Qué es el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI)

Dentro de la serie de impuestos que hemos ido viendo a lo largo de diferentes post, hoy vamos a ver en qué consiste el IBI o Impuesto sobre Bienes Inmuebles. Este impuesto es un tributo que se paga de forma anual, de forma obligatoria, que afecta a todo ciudadano que sea propietario,es decir su nombre aparece como titular, ya sea de una casa, un local o una plaza de aparcamiento, tanto en terreno urbano, rústico o con características especiales, como con características especiales y cuyo pago se realiza al ayuntamiento correspondiente al lugar donde se encuentra el bien, por lo que tiene un carácter municipal.

El importe a pagar se calcula en función del valor catastral del inmueble, el valor de cada inmueble varía, por lo que si queremos saber a cuánto asciende nuestro valor, tenemos que consultar el catastro, ya que cada 10 años se revisa el valor catastral, teniendo en cuenta, la valoración media de la zona y una posterior valoración de cada inmueble. Este valor varia dependiendo de la ubicación del inmueble, el valor actual de mercado. La antigüedad del edificio y del precio del material de construcción del inmueble, entre otros.

Pese a que anualmente se revise dicho impuesto, en cuanto a la cifra que se debe pagar, es un impuesto polémico, ya que tiende a subir, justificada esta subida, ya que el valor del terreno casi siempre va en ascenso. Esta subida fue significativa en 2013, ya qué 7500 municipios, no habían actualizado sus datos de catastro durante 18 años, lo que supuso una subida media del 10%, hecho que hizo saltar las alarmas sobre las subidas que se presentan en dicho gravamen.

En España, actualmente, Lleida es la capital de provincia con el pago del IBI más elevado, con una media de 140,02 € de desembolso, por parte del contribuyente, seguida de Tarragona con 131€ , Soria con 128,75 € , Toledo con 127,76 €, Ciudad Real con 123,21 € y Barcelona con 116,57 € , siendo estas las ciudades con el pago más elevado, por otra parte tenemos las ciudades con el pago del IBI más bajo, siendo estas Pamplona con 22.69 € , Vitoria con 43,99 € , San Sebastián con 47,10 € , A Coruña con 40,85 € y Girona con 53,25 euros.

En función de la base imponible, Hacienda establece unos tipos mínimos y máximos, oscilando entre el 0,3% y el 1,10%, dependiendo de la clasificación que tenga el inmueble y del municipio. Dentro de los terrenos rústicos, el mínimo se establece en 0,3% y el máximo en 0,90%, por otra parte para los terrenos urbanos, el mínimo se marca en 0,4% y el máximo en 1,10%.

Muchos ayuntamientos presentan reducciones o pagos fraccionados del IBI, como es el caso de la Comunidad de Madrid, ya que tras la crisis económica, el pago de este impuesto ha supuesto más de un quebradero de cabeza para muchas familias.

A la hora de fraccionar el pago, se nos presentan dos opciones, la primera consiste en la opción de Pagos a la Carta o PAC, dando la opción de fraccionar el pago en 2, 3, 5 o 9 cuotas, aplicando una bonificación de un 5% sobre cada cuota. La segunda opción para fraccionar el pago es el Sistema Especial de Pago o SEPE, implicando una bonificación de un 3.25% y teniendo en cuenta que el retraso en el pago está sancionado por ley y el importe de recargo dependerá del tiempo que haya transcurrido.

Al igual que otros gravamen, como el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD) o el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP), de los que hemos hablado ya en posts anteriores, el IBI, Impuesto sobre Bienes Inmuebles, tiene bonificaciones, como es en el caso de familias numerosas, Viviendas de Protección Oficial, implicando en este caso una reducción del IBI de un 50%, en los 3 primeros años, o descuentos por la domiciliación de los pagos.

¿Qué novedades presenta el nuevo Real Decreto de Autoconsumo?

Hoy viernes 05 de abril el Consejo de Ministros prevé aprobar el Real Decreto que regulará el autoconsumo. Ya el pasado 29 de marzo, durante la reunión del Consejo de Ministros presidida por Pedro Sánchez se debatió el asunto.

En éste nuevo marco se espera acordar las condiciones técnicas y administrativas que regularán el autoconsumo de energía en España con perspectivas hacía la Transición Ecológica.

Esta nueva normativa propugna una amplia lista de medidas urgentes para una transición del modelo energético de nuestro país, poniendo como su principal objetivo lograr una mayor protección y libertad de los consumidores a la hora de hacer uso de las energías renovables, y así, lograr que la sociedad en su conjunto pueda beneficiarse de las ventajas que puede acarrear esta actividad, en términos de menores necesidades de red, mayor independencia energética y menores emisiones de gases de efecto invernadero.

“La aprobación del nuevo Real Decreto es un paso de gigante en materia de autoconsumo para el futuro de nuestro país. Las principales consecuencias que tendrá será una generación directa de empleo, una reducción de la incertidumbre por parte de los consumidores, una reducción de la contaminación y un mayor ahorro por parte de aquellos ciudadanos, comunidades y empresas que opten por el autoconsumo. En SotySolar, como expertos en autoconsumo, estamos convencidos de que tras esta aprobación empezaremos a ver ya azoteas llenas de paneles solares disfrutando de las bondades del autoconsumo”, declara Edgar Imaz cofundador de SotySolar.

¿Qué novedades presenta el nuevo Real Decreto de Autoconsumo?

  1. Como novedad principal, se reducen únicamente a dos las modalidades de autoconsumo: “autoconsumo sin excedentes” que en ningún momento puede realizar vertidos de energía a la red y “autoconsumo con excedentes” en el que sí se puede realizar vertidos a las redes de distribución y transporte.
    Dentro de esta última (con excedentes), se realiza una división en dos subgrupos: el Tipo A, que puede acogerse a la compensación de excedentes (para poder acogerse a este tipo, la fuente de energía primaria debe ser de origen renovable y la potencia total de las instalaciones de producción asociadas no debe superar los 100 kW), y el Tipo B, que contendrá todos los casos de autoconsumo con excedentes que no cumplan los requisitos para clasificarse en alguna de las modalidades anteriores.
  2. Nueva definición de autoconsumo, recogiendo que se entenderá como tal el consumo de energía eléctrica por parte de uno o varios consumidores y asociadas a las mismas de energía eléctrica proveniente de instalaciones de generación próximas a las de consumo.
  3. Registro de instalaciones simplificado, pretende simplificar los trámites administrativos y técnicos necesarios para su implantación, a través de procesos flexibles de los requisitos de medida y eliminando ciertos procesos que entorpezcan su adopción.
  4. Menos trabas administrativas, ya que se exime a las instalaciones de autoconsumo “sin excedentes”, para las que el consumidor asociado ya disponga de permiso de acceso y conexión para consumo, de la necesidad de la obtención de los permisos de acceso y conexión de las instalaciones de generación.

Al fin, se pone en marcha el cambio de paradigma energético que era necesario en este sector y en este país. Como conclusión, las nuevas disposiciones de esta legislación de autoconsumo traen novedades que hacen del modelo de autoconsumo en España tome una base bastante sólida. Facilita el autoconsumo compartido a los ciudadanos y contempla las indemnizaciones por excedente productivo, dos puntos comentados y críticos hasta el momento.

¿Qué es el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP)?

El impuesto de transmisiones patrimoniales (ITP) es un tipo de gravamen de carácter indirecto, que el ciudadano debe abonar a las arcas del Estado, concretamente a la delegación de Hacienda de la Comunidad Autónoma, donde esté situado el inmueble.

Este tipo de tributos se deben abonar siempre que:

  • Se den transmisiones o cesiones de bienes, entre personas que estén vivas, pactando un precio, ya que las herencias y las donaciones tienen su impuesto específico.
  • Se realicen transacciones empresariales, ya sea una ampliación de capital, la constitución propia de una sociedad o una fusión.
  • O en la realización de actos jurídicos, a la hora formalizar algún tipo de documentación, que requiera un notario o bien, documentación relacionada con el mundo mercantil.

Es importante destacar que también incluye la compraventa de bienes de segunda mano, como pueden ser una vivienda o un coche.

La obligación de pago de este tipo de impuestos recae sobre el cliente, es decir, la persona que adquiere el bien o el derecho real de usar dicho bien, es decir, la persona que compra o alquila, teniendo 30 días hábiles desde que adquiere el bien para pagar el tributo, es decir, desde la firma de la escritura.

El valor que tiene el bien que adquirimos, es la base imponible del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, varía dependiendo de la Comunidad Autónoma en la que nos encontremos y del tipo de transacción que realicemos, qué hará variar el porcentaje de la base imponible a pagar. A continuación vemos los tipos de transacciones, junto a sus porcentajes correspondientes:

  • La transmisión de bienes inmuebles, implica el pago de 6%, de la base imponible, este tipo de bienes se corresponde con pisos, casas, plazas de aparcamiento, locales…
  • La transmisión de bienes muebles, exigiendo un pago de un 4%.
  • La constitución de derechos, como garantías, fianzas, créditos o préstamos, conllevando un pago del 1% sobre la base imponible.

Esto repercute en el ciudadano como gasto, que incluye por la parte la base imponible del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, es decir, el valor que tiene el bien en cuestión.

A la hora de realizar el pago del Impuesto de Transmisión de Patrimonio (ITP), como ya dijimos anteriormente, debemos acudir a la Delegación de Hacienda de la Comunidad Autónoma en la que nos encontremos. Como documentación necesaria, que debemos presentar, esta el DNI o CIF, una copia de la escritura pública y la documentación oficial, necesaria para realizar el pago de gravamen.

Dependiendo del tipo de transacción que hayamos realizado, anteriormente hablábamos de cada una de ellas, variará el tipo de modelo que debamos presentar (modelo 600, 620 o 630). El modelo 600, se trata del modelo más general y requiere anexos que especifiquen la naturaleza de la operación, el modelo 620, por su parte se usa para la compraventa de vehículos y finalmente el modelo 630 se utiliza en el caso de tener un exceso de letras de cambio, cifra superior a 192.323,87 €.

Por otro lado, los ciudadanos pueden beneficiarse de reducciones a la hora de pagar dicho gravamen, estas bonificaciones se dan en familias numerosas, personas con alguna minusvalía, en jóvenes menores de 35 años, personas con una renta media-baja e inmuebles con características concretas.

DIFERENCIAS entre un contrato de COMPRAVENTA y un contrato de ARRAS

Los dos siempre son recomendables para firmar en el momento en el que se haya llegado a un acuerdo en cuanto a la transacción, así después ya no se podrá modificar ningún tipo de detalle.

Las diferencias fundamentales son que el contrato de arras da la posibilidad de renunciar a la compra o a la venta y que tiene establecida la penalización para quien incumpla o renuncie. Si quien incumple es el comprador, éste pierde la totalidad de la cantidad entregada en concepto de arras. Si por el contrario quien incumple es el vendedor, éste tiene que devolver la cantidad recibida en concepto de arras, más una cantidad igual en concepto de penalización.

El contrato de arras compromete a comprador y vendedor mediante la entrega de una señal en concepto de arras. Pero no todos los contratos de arras son iguales. Tenemos que diferenciar tres tipos de arras:

  • Arras confirmatorias, que están dirigidas a reforzar la existencia del contrato como prueba de celebración del mismo. Si se produce el incumplimiento por algunas de las partes, el Código Civil establece que la parte perjudicada podrá exigir el cumplimiento o la resolución solicitando al mismo tiempo una indemnización por daños y perjuicios.
  • Arras penales, que se utilizan como garantía de cumplimiento del contrato mediante su pérdida o resolución doblada pero, no anula el contrato, pues las partes podrán exigir su cumplimiento.
  • Arras penitenciales donde en caso de incumplimiento se perderá la señal o se entregará doblada. Si no se realiza la venta por el comprador este perderá la cantidad y si no se realiza la venta por el vendedor, el comprador recibirá la cantidad doblada. En este caso si el comprador desistiera de la compra o no se presentase a formalizar y firmar el correspondiente contrato o escritura pública de compraventa dentro del plazo indicado, perderá todo derecho a la reserva, que quedará nula y sin valor ni efecto, y la cantidad entregada en este acto quedará en poder y propiedad de la parte vendedora, conforme a lo dispuesto en el artículo 1454 del Código Civil.

Si nada se especifica en el contrato de arras, la señal entregada se considerará como arras confirmatorias, debiendo en caso contrario, especificar expresamente en el contrato al tipo de arras a las que se hace referencia. La parte que ha incumplido el contrato podrá interponer acciones judiciales siempre y cuando pueda demostrar las causas de resolución del contrato, es decir, pueda demostrar el incumplimiento de las obligaciones generadas en el contrato por la parte vendedora. Una vez se ha producido la resolución unilateral del contrato de arras, nada impide a la parte vendedora poner de nuevo la vivienda en el mercado para la consecución de la venta.

Por el contrario, un contrato de compraventa es de obligado cumplimiento, a no ser que ambas lleguen a un acuerdo, previa indemnización de la otra parte en caso de que el vendedor o el comprador incumpliesen lo acordado en el contrato.

Glosario de términos inmobiliarios

Aenor

Es una entidad reconocida por el ministerio de industria y energía, cuyo objetivo es contribuir, mediante el desarrollo de actividades de normalización y certificación y otras afines a las mismas, a mejorar la calidad de las empresas, sus productos y servicios, así como proteger el medio ambiente.

Agencia inmobiliaria

Despacho profesional cuya actividad principal es la intermediación en la compraventa y arrendamiento de todo tipo de inmuebles.

Amortización

Pago o extinción de una deuda. Devolución total o parcial de un préstamo.

Arrendamiento

Existen diversos tipos de arrendamiento según el objeto del mismo: bienes, de obras o de servicios. En el arrendamiento de bienes, una de las partes (arrendador) se obliga a dar a la otra (arrendatario) el goce o uso de un bien por tiempo determinado y precio cierto. En el arrendamiento de obras o servicios, una de las partes (arrendador) se obliga a ejecutar una obra o a prestar a la otra (arrendatario) un servicio por precio cierto.

Capital amortizado

Parte del préstamo o del crédito ya pagado.

Capital pendiente

Parte del préstamo o del crédito que queda por pagar.

Capitulaciones matrimoniales

Contrato celebrado entre cónyuges que regula el régimen de bienes dentro del matrimonio.

Carencia

Periodo dentro de la vida de un préstamo durante el cual sólo se pagan intereses y no se amortiza capital. La duración de este periodo es de dos años como máximo.

Catastro

Censo y padrón estadístico de las fincas rústicas y urbanas.

Certificado registral

Documento que expide y legitima el registro de la propiedad, en el que se expone la situación de cargas de una finca.

Compraventa

Contrato por el que uno de los contratantes se obliga a entregar un determinado bien y el otro a pagar por el un precio cierto, en dinero o equivalente.

Comunidad de propietarios

Conjunto de cotitulares de un inmueble dividido en propiedad horizontal.

Contrato

Convención jurídica manifestada de forma legal, por la cual una o varias personas se obligan a favor de otra u otras al cumplimiento de una prestación de dar, hacer o no hacer.

Diferencial

Porcentaje que se suma al valor del índice de referencia para obtener un nuevo tipo de interés a aplicar en cada revisión.

División en propiedad horizontal

Acto documentado en título público, mediante el cual se divide un inmueble en varias y distintas fincas registrales independientes, con asignación a cada una de ellas de un coeficiente de copropiedad o participación en el total del inmueble. Se inscribe en el registro de la propiedad.

Escritura

Documento público firmado y ratificado por un notario. Posteriormente, se inscribe en el registro de la propiedad. En el caso de las viviendas las escrituras más relevantes son las de compraventa, de hipoteca y de declaración de obra nueva.

Escritura de cancelación de hipoteca

Documento otorgado ante notario por el cual se da por finalizada una hipoteca al haberse cumplido la obligación garantizada, para su inscripción en el registro de la propiedad.

Escritura de compraventa

Documento otorgado ante notario por el que se transmite una cosa a cambio de un precio.

Escritura de hipoteca

Documento otorgado ante notario en el que se afecta uno o varios bienes inmuebles en garantía de una o varias operaciones.

Escritura de propiedad

Documento público por el que se adquiere la titularidad de una vivienda, susceptible de su inscripción en el registro de la propiedad.

Fe pública

Conformidad a nivel administrativo y a todos los efectos de la veracidad del contenido de un documento.

Fianza

Contrato por el cual una persona (fiador) se obliga personalmente o compromete ciertos bienes propios en garantía del cumplimiento de una obligación de otra persona (deudor-fiador) frente a un tercero (acreedor). En caso de que el deudor incumpla, el acreedor podrá reclamar al fiador.

Finca

Propiedad inmueble, rústica o urbana, susceptible de ser inscrita en el registro de la propiedad.

Garantía hipotecaria

Aseguramiento mediante la afección de uno o varios bienes inmuebles al cumplimiento de obligaciones.

Garantía personal

Patrimonio del deudor compuesto por todos los bienes presentes y futuros, y que garantiza el cumplimiento de cualquier obligación. También puede ser prestada esta garantía por un tercero.

Hipoteca

Derecho real de garantía de una obligación, constituido sobre inmuebles, pudiendo los bienes permanecer en posesión de su dueño. Confiere al acreedor la facultad de pedir la venta pública de éstos y resarcirse con su precio si no se cumple la obligación garantizada.

Impuesto de los bienes inmuebles (IBI)

Tasa municipal que grava la propiedad de una finca. Se cobra anualmente y se calcula según un porcentaje que se aplica al valor catastral.

Impuesto sobre actos jurídicos documentos (IAJD)

Impuesto que se aplica sobre actos formalizados en documentos públicos. En el caso de la hipotecas, se calcula sobre la responsabilidad hipotecaria que es del orden de 1´5 veces del capital del préstamo. El iajd puede variar según las comunidades.

Impuesto sobre transmisiones patrimoniales

Toda venta de inmuebles, de segunda mano o sucesivas, están sujetas a este impuesto. Actualmente gira en torno al 6%, pero determinadas comunidades autónomas establecen tipos y condiciones especiales.

Inmueble

Bien como tierras, edificios, construcciones y minas, y de los adornos, artefactos o derechos a los que la ley considera no muebles.

Interés

Porcentaje que se aplica al capital pendiente de un préstamo para calcular los intereses a pagar por parte del prestatario y que forman parte de la cuota.

Interés de demora

Rendimientos que pagará el prestatario por el tiempo que se demore en el pago de una deuda vencida. Siempre son superiores a los intereses ordinarios.

Legislación hipotecaria

Conjunto de normas que regulan los actos y contratos relativos al dominio y demás derechos reales sobre bienes inmuebles a través del registro de la propiedad.

Licencia de obra

Permiso municipal necesario para la iniciación de obras o modificaciones arquitectónicas en un inmueble.

Notario/a

Funcionario/a autorizado/a por la ley para dar fe pública de los contratos, testamentos y otros actos extrajudiciales.

Notificación judicial

Comunicación por parte de un juzgado o tribunal a las partes que intervienen en un proceso.

Obra nueva

Documento público en el que se declara la existencia de una edificación o la construcción de una nueva. Su inscripción en el registro de la propiedad supone la creación de una finca registral por desaparición de la finca registral de procedencia.

Opción de compra

Mediante el pago de una determinada cantidad de dinero pactada entre vendedor y comprador, éste adquiere el derecho a comprar una vivienda en determinadas condiciones y durante un tiempo determinado. Si finalmente no se lleva a cabo la compra de la vivienda, esta cantidad de dinero generalmente se pierde.

Plusvalía

Aumento del valor de un bien, por razones distintas al trabajo o actividad productiva de su propietario o poseedor. También, aumento del valor de unos terrenos o inmueble a causa de trabajos o inversiones realizadas por la administración o por el propietario.

Préstamo hipotecario

Préstamo que, además de contar con la garantía personal del prestatario, se garantiza, adicionalmente, con una vivienda, un inmueble o un bien. Junto a la devolución del capital prestado, garantiza también el cobro de los intereses ordinarios, los intereses de demora, las costas y los gastos derivados de una posible reclamación judicial en caso de incumplimiento de los pagos. Se formaliza en escritura pública que se inscribe en el registro de la propiedad.

Principal

Importe de un préstamo o crédito. También se denomina capital.

Propietario/a

Persona que tiene derecho sobre una cosa, especialmente sobre bienes inmuebles.

Provisión de fondos

Cantidad de dinero adelantada a un profesional a cuenta de la liquidación final que éste presente por sus servicios.

Registro de la propiedad

Oficina pública que tiene por función llevar los libros oficiales en los que consten todas las circunstancias que afectan a las fincas de la demarcación correspondiente a dicho registro.

Responsabilidad hipotecaria

Es la cifra máxima de la que responde cada una de las fincas hipotecadas. Suele incluir el importe principal del préstamo, más una cantidad referida a intereses ordinarios, otra a intereses moratorios y otra a costas y gastos.

Seguro de incendios

Seguro obligatorio en la viviendas hipotecadas. Su objetivo es asegurar, durante la vigencia de la hipoteca, los riesgos que puedan producirse en el continente de la vivienda hipotecada.

Seguro multirriesgo del hogar

Seguro que cubre los posibles desperfectos que pueda sufrir una vivienda, tanto en el continente como en el contenido.

Seguro vida de amortización de préstamos

Seguro de vida que garantiza, en caso de fallecimiento y, opcionalmente, invalidez absoluta y permanente del asegurado, la cancelación del préstamo