¿Cómo proteger tu casa ante intrusos físicos y digitales?

  • Vigilar tu casa desde el móvil y configurar alarmas mediante reconocimiento facial ya
    es posible.
  • Las smart homes presentan un arma de doble filo: mejoran la calidad de vida de sus
    habitantes y permiten mejor vigilancia y control a distancia, pero también abren la
    posibilidad de ser víctimas de riesgos informáticos.

Durante la época estival, los hogares son especialmente vulnerables a ser víctimas de robos. Solo en 2018 se produjeron 107.012 robos con fuerza en domicilios españoles. Según indica el Ministerio del Interior, de ellos, 26.430 se produjeron en los meses de julio, agosto y septiembre. Por este motivo, se aconseja reforzar la seguridad y la protección en las casas con herramientas que permitan vigilarlas desde la distancia.

Además de las medidas básicas como alarmas, cerraduras y puertas blindadas o ventanas protegidas, ahora, la tecnología ofrece soluciones de domótica e Internet de las cosas que se presentan como aliadas en la protección del hogar y que son las protagonistas de las Smart Homes.

A pesar de las facilidades que ofrecen estas nuevas herramientas para vigilar y proteger las casas aún estando fuera de ellas, presentan un nuevo punto de vulnerabilidad: las amenazas digitales. Los expertos de tecnologías del hub de conocimiento digital The Valley han analizado algunas de las posibilidades y obstáculos que se deben tener en cuenta para lograr hogares inteligentes, eficientes y seguros.

Sistemas de vigilancia que permitan ver tu casa en tiempo real

Para resguardar tu hogar ante ladrones que puedan violar la propiedad privada, se hacen necesarios nuevos métodos de protección. Ahora, los sistemas más novedosos permiten vigilar en tiempo real y a través del móvil las imágenes de todas las estancias del hogar simplemente instalando cámaras en las zonas que se desea vigilar. Anteriormente este sistema de protección era muy costoso y requería instalaciones complicadas, pero cada vez existen más proveedores que ofrecen sistemas de vigilancia completos, fáciles de instalar y a precios asequibles.

Engañar a los ladrones mediante el control de luz, persianas y televisión

Una razón por la cual los robos en domicilios aumentan en verano es por las largas ausencias de sus habitantes. Por eso, un factor para evitar ser víctima de robos es engañar a los posibles intrusos haciéndoles pensar que la vivienda está habitada. Algunas posibilidades que nos aporta la tecnología con este objetivo incluyen: controlar la luz desde el móvil y encenderla durante algunas horas en la noche, abrir y cerrar las persianas en momentos puntuales durante el día e, incluso, encender el televisor para originar ruido proveniente del hogar.

Sensores de movimiento y alarmas con reconocimiento facial

Los sensores de movimiento son dispositivos que se colocan generalmente en los alrededores y en el interior de las casas permitiendo identificar cualquier movimiento sospechoso. Su objetivo principal es el de asegurar las viviendas ante posibles intrusos, pero también se utilizan para funciones de iluminación automatizada o climatización de las estancias. Existen también algunos sistemas de seguridad que engloban cámaras de seguridad con detectores de movimiento y sensores de contacto que avisan si se abre una ventana o una puerta de forma inesperada, ofreciendo un control completo de la seguridad del hogar desde el móvil.

Además, las alarmas que funcionan mediante el reconocimiento facial o de la huella dactilar gracias a un terminal biométrico facial, también están ya disponibles para instalar en las casas, dificultando la entrada de los intrusos y facilitando la protección y vigilancia del hogar para los propietarios, sin necesidad de recordar largas contraseñas.

Las smart homes también son víctimas de los ciberdelincuentes

A pesar de todas las herramientas tecnológicas que existen para proteger las casas ante ataques físicos, también se debe tener en cuenta que la domotización expone a los hogares ante riesgos tecnológicos que podrían facilitar a los atacantes el control de los distintos dispositivos conectados y el acceso tanto a las instalaciones físicas como a los servidores online de los hogares. Por eso, existen algunas medidas que se pueden tomar para proteger las smart homes ante posibles ataques: mantener los dispositivos actualizados con los sistemas operativos más recientes; instalar software antivirus en los diferentes dispositivos conectados; configurar un firewall en la red para protegerse ante amenazas; utilizar el factor de doble autentificación en las cuentas online, entre otras. Además, es importante asegurarse de que la red de wifi de tu casa es privada y de que la contraseña es lo suficientemente fuerte.

Lo ideal sería establecer una red de conexión de invitados en el router evitando compartir la red privada con invitados. Igualmente, es recomendable configurar las opciones de seguridad de los dispositivos antes de conectarlos para comprobar que están activadas todas las opciones posibles para su protección.

El calor no es el único enemigo del confort en el hogar

  • Algunos elementos que ayudan a ganar luminosidad natural en una vivienda: los colores claros, las puertas correderas o los espejos.
  • También es importante para el bienestar en el hogar contar con un lugar limpio y ordenado, con una distribución apropiada, con tonalidades y tejidos agradables, con muebles cómodos y funcionales, y sin exceso de ruido.

Las viviendas también sufren los efectos de la ola de calor. Las altas temperaturas exteriores y el exceso de radiación solar propio de las fechas estivales provocan un sobrecalentamiento en los muros de las edificaciones que, a su vez, desemboca en una subida de temperaturas en el interior. Un fenómeno que afecta directamente a la salud y bienestar de los inquilinos de un inmueble y que puede llegar a alterar seriamente el “confort” en el hogar, entendido este como el placer y la comodidad que desprende un espacio.

Sin embargo, el calor no es el único enemigo de una vivienda saludable y confortable. Hay otros muchos aspectos que pueden alterar el bienestar del hogar y perjudicar la calidad de vida de sus habitantes. Los expertos de Sto, entidad alemana especializada en la elaboración de elementos y soluciones constructivas, han definido los cinco requisitos para lograr máximo confort en una vivienda:

Tener mucha luz natural

La luz solar es la reguladora de los sistemas metabólicos y se ha demostrado que reduce la tensión ocular y la irritabilidad. Es una de las condiciones más valoradas por los usuarios a la hora de evaluar el confort y bienestar en una vivienda. Algunas claves para potenciar este aspecto de forma exponencial:

  • Pintura y colores claros en paredes, techos, muebles y complementos textiles.
  • Instalación de altos y grandes ventanales con la orientación adecuada (sur), así como de ventanas de tejado o cenitales.
  • Visillos, cortinas o estores no demasiado gruesos.
  • Apostar por mesas y puertas de cristal, y por puertas correderas.
  • Colocación de espejos en zonas estratégicas.

Decoración de interiores basada en el orden y la practicidad

Contar con un lugar limpio, ordenado, con una distribución apropiada, con tonalidades agradables o con muebles cómodos y funcionales es indispensable para lograr un bienestar óptimo en las personas, tanto físico como emocional y psicológico. Por este motivo, la decoración de interiores se ha convertido en un elemento clave para el confort en el hogar. Teniendo en cuenta que alrededor del 80% de las impresiones que recibe una persona son visuales, la elección de colores es uno de los primeros aspectos a tener en cuenta. Los expertos de Sto exponen algunas directrices: los tonos claros dan sensación de amplitud, frescura y tranquilidad, los oscuros aportan seguridad, los chillones generan positividad y frescura, los más cálidos sugieren sensación de intimidad y comodidad, y los más fríos resultan más frescos y son ideales para zonas de relax.

Excelente calidad del aire interior

Polen, polvo, ácaros, olores, humo o contaminantes son solo algunas de las sustancias que impregnan el aire interior de cualquier vivienda a diario. Teniendo en cuenta que nos pasamos gran parte de nuestro tiempo en espacios cerrados (se calcula que, aproximadamente, 20 horas al día) es vital procurar que la calidad del aire interior sea óptima para la salud.

La mejor manera para lidiar con este problema es utilizar sistemas de filtración y purificación para eliminar partículas y posibles contaminantes, apostar por sistemas de ventilación mecánica controlada que ayuden a renovar el aire interior, o el uso de plantas. Además, hoy en día existen revocos de silicato y pinturas inteligentes que, más allá de su finalidad estética, son capaces de proporcionar una protección fiable contra humedades o sustancias nocivas. Así, se puede evitar desde la formación de grietas, hasta la suciedad, la proliferación de microorganismos por la humedad y otro tipo de contaminación, proporcionando un ambiente óptimo y mejora de la higiene.

Temperaturas de entre 23-25º y humedad de no más del 60%

Para conseguir el llamado “confort higrotérmico”, es necesario que la temperatura interior se sitúe en torno a los 23-25 grados (según el Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios), que la humedad se mueva entre el 40-60% y que no haya corrientes o ráfagas de aire. Las soluciones más efectivas destinadas a regular estas características son el uso de sistemas de climatización eficientes, el aislamiento térmico, el yeso o las placas de yeso laminado, una buena elección de carpinterías o emplear sistemas y aparatos de control de la temperatura y humedad relativa.

Confort acústico

Cada vez es más frecuente que se tenga en cuenta este factor a la hora de remodelar, rehabilitar o construir zonas interiores. Y es que, a pesar de que las molestias causadas por el ruido varían según la tolerancia de cada persona, las consecuencias de un mal acondicionamiento acústico pueden afectar a la salud y bienestar de los inquilinos: alteración del sueño, perturbación del descanso, dificultades de comunicación, distracción en la atención, dolor de cabeza…

A este respecto, aparte de la necesidad de instalar soluciones de acondicionamiento acústico en la vivienda (prestando especial atención a los techos), también es recomendable hacer uso de otros elementos decorativos que amortigüen los sonidos, como alfombras, cortinas y muebles tapizados.

Andimac estima que 8 de cada 10 españoles temen sufrir robos en sus viviendas

  • La patronal recuerda que los hurtos y asaltos durante las vacaciones de verano se incrementan casi un 7%

Casi 8 de cada 10 españoles (el 77,3%) tienen miedo de sufrir robos en sus viviendas, según el estudio Quiero Vivir Mejor, realizado por ANDIMAC, la patronal de las reformas. Un temor que aumenta durante los meses de verano, cuando muchos abandonan su lugar de residencia habitual para disfrutar de sus vacaciones.

De hecho, algunos informes señalan que entre junio y septiembre los robos en domicilios se incrementan un 6,7%, lo que se debe a que muchas viviendas, además de quedarse deshabitadas, están desprovistas de medidas de seguridad y prevención que eviten estos altercados.

Por ello, ANDIMAC recomienda fijarse bien en la fachada, en la puerta o la pared contigua a la entrada de casa antes de salir de vacaciones, puesto que los posibles ladrones suelen dejar “marcas” cuando van a ver los edificios de las viviendas “sencillas de robar porque no hay gente en casa…”. En caso de que haya alguna marca, cruz, rayón o rozón de algún tipo, la patronal sugiere intentar repararlo para que no identifiquen esa vivienda como una de las opciones para entrar. Asimismo, conviene hablar con los vecinos para ver si alguno más tiene una marca parecida y, si es así, avisar a la policía.

Engañar a los ladrones

Otra de las alternativas que puede evitar alguno de los más de 100.000 robos que se producen en los hogares españoles al cabo del año es simular que los inquilinos siguen en casa. Para ello, ANDIMAC recuerda que existen sistemas inteligentes que se colocan en las ventanas y con los que se puede programar a distancia cuándo y cuánto queremos que se abran o se cierren las mismas. También es posible programar una subida o bajada de los estores y las persianas, algo que hace ver que sigue habiendo movimiento en el interior de la vivienda, al margen de contribuir al ahorro energético.

La patronal sostiene que el control remoto también permite encender y apagar las luces cuando se desee, e incluso modificar su intensidad, aunque se esté lejos de casa, lo que contribuye a ahuyentar a los cacos.

En este sentido, la iluminación puede alertar, mediante los detectores de presencia, en caso de que haya alguien en casa a algún vecino al que hayamos puesto sobre aviso para que pueda llamar a la policía y actuar rápidamente.

Por último, la medida más básica pero que muchos todavía no utilizan de manera adecuada tiene que ver con la cerradura de la puerta. Y es que no sólo es importante cerrarla, sino que es recomendable darle varias vueltas, puesto que si se echa únicamente el resbalón, pasando una simple tarjeta la puerta puede abrirse fácilmente desde fuera.

Según la directora técnica de Cuida Tu Casa, Sandra Barañano, “las cerraduras del tipo Antibumping dificultan uno de los métodos más comunes de apertura de puertas y pueden reforzarse colocando un Fac en la parte superior de la cerradura, muy sencillo de instalar, para aumentar la seguridad. Tomando estas medidas, podremos irnos de vacaciones con la tranquilidad de que dejamos nuestra casa preparada para cualquier altercado y preocuparnos únicamente de disfrutar de unos días de desconexión”.

Consejos para ahorrar energía en tu casa

A veces con pequeños cambios en las tareas de la casa podemos ahorrar mucha energía y podemos reducir los pagos de las facturas. Algunos de los consejos a realizar en el hogar son las siguientes:

Las luces de la casa

Apagar las luces cuando su uso no sea necesario y aprovechar al máximo todas las horas de luz. A pesar de usar bombillas de bajo consumo o de LED consumen igual y debemos controlar su uso. Por otro lado la opción de stand by, es uno de esos modos que aunque en apariencia esté apagado, igualmente consume. En estos casos la mejor opción es usar una regleta con interruptor para poder controlar el consumo de energía de esos aparatos como la televisión o el cargador del móvil.

La gestión de los electrodomésticos

Por otra parte tenemos los electrodomésticos. Estos son los mayores consumidores de energía de la casa, lavadora, secadora, vitrocerámica, horno… de todos ellos podemos aprovechar su energía incluso cuando estamos acabando de hacer la tarea y así aprovechar estos aparatos al máximo posible. Por ejemplo, en el caso de lavadoras y secadoras, lo conveniente es poner la lavadora a primera hora de la mañana, así podremos poner la ropa a secar al aire libre y no tendremos que usar la secadora. Cuando planchamos la ropa aquellas prendas que no vamos a usar mucho o que no requieren mucho calor para quitar las arrugas podemos dejarlas para el final, desenchufar la plancha y así aprovechar esa energía y gastar menos.

Otros electrodomésticos como por ejemplo el lavavajillas podemos ponerlo por las noches mientras dormimos, cuando la energía es más barata y por tanto consumirá menos aunque esté toda la noche encendido una vez que termine.

A la hora de cocinar el horno es uno de los electrodomésticos que más consumen, aparte de que desprende una gran cantidad de calor. En invierno esto nos es un poco más indiferente, pero en verano si queremos poner poco el aire acondicionado y mantener la casa a una buena temperatura debemos usar el horno lo menos posible y en el caso de hacerlo aprovecharlo al máximo posible, usando también ese calor residual o cocinando más de un plato ese día. Con el uso de la vitrocerámica ocurre lo mismo, aunque en este caso no desprende una gran cantidad de calor, podemos aprovechar ese calor residual para terminar de hacer lo que estemos cocinando. El uso de tapas al cocinar nos ayudará a conservar el calor y mantenerlo concentrado, de tal modo que la comida se hará más rápido. Como ocurre con el uso de la olla exprés.

Un buen mantenimiento de todos estos electrodomésticos hará que a la hora de usarlos no requieran energía extra, sobre todo debemos tener esto en cuenta con neveras y congeladores, aparte de con los electrodomésticos que ya hemos mencionado antes. El congelador y la nevera debemos evitar mantenerlos abiertos lo máximo posible, para que la temperatura del aparato varíe lo menos posible, tanto en invierno como en verano. En el caso de la nevera los alimentos deben estar separados de las paredes para que el aire frío de la nevera pueda moverse y la temperatura pase de un piso a otro sin dificultad. Por otro lado en el congelador con el tiempo se forman placas de hielo, esto hará que su funcionamiento no sea el adecuado y consuma mucha más energía. Por ello cada cierto tiempo debemos quitar estas placas.

La temperatura del hogar

Por ultimo regular la temperatura de nuestro hogar para que todos los inquilinos estén cómodos con ella. Esto lo podemos hacer con un termostato que regule la temperatura, en invierno lo más recomendable es mantener una temperatura entre 20 y 23 grados cuando estamos en la vivienda y en verano entre 22 o 25. También debemos tener en cuenta que podemos aprovechar el frescor de la noche en verano para que baje la temperatura de la vivienda y cerrar persianas y ventanas en las hora de más calor, sin embargo en invierno debemos hacer lo contrario, subir las persianas y ventilar la casa en las horas de más calor y cerrarlas por las noches que es cuando más frío hace.

Por Anaís Ramos

Integrar paneles fotovoltaicos en la cubierta inclinada de un edificio supone ahorros para la vivienda

  • Promotejado, que reúne a 27 empresas del sector, considera que la colocación de placas fotovoltaicas en cubiertas inclinadas es mejor y mucho más fácil gracias a su inclinación
  • Sólo en Madrid el despliegue de generadores fotovoltaicos en los tejados proporcionaría energía para abastecer el consumo eléctrico total de 1,2 millones de personas

Los edificios residenciales, ya sean en bloque o en viviendas unifamiliares, pueden beneficiarse de la nueva regulación que sobre autoconsumo energético existe en nuestro país desde el pasado mes de abril.

La reducción de los trámites administrativos y la posibilidad de compensar los excedentes de la energía no consumida a través de una rebaja en el recibo de la luz son algunas de las novedades de esta legislación que busca reducir la demanda energética de los hogares.

La instalación de paneles fotovoltaicos en la cubierta de un edificio puede reducir un 40% (300 euros) la factura de la luz anual, pero si además se realiza en una cubierta inclinada y no plana, la cantidad puede ser superior a 400 euros, apuntan desde la Asociación Promotejado.

Para su presidente, Alfred Vincent,en una cubierta inclinada los paneles solares o módulos fotovoltaicos deben colocarse integrados en la misma superficie, adoptando su inclinación y orientación, puesto que, según el Código Técnico de la Edificación, las pérdidas que se producen por alejarse del óptimo (orientación sur y 40º de inclinación) son mínimas”.

La instalación de paneles solares es mucho mejor y más fácil en cubiertas inclinadas que en planas, ya que ofrece una mayor integración con los elementos arquitectónicos y no es necesario el empleo de montajes complicados”, señala el presidente de Promotejado.

La Asociación aporta otras razones que desaconsejan la colocación de placas fotovoltaicas en cubiertas planas: producen un impacto visual y arquitectónico negativo, los paneles están sometidos a elevadas cargas de viento, suponiendo un peso adicional por la carga antivuelco, se producen pérdidas energéticas por ventilación e implican un sobrecoste de la estructura.

Según el Observatorio de la Sostenibilidad, sólo en Madrid el despliegue de generadores fotovoltaicos en los tejados proporcionaría energía para abastecer el consumo eléctrico total de 1,2 millones de personas, generaría en torno a 14.000 puestos de trabajo y movería una inversión cercana a los 5.800 millones de euros.

Cubiertas inclinadas para placas solares

Andimac estima que la reforma de un hogar podría abaratar 750 euros anuales su factura eléctrica

Las olas de calor disparan la demanda eléctrica por el uso masivo de los aires acondicionados. Y en este escenario, ANDIMAC, la patronal de las reformas, estima que una vivienda de 90 metros cuadrados reduciría su consumo energético entre un 40% y un 80% gracias a ciertas obras de mejora y mantenimiento, que podrían abaratar 750 euros anuales su factura eléctrica.

Así, ANDIMAC calcula que si se pusiera en marcha una ambiciosa política de vivienda para mejorar la certificación energética del parque inmobiliario, en el conjunto del país podrían ahorrarse hasta 12.000 millones de euros anuales para el bolsillo de los consumidores, contribuyendo tanto a la sostenibilidad medioambiental -con la reducción de emisiones- como a la mejora de la balanza comercial, puesto que la mayoría de la energía consumida procede de combustibles fósiles y de fuentes importadas.

En este sentido, la patronal destaca que las obras para aislar ayudan a mantener las condiciones ambientales en el exterior y a conseguir el confort deseado en el interior de las casas, ya que -por ejemplo- con un buen cerramiento se evita que se escapen al exterior las temperaturas más moderadas logradas en el interior, lo que consecuentemente reduce el consumo energético.

Y ello resulta especialmente significativo en días como hoy, después de que la ola de calor aumentara un 8% la demanda energética durante su primera jornada, un incremento tan significativo que podría encarecer la factura de la luz hasta en 30 euros mensuales, según se desprende de algunos datos.

Tres actuaciones

Para ello, ANDIMAC detalla que existen tres soluciones diferentes que deben aplicarse según el caso concreto de cada vivienda, con el objetivo de que se ajusten lo máximo posible a sus características y logren una mayor efectividad. En este contexto, la patronal recomienda siempre aislar desde fuera hacia dentro para evitar que el calor del exterior entre al interior, aunque recuerda que para ello se necesitan permisos tanto del Ayuntamiento como de la comunidad de vecinos.

Otra alternativa para mantener la casa a la temperatura deseada sin perder energía es sustituir las carpinterías por unas de madera o de PVC (policloruro de vinilo) con RPT (rotura de puente térmico), ya que son materiales más aislantes que otros como el aluminio, por lo que disminuye la transmisión de calor o el frío entre el interior y el exterior de la vivienda. Gracias a ello, no se pierde energía a través de las ventanas.

En esta línea, la patronal también aconseja cambiar los vidrios por unos de mayor espesor, con cámara de aire, bajo emisivos y con factor de sombra, siendo la mejor opción para ello los laminares o los vidrios dobles. Con ellos, se consigue una menor infiltración de radiación o de frío y menos pérdidas de la temperatura del interior.

Por otro lado, ANDIMAC defiende que, con los sistemas de recuperación de energía, se puede aprovechar el aire expulsado para climatizar el interior de la vivienda, que suele encontrarse a una temperatura inferior que el exterior, por lo que se requerirá menos energía para enfriarlo. Lo único que se necesita es un buen sistema de filtrado para limpiar el aire viciado y poder utilizarlo de nuevo.

Por último, la patronal resalta la importancia de realizar un mantenimiento apropiado de los sistemas de climatización y, cuando estos sean antiguos, de renovarlos por otros nuevos o de mejorar sus prestaciones, puesto que están en constante mejora y los más recientes ofrecen tanto un mayor ahorro energético como menores daños ambientales.

El consumo energético en nuestros hogares

Llega el calor y el consumo energético de los hogares se dispara de manera considerable, por eso es importante revisar los hábitos de consumo y rutinas que se siguen en el hogar durante esos meses. Al igual que adaptar los suministros eléctricos y las distintas instalaciones del hogar a la estación del año.

Para ello, es importante que el usuario tenga en cuenta algunos aspectos que le ayudarán a saber si el consumo energético de su hogar, se corresponde con el consumo real del usuario y, encontrar los puntos débiles de tal manera que pueda ahorrar en las facturas finales. Estos aspectos que comentamos son:

  1. Los metros cuadrados del hogar.
  2. El número de personas que residen en el domicilio y las rutinas que siguen. Este es uno de los puntos más importantes, ya que de esto dependerá que deba contratar una tarifa u otra.
  3. Qué tipo de electrodomésticos hay en el hogar y cuáles de estos disponen de una etiqueta de eficiencia energética A+++, que ayuden a reducir el consumo de energía en el hogar.
  4. Si existen instalaciones que gran consumo de energía extra, como aire acondicionado o calefacción.

Estos aspectos serán claves para conocer mejor los hábitos de su hogar y ver en qué puntos puede ver reducidas sus facturas, además de adaptar los suministros al estilo de los habitantes de la casa.

¿Cómo encontrar la tarifa de luz y gas perfecta para mi hogar?

Para encontrar la tarifa perfecta para el hogar, aconsejamos que el usuario utilice un comparador de luz y gas, como el de la OCU. Un comparador de luz y gas es una herramienta que te ayudará a saber qué tarifa de luz y gas contratar en base a las necesidades exactas de tu hogar.

Al mismo tiempo, te permitirá revisar los suministros eléctricos y ver si las tarifas contratadas son las adecuadas para su hogar. Los comparadores de luz y gas ofrecen tarifas de Iberdrola, como también de Endesa, EDP o Podo, entre otros, además de las últimas ofertas del sector.

Tras conocer la tarifa que mejor se adapta a las necesidades de tu hogar y de tu vida, deberás ponerte en contacto con la comercializadora en cuestión y aportar una serie de documentos para formalizar el contrato, como:

  • Nombre, apellido y DNI, pasaporte o NIE en vigor.
  • Dirección postal del domicilio donde se llevará a cabo el alta.
  • Código CUPS que se lo proporcionará la propia compañía en caso de que sea la primera vez que solicita el alta.
  • Certificado de Instalación o el Boletín Eléctrico que afirma que la instalación eléctrica se encuentra en buenas condiciones.
  • Número de cuenta corriente (IBAN) para domiciliar así los pagos.
  • Por último, indicar la potencia que quieres contratar con Endesa.

Una vez el usuario entregue los documentos y la compañía tardará entre 15 y 20 días hábiles en formalizar el contrato.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es la necesidad de entender las facturas de la luz y el gas. Puesto que, una mala lectura puede provocar que el cliente pague más por un servicio menor, y así lo cuenta El País en su último artículo.

 

Johnson Controls ofrecerá sus servicios de seguridad residencial bajo la marca ADT

  • ADT será la marca principal de Johnson Controls en servicios y tecnología de seguridad para el hogar en España, representando la calidad, el valor y la innovación que se espera de una empresa líder

Johnson ControlsTras el importante crecimiento de su cartera de clientes residenciales y de negocios en los últimos años, Johnson Controls anuncia una nueva etapa en su desarrollo en el mercado español, con la migración de sus servicios de seguridad residencial y pequeño negocio a ADT, que se convierte así en la marca principal de Jonhson Controls en el mercado de servicios de seguridad con conexión a central receptora de alarmas y tecnología inteligente para el hogar en España, representando la calidad, el valor y la innovación que se espera de una empresa líder. Sus soluciones inteligentes y seguras que protejan a los hogares y los hagan más confortables continuarán siendo ofrecidas bajo la nueva marca de ADT.

Este cambio brindará a los clientes de seguridad residencial de Johnson Controls en España el valor de una marca innovadora y reconocida, con décadas de experiencia en servicios de seguridad y soluciones inteligentes para hogares y negocios. Las centrales receptoras de alarmas de ADT son reconocidas por su eficiencia al combinar la tecnología más avanzada con operadores de seguridad especializados. Con ellas, la compañía ofrece servicios profesionales de monitorización de alarmas, vídeo verificación y mantenimiento y soporte remoto de las instalaciones.

Manuel Delgado, director general de Johnson Controls Buildings Technologies & Solutions para España y Portugal, liderará esta importante nueva etapa en la vida de la compañía, aprovechando la combinación de los mejores productos y tecnologías para edificios y hogares del grupo Johnson Controls, que incluye equipos de aire acondicionado; sistemas de detección de incendios; seguridad, control y gestión de edificios; soluciones para el retail basadas en la información; y servicios de seguridad y monitorización de alarmas para hogares y negocios.

Para Manuel Delgado,bajo esta nueva marca podemos brindar a nuestros clientes el más amplio espectro de tecnologías y soluciones innovadoras, experiencia en su instalación y un servicio eficaz, para proteger sus familias y hogares, haciéndolos más inteligentes y cómodos. En muchos países, ADT contribuye a hacer las viviendas más innovadoras, seguras y confortables. La adopción de esta marca es un hito fundamental en nuestro ambicioso camino de desarrollo y nos permitirá mejorar la experiencia del cliente bajo esta nueva identidad de marca, con el objetivo de convertirnos en el socio de referencia en seguridad inteligente para el control y la protección de los hogares españoles«.

Las peticiones de autoconsumo energético se han incrementado tras la derogación del ‘impuesto al sol’

  • Para el 2050, el Gobierno pretende reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 90% y lograr el 100% de energías renovables
  • Compensación al consumidor por el excedente eléctrico del autoconsumo: el precio se ha estimado en 53 euros el megavatio

Desde el pasado mes de abril, el autoconsumo energético ya lo tiene mucho más fácil en España. Con la nueva normativa, se esperan implementar una serie de medidas para una transición del modelo energético, para que todos los ciudadanos puedan beneficiarse de las ventajas que puede acarrear esta actividad, en términos de menores necesidades de red, mayor independencia energética y menores emisiones de gases de efecto invernadero, todo con la idea de explotar de forma más eficiente las posibilidades que ofrece la industria del sol en España.

De hecho, desde que se comunicaran las nuevas medidas y la derogación del impuesto al sol, se han incrementado un 140% las peticiones de información para pasarse al autoconsumo, según indica la compañía especializada en energía procedente del sol y en autoconsumo eléctrico, SotySolar. La compañía, además, ha realizado un estudio acerca del conocimiento que existe sobre el precio y rentabilidad de una instalación fotovoltaica. Ante la pregunta de cuanto creen los españoles que puede costar un sistema de autoconsumo fotovoltaico, casi la mitad de los españoles (45%) opina que ronda entre 3.000 y 6.000€. En cuanto a la rentabilidad de la inversión, seis de cada diez españoles creen que está entre 5 y 7 años.

No van desencaminados, ya que el coste de una instalación fotovoltaica destinada al autoconsumo de una vivienda media de 100 m2 viene a rondar los 4.000€, que se rentabilizan de media entre 5 y 7 años, según SotySolar. Y es que una instalación de autoconsumo viene a ahorrar de media un 50% en la factura de la luz.

La realidad es que a la hora de estimar el coste de una instalación de autoconsumo eléctrico hay que tener en cuenta varios factores, y cada caso es único. “Dar un precio por m2 no tiene sentido, ya que los precios oscilan en función del tamaño de instalación. El tamaño de instalación depende del consumo de cliente y del espacio disponible para instalar placas solares, entre otros muchos factores”, señala Edgar Imaz, cofundador se SotySolar.

La nueva situación que se da en España es propicia para el desarrollo de las energías renovables. Según datos estatales, se pretende reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 90% para 2050, sobre los niveles de 1990, y lograr el 100% de energías renovables ese mismo año.

Compensaciones económicas para autoconsumidores con excedentes de energía
Otra de las novedades anunciadas recientemente en España, ha sido la fijación del precio para el excedente eléctrico del autoconsumo. Los particulares que tengan instalado un sistema eléctrico autoconsumible, podrán recibir dinero por el cada megavatio que no consuman y que viertan a la red. El precio medio de la energía excedentaria del autoconsumo para el mecanismo de compensación simplificada (Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor o PVPC) está estimado en unos 53 euros el megavatio en las horas centrales del día, según figura en la web eSios de Red Eléctrica de España.

Con este cambio, se pretende compensar a los autoconsumidores por la energía excedentaria que viertan con una reducción de su factura de electricidad al autoconsumidor que integre su energía generada y no consumida en la red. Para poder recibirlo, deben tener un contrato de tarifa regulada o PVPC con una comercializadora de referencia, así como estar acogido al mecanismo de compensación simplificada definida en el Real Decreto aprobado el pasado mes de abril.

“En SotySolar, como expertos en autoconsumo, estamos convencidos de que, tras esta nueva situación y compensaciones al consumidor, empezaremos a ver ya azoteas llenas de paneles solares disfrutando de las bondades del autoconsumo”, declara Edgar Imaz cofundador de SotySolar.

Conoce el ahorro de energía generado por la instalación de repartidores de costes de calefacción

  • Según un estudio de Ahorros Derivados de la Contabilización Individual de Calefacción realizado por la Universidad de Alcalá.
  • Además del ahorro de energía, la contabilización individual de consumos supone una importante reducción de las emisiones contaminantes, equivalentes al consumo de 271 litros de carburante de un coche con gasolina o 248 de un turismo a gasoil.

La instalación de repartidores de costes y válvulas termostáticas en los sistemas de calefacción centralizada o colectiva para una vivienda tipo supondría un ahorro de energía final equivalente a la consumida por un hogar medio en 8 meses (244 días en el caso de calefacción a gas natural o de 266 si la calefacción es de gasóleo).

Esta es una de las conclusiones del estudio “Ahorros Derivados de la Contabilización Individual de Calefacción” realizado por la Universidad de Alcalá en el que se estima el ahorro energético conseguido con la instalación de repartidores de costes de calefacción y válvulas con cabezal termostático, con el fin de contabilizar individualmente el coste de la calefacción en sistemas centralizados o colectivos.

ista, compañía especializada en servicios de medición y liquidación individual de consumos de energía y agua, coincide con este estudio en que la necesidad de aumentar el ahorro y la eficiencia energética en los edificios pasa por realizar determinadas actuaciones sobre las instalaciones de calefacción, como se recoge en la Directiva Europea 2012/27/UE, relativa a la eficiencia energética.

Según este trabajo de la Universidad de Alcalá, el ahorro de energía final por temporada es de un 24,7% de media, con variaciones comprendidas entre un 17,8 y un 30,8%, en función de las temperaturas de confort máxima y mínima, respectivamente. Por ejemplo, para una vivienda tipo, con una superficie de 94,59 m2, para cada temporada se han obtenido ahorros de energía final medios de entre 3,4 MWh y 4,6 MWh.

Pero además del ahorro energético, este estudio calcula la reducción de emisiones de CO2 que tendría un margen de variación entre 38,38 tCO2e t 79,54 tCO2e, con un ahorro medio de emisiones de 61,18 tCO2e.

El estudio compara estos resultados con los valores medios de emisiones producidas por un automóvil. La reducción de emisiones de CO2, CO y NOx producida como consecuencia de la instalación de los repartidores de costes y las válvulas termostáticas sería equivalente, como mínimo, a las producidas, respectivamente, por el consumo de 271 litros de gasolina, o, en el caso de un turismo a gasoil, de 248 litros.

Ignacio Abati, Director General de ista y presidente de Aercca (Asociación Española de Repartidores de Costes de Calefacción) ha manifestado que “los datos de este estudio vienen a darnos la razón en que es prioritaria la aprobación del proyecto de Real Decreto por el que se regula la contabilización de consumos individuales de calefacción. Esperemos que sea una de las primeras iniciativas del nuevo Gobierno. No hay que olvidar que este Real Decreto forma parte de la Directiva Europea de Eficiencia Energética cuya trasposición está pendiente en España”.

“Además, con la llegada del verano”, recuerda Abati, “y el apagado de las calefacciones centrales, es el momento ideal para instalar los repartidores de costes y las válvulas con las que los hogares conseguirán un importante ahorro de energía y los usuarios obtendrán información objetiva sobre la energía consumida y valorar el potencial de ahorro”.