Consigue la exclusividad inmobiliaria

Con exclusividad, nos referimos a que nos centramos en ti, en tus necesidades e inmueble para que no estés pendiente de repetir lo que buscas con otras inmobiliarias.

Así, mediante una captación a mediada hecha para ti, te mostramos los clientes acorde a tus necesidades y agilizamos la tramitación, sin tener que estar en contacto con otras inmobiliarias.

Te contaremos las ventajas sobre la exclusividad inmobiliaria.

A la hora de firmar un contrato con una inmobiliaria para vender tu propiedad, debes prestar especial atención a su forma de trabajar, a cómo tienen publicadas sus viviendas, la calidad de sus fotografías y descripciones, y algo que muy pocas veces tenemos en cuenta: la relación entre la cantidad de viviendas que tienen en cartera y el número de agentes.
De media, un agente inmobiliario debería dedicar al menos 2 horas al día a cada uno de sus clientes. Esa dedicación es prácticamente imposible si cada agente gestiona a la vez más de 5 ó 6 propiedades.
Si contactas con una agencia inmobiliaria que solo trabaja con contrato de exclusividad, enseguida notarás que tienen menos inmuebles en cartera.
Así pueden dedicar muchos más recursos a cada uno y obtener mejores resultados en menos tiempo.
Podemos afirmar que una agencia inmobiliaria con recursos que te ayude a vender tu piso en menos tiempo, que defienda el precio acordado, que tenga suficiente experiencia y con la que te sientas a gusto, está dando valor a su servicio, centrado en ti.
Ahora bien, la oferta de viviendas en venta es superior a la demanda, por lo que para vender un inmueble debe destacar por encima de los demás. Esto se consigue si destinamos todos nuestros recursos desde el primer día para conseguirlo lo antes posible ya que el tiempo es fundamental a la hora de evitar que aparezcan más productos (inmuebles) que dificulten la venta… y la exclusividad aporta lo necesario para conseguirlo.

También debemos saber que existen muchas agencias que deciden trabajar sin exclusividad, lo que atrae una serie de desventajas. El ‘por qué’ de estas empresas se resume en:

• Miedo al rechazo. En muchas ocasiones, la agencia o agente, acepta trabajar sin contrato de exclusividad para evitar perder la oportunidad de vender la propiedad. Esta situación puede acabar ocasionando un servicio de peor calidad al no poder invertir los recursos necesarios para que la venta se lleve a cabo.
• Estrategias comerciales: Una de las estrategias de venta de algunas agencias es disponer de carteras infinitas de inmuebles con el objetivo de atraer el máximo número de compradores. No es el camino más recomendable, ya que tu vivienda pasará a ser una más dentro del saco.
• Falta de recursos: Antes de firmar un contrato de exclusividad con una inmobiliaria, debes valorar si dispone de los recursos suficientes para responder a tus expectativas. Hazte las siguientes preguntas: ¿Tiene la imagen que busco para la promoción de mi inmueble? ¿Cuenta con los servicios necesarios para conseguir un comprador? ¿He recibido el mejor asesoramiento posible?

Ninguno de estos 3 motivos suponen una ventaja para ti a la hora de vender tu inmueble, al igual que si piensas que trabajar con varias agencias inmobiliarias conlleva atraer más visitas. Podemos afirmar que uno de los mayores errores a la hora de poner tu piso en venta con varias agencias, es creer que cada una de ellas dispone de un número determinado de potenciales compradores exclusivos.
Pensando así, es lógico suponer que cuantas más agencias contrates, más clientes potenciales verán tu propiedad. La realidad es algo diferente. En la mayoría de los casos, cuando una persona decide comprar un piso, busca a través de varias agencias. Y esto puede generar algunos problemas:

• Más de una agencia llama al mismo cliente comprador para ofrecerle el mismo piso. En principio no parece un problema. Pero cuando llamamos a un cliente para ofrecerle una novedad de nuestra cartera, parte de nuestro trabajo comercial consiste en reforzar la idea de que se trata de un producto interesante, novedoso, y que no durará mucho en el mercado. Si esta misma llamada se repite 4 veces desde distintos agentes, la fuerza del mensaje se diluye dando la sensación al potencial comprador de producto poco exclusivo.
• El potencial comprador se interesa por tu piso y hace una oferta. Como sabe que son varias las agencias que tienen el piso en cartera negocia con todas ellas a la vez buscando obtener el mejor precio. Finalmente el piso se vende a un precio inferior, o no se vende, perdiendo así una oportunidad. Mismo caso pero con exclusiva. El comprador realiza una oferta, la agencia inmobiliaria negocia obteniendo una mejor propuesta, el vendedor recibe el mejor precio y la operación se lleva a cabo. La exclusiva da poder de negociación, trabajar sin exclusiva es similar a poner tu vivienda en una subasta. ¿Qué prefieres para tu propiedad?
• Es muy habitual que cada agencia aplique un porcentaje diferente de honorarios sobre el precio solicitado por el propietario. ¿Que pasará? Mismo piso, 4 precios diferentes… y esto solo generará desconfianza como resultado.

Compartir con amigos: