Blog sobre interiorismo y decoración de inmuebles.

Conoce los pisos que mejorarán tu hogar

El piso es uno de los elementos que define la personalidad de una vivienda, por eso debes saber qué tipo de suelo elegir para tu casa. Es una decisión que hay que tomar con calma, evaluando cada aspecto: presupuesto, área donde se instalará, estilo de decoración, entre muchos otros, como la resistencia al tránsito y la humedad, durabilidad, facilidad para limpiar y decoración.

No son iguales los suelos para cocinas, baños, comedor o exteriores. Cada zona de nuestra vivienda debe estar diseñada para tener una mayor comodidad. Al fin y al cabo, es nuestro hogar y donde pasamos una gran parte de nuestra vida junto a la familia.

La inversión a realizar, por ejemplo, será mayor a medida que la superficie a recubrir sea más grande. Algunos materiales serán más costosos que otros; otros te permitirán ahorrar algo de dinero, pero deberás renovarlos en menor tiempo.

¿Qué tipo de suelo elegir para tu casa?

Si te encuentras en medio de una reforma a tu vivienda, te proponemos que evalúes lo último en suelos para casas y así tengas una idea clara de sus particularidades. Según el piso, un hogar adquiere una personalidad u otra. Tenemos para elegir muchos tipos de suelos para casas y queremos guiarte para que tomes la decisión acertada.

En este post vamos a centrarnos en conocer los pisos laminados, una más que interesante opción a elegir para realizar la reforma de nuestro hogar.

Los pisos laminados o tarimas flotantes son una tendencia que ha cobrado importancia en estos últimos años. Son unas láminas que van unidas entre sí, como un rompecabezas. Imitan muy bien la madera y a la piedra natural. Su mantenimiento es sencillo, las láminas son reemplazables de forma individual si se dañan o desgastan, resiste cambios de temperatura, presión y otros agentes externos como la luz ultravioleta y formación de moho.

Los pisos laminados. como puedes ver aquí, realzan la decoración de cualquier estancia. Sus características únicas facilitan la limpieza, garantizan durabilidad y brindan calidez al hogar. Entre las ventajas más destacadas de los suelos laminados encontramos las siguientes:

Las ventajas de los pisos laminados

1. Rápida limpieza 

Los suelos laminados son fáciles de limpiar. Se puede utilizar un cepillo de limpiar o un trapo o paño húmedo. Además, estos suelos laminados repelen el polvo, escamas de piel y pelos, por lo que son ideales en espacios con personas alérgicas.

2. Pisos elegantes

Los pisos laminados ofrecen una gran resistencia. Una de las principales ventajas es que, por la manera en que están fabricados, son especialmente útiles para uso residencial.

3. Material que llama a la naturaleza

El 90 por ciento de los suelos laminados son de recursos renovables, es decir, son naturales y no contaminan ni contienen sustancias nocivas.

4. Alta durabilidad

El promedio de vida de los pisos laminados es entre 15 a 20 años. Sin embargo, dependiendo de su cuidado y uso, pueden llegar a durar hasta 35 años. Los suelos laminados son a prueba de sol, es decir, no se decoloran por los rayos UV, ni se degradan o se destiñen.

5. Ideales para todas las estancias del hogar

Los suelos laminados los puedes usar donde quieras, desde la cocina hasta el comedor y todos los dormitorios. El diseño del piso laminado brinda un toque relajante y diferente. Ideal para casas familiares y oficinas. Además, combinan con todo tipo de mobiliario y con todo estilo de diseño.

6. Fácil de instalar

Los suelos laminados son fáciles de colocar y no se requieren herramientas adicionales para hacerlo. Los suelos laminados se empalman entre sí, ajustándose una pieza entre otra para armarse, como si fuera un rompecabezas. De hecho, los suelos laminados se pueden colocar encima de otro tipo de piso, sin necesidad de quitarlo.

Otros tipos de suelos para el hogar

En otros posts nos centraremos en la descripción de otros tipos de suelos para el hogar.

  • Madera natural: La madera es un material cálido y está entre los preferidos de muchas personas. Se adapta a cualquier tipo de diseño, es fácil de limpiar y agradable al tacto.
  • Piedras naturales: Incluyen el mármol, arenisca, granito, pizarra, cuarcita, entre otros. También son muy resistentes a cualquier condición. Entran en la clasificación de pisos de larga duración.
  • Baldosas: Son un tipo de suelo muy popular que abarca las cerámicas y porcelanatos. Su instalación es compleja, pero a cambio tendrás un piso que te durará mucho tiempo. El suelo de cerámica es uno de los materiales más utilizados para cualquier suelo o pared. Se utiliza mucho para baños y cocinas, también para otros rincones o exteriores.
  • Suelos de microcemento y hormigón: Son los tipos de suelos para casas más resistentes. Tras el vinilo, también serían los más económicos. Se pueden instalar en cualquier piso y sus tonalidades son variadas.
  • Suelos de moqueta: Puede que sea muy sencillo de poner y una alternativa cálida si vivimos en un lugar en el que hace frío hasta en verano. Una desventaja importante es que este suelo es complicado de limpiar y suele acumular demasiada suciedad.