Locales comerciales en venta

Invertir es una práctica habitual hoy en día, donde destacamos el auge en la inversión de locales para explotarlos, los cuales explicaremos. Invertir en locales es algo que, a priori, asusta al pequeño inversor, ya que requiere de una inversión más profesionalizada. Sin embargo, esta práctica ofrece una recompensa mayor: una rentabilidad más alta que la que da la vivienda.

Comprar un local genera un abanico de posibilidades para el inversor, de forma que puede explotarlo para un comercio, hostelería, etc., y así obtener una renta extra, ya sea para pagar parte de la hipoteca con ella, utilizar dicha renta para otras inversiones… Las ventajas más destacables son:

  • Si no se financia nada en la compra, no existirá un gasto mensual en tu negocio por el concepto de local (como si ocurre con el alquiler).
  • Va existir un activo (el local que compras) a nombre tuyo o de tu empresa totalmente pagado que en caso de necesidad podrás vender o hipotecar para obtener liquidez.
  • Flujos de caja continuos (si es el caso). La principal característica de las inversiones en locales comerciales es que distribuyen beneficios periódicos. Estos beneficios provienen de las rentas de alquiler del inmueble. La renta de alquiler es comparable al cupón de un bono y consigue ir obteniendo ingresos y rentabilidades periódicas que van amortizando la inversión inicial.
  • Contratos de alquiler más largos y más flexibles. Este tipo de inmuebles generalmente cuentan con rentas de alquiler protegidas con contratos de mayor duración. Esto genera mayor visibilidad y predicción en la generación de rentas, lo que se traduce en visibilidad de los futuros beneficios del proyecto.
  • Activo real que permite reducir riesgos. Como todo inmueble, se encuentra dentro de la categoría de activos tangibles, se pueden tocar y sentir. Los activos financieros generalmente tienen un comportamiento diferente a los activos reales. Por lo que las combinaciones de ambos en la cartera de un inversor permiten diversificar. Y por lo tanto, normalmente reducirán el riesgo global de la cartera de inversiones. Afirmamos que no implica los mismos riesgos que invertir en la bolsa de valores, tan volátil siempre, y el activo está disponible y presente: el inmueble.

Para ayudarte, haremos varios apartados donde mostraremos tipos de locales, maneras de rentabilizarlos.

  • Tipos de locales: comerciales, hostelería, de ocio…, todas estas posibilidades propician un éxito notable en Salamanca, ya que la ciudad posee los recursos necesarios tanto en clientes como en inmuebles para ello.
  • Maneras de rentabilizar un local. Existen varias posibilidades para rentabilizar tu inversión:

1. Si tienes en mente el proyecto, explótalo tú mismo.
2. Refórmalo y véndelo, ya que poseerá un mayor valor y obtendrías rápidamente las ganancias.
3. Alquiler. Puedes alquilarlo y así obtener una renta periódica, mensual por tu local, sin necesidad de preocuparte qué hacer con el.

Alquilar constituye una actividad empresarial por lo que existen una serie de obligaciones a cumplir. Te explicaremos brevemente las obligaciones en materia fiscal.

Lo primero que debes hacer es darte de alta en Hacienda, ya que el arrendamiento está sujeto y no exento de IVA. Con la presentación del modelo 037 te das de alta en el Censo de Empresarios y Profesionales de Hacienda como arrendador de locales comerciales. Por lo tanto, a la hora de facturar a tu inquilino deberás hacerlo con IVA y retención, y además presentar declaraciones cada tres meses por este impuesto. En estos casos, el IVA corresponde al 21 % y son deducibles del mismo aquellos gastos realizados en el inmueble o las inversiones que hayas hecho.

El arrendatario, que es una empresa o un autónomo, está obligado por ley a retener un porcentaje sobre el monto que paga mensualmente, y a depositarlo en Hacienda trimestralmente por cuenta de tu IRPF.

Esta retención se aplica sobre todos los gastos que se repercutan al arrendatario establecidos en el contrato de alquiler, como los suministros de agua o energía, la comunidad de propietarios, el IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles) o la tasa de basuras, según lo reconoce el artículo 100 del Reglamento del IRPF.

Como vemos, existe una gran cantidad de posibilidades para invertir en un local y sacar el mayor rendimiento por él, por lo que podrás elegir una opción acorde a tu inversión y generar esas ganancias a tu gusto.

Compartir con amigos: