WikiSalamanca

José María Gil-Robles y Quiñones (Salamanca, 27 de noviembre de 1898 – Madrid, 13 de septiembre de 1980) fue un político y abogado español.

Se licenció en Derecho en la Universidad de Salamanca, mientras estudiaba ya participaba activamente en organizaciones políticas y sociales católicas. De Salamanca se marcha para doctorarse en la Universidad Central de Madrid. Tras el doctorado, logra en 1922 la cátedra de Derecho Político de la Universidad de La Laguna (San Cristóbal de la Laguna, en la provincia canaria de Santa Cruz de Tenerife), que apenas ejerció. Nuevamente en Madrid, formó parte relevante de la redacción del diario católico El Debate, dirigido por Ángel Herrera Oria. En 1922 se integró en el Partido Social Popular, liderado por Ángel Ossorio y Gallardo. De esta manera inicia su carrera política. Se inició en la política bajo la dictadura de Primo de Rivera (1923-30), colaborando con el ministro Calvo Sotelo en la redacción del Estatuto Municipal, tras la caida de la Dictadura de Primo de Rivera surge como candidato monárquico independiente como secretario de la Asociación Católica Nacional de Propagandistas, llegando a ser durante la Segunda República uno de los políticos más influyentes. En 1931 es elegido diputado, mostrándose desde el principio contrario a la política del gobierno de izquierdas. También en 1931 entra a formar parte como miembro destacado del partido Acción Nacional rebautizado en 1932 como Acción Popular.

En 1933 trabajó para logra la unión de todos los partidos de derecha de España mediante la coalición Confederación Española de Derechas Autónomas (CEDA). Este nuevo partido del que era uno de sus líderes será el más votado en las elecciones de noviembre. Pero no logrará mayoría absoluta, el presidente de la república desconfiando de Gil-Robles encarga formar gobierno a Alejandro Lerroux, pero este para gobernar necesitó el apoyo de la CEDA.

El 6 de mayo de 1935 Alejandro Lerroux le nombra Ministro de la Guerra, el cargo lo desempeñó poco tiempo, pero fue el suficiente para promocionar a puestos importantes a militares que se sublevaran en 1936, mientras que marginaba a otros militares con fama de ser fieles a la República. Un escándalo de corrupción obligó a Lerroux a dimitir siendo sustituido por Joaquín Chapaprieta , los choques entre ambos provoca la dimisión de Gil-Robles en diciembre de 1935.

En las elecciones de 1936 derecha e izquierda se intercambian los papeles y esta vez es la izquierda quien realiza una coalición denominada Frente Popular que logra la victoria en las elecciones de febrero. Durante los meses previos a la Guerra Civil José Calvo Sotelo y Primo de Rivera eclipsan poco a poco el papel de Gil-Robles como líder de la derecha y de la oposición. El asesinato de Calvo Sotelo y el inicio de la guerra sorprenden a Gil-Robles, fuera de Madrid, de vacaciones en Biarritz. Parte primero a Francia, pero en Agosto es expulsado del país y se instala en Portugal desde donde apoyará a los sublevados. El golpe de Estado parecie que favorecia sus interes, pero al poco de iniciarse la guerra su partido mediante al cual había liderado la CEDA, Acción Popular se disolvió. Unos meses despues en abril de 1937 el decreto que unificaba todas las organizaciones políticas en la Falange fue el golpe de gracia a sus aspiraciones, todo el poder que había ostentado durante la República, había desaparecido.

Tras la guerra Gil-Robles defendió la restauración de la monarquía a través de Juan de Borbón, llegando a pertenecer al consejo privado del pretendiente al trono, y compartiendo exilio con este entre 1936 y 1953 en Portugal. De esta manera se convertía en un opositor al régimen franquista instaurado tras la Guerra Civil y que el mismo había ayudado a crear durante la República. Pero ya en 1948 comenzó a distanciarse del conde de Barcelona debido a que este comenzaba un acercamiento al general Franco.

Regresó del exilio en 1953, pero al continuar realizando de una manera activa oposición contra el régimen tuvo que marcharse de nuevo en 1962 tras participar en el Contubernio de Munich, reunión de la oposición al régimen en un intento de unir fuerzas, distanciándose de nuevo de Juan de Borbón.

De nuevo regresa a España, para desempeñar la docencia en la Universidad de Oviedo, donde permanecerá hasta la transición, momento en el cual intentará regresar a la actividad política en las filas del partido Federación de la Democracia Cristiana, pero los malos resultados obtenidos en las elecciones de 1977 causan su retirada definitiva de la política activa.

Obras

La fe a Traves de mi Vida
Cartas al Pueblo Español
No Fue Posible la paz (1968).

Compartir con amigos: