Innovación en sector inmobiliario

La innovación y la adopción de nuevas tecnologías en el sector inmobiliario


Apostar por la innovación en el sector inmobiliario requiere impulsar el talento y crear
un ecosistema innovador, apoyado por las empresas inmobiliarias que realmente trabajen en proyectos disruptivos, que se anticipen al futuro. Esta es la principal conclusión de la primera mesa redonda dedicada a la innovación en el sector inmobiliario en el marco de la Conferencia Inmobiliaria de Madrid de #SIMAPRO2019, el evento profesional paralelo a #SIMA2019.

En esta sección, presentada por Águeda Uña, Directora General de Gestiono, participaron Diego García, Digital Customer Intelligence Lead de EY; Arístides Senra, CEO Innovation & Entrepreneurship de UPM Technology Innovation Center; Guillermo Estévez de Cominges, Director de Estrategia de Desarrollo de Negocio y Consultoría de Solvia; y Servando Álvarez, catedrático del Departamento de Ingeniería Energética de la Universidad de Sevilla.

Diego García, Digital Customer Intelligence Lead de EY, mencionó las tendencias clave del sector inmobiliario, desde la importancia de actuar en local, al problema del envejecimiento de la población, pasando por el crecimiento de los centros urbanos, la sostenibilidad y la concentración de la actividad de la construcción en mercados emergentes. Asimismo, apuntó que la tecnología será el factor que más influye e influirá en el negocio de la construcción, promoción y compraventa de vivienda.

Según García, la tecnología tendrá un impacto claro en la atención y la gestión del cliente, para responder a la demanda de inmediatez y personalización y a los cambios vinculados a la economía colaborativa y la eficiencia energética. En su opinión, también contribuirá en el desarrollo de edificios y obras conectadas y en la automatización de procesos, impulsará avances en la gestión de datos y en la analítica predictiva para mejorar la productividad, la eficiencia y la seguridad y ofrecerá mayores garantías a la cadena de valor inmobiliaria gracias a la digitalización integrada con blockchain entre todos los actores vinculados a una
promoción.

Por su parte, Arístides Senra, CEO Innovation & Entrepreneurship de UPM Technology Innovation Center, recalcó que “no puede haber innovación si no hay talento dispuesto a desarrollarlo y entidades que la apoyen, y si estas innovaciones no son útiles para el usuario final”. Senra hizo hincapié en la necesidad de desarrollar un “ecosistema” que fomente la colaboración entre centros de conocimiento a nivel mundial, que impulse startups y nuevos negocios, no solo desde la universidad sino también desde las empresas
inmobiliarias, un paso fundamental para “cambiar la mentalidad” del sector y del mercado, factor fundamental que permite adoptar los cambios y evolucionar.

El talento, que según Senra “existe en todas partes, y especialmente en España”, es también para Guillermo Estévez de Cominges, Director de Estrategia de Desarrollo de Negocio y Consultoría de Solvia, un valor fundamental, que debe “diversificarse”, dando cabida a profesionales de otros sectores productivos. “La innovación española se valora y aprecia a nivel internacional”, recalcó el representante de Solvia, quién también subrayó la importancia del ecosistema como vehículo para impulsar la innovación.

Según Guillermo Estévez de Comingesel inmobiliario español ya ha innovado en diversos aspectos, desde el organizacional y el financiero, a los procesos y la gestión del cliente”, pero aún puede avanzar más, respondiendo a la demanda de estos clientes que esperan “más eficiencia de costes y mayor optimización de las operaciones”. Invitó al sector a asumir “este cambio cultural, a liderar la innovación y a consolidar el ecosistema de startups”, capaces de ofrecer a las empresas de mayores dimensiones la posibilidad de
contar con servicios especializados en áreas más concretas y específicas.

Innovación para adaptarse al futuro

La eficiencia energética centró la intervención de Servando Álvarez, catedrático del Departamento de Ingeniería Energética de la Universidad de Sevilla, quien puso el foco en el marco reglamentario “cada vez más exigente” que tiende hacia la construcción y promoción de edificios de consumo de energía casi nulo.

Álvarez señaló que la transposición de las directivas europeas en materia de eficiencia energética es “la realidad actual del sector y lo que le espera a la industria a finales de 2020”, que camina hacia un endurecimiento de la reglamentación sobre la calidad energética de los edificios para el que es fundamental estar preparado desde el punto de vista legal, técnico y operativo.

Precisamente, con el objetivo de prepararse para los cambios regulatorios, del mercado, de la demanda y de los hábitos de uso y consumo, todos los participantes en el debate insistieron en la importancia de fomentar relaciones de colaboración entre startups y empresas para adaptarse “a un mundo que cambia con rapidez”, como señaló Arístides Senra, de UPM Technology Innovation Center. “Si no lo hacemos al mismo ritmo, a nivel europeo, otros lo harán y se nos adelantarán, especialmente en China y estados
Unidos”, recalcó.

En este sentido, Guillermo Estévez de Cominges de Solvia, subrayó que siempre falta tiempo para trabajar en profundidad con las startups pero “no hay otra opción que hacerlo” y, en este sentido, las universidades cumplen un rol fundamental. “Las empresas debemos colaborar con ellas, contratar talento y apoyar la inversión en innovación disruptiva, a pesar de que los recursos son limitados”, porque este ecosistema innovador contribuye a fomentar la especialización, a encontrar nuevas áreas de negocio y nuevas fórmulas de rentabilidad.


0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *