Entradas

Una edición más, SIMAPRO se ha confirmado como la cita de referencia para debatir y reflexionar sobre la situación actual del sector inmobiliario y sus tendencias futuras. El evento, celebrado del 29 al 31 de mayo, reunió en total a casi 3.000 profesionales de 21 países, un 25% más que en la edición del pasado año, y 164 ponentes, un 10% más que en 2018.

SIMAPRO nació en 2016 con el objetivo de facilitar un conjunto de herramientas que permitiera comprender mejor la realidad del nuevo sector surgido tras la crisis”, explica Eloy Bohúa, director general de Planner Exhibitions. “Hoy en día, SIMAPRO es una polivalente plataforma para el intercambio de experiencias y conocimientos, que se articula en torno a siete programas diferentes y con una nómina de ponentes donde la presencia de profesionales de otros sectores aumenta con cada nueva edición. Esto permite a SIMAPRO aportar un punto de vista diferente del habitual en el sector sobre un conjunto de temas que pueden resultar determinantes para su futuro, como la reputación, las nuevas formas de consumo o la digitalización”.

La edición de este año ha puesto un especial énfasis en el diseño de oportunidades de networking con el doble objetico de impulsar el contacto personal entre los asistentes a SIMAPRO y las oportunidades de negocio: hasta un total de 16 encuentros de networking han tenido lugar durante los tres días de celebración del evento. Además, SIMAPRO ha reforzado notablemente su red de partners, tanto nacionales como extranjeros, hasta sumar 105 empresas. “Nuestra red de partners es un factor clave en la difusión e internacionalización del programa de contenidos de SIMAPRO y en su capacidad para atraer ponentes y asistentes de primer nivel”, concluye Bohúa.

SIMAPRO ha contado este año de siete programas: la Conferencia Inmobiliaria, el Foro de Inversión, el International Second Home Summit, SIMAtech, el International Market Overview, el Iberian Investment Hotspots y #FRIDAYFUNDAY: The Customer Experience (los tres últimos son novedades).

Foco mediático

SIMAPRO no es solo un espacio privilegiado de debate y reflexión alrededor de las cuestiones clave de la agenda del sector. Su cualificada audiencia y el interés que despierta en la prensa, lo convierten también en un foro indispensable para dar a conocer desde anuncios de iniciativas legislativas hasta operaciones corporativas. Y la edición de este año no ha sido una excepción.

El día de su inauguración, el miércoles 29 de mayo, la secretaria general de Vivienda, Helena Beunza Ibáñez, dio a conocer durante la Conferencia Inmobiliaria que el gobierno está desarrollando «una estrategia nacional de vivienda con administraciones y empresas para reorientar la política del sector«. Igualmente, la secretaria general de Vivienda insistió en la intención del Gobierno de seguir profundizando en aquellos proyectos normativos que habíamos ya anunciado, como son la primera Ley a nivel estatal en materia de Vivienda y la Ley de seguridad jurídica en urbanismo, en el que trataremos también las cuestiones de agilización burocrática, tanto de planeamiento como de gestión de licencias”. Justo al día siguiente, el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, que momentos antes había inaugurado SIMA, aprovechó su visita al stand de Sepes para presentar las primeras promociones que ya se están realizando en el marco del Plan 20.000

Otra de las exclusivas de SIMAPRO vino de la mano de Cristina García-Peri, socia de Azora Capital, quien durante el Foro de Inversión avanzó la intención de la gestora de fondos inmobiliarios de lanzar próximamente un vehículo de inversión destinado a la compra de hostels (alojamientos urbanos dedicados fundamentalmente a jóvenes) y hoteles vacacionales en el sur de Europa. García-Peri adelantó que el objetivo es levantar alrededor de 600 millones de euros de capital, que sumado a la deuda otorgará a Azora Capital y a sus socios inversores entre 1.200 y 1.300 millones de capacidad compradora. “Queremos crear una marca y luego venderla a inversores institucionales”, añadió.

La Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid (ASPRIMA) y el Salón Inmobiliario Internacional de Madrid (SIMA) entregaron ayer, en el transcurso de una ceremonia
celebrada en el Museo del Prado, en Madrid, los galardones de la 16ª edición de los Premios ASPRIMASIMA. El acto de entrega estuvo patrocinado por Toshiba.

En total, 71 proyectos de 50 empresas han concurrido a la nueva edición de los galardones
inmobiliarios más prestigiosos de nuestro país se han presentado. Por categorías, las tres técnicas, Mejor actuación inmobiliaria en vivienda, Mejor actuación inmobiliaria no residencial y Mejor iniciativa de eficiencia energética en proyectos inmobiliarios, son las que más candidaturas han sumado, 18, 9 y 7, respectivamente. El resto de categorías, Mejor campaña de Marketing de producto/servicio de empresas inmobiliarias y Mejor iniciativa de Responsabilidad Social Corporativa y Empresarial, han recibido 6 y 4 candidaturas, respectivamente.

Son cifras que hablan por sí solas de la consideración que las empresas del sector tienen de estos Premios, que en cada nueva edición hacen visible y notorio el compromiso de la industria inmobiliaria con la innovación, la sostenibilidad o la responsabilidad social”, afirma Daniel Cuervo, director gerente de ASPRIMA.

Además, la edición de este año incluye también cuatro Premios Especiales de libre designación por el Jurado: Profesional destacado del año, con 8 candidatos presentados por el jurado; Mejorando la imagen del sector inmobiliario, con 3 candidatos presentados por el jurado; Mejor iniciativa en regeneración urbana, categoría de ámbito europeo y para la que se han preseleccionado 4 proyectos; y, por último, Mejor iniciativa en innovación, que se concede por primera vez en esta edición y para la que se han considerado 8 candidaturas.

Los Premios ASPRIMA-SIMA no solo reconocen iniciativas que destacan por su calidad técnica, sino que también hacen visible la creciente preocupación de las empresas inmobiliarias por hacer las cosas de una manera responsable y por integrar en sus objetivos corporativos las demandas de la sociedad. En este sentido, no creo exagerar si afirmo que los Premios ASPRIMA-SIMA son unos galardones con conciencia”, afirma Eloy Bohúa, director general de Planner Exhibitions.

La relación de personas y empresas galardonadas en la 16ª edición de los Premios ASPRIMA-SIMA es la siguiente:

  • PROFESIONAL DESTACADO DEL AÑO: SANDRA DAZA. Directora General. Gesvalt
    IGNACIO DE LA TORRE. CEO. Economista jefe. Arcano Partners
  • PREMIO ESPECIAL A LA MEJOR INICIATIVA EN REGENERACIÓN URBANA: AYUNTAMIENTO DE SANTANDER. FRENTE MARÍTIMO
  • PREMIO ESPECIAL “MEJORANDO LA IMAGEN DEL SECTOR INMOBILIARIO”: WIRES
  • PREMIO ESPECIAL A LA MEJOR INICIATIVA EN INNOVACIÓN: ARCHITEChTURES
  • MEJOR ACTUACIÓN INMOBILIARIA EN VIVIENDA: GRUPO IBOSA. RESIDENCIAL ALPHA. GRUPO LAR. LAGASCA 99
  • MEJOR ACTUACIÓN INMOBILIARIA NO RESIDENCIAL: GMP PROPERTY SOCIMI. EDIFICO OXXEO y HI! REAL ESTATE. PUERTA CENTRO-CIUDAD DEL TRANSPORTE [MENCIÓN]
  • MEJOR INICIATIVA DE EFICIENCIA ENERGÉTICA EN PROYECTOS INMOBILIARIOS: INMOBILIARIA COLONIAL. DISCOVERY BUILDING y VÍA CÉLERE. RESIDENCIAL CÉLERE MÓSTOLES [MENCIÓN]
  • MEJOR CAMPAÑA DE MARKETING DE PRODUCTO/SERVICIO DE EMPRESAS INMOBILIARIAS: PORCELANOSA GROUP. PORCELANOSA PARTNERS
  • MEJOR INICIATIVA DE RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA: VÍA CÉLERE. FUTURE CITIES

Desde su primera edición, en 2004, los Premios ASPRIMA-SIMA han concitado el apoyo e interés de las empresas del sector de la prensa especializada y económica, que han destacado la relevancia de los proyectos presentados y premiados y la calidad profesional de los miembros de los diferentes jurados. Además, las empresas ganadoras de alguno de sus galardones transmiten este hecho en sus comunicaciones como elemento diferencial frente a otros proyectos de la competencia, lo que contribuye a su mejor comercialización y posicionamiento.

  • La oferta de la vivienda urbana es escasa a nivel mundial: el 54% de la población mundial de 7,200 millones de habitantes vive en ciudades, y, para el 2050, se espera que este número aumente hasta el 66% de una población mundial pronosticada de 9.600 millones.
  • La demanda urbana necesita alternativas de vivienda más asequibles y
    por ello el mercado de alquiler de habitaciones se presenta como una
    solución alternativa a este problema

Hoy, en el marco de la edición de este año de SimaPro2019, badi, la app líder en alquiler de habitaciones a largo plazo, junto con Savills Aguirre Newman, reconocida consultora inmobiliaria, han presentado el primer estudio que analiza cómo se ha convertido el alquiler de habitaciones en pisos compartidos y el co-living en la solución para que las personas puedan acceder a la vivienda en el centro de las ciudades.

Ventajas del flatsharing vs mercado tradicional

En este sentido, el estudio ha llegado a la conclusión y a través de los datos recopilados, que de forma objetiva el alquiler de habitaciones es más rentable que el alquiler de propiedades a través del modelo tradicional.

Las principales conclusiones son:

  1. El mercado de alquiler de habitaciones no sólo presenta rentabilidades mucho más interesantes a los propietarios / inversores en comparación al mercado residencial tradicional, sino que también se presenta como una solución económica para la demanda dado que existe un balance mucho más equilibrado entre los precios que solicita la oferta y los precios que la demanda está dispuesta a pagar.
  2. Este mercado se ha desarrollado durante los últimos años con un crecimiento notable implicando una mayor rapidez a la hora de encontrar un espacio garantizando porcentajes de ocupación más elevados. Asimismo, el riesgo de impago disminuye ya que se diversifica en más de un inquilino.
  3. En determinadas zonas geográficas, se observan unas medias de rentabilidad de hasta un 40% superiores al mercado residencial tradicional en España. Así pues, en un contexto con altos niveles de demanda, la mayor rotación del mercado de habitaciones frente al convencional ya no supone una ocupación más baja.

En definitiva, la tendencia es clara: a día de hoy, en Barcelona, alquilar por habitaciones un piso de 3 o más habitaciones es más rentable en el 90% de los barrios de la ciudad que alquilarlo de forma tradicional. En Madrid, se observa la misma tendencia alcista.

La actualidad del mercado español

La industria española se encuentra anticuada en diversos aspectos, por ejemplo, es
uno de los sectores donde la adaptación tecnología está siendo más lenta y se encuentra en una etapa inicial, lo que propicia a que se genere el momento ideal para presenciar una mejora con el nacimiento del Proptech.

Pero ¿cómo la tecnología puede ayudar al sector? A través del análisis de los datos (Big Data) se espera que mejoren la calidad de vida y la productividad de las ciudades a largo plazo, asimismo, también ayudará a simplificar el proceso para encontrar una vivienda y lo que antes requería semanas o meses se podrá conseguir en tan solo días.

El proceso de búsqueda de propiedades será un servicio altamente específico y personalizado. Se podrán aprovechar grandes cantidades de datos de todo tipo, desde el historial web hasta las interacciones sociales. Tanto a arrendadores como arrendatarios se les presentarán perfiles psicográficos detallados con foco en su personalidad y estilo de vida.

Además de la tecnología, otro de los factores que está cambiando el sector es el auge de la economía colaborativa y los nuevos modelos de convivencia: el co-living y el flatsharing nacen como la alternativa al gran crecimiento de la demanda, especialmente jóvenes profesionales en las principales ciudades del todo mundo. Esta evolución está directamente relacionada con los cambios sociológicos liderados por la sociedad millennial: mayor movilidad geográfica, educación financiera, flexibilidad laboral, entre otros.

  • El proptech debería ser una prioridad de esta industria, según se ha puesto de manifiesto en el encuentro ‘El boom de las proptech: oportunidad para los players del sector’, que ha tenido lugar hoy en el marco de SIMATECH.

El 68% de las empresas del sector inmobiliario no ha realizado ningún proyecto de proptech, aunque el 50% confirmó que en 2020 tenía previsto poner en marcha alguna iniciativa de este tipo, de acuerdo con los datos de una reciente encuesta realizada por Prinex, según ha comentado su director corporativo, Alberto Fernández-Aller, durante el debate ‘El boom de las proptech: oportunidad para los players del sector’, que ha tenido lugar hoy en el marco de SIMATECH.

Los intervinientes han coincidido en la necesidad de que las empresas inmobiliarias implanten el proptech. En todo caso, Jorge Valero, director de Tinsa Digital, ha detectado un cambio en los últimos años: “El proptech es ya una realidad, aunque todavía tiene que extenderse. Digitalizarse en este sector no es una opción, es prioritario, pero para eso se tiene que habilitar una partida presupuestaria y enfocarla muy bien”.

Alejandro Lorenzo, Managing Director Spain & Portugal de Habiteo, ha puesto de manifiesto las diferencias entre distintos mercados. “En Francia hace cuatro años también había cierta reticencia a adaptarse a las nuevas tecnologías, pero hoy en día el 80% ya ha digitalizado todo el recorrido. Como cualquier revolución, exige tiempo y tener un equipo formado para definir esta estrategia. Yo veo al sector inmobiliario español concienciado para cambiar, pero un hábito de tres décadas no se modifica en dos días, exige un proceso de adaptación”.

Por su parte, Javier de la Torre, fundador y CSO de Carto, ha destacado que algunas empresas están virando hacia este proceso, pero todavía hay mucho déficit de personal informado en analítica: “Las empresas tienen que tomar decisiones basadas en datos y cada vez tienen más interés para invertir en esto, pero hay una carencia en la capacitación de las plantillas. En lo que toca a las empresas inmobiliarias no hay suficientes expertos en data science, no tienen esos perfiles, por lo que están utilizando tecnologías más accesibles para formar a sus equipos”.

¿Qué tienen que hacer las inmobiliarias para cubrir ese gap? “Es básico invertir en tecnología y en capacitación de las personas. Las empresas que están dominando el sector son las que tienen acceso a la información y la procesan, lo que les permite conseguir una ventaja competitiva”, señala De la Torre.

En todo caso, según apuntan los expertos, hay que tener una visión a medio-largo plazo, pero la clave es que el equipo esté vinculado al CEO o al director general para que tenga la capacidad de poder desarrollar esta tecnología sin barreras. Por otra parte, el emprendimiento es mucho más fácil desde las startups que desde las corporaciones. Mi consejo es poner el foco sobre cuáles son sus objetivos y trabajar con empresas externas que dan servicios, más que plantearse crear una aceleradora en su estructura, porque tendrían que tener equipos de supervisión dentro que cuenten los conocimientos adecuados”, explica Alejandro Lorenzo.

Para Valero, sin embargo, “no todo va de comprar startups, sino de ver cómo puedes enriquecer tu modelo de negocio o hacia dónde debes pivotar. Hay muchas opciones para digitalizar; por ejemplo, se puede robotizar el transporte de la mercancía por el andamio o poner sensores en todos los puntos de la obra para que se conecten entre ellos y minimizar los riesgos, y esto es un cambio muy interesante, que no siempre el proptech es la comercialización”.

Abundando en esta idea De la Torre ha concluido que “el software se está comiendo en mundo. No hay más que ver que las empresas más capitalizadas del mundo tienen que ver con la tecnología. En unos años van a cambiar mucho las cosas, porque la tecnología permitirá modelos de negocio que no conocemos y eso crea mucha demanda en las empresas para actualizarse, lo que explica este creciente interés por el proptech, esto no es una moda”.

  • Esta es una de las principales conclusiones de la primera sesión de #SIMATECH, la sección de #SIMAPRO dedicada a repasar todas las disciplinas de proptech que están transformando el sector inmobiliario, desde la promoción inmobiliaria a la inversión, pasando por el marketing, la gestión del cliente y las ventas.

La evolución tecnológica, la innovación y la transformación digital del sector inmobiliario son los asuntos que abordará #SIMATECH, la sesión de la tarde de #SIMAPRO2019
dedicada al ecosistema digital inmobiliario, que comenzó con el análisis de la situación actual de las proptech en España, a cargo de Rodrigo García de la Cruz, CEO de Finnovating que presentó los resultados de los Observatorios de Proptech y del Sector Inmobiliario en torno a la innovación y las nuevas tecnologías.

Sobre el actual panorama de startups en el sector inmobiliario, García destacó su crecimiento en los últimos doce meses, que ha dado lugar a uno de los mayores ecosistemas de Europa. No obstante, 40% de las startups en España no han obtenido rondas de inversión, mientras que el 21% han levantado más de un millón de euros, esencialmente de capital extranjero. Destacó que 29% de las proptech están en fase de captación de capital y un 35% lo estarán en el futuro, lo que supone una gran oportunidad de inversión.

Por otra parte, el CEO de Finnovating señaló que el 75% de las proptech colaboran con
compañías del sector (el 63% colaboran con tres o más firmas); y que, aunque consideran que la relación no es tan fluida como debería, sus formas de colaboración predilectas son la inversión directa, el acceso a su base de clientes y la integración de su producto en el funcionamiento de la empresa.

Para contar con un panorama más completo sobre la transformación digital del sector,
Finnovating ha puesto en marcha, en colaboración con SIMA, un Observatorio que analiza el punto de vista de las empresas del sector que, entre otras cosas, muestra que una de cada cuatro empresas considera que las proptech cambiarán radicalmente su negocio, razón por la que al menos el 50% de estas compañías han desarrollado una estrategia global clara sacarles partido.

Este estudio muestra que, según las grandes corporaciones inmobiliarias, el marketing, la
experiencia de usuario, las ventas y los estudios de mercado serán las áreas que más se
transformarán en el próximo año por efecto de las nuevas tecnologías, por esto, la mayoría de las inmobiliarias ve la transformación digital como una oportunidad, desarrollando estrategias de innovación abierta.

La experiencia ya no es garantía frente a la innovación

Tras el análisis del mercado español, Jens-Peter Schulz, CEO de Dresdner Real Estate Investment Holding GMBH moderó una mesa que abordó la transformación digital en el inmobiliario europeo, en la que participaron Idriss Goossens, fundador de Proptech House; Wolfgang Moderegger, fundador de Real Estate Innovation Network y Alfredo Díaz-Araque, bloguero autor de spanishproptech.es y experto en transformación digital en el sector inmobiliario. Díaz-Araque apuntó que las proptechs españolas tienen, como fortalezas, un ecosistema de innovación fuerte y amplio, que actúan en diversos puntos de la cadena de valor; aunque deben trabajar en su mayor debilidad, que es la colaboración con las empresas del sector. Señaló que muchas de las más de 300 startups inmobiliarias españolas están concentradas en residencial, y “se debe trabajar más en los segmentos de retail y de oficinas, donde las aplicaciones orientadas a los usuarios parecen menos claras, pero que en cambio tienen muchas posibilidades, como demuestran experiencias en otros mercados, como el estadounidense”.

Por su parte, Idriss Goossens, de Proptech House, record que las proptech no solo empresas tecnológicas, también lo son aquellas que crean nuevos modelos de negocio que, en su opinión, tienden hacia la economía de servicios. En este sentido, tanto Goossens como Wolfgang Moderegger, de Real Estate Innovation Network, insistieron en la importancia de los modelos de gestión, que aumentan el valor de los activos y permiten explorar otros modelos de negocio, como el pago por uso en vez de la compra, en formatos similares a los coches de tiempo compartido, “un desafío y una pregunta que vale la pena hacerse”, apuntó Goossens.

Díaz-Araque mencionó también nuevos productos “que vale la pena explorar por su espectacular crecimiento”, como las residencias de estudiantes, o las promociones para usos como el coworking, el coliving o residencias de tercera edad para una generación más activa que tienen en la gestión operativa, como indicó Moderegger, su garantía de valor y futuro.

Preguntados por el potencial de blockchain en la cadena de valor inmobiliaria, los ponentes
ofrecieron opiniones dispares. Mientras Díaz-Araque aseguró que “en cinco años habrá cambiado la forma en la que trabajamos”, Moderegger consideró que su aplicación aún no está del todo clara en el sector inmobiliario, porque falta comprender qué tipo de problemas podría solucionar.

¿Es necesaria una “gran crisis” que impulse la innovación?

