Housell, compañía de servicio inmobiliarios y proptech de referencia, lanza Housell Flex, un nuevo producto, pionero en España, que permite al vendedor contratar un servicio inmobiliario integral de una forma inmediata, digital y sin necesidad de intermediarios, a través de un ecommerce. Este nuevo servicio es totalmente a la carta, al ofrecer total libertad y flexibilidad al cliente para elegir qué servicios necesita y cuáles no.

Esta nueva iniciativa se basa en la flexibilidad”, comenta Guillermo Llibre, CEO de la compañía. “Es económica, transparente y sin permanencia. Mucho menos rígida que los servicios de las inmobiliarias tradicionales e incluso de la mayoría de las proptech, ya que permite la venta de la vivienda acorde a las necesidades y preferencias del propietario. De esta forma, los clientes de Housell pueden decidir en todo momento qué servicios necesita, cuándo y dónde quiera.

Housell Flex, al detalle

Este nuevo servicio consiste en una suscripción mensual de 59 €/mes. Sin permanencia ni comisiones al vender y totalmente entre particulares. “Con Housell Flex un cliente podría vender su vivienda, por ejemplo, el primer mes o ir probando durante unos meses hasta encontrar un precio de venta ideal. Sea como sea, el coste siempre será muy inferior a las comisiones que estamos acostumbrados a ver”, comenta Llibre

El servicio base de Housell Flex incluye prestaciones que, desde Housell, consideramos esenciales para poder vender una vivienda, muy enfocadas en ofrecer la máxima visibilidad al anuncio de su vivienda y en darle un conjunto de herramientas tecnológicas que le permitan gestionar la venta con total autonomía. Sin olvidar que cada cliente y cada vivienda necesita un seguimiento personalizado, algo que también incluye este servicio de
cara a orientar la venta”, indica el CEO de Housell.

De hecho, un estudio de mercado que llevamos a cabo a finales de 2020 evidencia que el sector inmobiliario cambia a pasos agigantados, ya que muestra que el 79% de los españoles prefieren vender una vivienda de forma digital o telefónica. Ya hay más predisposición a lo online que a lo presencial, en el sector inmobiliario ”, sostiene Llibre.

Las prestaciones del servicio son, entre otras:

  • La creación del anuncio de la vivienda con una descripción muy completa
  • Retoque de las fotografías de la vivienda que realice y suba el cliente a través de la plataforma
  • Publicación del anuncio en los principales portales inmobiliarios.
  • Acceso a la App de Housell desde la que el cliente podrá gestionar la venta de su vivienda
  • Filtrado de llamadas para que solo le lleguen al vendedor compradores serios.
  • Servicio de ayuda a través de un chat 12h / 7 días a la semana.
  • El seguimiento/asesoramiento de un experto inmobiliario
  • Cambio de suministros cuando se venda la casa
  • Posibilidad de añadir servicios extra: gestión de visitas, redacción de contrato de arras, reportaje fotográfico profesional, tour virtual 3d y muchos más

Lo más destacable de este nuevo plan es que también permite añadir más prestaciones según las necesidades del cliente, cuándo y dónde quiera: desde un servicio de gestión de las visitas hasta un posicionamiento destacado en alguna de las plataformas de referencia pasando por la redacción del contrato de arras.

La idea de Housell Flex lleva tiempo macerándose, pero no fue hasta 2020 y el inicio de la pandemia cuando vimos la necesidad de desarrollar definitivamente un servicio inmobiliario que se adaptase totalmente al cliente y que fuese económico dada la crisis que estamos viviendo”, añade el CEO de la compañía.

Housell 3.0

Entre el resto de novedades estratégicas que está llevando a cabo la compañía en 2021, también destaca la última versión 3.0 de la App de Housell, disponible tanto en Google Play como en Apple Store.

La Aplicación se ha rediseñado en su totalidad, de cara a que sea más intuitiva para sus usuarios. Se han añadido nuevas funciones como «Expertos», que ofrece al vendedor datos sobre su zona y sus competidores para que venda mejor, e «Hipotecas», una herramienta gratuita para los compradores que calcula la cuota mensual de una hipoteca y el cuadro de amortizaciones.

  • La pandemia ha extendido notablemente el término PropTech aplicado a las soluciones innovadoras y tecnológicas en el sector inmobiliario, que camina hacia esta tendencia.
  • Según los expertos de UCI, como entidad especialista en financiación sostenible de la vivienda, entre los factores que explican esta evolución del Inmobiliario hacia el PropTech destacan: la proliferación de visitas virtuales, el contacto y las gestiones en remoto, la digitalización de los trámites burocráticos, la aplicación de IA, el Big Data o la realidad virtual.

En los últimos tres años, el término PropTech y su aplicación se ha extendido notablemente, especialmente a raíz de la pandemia del coronavirus que ha impulsado la transformación tecnológica y digitalización del sector inmobiliario a un ritmo más rápido del esperado, al igual que ha sucedido en otras industrias clave.

Se denomina PropTech a cualquier tecnología utilizada en el conjunto del sector inmobiliario, que suponga una innovación y aporte soluciones más eficientes y automatizadas en el ámbito de la planificación, construcción o la gestión del alquiler o la compra.

La expansión del PropTech en España y el resto del mundo ha sido notoria en los últimos años y la pandemia ha provocado una mayor proliferación de herramientas y soluciones tecnológicas en el ámbito inmobiliario, que han llegado para quedarse y cuyo avance hace que el conjunto del sector evolucione hacia esta tendencia.

Ante este contexto, los expertos de UCI (Unión de Créditos Inmobiliarios), entidad especialista en financiación sostenible de la vivienda, han analizado los factores que explican por qué el conjunto del sector inmobiliario pasará a medio plazo a ser PropTech, y este término abarcará mucho más allá del ecosistema de startups del sector.

  1. Visitas virtuales: la situación de restricciones de movilidad por la pandemia ha provocado la proliferación de herramientas tecnológicas que facilitan las visitas en remoto a una vivienda, con nuevos formatos en 3D, videos 360º, tours virtuales o presentaciones online que han incorporado las agencias inmobiliarias para poder dar visibilidad a operaciones de alquiler y compra.
  2. Contacto en remoto: antes de la era Covid, el contacto entre cliente y agencia inmobiliaria era esencialmente físico y pasaba por la sede de la agencia. Pero en los últimos meses, estas gestiones entre ambas partes han tenido un importante componente digital, que contribuye al ahorro de tiempo y recursos.
  3. Burocracia digital: la extensión de la firma digital también contribuye a agilizar una importante parte de los trámites que hay detrás de las operaciones inmobiliarias, desde firma de documentos o la tramitación de hipotecas, al envío de documentación en formato digital.
  4. Big Data: analizar y gestionar los datos de las operaciones inmobiliarias, tanto públicas como privadas, permite una mejor precisión y orientación en el valor de las viviendas en el mercado y en las propias operaciones; desde el resultado real de la inversión en un inmueble, a la evolución de los precios de cada zona, el perfil del comprador y vendedor o la selección de viviendas en función de los intereses y estilo de vida de cada demanda.
  5. Realidad virtual: esta aplicación tecnológica tiene sentido para viviendas en proceso de construcción o a reformar porque permite recrear cómo será su resultado, proporción y estética finales. Se trata de una tecnología de un coste elevado, por lo que su uso suele estar limitado a estos casos, con el objetivo de mejorar el éxito de operaciones cuando solo existe el plano del inmueble, mediante herramientas y renders que hacen las viviendas más atractivas y reales.
  6. Inteligencia artificial: su aplicación en el sector inmobiliario es múltiple y puede ayudar a reducir costes operativos y a contar con una información diferencial, como el valor medio de las transacciones en el mercado o la valoración automática de las propiedades de forma completa y precisa.

Asimismo, la IA ayuda a mejorar el servicio al cliente y el propio posicionamiento de una agencia. Entre las herramientas más usadas recientemente para mejorar la atención al cliente se encuentran los chatbots, incorporados en muchas agencias inmobiliarias para agilizar gestiones simples y repetitivas en consultas y respuestas comunes. Sin embargo, según los expertos de UCI, este tipo de tecnologías no puede sustituir el trato personal en una actividad inmobiliaria, donde cada caso es diferente.

Otra de las principales aplicaciones de la IA en el sector inmobiliario es la implementación de CRMs para una gestión adecuada de la relación entre comprador-vendedor y para contar con un registro segmentado de clientes a los que ofrecer una atención y servicio en base a sus intereses y necesidades y, por tanto, de mayor valor.

Para los clientes inmobiliarios, contar con herramientas de IA les facilita su tarea de búsqueda de inmueble, identificando las opciones de vivienda que le interesan y se ajustan a sus necesidades. Igualmente, la IA agiliza la tramitación de las hipotecas, con la certificación de documentos y grabación de datos, cotejando la información aportada u ofreciendo a los clientes en tiempo real la situación de la operación. Además, aporta una mayor garantía en la seguridad de los procesos y datos personales utilizados, gracias a herramientas como la biometría o el Blockchain.

  1. Hogares inteligentes: el futuro del sector inmobiliario pasa por ser Green y digital. Dos aspectos cada vez más atractivos para los demandantes de viviendas, que buscan inmuebles con dispositivos y sistemas inteligentes para el ahorro de energía, control de temperatura, asistentes virtuales, iluminación inteligente o implementación de energías renovables y poco contaminantes.

Estos siete factores indican cómo la tecnología, la digitalización y la innovación son una realidad en todo el conjunto del sector inmobiliario y una tendencia que seguirá al alza y llevará a toda la industria hacia el PropTech.

A pesar de ello, José Manuel Fernández, subdirector de UCI, recuerda que “la última milla es siempre física. Y es probablemente la mejor forma de cerrar una operación, en persona”. En este sentido, matiza “la mayor parte de los actores inmobiliarios tienen planes de transformación digital y están incorporando progresivamente funcionalidades digitales. Si bien conseguir una experiencia completamente digital, tanto de los clientes, como de las relaciones de todas las partes del Inmobiliario, todavía presenta desafíos para que sea una realidad habitual”.  

Sobre el papel que los agentes inmobiliarios tendrán a medio-largo plazo, José Manuel Fernández asegura que “los agentes inmobiliarios siempre han estado sincronizados con la última tecnología, lo que les ha facilitado la evolución y el cierre de operaciones. En el futuro, también dependerán de la tecnología para garantizar una calidad de servicios incuestionable. El reto del sector es formar a estos profesionales en materia de digitalización, tecnología e IA para que den el paso a convertirse en consultores más que comerciales, aporten valor real a sus clientes y no centren su trabajo en tareas más susceptibles de automatización”.

Casavo, la plataforma online líder en el mercado de la compra instantánea de inmuebles, ha cerrado un buen año ya que, además de desembarcar en España, ha logrado acabar en positivo, a pesar de que 2020 será recordado como un annus horribilis para la economía mundial.

Para mantener este crecimiento exponencial fue necesario aumentar significativamente la plantilla, que en 2020 creció en un 125% alcanzando las 175 personas a nivel global. En el caso de España, el incremento del equipo ha sido del 160%.

Casavo no solo creció en personal propio en 2020, sino que también creó valor y trabajo para las distintas empresas locales que se encargaron de las reformas de las propiedades. De 24 personas implicadas en 2018 a más de 200 en 2020: un incremento del 725% que supone una cantidad superior a los 16 millones de euros (un aumento del 54% respecto a 2019).

Además del inicio de la expansión internacional en el mercado español, Casavo ha vivido otros momentos importantes en 2020 como la adquisición, en septiembre, del 100% del capital de Realisti.co, la start up líder en la creación de tours inmobiliarios virtuales, una inversión estratégica para consolidar su oferta tecnológica dirigida a agencias inmobiliarias y mejorar la experiencia de compra digital de los consumidores.

«En un año en el que el mundo se paralizó-«, dice Giorgio Tinacci, fundador y director general de Casavo, «aceleramos nuestro crecimiento gracias a las importantes innovaciones tecnológicas que sustentan nuestro modelo de negocio. Hemos sido capaces de adaptarnos muy rápidamente a situaciones extremas y sobre todo impredecibles, como el confinamiento, lo que nos ha permitido seguir ofreciendo nuestros servicios tanto a clientes privados como a agentes inmobiliarios. Durante este año seguiremos persiguiendo nuestro objetivo de ofrecer la mejor experiencia de compraventa para cada consumidor en el sur de Europa, y de crear valor para nuestros clientes lanzando nuevos servicios y productos inmobiliarios innovadores».

El gran éxito de la empresa en el año que acaba de terminar fue también el resultado de su modelo de negocio inclusivo, que involucra a los agentes inmobiliarios, que siempre han sido socios fundamentales para Casavo. Por ello, la empresa decidió apoyarlos durante los difíciles meses del confinamiento poniendo a su disposición tecnologías innovadoras como Casavo Visitas, la aplicación que lanzó en marzo para realizar las visitas a distancia, y una plataforma tecnológica reservada para agencias destinada a proporcionar todas las herramientas útiles para aumentar las ventas y facilitar las transacciones.

Desde 2018 hasta la fecha, más de 2500 agencias inmobiliarias han trabajado con Casavo, recibiendo un total de más de 3,5 millones de euros en comisiones.

Puedes descargar aquí Informe de Tendencias en Innovación del Mercado Inmobiliario de Casavo: Casavo Impact Report 2020.

TechEstate, la nueva plataforma de Barcelona Building Construmat (BBConstrumat) para potenciar el segmento de las startups inmobiliarias y de la construcción, ha constituido dos órganos consultivos (TechEstate Senior Advisory Board y TechEstate Board of Innovation), que cuentan con la participación de destacados actores del sector quienes asesorarán y contribuirán a definir la estrategia de esta innovadora iniciativa. TechEstate tiene como principal objetivo conectar a startups tecnológicas del sector inmobiliario (PropTech) y de la construcción (BuildTech) con inversores para impulsar la innovación en todas las fases del proceso de construcción de un edificio: diseño en arquitectura e ingeniería, construcción, gestión del activo inmobiliario y mantenimiento.

El Senior Advisory Board de TechEstate está formado por Carlos Blanco, fundador y presidente de la startup Nuclio; Sebastien Carcano, director de Marketing e Innovación de Grupo Lar; Sonia Fernández, socia de la firma de venture capital Kibo; Mónica Fernández Bové, fundadora, consejera e inversora de Wedid, Vitcord o Koduz; Anna Gener, consejera delegada de Savills Aguirre Newman; Vicente Guallart, fundador y director de Guallart Architects y del Institut d’Arquitectura Avançada de Catalunya (IAAC); Javier Lázaro, miembro de Departamento de Tecnolgías Digitales e Innovación de Ferrovial; Carmen Panadero, Directora Desarrollo de Negocio en DCN, Presidenta y socia fundadora de WIRES y Directora Master Real Estate Development en IE; Enrique Sarasola, fundador y presidente de BeMate y RoomMate; y Aleix Valls, fundador de LiquiD y consejero de Colonial (falta Carmen Panadero

Director de desarrollo de negocio/ Presidente y socia fundadoraDistrito Castellana Norte/ WIRES). Todos ellos aportarán su orientación estratégica, además de su capacidad de influencia y difusión, al tratarse de personalidades con una gran trayectoria académica y profesional en el sector.

La directora de BBConstrumat, Ione Ruete, ha afirmado que “estamos orgullosos de contar con el apoyo y la confianza de diecinueve expertos de gran nivel, quienes nos darán una visión transversal del sector desde distintas perspectivas, incorporando todas las fases de la cadena de valor del inmueble, desde su proyección hasta su mantenimiento”.

Plataforma digital los 365 días al año y encuentros presenciales puntuales

TechEstate es una nueva plataforma online que estará operativa los 365 días al año y que genera y difunde contenido propio y de personalidades relacionadas con el ámbito inmobiliario y de la construcción a través de su web, blog, redes sociales y newsletters. También contará con diversos eventos presenciales con el objetivo de reunir a los principales actores que están redefiniendo el futuro de la construcción y el real estate, a través de las últimas tecnologías como la construcción industrializada, impresión 3D y robótica, soluciones de IoT, marketplaces o workflows transversales para la gestión de activos, entre otros.

Así, formará parte de BBConstrumat, el salón de la construcción de Fira de Barcelona, convirtiendo su próxima edición de 2021 en el primer salón que dará entrada al creciente segmento de startups tecnológicas del sector inmobiliario (PropTech) y de la construcción (BuildTech).  Igualmente, prepara un evento para el próximo año en Madrid con la celebración de TechEstate edición Lite, al que se podrá asistir de manera presencial bajo invitación y que también será transmitido online

AvalVida y FIP-ES, dos de las start-ups del sector inmobiliario con más proyección para este 2021, han unido fuerzas para potenciar sus modelos de negocio y seguir mejorando el sector gracias a un acuerdo de colaboración en los que los usuarios de las respectivas plataformas podrán tener acceso a los productos de ambas compañías.

AvalVida es el único aval para el alquiler del mercado con pago y comisión única, diseñado para inquilinos o para propietarios que quieran un servicio seguro, fiable y a un coste muy competitivo. Además, los pagos están respaldados por aseguradoras de primer nivel.

Por su parte, el FIP-ES es un producto desarrollado por Nester que permite a gestores y profesionales del sector inmobiliario disponer de una plataforma donde poder consultar y comunicar incidencias graves como morosidad tanto de inquilinos como de comunidades de vecinos, daños sobre la vivienda y problemáticas de convivencia.

En vista a la creciente morosidad en el pago del alquiler, los avales de alquiler son cada vez más exigidos por los arrendadores, y no siempre son tan fáciles de conseguir. Entre los más usados están el aval bancario y el seguro contra impago de alquileres.

Como alternativa muy competitiva y opción adicional está la pignoración (el acto de dar o dejar en prenda) sobre un seguro de ahorro por parte del arrendatario y a favor del arrendador ofrecido por AvalVida.  Con la pignoración ante notario se avalan las obligaciones de un contrato de arrendamiento y es válida para el alquiler de cualquier inmueble, sea vivienda, local u oficina.

  • La séptima sesión de SIMAPRO 2020 ha comenzado hoy con una mesa redonda en la que Enrique Barrasa, Socio Director de KIPLAI, Alicia Coronil, Economista Jefe, SINGULAR BANK, y José Antonio Granero, Arquitecto socio-fundador de ENTREABIERTO, moderados por Iñaki Ortega, Director de DEUSTO BUSINESS SCHOOL, han debatido sobre el envejecimiento de la población como una oportunidad para el sector

Los seniors son una oportunidad para el inmobiliario. Como ha recordado Iñaki Ortega en la presentación del panel, la mayoría de los hogares españoles de más de 55 años tiene al menos dos ingresos y más de la mitad del consumo y del patrimonio de nuestro país está en sus manos. Todo esto constituye una oportunidad para el inmobiliario, pero también, como ha destacado Alicia Coronil, un reto por las implicaciones que tiene el progresivo aumento de la longevidad. De acuerdo con los datos que ha facilitado, en 2040 el 30% de la población española tendrá más de 55 años, lo que supondrá una perdida de cerca del 4% de masa laboral y un coste en pensiones cercano al 13% del PIB nacional.

“Las nuevas pensiones son un 16% superiores al salario más habitual en nuestro país. Además, los seniors actuales demandan soluciones específicas no solo en salud, ocio o bienestar, sino también en productos inmobiliarios”, ha afirmado la Economista Jefe de Singular Bank, quien también ha insistido en la necesidad de encontrar fórmulas, “mediante reformas económicas y estructurales”, que posibiliten la presencia del talento senior en el mercado laboral durante más tiempo.

Para José Antonio Granero, “la vejez debe tener cabida en nuestra sociedad”. En su opinión, hay que integrarla dignamente y para eso es preciso una ciudad para todas las generaciones, por lo que ha abogado por el diseño de ciudades intergeneracionales. “Evidentemente, esto tendrá muchas implicaciones en nuestro modelo de ciudad mediterránea, que es muy densa, masificada y cuyas distancias no son las más adecuadas para los seniors, cuyo radio de acción no suele superar los tres kilómetros”.

Según el socio-fundador del estudio de arquitectura Entreabierto, el futuro residencial de los seniors pasa por modelos habitacionales como el coliving o el cohousing, una vivienda que también integre servicios de alto valor añadido para sus ocupantes mayores. “Pensemos que en España, dos de cada tres viviendas no son accesibles, no están preparadas para atender las necesidades intergeneracionales. Para revertir esta situación tiene que haber cambios regulatorios, pero también cambios en la manera cómo nos relacionamos las diferentes generaciones”, ha afirmado.

Por su parte, Enrique Barrasa ha puesto el foco en la financiación de estos nuevos conceptos residenciales para los seniors, “que no tienen que mejorar la calidad de vida de sus propietarios, sino también asegurar su sostenibilidad financiera, tanto para quien invierte como para quien va a pagarla”. En su intervención, el Socio Director de Kiplai ha recordado que en la actualidad la oferta residencial para seniors de nuestro país se concentra en las residencias de mayores, con un parque de 380.000 plazas, lo que supone una ratio de plazas por cada 100 habitantes de 2.3%, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja cinco plazas.

“Solo para 2030, y si queremos mantener la anterior ratio, deberíamos invertir un total de 6.000 millones de euros, a un ritmo de 100 millones anuales. O lo que es lo mismo, cien millones menos que toda la inversión anual de Europa en este sector el pasado año. Este dato nos indica la magnitud del reto que tenemos por delante y que, en todo caso, es mucho menor que el que supondría llegar al objetivo fijado por la OMS, ya que este supondría una inversión acumulada en los próximos diez años de 13.000 millones de euros”. En este sentido, Alicia Coronil ha insistido en que el nicho residencial senior “debería ser uno de los vectores de la recuperación económica de España financiados por los fondos europeos”.

Todos los ponentes han coincidido en que los seniors ya están demandando tanto un nuevo concepto de vivienda como de ciudad que esté preparada para sus expectativas. Y esto exige no solo calidad, sino también espacio, por lo que las diferentes Administraciones tendrán que jugar un papel muy relevante. En este sentido, los cuatro intervinientes en el panel han insistido en la necesidad de cambios regulatorios que favorezcan el desarrollo de este nuevo mercado residencial y de una mayor seguridad jurídica que evite la modificación de las reglas “a mitad del partido”, como podría ser los ajustes en la fiscalidad de las socimis, “que pueden jugar en el desarrollo de este mercado senior un papel tan relevante como el que jugaron en la recuperación del sector en la anterior crisis inmobiliaria”

ESG, un MUST

En la siguiente mesa redonda, con el título Inversión responsable y criterios ESG: cómo generar valor de forma sostenible, han participado como ponentes José Manuel Castellano, Director de Valoración de Empresas y Sostenibilidad de ST SOCIEDAD DE TASACIÓN, Fátima Sáez del Cano, Managing Director Spain de GROSVENOR EUROPE, y Teresa González Barreda, ESG Lead de ARCANO PARTNERS, moderados por Alberto Valls, Socio de Financial Advisory de DELOITTE.

Las intervenciones del panel han confirmado la creciente importancia que los criterios ESG tienne no solo en la valoración de los activos sino también en las decisiones de inversión. Es por ello por lo que Alberto Valls ha insistido en que “los criterios ESG tienen que ser uno de los ejes vertebradores de la comunicación de todas las compañías inmobiliarias, porque esto ayudará a mejorar su reputación y a acceder en mejores condiciones a la financiación”.

José Manuel Castellano ha llamado la atención sobre el hecho de que en la actualidad no esté generalizada la integración del vector sostenibilidad en la valoración de los activos inmobiliarios. La razón de esta ausencia se debe, en opinión del directivo de ST Sociedad de Valoración, a que “carecemos sistemas de medición rigurosos que evalúen su impacto”. No obstante, Castellano cree que hay “una creciente necesidad por evaluar y certificar la sostenibilidad de las carteras de inmuebles, pero todavía falta regulación y hay incertidumbre en cómo certificar esta sostenibilidad, lo que lastra su implantación”.

Por su parte, Fátima Sáez del Cano ha puesto el foco en la tensión que en cualquier inversión siempre se establece entre el largo plazo, que busca rentabilidad, y el corto, que exige beneficios inmediatos. “Hoy por hoy, el cumplimiento de criterios ESG exige mucha inversión inicial”. Una circunstancia que, según la directiva de Grosvenor Europe, es resultado de las diferentes velocidades a las que evolucionan la tecnología, mucho más rápida, y el entorno, mucho más lenta. “En este sentido, las certificaciones ayudan mucho, pero no son factores decisorios. Nadie me paga más renta por mejorar la sostenibilidad del inmueble. Las cosas son así.  Es decir, además de ser rentables, ¿cómo lo hacemos responsablemente? Esta es la pregunta que tenemos que responder”. Sáez ha resaltado el impacto positivo que las empresas con inclusión de criterios ESG tiene en las sociedades locales en las que se opera, pero se ha lamentado también de las trabas e incomprensión de la normativa vigente. “Algunas normas urbanísticas suponen un obstáculo para integrar mejoras sostenibles en los inmuebles que mejorarían su eficiencia. Este es un contrasentido que hay que resolver”.

Para Teresa González Barreda, “los criterios ESG son un must, por muchos motivos. Es el camino a seguir. Nos lo piden los inversores y las nuevas generaciones. Y porque la regulación futura así lo exigirá”. Para la directiva de Arcano Partners, los criterios ESG ya están integrados como KPIs en los comités de inversión y se les considera un indicador clave en la toma de decisiones. “Hace unos años, contestábamos dos o tres preguntas en due diligences de inversión. Hoy tenemos que responder 20 o más preguntas sobre criterios ESG. Y la tendencia irá a más”, ha concluido.

El futuro se llama data

La jornada de hoy de SIMAPRO 2020 ha concluido con un panel en el que Isaac Pernas, Head of Application Engineering – Valuation Advisory de JLL TECHNOLOGIES, Javier de la Torre, Fundador y CSO de CARTO, Manuel Suárez, CEO de DATACENTRIC (GRUPO TINSA), y Tom Selva, CEO de MAYORDOMO SMARTPOINTS, moderados por Rebeca Pérez, CEO y Fundadora de INVIERTIS, han conversado sobre el impacto del IOT, DATA e IA.

El análisis de los datos, de su transcendencia en la revolución industrial 4.0 en la que ya estamos y las cuestiones éticas derivadas de su gestión y uso han centrado los debates del último panel. Como ha señalado Rebeca Pérez en su introducción al debate, “Las empresas o son data centric o se mueren. Así que el reto también pasa por democratizar el dato”,

Para Isaac Pernas, “vivimos en el imperio del dato”, lo que ha ilustrado con tres apuntes estadísticos. “Cada día se envían 150.000 millones de correos electrónicos y cada minuto se suben 400 hora de vídeo y se venden más de 13.000 móviles”. En su opinión, esto plantea un reto no solo operativo, de gestión, sino también ético. “Se ha cortado la venta masiva de datos, pero el mayor peligro sigue siendo el uso que hacemos de las grandes plataformas tecnológicas. Estamos dejando en manos de unos pocos operadores el acceso a nuestros datos personales, que es la manera más efectiva de comercializar con nosotros y de llegar al mercado”, ha afirmado.

Javier de la Torre ha llamado la atención sobre la cotidianeidad del dato, que lo impregna todo. “La IA, a través del Machine Learning, está en nuestra vida diaria: en los sistemas de conducción autónoma o en los asistentes personales domésticos, como Alexa. Las predicciones del Machine Learning son más efectivas que las tradicionales”. Para el Fundador y CSO de Carto no existe una manera universal de relacionarse con el dato, sino que esta, llevada al terreno de la empresa, va a depender claramente del tamaño. “Para una empresa pequeña, la solución de data tiene que ser simple y estandarizada. Si eres grande, buscarás una analística personalizada, por lo que se recurrirá a fuentes de datos y tecnología punta con el objetivo de alcanzar una ventaja alfa”.

“En veinte años, las maquinas harán las tareas mejor que nosotros, las complejas y las cotidianas. Ahora mismo nos están ayudando a tomar mejores decisiones”. Así de tajante se ha mostrado Manuel Suárez, para quien los datos tiene que vincularse necesariamente a las áreas de negocio. “Si no existe esta vinculación, el dato sirve de poco y es poco rentable”, ha asegurado. En opinión de este directivo de Tinsa, el futuro pasa por la “teledemocratización” del dato, pero siempre manteniendo su propiedad. “El propio diseño de las aplicaciones debería especificar qué datos voy a coger y para qué lo quiero coger. Esto es el compliance by design”, ha puntualizado.

Por su parte, Tom Selva ha recalcado que “todas las empresas deberían tener control sobre sus datos para entender a sus usuarios finales, algo muy imprescindible en el sector inmobiliario”. Para el CEO de Mayordomo Smartpoints, “Si tratas bien al usuario y le explicas cómo vas a utilizar su data, el usuario final siempre facilita más información, con lo que la colaboración hombre-máquina mejora”. En su opinión esta es la mejor vía para que las tecnologías ganen en valor y cooperen en el diseño de un futuro mejor.

SIMAPRO 2020 está organizado por Planner Exhibitions y cuenta como partners principales con ST Sociedad de Tasación (Knowledge Partner), Servihabitat (Leading Partner), Básico Homes y Gloval (Silver Partners), Habitat y Kronos Homes (Bronze Partners) y Tinsa Digital (Data Partner). Una relación completa de los partners de SIMAPRO 2020 puede consultarse en el este enlace.

 

Escribimos este post para comentar el robo que quiso ocasionar la plataforma de reservas vacacionales Avaibook a nuestra empresa al intentar cobrar un servicio no prestado, cuya notificación enviamos previamente de que no queríamos renovar anualmente su servicio (baja de sus servicios con antelación a la renovación).  Esta empresa pretende cobrar por un servicio para el periodo octubre 2020 a octubre 2021, cuando 10 días antes, en tiempo legal permitido, nos dimos de baja vía email. La empresa realizó el cargo de 180 € + IVA, que evidentemente devolvimos. Y no solo eso, sino que esta empresa realizó una reclamación al banco para intentar cobrarlo de nuevo!!

Ya os contaremos en qué acaba esto. Nuestra labor al menos es informar a hoteles y alojamientos turísticos para que esta empresa no pretenda cobrarles cuando en tiempo se han dado de baja de sus servicios.

Otro ejemplo del malhacer de esta empresa le pasó a un usuario que evidentemente lo denunció en la OCU:

Facturaciones no informadas – Reclamación a Avaibook Online S.L. – Enviada a través de OCU

 

 

  • Housers, la plataforma de financiación participativa de referencia en el Sur de Europa, analiza las oportunidades que ofrece el sector Real Estate en el país vecino, tras celebrar tres años de su llegada al mercado luso.
  • Los incentivos fiscales, la calidad de vida y la estabilidad política, junto con la mejoría de los indicadores económicos en los últimos años, han convertido al Real Estate portugués en uno de los mercados más atractivos de Europa. 

Housers, la plataforma de financiación participativa líder en el sur de Europa que opera desde 2017 en Portugal y donde posee licencia de la CMVMha elaborado un documento donde analiza por qué el mercado inmobiliario portugués sigue siendo una buena alternativa de inversión. La plataforma trabaja en el mercado luso desde hace más de tres años y, el resultado, incluso en tiempos de COVID-19, ha sido positivo. Durante todo este tiempo, se han desarrollado 30 proyectos inmobiliarios en Portugal, con un volumen de 7 millones de euros.

  • A lo largo de los cinco últimos años, el mercado inmobiliario en Portugal ha vivido un intenso repunte de las transacciones de inmuebles y un crecimiento de los precios de la vivienda, con una acentuación de aproximadamente el 40% desde 2013. Este incremento de los precios de la vivienda es el resultado de una escasa oferta de inmuebles y un aumento notable de la demanda.
  • El crecimiento de la economía y la calidad de vida son algunos de los factores que están dando una mayor visibilidad a Portugal como destino internacional para trabajadores, estudiantes, promotores e inversores.
  • Menores limitaciones ante la COVID-19. La crisis sanitaria y económica originada por la pandemia también ha afectado al país luso, aunque la gestión desde el inicio de la crisis de la COVID-19 ha permitido contener la crisis. Además, los proyectos inmobiliarios en Portugal solo permanecieron parados durante 15 días, lo que ha significado que las fechas de finalización de las obras no se han visto muy perjudicadas.
  • La entrada de inversores extranjeros gracias a la adopción de medidas fiscales y la concesión de permisos de residencia, así como la pujanza de la actividad turística de los últimos años, ha tenido un papel clave en la revitalización del mercado inmobiliario portugués.
  • Los incentivos fiscales del país luso para la renovación urbana, los regímenes estables para inversiones, tras la última reforma de la ley de alquiler, así como la amplia oferta de edificios con necesidad de renovación y la fuerte demanda de compradores, tanto nacionales como internacionales, ofrecen recorrido para el mercado Real Estate para los próximos años.  Lisboa y Oporto están viviendo una auténtica transformación urbana del centro y las zonas más privilegiadas, acogiendo a nuevas empresas, gracias al impulso del turismo y la estabilidad económica del país.
  • Además, la reciente creación de las SIGI, figura similar a las SOCIMI españolas, abre una nueva vía para los grandes inversores. Este vehículo apuesta por los activos destinados al alquiler de oficinas, viviendas, hoteles o espacios dedicados al retail o a la logística, con jugosas ventajas fiscales, mejorando el régimen de las SOCIMI, ya que plantean una tributación por dividendo del 10% a los accionistas no residentes, en comparación al 19% de sus homólogas españolas.
  • El buen tiempo, la estabilidad política, y la mejora de los indicadores económicos de los últimos años están incentivando la inversión extranjera en los últimos años. Solo en el sector inmobiliario se alcanzaron los 3.000 millones de euros en 2019.
  • Lisboa fue considerada la ciudad más atractiva para invertir en 2019, según el estudio Emerging Trends in Real Estate Europe 2019, realizado por la consultora PwC, situándola por delante de ciudades como París, Londres o Berlín ante los inversores en Real Estate.
  • Diferentes expertos han debatido el futuro de tres componentes clave del inmobiliario de nuestro país.

La tercera sesión de SIMAPRO 2020 ha comenzado con una mesa redonda en la que Walid Moussa, Presidente Mundial 2019-2020 de FIABCI INTERNATIONAL, Javier M. Prieto, Director General de QUABIT INMOBILIARIA, y Ángeles Serna, Presidenta de TM GRUPO INMOBILIARIO, moderados por Pedro Soria, CCO de TINSA, han debatido sobre el impacto de la pandemia en la demanda internacional del producto residencial de costa.

Pedro Soria ha introducido el tema central de la mesa redonda recordando el principal efecto del COVID ha consistido en acelerar el cambio de ciclo que se venía advirtiendo, haciéndolo además de forma abrupta. “Es evidente que se está notando una falta de solvencia en la demanda y un endurecimiento en las condiciones de financiación, algo que está afectando menos a la vivienda nueva en los grandes núcleos urbanos que aquella situada en mercados sujetos a la presión turística”.

En su primera intervención, Javier M. Prieto ha confirmado, con datos de Quabit, el análisis del CCO de Tinsa. “En primera vivienda, las bajadas en las ventas están en torno al 40% y en segunda residencia, mucho mayor. El impacto de la COVID en la vivienda turístico residencial es muy importante. Si el cliente no puede venir es difícil vender las casas, a pesar del uso intensivo que estamos haciendo de las herramientas digitales”. El descenso en el caso de TM Grupo Inmobiliario no ha sido tan acusado. “Es cierto que tras un primer trimestre excelente, incluso superando los objetivos, las ventas se redujeron notablemente en el segundo para recuperarse de manera importante en julio y agosto. Ahora, en esta segunda ola, se están volviendo a reducir las cifras”, ha afirmado Ángeles Serna.

La nota de optimismo la ha puesto Walid Moussa, para quien el problema de la demanda internacional se debe a la persistencia del virus. “Personalmente, soy optimista de cara al futuro por la consistencia que está mostrando el sector en esta crisis”. En su opinión, “España sigue siendo un país muy atractivo para los inversores internacionales, especialmente para los árabes. España siempre interesará a los compradores árabes de lujo, no solo por motivos de inversión sino también por su estilo de vida. Además, la inestabilidad de los mercados residenciales de Latinoamérica y Miami refuerza el atractivo del producto español”.

Los tres ponentes han coincidido en que la principal fortaleza del producto turístico residencial de nuestro país radica en la Marca España. En palabras de Ángeles Serna: “Somos líderes en turismo residencial, del que somos los inventores. Los clientes no nos compran viviendas por el componente inversor, sino para disfrutar de sus vacaciones, con independencia de que este componente mixto haya repuntado en los últimos años. En todo caso, es evidente que los datos macros de nuestra economía inciden menos en su decisión de comprar que el estilo de vida español”. Un argumento que ha comprado Javier M. Prieto, que incluso ha ido un poco más lejos al sostener que “los precios no van a bajar tanto como la gente cree”. En su opinión hay que ser prudentes en este asunto. “No estamos en 2008, las promotoras tienen caja, son solventes y pueden aguantar este bache. En cuanto a los inversores, es evidente que están esperando el momento adecuado para entrar. Esperando tanto para invertir como para visitar su futura compra. Tenemos que esperar la llegada de una nueva normalidad”.

Respecto a la fecha para “una posible recuperación del mercado turístico residencial”, los ponentes de la primera sesión de hoy de SIMAPRO han coincidido en que ya no está lejos, si bien cada uno ha adelantado un momento diferente en el calendario. Para Ángeles Serna está llegará en el “segundo trimestre de 2021, si bien “dependerá de la recuperación de la normalidad en la movilidad”. Para Javier M. Prieto la recuperación será un hecho en “el segundo semestre de 2021”. Y para Walid Moussa, “en el mes de abril del año que viene”.

Oficinas: hacia la nueva normalidad

En la siguiente mesa redonda, con el título Generar nueva demanda: clave para el futuro del mercado de oficinas, han participado como ponentes Ignacio Fonseca, General Manager de RIVOLI ASSET MANAGEMENT, Noelia Sanz, Gerente de Gestión de Inversión Inmobiliaria de MUTUA MADRILEÑA, y José Miguel Setién, Director Leasing Oficinas de MERLIN PROPERTIES, moderados por José María Álvarez, Presidente de ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE OFICINAS – AEO.

El coloquio ha girado en torno al momento actual del mercado de oficinas y su futuro inmediato. Todos lo ponentes han coincidido en que el momento actual se caracteriza por un estado de impasse. Para Noelia Sanz es evidente que los clientes están a la espera de replantearse sus estrategias, sobre la base de “una aceleración de tendencias que antes de la llegada de la pandemia solo apuntaban, como el teletrabajo, la flexibilidad de los espacios de oficinas y un nuevo ecosistema de trabajo”. No obstante, como ha indicado José Miguel Setién, “habrá que esperar a la solución sanitaria para saber cuáles van a ser las necesidades reales de las compañías”. Necesidades que ha adelantado a grosso modo en su intervención: “Hay que ofrecer diferentes grados de servicios a los clientes y no limitarnos al modelo actual. En el futuro, el trabajo será cada vez más colaborativo”. Es por ello, por lo que las oficinas del futuro tendrán que estar preparadas tecnológicamente para enfrentarse a nuevos brotes pandémicos o a cualquier otra clase de contingencia. “Solo serán verdaderamente competitivas las oficinas que estén preparadas para estos imprevistos”, ha dicho Ignacio Fonseca.

En opinión de los tres expertos reunidos en la segunda sesión de hoy de SIMAPRO 2020, son estos servicios los que van a marcar el futuro del mercado de oficinas. En este sentido, Noelia Sanz ha señalado que, ante acontecimientos imprevisibles como la actual pandemia, los clientes van a exigir más flexibilidad. “Tenemos que empezar a considerar al cliente como un partner y no solo como el usuario de nuestro activo”, ha afirmado. Cambios que incluso afectarán a los modelos actuales que definen la relación entre el propietario y el inquilino de los espacios de oficinas, influenciados por la importancia que en la nueva normalidad adquirirá la flexibilidad, tanto de los entornos del trabajo como del trabajo mismo. “Tendremos que empezar a ponderar la ocupación continua por diferentes empresas, con contratos más cortos, como resultado de tendencia a flexibilizar los espacios de trabajo”, ha asegurado José Miguel Setién. “Los edificios que estén a la vanguardia del reto tecnológico que va a suponer esta pandemia serán los que salgan antes de la crisis”, ha matizado Noelia Sanz.

Otro de los temas abordados en la mesa redonda ha sido la interrelación, cada vez más estrecha, entre los parques de oficinas y las ciudades que los acogen. “Las empresas comienzan a desplazar sus cuarteles generales a ciudades con una importante imagen de marca y competitivas por sus excelentes servicios, por lo que es imprescindible la existencia de un proyecto ciudad”, ha afirmado Ignacio Fonseca, que se ha mostrado partidario de ambiciosos proyectos de usos mixtos como Madrid Nuevo Norte, donde la gente puede vivir, trabajar y divertirse es un mismo lugar. “Si aislamos las oficinas en entornos específicos, estas pierden atractivo”, ha concluido.

Proptech, mito y realidad

La tercera jornada de SIMAPRO 2020 ha concluido con un panel en el que Steven Aitkenhead, Founder & CEO de LUCAS, Carlos Gómez de Castro, Director de GLOVAL ANALYTICS y Javier Picón, Socio de AZORA, moderados por Guillermo Estévez de Cominges, Profesor Creación, Organización y Dirección de Empresas de la UNIVERSIDAD PONTIFICIA DE COMILLAS ICAI-ICADE.

El coloquio se ha iniciado reconociendo la relevancia que en apenas unos años ha alcanzado el proptech, que hoy en día es un verdadero mercado que va mucho más allá de las start up. Para Steven Aitkenhead, “el proptech es cualquier cosa que pueda mejorar la eficiencia y calidad de uso de un activo inmobiliario”, mientras que para Javier Picón es “cualquier innovación en el ámbito inmobiliario basada en la tecnología”.

La colaboración entre ambos mundos, el inmobiliario clásico y los tecnológicos recién llegados, ha sido otro de los temas debatidos en la sesión. Para Javier Picón la clave está en “modelos mixtos” que, por una parte, “agreguen el conocimiento del sector” y, por otra, “la innovación basada en tecnologías disruptivas”. El directivo de Azora también ha señalado que esto solo es posible si “la tecnología satisface necesidades reales, si no de nada sirve”. Steven Aitkenhead ha dibujado otros requisitos de esta colaboración al remarcar que “el desarrollo tecnológico tiene su tempo y la burocracia corporativa puede resultar un obstáculo insalvable, de ahí la necesidad de buscar alianzas externas, de extender el ecosistema”.

Respecto a las posibilidades reales que la revolución tecnológica está impulsando en el sector, los expertos de la última mesa redonda del día se han mostrado muy optimistas, a pesar incluso de los obstáculos. “Hay tecnologías que nos pueden aportar mucho valor, como el blockchain o la Inteligencia Artificial, pero que todavía no tienen una utilidad muy práctica”, se ha lamentado Steven Aitkenhead, que ha coincido con Javier Picón en que buena parte de este impulso tecnológico se debe “al gran cambio en la manera como los usuarios utilizan los espacios habitacionales y se interrelacionan con las empresas. “El arrendatario clásico se está convirtiendo en algo del pasado. Los propietarios tenemos que volcarnos en cómo dar una nueva forma y un nuevo valor a la gestión de nuestros activos”, ha puntualizado.

En este sentido, Carlos Gómez ha afirmado que únicamente las tecnologías que eficienten los procesos internos de las compañías serán las que tengan más posibilidades de un desarrollo inmediato, “en especial aquellas ligadas a cómo el usuario consume la información, lo que necesariamente será muy relevante en un sector tradicionalmente opaco como el inmobiliario. Lamentablemente, la legislación siempre va por detrás de los cambios tecnológicos y esto es un lastre para implantaciones tecnológicas que, como el blockchain, serán esenciales un sector en que se comparte tanta información como el inmobiliario”.

El panel ha concluido resaltando y minimizando a la vez el efecto que el COVID va tener en el desarrollo del ecosistema proptech. “Por el momento no podemos saber el calado real de los cambios que va a provocar esta pandemia. Todavía estamos en shock”, ha dicho Carlos Gómez. En cambio, para Javier Picón “el COVID nos ha facilitado el campo de juego en el que ahora se desarrollan los cambios tecnológicos, pero sin grandes transformaciones en el corto plazo”.

  • La inversión total en la plataforma asciende a la cantidad de 118 millones de euros desde el lanzamiento de la compañía en el año 2015.
  • Los promotores han devuelto más del 40% del capital invertido (49 millones de euros), a través de la plataforma, correspondiente a capital e intereses generados por los proyectos ya cerrados, con una TIR media de 8,66%.
  • Recientemente, Housers se ha convertido en la primera plataforma de financiación participativa en España en incluir garantías hipotecarias en proyectos de lending.

Housers, la plataforma de financiación participativa líder en el sur de Europa, se ha convertido en la primera compañía de financiación participativa en España en alcanzar los 300 proyectos de financiación para inversores, focalizados en tres grandes líneas de negocio, Real Estate, Green y Corporate, en tres países europeos: España, Italia y Portugal. El proyecto número 300, “Santina Resort & Resort”, corresponde a la concesión de un préstamo a un promotor para financiar la compra del equipamiento de cocina y el mobiliario para el restaurante del Hotel Santina Resort SPA (78 habitaciones) en Valledoria, Cerdeña. Se trata de una oportunidad de tipo fijo dentro de un mercado Real Estate en Italia, que disfruta de un periodo de consolidación y dinamismo que atrae a multitud de inversores nacionales y extranjeros.

En la actualidad, Housers cuenta con más de 124.000 usuarios y la inversión a través de la plataforma por parte de inversores particulares asciende a 118 millones de euros. En este periodo, los promotores han devuelto, a través de la compañía, 49 millones de euros en concepto de capital e intereses generados por los proyectos que se financian mediante su plataforma, lo que supone más del 40% del capital total invertido. La rentabilidad media de estos proyectos se sitúa en el 8,66%.

La línea Real Estate, la más importante para la compañía que nació como compañía equity crowdfunding, cubre todos los proyectos inmobiliarios financiados en la plataforma desde 2015. Recientemente, Housers amplió su abanico de negocio con el lanzamiento de Housers Green, con el fin de permitir a sus inversores entrar en el mundo de las energías renovables, y Housers Corporate, una división de negocio para la financiación a empresas, dirigida a compañías de todo tipo de sector y tamaño, tanto en España como en mercados internacionales. En las tres áreas, la marca es la responsable de seleccionar, tras un profundo estudio de viabilidad y análisis de riesgos, todos aquellos proyectos que se presentan a los inversores.

Más de once millones de euros devueltos durante el año 2020

La plataforma continúa con una tendencia constante de crecimiento, dejando atrás el efecto negativo de la crisis ocasionada por la expansión de la COVID-19. Durante esta etapa de crisis, Housers ha acelerado las devoluciones de capital a los inversores de los proyectos ya finalizados, hasta superar los 11 millones de euros, y ha mantenido todos sus planes en marcha con el objetivo de apoyar a todos sus usuarios, teniendo en cuenta las difíciles situaciones personales que se han sufrido. Esta crisis ha puesto de manifiesto a la industria financiera que existen otras opciones de inversión como la financiación participativa, cuyas rentabilidades no están tan expuestas a los vaivenes de los mercados en momentos de volatilidad e incertidumbre como el actual, es decir, una opción interesante entre las variables rentabilidad y riesgo.

Además, durante este año, Housers se ha convertido en la primera Plataforma de Financiación Participativa (PFP) en España que incluye garantías hipotecarias por parte de los promotores en los proyectos que se financian a través de la plataforma. La compañía ha comenzado a utilizar en sus proyectos con garantía hipotecaria a un Agente de Garantías, una figura que habitualmente se utiliza en grandes operaciones inmobiliarias, que es el encargado, en nombre de los inversores, de tomar la garantía, custodiarla y ejecutarla en caso de ser necesario, siempre siguiendo las instrucciones de los inversores a través de la plataforma.

Juan Antonio Balcázar, CEO de Housers, indica que “en estos años, la compañía se ha asentado como la firma líder en el sector de la financiación participativa de nuestro país. El número de proyectos desarrollados y las cifras de negocio (usuarios, inversión y número de proyectos, devolución de capital…) prueban que nuestro modelo está completamente consolidado. Somos una plataforma ágil a la hora de facilitar que los promotores saquen adelante sus proyectos y mantenemos en nuestro ADN la democratización de la inversión”.