En este artículo veremos los mejores trucos para obtener la cédula de habitabilidad sin complicarnos la existencia.
Los trámites con la administración inquietan a todos y nadie quiere ser multado ni tener problemas para algo relativamente sencillo como una licencia de ocupación.

¡Empezamos!

1-Infórmate bien sobre la licencia que se adapta a tus necesidades

En muchas ocasiones la administración no da información concreta de para qué sirve uno u otro trámite.
No todos estamos acostumbrados a lidiar con las licencias y muchas veces no sabemos la diferencia entre un certificado energético, una licencia de ocupación u las licencias de obra, por ejemplo.

Esta entrada de Wikipedia te puede servir de ayuda para saber algo más del trámite, pero en general es necesaria para obtener los suministros de agua, luz o gas o realizar la compraventa de una vivienda.

También te dejamos esta completa guía sobre la cédula de habitabilidad, donde puedes encontrar un paso a paso.
Independientemente de esto, siempre puedes consultarnos si te surgen dudas al respecto, estamos disponibles para cualquier cuestión que te surja en nuestro formulario de contacto o en los comentarios.

2. Reúne toda la documentación que te exigen

Una vez que has confirmado que necesitas la cédula de habitabilidad para tu vivienda, es aconsejable reunir todos los documentos que te piden en tu ayuntamiento.
Normalmente te solicitan lo siguiente:

  • Fotocopia de documento nacional de identidad de los propietarios de la vivienda.
  • Escrituras de la vivienda.
  • Recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles reciente.
  • Certificado de habitabilidad firmado por un arquitecto o arquitecto técnico.

Estos son los documentos genéricos, pero dependerá de tu ayuntamiento el listado definitivo de documentos que te exigirán.

El certificado de habitabilidad será, con toda probabilidad, lo que más trabajo te llevará conseguir.
Lo que nos lleva a nuestro siguiente punto.

3. Obtén el certificado de habitabilidad

El certificado de habitabilidad es un documento firmado por un arquitecto o arquitecto técnico donde se acredita que la vivienda cumple con las condiciones de habitabilidad vigentes y está, por lo tanto, lista para ser habitada.

Entre otras cosas, tendrá que tener la siguiente información:

  • Fecha de construcción de la vivienda.
  • Superficie construida y superficie útil.
  • Relación de estancias.
  • Planimetría de la vivienda, con los alzados correspondientes.

Este certificado se puede obtener en un corto espacio de tiempo, ya que no conlleva especiales cálculos ni problemas, pero sí que puedes tenerlos si el profesional con el que trabajes no es de confianza.

4. Escoge a un profesional de confianza

Nosotros podemos responder por el equipo de Iniziar, ya que estamos comprometidos a ofrecerte la mejor calidad posible, pero hay mucha diversidad de profesionales liberales ahí fuera y no todos son de fiar.
No sería la primera ocasión en la que algún cliente nuestro nos cuenta alguna mala experiencia con algún técnico.
Por ello, te aconsejamos revisar las opiniones en perfiles como Google My Business de la empresa con la que vayas a trabajar, para evitar problemas en el futuro.

5. Presenta toda la documentación al mismo tiempo y abona la tasa

Es una obviedad, pero esto puede retrasar el plazo para conseguir tu licencia e incluso alguna multa-aunque no es habitual.

Actualmente la inmensa mayoría de los ayuntamientos establecen este tipo de licencias como declaraciones responsables.

Ese tipo de licencias no necesitan una aprobación explícita por parte del ayuntamiento, por lo que puedes disfrutar de sus efectos en cuanto presentes toda la documentación.

Perfecto, pero… ¿Dónde está el truco?

Precisamente ahí, en presentar toda la documentación que te exigen.
Necesitarás tanto pagar la tasa como toda la documentación, sino, la licencia no será válida.
No hace falta decir que pagar la tasa es más que obligatorio, esto sí que es indispensable y seguro que lo revisarán en el ayuntamiento.Con esto llegamos al final del artículo. Conseguir cualquier tipo de licencia suele ser complicado, pero si sigues los pasos que comentamos no será un problema.¡Ahora te toca a ti!

  • Los emplazamientos muy ruidosos incrementan las posibilidades de contagio ya que se acorta la distancia con el acompañante y se eleva la voz, proyectándose microgotas de saliva que pueden contener partículas virales y que perduran varios minutos en el ambiente.
  • Se calcula que el aire interior tiene más de 900 compuestos contaminantes y algunos pueden estar entre 2 y 5 veces más concentrados que en el exterior. Las pinturas especiales son una de las soluciones para combatirlos.

A pesar de que los expertos llevan varios años alertando sobre el peligro de la contaminación interior, hasta ahora apenas se había tenido en cuenta la salubridad que caracteriza a algunos emplazamientos cerrados. Contar con ambientes higiénicos, libres de virus y bacterias, y disponer de elementos que ayuden a evitar su propagación es, a raíz de la crisis del coronavirus, más importante que nunca. Y no es para menos: se calcula que el aire interior tiene más de 900 compuestos contaminantes y algunos pueden estar entre 2 y 5 veces más concentrados que en el exterior.

Teniendo en cuenta que pasamos cerca del 90% del tiempo en espacios interiores, la arquitectura y el diseño de interiores llevan mucho tiempo investigando soluciones que ayuden a la creación de espacios saludables, reduciendo las sustancias nocivas del ambiente y de las superficies. Aunque muchas de ellas no son la receta mágica contra la actual pandemia de coronavirus, sí permiten extremar precauciones de cara al futuro, creando estancias confortables, eficientes, sostenibles y, sobre todo, seguras desde el punto de vista de la salud.

La compañía Sto, entidad de origen alemán con sede en España especializada en la elaboración de materiales y soluciones constructivas, expone algunas de las soluciones que están ganando protagonismo:

  • Acondicionar acústicamente los espacios para evitar alzar la voz. Según un estudio realizado por el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales de EEUU, hablar en voz alta puede generar el equivalente por minuto de más de 1.000 gotas contaminadas capaces de permanecer suspendidas en el aire durante 8 minutos o más en un espacio cerrado. Por ello, una de las principales recomendaciones que se están dando para restaurantes, museos, salas de eventos, locales u oficinas es la de evitar que haya una sobrexposición al ruido. Y es que la consecuencia directa de esta situación es acortar la distancia con el acompañante y alzar la voz, lo que podría ser determinante en la propagación, ya que en este caso la proyección de microgotas de saliva que pueden contener partículas virales es mayor. De ahí que, ahora más que nunca, se estén promoviendo las soluciones de acondicionamiento acústico. Estas, a través de la instalación de elementos fonoabsorbentes, reducen el nivel de ruido de los espacios, así como la inteligibilidad de los mismos.
  • Pinturas que limpian el aire interior de contaminantes. El mercado ya ofrece algunas pinturas con capacidades purificantes del aire gracias al efecto de la luz natural, descomponiendo eficazmente los olores y neutralizando sustancias nocivas, cuya exposición puede llegar a causar graves daños en la salud. Incluso algunas compañías, como Sto, ya ofrecen productos de este tipo que lo hacen sin necesidad de luz solar, siendo la iluminación estándar suficiente para iniciar el proceso de limpieza.
  • Superficies que neutralizan las bacterias. Las superficies y elementos que conforman los espacios alojan bacterias de todo tipo, y su nivel de adherencia depende directamente de su composición. Por ello, también están comenzando a proliferar el uso de encimeras, baldosas, tiradores o pomos con capacidad de frenar la proliferación de bacterias. Sus grandes beneficios están haciendo que se valore su uso en lugares públicos como bares, restaurantes, cines, hoteles, escuelas, tiendas, espacios de exposición, consultorios médicos … Aunque también son muy útiles en el hogar, sobre todo en cocinas, baños y habitaciones infantiles.
  • Sensores de movimiento o soluciones capaces de medir la temperatura de los visitantes. La actual crisis de sanitaria ha empezado a poner de moda en lugares públicos la instalación de accesorios con sensores o detectores de proximidad que limitan el contacto con puertas, interruptores, pomos, pulsadores etc. Así mismo, también se está barajando la posibilidad de incluir en el diseño de las entradas de los edificios soluciones capaces de combinar la inteligencia artificial con la termografía para detectar la temperatura de las personas.
  • Elementos constructivos que favorezcan una mayor entrada de luz solar como elemento antibacteriano. La luz natural no solo es buena para la salud, sino que también se ha demostrado su capacidad para eliminar las bacterias que viven en el polvo. Así lo demuestran algunos estudios, como el realizado por la Universidad de Oregón (EE.UU.), que revela que, en las habitaciones oscuras, el 12% de las bacterias permanecen vivas, pudiendo reproducirse. Sin embargo, este porcentaje se reduciría al 6,8% en estancias expuestas a la luz del día. Según estos investigadores, el polvo mantenido en la oscuridad contiene organismos estrechamente relacionados con especies vinculadas a enfermedades respiratorias, que en gran parte están ausentes en el polvo expuesto a la luz del día.
  • Uso de biombos, paneles o mamparas separadoras. La obligatoriedad de mantener una distancia de seguridad de 2 metros también está haciendo que aumente el diseño de mamparas, paneles separadores o biombos en tiendas, restaurantes, oficinas o bancos públicos, para, así, evitar el contacto entre los usuarios. Incluso hay algunos emplazamientos que están comenzando a idear pequeñas cabinas de aislamiento.
  • Cambios de mantenimiento y operación de las instalaciones de climatización y ventilación. Se ha confirmado que en la actual pandemia el aire es uno de los vectores de transmisión. Por ello, y aunque varias sociedades médicas han subrayado la falta de evidencias científicas sobre la posibilidad de que los sistemas de climatización faciliten la propagación del coronavirus, sí se está recomendando tomar ciertas medidas. En este sentido, desde la Federation of European Heating, Ventilation and Air Conditioning aconsejan realizar cambios en las condiciones de mantenimiento y operación de las instalaciones: asegurar la ventilación de los espacios con aire exterior, poner la ventilación a una potencia media al menos dos horas antes de la apertura del edificio, apostar regularmente por la ventilación natural, incrementar la eficacia de la filtración, etc.

 

  • En el Día Mundial del Medio Ambiente, la división Green de UCI destaca las reformas clave en las viviendas para contribuir a la sostenibilidad ambiental, que van desde la sustitución de los antiguos sistemas de calefacción, al sellado de puertas y ventanas, el uso de energías limpias o el cambio de electrodomésticos y aparatos electrodomésticos por aquellos de menor consumo.
  • Según un estudio de UCI de 2019, casi la mitad de los españoles estaría dispuesto a realizar reformas en sus viviendas para hacerlas más eficientes.

El confinamiento a causa del covid-19 ha provocado un cambio en las preferencias de vivienda de los españoles, que valoran más la luminosidad o espacios al aire libre, aunque ello suponga renunciar a vivir en el centro de las ciudades. Sin embargo, no siempre es posible plantearse un cambio de vivienda y vivir encerrados en casa durante semanas también ha puesto de manifiesto la necesidad de acometer reformas. Coincidiendo con el Día Mundial del Medio Ambiente, UCI, Unión de Créditos Inmobiliarios, entidad experta en financiación de la vivienda, a través de su división Green, especializada en financiación sostenible y rehabilitación, ha realizado un análisis sobre las reformas más beneficiosas para el medio ambiente, que se podrán llevar a cabo en los próximos meses.

Los meses de primavera y verano suelen ser el mejor momento para realizar trabajos en viviendas e inmuebles. Pero este año, la suspensión de obras de rehabilitación y reforma en edificios habitados ha supuesto un frenazo para estas actividades, que no se han podido llevar a cabo en viviendas particulares habitadas entre el 4 de abril y el 23 de mayo.

Desde el 25 de mayo, la publicación de una Orden Ministerial relaja las medidas con respecto a las obras y reformas, siempre y cuando se mantengan las protecciones adecuadas de higiene y distancia mínima de seguridad de dos metros entre personas.

Este nuevo capítulo en la desescalada permitirá que muchas personas adecúen sus viviendas a nuevas necesidades, como el teletrabajo, o hacerla más sostenible para reducir así el gasto doméstico, ahora que se pasa más tiempo en casa.

Sin duda, optar por una reforma integral permite hacer la vivienda más eficiente y confortable. Pero los precios de este tipo de obras oscilan entre los 30.000 y 40.000 euros de media en un piso de 100m2. No obstante, aunque la reforma integral puede suponer un coste elevado, si podemos acometer pequeñas obras para conseguir un ahorro energético de hasta el 50% y que resulten beneficiosas para el medio ambiente. Entre las más destacadas, la división Green de UCI apunta las siguientes:

  • Sistema de calefacción: sustituir los antiguos sistemas de calefacción de carbón o gasoil por uno de gas o bomba de calor (aerotermia) es imprescindible para mejorar la eficiencia energética de la vivienda. El nuevo Código Técnico de la Edificación impulsa el uso de energías renovables en las viviendas como sustitución de calderas, por lo que los sistemas de aerotermia o bombas de calor estarán en pleno desarrollo en los róximos años y permitirán ahorrar hasta un 35% en las facturas energéticas o hasta un 70% en el caso de hipotéticas subidas del gasóleo. También existen alternativas más eficientes como instalar el suelo radiante. Además, emplear domótica con termostatos inteligentes puede permitir ahorros en la factura de hasta un 30%.
  • Sellado de puertas y ventanas: la mayor parte de las filtraciones de frío y calor se producen en los cierres de puertas y ventanas. La instalación de ventanas con rotura de puente térmico supone un coste de alrededor de alrededor de 700 euros por ventana y evitan hasta un 30% de pérdida de calor. Además, los cristales dobles permiten aislar tanto de la temperatura como de la contaminación acústica del exterior.
  • Iluminación: Sustituir la instalación eléctrica por una más moderna puede suponer en torno a 2.000 o 3.000€ en un piso de 100 metros cuadrados. Obviamente, una vez sustituida es muy recomendable utilizar bombillas LED.
  • Agua: instalar reductores de caudal y sustituir los grifos de frío y calor por monomandos puede suponer un coste de entre 30 y 200€ si elegimos grifos con termostato. No será muy costoso y será un primer paso para aumentar la eficiencia de la vivienda.
  • Aislamiento térmico: esta reforma podría incluirse dentro de las clasificadas como integrales, pero es una de las grandes mejoras de eficiencia energética en una vivienda, con un coste estimado de entre 2.000 y 3.000 euros. Instalar suelos de madera y colocar una base de aislante térmico es la mejor solución para aislar el suelo. En el caso de paredes y techos, una solución rápida y asequible puede ser el empleo de pinturas térmicas, que podrían mejorar el aislamiento hasta en un 25%.
  • Energía limpia: para hacer aún más eficiente la vivienda es recomendable utilizar energías renovables. En concreto, la opción más habitual son las placas fotovoltaicas. Según un reciente estudio del portal inmobiliario Idealista, el 78% de los edificios de nuestro país son viables para la instalación de placas fotovoltaicas.
  • Renovar aparatos eléctricos y electrodomésticos: la sustitución de electrodomésticos por aparatos de bajo consumo y eficientes es una de las renovaciones más sencillas y que supone un gran beneficio para el ahorro doméstico y el medio ambiente. Pasar de una etiqueta “D” a una A+++ supone un 25% menos de consumo.

Acometer alguna o varias de estas reformas contribuirá al ahorro doméstico y beneficiará también al medio ambiente. De hecho, los expertos calculan que aproximadamente 26 millones de viviendas pierden cada año más de 12.000 millones de euros en un derroche energético que podría evitarse con soluciones de rehabilitación energética adecuadas.

El 46% de los españoles realizaría mejoras en su vivienda para hacerla más eficiente

A finales de 2019, UCI realizaba un análisis sobre cómo se percibe la eficiencia energética de las viviendas. Sobre la posibilidad de realizar mejoras en su vivienda, un 46% de los españoles consultados aseguraba que sí realizaría mejoras, mientras que un 8% no realizaría ninguna. En cuanto a la financiación para las obras de rehabilitación, un 54% estaría dispuesto a contratar un préstamo para realizar mejoras en su hogar.

En este estudio, también se ponían de manifiesto las razones por las que los compradores descartarían contratar un préstamo para mejorar la eficiencia energética de su vivienda: el principal obstáculo es no querer asumir un préstamo adicional (21%), seguido de la preocupación por tener que asumir un mayor gasto mensual en su economía doméstica (8%), no poder asumir un préstamo (8%) o porque ya tienen planificada la compra de una vivienda eficiente (8%).

Otras razones son no querer reducir el consumo energético de la casa (5%) porque resulta complejo (3%) o porque sería complicado realizar una reforma (3%).

 

  • Recomiendan a los usuarios contactar con un profesional competente para que compruebe el peso que es capaz de soportar la estructura del edificio
  • “Sin comprobar la viabilidad de la instalación pueden producirse daños en las estructuras de los edificios y que la seguridad de las personas se vea amenazada”
  • La instalación requiere el permiso de la junta de propietarios porque supone alterar elementos comunes de los inmuebles

En pleno proceso de desescalada del confinamiento para prevenir los contagios por coronavirus, con la llegada del calor está proliferando la venta de piscinas hinchables y prefabricadas. El Consejo General de los Colegios de Administradores de Fincas de España (CGCAFE), el Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España (CSCAE) y el Consejo General de la Arquitectura Técnica de España (CGATE) alertan, en un comunicado conjunto, de los riesgos que puede implicar su instalación de estas piscinas en terrazas, balcones y azoteas de los edificios sin un criterio técnico que lo avale.

Como indica el secretario general del CSCAE, Laureano Matas: “Sin la necesaria supervisión de un profesional competente, que constate la viabilidad de la instalación, pueden producirse daños en las estructuras de los edificios y, en el peor de los casos, que la seguridad de las personas se vea amenazada. Afortunadamente, el asesoramiento experto evita riesgos y, en función del tipo de piscina, hay casos en los que es posible reforzar la estructura de una forma asequible”.

Por eso, antes de adquirir una piscina, recomiendan a los usuarios que se pongan en contacto con un arquitecto o un arquitecto técnico para que compruebe el peso que es capaz de soportar la estructura de la terraza de su vivienda. De esta manera, sabrá si es viable instalar una piscina y el volumen de agua que puede soportar. En concreto, una cubierta que inicialmente no estaba calculada para este sobrepeso, puede soportar entre 100 y 200 kilos por metro cuadrado, lo que equivale a una lámina de agua entre 10 y 20 centímetros de altura, se indica en el comunicado.

El presidente del CGATE, Alfredo Sanz Corma, insiste en que un edificio está calculado para unos usos determinados. “Si introducimos variables que los alteren -advierte-, puede verse comprometida alguna parte de su estructura. Es imprescindible que, antes de instalar una piscina portátil en un forjado, se consulte con un técnico competente, para no comprometer la estabilidad del forjado y, sobre todo, y más importante, la seguridad y salud de las personas. Estamos empezando a lamentar accidentes y, antes de que estos sean algo recurrente, es necesario concienciar a la sociedad de que acuda a los profesionales competentes, aparejadores y arquitectos”.

El forjado que sustenta esa estructura es un elemento común del edificio. Por lo tanto, el deseo de instalar una piscina en la azotea debe comunicarse a la comunidad de propietarios desde el primer momento, junto con el informe técnico correspondiente. Además, en aquellas piscinas que pudieran ser objeto de uso comunitario este informe técnico contará con las especificaciones propias sobre las limitaciones de uso, aforo y sanitarias.

Salvador Díez, presidente del CGCAFE, recuerda que, además de cumplir con las condiciones técnicas recomendadas, no se puede modificar ningún elemento común de la finca para la instalación de una piscina. “Si un vecino quiere instalar o instala una piscina y esto supone la alteración de algún elemento común, no puede hacerlo sin la autorización previa de la Junta de Propietarios, y esta autorización ha de ser por unanimidad y siempre que no suponga ningún riesgo para la finca ni para los vecinos. Si la intención es instalar una piscina portátil en una terraza, no es necesario el acuerdo de la Junta de Propietarios, pero si es conveniente comunicarlo a la Comunidad de Propietarios y acompañar un informe técnico que garantice que no se va a ver afectado ningún elemento y que la instalación es técnicamente viable”.

  • Solo un 23% de los hogares con personas mayores ha cambiado sus hábi-tos de ventilación, lo que podría ocasionar graves perjuicios a su salud si se superan ciertos niveles de concentración de C02
  • Un 10% de los españoles ha adaptado su vivienda para cubrir las nuevas necesidades, como el teletrabajo, el estudio o la práctica de deporte
  • Las soluciones modulares, como los tabiques móviles, permitirían la adap-tación de los espacios de la vivienda a diferentes prestaciones

Cuando una gran parte de España se adentra en la Fase I de desescalada, es hora de analizar cómo ha sido nuestra relación con el hogar y cómo han variado nuestros hábitos durante el confinamiento. De acuerdo con el estudio “La salud de tu hogar en tiempos de confinamiento” realizado por el Grupo Mutua de Propietarios y el Consejo General de la Arquitectura Técnica de España (CGATE), un 74% de los españoles asegura haberse adaptado bastante bien o muy bien a vivir confinado, aunque esta percepción varía de forma considerable en fun-ción de la edad, los habitantes de una casa y sus metros cuadrados.

Sin embargo, aunque en general se ha asumido la nueva situación, el informe des-vela que se han cometido algunos errores que pueden influir de forma negativa en nuestra salud, especialmente en los hogares con personas de más de 70 años.

“Este periodo de confinamiento nos ha permitido conocer cómo se encuentran nues-tras casas y edificios, y nos ayudará a tomar decisiones que nos permitirán mejorar su habitabilidad en caso de que debamos volver a permanecer en el hogar”, afirma el Director General del Grupo Mutua de Propietarios, Christopher Bunzl.

De acuerdo con el informe, aunque el número de veces que se ventila ha sido prác-ticamente el mismo antes y durante el periodo de confinamiento -pasa de 1,3 a 1,5 veces al día, sí ha incrementado en 17 minutos la ventilación del hogar durante el confinamiento. Sin embargo, las personas mayores son las que menos han variado sus hábitos de ventilación respecto a antes del confinamiento: 23% frente al 62% de los hogares de 18 a 35 años.

“La calidad del aire interior de las viviendas puede afectar directamente a la salud de las personas que las habitan, especialmente a las más vulnerables, por lo que venti-lar adecuadamente tu casa de forma diaria, preferiblemente varias veces al día en periodos cortos de 10 – 15 minutos, que no incidan muy negativamente sobre la inercia térmica de la casa es esencial”, explica Alfredo Sanz, presidente del CGATE.

En relación al grado de adaptación al estado de confinamiento, el informe destaca que, en general, las personas mayores (76%), las viviendas con mayor número de personas (81% si viven más de 6) y los que viven en casas unifamiliares o con más metros cuadrados (95% si es superior a 150 m2), son las que en mayor proporción se han adaptado mejor a vivir en esta situación.

“Durante este periodo nuestra vivienda ha asumido el papel de refugio, poniéndose de manifiesto la necesidad de contar con elementos tan básicos como un correcto mantenimiento del inmueble; que la vivienda sea accesible para las personas con movilidad reducida y que, además, sea sostenible mediante la adoptación de medi-das que permitan reducir el consumo energético”, señala Bunzl.

Adaptación de la vivienda

Aunque el informe recoge un alto grado de adaptación, no todas las viviendas gozan de una adecuada salubridad. Según Alfredo Sanz, “afortunadamente, en esta oca-sión la pandemia nos ha sorprendido en primavera que es la estación más benigna del año. Pero si vuelve a suceder en invierno o en pleno verano la percepción sería muy diferente, ya que nuestro parque edificado no está preparado para ser habita-do en condiciones extremas”.

De hecho, el número de viviendas construidas en España está cerca de los 26 millo-nes, y de ellas más 8 millones son absolutamente ineficientes energéticamente, de-bido a que se construyeron bajo unas normativas y estándares anteriores a la pri-mera normativa que regulo el aislamiento y eficiencia energética de los edificios, la NBE-CT-97.

Para adaptarse al estado de confinamiento, un 10% de los españoles ha realizado modificaciones o adaptaciones en sus viviendas para poder cubrir las nuevas necesi-dades. Los dormitorios (50%) y los comedores (45%) son los espacios más poliva-lentes para acoger nuevas funciones, entre las que destaca el teletrabajo (65%), seguido de los estudios (36%) y la práctica de deporte (31%).

En este sentido, Sanz asegura que “es necesario que empecemos a plantearnos ciertas soluciones modulares que den respuesta a las nuevas necesidades y permitan sectorizaciones que hagan posible la adaptación de la vivienda a otras prestaciones, como el teletrabajo entre otras. Es posible diseñar sistemas modulares, tales como tabiques móviles, que permitan crear espacios diferenciados lo largo de la jornada en función de las necesidades de los habitantes de las viviendas, por ejemplo com-partimentado las zonas de estar para conseguir mayor independencia, y abriéndolas cuando de lo que se trate sea de disfrutar de tiempo en familia”.

Entre los perfiles que han tenido que realizar modificaciones o adaptaciones de es-pacios en mayor proporción destacan las personas más jóvenes (23% vs 0 en el caso de los mayores de 70 años), los hogares con más de 6 personas (26% vs 5% si solo reside una persona) y las viviendas de menos de 30 m2 (37% vs 13% de las de más de 150 m2). Los hogares con alguna persona con problemas respiratorios también han sufrido modificaciones en un mayor porcentaje, en este caso por moti-vos más relacionados a la prevención del COVID-19 (22% vs 7% si no hay personas con problemas respiratorios).

Modificación de hábitos de los españoles

De acuerdo con el informe “La salud de tu hogar en tiempos de confinamiento”, los españoles reconocen haber intensificado algunos hábitos durante este periodo, entre los que destacan los relacionados con la prevención del COVID-19: lavarse las manos (un 88% asegura hacerlo con más frecuencia); limpiar más (55%); ventilar las habi-taciones (45%); los hábitos saludables como hacer ejercicio en casa (un 49% hace más ejercicio) y aquellos consecuencia del confinamiento como pasar más tiempo en la cocina (48%).

Asimismo, el tiempo de sueño también ha variado, incrementándose en una media de 23 minutos, hasta alcanzar las 7 horas 45 minutos. Son las personas jóvenes las que admiten dormir mucho más en este periodo de confinamiento (42% frente al 15% de los mayores de 70 años). Asimismo, el tiempo que se pasa en el dormitorio sin dormir también crece hasta las 2 horas y 22 minutos.

  • El nuevo RITE (Reglamento de Instalaciones Térmicas de Edificios), que todavía es un borrador, obligará a una lectura remota de los contadores de agua caliente y calefacción antes de 2027 y a una información más precisa en la facturación.

Con la nueva normativa (borrador del RD de contabilización de consumos individualizados de instalaciones térmicas y la revisión RITE), pendiente de aprobarse este año, el consumidor dispondrá de una información más completa sobre sus consumos energéticos, de manera gratuita y por internet. Esta es una de las principales conclusiones de la Jornada online “Instalaciones térmicas centralizadas en edificios. Sistemas y medidas de ahorro energético”, organizada por la Fundación de Energía de la Comunidad de Madrid (Fenercom), y en la que participó ISTA.

El nuevo RITE, además de obligar a la contabilización de consumos de calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria (ACS), establecerá la necesidad de disponer antes de 2027 de una lectura remota de estos equipos y de una información más precisa en la facturación.

A partir de 2020, los vecinos recibirán sus liquidaciones de ACS y calefacción al menos una vez al mes, exigencia que desde hace años nuestra empresa ya tiene asimilado como un servicio esencial”, explicó Ignacio Abati, director general de ISTA. “De esta manera, el usuario podrá tener un acceso adecuado y gratuito a los datos de su consumo, pero además podrá compararlos con otros vecinos de referencia de la misma categoría, por ejemplo, en función del número de metros cuadrados que tenga su vivienda”, añadió.

ISTA tiene más de un millón de contadores de agua y calefacción con lectura remota instalados en España. Según Abati, “con este sistema de liquidación el cliente puede saber cómo, cuándo y dónde consume calefacción y agua caliente sanitaria, lo que le permite ahorrar en función de sus necesidades”. “En cambio, las facturas de luz y gas no aportan datos comparados suficientes para motivar que el usuario cambie sus hábitos de consumo”, argumentó el director general de ISTA.

En la jornada online “Instalaciones térmicas centralizadas en edificios. Sistemas y medidas de ahorro energético” se recordó la importancia de incorporar mejoras tecnológicas (repartidores de costes de calefacción, válvulas termostáticas, bombas a caudal variable…) a este tipo de instalaciones para reducir los costes económicos de la calefacción y el ACS de las viviendas, que representan aproximadamente el 60% de la energía consumida en los edificios.

Instalaciones de calefacción

Instalaciones de calefacción

 

Esta nueva década no se ha abierto de la mejor manera posible, pero para millones de personas la cuarentena forzada ha dejado aún más claro lo importante que es invertir en decorar y amueblar sus interiores.

Obligados a mirar las paredes de nuestras casas desde la mañana hasta la noche, todos nos dimos cuenta de cómo un toque de color e imaginación puede ser de gran ayuda para superar estos momentos oscuros.

Los primeros meses de este 2020 ya han definido claramente las pautas a seguir en términos de diseño y color. Y en esta nueva década el papel pintado seguirá experimentando el reconocimiento que, como elemento decorativo versátil e imprescindible, hemos visto en los últimos años.

A medida que avanzamos en el verano, está claro que las tendencias de los papeles pintados siguen siendo increíblemente originales y con un toque de extravagancia. La gran variedad de colores facilita la creación de un diseño que se adapte a tu interior y que sea a la vez exclusivo y llamativo.

De hecho, el papel pintado tiene la capacidad de hacer que los espacios sean más acogedores, transmitiendo una atmósfera cálida y confortable. Puedes usar el papel pintado para definir diferentes áreas dentro de una misma habitacióne, lo cual es muy útil si vives en espacio pequeños o abiertos. Un papel tapiz cuidadosamente elegido también puede expandir visualmente el espacio, dando la ilusión de vivir en un lugar más grande de lo que realmente es.

¿Cuáles son las tendencias para el verano y otoño de este 2020?

Azul marino

El azul siempre ha sido el color del mar y del verano. Se asocia con pensamientos positivos, lo que lo convierte en un tono absolutamente necesario en este extraño período que todos estamos viviendo.

No es sorprendente que los papeles azules estén absolutamente en boga este año, en todos sus matices. Ya sea monocromo, a rayas o con motivos marítimos, estos versátiles papeles pintados son perfectos tanto para alegres salas de estar como para los frescos y relajantes baños o dormitorios.

papeles pintados años setenta

Vintage moderno

La interpretación moderna del look vintage sigue marcando tendencia, y quizás sean las numerosas series de televisión de Netflix de los años 70 y 80 las que han vuelto a poner de moda el estilo de esas décadas.

En la segunda parte de 2020 este aspecto seguirá evolucionando más, mezclando muebles retro creados con materiales modernos y usando diseños vintage con colores actuales. Este contraste de estilos funciona perfectamente con un un papel pintado vintage elegido para destacar el conjunto y creando la base para un diseño interesante y, por qué no, con un toque extravagante.

papeles pintados años setenta

Botánico y floral

Los diseños que nunca parecen pasar de moda son el botánico y el floral. El verano de 2020 no será una excepción y se espera que sigan luciendo en las paredes de los hogares de toda Europa también este año.

La idea sigue siendo llevar la belleza del mundo exterior al interior de la casa, con guirnaldas florales y cortinas en cada habitación, por ejemplo. Los motivos de hojas, flores e insectos aparecen cada vez con más frecuencia en las paredes, muebles y accesorios y, por supuesto, en el papel pintado.

Hay un sinfín de variedades de este diseño, de todos los colores, materiales y texturas, por lo que te será fácil encontrar el modelo que mejor se adapte a u concepto de mobiliario y diseño.

papeles pintados años setenta

  • La patronal advierte de que en estas semanas se están poniendo de manifiesto las debilidades de nuestras viviendas
  • Andimac lanza la nueva “Guía de la Reforma” para aprovechar el confinamiento y mejorar la calidad de vida dentro del hogar

La Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción (Andimac) ha lanzado una nueva edición de su “Guía de la Reforma”. Con este manual los españoles pueden aprovechar el confinamiento para detectar las deficiencias más habituales de sus hogares y concienciarse de que se puede vivir mejor en el interior, ahora que pasamos mucho más tiempo en casa en la lucha contra el COVID-19.

Esta guía ayuda a descubrir sencillas obras con las que mejorar sustancialmente las condiciones de las que se disfrutan dentro del hogar y, a través de fáciles preguntas que se formulan en la encuesta Quiero Vivir Mejor, carencias relacionadas con el confort térmico, acústico y lumínico; con la accesibilidad y la seguridad; con el bienestar y la salud; con el ahorro energético o el rediseño de espacios.

De esta manera, la patronal muestra las principales obras que se pueden llevar a cabo y que se incluyen en el programa de ayudas del vigente Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, que por primera vez incluía fondos para las reformas en el interior de los inmuebles, no sólo para actuaciones en el exterior de los edificios.

El relanzamiento de la “Guía de la Reforma” en mitad del confinamiento forma parte de la estrategia que está siguiendo la patronal para reforzar la apuesta online del sector y animar a los almacenes de materiales de construcción a fortalecer sus canales digitales para comunicarse y ofrecer servicio a su entorno, después de que el reciente acuerdo alcanzado con AliExpress pueda marcar un punto de inflexión para impulsar la presencia en la red del comercio especializado.

Según el secretario general de Andimac, Sebastián Molinero, “estamos ofreciendo a las tiendas de materiales de construcción diversos recursos que les ayuden a trabajar, a acercarse a sus clientes, a descubrir las carencias más habituales que presentan sus viviendas y a recomendarles objetivamente soluciones a medida para mejorar su calidad de vida; como una aplicación específica para valorar las casas y tener línea directa con asesores que puedan orientarles en lo que precisen”.

  • Ambas entidades han firmado un acuerdo de colaboración para la elaboración de un estudio conjunto que permitirá conocer los hábitos de los ocupantes de las viviendas
  • La situación actual de confinamiento por el coronavirus ha puesto de manifiesto las grandes deficiencias de muchas de las viviendas en las que los españoles pasan la cuarentena.
  • Las dos entidades a través de la Fundación Mutua de Propietarios han colaborado en otras ocasiones como en la elaboración de la “Guía de Accesibilidad en las viviendas españolas”

 La complicada situación actual que vivimos ha puesto de manifiesto la importancia de contar con hogares seguros, confortables y saludables. El confinamiento de millones de ciudadanos ha sacado a la luz las grandes deficiencias de las viviendas españolas, que sufren desde falta de luz, mala ventilación, falta de confort térmico o acústico, humedades, etc.

Para paliar, en la medida de lo posible, esta situación el Consejo General de la Arquitectura Técnica de España (CGATE) y el Grupo Mutua de Propietarios han alcanzado un acuerdo para trabajar de forma conjunta y coordinada en la elaboración de un estudio denominado “La salud de tu hogar en tiempos de confinamiento”.

El acuerdo, firmado por el director general de Muta de Propietarios, Christopher Bunzl, y el presidente del CGATE, Alfredo Sanz, de forma telemática, permitirá conocer el estado de salud de las viviendas españolas en base a los hábitos de sus ocupantes.

Para el presidente del CGATE, Alfredo Sanz, “los tiempos que vivimos nos empujan a trabajar y buscar soluciones, en la medida de nuestras posibilidades, para mejorar la habitabilidad y salubridad de nuestras viviendas. Para detectar las carencias es muy importante hacer un riguroso estudio de los hábitos de los ciudadanos en los hogares en los que hoy están confinados y para ello no podíamos contar con un mejor partner que el Grupo Mutua de Propietarios”.

Por su parte, el director general de Mutua de Propietarios, Christopher Bunzl, señaló que “en estos momentos, la vivienda y el edificio han tomado más importancia que nunca y, como expertos en proteger y cuidar la salud de los inmuebles, es necesario conocer cómo nos enfrentamos a esta situación excepcional para, a continuación, adoptar las medidas necesarias que contribuyan a vivir en un entorno saludable”.

El trabajo se elaborará a partir de un cuestionario para propietarios de viviendas, que permitirá abordar un completo estudio de mercado sobre los hábitos de los ciudadanos en relación a sus hogares.

El proyecto, que se pondrá marcha de forma inmediata, tendrá una duración aproximada de 3 meses y permitirá detectar y posteriormente, solventar las principales carencias de las viviendas de los españoles.

No es la primera vez que las dos entidades colaboran en la elaboración de un trabajo. A través de la Fundación Mutua de Propietarios ya prestó su apoyo al CGATE para la elaboración de la guía “¿Cómo orientar la accesibilidad para Comunidades de Propietarios?”, elaborada junto a la Fundación ONCE.

 

  • Loxone, firma de soluciones para la automatización de edificios y viviendas, explica cómo acondicionar espacios de trabajo en el hogar para un buen rendimiento laboral

Para evitar la propagación de la COVID-19, muchas empresas se aseguran de que sus empleados puedan trabajar desde sus casas. En estas circunstancias, facilitar el teletrabajo es muy importante para poder continuar dando servicio a los clientes.

Loxone, fabricante de soluciones completas para automatizar edificios y viviendas, explica cómo, con tecnología inteligente como la suya, se puede organizar de manera óptima el lugar de trabajo dentro de una vivienda. Según explican los expertos de la firma, hay dos elementos claves para obtener más productividad y bienestar: iluminación y climatización.

La iluminación

Los lugares o espacios de trabajo deben tener suficiente brillo y buenas condiciones de iluminación. Las grandes ventanas o estancias con luz natural son recomendables. Por lo general, combinamos luz natural y luz artificial para proporcionar una iluminación adecuada en la oficina en casa. Los expertos recomiendan una iluminación de al menos 500 Lux para trabajar en la oficina (medido a la altura de la mesa, aunque puede variar según la actividad).

Control de luz constante: gracias a los sensores de luminosidad integrados en los detectores de movimiento, se puede medir la cantidad de luz y así encender o atenuar la luz artificial en caso de que esté demasiado oscura. En términos técnicos, esto se llama control de luz constante. Esto se puede configurar fácilmente en el Loxone Config, el software que permite automatizar una casa o un edificio inteligente.

Iluminación circadiana: es la luz artificial basada en la luz natural del sol y que influye en el biorritmo humano. Las luminarias cambian la temperatura de color durante el día y pueden, por ejemplo, imitar el amanecer de la mañana con luz rojiza y durante el día con una mayor proporción de azul. Esto promueve la atención y la concentración y previene la fatiga.

Temperatura de color: las luminarias que pueden cambiar la temperatura de color son muy caras y apenas se utilizan en oficinas y hogares. Con los focos LED Spot RGBW de Loxone o el plafón LED RGBW de techo, se pueden crear efectos similares mezclando luz blanca cálida y luz de color sin aumentar el coste de la iluminación. Además, sus aplicaciones ofrecen su propio espectro de luz diurna, con el que se puede elegir el color de la luz, desde el azul hasta el amarillo/rojizo de la luz diurna y definir las secuencias de colores.

La climatización

El clima interior tiene un gran impacto en nuestro bienestar y rendimiento. Se recomienda una temperatura ambiente de 19 a 25 °C para el trabajo sedentario con poco esfuerzo físico. La humedad relativa en el lugar de trabajo debe ser del 40 al 70 por ciento. El control de clima Loxone aprende y sabe cuándo dar la orden al sistema de calefacción para que se alcance la temperatura ambiente en el momento deseado. Solo tienes que indicar una vez el valor deseado de la temperatura en la oficina de casa y queda almacenado.

Suministro de aire fresco: contribuye significativamente al clima interior de la sala. Si el contenido de dióxido de carbono (CO2) en el lugar de trabajo es demasiado alto (>1000 ppm), pueden aparecer síntomas como cansancio, dolor de cabeza y una disminución de la concentración. Según el estándar de la UE, un contenido de CO2 inferior a 800 representa una alta calidad de aire interior.

El Sensor Confort Tree se utiliza para determinar el momento adecuado para la ventilación en la oficina doméstica. Mide con precisión la temperatura, la humedad y el contenido de CO2 y transmite la información al MiniserverEl Sensor Confort Airel Touch y el Touch Pure también proporcionan la temperatura y la humedad ideales en el lugar de trabajo.

Ventilación básica: Para un clima óptimo en la oficina de casa, también se recomienda aumentar la ventilación básica durante nuestra presencia. El Miniserver de Loxone lo hace automáticamente: cuando se detecta la presencia en la oficina (mediante un detector de movimiento), la ventilación se regula en consecuencia.

Elementos de control en la oficina de casa

Touch Pure AirTouch Nightlight Air y Remote Air se pueden colocar fácilmente en el escritorio o mesa de trabajo como elemento de control. Aunque la Smart Home te ahorra todo el trabajo porque realiza muchas funciones automáticamente, en algunas situaciones un control variable puede ser útil. Naturalmente, la App de Loxone para tablet o smartphone también es adecuada para esto. ETouch Surface se integra perfectamente en muebles o superficies de piedra, madera, cerámica y vidrio. Esto convierte cada mesa o escritorio en un elemento de control único casi invisible.

Música para trabajar

¿Lo positivo de trabajar desde casa? La lista de reproducción. Te recomendamos una lista de reproducción del género «concentración» en Spotify, que se puede integrar en el Music Server en solo unos pocos pasos.