Salamanca es una ciudad pequeña si la comparamos con otros territorios de España como Madrid, León o Burgos. Sin embargo, esta pequeña ciudad cuenta con 46 barrios con personalidad propia. Cada barrio tiene su propia historia y sus propias características. Si quieres descubrir las peculiaridades de los diferentes barrios de Salamanca, ¡Sigue leyendo!

Empecemos a descubrir estos barrios agrupándolos por zonas, empezando por la zona centro hasta llegar a los barrios periféricos de la ciudad.

Salamanca Centro

Barrio del Centro, Barrio de las Universidades, Barrio de San Vicente, Barrio de Sancti Spíritus, Barrio de San Juan, Barrio de Tenerías, Barrio Úrsulas, Barrio de San Marcos, Barrio de San Cristóbal y Barrio de San Esteban.

Estos barrios se localizan en el corazón de la ciudad y son llamados popularmente el Centro de Salamanca aunque tienen otros nombre como la Ciudad vieja de Salamanca o el Barrio Viejo. Es el territorio central de Salamanca, donde podemos encontrar la plaza mayor, el río o las catedrales. Esta zona es la más antigua de la ciudad y la más deseada para vivir por su comodidad y gran belleza. Estos barrios cuenta con un total de 15.197 personas viviendo actualmente en ellos.

Esta zona surgió a través de los primeros asentamientos en el río tormes que posteriormente, crearían la ciudad de Salamanca. La historia de Salamanca nace en el Barrio de San Vicente con un pequeño pueblo que poco a poco se iría expandiendo y creando, sucesivamente, el resto de barrios.

A pesar de ser el barrio de San Vicente y las orillas del río Tormes el lugar de nacimiento de la ciudad, la zona más popular y con mayor patrimonio se encuentra en el Barrio Centro y Universidades. Estos dos barrios cuentan con el mayor patrimonio arquitectónico de la ciudad: Las dos catedrales, la Clerecía, el edificio de la universidad de Salamanca, la casa de las conchas, la cueva de Salamanca, etc. Son las zonas más representativas de la ciudad y donde se concentra principalmente la actividad turística, actividad de ocio y estudiantil.

Salamanca Norte

Barrio Labradores, Barrio Salesas, Barrio Garrido Sur, Barrio de la Estación Barrio Garrido Norte, Barrio Chinchibarra y Barrio Glorieta.

La zona Norte de Salamanca está delimitada por la Avenida de Mirat, Torres Villarroel y las vías del tren. En ésta viven 42.042 personas, siendo la zona con mayor número de habitantes de la ciudad. Éstos barrios se pueden agrupar en tres zonas diferentes, según van cambiando de zonas más urbanas del centro hasta barrios residenciales más humildes.

En primer lugar encontramos, los tres barrios más cercanos al centro de Salamanca; Labradores, Salesas y Garrido Sur, los cuales son zonas de transición. Podemos encontrar grandes centros de ocio y compras de la ciudad de Salamanca como El Corte Inglés, cines o la calle Van Dyck. El Barrio de Labradores es el que conecta directamente con el centro de la ciudad y se extiende desde la plaza españa y la avenida de Mirat hasta la Avenida Portugal. Nació como uno de los primeros ensanches del casco histórico de la ciudad. El barrio se articuló alrededor de la plaza de Gabriel y Galán donde se asentaron las familias que trajeron la industria de abonos y fertilizantes a Salamanca. Estas familias con los beneficios de la fábrica construyeron varias manzanas de casas. Poco a poco, la zona se fue construyendo y llenando de vida, hasta crear el barrio alegre que es hoy en día. Antiguamente, era la zona de ocio y fiesta de la ciudad. De este legado, aún quedan multitud de locales pero ya no es la zona de fiesta de la ciudad por excelencia, únicamente es una zona de bares y restaurantes.

Salesas y Garrido Sur son las zonas resultantes de la expansión de Salamanca. Salesas es un barrio más moderno y con un estilo de vida enfocado al ocio. En este encontramos cines, El Corte Inglés y la mayor calle de pinchos de la ciudad, Van Dyck. Siempre ha sido una zona muy enfocada al ocio, la cultura y las relaciones interpersonales. El barrio de Garrido Sur, sin embargo, fue enfocado como un barrio obrero para alojar a trabajadores del ferrocarril. Actualmente, es un oasis residencial entre tanto ocio. Sus calles son más parecidas a un barrio. En éllas se encuentran personas que buscan una zona próxima al centro con un estilo de vida tranquilo.

En segundo lugar, encontramos los Barrios de la Estación, Garrido Norte y la Chinchibarra. Estos tres barrios son barrios humildes donde viven familias y trabajadores. En el Barrio de la Estación podemos encontrar la Estación de tren de Salamanca. Este barrio está muy unido a el Barrio de Garrido Norte. El Barrio de la Estación nació como un barrio destinado a trabajadores de la industria ferroviaria. El barrio fue cambiando al mismo tiempo que la estación de tren. Cuando se modernizó la estación, el barrio pasó a tener una fuente de ocio que le dio más popularidad a la zona. Aunque hoy en día, no quede rastro de las grandes edificaciones palaciegas de la zona, anteriormente podíamos encontrar muchas, debido al establecimiento de familias adineradas y organizaciones sociales. En la actualidad, es un barrio que se identifica directamente con Garrido Sur en la zona sur del barrio y con Garrido Norte en su zona más al norte.

Garrido Norte es el barrio con mayor concentración de personas de todas la capital con más de 12.000 habitantes en todo el barrio. Este barrio fue consecuencia, como el resto de la zona, de la necesidad de expandir la ciudad y la necesidad de hogares para los trabajadores del ferrocarril y otros obreros de otras industrias de Salamanca. El barrio creció y se fueron creando casas y edificios. Dentro de este, barrio podemos encontrar varias zonas. La zona central y sur del barrio es la zona tradicional que se caracteriza por su alta unión como barrio. Es otra zona que funciona como si fuera un pueblo dentro la propia ciudad por su cultura y atmósfera. La zona norte está compuesta por pisos unifamiliares de nueva construcción. Es una zona nueva todavía en expansión y donde se está creando una zona nueva y diferente dentro del barrio de Garrido Norte.

