Housers completa su inscripción el registro oficial de la CNMV


  • Alcanza en dos años 100 inmuebles para financiación colectiva en su plataforma online, el mayor número de proyectos inmobiliarios que reúne una comunidad de crowdfunding inmobiliario en el Sur de Europa

Housers ha completado su inscripción en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) con el número 20 como Plataforma de Financiación Participativa (PFP), tanto en la modalidad de equity como en la modalidad de préstamos. El pasado mes Housers recibió el visto bueno de la CNMV, ahora ha finalizado los trámites burocráticos para la inscripción definitiva.

Por otro lado, este mes de junio ha superado los 100 inmuebles en su plataforma online para la financiación colaborativa.  81 En Madrid, 10 en Barcelona, 8 en Valencia, 2 en Palma de Mallorca, uno en Marbella y uno en Milán (Italia). Se trata del mayor número de proyectos inmobiliarios que reúne una comunidad de crowdfunding inmobiliario en el Sur de Europa, que ya alcanza casi los 48.000 pequeños inversores y alrededor de 25 millones de euros invertidos, a través de la financiación colectiva, para inmuebles.

Además, Housers acaba de dar entrada, por primera vez en España, a conceder préstamos a promotores inmobiliarios a través de crowdfunding o financiación participativa. Se trata de oportunidades a medio plazo, 24 – 36 meses, donde se concede un préstamo a tipo fijo a un promotor inmobiliario. En este caso, se genera ingresos para el inversor desde el primer mes, en función del interés pactado previamente con el promotor, tras la evaluación de todo el proyecto por parte de los departamentos inmobiliario, legal y financiero. En este tipo de oportunidad de inversión no es necesario esperar a la venta del inmueble, sino que se reciben los intereses mensualmente hasta que el promotor amortice todo el préstamo.

Por otro lado, recientemente Housers firmó un acuerdo marco con el grupo multinacional español, GOC, para implementar la monitorización externa de proyectos, a su plataforma online de crowdfunding inmobiliario. Se trata de la verificación administrativa del destino de los movimientos del cash-flow en función de los hitos que marcan cada fase de los proyectos inmobiliarios que se ponen en marcha, una vez que dichos proyectos han sido financiados por los inversores.

El objetivo es dotar al inversor de un mecanismo más de confianza sobre el correcto destino de las inversiones, mediante un proceso de verificación externa. A corto plazo, se implementará en la concesión de préstamos a tipo fijo a promotores inmobiliarios, a través de crowdfunding.

De este modo, el desarrollo de los proyectos inmobiliarios y el dinero invertido por los inversores estarán doblemente controlado en Housers. Al control que se realiza ya a nivel interno, se suma ahora este control externo por un equipo especializado

Housers completa su inscripción el registro oficial de la CNMV
5/5 - 1 voto[s]