Escuelas Menores de la Universidad de Salamanca

Escuelas mayores (antigua Universidad)

Su construcción fue ordenada por el Papa Luna, y se llevó a efecto entre los años 1415 y 1433; es de estructura gótica. La fachada principal se adosó posteriormente (en 1529 ya estaba concluida), y constituye la más renombrada obra plateresca salmantina. Destaca en su cuerpo inferior el medallón central con las figuras de los Reyes Católicos asidos a un único cetro -detalle simbólico de la unidad española-, a cuyos lados figuran el yugo y las flechas, símbolos de los monarcas: a su alrededor se observa una inscripción griega alusiva a la mutua dedicación, con la frase «los Reyes a la Universidad y ésta a los Reyes”. A la derecha del medallón de los Reyes Católicos, y en la pilastra más ancha, hay tres cráneos o calaveras: en la de la izquierda está colocada la «famosa rana» -en realidad es un sapo-, que representa el sentido del pecado que lleva a la perdición y a la muerte. En el segundo cuerpo encontramos un gran escudo de España con las armas del emperador Carlos V, y a izquierda y a derecha del mismo se observan -respectivamente- sendos escudos con el águila imperial bicéfala, (que alude al Imperio de Alemania), y el águila coronada de San Juan, que alude al reino de España; sobre ellos hay una serie de bustos de la mitología grlega, alojados en conchas de marcado clasicismo. En el centro del tercer cuerpo se representa una escena que comprende un pequeño estrado sobre el cual un Papa, sentado bajo los símbolos pontificios, se dirige a clérigos y prelados; se ha supuesto que este Pontífice pudiera ser Benedicto XIII, quien otorgó estatutos y constituciones a la Universidad de Salamanca, aunque también cabe la posibilidad de que se trate de Martin V, que protegió al Estudio Salmantino en el mismo sentido. A ambos lados se muestran sendas alusiones a la mitología clásica, representadas por una Venus, en el recuadro izquierdo, y por una figura de Hércules, en el derecho.

El interior del zaguán comunica con el claustro bajo de la Universidad. Encontramos dos bóvedas góticas de traza estrellada decoradas con bellas claves talladas; la clave central primera ostenta el escudo de España, con la granada; la clave central segunda reproduce el sello de la Universidad.

En el claustro bajo, dividido en cuatro crujías rectangulares cubiertas con techumbres de inspiración mudéjar, se encuentran las distintas aulas -antiguamente denominadas “generales»-, sobre cuyas puertas aún se conservan lápidas con inscripciones indicativas del destino de cada una de ellas. Seguiremos la visita¿ en dirección hacia la izquierda del claustro, hallando las dependencias que seguidamente se describen.

Aula Dorado Montero: en ella impartió sus lecciones el gran jurista Pedro Dorado Montero. Sobre su pequeña puerta se observa una inscripción en pizarra azul que nos recuerda que allí se enseñaba la elocuencia (el arte de «decir bien»).

Aula Miguel de Unamuno: en recuerdo del profesor y rector Unamuno. Fue antigua aula general de Derecho Canónico, como atestigua el color verde de la inscripción situada sobre la puerta. En la actualidad se utiliza para conferencias y otros actos públicos.

Universidad de Salamanca

 

Aula Fray Luis de León: en ella explicó el maestro Fray Luis de León. Las puertas, que tienen una decoración típica de “pergaminos”, son características de fines del siglo XV, y sobre las mismas se observa una inscripción sobre fondo blanco, que era el distintivo de Teología. Se conserva su disposición primitiva, dándonos idea de las condiciones materiales y ambientales en las que se desarrollaba la enseñanza universitaria. Los bancos de madera son muy rudimentarios -vigas a modo de asiento y de mesa- , aunque en su momento supusieran una comodidad extraordinaria para los estudiantes, si se tiene en cuenta que en todas las universidades europeas los alumnos habitualmente se sentaban en el suelo.

Al fondo del aula, una cátedra para el profesor -en ella pronunció Fray Luis su famoso «decíamos ayer» al incorporarse de nuevo a su labor docente tras el encarcelamiento inquisitorial-, y debajo de la cátedra, un asiento más modesto, que utilizaba normalmente el lector. Las tribunas, o escaños, del lado derecho y del frente se reservaban para doctores o invitados distinguidos.

Universidad de Salamanca

Paraninfo: fue antigua cátedra general de Derecho Canónico, tal como indica la inscripción que se conserva sobre la puerta, bajo el escudo papal marcado con la tiara y las llaves pontificias y la media luna del pontífice Pedro de Luna (adoptó el nombre de Benedicto XIII al ser promovido al solio pontificio). En el Paraninfo se celebran los actos académicos solemnes de la Universidad. Está presidido por un gran dosel que, bajo las armas pontificias, símbolo de la Universidad, cobija un estandarte de color púrpura, rematado por una cruz gótica que posee gran valor artístico y, sobre todo, histórico, por cuanto fue donado por el príncipe Juan, hijo de los Reyes Católicos, a los estudiantes de Salamanca en el tiempo que fue Señor de la ciudad. A ambos lados, así como en distintos lugares de la sala, tapices bruselenses del siglo XVII con motivos mitológicos e históricos. A la derecha de la cátedra que ocupa el conferenciante en las solemnidades académicas destaca un cuadro de colores blanco. negro y gris -una grisalla- en la que están representados los Reyes Católicos. Al fondo del Paraninfo en el lado opuesto a la presidencia- sobresale un retrato del rey Carlos IV, del taller de Goya, reproducción del original que existe en el Museo del Prado. A ambos lados de este muro, unas lápidas conmemorativas con los nombres de ilustres profesores del viejo Estudio Salmantino.

Paraninfo de la Universidad de Salamanca

Aula Francisco de Vitoria: en recuerdo del gran impulsor del Derecho Internacional, fue antigua cátedra de Medicina. como lo indica la inscripción en fondo amarillo -distintivo de dicha Facultad- situada sobre la puerta. En la actualidad se dedica a reuniones científicas y conferencias.

Pasada el aula Francisco de Victoria, y en el centro de la crujía oriental del claustro. se accede a un amplio zaguán que comunica el claustro con la Plaza de Anaya. Fue antigua capilla universitaria. Conviene detenerse en la observación de su techumbre mudéjar. El pequeño tamaño de esta dependencia determinó la necesidad de trasladar la capilla a un local más amplio, como veremos más adelante.

Sala de las tortugas: su denominación actual obedece al hecho de que alberga la segunda más importante colección de quelonios fósiles que existe en el mundo. Actualmente se ha trasladado a la Facultad de Ciencias.

Aula de la Columna: en su decoración destacan una serie de cuadros que representan, respectivamente, al rey Carlos II (copia del original del Museo del Prado, obra del pintor Carreño de Miranda), a don Juan José de Austria posiblemente se trata de la réplica de un original del mismo pintor, y al Rey Felipe III defendiendo el dogma de la Inmaculada Concepción. También sobresale un lienzo de la Inmaculada, firmado por Latorre, copia del modelo murillesco.

Aula de las lenguas antiguas: la utiliza en la actualidad el Servicio de Publicaciones de la Universidad.

Capilla de la Universidad: Ia construyó en el siglo XVIII el arquitecto Simón Gavilán Tomé. Aparece presidida en su puerta por un cuadro de san Jerónimo, atribuido al pintor Simón Pitti. En el retablo, en mármoles de colores, se combinan el estilo barroco, evidente en los relieves de bronce de la parte inferior, y el neoclasicismo de sus columnas. En su cuerpo inferior destacan tres lienzos del pintor Francisco Cacciániga: en el del centro se representa el juramento de profesores de la Universidad defendiendo el dogma de la Inmaculada Concepción; en el de la izquierda, San Juan de Sahagún en el Milagro del Pozo Amarillo: y a la derecha, Santo Tomás de Villanueva socorriendo a los pobres. El cuerpo superior presenta en su centro un relieve de bronce dorado que representa a San Jerónimo escribiendo, y a ambos lados del mismo, un lienzo con San Agustín y otro con Santo Tomás de Aquino. Corona el retablo un calvario, obra de Antonio González Ruiz.

Pieza notable de la capilla es el púlpito, hecho de igual mármol que las puertas de la sacristía. Es de destacar en el muro derecho de la capilla un sepulcro en mármol blanco y negro, realizado por el escultor Nicasio Sevilla, en el que se guardan los restos de Fray Luis de León (dicho escultor también llevó a cabo el monumento a Fray Luis erigido en el Patio de Escuelas). Antes de salir de la capilla, puede contemplarse a la derecha de la puerta un retrato de San Juan de Ribera, que fue estudiante de nuestra Universidad, realizado por Gregorio Ferro.

Aula de Salinas: fue antigua general de Derecho Civil -lo indica el fondo rojo de su rótulo , y se denomina así en recuerdo de Francisco de Salinas, catedrático de Música de esta Universidad en el siglo XVI. Se utiliza para enseñanzas de música. conciertos y ciclos de conferencias. En el testero se halla un mueble atril del siglo XVI, sobre el que está situado un gran cantoral en pergamino. Tres retratos de Reinas (doña Ana de Austria, esposa de Felipe II, vestida en plata: doña Margarita de Austria, esposa de Felipe III, de rojo, y doña Isabel de Borbón, esposa del rey Felipe IV, vestida de marrón), así como dos lápices bruselenses con motivos referentes a la historia de Eneas.

Escalera de la Universidad: a través de ella se accede a la planta alta del edificio. Se abre en un espacio gótico, con una bóveda decorada con bellas arandelas ornamentadas con el sello de la Universidad. La decoración de su pasamanos con relieve es de carácter renacentista –plateresco-, y está inspirada en grabados del holandés Israel Van Meckenem; puede ser contemplada a modo de un programa alegórico que describe el ascenso a la sabiduría a través de la consecución de la pureza y el amor casto, y el vencimiento de la lujuria.

En el claustro alto encontramos la puerta de la Biblioteca, de un estilo gótico tardío, con una maravillosa y delicada talla, en la que se representan una serie de animales mezclados con hojarascas y la flor de cardo. La Biblioteca -la primera universitaria de Europa- fue fundada pon Alfonso X en 1254. Se conservan 2.800 manuscritos y numerosos códices e incunables. En esta galería del claustro puede apreciarse una mezcla de estilos muy curiosa: junto al ya citado gótico final de la puerta de acceso a la biblioteca, los ventanales presentan arcos dc contracurvas muy característicos de la tradición mudéjar. aunque realizados en purísimo estilo gótico final, y en la parte alta del muro el friso es de clara influencia italiana. En la techumbre también se constata este fenómeno (influencias árabes e italianas). En el muro del fondo de la galería encontramos la representación pictórica de dos santos. Obra de Juan de Flandes. así cono filacterias con alusiones a enfermedades y peligros que pueden producirse cuando se lleva una vida desordenada (indudablemente se trataba de un consejo dirigido hacia los estudiantes). Llama la atención, desde la galería. una centenaria sequoia californiana plantada en el centro del patio. También conviene prestar atención en este momento a los maravillosos contrastes que ofrecen los arcos de contracurvas, la Catedral, y la gran espadaña con el sello de la Universidad debajo de la campana grande; ésta sigue tañendo con ocasión de actos académicos especialmente solemnes (investidura de doctorado «honoris causa«. festividad de Santo Tomás, inauguración del curso académico).

Rectorado de la Universidad

Fue antiguo hospital de estudiantes y se construyó hacia 1472. Es un edificio de estructura gótica, aunque también presenta una crestería calada típicamente plateresca. Sobre la puerta de acceso -en su parte más alta- destacan tres escudos que datan de entre 1469 y 1492; en los escudos laterales se cuartelan los castillos y leones del reino de Isabel, con los palos y águilas integrantes de la Corona aragonesa; la ausencia del símbolo del reino de Granada atestigua una fecha anterior a 1492 en que fue unido al resto de España. El escudo central ostenta los cuarteles de Castilla y León.

Por el zaguán de entrada se accede -a la izquierda- a una estancia que fue la antigua capilla del hospital, y que actualmente es sala de reuniones de la Junta de Gobierno de la Universidad. El resto de las dependencias constituyen la sede del Gobierno de la Universidad (Rector, Vicerrectores, Secretaría General), del Consejo Social (órgano de participación de la sociedad en la Universidad) y de los Servicios Administrativos Centrales.

Escuelas menores

Tuvieron como misión impartir las enseñanzas previas a los estudios propiamente universitarios que se cursaban en las Escuelas Mayores. La pequeña portadita plateresca de acceso muestra claramente grandes semejanzas con la fachada de la Universidad, y presenta una puerta con doble arco de medio punto soportado sobre una columna de capitel clásico. Destacan el escudo del emperador Carlos V, en el centro, y dos águilas bicéfalas a los lados. En la parte superior de la fachada se observa el emblema de la Universidad, con la tiara y las llaves, y a ambos lados una representación de San Pedro y San Pablo. El pequeño zaguán a cielo abierto presenta una pequeña bóveda gótica junto a la portada, y al fondo, un escudo de la Universidad en la versión del profesor y los alumnos, con la divisa del Estudio Salmantino: Omnium Scientiarum Princeps Salmantica Docet.

En el patio rectangular tiene arcos de contracurvas, siguiendo la misma configuración del claustro alto de las escuelas mayores. Su estructura es algo más robusta, todavía gótica en los pilares y en los capiteles; la crestería ha sido modificada por lógicas variaciones en el tiempo, conservando aún algunos elementos platerescos. En el claustro se abren las aulas en las que los estudiantes cursaban el trivium y el quadrivium, superados los cuales ya podían acceder a las escuelas mayores. Siguiendo la visita hacia la derecha del claustro, destacan las dos dependencias que seguidamente se describen.

Escuelas Menores de la Universidad de Salamanca

Sala de exposiciones: fue Aula Magna y presenta dos techumbres muy interesantes; una de tipo mudéjar artesonada, y otra también artesonada pero ya renacentista, con una decoración claramente italiana.

Museo de la Universidad: destaca una parte de la bóveda de la antigua biblioteca, denominada tradicionalmente «Cielo de Salamanca«, pintada por Fernando Gallego a principios del siglo XVI y arrancada y pasada a lienzo el año 1952. Se pueden admirar diversas piezas de orfebrería religiosa de gran valor, tales como custodias; cálices, copones, atriles, relicarios del siglo XVII, etc. También se exponen una colección de casullas y dalmáticas, ternos de ceremonial que se utilizan todavía en los actos religiosos; algunos bancos representativos de los antiguos colegios de la propia Universidad; una curiosa figura de un hombre de tamaño reducido utilizada para enseñanzas prácticas de Medicina; un arca, una antigua bandera y unas tablas procedentes de un antiguo retablo del hospital de estudiantes que representan la Anunciación y la Adoración de los Reyes; una serie de tablas del siglo XVI, muebles de los siglos XVII y XVIII. asi como una mesa rococó procedente del Colegio Mayor San Bartolomé, etcétera.

Fuente: Universidad de Salamanca.

Compartir con amigos: