WikiSalamanca

Félix Olmedo González (1880-1968):

Félix Olmedo es hijo de la época en que nació: La Restauración salmantina.Nace en Aldeadávila de la Ribera el 28 de julio de 1880, y muere en la capital de la provincia el 29 de enero de 1968. Hereda el pensamiento de los PP. jesuitas Juan Conde y Rafael Vicente, ambos notables predicadores nacidos en Las Arribes. Olmedo también es jesuita, y a su vez transmite su pensamiento filosófico, y de la misión española a Luciano Pereña Vicente.

“Aldeadávila hermosa, que ves en la dulce calma Tu imagen en el Duero, ven a verla en mi alma. Cruzaré tus sembrados, inmensos mares de oro…”

Ingresa en la orden de los jesuitas el 18 de marzo de 1897 en Carrión de los Condes, el 30 de julio de 1912 en Oña, y el 2 de febrero de 1915 regresa a Oña. Una vez que termina el noviciado jesuítico, estudia humanidades en Burgos (1897-1912), Filosofía (1902-1905), y Teología en Oña (1909-1913).

En su labor de enseñanza primera estuvo en Cuba (colegio de Belén, La Habana), después en Manresa, profesor de preceptiva literaria y literatura en Gijón (1914-1915), en Carrión (1915-1918), y en Valladolid (1918-1925). Es enviado a Madrid en 1925 donde pasó casi el resto de su vida, formando parte del grupo de escritores.

Con 83 años, se jubila y ya se retira a Salamanca, ciudad en la que fallece en 1968.

A pesar de que se sabe que era un prolífico poeta, únicamente publicó un libro de poesías: “De la vida: poesías” en 1.911, del que hemos extraído un fragmento dedicado a su querida tierra de La Rivera salmantina. Escribió fundamentalmente sobre literatura española y predicación sagrada, así como una «Vida de San Ignacio de Loyola». Ya había recogido muchas referencias y estudios para la elaboración de un Libro sobre Oratoria Sagrada, publicando artículos en la revista Razón y Fe, sin terminar el libro.

Obras

El interés patriótico de la época, 1.924, se nota en su obra:”¡Viva España¡” que tiene un carácter histórico. Sus siguientes publicaciones, en las que recupera el tema poético son:

o «Decadencia de la oratoria sagrada en el siglo XVIII» 1916. o «Restauración de la oratoria sagrada en el siglo XVIII» 1918. o «Predicadores célebres. D.F. Terrones del Caño» 1920. o “Las mejores poesías de los mejores poetas, vol. XV”. Madrid, 1925. o «Sátiras y epístolas de Horacio» Madrid, 1925. o “Las Fuentes de la vida es Sueño”.Editorial Voluntad, Madrid. 1928. o «El sentido de la guerra española» Bilbao, 1938. o «Juan Bonifacio y la cultura literaria del siglo de Oro», Santander, 1938. o «Nebrija, debelador de la barbarie» Madrid, 1942. o «Nebrija en Salamanca» Madrid, 1944. o «Introducción a la vida de san Ignacio de Loyola» Madrid, 1944. o «El Amadís y el Quijote» Madrid, 1947.

Laverde, Leyendas árabes de las Arribes , Romancero medieval de las Arribes, Cancionero salmantino, El Toro de Aldeadávila,El habla de la Rivera, Picón de Felipe, Los toros en Las Arribes

Posteriormente, publica los prólogos a la edición de “Los sermones” de Fray Dionisio Vázquez y a la obra:”Instrucción de predicadores” de Francisco Turrones. Finalmente, y como resumen nos quedamos con el resumen de su obra literaria realizada por Miguel Angel Núñez Beltrán, que publica en su obra:”La Oratoria sagrada de la época del barroco”,p.28. Universidad de Sevilla, Fundación Focus-Abengoa: “Su muerte frustró la publicación de una serie de obras, en estado avanzado de preparación, que conformarían una gran biblioteca concionatoria”. Su muerte fue prematura, hacia 1930, y es de esperar que posteriores estudios bibliográficos rescaten su obra póstuma de este brillante escritor de nuestra tierra.

Compartir con amigos: