WikiSalamanca

Las bases de la actual Universidad Pontificia de Salamanca, Universidad de la Conferencia Episcopal Española, las sentó el Rey Alfonso IX de León al fundar el Estudio Salmantino en el invierno de 1218-19. Pero el verdadero impulsor de esa naciente Universidad salmantina fue el Rey Alfonso X el Sabio, quien le otorgó el estatuto de 1254, conocido también como la Carta Magna del Estudio Salmantino, que representa un cuadro legal y una base económica espléndidos. Con este estatuto, la Universidad quedó definitivamente constituida en su doble carácter de Real y Pontificia. En esa época el apoyo de la Iglesia fue clave para que la nueva institución educativa no muriera de inanición tanto académica como económica.

Otro gran benefactor de la Universidad en Salamanca fue el Papa Benedicto XIII (Pedro de Luna), quien trabajó por una mejor dotación de la Universidad y le concedió la Facultad de Teología en 1380.

En 1868 se suprimen los estudios de Teología obligando a la Universidad de Salamanca a prescindir de su principal facultad, al perder estos estudios el rango universitario. En 1940 se crea de manera oficial la Universidad Pontificia de Salamanca con la restauración de los estudios eclesiásticos de Teología y Derecho Canónico, como continuidad de las antiguas facultades eclesiasticas de la Universidad de Salamanca. La universidad se instaló en el Noviciado de los Jesuitas, donde aún sigue.

Inicialmente la universidad se dedicaba en exclusiva a estudios eclesiásticos, pero progresivamente fue ampliando sus estudios y titulaciones hasta lograr en 1963, el reconocimiento del Estado de sus titulaciones. Su recuperación ha supuesto el regreso a Salamanca de un gran número de ordenes religiosas.

Compartir con amigos: