Qué es el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI)

101
impuesto bienes inmuebles IBI

Dentro de la serie de impuestos que hemos ido viendo a lo largo de diferentes post, hoy vamos a ver en qué consiste el IBI o Impuesto sobre Bienes Inmuebles. Este impuesto es un tributo que se paga de forma anual, de forma obligatoria, que afecta a todo ciudadano que sea propietario,es decir su nombre aparece como titular, ya sea de una casa, un local o una plaza de aparcamiento, tanto en terreno urbano, rústico o con características especiales, como con características especiales y cuyo pago se realiza al ayuntamiento correspondiente al lugar donde se encuentra el bien, por lo que tiene un carácter municipal.

El importe a pagar se calcula en función del valor catastral del inmueble, el valor de cada inmueble varía, por lo que si queremos saber a cuánto asciende nuestro valor, tenemos que consultar el catastro, ya que cada 10 años se revisa el valor catastral, teniendo en cuenta, la valoración media de la zona y una posterior valoración de cada inmueble. Este valor varia dependiendo de la ubicación del inmueble, el valor actual de mercado. La antigüedad del edificio y del precio del material de construcción del inmueble, entre otros.

Pese a que anualmente se revise dicho impuesto, en cuanto a la cifra que se debe pagar, es un impuesto polémico, ya que tiende a subir, justificada esta subida, ya que el valor del terreno casi siempre va en ascenso. Esta subida fue significativa en 2013, ya qué 7500 municipios, no habían actualizado sus datos de catastro durante 18 años, lo que supuso una subida media del 10%, hecho que hizo saltar las alarmas sobre las subidas que se presentan en dicho gravamen.

En España, actualmente, Lleida es la capital de provincia con el pago del IBI más elevado, con una media de 140,02 € de desembolso, por parte del contribuyente, seguida de Tarragona con 131€ , Soria con 128,75 € , Toledo con 127,76 €, Ciudad Real con 123,21 € y Barcelona con 116,57 € , siendo estas las ciudades con el pago más elevado, por otra parte tenemos las ciudades con el pago del IBI más bajo, siendo estas Pamplona con 22.69 € , Vitoria con 43,99 € , San Sebastián con 47,10 € , A Coruña con 40,85 € y Girona con 53,25 euros.

En función de la base imponible, Hacienda establece unos tipos mínimos y máximos, oscilando entre el 0,3% y el 1,10%, dependiendo de la clasificación que tenga el inmueble y del municipio. Dentro de los terrenos rústicos, el mínimo se establece en 0,3% y el máximo en 0,90%, por otra parte para los terrenos urbanos, el mínimo se marca en 0,4% y el máximo en 1,10%.

Muchos ayuntamientos presentan reducciones o pagos fraccionados del IBI, como es el caso de la Comunidad de Madrid, ya que tras la crisis económica, el pago de este impuesto ha supuesto más de un quebradero de cabeza para muchas familias.

A la hora de fraccionar el pago, se nos presentan dos opciones, la primera consiste en la opción de Pagos a la Carta o PAC, dando la opción de fraccionar el pago en 2, 3, 5 o 9 cuotas, aplicando una bonificación de un 5% sobre cada cuota. La segunda opción para fraccionar el pago es el Sistema Especial de Pago o SEPE, implicando una bonificación de un 3.25% y teniendo en cuenta que el retraso en el pago está sancionado por ley y el importe de recargo dependerá del tiempo que haya transcurrido.

Al igual que otros gravamen, como el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD) o el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP), de los que hemos hablado ya en posts anteriores, el IBI, Impuesto sobre Bienes Inmuebles, tiene bonificaciones, como es en el caso de familias numerosas, Viviendas de Protección Oficial, implicando en este caso una reducción del IBI de un 50%, en los 3 primeros años, o descuentos por la domiciliación de los pagos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here