Como podéis imaginar Garrido Norte es una zona residencial totalmente alejada del estilo del centro de la ciudad. Es tranquila, viven multitud de familias y es uno de los barrio más multiculturales de Salamanca.

La Chinchibarra es una zona de nueva construcción con unas características parecidas a Garrido Norte. Es un barrio que nace de la creciente necesidad de expansión de la zona, por la gran cantidad de personas que deciden vivir en este lugar. Sí Garrido nace por la influencia del ferrocarril, la Chinchibarra nace de los depósitos de agua que levantaron en la zona. Eran zonas pobres y deshabitadas, que vieron su oportunidad de mejora a través del depósito y de la necesidad de espacio de la capital. La creación de este barrio ha sido lenta y aún hay zonas en construcción. Uno de los elementos más representativos de la zona es el parque Würzburg, uno de los mayores parques de Salamanca. Es un barrio que mezcla zonas de nueva construcción alrededor del parque y zonas más consolidadas como barrios tradicionales más sur.

Por último, encontramos la última zona de Salamanca Norte, que se corresponde con una de las zonas más nuevas de la ciudad. Solo encontramos un barrio, El Barrio de la Glorieta. Es una zona nueva que todavía se encuentra en construcción pero podemos encontrar elementos icónicos de las ciudades como la Plaza de Toros, otro Campus universitario y el Estadio de Salamanca. Gran parte del barrio está sin urbanizar y son tierras, sin embargo, en la zona sur podemos encontrar construcciones y viviendas. La Glorieta es un barrio en construcción que está enfocado a familias y estudiantes.

Salamanca Este

Barrio Alamedilla, Barrio Delicias, Barrio San Isidro, Barrio La Prosperidad, Barrio del Rollo-Las pajas, Barrio Fontana, Barrio Santo Tomás y el Barrio de Puente Ladrillo

La zona Este de Salamanca está delimitada por el río Tormes, el paseo de Canalejas y las vías del tren. En ella viven 29.275 personas, una de las zonas con mayor número habitantes. Antiguamente, era una zona donde se juntaban fábricas, trabajadores y gente pobre. Se la conocía como una mala zona de la ciudad, sin embargo, los barrios han ido desarrollándose y convirtiéndose en barrios dedicados a familias y personas mayores e incluso, s son barrios dormitorio.

Dentro de esta zona podemos encontrar tres grandes barrios con dos pequeños barrios que son como los hermanos menores: Barrio de la Prosperidad, Barrio del Rollo-Las Pajas y Barrio Puente Ladrillo y sus hermanos, El Barrio de San Isidro y El Barrio de las Delicias.

El Barrio de la Prosperidad muestra a la perfección la diversidad que podemos encontrar en la Zona Este de la ciudad. Es un barrio que nació de la llegada de personas de pueblos de la provincia en busca de una oportunidad en las fábricas, las cuales se encontraban en la parte este del barrio, junto al río Tormes. Esta zona del barrio sigue siendo una zona industrial aunque con menos actividad que antiguamente. Las personas que llegaban a buscar un futuro más próspero, se concentraban en lo que ahora llamamos la zona tradicional del barrio, que se extendía desde lo que es ahora el museo del comercio hasta la mitad del actual Camino de la aguas. Esta zona debido a este legado histórico es tranquila y familiar. Para dar respuesta a la necesidad de espacio en la capital, el espacio libre de la zona baja del barrio y la más cercana a las fábricas ha sido edificada e incluso, siguen en construcción. Quieren crear una nueva zona en el barrio, que poco a poco va consolidándose. Y para darle más vida colocaron La Junta de Castilla Y León en frente del supermercado Mercadona, la policía y museos, lo que conllevó la apertura más negocios y que barrio creciera.

El Barrio del Rollo-Las Pajas es una zona tradicional como la que podemos encontrar en el Barrio de la Prosperidad, aunque esta zona ha pasado de ser una zona religiosa, a ser la zona de la droga, para finalmente, ser una zona residencial y un barrio dormitorio de la ciudad. Antiguamente, era otro barrio a donde llegaron trabajadores de las fábricas de los Barrios de la Prosperidad y Puente Ladrillo. La vida social del Barrio siempre fue muy importante puesto que junto a la zona tradicional de la Prosperidad formaban un barrio con esencia de pueblo.

Otro barrio que nace de la industria, aunque está vez de la industria ferroviaria, es el Barrio de Puente Ladrillo. Los primeros asentamientos fueron de trabajadores del ferrocarril, los cuales formaron una colonia (más parecida a un pueblo) donde vivir. También se crearon otro tipo de industrias que potenciaron la llegada de más trabajadores. El “pueblo” al encontrarse tan lejos del resto de asentamientos y ser tan independiente se fue desarrollando más lentamente. Es un barrio que siempre ha tenido que luchar para seguir creciendo y evolucionando. Actualmente, es una zona que sigue en proceso de crecimiento y donde está naciendo un entorno residencial para familias y dejando, poco a poco, atrás la imagen de subdesarrollo.

Los barrios de San Isidro y Las Delicias decimos que son los barrios hermanos pues se han ido desarrollando a costa de las industrias de los tres grandes anteriores y se han ido desarrollando a la par. Ambos nacieron por la necesidad de espacio y la ambición de una mejor vida en las fábricas. Eran zonas humildes y obreras que con el “boom” de la construcción y la necesidad de optimizar el espacio, dejaron las casa bajas para crear edificios. Son barrios tranquilos donde se respira una atmósfera residencial familiar y anciana.

Por otro lado, encontramos los tres barrios más desconectados del origen de la Zona Este de Salamanca. Son una fusión entre la Zona Centro, la Zona Este y la Zona sur de la ciudad.

El Barrio de la Alamedilla surge alrededor del parque que le da el nombre al Barrio. Dicho parque nace de la necesidad de más zonas verdes en la zona centro de la capital. Se celebraban Ferias y algunas de las actividades de las Fiestas Patronales de Salamanca para intentar atraer personas y convertirlo en una zona habitual para los salmantinos. En sus orígenes no se podía denominar barrio hasta que la ciudad necesitó espacio y se expandió alrededor del parque. Actualmente es una zona con mucha vida pues conecta con el centro de la ciudad y mantiene el ambiente de barrio de la Zona Este. Es una zona de transición entre el ambiente residencial y céntrico de la ciudad. Lo mismo le ocurre al Barrio de Santo Tomás que se extiende desde la alamedilla hasta casi el río. Es una zona nacida de la expansión del centro de Salamanca y que fusiona eses ambiente residencial y centrico.

Por último, tenemos al Barrio de la Fontana. Muchos estaréis pensando, ¿pero, eso no está en Santa Marta? No, en la zona que une el centro de la ciudad con el río hacia el este encontramos este barrio. Nació de la expansión del centro de Salamanca y las industrias de la Prosperidad. No es una zona donde viven muchas personas y las que viven se concentran mayormente en la zona este del barrio, donde se crearon edificios nuevos para crear un pequeño barrio residencial. En la zona oeste del barrio encontramos avenidas, colegios y algunos edificios sociales sociales. No está muy habitado, sin embargo, están construyendo nuevos edificios para intentar avivar el espíritu de barrio y expandir el espacio de la ciudad.

 Salamanca Oeste

Barrio los Hospitales, Barrio San Bernardo, Barrio Carmelitas-Oeste, Barrio del Carmen, Barrio Vidal, Barrio Capuchinos, Barrio Blanco, Barrio Pizarrales y Barrio la Platina

La zona Oeste de Salamanca está en pleno auge debido a la actividad universitaria, los nuevos enfoques de algunos barrios y la cercanía con el centro. En este barrio viven 39.549 personas, siendo la zona con mayor afluencia de habitantes después de Salamanca Norte. Está limitado por el Río Tormes, la Carretera de la Ruta de la Plata, El Paseo Carmelitas y El Paseo de San Vicente.

En esta zona encontramos uno de los barrios de moda entre los jóvenes para vivir y pasar el tiempo. Este es el Barrio de Carmelitas-Oeste. Éste se ha posicionado como el barrio del ocio y del arte. Podemos encontrar gran variedad de bares a los que poder ir a tomar una cerveza o un vino. Hay un negocio para cada tipo de público, sin embargo, son a los jóvenes y adultos a los que van enfocados la mayoría de ellos. También, podemos encontrar negocios peculiares como de venta de ropa de segunda mano vintage o un bar-galeria. Podemos encontrar negocios diferentes a los que estamos acostumbrados a ver por Salamanca. Pero, su mayor potencial es el arte callejero que podemos encontrar sus paredes, árboles, bancos o edificios. En sí, el propio barrio es como un escaparate de arte urbano contemporáneo. Este barrio ha crecido en popularidad gracias a la alta implicación de la Asociación del Barrio ZOES.

Pero no solo este barrio es importante en la zona, cada uno juega su papel dentro del territorio. Por ejemplo, el Barrio de San Bernardo, el cual se ha convertido en un barrio universitario por la cercanía del Campus Unamuno, la Estación de Autobuses y del Centro de la ciudad. Pasó de ser un barrio de extrarradio humilde, a ser un barrio franquista y finalmente, un barrio universitario lejos de su pasado político. Desde que se traslada el Instituto de los Maristas, se quita el Estadio de Salamanca y se construye la Estación de Autobuses, se levanta el Hospital Clínico Universitario y El Campus Unamuno la zona se transformó totalmente en lo que es ahora.

El Barrio de San Bernardo está muy relacionado con el Barrio de los Hospitales pues el Barrio de San Bernardo es el barrio dormitorio universitario mientras que la zona de los hospitales es donde finalmente podemos encontrar El Campus Unamuno y los hospitales públicos de Salamanca. No está muy habitado, únicamente, 314 en la zona más cercana al Barrio de San Bernardo pues está más enfocado a las universidades y al servicio universitario.

Por otro lado, encontramos tres barrios más humildes: El barrio Vidal, Barrio Blanco y Barrio Pizarrales. No tienen un enfoque universitario ni de servicios ni son barrios de moda. Son barrios residenciales donde viven trabajadores, familias y jóvenes independientes. Son zonas cuyo estilo de vida se asemeja a los barrios de Garrido Norte. Sus orígenes son diferentes. El Barrio Blanco era un pueblo que se anexionó con la capital mientras que el Barrio Vidal, Barrio del Carmen y Barrio de Pizarrales son zonas construidas a partir de la expansión de la ciudad para acoger a la clase media trabajadora. El Barrio del Carmen es como el hermano menor de Pizarrales y están altamente relacionados entre sí. Es una zona de transición entre la zona universitaria y la zona trabajadora.

Por último, encontramos dos zonas de nueva construcción que son el Barrio de La Platina y El Barrio de Capuchinos. Son zonas residenciales de nueva creación para aumentar la capacidad de la ciudad. Principalmente viven personas jóvenes y familias.

El Barrio de Capuchinos es muy famoso por su hipermercado Carrefour, el más grande de la compañía en la ciudad. Este barrio es llamado también El Barrio Dorado pues está construido en su mayoría con piedra de villamayor que contrasta con sus amplias zonas verdes. Se ha convertido en una zona residencial con pocos comercios salvo pequeñas tiendas y el gran hipermercado. Como puedes imaginar este barrio está totalmente integrado y consolidado dentro de la ciudad. Sin embargo, su hermano El Barrio de La Platina no ha tenido tanta suerte. Éste es un barrio todavía en desarrollo. La zona de Huerta Otea, que se sitúa en la zona más cercana a los hospitales y el Campus, se ha convertido en una zona residencial como el Barrio de Capuchinos pero con aún menos comercios pero la misma esencia de barrio residencial. No obstante, el resto de zonas del barrio no ha tenido la misma suerte de considerarse como una zona residencial. Todavía está en fase de desarrollo y consolidación hasta llegar a ser ese barrio residencial que debería ser.

Salamanca Sur

Barrio Chamberí, Barrio Arrabal, Barrio Tormes, Barrio San José, Barrio La vega, Barrio Teso de Feria, Barrio Vistahermosa, Barrios Alambres-San Buenaventura, Barrio del Zurguén, Barrio Tejares y Barrio Buenos Aires.

La zona sur de Salamanca está delimitada por el Río Tormes que lo separa de la Zona Centro. En ella viven 20.228 personas siendo está a zona con menor número de habitantes. Es una zona humilde con una gran diversidad cultural.

Esta zona es muy dispar, algunos territorios han sido pueblos que se han anexionado a la capital, otros han nacido de la expansión de los barrios de los alrededores, algunos son inseguros y otros son zonas totalmente nuevas.

Vistahermosa y el Zurguen son barrios que principalmente son barrios dormitorio, en pleno crecimiento y con cada vez población más joven. Son zonas nuevas pero que aún carecen de un entorno comercial y de ocio necesario para convertirse en barrios con personalidad. Estas zonas han surgido a través de la construcción de pocas viviendas por particulares, lo que atrajo la atención de constructoras salmantinas que buscaban un nuevo espacio cerca donde edificar.

Los barrios más cercanos al río Tormes: Chamberí, Tormes y Arrabal, eran zonas destinadas a trabajadores y zonas rurales destinadas a regadíos y pequeños molinos. Era una zona más asequible para las personas que tenían que ir a trabajar al centro de Salamanca o a las industrias del Este. Es una zona humilde y trabajadora. Han sido barrios castigados y en continua tensión por las crecidas del río hasta que estas fueron controladas hace años. Actualmente, es una zona residencial donde la mayoría de población es mayor, aunque el ayuntamiento ha intentado atraer familias y jóvenes creando viviendas protegidas. Son barrios consolidados y muy ligados a los barrios cercanos más grandes como Tejares. Al final estos barrios son muy parecidos a los pueblos de la comarca pues a estos llegaban personas de toda Salamanca.

Chamberí es una zona peculiar que nace de la interacción comercial con el Arrabal. La zona más cercana al río es muy similar a los barrios del Arrabal y el Tormes, pero la zona interna está muy ligada al Barrio de las Alambres. Es una zona alejada del centro del barrio y de Salamanca Centro. Muchas personas optaron por dar sus terrenos al ayuntamiento y marcharse. Se crearon parcelas y más viviendas pero no lo suficientemente rápido para crear un barrio sólido y retener a la población que vivía en la zona. Es un zona que perdió mucha población pero poco a poco van llegando nuevos vecinos. Los cuales reclaman una mejora de las comunicaciones y el estado del barrio. Todavía es una zona en proceso de consolidación.

El Barrio de la Vega nació en 1945 cuando la zona estaba en el punto de mira para la expansión de Salamanca. Fue un proyecto de construcción de viviendas que se venía ya haciendo en otras zonas de la ciudad. Es un barrio creado como un pueblo como ocurría con los barrios cercanos al río y situado estratégicamente cerca del Barrio de Teso de Feria, que era una zona donde se realizaban la mayor parte de ferias del ganado. Era una zona principalmente dedicada al mundo rural que poco a poco fue creciendo gracias al crecimiento de la ciudad y al auge del Barrio del Arrabal. Se ha convertido en otro barrio residencial de la ciudad pero muy ligado a sus barrios vecinos.

Otro barrio fruto del interés en el siglo XX de urbanizar el otro lado del río, es el Barrio de San José que nació como consecuencia de la creación de las viviendas del Barrio de la Vega. El barrio poco a poco se fue construyendo y conectando entre sí con el resto de barrios para consolidarse. Es una zona equipada con todos los servicios necesarios y gran cantidad de servicios deportivos. Siempre ha sido un barrio obrero y muy reivindicativo.

A continuación, tenemos el Barrio de Tejares, el cual anteriormente era un pueblo pero que con la expansión de Salamanca, se convirtió en un barrio más de la ciudad. Antiguamente era una zona llena de negocios de tejas y ladrillos y donde sus aguas mineras eran tomadas como medicinales. Actualmente es un barrio totalmente conectado con los barrios vecinos: Chamberí, Buenos Aires y Los alcaldes. Hubo una época donde el barrio perdió gran población debido al éxodo rural. Sin embargo, cuando las fábricas desaparecieron, Salamanca decidió hacerlo uno de sus barrios y convencer a las personas para que volvieran a las calles del Barrio de Tejares. La promesa fue sencilla, crearía un barrio mejor para que todos pudieran vivir. Este barrio a pesar de ser uno más de la capital tiene una cultura de pueblo intrínseca en su estilo de vida. En este barrio puedes encontrar una fusión perfecta entre barrio y pueblo donde vivir es como estar en familia.

Por último, encontramos al Barrio de Buenos Aires, el cual actualmente está sufriendo de una gran problema de inseguridad. Es un barrio que lleva en lucha toda su vida por controlar los problemas con las drogas de la zona. Existen zonas con mayor riesgo y otras zonas donde viven familias y personas de mayor edad. Este barrio está en vías de desarrollo y de creación de un entorno seguro.

Salamanca cuenta con una gran cantidad de barrios diversos con diferentes características y estilos de vida pero alrededor de la ciudad encontramos multitud de pueblos que también sirven como pueblos dormitorios de la capital. Por ejemplo, Santa Marta de Tormes, Villamayor, Cabrerizos o Doñinos de Salamanca. Al final, Salamanca Capital tiene una gran influencia sobre los pueblos cercanos y a su vez, Salamanca capital está muy influenciada por los pueblos de alrededor y la región. Salamanca es una provincia muy interesante, tal y como nos muestra la peculiar historia de cada barrio de la ciudad.

Si te estás planteando donde vivir en Salamanca estudia muy bien tus necesidades y preferencias para poder escoger el barrio que mejor se adapte a ti. Busca, investiga y encuentra tu zona ideal. Si necesitas ayuda, siempre te puede poner en manos de profesionales que conocen toda la ciudad y sus barrios. Desde Iniziar Real Estate nos ponemos a su completa disposición ¡Suerte!

  • La Junta Directiva del Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE), compuesta por las Patronales Nacionales del sector turístico, la Secretaría de Estado de Turismo, las Comunidades Autónomas y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) ha aprobado por unanimidad la creación de un sello del ICTE, Safe Tourism Certified, -un sello turístico transversal, al abarcar 21 subsectores- y al que voluntariamente podrán optar las empresas, organizaciones y recursos turísticos, como marca de garantía y certificación de implantación del Sistema de Prevención de Riesgos para la Salud frente a la COVID-19, marca que se alcanzaría después de haber superado una auditoría realizada por empresas independientes.

La Junta Directiva del Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE) ha aprobado en la reunión celebrada en el día de hoy el esquema en el que se va a desarrollar la implantación de los protocolos elaborados desde el ICTE en colaboración con la Secretaría de Estado de Turismo (SET), y que afectan a 21 ámbitos diferentes de la cadena de valor del turismo español.

En la reunión han participado la Secretaria de Estado de Turismo, Isabel Oliver, quien ha podido vivir en primera persona, así como la Consejera de Turismo de Murcia, María Cristina Sánchez, quien participa en la Junta Directiva como representante rotatoria de las Comunidades Autónomas y la FEMP, la aprobación por unanimidad de todas las patronales turísticas y hosteleras de la propuesta lanzada desde el ICTE. En concreto, han estado presentes, la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), la Confederación Empresarial de Hostelería de España (CEHE), la Federación Española de Campings España (FEEC), la Asociación para la Calidad del Turismo Rural (ACTR), la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV), la Confederación Española de Transporte en Autobús (CONFEBUS), la Asociación Nacional de Balnearios (ANBAL), los empresarios de Ocio Nocturno (Noche Madrid), la Asociación Nacional de Estaciones Náuticas y la Asociación Nacional de Empresas de Turismo Activo (ANETA) y la Real Federación Española de Golf (RFEG).

El presidente del ICTE, Miguel Mirones, hizo un detallado informe de todo el trabajo desarrollado por el Instituto desde el pasado día 15 de abril en que se celebró la Junta Directiva que aprobó la propuesta de desarrollar desde el Instituto los protocolos para la reapertura del sector turístico español incorporando medidas para la reducción de riesgos higiénico-sanitarios frente a la COVID- 19, así como la aprobación por consenso por parte de la Conferencia Sectorial (en la que están presentes el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y todas las Comunidades Autónomas) celebrada el día siguiente, de la encomienda al ICTE de la elaboración de los protocolos para todo el sector turístico español coordinadamente con la Secretaría de Estado de Turismo.

El presidente ha informado de que, a día de hoy, ya se han culminado los protocolos -consensuados en los grupos sectoriales, los sindicatos UGT y CCOO, y con la supervisión de la Asociación Española de Servicios de Prevención laboral (AESPLA) y de PRLInnovación- de los subsectores de Balnearios, Agencias de Viaje, Campings y Ciudades de Vacaciones, Servicios de Restauración, Hoteles y Apartamentos Turísticos, Albergues/Hostels, Alojamientos Rurales, Guías de Turismo, Campos de Golf, Turismo Activo, Museos y Sitios Patrimoniales y Oficinas de Información Turística. Asimismo, en la próxima semana se espera finalizar el resto de protocolos, que son Parques de Atracciones y de Ocio, Actividades Náuticas, Espacios Naturales Protegidos, Transporte por Carretera, Ocio Nocturno, Turismo MICE, Playas, Espacios Públicos Singulares y Visitas de turismo industrial, lugares culturales, naturales e históricos.

De esta forma, la Junta Directiva ha aprobado por unanimidad iniciar el proceso para la internacionalización de estos protocolos en el ámbito normativo internacional que representa ISO, para lo cual, previamente, se convertirán en especificaciones técnicas públicas en el seno de UNE, organización que ya ha mostrado su disposición a colaborar para favorecer esa transición de forma inmediata.

Por lo tanto, a lo largo del mes de mayo se producirá la transición a especificaciones técnicas UNE y, durante la primera quincena de junio, se elevarán los documentos a ISO para su debate en los diferentes grupos de trabajo internacionales. Hay que señalar que el ICTE, en colaboración con UNE, lidera a nivel mundial estos procesos de normalización en el sector turístico, al presidir España y tener la Secretaría Técnica de ISO/ TC228 de Turismo y Servicios Relacionados, así como de los grupos de trabajo específicos de Hoteles, Balnearios y Turismo Médico, Puertos Deportivos y, próximamente, el de Visitas a Instalaciones Industriales y Bodegas; y esto, después de haber liderado grupos ya cerrados al haberse ya editado la norma ISO correspondiente en Playas, Oficinas de Información Turística, Espacios Naturales Protegidos, etc.

Para cerrar el círculo habitual en los procesos de normalización, se ha aprobado también crear el sello del ICTE, “Safe Tourism Certified”, al que voluntariamente podrán optar las empresas, organizaciones y recursos turísticos, como marca de garantía y certificación de estos protocolos, marca que se alcanzaría después de haber superado una auditoría realizada por empresas independientes.

Cabe destacar que, a lo largo del día de ayer, el ICTE cerró también los acuerdos con las principales empresas auditoras presentes en España que, homologadas por el Instituto, vienen realizando las auditorías del Sistema de Calidad Turística Española, representando por la Marca “Q”. Estos acuerdos recogen que serán estas empresas las únicas reconocidas para auditar esta Marca turística transversal, al abarcar 21 subsectores y un ámbito geográfico estatal, reconociendo este sello como el que representa al sector turístico español en su conjunto en materia de implantación del Sistema de Prevención de Riesgos para la Salud frente a la COVID-19. Las empresas auditoras son Adok Certificación, AENOR, APPLUS, Bureau Veritas, OCA Global, SGS y Tüv Rheinland.

En este contexto, todas las empresas podrán disponer gratuitamente de los protocolos que finalmente avale el Ministerio de Sanidad, y tras su implantación, podrán optar voluntariamente a la certificación del proceso de implantación del Sistema de Prevención de Riesgos para la Salud frente al COVID-19 y conseguir el sello “Safe Tourism Certified” para generar confianza en los clientes y operadores turísticos nacionales e internacionales.

Tal y como subraya Miguel Mirones, presidente del ICTE, “el respaldo de todo el sector turístico al esquema presentado por el Instituto para, primero, elaborar los protocolos de 21 subsectores en colaboración con la Secretaría de Estado de Turismo para su posterior validación por parte del Ministerio de Sanidad, y ahora
crear un sello único y transversal para todo el sector al que voluntariamente podrán optar las empresas y gestores de destinos, sitúa a España de nuevo como pionera y líder mundial en materia de normalización y certificación en el ámbito turístico”.

El presidente ha añadido que “Safe Tourism Certified quiere transmitir el concepto de turismo seguro certificado, recogiendo en el propio sello que lo que se está certificando es la implantación de un sistema de prevención de riesgos para la salud frente a la COVID-19”.

La provincia de Salamanca se halla situada al suroeste de la Comunidad Autónoma de Castilla y León, sobre las primeras estribaciones del Sistema Central, que separa la submeseta norte de la submeseta sur. Posee una superficie de más de 12.000 km2, siendo la tercerá en extensión de nuestra Autonomía, después de las provincias de León y Burgos.

La altitud media sobre el nivel del mar es de 830 m, por lo que se trata, en general, de tierras altas, como todas las mesetarias, si bien inferiores a sus vecinas abulenses. Por el lado oeste, hace frontera con Portugal.

La provincia se halla atravesada por el río Tormes (que cruza también la misma capital salmantina), el cual tiene su nacimiento al sureste, en la Sierra de Gredos, ya en tierras abulenses. Otros ríos salmantinos, también afluentes del Duero, son, de norte a sur, el Huebra y el Yeltes y el Águeda, que forma la frontera nacional hispano-portuguesa en su unión Duero.

La provincia se encuentra poblada por de 310.000 personas, según el último padrón realizado en 1986. El número total de municipios en que se halla dividida Salamanca es 362, el segundo más alto de España, después de otra provincia de nuestra Comunidad, la de Burgos, que, como ya señalamos antes, cuenta con 10 más, 372. La densidad de población es superior a las 26 habitantes por kilómetro cuadrado, más alta, por tanto, que la media regional.

La historia de Salamanca se pierde en los tiempos prehistóricos. Se sabe ya de un primitivo núcleo de pobladores, a orillas del río Tormes, a los cuales sucedieron pueblos célticos, de cuyo tiempo se conserva uno de los verracos (el llamado “toro del puente”), tan abundantes por toda la meseta, que es actualmente símbolo de la ciudad y forma parte del escudo de la misma.

Correspondiente al siglo III a.C. se mantiene en buen estado la llamada Puerta de Aníbal, que nos habla de las luchas que tuvieron lugar entre romanos y cartagineses dentro de nuestro propio suelo.

Después de la invasión musulmana, que tuvo lugar en el año 711, Salamanca será reconquistada en el siglo XI y repoblada por el Conde don Raimundo de Borgoña, esposo de Doña Urraca, hija del rey Alfonso VI. Comienzan, de este modo, a nacer los esplendores, especialmente culturales, que ya no abandonarán Salamanca jamás. Se construye la Catedral Románica y, en 1218, se crea la Universidad, hoy día, más antigua de España y, también, de las primeras de Europa.

Pasados los tiempos medievales, la edad moderna, con el renacimiento y el barroco, será todavía más próspera para Salamanca, por lo que son numerosos los testimonios monumentales de entonces.

El alborear del siglo XIX, con las guerras napoleónicas, fue negativo para toda la provincia y la ciudad, que sufrió grandes destrozos en los enfrentamientos que le tocó vivir. Posteriormente, Salamanca logra ir recuperándose poco a poco, apoyándose especialmente en el resurgimiento de la Universidad, que le ha proporcionado un gran prestigio cultural en el mundo entero. Hasta tal punto, que se declaró Capital Cultural Europea en el año 1992, dentro de los actos conmemorativos del V Centenario del Descubrimiento de América.

Salamanca capital

Dentro del gran acervo monumental que posee la ciudad de Salamanca, comenzaremos nuestra visita por sus dos catedrales, la vieja y la nueva.

La Catedral Vieja se construyó en el siglo XII, sobre el mismo lugar que ocupara otro templo más antiguo. De un primer estilo románico, la construcción fue derivando hacia el gótico-francés, típico del siglo XIII. Destaca especialmente, la llamada Torre del Gallo (1163), cubierta por cúpula de influencia bizantina. En la bóveda del ábside central se encuentran los frescos con escenas del Juicio Final, obra de Nicolás Florentino, de quien es también el retablo mayor, compuesto por 53 tablas pictóricas (siglo XV).

El Museo Diocesano contiene obras de Fernando Gallego y Juan de Flandes.

La Catedral Nueva fue comenzada a fines del siglo XV, bajo la dirección de Juan Gil de Hontañón, a quien le sucedieron su hijo Rodrigo y Juan de Álava. En el siglo XVIII intervinieron también Churriguera, Pedro de Rivera y García de Quiñones. En el exterior, destacan las fachadas sur (con doseletes flamígeros y arquivoltas conopiales) y principal (tímpano de la Epifanía). En el interior destaca la bóveda estrellada y la cúpula sobre pechinas del crucero. El coro y trascoro son obra churrigueresca. En el Altar Mayor hay una imagen de Gregorio Fernández.

La iglesia de San Esteban, posee fachada plateresca, obra de Juan de Álava. El Altar Mayor fue realizado por José de Churriguera (1693).

La iglesia de la Purísima es obra de Juan Gómez de Mora. En su altar mayor se halla la pintura de la Asunción, de la última etapa de José de Ribera.

La fachada de la Universidad de Salamanca es una muestra ejemplar del plateresco. Entre su profusa ornamentación, típica del estilo, destaca un medallón central con la efigie de los Reyes Católicos y en el cuerpo superior el escudo del Emperador Carlos V. Destacan también el patio y el aula de Fray Luis de León, en su estado primitivo.

El patio de las Escuelas Menores pertenece al siglo XVI.

El Colegio del Arzobispo Fonseca es de fines del siglo XVI, obra de Diego de Siloé, Juan de Álava y Pedro de lbarra.

El antiguo Colegio de la Compañía de Jesús fue trazado por Juan Gómez de Mora. En el interior hay varios retablos barrocos y una Piedad de Luis Salvador Carmona.

El Palacio de Monterrey, de mediados del siglo XVI, es obra de Rodrigo Gil de Hontañón y responde a la estructura típica de este maestro, con cuatro torres flanqueando los ángulos y un piso superior de arquillos.

La Casa de las Conchas, con curiosa fachada cubierta de veneras (de donde procede el nombre), fue construida hacia 1600.

La Plaza Mayor salmantina es quizá de las más hermosas de España. Fue construida en el primer tercio del siglo XVII por Alberto Churriguera y continuada por García de Quiñones, quien es también autor del edificio del Ayuntamiento, en el ala norte del recinto.

La provincia de Salamanca

Salamanca forma una extensa provincia, en la cual no es difícil encontrar, recorriendo sus numerosos pueblos, importantes recuerdos artísticos del pasado, junto a bellos paisajes que cualquier turista admirará impresionado.

En Alba de Tormes se encuentra el Convento de Carmelitas Descalzas, fundado por Santa Teresa, en 1571. En su interior existe una imagen de la Dolorosa, original de Pedro de Mena. Destaca también, en la localidad, la iglesia de Santiago, perteneciente al mudéjar del siglo XII (o románico de ladrillo). De este mismo estilo son también las iglesias de San Juan y San Miguel. Señalemos, así mismo, el antiguo palacio-castillo de los duques de Alba, del siglo XVI, del cual sólo se conserva el torreón de la Armería. Igualmente hay que mencionar la artesanía de la localidad, famosa por sus cerámicas.

En Béjar, hallamos la iglesia parroquial de San Juan, obra del siglo XIII, con coro y galería en el interior del XVII. La iglesia de Santa María es del siglo XIII. La de San Salvador es del siglo XVI, al igual que el Palacio Ducal. Mencionemos también, el llamado Parque de El Bosque, como muestra de la jardinería del siglo XVI.

En las tierras de los alrededores destaca el pueblo de Candeleda, especialmente por su conjunto urbano, de típica arquitectura rural.

Ciudad Rodrigo cuenta con una importante Catedral, comenzada en el siglo XII y continuada en épocas siguientes, por lo que muestra también elementos góticos y renacentistas. Señalemos el conjunto amurallado del siglo XII y el antiguo Castillo de Enrique de Trastamara, hoy Parador de Turismo. El Ayuntamiento es obra renacentista, del siglo XVI. Terminemos mencionando, junto a otras diversas iglesias y palacios de los siglos XV y XVI, las tres columnas romanas, símbolo de la ciudad. Son famosos, igualmente, sus encierros taurinos.

La Alberca es una población de gran tipismo rural, que conserva, prácticamente intacto, su conjunto urbano de típicas casas y plazas con angostas callejuelas. Ha sido declarada Monumento Nacional. Los trajes típicos son también muy vistosos en esta localidad. En sus alrededores, el valle de Batuecas, el santuario de la Peña de Francia, Miranda del Castañar -con murallas y castillo del siglo XV-, son dignos de visitar.

No lejos se halla San Martín del Castañar, cuya iglesia parroquial, es del siglo XIII, reformada en el XVII. Posee también un castillo del siglo XV.

Otras poblaciones conservan también monumentos significativos, como Ledesma, con la iglesia de Santa María (siglo XII), y San Felices de Gallegos, con iglesia románica y castillo del siglo XV.

No olvidemos en nuestro repaso de la provincia salmantina hacer una alusión, aunque rápida, al conocido Campo Charro, que se extiende al sur y al oeste provincial. Aquí se hallan grandes dehesas de toros de lidia, que se crían para las mejores faenas en las grandes plazas taurinas de toda España.

Juan de la Cruz (Fontiveros, Ávila, 24 de junio de 1542 – Úbeda, 14 de diciembre de 1591) poeta y religioso.
Aunque conocido como Juan de la Cruz, su nombre real era Juan de Yepes, nació en Fontiveros, pero a los nueve años se trasladó con su familia a Medina del Campo (Valladolid).

En 1563 ingresa en la orden carmelita, tomando el nombre de Fray Juan de Santo Matía, y en 1564 llega a Salamanca para estudiar en la universidad. En 1567 se ordena sacerdote y toma el nombre de Juan de la Cruz. Durante su sacerdocio, gracias a su buena relación con Santa Teresa de Jesús apoya activamente el movimiento de reforma carmelita. Debido a este apoyo llegó a ser encarcelado en Toledo en le año 1577 donde escapó gracias al apoyo de Santa Teresa en 1578. De Toledo escapa a Jaén donde continuó trabajando por la reforma carmelita y de nuevo es encarcelado esta vez en Peñuela (Huelva) finalmente es excarcelado pero muere en Úbeda mientras preparaba su marcha a América.

En 1726 la iglesia le convierte en Santo. Vivió en Alba de Tormes, en el solar que ocupó la casa se construyó el Convento de los Padres Carmelitas y la primera iglesia del mundo dedicada en su memoria.

Fernando de la Puente y Primo de Rivera, (Cádiz; 1808 – Burgos; 1867). Nacido de familia noble, fue Doctor en Teología y Letras por la Universidad de Sevilla. Discípulo de Wiseman en Londres. Fue párroco en Sevilla; auditor del Tribunal de la Rota; director de Educación moral y religiosa del príncipe de Asturias Alfonso (futuro Alfonso XII de España). Obispo de Salamanca de 1852 a 1857. Arzobispo de Burgos desde 1857.

Nombrado cardenal en 1861.

Pedro Pacheco Ladrón de Guevara, Puebla de Montalbán, 29 de junio de 1488 – Roma, 5 de marzo de 1560.
Hijo de familia noble, nieto de Juan Pacheco, marqués de Villena, estudió en la Universidad de Salamanca. Fue capellán real de Carlos I en 1518, y por órden del rey fue Visitador de las cancillerías de Valladolid y Granada. A partir de aquí su carrera fue ascendente, marchando a Roma como camarero privado del papa Adriano VI, participó en el Concilio de Trento siendo célebres sus intervenciones a favor de la doctrina de la Inmaculada.
El 3 de junio de 1553 fué nombrado virrey de Nápoles por el rey Carlos I, para suceder a Pedro Álvarez de Toledo y Zúñiga que había muerto el 21 de febrero de ese mismo año.

Nombramientos

Obispo de Mondoñedo, 6 de Setiembre de 1532 al 11 de abril de 1537.
Obispo de Ciudad Rodrigo, 11 de abril de 1537 al 21 de mayo 1539.
Obispo de Pamplona, 21 de mayo de 1539 al 9 de enero de 1545.
Obispo de Jaén, 9 de enero de 1545 al 30 de abril de 1554
Obispo de Sigüenza,30 de abril de 1554 a 20 setiembre 1557
Obispo de Albano de la diócesis de Roma, 20 de setiembre de 1557 al 5 de marzo de 1560(†)
Fué nombrado cardenal por el papa Pablo III el día 16 de diciembre de 1545.
Tiempo después de su muerte, sus restos fueron trasladados al convento de Concepcionistas Franciscanas de La Puebla de Montalbán, por él fundado y de cuya reconstrucción se había hecho cargo.

Rafael Farina, nombre artístico de Rafael Antonio Salazar Motos, nació en Martinamor (Salamanca) en 1923 y fallecido en Salamanca en 1995.

Empezó como cantaor siendo niño cantando en los bares a cambio de la voluntad. En 1949 logró cierto renombre al actuar en un homenaje a Juanito Moraja previamente ya había estado actuando en el Colmao. Gracias a su ingreso en la compañía de Concha Piquer, pudo salir de gira por España y América.

En 1952 participa en la reposición en el Teatro Pavón de Madrid de la obra La copla andaluza, En 1956 consigue estrenar su propio espectáculo y en 1968 trabaja con Lola Flores en Arte español, antes había destacado con trabajos como: Copla y canción, 1959; Luces de feria, Solera del cante y Clarines del cante, en 1963; Retablo gitano; Dos banderas; en 1962; Sol de coplas, en 1963. Guitarra y cancela, en 1964; Embrujo y tronío y Bronce y solera, en 1965; Solera 1966; Cante y toros y Pregón, en 1967. Tras actuar junto a Lola Flores continua trabajando con: Arte y canción, en 1970; Romance flamenco, en 1971; Festival flamenco, en 1974; Gran festival flamenco, en 1978; Cantares, en 1979; Cancionero, en 1982; Los Mejores, 1985. También participó en varias películas: Café de Chinitas, Puente de Coplas y La Copla andaluza.

Canciones destacadas

Mi Salamanca
Vino Amargo
Dinero y Riquezas
Un fandango informativo
Tientos de reloj
Por Dios que me vuelvo loco
Las campanas de linares
Los iguales para hoy
Mi perro amigo
Sendas del viento
Tren del olvido
Que doblen campanas
A Barcelona llegan los olés
Twist del faraón

 

Rafael Farina

Plaza construida a mediados del siglo XX a la vez que la Gran Vía. Originalmente se llamaba Plaza del Caudillo, nombre que fue cambiado con la llegada de la democracia.

En esta plaza se encuentra la Torre del Aire y la delegación provincial de la Junta de Castilla y León, en el edificio que se construyó como sede local del partido único de la dictadura y del Movimiento.

Hubo un monumento, consistente en una pirámide formada por tubos, dedicado a la Constitución que en 2009-2010 fue trasladado a la Vaguada de la Palama.

Durante la dictadura se llamó Plaza de Onésimo Redondo, recuperando su nombre con la vuelta de la democracia.

El nombre de Plaza de los Bandos se refiere a lo ocurrido en el siglo XV en el que hubo un enfrentamiento entre el llamado Bando de San Benito y el Bando de Santo Tomé (los Bandos de Salamanca) por esas razones extrañas que en el medievo enfrentaban a las familias nobles.

En esta plaza vivía una de las familias cabecillas del bando de San Benito, los Monroy, cuyos varones fueron muertos por los del bando contrario. María de Monroy, viuda del patriarca de los Monroy, vestida de hombre, persiguió a los asesinos de su familia, matando a todos. Dicha casa está en esta plaza (Casa de doña María la Brava).

Antiguamente esta plaza se llamaba de Santo Tomé, por encontrarse la iglesia de este nombre en el centro de la plaza. Esta iglesia fue derribada en 1852.