Housers logra una comunidad de crowdfunding inmolibiario de 7.000 inversores en un año


La comunidad de crowdfunding inmobiliario de España, Housers.es, cierra su primer año de vida con más de 7.000 inversores y 17.500 usuarios. El proyecto partió hace doce meses de dos emprendedores, los socios fundadores Álvaro Luna y Tono Brusola. En este tiempo, ha logrado reunir más de 7,7 millones de euros, a través de aportaciones por el modelo de inversión compartida, para la compra de 38 inmuebles: 28 en Madrid, 5 en Valencia y  5 en Barcelona.

El 45% de los inversores diversifican su inversión en varios proyectos inmobiliarios de la plataforma. Los usuarios se convierten en propietarios de diversos inmuebles ante notario. En cada inmueble adquirido están participando una media de 232 personas.

Además, la plataforma está logrando una revalorización media de los activos inmobiliarios adquiridos de alrededor del 17,68 %, una rentabilidad bruta anual del 6,83 %, así como una rentabilidad neta anual del 3,35%.

Housers tiene previsto alcanzar entre 90 y 110 inmuebles hasta final de año, preferentemente en las ciudades de Madrid, Barcelona y Valencia. Y lograr 25 millones de financiación a través de aportaciones basadas en el modelo de crowdfunding.

Desde sus inicios, la plataforma reparte dividendos de cada proyecto inmobiliario adquirido, los usuarios pueden operar libremente a través de cuentas segregadas,  gracias a un acuerdo con una entidad de pagos independiente, autorizada por el Banco de España. Por otra parte, para cada proyecto inmobiliario, se crea una sociedad limitada independiente, por lo que el riesgo disminuye.

Nuevos retos

Entre los nuevos retos fijados para final de año, Housers plantea financiar la construcción de edificios para su posterior alquiler y /o venta, así como otros proyectos inmobiliarios como la adquisición de oficinas para su posterior alquiler. Además, pretende abrir una partida monetaria interna destinada a apoyar aquellos proyectos que lo necesiten, dotando así de una mayor seguridad a sus usuarios: la idea es similar al fondo de garantía de los depósitos que tienen los bancos.  También prevé atraer inversión extranjera a España, posicionando la plataforma online a nivel europeo.

En un año ha aumentado su plantilla, ha pasado de una idea creada por dos emprendedores a formar un equipo actual de 21 personas, con seis departamentos, entre los que destaca el área inmobiliaria: arquitectos, analistas de riesgos, fiscalistas o expertos en derecho inmobiliario.

Housers se dirige principalmente a la inversión de inmobiliaria. Permite a todo el mundo participar de forma fácil y ágil en inmuebles, reservados hasta ahora a los grandes capitales, para recibir rentabilidades a través del alquiler y la venta.