El reparto de herencias en Salamanca

El abogado Gerardo Bueno son explica de una manera clara como se reparten las herencias en Salamanca, en toda España más concretamente, al ser un sistema generalizado por el Código Civil.

Os voy a hablar de la herencia en España.

Cuando fallecemos, ¿podemos dejar nuestros bienes a cualquiera? No exactamente. En España hay unos límites importantes, y esos límites tienen que ver con lo que se llama la legítima.

La legítima, sobre todo si tenemos hijos, corresponde a dos tercios de nuestra herencia. Con particularidad, de que un tercio se reparte a partes iguales y el otro tercio se podría repartir de manera desigual, por ejemplo una mayor parte a un hijo en concreto. Solo un tercio de la herencia, lo que se llama el tercio de libre disposición se puede dejar a quién uno quiera.

En España lo habitual en el 90% de los casos, la herencia en el testamento se deja para los hijos y el usufructo universal para el cónyuge vivo, el cual mientras viva podrá disfrutar de toda la herencia. Solo al fallecimiento de cónyuge, los hijos toman posesión de los bienes de esa herencia.

Cuando hacemos testamento, podemos hacer con esos límites lo que queramos, pero ¿y si no hacemos testamento? ¿Qué hacemos con esos bienes? Es la ley quien establece las condiciones. En primer lugar son los hijos quienes heredan a partes iguales. Si alguno ha fallecido, son los nietos quienes ocupan el lugar de su padre. Si no hay hijos ni nietos, los herederos son los ascendientes, los padres del fallecido. En tercer lugar hereda el cónyuge, sólo en el caso de que no esté separado. Si está separado no hereda. Si no hay cónyuge tampoco, entran los hermanos y si alguno ha fallecido, los hijos de sus hermanos, que son por lo tanto sobrinos. Si no hay hermanos ni sobrinos, entran en juego los primos. Si tampoco hay primos, el Estado toma posesión de la herencia.

Compartir con amigos: