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo.
  • Prórroga del estado de alarma en mismas condiciones establecidas en el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo (con las modificaciones Real Decreto 465/2020 y Real Decreto 476/2020) hasta las 00:00 horas del día 26 de abril de 2020.
  • Orden INT/335/2020, de 10 de abril, por la que se prorrogan los controles en las fronteras interiores terrestres restablecidos con motivo de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.Tendrá vigencia hasta las 00:00 horas del 26 de abril de 2020
  • Real Decreto 487/2020, de 10 de abril, por el que se prorroga el estado de alarma declarado por el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.
  • Queda prorrogado el estado de alarma declarado por el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, hasta las 00:00 horas del día 26 de abril de 2020.
  • Resolución de 10 de abril de 2020, de la Secretaría de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, por la que se publica el Acuerdo del Consejo de Ministros de 10 de abril de 2020, por el que se instruye al Instituto de Crédito Oficial a poner en marcha el segundo tramo de la línea de avales aprobada por el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, y se establece que sus beneficiarios sean las pequeñas y medianas empresas y autónomos afectados por las consecuencias económicas del COVID-19.
  • Orden SND/337/2020, de 9 de abril, por la que se establecen las medidas necesarias para garantizar el cumplimiento de los servicios esenciales para la distribución al por menor de carburantes y combustibles en estaciones de servicio y postes marítimos, como consecuencia de la declaración del estado de alarma por el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, para la gestión de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.
  • Resolución de 9 de abril de 2020, de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, por la que se actualiza el Anexo de la Orden SND/321/2020, de 3 de abril, por la que se establecen medidas especiales para el uso de bioetanol en la fabricación de soluciones y geles hidroalcohólicos para la desinfección de manos con ocasión de las crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.
  • Acuerdo Especial Multilateral RID 3/2020 en virtud de la Sección 1.5.1 del Reglamento del Transporte Internacional de Mercancías Peligrosas por Ferrocarril (RID), relativo a la inspección periódica y ensayo de recipientes a presión para el transporte de gases de la Clase 2, hecho en Madrid el 2 de abril de 2020.
  • Acuerdo Especial Multilateral RID 4/2020 en virtud de la Sección 1.5.1 del Reglamento del Transporte Internacional de Mercancías Peligrosas por Ferrocarril (RID), sobre inspecciones periódicas o intermedias de cisternas portátiles y contenedores de gas de elementos múltiples (CGEM) certificados «UN» de acuerdo con los apartados 6.7.2.19.2, 6.7.3.15.2, 6.7.4.14.2 y 6.7.5.12.2 del RID, hecho en Madrid el 2 de abril de 2020.
  • Acuerdo Multilateral M326 en virtud de la sección 1.5.1 del Acuerdo europeo sobre transporte internacional de mercancías peligrosas por carretera (ADR), relativo a la inspección periódica y ensayo de recipientes a presión del transporte de gases de la Clase 2, hecho en Madrid el 2 de abril de 2020.
  • Acuerdo Multilateral M327 bajo la sección 1.5.1 del Acuerdo europeo sobre transporte internacional de mercancías peligrosas por carretera (ADR), sobre inspecciones periódicas o intermedias de cisternas portátiles y contenedores de gas de elementos múltiples (CGEM) certificados «UN» de acuerdo con los apartados 6.7.2.19.2, 6.7.3.15.2, 6.7.4.14.2 y 6.7.5.12.2 del ADR, hecho en Madrid el 2 de abril de 2020.