Ventilador de techo
  • Esta tecnología permite hasta un 30% de ahorro energético

Inspirados en las tecnologías de los compresores invertir del aire acondicionado Inverter, se han desarrollado los ventiladores con motores DC que incorporan la función Inverter, una evolución de los mismos para conseguir una mayor eficiencia energética y un menor consumo. Esta tecnología regula la velocidad del ventilador de forma automática en función de la temperatura ambiente, lo que permite hasta un 30% de ahorro de energía.

¿Cómo funcionan estos ventiladores?

La tecnología Inverter aplicada a los ventiladores regula la velocidad de su motor DC de imanes permanentes para mantener una temperatura constante en vez de arrancar y parar repetidamente. El ventilador gira de forma continua con el objetivo de evitar picos de actividad que conllevan innecesarios de energía. De esta forma, el consumo energético es menor, lo cual alarga también la vida del aparato.

Se trata de un paso más en la evolución de los ventiladores. Con esta tecnología, se mantiene la zona de confort de forma automática ya la sensación térmica se mantiene sin necesidad de la actuación del usuario sobre el ventilador, evitando así para que vuelva a saltar el sistema de producción de frío. Hasta ahora no se podía vincular la temperatura ambiente con el funcionamiento de un ventilador de techo, cuando se alcanzaba una cierta temperatura se paraba el ventilador y cuando subía unos grados volvía a activarse. El sistema Inverter mantiene el ventilador en activo para mantener la temperatura más estable”, explica Eva Fernández, directora producto de SULION.

Los ventiladores con esta tecnología Inverter tienen principalmente tres ventajas:

  1. Temperatura estable: este sistema evita los cambios bruscos de temperatura en la estancia manteniendo siempre la misma sensación de confort.
  2. Más silencio: al mantener la actividad constante y muy baja se reduce el ruido y se evita los excesos de decibelios que se producen en los arranques en ON/OFF.
  3. Ahorro: arrancar supone un incremento en la demanda de energía, manteniendo al ventilador activo a un nivel bajo se evita esos picos de consumo suponiendo hasta un 30% de ahorro de energía y por tanto también un ahorro económico.

SULION es una empresa española pionera en ventiladores de techo y acaba de incorporar esta tecnología a algunos de sus modelos, por ejemplo, Rubik, Fiera, Ness y Maki. “Los ventiladores con Inverter son una revolución en el sector, igual que ocurrió en su momento en los aires acondicionados. Esta tecnología suma aún más confort a los motores DC que ya eran más silenciosos y eficientes que los AC”, afirma Eva.

Esta nueva apuesta es un paso más para la compañía tras haber lanzado al mercado el ventilador sin aspas Rubik y Ness, ventiladores centrífugos que esconden un concepto novedoso ya que absorben el aire desde abajo creando una distribución homogénea del mismo en el espacio.

Compartir con amigos: