WikiSalamanca

Túnel de escape de la Torre-fortaleza de Aldeadávila

Aldeadávila de la Ribera, al igual que la mayoría de aldeas de La Ribera de Salamanca, entre Mieza de la Ribera y Villarino de los Aires, tardaron en incorporarse a los Fueros de Villa y Tierra del Concejo de Ledesma. Pereña de la Ribera en el siglo XIII fue una donación de Alfonso X el Sabio, y Mieza, Darios, Aldeadávila, la propia Pereña, Villarino y Cabeza de Framontanos fueron donación entre fines del s.XIII y al menos el año 1322 a los infantes del Reino de León Don Pedro, y su hijo el infante ledesmino Sancho I Peh. De esta época hay que situar los restos de castillos y fortalezas en la Ribera de Salamanca, fundamentalmente en Aldeadávila de la Ribera, Masueco de la Ribera y Pereña.

Esta actitud constructiva responde al claro dominio militar en dicha época del otro lado de la Raya: el rey Dom Dinís concedió forales a gran parte de las aldeas de los concejos actuales de Freixo, Mogadouro y Miranda do Douro, también a Bemposta. Además, construyó o encargó castillos en Freixo, Mogadouro (Orden Templaria), Bemposta, en Oleiros de Bemposta, étc.

Esta amenaza militar es escasamente suplida por los trabajos de Don Pedro y su Hijo Sancho, quien gustaba de cazar y descansar en Monleras y en las propias Arribes del Duero.

Los barrios históricos de Peñas y La Atalaya, hasta las calles Corral de Tomás, y la plazuela de las Cuatro Calles están ubicados sobre una enorme peña, que antaño servía para vigilar la frontera del río Duero. En su subsuelo, y por debajo de la impresionante peña, se encuentran galerías, bodegas que comunican con ellas, y una Cueva que nos conduce al interior de este mundo medieval…en Bemposta, a esta tipo de galerías, lo llaman «O Inferno» de Bemposta, y son las galerías que conducen al antiguo castillo de Aldeadávila.

Compartir con amigos: