Tendencias en reformas: Espacios abiertos y multifuncionales, luz natural y materiales sostenibles

  • Las casas se reforman con algunos objetivos definidos: atender invitados, ser respetuosos con el ambiente u obtener la mayor cantidad de luz posible.
  • Toman protagonismo conceptos como Smart Homes (casas inteligentes) u Open
    Spaces (espacios abiertos).

La reforma de un inmueble hacia una apariencia más actualizada y moderna puede traer beneficios como la revalorización del inmueble y el llamamiento de posibles compradores. Aunque la reforma integral de una vivienda de 90m2 cuesta aproximadamente 26.000€, según estima la Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Material de Construcción (Andimac), esta inversión puede aumentar su precio hasta un 20%, siempre variable según la inversión y la transformación que se haga.

Existen diversos tipos de reforma en función del capital con el que se cuente, el estado original en el que esté la casa, el trabajo que se esté dispuesto a hacer y el concepto de vivienda que se quiera conseguir en función del estilo de vida, género y edad de sus habitantes. Los expertos del portal inmobiliario Vitrio recomiendan 10 reformas sencillas y asequibles para revalorizar una vivienda transformándola en un entorno más cómodo, eficiente y atractivo:

  1. Ventanas aislantes para ahorrar en electricidad y reducir ruidos. Contar con ventanas aislantes es un factor que aporta mucho valor pues cumple triple función: ahorro energético, reducción de ruidos y mejora de estética. El ahorro de electricidad y un certificado energético de mayor puntuación, ayudará a la hora de poner una vivienda en el mercado. Integrar persianas de aluminio es un factor que, en verano, permitirá mantener las viviendas más frescas y reducir costes en sistemas de ventilación.
  2. Baños tipo suite y adaptados al número de estancias. Se debe contemplar la adaptación de baños al número de habitaciones, lo que traerá una gran revalorización, sobre todo, en el mercado del alquiler de pisos compartidos. Una buena opción es instalar baños tipo suite en las propias habitaciones, o en caso de que no se disponga de tanto presupuesto o espacio, se podrían instalar aseos según el número de estancias
    como valor añadido y diferencial de la vivienda.
  3. Ubicar las zonas comunes hacia la orientación sur para disfrutar de más luz solar. Cualquier reforma que se haga con el objetivo de aportar más luz natural aumentará el atractivo de la vivienda. Los más jóvenes son muy propensos a reformar sus inmuebles al instalarse en las zonas del centro de las ciudades donde las viviendas suelen ser antiguas y dan especial valor a las zonas comunes y de ocio de sus casas. El comedor, el salón y la cocina son las áreas que, a la hora de distribuir la vivienda, se ubicarán hacia la orientación que más luz solar reciba. En Madrid, por ejemplo, la orientación sur recibe sol durante todo el día, por lo cual es perfecta para mantener buena temperatura en las estancias, aunque en verano, será necesario proteger la entrada solar para controlar el calor.
  4. Nuevos suelos, nuevo hogar. Los suelos de una vivienda entran por los ojos del visitante y definen el aspecto general del inmueble. Suelos claros y frescos como el parquet o las tarimas laminadas son perfectos para las habitaciones mientras que materiales como cerámicas o azulejos son más convenientes para baños y cocina. El suelo de vinilo se presenta como una nueva alternativa a la madera pues es un material resistente, hipoalergénico y aislante de ruidos.
  5. El comedor ahora se ubica en la cocina camuflada. Las cocinas han ido quitando protagonismo a otras áreas de la casa y la tendencia se dirige hacia espacios abiertos y conectados. Es común integrar barras o islas a estos espacios para hacer más fácil el entretenimiento de invitados; al igual que esconder los electrodomésticos integrándoles dentro del propio mobiliario, camuflando así el concepto cocina como espacio de ocio. Aunque esta reforma suele implicar un importante desembolso económico, es un factor
    que aporta mucho a la apariencia y la utilidad de la vivienda.
  6. Open concept, la tendencia americana que llega a Europa. Los open spaces son la clave para hacer que, en viviendas pequeñas, los espacios parezcan más amplios. El modelo de construcción de pasillos con puertas que desembocan en un salón se ha quedado obsoleto. Ahora, los espacios como el “open kitchen”, que implica juntar el salón-comedor en la misma área que la cocina, se convierte en tendencia en las viviendas más nuevas. A veces implica una reforma de distribución complicada, pero en otros casos solo es necesario quitar paredes de yeso.
  7. El gotelé es cosa del pasado. Una reforma sencilla y de bajo presupuesto que aporta valor a la estética de la vivienda es eliminar cualquier tipo de acabado rugoso que pueda haber en las paredes, dejando paredes lisas y con colores neutros. Se pueden agregar elementos diferenciadores como un papel pintado o detalles con ladrillo o piedra de la estructura original, que pueden transmitir un aire contemporáneo y moderno.
  8. Las instalaciones eléctricas y bajantes también necesitan actualización. Aunque sean elementos que no se ven a simple vista, es muy importante rehabilitar los sistemas eléctricos y de agua para lograr mayor eficiencia energética y evitar posibles problemas que pueda traer como consecuencia la falta de mantenimiento.
  9. ¿Espacio libre? Úsalo para almacenamiento. El espacio nunca sobra, y esto lo aprecian especialmente las familias que necesitan almacenamiento adicional para guardar los enseres de sus hijos u objetos de ocio estacional. Los armarios empotrados son la mejor solución para crear espacios de almacenamiento utilizando la menor proporción de espacio útil de la vivienda. Lo ideal es aprovechar las esquinas, pasillos, techos altos y otros espacios para almacenamiento de sábanas, toallas, herramientas y cualquier otro elemento que no se use a diario.
  10. Smart homes, el elemento diferencial. Aunque no es una de las prioridades a la hora de hacer una reforma, equipar una casa con elementos de domótica, así sean básicos, es un valor añadido muy apreciado por los interesados en la vivienda, sobre todo, entre los millennials (jóvenes alrededor de 25-35 años) y los fanáticos de la tecnología. Se puede comenzar por montar un sistema eléctrico que permita regular la intensidad de la luz y programar la calefacción o instalar persianas eléctricas. Estos pequeños gadgets harán
    que la vivienda sea más atractiva.

El 73% del consumo eléctrico de ista España procede de energías renovables

  • La compañía global, que opera en 24 países en todo el mundo, ha conseguido una reducción de emisiones de CO2 de casi un 3% en comparación con el año anterior.
  • El consumo de agua cayó un 6,1% durante el último ejercicio.

Por noveno año consecutivo Grupo ista, compañía especializada en servicios de medición y liquidación individual de consumos de energía y agua, ha publicado su Informe Anual de Sostenibilidad.

Entre los hitos conseguidos por la empresa, que opera en 24 países y gestiona el ahorro energético de más de 13 millones de inmuebles en todo el mundo, destacan la reducción de un 2,8% de emisiones de CO2, el incremento del uso del papel reciclado en casi un 13% y la reducción del consumo de agua en un 6,1% con respecto al ejercicio anterior.

Asimismo, ista ha completado con éxito el uso de energías renovables en sus sucursales de Suiza, Luxemburgo y Noruega, siendo reseñable el caso de ista España, donde el 73% del consumo eléctrico ya procede de fuentes renovables.

En este último informe se detalla el compromiso del grupo con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en cinco campos fundamentales de actuación: en la promoción de la protección del clima en todas las áreas de la empresa; en los mercados a través de la venta de productos y servicios innovadores que hacen que el consumo de energía sea transparente; en la empleabilidad favoreciendo condiciones de trabajo flexibles y sostenibles; en la colaboración estrecha con los proveedores para mejorar continuamente las ofertas de producto y avanzar en la sostenibilidad a lo largo de toda la cadena de valor; y, finalmente, en la concienciación energética en sociedad.

“A partir de 2020, ayudaremos a los consumidores, a través de nuestros productos y servicios, a reducir un 10% de emisiones de CO2 marcándonos como horizonte 2030”, ha señalado Thomas Zinnöcker, CEO del grupo ista.

Para 2027, la compañía se ha fijado como objetivo instalar dispositivos de lectura remota en todos los hogares de Europa. “Tenemos ya instalados 25 millones de estos dispositivos remotos en propiedades de todo el mundo, a los que se van sumando casi 400.000 más cada mes”, cita el informe.

 

Con unas ventas mundiales superiores a los 887 millones de euros en 2018, un incremento del 1,2%, ista está fortaleciendo su valor de marca sostenible gracias a sus más de 5.500 empleados.

Prueba de ello es que sus trabajadores han contribuido al éxito del proyecto de escuelas de eficiencia energética realizado por ista junto con la ONG BildungsCent, que ha posibilitado que más de 100 colegios alemanes dispongan de las llamadas cajas climáticas (contienen materiales de aprendizaje, dispositivos de medición y consejos prácticos para una mayor eficiencia y sostenibilidad).

También esta compañía está promoviendo activamente el compromiso ecológico y social de sus empleados con iniciativas corporativas como el Día Social de ista. Solo en 2018, se implementaron en las sucursales internacionales 32 proyectos para fortalecer la comunicación y la colaboración entre los trabajadores, desarrollando sus habilidades y fomentando su concienciación medioambiental.

“Crearemos oportunidades para que nuestros empleados inviertan al menos 5.000 horas al año para promover la protección del clima en la sociedad”, ha destacado Zinnöcker en referencia a este tipo de iniciativas.

El informe de sostenibilidad completo puede descargarse aquí.

El verano concentra el 30% de las reformas que se realizan en todo el año

  • La reforma eficiente del hogar permite ahorrar una media de 750€ anuales en la factura eléctrica
  • Cambios en el sistema de electricidad, pavimento, fontanería, aislamiento y la apuesta por energía fotovoltaica y aerotermia, principales reformas para conseguir un hogar eficiente

Las reformas del hogar están en auge, ya sea la renovación de la vivienda habitual como tras la compra de una vivienda de segunda mano. La escasez de obra nueva ligado al alza de los precios de viviendas de nueva construcción ha disparado la venta de propiedades de segunda mano y, por consiguiente, también las reformas en el hogar ya que se estima que, 7 de cada 10 viviendas de segunda mano se reforman con anterioridad o posterioridad a la venta. En este contexto, el verano es una buena época para reformar el hogar ya que en el periodo desde mayo a agosto se concentran el 30% de las reformas que se acometen en todo el año.

Las reformas eficientes en el hogar mejoran la calidad de vida de los inquilinos y, pese a que suponen un desembolso económico inicial, éste se revierte a posteriori en un ahorro económico. Por un lado, las obras de mejora de la vivienda permiten elevar el precio de salida del alquiler en un 30% y el de la venta en un 20%. Por otro lado, aquellos que reforman el hogar para continuar viviendo en él podrán ahorrar una media de 750 euros anuales en la factura eléctrica, según datos de la patronal de reformas. Por ejemplo, una vivienda de 90 metros cuadrados podría reducir el consumo energético entre un 40% y un 80% gracias a las obras de acondicionamiento.

Las reformas en el hogar son constantes a lo largo del año, sin embargo, con la llegada del buen tiempo, a partir de mayo, se produce un incremento en el número de solicitudes por parte de los propietarios que aprovechan el periodo de ausencia vacacional para acometer ciertas mejoras en el hogar”, afirma Pere Monràs, CEO y cofundador de Nemuru, fintech que origina préstamos online para que los profesionales de las reformas ofrezcan financiación a los clientes en el punto de venta. “Los profesionales del sector, principalmente autónomos y pequeñas empresas, tienen dificultades para ofrecer financiación a sus clientes en el punto de venta cuyas consecuencias son la imposibilidad de escalar el negocio y cerrar los presupuestos para acometer la reforma”.

Una reforma eficiente del hogar implica cambios y mejoras en la electricidad, pavimento, fontanería, o aislamiento. Hay dos energías que están ganando adeptos: la energía fotovoltaica para promover el autoconsumo y la aerotermia, es decir, una energía renovable que aprovecha la energía térmica del aire y la puede transformar en refrigeración en verano, calefacción en invierno y, si se desea, agua caliente todo el año. “El binomio aerotermia y fotovoltaica resulta muy interesante para viviendas y casas adosadas. Gracias a la aerotermia se elimina el consumo de gas para focalizarse en el consumo basado en energía renovable. La energía fotovoltaica es esencial para el autoconsumo, y un aliado para soportar puntas de consumo con las baterías del coche eléctrico”, señala Eduard Villanueva, director del grupo Ditecsa, compañía especializada en proyectos industriales y medioambientales.

Reformas para conseguir una vivienda eficiente

  • Ventanas. Para evitar fugas de calor o de frío y un correcto aislamiento acústico, lo mejor será apostar por ventanas batientes de doble vidrio. Contar con PVC o cristales emisivos, que evitan que se desperdicie el calor de la casa, pero a su vez posibilitan la entrada de luz, es recomendable además de realizar un correcto aislamiento de la caja de las persianas.
  • Calefacción. El suelo radiante con aerotermia gana adeptos entre los profesionales de las reformas para conseguir un sistema de calefacción eficiente. “Lo ideal en casas nuevas o reformas integrales es contemplar calefacción a través de suelo radiante funcionando con aerotermia o, en su defecto, y dependiendo de la climatología del lugar de la vivienda, también es interesante considerar un sistema de climatización por Split o conductos”, apunta Villanueva.
  • Paredes. Las fachadas y las paredes de vivienda son algunos de los puntos donde se producen más fugas y precisan de un buen aislamiento. Para evitarlo, se puede aprovechar la renovación de la fachada para aislarla correctamente o, como alternativa, utilizar la técnica de insuflado, que consiste en inyectar material aislante en el interior de las paredes para evitar pérdidas de calor y frío, manteniendo el confort térmico en todas las estaciones del año.
    Techos, suelos y tejado. Para los techos, una opción es aislar la cámara de aire o colocar un falso techo con aislante térmico para proteger la vivienda. El aislamiento del suelo es fundamental para evitar fugas innecesarias y, si el tejado lo permite, es idóneo implantar placas fotovoltaicas para el autoconsumo.
  • Domótica. Las nuevas tecnologías están al servicio de la eficiencia energética. Los dispositivos domóticos permiten integrar diferentes sistemas de control como, por ejemplo, para la climatización y la regulación de consumos de la casa. Estos dispositivos inteligentes permiten conseguir un importante ahorro energético manteniendo la casa con el mínimo consumo cuando está vacía y también climatizar o calentar agua cuando por ejemplo hay excedentes de fotovoltaica o en tarifa nocturna.

La patronal de reformas constata el buen momento del sector. El número total de reformas en los hogares españoles será de 1,6 millones en 2019, lo que supone un 2,4% más que el año anterior, según la Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción (Andimac). En cuanto a la estimación del coste de la reforma integral de una vivienda de 90 metros cuadrados, la asociación señala que tiene un coste medio de 26.000 euros.

5 consejos para “ciberproteger” tu casa en agosto

  • Más de 14 millones de hogares españoles cuentan con algún tipo de dispositivo conectado.
  • España sufrió 38.000 incidentes de ciberseguridad sólo en 2018.

La “vida digital” se ha instaurado en nuestros hogares. En España ya hay 14,1 millones de casas con acceso a Internet por banda ancha y más de la mitad de estos hogares cuentan con varios dispositivos conectados. Este desarrollo tecnológico supone una clara ventaja en nuestro día a día, pero también puede hacernos vulnerables a los nuevos ladrones digitales, más en épocas estivales. Y es que según El Centro Nacional de Inteligencia (CNI), se detectaron 38.000 incidentes de ciberseguridad en 2018, un crecimiento del 43% respecto a 2017. Una tendencia que no para de crecer.

Tyco de Johnson Controls Building Technologies & Solutions, ha recopilado 5 consejos de seguridad que pueden ayudar a poner más difícil la vulnerabilidad digital de tu hogar en agosto.

1. Evitar la sensación de “casa vacía”

Una de las máximas en cuanto a la ciberseguridad es no dar pistas de nuestra localización. Debido al uso cotidiano de nuestras apps, solemos tener activado el GPS del móvil, facilitando que muchas de las aplicaciones que tenemos instaladas puedan saber en todo momento dónde estamos localizados e incluso se comparta en redes sociales, lo que podría exponernos demasiado.

2. Protege el hogar a distancia

Existen aplicaciones que permiten controlar en todo momento lo que sucede en tu hogar, conectar y desconectar la alarma, comprobar quien entra y sale (hijos, servicio doméstico) e incluso ver en vídeo en tiempo real lo que sucede en tu casa, mientras estás descansando en la playa. El sistema Tyco Alert ofrece un ratio muy alto de avisos reales a la policía. Además, tiene conexión a la Central Receptora de Alarmas de la compañía, la cual cuenta con 3 certificaciones por estándares internacionales de prestigio gracias a sus servicios de Recepción y Gestión de Alarmas.

3. No te lleves el peligro a casa

Actualmente contamos con información muy sensible en nuestros dispositivos móviles y cualquier protección es poca. Cualquiera puede acceder a una red pública, por eso los ciberdelincuentes aprovechan para infiltrarse e infectar los dispositivos con malware y tomar el control total de tu móvil o dispositivo. Tyco ha puesto el foco en la protección de los perfiles digitales de todos los miembros del hogar. Así, la plataforma realiza un informe de presencia en Internet, que facilita datos sobre qué aparece en la Red sobre el usuario y qué soluciones pueden adoptarse en caso de detectar algún punto de conflicto.

4. Estar atento a los niños

La nueva generación de españoles ha nacido pegada a un móvil, por ello a veces nos es complicado estar 24 horas atentos a supervisar que ven por internet. Actualmente existen servicios de ciberseguridad como la Plataforma de Ciberseguridad Hogar de Tyco con Control Parental que permiten gestionar y limitar el contenido al que acceden los menores en Internet, control de horarios y fechas de uso del dispositivo, geolocalización, etc. Además, cuenta con un servicio de borrado digital, que permite eliminar cualquier información falsa o injuriosa hacia los miembros del hogar, así como un servicio de certificación electrónica de violencia digital, en el que un equipo de peritos forenses certifica legalmente cualquier amenaza o acoso digital hacia el usuario o cualquier miembro del hogar familiar.

5. Mantén tu casa conectada a una CRA

En agosto, si no estamos de vacaciones, pasamos mucho tiempo fuera de casa. Por ello es importante contar con sistemas de alarma que incorporen cámaras para la comprobación por vídeo verificación. Gracias a estos sistemas, en el momento en que se produce una alerta, los operadores de la Central Receptora de Alarmas (CRA) reciben una serie de imágenes en tiempo real del domicilio y pueden comprobar de forma inmediata la veracidad del aviso, alertando a los servicios de seguridad correspondientes. Además, el sistema también permite que el usuario reciba las imágenes por correo electrónico, para poder confirmar que no se trata de una falsa alarma.

El mundo digital en el que vivimos actualmente nos está permitiendo alcanzar un confort y conectividad inimaginable hasta hace poco, pero debemos ser conscientes de los peligros que puede albergar dentro de nuestros hogares”, comenta José González Osma, director de la Unidad de Negocio Residencial de Johnson Controls. “En Tyco hemos hecho una apuesta clara por la ciberseguridad al ofrecer a nuestros clientes soluciones para la protección de los perfiles digitales de todos los miembros del hogar, con el objetivo de que los nuestros estén protegidos, también digitalmente.

¿Cómo proteger tu casa ante intrusos físicos y digitales?

  • Vigilar tu casa desde el móvil y configurar alarmas mediante reconocimiento facial ya
    es posible.
  • Las smart homes presentan un arma de doble filo: mejoran la calidad de vida de sus
    habitantes y permiten mejor vigilancia y control a distancia, pero también abren la
    posibilidad de ser víctimas de riesgos informáticos.

Durante la época estival, los hogares son especialmente vulnerables a ser víctimas de robos. Solo en 2018 se produjeron 107.012 robos con fuerza en domicilios españoles. Según indica el Ministerio del Interior, de ellos, 26.430 se produjeron en los meses de julio, agosto y septiembre. Por este motivo, se aconseja reforzar la seguridad y la protección en las casas con herramientas que permitan vigilarlas desde la distancia.

Además de las medidas básicas como alarmas, cerraduras y puertas blindadas o ventanas protegidas, ahora, la tecnología ofrece soluciones de domótica e Internet de las cosas que se presentan como aliadas en la protección del hogar y que son las protagonistas de las Smart Homes.

A pesar de las facilidades que ofrecen estas nuevas herramientas para vigilar y proteger las casas aún estando fuera de ellas, presentan un nuevo punto de vulnerabilidad: las amenazas digitales. Los expertos de tecnologías del hub de conocimiento digital The Valley han analizado algunas de las posibilidades y obstáculos que se deben tener en cuenta para lograr hogares inteligentes, eficientes y seguros.

Sistemas de vigilancia que permitan ver tu casa en tiempo real

Para resguardar tu hogar ante ladrones que puedan violar la propiedad privada, se hacen necesarios nuevos métodos de protección. Ahora, los sistemas más novedosos permiten vigilar en tiempo real y a través del móvil las imágenes de todas las estancias del hogar simplemente instalando cámaras en las zonas que se desea vigilar. Anteriormente este sistema de protección era muy costoso y requería instalaciones complicadas, pero cada vez existen más proveedores que ofrecen sistemas de vigilancia completos, fáciles de instalar y a precios asequibles.

Engañar a los ladrones mediante el control de luz, persianas y televisión

Una razón por la cual los robos en domicilios aumentan en verano es por las largas ausencias de sus habitantes. Por eso, un factor para evitar ser víctima de robos es engañar a los posibles intrusos haciéndoles pensar que la vivienda está habitada. Algunas posibilidades que nos aporta la tecnología con este objetivo incluyen: controlar la luz desde el móvil y encenderla durante algunas horas en la noche, abrir y cerrar las persianas en momentos puntuales durante el día e, incluso, encender el televisor para originar ruido proveniente del hogar.

Sensores de movimiento y alarmas con reconocimiento facial

Los sensores de movimiento son dispositivos que se colocan generalmente en los alrededores y en el interior de las casas permitiendo identificar cualquier movimiento sospechoso. Su objetivo principal es el de asegurar las viviendas ante posibles intrusos, pero también se utilizan para funciones de iluminación automatizada o climatización de las estancias. Existen también algunos sistemas de seguridad que engloban cámaras de seguridad con detectores de movimiento y sensores de contacto que avisan si se abre una ventana o una puerta de forma inesperada, ofreciendo un control completo de la seguridad del hogar desde el móvil.

Además, las alarmas que funcionan mediante el reconocimiento facial o de la huella dactilar gracias a un terminal biométrico facial, también están ya disponibles para instalar en las casas, dificultando la entrada de los intrusos y facilitando la protección y vigilancia del hogar para los propietarios, sin necesidad de recordar largas contraseñas.

Las smart homes también son víctimas de los ciberdelincuentes

A pesar de todas las herramientas tecnológicas que existen para proteger las casas ante ataques físicos, también se debe tener en cuenta que la domotización expone a los hogares ante riesgos tecnológicos que podrían facilitar a los atacantes el control de los distintos dispositivos conectados y el acceso tanto a las instalaciones físicas como a los servidores online de los hogares. Por eso, existen algunas medidas que se pueden tomar para proteger las smart homes ante posibles ataques: mantener los dispositivos actualizados con los sistemas operativos más recientes; instalar software antivirus en los diferentes dispositivos conectados; configurar un firewall en la red para protegerse ante amenazas; utilizar el factor de doble autentificación en las cuentas online, entre otras. Además, es importante asegurarse de que la red de wifi de tu casa es privada y de que la contraseña es lo suficientemente fuerte.

Lo ideal sería establecer una red de conexión de invitados en el router evitando compartir la red privada con invitados. Igualmente, es recomendable configurar las opciones de seguridad de los dispositivos antes de conectarlos para comprobar que están activadas todas las opciones posibles para su protección.

El calor no es el único enemigo del confort en el hogar

  • Algunos elementos que ayudan a ganar luminosidad natural en una vivienda: los colores claros, las puertas correderas o los espejos.
  • También es importante para el bienestar en el hogar contar con un lugar limpio y ordenado, con una distribución apropiada, con tonalidades y tejidos agradables, con muebles cómodos y funcionales, y sin exceso de ruido.

Las viviendas también sufren los efectos de la ola de calor. Las altas temperaturas exteriores y el exceso de radiación solar propio de las fechas estivales provocan un sobrecalentamiento en los muros de las edificaciones que, a su vez, desemboca en una subida de temperaturas en el interior. Un fenómeno que afecta directamente a la salud y bienestar de los inquilinos de un inmueble y que puede llegar a alterar seriamente el “confort” en el hogar, entendido este como el placer y la comodidad que desprende un espacio.

Sin embargo, el calor no es el único enemigo de una vivienda saludable y confortable. Hay otros muchos aspectos que pueden alterar el bienestar del hogar y perjudicar la calidad de vida de sus habitantes. Los expertos de Sto, entidad alemana especializada en la elaboración de elementos y soluciones constructivas, han definido los cinco requisitos para lograr máximo confort en una vivienda:

Tener mucha luz natural

La luz solar es la reguladora de los sistemas metabólicos y se ha demostrado que reduce la tensión ocular y la irritabilidad. Es una de las condiciones más valoradas por los usuarios a la hora de evaluar el confort y bienestar en una vivienda. Algunas claves para potenciar este aspecto de forma exponencial:

  • Pintura y colores claros en paredes, techos, muebles y complementos textiles.
  • Instalación de altos y grandes ventanales con la orientación adecuada (sur), así como de ventanas de tejado o cenitales.
  • Visillos, cortinas o estores no demasiado gruesos.
  • Apostar por mesas y puertas de cristal, y por puertas correderas.
  • Colocación de espejos en zonas estratégicas.

Decoración de interiores basada en el orden y la practicidad

Contar con un lugar limpio, ordenado, con una distribución apropiada, con tonalidades agradables o con muebles cómodos y funcionales es indispensable para lograr un bienestar óptimo en las personas, tanto físico como emocional y psicológico. Por este motivo, la decoración de interiores se ha convertido en un elemento clave para el confort en el hogar. Teniendo en cuenta que alrededor del 80% de las impresiones que recibe una persona son visuales, la elección de colores es uno de los primeros aspectos a tener en cuenta. Los expertos de Sto exponen algunas directrices: los tonos claros dan sensación de amplitud, frescura y tranquilidad, los oscuros aportan seguridad, los chillones generan positividad y frescura, los más cálidos sugieren sensación de intimidad y comodidad, y los más fríos resultan más frescos y son ideales para zonas de relax.

Excelente calidad del aire interior

Polen, polvo, ácaros, olores, humo o contaminantes son solo algunas de las sustancias que impregnan el aire interior de cualquier vivienda a diario. Teniendo en cuenta que nos pasamos gran parte de nuestro tiempo en espacios cerrados (se calcula que, aproximadamente, 20 horas al día) es vital procurar que la calidad del aire interior sea óptima para la salud.

La mejor manera para lidiar con este problema es utilizar sistemas de filtración y purificación para eliminar partículas y posibles contaminantes, apostar por sistemas de ventilación mecánica controlada que ayuden a renovar el aire interior, o el uso de plantas. Además, hoy en día existen revocos de silicato y pinturas inteligentes que, más allá de su finalidad estética, son capaces de proporcionar una protección fiable contra humedades o sustancias nocivas. Así, se puede evitar desde la formación de grietas, hasta la suciedad, la proliferación de microorganismos por la humedad y otro tipo de contaminación, proporcionando un ambiente óptimo y mejora de la higiene.

Temperaturas de entre 23-25º y humedad de no más del 60%

Para conseguir el llamado “confort higrotérmico”, es necesario que la temperatura interior se sitúe en torno a los 23-25 grados (según el Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios), que la humedad se mueva entre el 40-60% y que no haya corrientes o ráfagas de aire. Las soluciones más efectivas destinadas a regular estas características son el uso de sistemas de climatización eficientes, el aislamiento térmico, el yeso o las placas de yeso laminado, una buena elección de carpinterías o emplear sistemas y aparatos de control de la temperatura y humedad relativa.

Confort acústico

Cada vez es más frecuente que se tenga en cuenta este factor a la hora de remodelar, rehabilitar o construir zonas interiores. Y es que, a pesar de que las molestias causadas por el ruido varían según la tolerancia de cada persona, las consecuencias de un mal acondicionamiento acústico pueden afectar a la salud y bienestar de los inquilinos: alteración del sueño, perturbación del descanso, dificultades de comunicación, distracción en la atención, dolor de cabeza…

A este respecto, aparte de la necesidad de instalar soluciones de acondicionamiento acústico en la vivienda (prestando especial atención a los techos), también es recomendable hacer uso de otros elementos decorativos que amortigüen los sonidos, como alfombras, cortinas y muebles tapizados.

Andimac estima que 8 de cada 10 españoles temen sufrir robos en sus viviendas

  • La patronal recuerda que los hurtos y asaltos durante las vacaciones de verano se incrementan casi un 7%

Casi 8 de cada 10 españoles (el 77,3%) tienen miedo de sufrir robos en sus viviendas, según el estudio Quiero Vivir Mejor, realizado por ANDIMAC, la patronal de las reformas. Un temor que aumenta durante los meses de verano, cuando muchos abandonan su lugar de residencia habitual para disfrutar de sus vacaciones.

De hecho, algunos informes señalan que entre junio y septiembre los robos en domicilios se incrementan un 6,7%, lo que se debe a que muchas viviendas, además de quedarse deshabitadas, están desprovistas de medidas de seguridad y prevención que eviten estos altercados.

Por ello, ANDIMAC recomienda fijarse bien en la fachada, en la puerta o la pared contigua a la entrada de casa antes de salir de vacaciones, puesto que los posibles ladrones suelen dejar “marcas” cuando van a ver los edificios de las viviendas “sencillas de robar porque no hay gente en casa…”. En caso de que haya alguna marca, cruz, rayón o rozón de algún tipo, la patronal sugiere intentar repararlo para que no identifiquen esa vivienda como una de las opciones para entrar. Asimismo, conviene hablar con los vecinos para ver si alguno más tiene una marca parecida y, si es así, avisar a la policía.

Engañar a los ladrones

Otra de las alternativas que puede evitar alguno de los más de 100.000 robos que se producen en los hogares españoles al cabo del año es simular que los inquilinos siguen en casa. Para ello, ANDIMAC recuerda que existen sistemas inteligentes que se colocan en las ventanas y con los que se puede programar a distancia cuándo y cuánto queremos que se abran o se cierren las mismas. También es posible programar una subida o bajada de los estores y las persianas, algo que hace ver que sigue habiendo movimiento en el interior de la vivienda, al margen de contribuir al ahorro energético.

La patronal sostiene que el control remoto también permite encender y apagar las luces cuando se desee, e incluso modificar su intensidad, aunque se esté lejos de casa, lo que contribuye a ahuyentar a los cacos.

En este sentido, la iluminación puede alertar, mediante los detectores de presencia, en caso de que haya alguien en casa a algún vecino al que hayamos puesto sobre aviso para que pueda llamar a la policía y actuar rápidamente.

Por último, la medida más básica pero que muchos todavía no utilizan de manera adecuada tiene que ver con la cerradura de la puerta. Y es que no sólo es importante cerrarla, sino que es recomendable darle varias vueltas, puesto que si se echa únicamente el resbalón, pasando una simple tarjeta la puerta puede abrirse fácilmente desde fuera.

Según la directora técnica de Cuida Tu Casa, Sandra Barañano, “las cerraduras del tipo Antibumping dificultan uno de los métodos más comunes de apertura de puertas y pueden reforzarse colocando un Fac en la parte superior de la cerradura, muy sencillo de instalar, para aumentar la seguridad. Tomando estas medidas, podremos irnos de vacaciones con la tranquilidad de que dejamos nuestra casa preparada para cualquier altercado y preocuparnos únicamente de disfrutar de unos días de desconexión”.

Consejos para ahorrar energía en tu casa

A veces con pequeños cambios en las tareas de la casa podemos ahorrar mucha energía y podemos reducir los pagos de las facturas. Algunos de los consejos a realizar en el hogar son las siguientes:

Las luces de la casa

Apagar las luces cuando su uso no sea necesario y aprovechar al máximo todas las horas de luz. A pesar de usar bombillas de bajo consumo o de LED consumen igual y debemos controlar su uso. Por otro lado la opción de stand by, es uno de esos modos que aunque en apariencia esté apagado, igualmente consume. En estos casos la mejor opción es usar una regleta con interruptor para poder controlar el consumo de energía de esos aparatos como la televisión o el cargador del móvil.

La gestión de los electrodomésticos

Por otra parte tenemos los electrodomésticos. Estos son los mayores consumidores de energía de la casa, lavadora, secadora, vitrocerámica, horno… de todos ellos podemos aprovechar su energía incluso cuando estamos acabando de hacer la tarea y así aprovechar estos aparatos al máximo posible. Por ejemplo, en el caso de lavadoras y secadoras, lo conveniente es poner la lavadora a primera hora de la mañana, así podremos poner la ropa a secar al aire libre y no tendremos que usar la secadora. Cuando planchamos la ropa aquellas prendas que no vamos a usar mucho o que no requieren mucho calor para quitar las arrugas podemos dejarlas para el final, desenchufar la plancha y así aprovechar esa energía y gastar menos.

Otros electrodomésticos como por ejemplo el lavavajillas podemos ponerlo por las noches mientras dormimos, cuando la energía es más barata y por tanto consumirá menos aunque esté toda la noche encendido una vez que termine.

A la hora de cocinar el horno es uno de los electrodomésticos que más consumen, aparte de que desprende una gran cantidad de calor. En invierno esto nos es un poco más indiferente, pero en verano si queremos poner poco el aire acondicionado y mantener la casa a una buena temperatura debemos usar el horno lo menos posible y en el caso de hacerlo aprovecharlo al máximo posible, usando también ese calor residual o cocinando más de un plato ese día. Con el uso de la vitrocerámica ocurre lo mismo, aunque en este caso no desprende una gran cantidad de calor, podemos aprovechar ese calor residual para terminar de hacer lo que estemos cocinando. El uso de tapas al cocinar nos ayudará a conservar el calor y mantenerlo concentrado, de tal modo que la comida se hará más rápido. Como ocurre con el uso de la olla exprés.

Un buen mantenimiento de todos estos electrodomésticos hará que a la hora de usarlos no requieran energía extra, sobre todo debemos tener esto en cuenta con neveras y congeladores, aparte de con los electrodomésticos que ya hemos mencionado antes. El congelador y la nevera debemos evitar mantenerlos abiertos lo máximo posible, para que la temperatura del aparato varíe lo menos posible, tanto en invierno como en verano. En el caso de la nevera los alimentos deben estar separados de las paredes para que el aire frío de la nevera pueda moverse y la temperatura pase de un piso a otro sin dificultad. Por otro lado en el congelador con el tiempo se forman placas de hielo, esto hará que su funcionamiento no sea el adecuado y consuma mucha más energía. Por ello cada cierto tiempo debemos quitar estas placas.

La temperatura del hogar

Por ultimo regular la temperatura de nuestro hogar para que todos los inquilinos estén cómodos con ella. Esto lo podemos hacer con un termostato que regule la temperatura, en invierno lo más recomendable es mantener una temperatura entre 20 y 23 grados cuando estamos en la vivienda y en verano entre 22 o 25. También debemos tener en cuenta que podemos aprovechar el frescor de la noche en verano para que baje la temperatura de la vivienda y cerrar persianas y ventanas en las hora de más calor, sin embargo en invierno debemos hacer lo contrario, subir las persianas y ventilar la casa en las horas de más calor y cerrarlas por las noches que es cuando más frío hace.

Por Anaís Ramos

Integrar paneles fotovoltaicos en la cubierta inclinada de un edificio supone ahorros para la vivienda

  • Promotejado, que reúne a 27 empresas del sector, considera que la colocación de placas fotovoltaicas en cubiertas inclinadas es mejor y mucho más fácil gracias a su inclinación
  • Sólo en Madrid el despliegue de generadores fotovoltaicos en los tejados proporcionaría energía para abastecer el consumo eléctrico total de 1,2 millones de personas

Los edificios residenciales, ya sean en bloque o en viviendas unifamiliares, pueden beneficiarse de la nueva regulación que sobre autoconsumo energético existe en nuestro país desde el pasado mes de abril.

La reducción de los trámites administrativos y la posibilidad de compensar los excedentes de la energía no consumida a través de una rebaja en el recibo de la luz son algunas de las novedades de esta legislación que busca reducir la demanda energética de los hogares.

La instalación de paneles fotovoltaicos en la cubierta de un edificio puede reducir un 40% (300 euros) la factura de la luz anual, pero si además se realiza en una cubierta inclinada y no plana, la cantidad puede ser superior a 400 euros, apuntan desde la Asociación Promotejado.

Para su presidente, Alfred Vincent,en una cubierta inclinada los paneles solares o módulos fotovoltaicos deben colocarse integrados en la misma superficie, adoptando su inclinación y orientación, puesto que, según el Código Técnico de la Edificación, las pérdidas que se producen por alejarse del óptimo (orientación sur y 40º de inclinación) son mínimas”.

La instalación de paneles solares es mucho mejor y más fácil en cubiertas inclinadas que en planas, ya que ofrece una mayor integración con los elementos arquitectónicos y no es necesario el empleo de montajes complicados”, señala el presidente de Promotejado.

La Asociación aporta otras razones que desaconsejan la colocación de placas fotovoltaicas en cubiertas planas: producen un impacto visual y arquitectónico negativo, los paneles están sometidos a elevadas cargas de viento, suponiendo un peso adicional por la carga antivuelco, se producen pérdidas energéticas por ventilación e implican un sobrecoste de la estructura.

Según el Observatorio de la Sostenibilidad, sólo en Madrid el despliegue de generadores fotovoltaicos en los tejados proporcionaría energía para abastecer el consumo eléctrico total de 1,2 millones de personas, generaría en torno a 14.000 puestos de trabajo y movería una inversión cercana a los 5.800 millones de euros.

Cubiertas inclinadas para placas solares

Andimac estima que la reforma de un hogar podría abaratar 750 euros anuales su factura eléctrica

Las olas de calor disparan la demanda eléctrica por el uso masivo de los aires acondicionados. Y en este escenario, ANDIMAC, la patronal de las reformas, estima que una vivienda de 90 metros cuadrados reduciría su consumo energético entre un 40% y un 80% gracias a ciertas obras de mejora y mantenimiento, que podrían abaratar 750 euros anuales su factura eléctrica.

Así, ANDIMAC calcula que si se pusiera en marcha una ambiciosa política de vivienda para mejorar la certificación energética del parque inmobiliario, en el conjunto del país podrían ahorrarse hasta 12.000 millones de euros anuales para el bolsillo de los consumidores, contribuyendo tanto a la sostenibilidad medioambiental -con la reducción de emisiones- como a la mejora de la balanza comercial, puesto que la mayoría de la energía consumida procede de combustibles fósiles y de fuentes importadas.

En este sentido, la patronal destaca que las obras para aislar ayudan a mantener las condiciones ambientales en el exterior y a conseguir el confort deseado en el interior de las casas, ya que -por ejemplo- con un buen cerramiento se evita que se escapen al exterior las temperaturas más moderadas logradas en el interior, lo que consecuentemente reduce el consumo energético.

Y ello resulta especialmente significativo en días como hoy, después de que la ola de calor aumentara un 8% la demanda energética durante su primera jornada, un incremento tan significativo que podría encarecer la factura de la luz hasta en 30 euros mensuales, según se desprende de algunos datos.

Tres actuaciones

Para ello, ANDIMAC detalla que existen tres soluciones diferentes que deben aplicarse según el caso concreto de cada vivienda, con el objetivo de que se ajusten lo máximo posible a sus características y logren una mayor efectividad. En este contexto, la patronal recomienda siempre aislar desde fuera hacia dentro para evitar que el calor del exterior entre al interior, aunque recuerda que para ello se necesitan permisos tanto del Ayuntamiento como de la comunidad de vecinos.

Otra alternativa para mantener la casa a la temperatura deseada sin perder energía es sustituir las carpinterías por unas de madera o de PVC (policloruro de vinilo) con RPT (rotura de puente térmico), ya que son materiales más aislantes que otros como el aluminio, por lo que disminuye la transmisión de calor o el frío entre el interior y el exterior de la vivienda. Gracias a ello, no se pierde energía a través de las ventanas.

En esta línea, la patronal también aconseja cambiar los vidrios por unos de mayor espesor, con cámara de aire, bajo emisivos y con factor de sombra, siendo la mejor opción para ello los laminares o los vidrios dobles. Con ellos, se consigue una menor infiltración de radiación o de frío y menos pérdidas de la temperatura del interior.

Por otro lado, ANDIMAC defiende que, con los sistemas de recuperación de energía, se puede aprovechar el aire expulsado para climatizar el interior de la vivienda, que suele encontrarse a una temperatura inferior que el exterior, por lo que se requerirá menos energía para enfriarlo. Lo único que se necesita es un buen sistema de filtrado para limpiar el aire viciado y poder utilizarlo de nuevo.

Por último, la patronal resalta la importancia de realizar un mantenimiento apropiado de los sistemas de climatización y, cuando estos sean antiguos, de renovarlos por otros nuevos o de mejorar sus prestaciones, puesto que están en constante mejora y los más recientes ofrecen tanto un mayor ahorro energético como menores daños ambientales.