Housers capta 2,25 millones para consolidar su negocio

Housers ha captado 2,25 millones de euros en su tercera ampliación de capital. Han participado inversores actuales, nuevos inversores individuales, así como un fondo de Media for Equity.

El objetivo de esta operación se dirige a consolidar su negocio a través de la expansión geográfica y el desarrollo de nuevos productos vinculados a bienes inmobiliarios, diversificando así su oferta a inversores particulares.

A medio plazo prevé superar los 160.000 usuarios y llegar a los 90 millones de euros de financiación colectiva para la adquisición de 300 inmuebles en España, para su posterior alquiler y venta.

Desde su creación, en julio de 2015, Housers alcanza ya los 19,5 millones de euros de financiación colectiva y reúne a una comunidad de pequeños inversores que supera los 36.000 usuarios.

83 inmuebles financiados a través de crowdfunding

En este momento, dispone en su plataforma online de 86 inmuebles, de los que 83 ya han sido financiados: 66  en Madrid, 9 en Barcelona, 6 en Valencia, 1 en Marbella y 1 en Palma de Mallorca.  De los 83 inmuebles financiados de forma colectiva, la mayoría en el último semestre de 2016, se ha logrado alquilar 37 y vender 2.

La semana pasada cerró la mayor operación de crowdfunding inmobiliario logrado hasta el momento en España. 1.278 inversores individuales financiaron de forma compartida, en tan solo 57 días, la construcción de una vivienda de obra nueva en Madrid. Una operación de 1,8 millones de euros, de los que 1,2 millones fueron aportados por los inversores.

 

 

Cerrada la mayor operación de una plataforma crowdfunding en España

1.278 inversores cierran mediante crowdfunding una operación de 1,8 millones, aportando fondos propios por valor de 1,2 millones. Financian en 54 días la construcción de un edificio de diez viviendas en el centro de Madrid.

Housers ha logrado esta semana la financiación para la construcción del segundo edificio de obra nueva que se realiza en España a través de la inversión compartida. Se trata de la mayor operación que consigue una plataforma de crowdfunding en España.

En concreto, 1.278 inversores han cerrado mediante crowdfunding una operación de 1,8 millones, aportando fondos propios por valor de 1,2 millones. El resto se ha completado con una hipoteca de 600.000 euros. El proyecto se ha financiado en 54 días. Además, es la mayor operación de crowdfunding inmobiliario realizada en España.

El edificio residencial se situará en el distrito de Tetuán, una de las zonas de Madrid con mayor potencial de revalorización. El proyecto consiste en 10 viviendas, con 10 plazas de garaje, jardín y piscina, repartidos en 1.200 metros cuadrados.

Tras la compra del terreno, se prevé que la construcción se inicie al mes siguiente de la concesión de la licencia por parte del Ayuntamiento. Durará 24 meses. Las viviendas se pondrán en venta en el momento en que se inicien las obras. Según la estimación conservadora de Housers, se prevé obtener un beneficio bruto por la venta del 30,81% y calcula que la venta de todas las viviendas del edificio alcance un valor de 2,3 millones de euros.

Housers continua diversificando así sus proyectos inmobiliarios, dando entrada a operaciones de obra nueva, con una visión destinada a la regeneración de los centros urbanos, especialmente en ciudades objetivo como Madrid, Barcelona, Valencia y Palma de Mallorca.

Housers reparte dividendos a 3.000 inversores únicos

  • Dispone en su plataforma online de 78 inmuebles, de los que 67 ya han sido financiados a través de crowdfunding
  • Logra alquilar 32 inmuebles. La rentabilidad media por su alquiler está alcanzado el 3,19%
  • Esta semana Housers ha vendido su primera vivienda financiada a través de crowdfunding, está en Madrid

Housers está procediendo al reparto de dividendos entre algunos de los inversores que han financiado, a través de crowdfunding, la compra de inmuebles. En este momento dispone en su plataforma online de 78 inmuebles, de los que 67 ya han sido financiados -53  en Madrid, 7 en Barcelona, 6 en Valencia, y 1 en Marbella-, y 11 están en fase de captación de inversión.

De los 67 inmuebles financiados de forma colectiva, ha logrado alquilar 32. Alrededor de 3.000 inversores únicos ya están recibiendo dividendos por su alquiler. La rentabilidad neta media está alcanzado el 3,19%,  logrando en algunos casos el 4,94%, 4,31 % o el 4% por el alquiler.

La mayoría de las viviendas adquiridas han sido reformadas de cara a hacerlas más atractivas, aumentando así el precio de alquiler y, finalmente, el de su venta. Hasta el momento, los alquileres se han visto incrementados en mayor o menor medida respecto a las previsiones iniciales, una media del 10,5 % sobre el precio de alquiler fijado por Housers.

De estos 32 inmuebles alquilados: 23 se sitúan en Madrid capital (3 locales y 20 viviendas residenciales);  6 en la ciudad de Valencia (5 viviendas residenciales y un local), dos en Barcelona capital (una vivienda y un local) y un local en Marbella.

Housers vende su primera vivienda financiada a través de crowdfunding

Hace seis meses, 355 pequeños inversores financiaron íntegramente un proyecto inmobiliario compuesto por dos viviendas situado en el barrio madrileño de Chamberí, situado en la calle Blasco de Garay. Esta semana se ha procedido a la venta de una de ellas.

La primera vivienda de Housers vendida, financiada a través de inversión colectiva o crowdfunding, ha alcanzado un valor de venta de 240.000 euros, obteniéndose un beneficio bruto sobre el total de la inversión del proyecto del 6,53% que se repartirán en dividendos según las aportaciones de inversión realizadas por cada uno. El inmueble de 49 m2 se ha logrado vender en un plazo de 6 meses.

Supera los 16 millones de financiación colectiva

Desde su creación, hace un año y medio, Housers supera ya los 16 millones de euros de financiación colectiva y reúne a una comunidad de pequeños inversores de más de 31.000 usuarios. Se dirige principalmente a la inversión inmobiliaria participativa. Permite a todo el mundo participar desde 50 euros de forma fácil y ágil en la compra de inmuebles, para recibir rentabilidades a través de su posterior alquiler y venta.

El crowdfunding inmobiliario se abre a la vivienda social

Por primera vez en España, a través de la fórmula de financiación participativa en inmuebles, crowdfunding inmobiliario, se facilitará el acceso a una vivienda en régimen de alquiler a personas con dificultades económicas. Housers y Provivienda acaban de cerrar un acuerdo para proporcionar alojamientos a colectivos en proceso de exclusión social que no puedan acceder a una vivienda digna.

Se trata de una experiencia piloto que Housers y Provivienda pondrán en marcha para verificar si existe interés por parte de inversores particulares a financiar este tipo de proyectos inmobiliarios sociales. El proyecto piloto se desarrollará en Madrid.

¿Cómo funciona?

Housers proporcionará en su portal una vivienda, adquirida a través de financiación participativa, a ese fin. Los pequeños propietarios que participen en la compra de ese inmueble se convertirán a su vez en “promotores sociales” de vivienda.

Por su parte, Provivienda se encargará, entre otros aspectos, de gestionar el arrendamiento de las viviendas proporcionadas por Housers. Para ello, seleccionará aquellos arrendatarios, entre personas con dificultad de acceso a una vivienda, que cumplan unos requisitos mínimos de solvencia que garantice el abono de ese “alquiler social”, cuyo precio estará ajustado a las posibilidades económicas reducidas de estas personas.

El proyecto piloto se concretará en adquirir una vivienda en Madrid. Tras su rehabilitación, se procederá al alquiler por un precio social. Los inversores que financien dicho proyecto inmobiliario recibirán una rentabilidad simbólica por ese alquiler, en torno al 1,5%. Además, Housers abonará a los inversores 50 euros al mes. Tras tres años de alquiler, que es lo que marca la Ley de Arrendamientos Urbanos, se procederá a su venta. De este modo, los inversores percibirán la rentabilidad de esa venta a precio ya de mercado. Provivienda reubicará a los arrendatarios en otro inmueble de su bolsa de viviendas.

Más de 5 millones de personas con dificultades para afrontar los costes de la vivienda en España

Los altos precios de la vivienda así como los altos índices de desempleo crean un contexto en el que un gran número de personas en España y en la Comunidad de Madrid tiene problemas para acceder y mantener una vivienda digna del mercado privado. El INE, a través de  la Encuesta de Condiciones de Vida de 2015, calcula que existen en España más de 5 millones de personas que han tenido retrasos en los pagos relacionados con la vivienda, en torno al 11% de la población. Concretamente en Madrid, más de 500.000 personas, el 8,9% de la población de la comunidad, ha tenido problemas en la realización de estos pagos. Según el índice AROPE, 13 millones personas se encuentra en riesgo de pobreza y exclusión social en España,  llegando a 1.319.000 personas en la Comunidad de Madrid.

Crowdfunding para construir un edificio de viviendas

Housers ha puesto en marcha la captación de financiación, a través de crowdfunding, para la construcción del primer edificio residencial en Madrid financiado por este modelo de inversión compartida y la posterior venta de sus viviendas. Es el primer proyecto inmobiliario de estas características que se realiza en España, donde cualquier persona se puede convertir en promotor inmobiliario mediante el crowdfunding.

El proyecto consiste en la compra del terreno, la demolición de la pequeña vivienda existente, así como la construcción íntegra de un edificio residencial. Constará de cinco viviendas y tres lofts dúplex. La construcción, llave en mano, se iniciará en el momento en que se recaude la financiación y tiene un plazo estimado de 24 meses. Las viviendas se pondrán en venta en el momento en que se inicien las obras.

El coste del proyecto inmobiliario se estima en 1.041.000 euros: 255.228 euros correspondientes al precio de adquisición bruta de la construcción existente, 539.000 euros relativos a la construcción del nuevo edificio, y el resto derivados de gastos de trámites, impuestos y colchón de imprevistos. Se pretende captar 748.000 euros (el 71,8 % del proyecto) mediante crowdfunding, cada inversor puede participar desde 50 euros, y 293.000 euros a través de una hipoteca para mejorar los resultados de los inversores.

El plazo para la venta de todas las viviendas es de 24 meses. En este tiempo, la rentabilidad bruta calculada asciende al 44,06% y la rentabilidad neta alcanzaría el 27,94%, beneficio que se repartirá en dividendos entre todos los inversores participantes. Housers estima que la venta de todas las viviendas del edificio alcance un valor de 1.242.000 euros.

El edificio residencial se situará en Madrid, en el distrito de Tetuán, una zona con un altísimo potencial dada la falta de stock de vivienda nueva. Housers con su modelo permite la regeneracion de los centros urbanos, apostando por la calidad y el diseño en todos sus inmuebles.

Housers diversifica así sus proyectos, dando entrada a operaciones de obra nueva, así como abrirse a proyectos inmobiliarios de oficinas para su posterior alquiler en zonas clave de ciudades como Madrid, Barcelona y Valencia. También prevé atraer inversión extranjera a España.

Un año de Housers:  8.000 inversores y la compra de 38 inmuebles

La mayor comunidad de crowdfunding inmobiliario de España ha cumplido este mes un año. En estos doce meses ha logrado una comunidad de más de 8.000 inversores y 20.000 usuarios a través de su plataforma online. Ha conseguido más de 8.5 millones de euros, mediante aportaciones por el modelo de inversión compartida, para la compra de 38 inmuebles en Madrid, Barcelona, Valencia y Marbella.

Tiene previsto alcanzar entre 90 y 110 inmuebles hasta final de año, así como lograr 25 millones de financiación a través de aportaciones basadas en el modelo de crowdfunding.

Fachada del edificio.

Fachada del edificio.

 

Housers logra una comunidad de crowdfunding inmolibiario de 7.000 inversores en un año

La comunidad de crowdfunding inmobiliario de España, Housers.es, cierra su primer año de vida con más de 7.000 inversores y 17.500 usuarios. El proyecto partió hace doce meses de dos emprendedores, los socios fundadores Álvaro Luna y Tono Brusola. En este tiempo, ha logrado reunir más de 7,7 millones de euros, a través de aportaciones por el modelo de inversión compartida, para la compra de 38 inmuebles: 28 en Madrid, 5 en Valencia y  5 en Barcelona.

El 45% de los inversores diversifican su inversión en varios proyectos inmobiliarios de la plataforma. Los usuarios se convierten en propietarios de diversos inmuebles ante notario. En cada inmueble adquirido están participando una media de 232 personas.

Además, la plataforma está logrando una revalorización media de los activos inmobiliarios adquiridos de alrededor del 17,68 %, una rentabilidad bruta anual del 6,83 %, así como una rentabilidad neta anual del 3,35%.

Housers tiene previsto alcanzar entre 90 y 110 inmuebles hasta final de año, preferentemente en las ciudades de Madrid, Barcelona y Valencia. Y lograr 25 millones de financiación a través de aportaciones basadas en el modelo de crowdfunding.

Desde sus inicios, la plataforma reparte dividendos de cada proyecto inmobiliario adquirido, los usuarios pueden operar libremente a través de cuentas segregadas,  gracias a un acuerdo con una entidad de pagos independiente, autorizada por el Banco de España. Por otra parte, para cada proyecto inmobiliario, se crea una sociedad limitada independiente, por lo que el riesgo disminuye.

Nuevos retos

Entre los nuevos retos fijados para final de año, Housers plantea financiar la construcción de edificios para su posterior alquiler y /o venta, así como otros proyectos inmobiliarios como la adquisición de oficinas para su posterior alquiler. Además, pretende abrir una partida monetaria interna destinada a apoyar aquellos proyectos que lo necesiten, dotando así de una mayor seguridad a sus usuarios: la idea es similar al fondo de garantía de los depósitos que tienen los bancos.  También prevé atraer inversión extranjera a España, posicionando la plataforma online a nivel europeo.

En un año ha aumentado su plantilla, ha pasado de una idea creada por dos emprendedores a formar un equipo actual de 21 personas, con seis departamentos, entre los que destaca el área inmobiliaria: arquitectos, analistas de riesgos, fiscalistas o expertos en derecho inmobiliario.

Housers se dirige principalmente a la inversión de inmobiliaria. Permite a todo el mundo participar de forma fácil y ágil en inmuebles, reservados hasta ahora a los grandes capitales, para recibir rentabilidades a través del alquiler y la venta.

 

El Wellness llega al sector inmobiliario español de la mano del crowdfunding

Privalore es una promotora inmobiliaria española que realiza campañas de crowdfunding a través de las cuales cualquier persona puede invertir en la reforma integral flash de pisos con acabados saludables, está revolucionando el sector inmobiliario. La compañía ha iniciado 5 proyectos de rehabilitación en Barcelona, dos de los cuales ya han sido vendidos con retornos netos para los inversores particulares cercanos al 17%.

l primer proyecto, una pieza única de 75m2 ubicada en la calle Rosellón con Castillejos, y cuya reforma se inició el pasado año, ya fue entregada a su comprador en el mes de marzo, cerrando de este modo todo su ciclo de maduración. Su ubicación céntrica responde a la estrategia inversora de Privalore que, antes de adquirir una vivienda, realiza un estudio previo de valoración de cada uno de los proyectos, apostando por inmuebles consolidados que garanticen una máxima estabilidad y rentabilidad, diluyendo así los riesgos para los inversores. Tras dos meses de reformas para acondicionar el piso siguiendo las directrices Wellness®, éste fue vendido con una rentabilidad neta del 17% anual para los inversores particulares que, entre todos y a través de una campaña de crowdfunding, aportaron los 120.000€ necesarios para llevarla a cabo.

Una vivienda saludable y sostenible ubicada en el centro de Barcelona

Todas las viviendas de Privalore son íntegramente reformadas siguiendo una serie de directrices Wellness® para hacerlas más saludables y medioambientalmente sostenibles. En concreto, para el proyecto de Rosellón con Castillejos se incluyeron, entre otras mejoras, acabados como parqué laminado bajo en VOC’s, termostato inteligente con climatización por conductos, pintura antimicrobiana y anti olores en techos, baños y cocina, en la que también se instaló una encimera antimicrobiana, filtro de aire de alta eficiencia y pinturas decorativas ecológicas. Además, se veló por conservar los elementos originales de la vivienda como las paredes con ladrillo visto recuperado y los suelos de mosaico. A su vez, la reforma fue llevada a cabo de forma sostenible y, como tal, está certificada con huella de carbono neutra por CleanCO2®, cuidando el medioambiente y, por ende, la salud de las familias.

Tras este primer piso, la compañía también ha financiado con éxito, y mediante crowdfunding, otras dos viviendas situadas en Barcelona, en la calle Industria, 153 (130.000€) e Industria, 189 (100.000€). Y es que a medida que esta nueva fórmula de inversión, que puede realizarse fácilmente desde casa y sin complicaciones, se extiende a través del boca-oreja de los propios inversores, tanto el número de proyectos financiados como el de particulares que deciden invertir en ellos, sigue en aumento. Parte del éxito de esta iniciativa, radica también en la garantía y seguridad adicionales que Privalore aporta a sus inversores al adquirir previamente todos los pisos que después ofrece en crowdfunding. De hecho, es la propia compañía la que, en el caso de no reunir la inversión necesaria con la participación de los particulares, desarrolla el proyecto hasta el final, aportando los fondos extra necesarios.

Jorge Marqués, co-fundandor y CEO de Privalore, comenta: “Apostamos al máximo para que la propuesta de Privalore sea innovadora, fresca y transparente, en contraste con un sector, el inmobiliario, habitualmente tradicionalista y percibido como opaco”. Y añade: “Por ello somos la primera promotora inmobiliaria totalmente abierta a cualquiera que, con una inversión mínima de 1.000€, quiera participar como inversor en nuestros proyectos. Nos centramos en la reforma integral flash de pisos céntricos, ubicados en las principales ciudades españolas, y a los que se confieren acabados que cuidan la salud de las familias que posteriormente los adquieren. Privalore consigue que todas aquellas personas que se relacionen con ella se beneficien de un modo u otro”.

Housers inicia la primera campaña televisiva de españa de una plataforma de crowdfunding inmobiliario

La mayor comunidad de crowdfunding inmobiliario de España, Housers.es, inicia hoy una campaña publicitaria en televisión. Es la primera vez en España que una plataforma online de crowdfunding inmobiliario pone en marcha una campaña de estas características.

La campaña, tendrá una duración de cinco semanas con la emisión de 20 segundos en Mediaset: Telecinco, Cuatro y Factoría de Ficción. La planificación en TV está espaciada en todas las horas del día, incluido Prime Time. Además, habrá un espacio patrocinado de 45 segundos en “El Tiempo” de Telecinco e inserción de spots en descansos en un partido de la Eurocopa. Mediaset es la única plataforma con los derechos en Abierto de la Eurocopa, el gran acontecimiento deportivo del año junto con las Olimpiadas.

El anuncio, realizado por la agencia Blablabla, pretende dar un fuerte impulso a Housers desde el punto de vista de branding y adquisición de nuevos usuarios para la plataforma online.

Housers ha logrado reunir desde que está operativa, agosto de 2015, más de 6 millones de euros, a través de aportaciones por el modelo de crowdfunding, para la compra de 22 oportunidades inmobiliarias en Madrid, Barcelona y Valencia.

Abril ha sido el mes record en inversión, se financiaron 1,3 millones de euros. Housers está alcanzando una media de 42.000 euros al día, la gran mayoría de particulares que pueden participar en distintos inmuebles a partir de 100 euros. El 45% deciden repetir una vez que conocen el funcionamiento. Los usuarios se convierten en propietarios ante notario. En cada inmueble están participando una media de 232 personas, destaca el proyecto de la calle Costa Rica de Madrid en el que se lograron 580.239 euros a través de 407 compradores.

Actualmente, ya se están repartiendo dividendos entre los usuarios que han participado en la adquisición de estos 22 inmuebles. En todos ellos se están experimentando revalorizaciones interesantes, logrando una rentabilidad media del 23,22%. Una vez adquiridas las viviendas, se reforman para lograr mayor rentabilidad por alquiler y finalmente por su venta. Reformas que se realizan a precio cerrado para evitar desviaciones en los presupuestos de cada proyecto inmobiliario y de esta manera proteger la rentabilidad de los participantes.

Housers se dirige principalmente a la compra de inmuebles. Permite a todo el mundo participar de forma fácil y ágil en cientos de inmuebles, reservados hasta ahora a los grandes capitales, para recibir rentabilidades a través del alquiler y la venta. La cantidad mínima para la participación en la compra de vivienda, locales y naves industriales se establece en 100 euros. En nueve meses la plataforma agrupa a más de 11.000 usuarios.

Inversores financian 4,5 millones vía crowdfunding online para compra 19 viviendas

Housers logra en ocho meses 4,5 millones de euros para financiar la compra de 19 viviendas en Madrid, Valencia y Barcelona a través de su comunidad online de inversores inmobiliarios.

La primera comunidad online de inversores inmobiliarios de España, Housers, estará presente, por primera vez, en el Salón Inmobiliario Internacional de Madrid (SIMA) que se celebra del 5 al 8 de mayo en Feria Madrid.

Los inversores de la comunidad online de crowdfunding inmobilario, creada hace ocho meses por dos emprendedores españoles, ya han financiado un total de 4,5 millones de euros para la compra de 19 inmuebles, trece en Madrid, cinco en Valencia y uno en Barcelona. Prevé adquirir más de 1.500 viviendas en tres años en toda España y financiar más de 300 millones a través de crowdfunding, también en tres años.

Housers se dirige principalmente a la compra de viviendas. Permite a todo el mundo invertir de forma fácil y ágil en cientos de inmuebles, reservados hasta ahora a los grandes inversores, par aganar rentabilidad a través del alquiler y la venta. La cantidad mínima de inversión en la participación de la compra de vivienda, locales y naves industriales se establece en 100 euros.

Crowdfunding y crowdlending inmobiliario, las nuevas maneras de invertir en el ladrillo

Gonzalo Robles, CEO de UXBAN, la firma inmobiliaria enfocada en el diseño y promoción de viviendas de alto standing en ubicaciones Prime, explica cómo mediante una plataforma web el inversor puede conocer con detalle el proyecto y aportar pequeñas cantidades a cambio de rentabilidades difícilmente alcanzables mediante otros productos financieros.

Despacito pero con buena letra, así está entrando el crowfunding y crowlending en nuestro país. Y es que esta original, aunque no nueva manera de invertir en la compra de inmuebles, quiere hacerse hueco en un país como el nuestro acostumbrado a una forma de hacer offline. Una realidad que tal y como describe Gonzalo Robles, CEO de UXBAN, la firma inmobiliaria enfocada en el diseño y promoción de viviendas de alto standing en ubicaciones Prime www.uxban.com “cada vez suena con más fuerza y naturalidad en nuestras fronteras”.

Pero ¿en qué consiste el crowdfunding inmobiliario?

Dicho arquitecto lo explica de forma clara. “Mediante una plataforma web el inversor puede conocer con detalle el proyecto y aportar pequeñas cantidades a cambio de rentabilidades difícilmente alcanzables mediante otros productos financieros. Por ahora la oferta disponible se centra en lo que denominamos el crowdfundinf equity, donde el inversor se convierte en propietario de la sociedad vehículo de dicho proyecto, y un equipo gestor realiza todo el trabajo a cambio de una comisión. Sin embargo todavía está por introducirse el crowdlending, donde el inversor puede realizar préstamos de forma totalmente libre, decidiendo cuánto quiere prestar, a quién y a qué tipo de interés”, según Robles. En ambos casos la transparencia debe ser el pilar de cada una de las plataformas que dan este servicio y ofrecer datos actualizados para comprobar el estado de cada inversión.

Dado que las comparaciones siempre son odiosas Robles reflexiona con lo que esta nueva forma de invertir en el ladrillo está aportando. “Para ponerlo en perspectiva, tengamos en cuenta que, por ejemplo, en Bogotá, la promoción de los rascacielos BD Bacatá reunió 170 millones de dólares en 2013. Y en mercados muy maduros como el anglosajón podemos encontrar ejemplos como el de Prodigy Network, que en Nueva York están construyendo varios proyectos residenciales de lujo donde se han reunido en pocas semanas 30 y 40 millones de dólares”, recalca el CEO de Uxban.

En cuanto a la estrategia para el éxito de una campaña de Crowdfunding dicho empresario tiene claro que se asienta en una buena planificación y estrategia. “No se trata de lanzarla y esperar a que llegue el capital sino que detrás tiene que haber un equipo gestor profesional y competente con un cuidado plan de marketing que haga que la campaña, llegue a los potenciales mecenas y cuando estén dentro del proyecto les enamore y lo apoyen”, subraya. Para lograr estos mecenas Uxban destacan tres factores a tener en cuenta:

  1. La presentación del proyecto, contada con detalle y de forma totalmente transparente.
  2. El objetivo de la campaña, detallar a qué se va a dedicar el dinero recaudado y por qué se recurre al crowdfunding como modelo de financiación.
  3. La promoción, organizar una potente campaña de marketing para impulsarlo.

Por último Gonzalo Robles tiene su visión profesional acerca de si dicha fórmula se quedará en España con una porción del negocio de la financiación inmobiliaria o todo lo contrario: “la tecnología está revolucionando los modelos tradicionales, y el sector bancario se verá afectado como no puede ser de otra manera. Aun así la financiación bancaria seguirá interviniendo, ya que ofrecen tipos de interés más bajos que un inversor privado, y ello siempre es positivo para mejorar la rentabilidad global de una operación. Además, muchos proyectos de crowdfunding se apoyan en la financiación bancaria de manera muy conservadora -por debajo del 30%- para así reducir la cantidad de fondos necesarios a reunir entre sus inversores y de esta manera comenzar antes el desarrollo de la operación”, finaliza dicho empresario.