La financiación es un aspecto crítico para la existencia de un ecosistema innovador, y su papel es fomentarlo asegurando su calidad, y” las rondas de financiación refuerzan las apuestas sobre determinadas estrategias de innovación”, como muestran los casos de Badi o Spotahome, citados por Goossens. Como apuntó Moderegger, se siguen creando numerosas startups, aunque “son necesarias más empresas que desarrollen innovaciones en business-to-business, ya que el segmento business-to-consumer está más explotado”.

A pesar de la eclosión de las proptech en España y en Europa, estos expertos reconocen que el sector aún no ha asumido, de forma generalizada, la necesidad de una transformación digital profunda. “Quizás una crisis, que la tecnología contribuya a solucionar, sea el impulso definitivo para crear modelos corporativos sectoriales”, vaticinó Moderegger; una afirmación que suscribió Díaz-Araque, quien recalcó que este es un “momento de oportunidad” para crear redes de colaboración globales e invertir en transformación digital, para estar preparados para futuras crisis, “que serán mayores y más largas”.

La amenaza es seguir haciendo el trabajo tal y como se ha hecho hasta ahora, porque muchas empresas de base tecnológica, como Google, están entrando en el sector inmobiliario, y la experiencia y el conocimiento ya no nos blindarán” frente a estos potenciales competidores, concluyó Goossens.

La Conferencia Inmobiliaria de Madrid, organizada por ASPRIMA y SIMA, dedicó una de sus mesas redondas a analizar diferentes propuestas que faciliten el acceso a la vivienda en alquiler y en compra, con especial atención al mercado de primera vivienda y a los jóvenes.

Los ponentes recomiendan trabajar de forma conjunta, desde las administraciones al
sector, aprendiendo de las buenas prácticas de países del entorno, para reforzar el mercado inmobiliario de forma más estable. La colaboración público–privada para desarrollar productos inmobiliarios adaptados a la demanda y a las necesidades del mercado español, y en especial de los jóvenes, es una de las claves para hacer más accesible la vivienda, tal y como afirman los expertos que hoy debatieron sobre este asunto en la Conferencia Inmobiliaria de Madrid, organizada por ASPRIMA y SIMA.

Esta mesa redonda repasó diferentes propuestas destinadas a facilitar el acceso a la vivienda en alquiler y en compra, incluyendo medidas conjuntas, que impliquen a las administraciones y al sector, e incorporando prácticas efectivas de otros países, con el objetivo de reforzar y dar mayor estabilidad al mercado inmobiliario en España.

Esta sección contó con una intervención inicial de Juan Fernández-Aceytuno, Consejero Delegado, ST Sociedad de Tasación, que desgranó las tendencias generales del acceso de compraventa y alquiler de vivienda en el mercado español, que posteriormente se debatieron con las aportaciones de Carolina Gómez, Presidenta de Building Youngs; Juan Antonio Gómez-Pintado, CEO de Vía Célere y Presidente de ASPRIMA; Mariam Martín. Directora General, Víveme y Juan Antonio Módenes, investigador asociado del Centro de Estudios Demográficos de la Universidad De Barcelona.

Fernández-Aceytuno analizó los factores sociales, económicos, tecnológicos y políticos que marcan el actual mercado del acceso a la vivienda, tanto en régimen de compra como de alquiler. Desde el punto de vista social, el Consejero Delegado de ST Sociedad de Tasación resaltó “la heterogeneidad del mercado y las dificultades del acceso de los jóvenes a la vivienda, cuya principal causa son los bajos salarios” respecto al coste de la vida, especialmente en el segmento de población de 24 a 35 años, que son clave para el
mercado de primera vivienda.

Desde el punto de vista económico, Fernández-Aceytuno afirmó que los datos macroeconómicos son “espectaculares”, pero aunque España crece al ritmo de un 2,4%, vuelve a los niveles de ocupación de 2008, y registra crecimientos récord en la compraventa de viviendas, el mercado “es heterogéneo” y se comporta de forma desigual en distintas regiones y municipios. En su opinión, es “necesario segmentar”, especialmente en un entorno de salarios bajos y costes altos que hace imposible el acceso a la vivienda.
En cuanto a los avances tecnológicos, Fernández-Aceytuno recomendó explicar las ventajas de estos avances desde la perspectiva del consumidor final, más que desde la visión de los promotores, incidiendo en el confort, la sostenibilidad y el ahorro, “aquellos asuntos que importan al comprador”.

Finalmente, y en cuanto al contexto político, subrayó que “estamos ante una ventana de oportunidad” para desarrollar iniciativas legislativas, que favorezcan el acceso a la vivienda, una necesidad que perciben todos los actores de la industria, desde administraciones a consumidores, pasando por las asociaciones, la industria y los profesionales. “No se trata de contraponer posiciones especulativas frente a argumentos
reivindicativos, sino trabajar en crear ciclos estables, lo más largos posibles, asegurando y blindando la integridad y la responsabilidad de todos los actores, para no cometer los mismos errores del pasado”.

Adaptarse al mercado para crecer

Juan Antonio Módenes, doctor en Geografía, profesor titular del Departamento de Geografía de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) e investigador asociado en el Centro de Estudios Demográficos, ha subrayado la importancia de adaptar la oferta a las particularidades de la demanda y de los potenciales compradores de vivienda.

Módenes analizó la repercusión que los cambios en la pirámide poblacional en el mercado de vivienda, y señaló que la tardía emancipación y el aumento del envejecimiento reducen la creación de hogares y aumentan su disolución. En este sentido, insistió en que estos datos revelan el potencial que tienen, tanto para la economía como para los jóvenes, todas medidas que vayan dirigidas a facilitar el acceso a la vivienda y a adelantar su edad de emancipación, que suele retrasarse más que en otros países de nuestro entorno.

A partir de una proyección estadística elaborada por este experto, Módenes concluye que si Madrid fuese acercándose de manera paulatina al comportamiento de Francia y se adoptaran medidas dirigidas a fomentar un mayor acceso de los jóvenes a la vivienda, en las próximas cuatro décadas se podría generar una actividad de 40.000 viviendas al año en la región.

Aprendiendo de las buenas prácticas de otros países

El presidente de ASPRIMA y consejero delegado de Vía Célere, Juan Antonio Gómez-Pintado, ha destacado durante su intervención la importancia de la colaboración público – privada que, a su juicio, debe ir acompañada de medidas de apoyo fiscal, similares a las que ya se aplican en países de nuestro entorno.

En este sentido, ha puesto como ejemplo Italia o Francia, que han incentivado sus planes de vivienda durante la crisis mediante la puesta en marcha de incentivos fiscales que les han permitido adelantarse a las necesidades de los ciudadanos; o el plan de vivienda de Canadá, dotado con 44.000 millones de euros para un periodo de ocho años.

Además, ha insistido en que es fundamental “flexibilizar la regulación” para responder con agilidad a las necesidades y tendencias actuales, y citó como ejemplo el cohousing, entre otras prácticas y nuevos hábitos que surgen entre los jóvenes y que imponen “cambios normativos que puedan tener un acceso real a la vivienda en alquiler”.

Finalmente, Mariam Martín, Directora General de Víveme, hizo hincapié en las fórmulas de colaboración público–privada, que son “imprescindibles”, pero deben seguir unas normas en las que todos puedan participar. Además, destacó el valor de las políticas de empleo y de fomento de la emancipación para el apoyo a los jóvenes, con el objetivo de impulsar el mercado de primera vivienda en nuestro país.

Julián Domínguez, socio director de Cip Arquitectos, abría el foro con una predicción que han compartido el resto de los ponentes: “Estamos abocados a la industrialización y, por tanto, la mano de obra futura tendrá otras características y pedirá otras condiciones, tendrá mucho más que ver con trabajar en una fábrica y en una cadena de montaje, que estar a pie de obra”. José Antonio Tenorio, investigador titular de CSIC, puntualizó que la industrialización lleva muchos años con nosotros, pero que es ahora cuando se está reinventando y añadió: “La empresa que no se esté industrializando ya, quedará fuera del mercado y no podrá llegar a las prestaciones que le pide la reglamentación. Los edificios del futuro van a ser industrializados sí o sí”.

En ese sentido, Ángel Fernández, gerente de industrialización de Aedas Homes, apuntó que la industrialización pivotará sobre la estandarización y refirió el caso particular de la compañía: “Hace un par de años que detectamos una gran ineficiencia en el proceso promotor y creemos que la industrialización es un proceso imparable, que no solo tiene que ver con la manera en la que se construye una vivienda, sino con que todos los agentes que participamos nos involucremos en la cadena de valor. Ahora contamos con nueve promociones industrializadas en marcha y unas 200 viviendas unifamiliares diseñadas y fabricadas mediante sistemas industrializados modulares, ya sea con estructuras de acero o de hormigón. Las ventajas son enormes, pero se resumen en cuatro: certitud en plazo, costes, calidad y seguridad”.

Begoña López, directora comercial de Normetal abundó en la idea de que la ndustrialización es un proceso necesario. “En otros países tiene desde hace tiempo peso específico importante en su economía y en España es necesario que se vayamos a eso y minimicemos la forma de trabajar tradicional. Antes pensábamos que la industrialización era prefabricación y algo de menor calidad, pero, en realidad, es profesionalización. Eso sí, hay que contemplarla desde el momento de inicio –cuando hacemos el proyecto de arquitectura e ingeniería de detalle– hasta el desarrollo final. Esto lo que nos permite es planificar y prever. Facilita el trabajo a la dirección facultativa y a los promotores y además consigue unos estándares de calidad muy elevados. La industrialización es mejorar y ser más sostenibles, porque casi todos los materiales son reciclables y se realiza una gestión de residuos controlada”.

Durante el debate, sin embargo, también se pusieron de manifiesto algunos de los obstáculos para que avance esta nueva fórmula. Fernando Moliner, consejero delegado de Activitas, remarcó la voluntad del sector de sumarse al progreso, pero mencionó algunas trabas para conseguirlo: “Existe la tecnología disponible, pero la realidad es que el porcentaje de industrialización es muy bajo porque no hay suficiente industria auxiliar para industrializar nuestro sector. Cuando un sector se industrializa la sociedad puede pedirle que sea más eficiente en costes, pero para eso tiene que tener una economía de escala, con una industria auxiliar certificada, homologable y que pueda exportar sus productos. Medir en obra es un atraso, una aberración y uno de los grandes enemigos de la industrialización. Si hacemos estos deberes, mejoraremos en los ratios de competitividad mundial, porque esto ha venido para quedarse. Pero, ahora bien, la industrialización tiene que tener un valor diferencial, tenemos que hacer productos únicos, diferentes, como hace la industria automovilística”, remarcó. Y añadió que las ordenanzas municipales son
todavía son un escollo, “pues algunas definen hasta el material de la fachada y esto es sorprendente e inaudito”.

Por su parte, Sandra Llorente, directora de innovación de Vía Célere, insistió en que la formación técnica y de personal es básica: “Si no tenemos eso, la industrialización puede convertirse en algo negativo. Esto tiene que venir ayudado de otras metodologías para afrontar con éxito estos proyectos y una de ellas debe ser promover la innovación también en nuestras propias compañías si queremos ser competitivos”.

Igualmente, Gonzalo del Río, director técnico de Kronos, mostró su apuesta por la industrialización: “Pero con cierta cautela, porque hay que trabajarlo muy bien. El mercado de la mano de obra como la conocíamos ha desaparecido, así que no nos va a quedar otra que industrializar, pero hay mucho camino por recorrer”, concluyó.

José Luis Ábalos, ministro de Fomento, inaugurará el próximo jueves, 30 de mayo, la nueva edición del Salón Inmobiliario Internacional de Madrid [SIMA]. La inauguración está prevista para las 12:30 horas.

Acompañarán al ministro de Fomento, Pedro Saura, secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda; Rosalía Gonzalo, consejera de Transportes, Vivienda e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid; Marta Higueras, delegada de Área de Gobierno de Equidad, Derechos Sociales y Empleo; y José Manuel Calvo del Olmo, delegado de Área de Gobierno de Desarrollo Urbano Sostenible, entre otras autoridades que han confirmado su asistencia.

Tras la inauguración, el ministro y el resto de las autoridades visitarán la feria, que se celebrará desde el jueves 30 de mayo al domingo 2 de junio en el pabellón 10 de Feria de Madrid (Ifema).

El pabellón 10 de Feria de Madrid se convertirá, desde el 30 de mayo hasta el 2 de junio, en el mayor store residencial de España. La nueva edición del Salón Inmobiliario Internacional de Madrid [SIMA] comercializará más de 30.000 viviendas, casi un tercio del total de casas que se construyeron en nuestro país el pasado año.

  • El área de exposición y el programa profesional reflejarán la realidad diversa y los temas clave que están definiendo las nuevas reglas de juego del sector inmobiliario español.

El sector ha entrado en un nuevo ciclo y no solo porque así lo muestren sus indicadores de actividad, que en 2018 cerraron con crecimientos significativos en sus principales
variables con respecto al año anterior: 11% en hipotecas (INE), 9% en compraventas (Notarios) y 25% en visados de obra nueva (Fomento). Es que también –lo que resulta aún más decisivo– las reglas de juego han cambiado.

Desde una perspectiva política, 2019 está siendo un año clave. Cuatro citas electorales –una resuelta y tres muy próximas de hacerlo– y el deseo expreso del futuro gobierno de impulsar un ambicioso plan de vivienda, con el foco puesto en la creación de un parque de vivienda social en propiedad y de alquiler, que no solo va a suponer un revulsivo para la actividad del sector, sino que también cambiará el marco de relación público-privado en esta materia. Además, y normativamente, este año se han aprobado dos leyes que modifican sustancialmente la situación previa en dos ámbitos clave para la actividad inmobiliaria: por una parte, el mercado hipotecario (nueva Ley de Crédito Inmobiliario) y por otra, las condiciones de acceso a la vivienda (Real Decreto-ley de medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler).

Los anteriores no son los únicos factores que definirán el nuevo ciclo del sector a medio plazo. La situación económica es otro. Las previsiones apuntan a un crecimiento del PIB en 2019 en torno al 2% o ligeramente por encima. De intensificarse el enfriamiento de nuestra economía, el empleo se vería afectado, y, por tanto, la salud del sector: un repunte del paro comportaría la expulsión de potenciales compradores y el retraimiento de potenciales inversores. Además, las administraciones y el sector tienen ante sí el urgente reto de contribuir a facilitar el acceso a la vivienda de amplias capas de la población. Las primeras, agilizando los procesos de gestión urbanística y, tal vez, replanteando la carga fiscal de la vivienda, el segundo, incrementando la eficiencia mediante la introducción de procesos industrializados, potenciando la innovación, diseñando nuevas soluciones habitacionales que respondan más eficazmente a las necesidades de los nuevos demandantes o implementando fórmulas innovadoras de propiedad como el coliving, el shared ownership, etc.

Queda un último condicionante de orden interno: la profunda transformación que el cambio
desde un modelo de gestión basado en la comercialización del producto a otro que sitúa el
cliente en el centro del negocio promotor está provocando en la cultura empresarial del sector.

El cliente, en el centro

La edición del Salón Inmobiliario Internacional de Madrid [#SIMA2019], que se inaugurará el próximo 30 de mayo, reflejará en distintos grados esta nueva realidad del sector. La feria continuará siendo un espacio diseñado para facilitar el encuentro de la oferta y la demanda residenciales, una herramienta comercial con una poderosa capacidad para ahorrar costes de diferente naturaleza tanto a vendedores como compradores, y que permite a los visitantes ver en un único punto el mayor muestrario de viviendas de nuestro país y los expositores, optimizar sus estrategias comerciales y consolidar su imagen de marca.

Aun sin abandonar estas señas de identidad, #SIMA2019 da un paso más allá con el objetivo de situar también al visitante –el cliente de sus expositores– en el centro de la actividad de la feria, ya sea reforzando contenidos de ediciones anteriores específicamente pensados para él –SIMA te asesora o Mini Club SIMA– o impulsando su dimensión educativa mediante iniciativas ya conocidas, pero renovadas en esta edición –SIMAlab–, o generando otras nuevas –SIMA Academy–, que nacen, por una parte, para dar una respuesta a una necesidad detectada en nuestras encuestas de satisfacción y reafirmar, por otra, el interés de la feria por mejorar la educación inmobiliaria de sus visitantes.

De esta manera, #SIMA2019 continúa avanzado en su compromiso por ofrecer una experiencia de visita cada vez más satisfactoria. Una experiencia de visita que, en definitiva, transcienda su utilidad comercial, para hacerla también lúdica, con un área infantil pensada para que los padres puedan visitar la feria más cómodamente; segura, gracias al Código de Buenas Prácticas que voluntariamente asumen todos los expositores de SIMA, y al área donde administradores de fincas, notarios, aparejadores, arquitecto o, tasadores atenderán, de manera gratuita, las dudas que se les formule; educativa, con un espacio temático que ilustra con ejemplos prácticos de qué manera las nuevas tecnologías y el uso de materiales sostenibles pueden mejorar la calidad de vida de nuestras viviendas; y formativa, mediante un programa de charlas divulgativas enfocadas a arrojar luz sobre las cuestiones básicas relacionadas con la compraventa de un inmueble.

Una feria de servicios

La edición de este año de la feria también será un fiel reflejo de la variedad de operadores que empieza a caracterizar el nuevo ciclo del sector, que no solo está incrementado la actividad tradicional del sector, sino también la llegada de otros actores con modelos de negocio innovadores y propuestas de valor disruptivas. Todo un portfolio de nuevas actividades ha llegado a la feria para quedarse: desde consultoras especializadas en gestión de activos, marketing y comunicación inmobiliarios o tecnologías aplicadas al mercado residencial hasta proveedores de materiales de última generación, de servicios profesionales en arquitectura, sostenibilidad y urbanismo, o empresas especializadas en seguros para la promoción inmobiliaria.

El sector inmobiliario está ganando en modernidad e incorporando al core de su actividad
nuevas áreas de especialidad necesarias para afrontar con garantía de éxito los retos que
imponen un nuevo comprador, mucho más informado y exigente que el anterior, y una praxis empresarial dominada por el componente tecnológico”, afirma Eloy Bohúa.

Del total de expositores, el 51% son promotoras, seguidas de comercializadoras (11%) y
consultoras globales (7%). A continuación, están las empresas proveedoras (6%), los portales inmobiliarios y los servicers (ambos con un 4,5%), y, por último, las consultoras tecnológicas, las entidades financieras y las tasadoras (todas con un 3%). El resto de expositores (medios de comunicación, asociaciones, fundaciones, etc.) supone el 7% de las empresas participantes.

El nuevo ciclo, a debate

#SIMAPRO2019, el evento profesional que se celebra en paralelo a #SIMA2019 que se celebrará del 29 al 31 de mayo, abordará en su programa algunas de las cuestiones esenciales que definirán el rumbo del nuevo ciclo del sector inmobiliario. Así, la Conferencia Inmobiliaria fijará su atención en dos de estas cuestiones vinculadas a los retos tecnológicos y sociales del sector. Por un lado, la industrialización entendida como driver de la innovación en los procesos constructivos y por otro, el problema del acceso a la vivienda, para lo que se propondrá una serie de medidas paliativas de este grave problema.

El cliente como centro del negocio promotor será analizado, principalmente, en tres de los
eventos de #SIMAPRO2019 y desde una perspectiva múltiple. El International Second Home Summit radiografiará el perfil del cliente internacional de nuestro producto turístico residencial, pero poniendo el foco no solo en su evolución en los últimos años, sino profundizando en sus expectativas del activo que demanda en base a sus criterios de sostenibilidad, eficiencia energética y diseño.

El cliente también será la columna vertebral de una de las novedades #SIMAPRO2019.
#FRIDAYFUNDAY: The Customer Experience responderá desde múltiples ópticas la pregunta clave de su programa: qué significa realmente poner al cliente en el centro del negocio promotor cuando la experiencia de compra de una vivienda es descrita como “complicada”, “angustiosa” y hasta “frustrante” por este mismo cliente, de acuerdo con los datos de una investigación llevada a cabo por Planner Exhibitions. #FRIDAYFUNDAY es también una invitación a reflexionar desde la diversidad. La misma selección de los ponentes, muchos de los cuales son profesionales ajenos al inmobiliario, permitirá a los asistentes la posibilidad de trasladar a su ámbito de actividad experiencias, soluciones y conocimientos de otros sectores.

Las posibilidades de negocio en el nuevo ciclo serán diseccionadas en dos eventos. Por una parte, El Foro de Inversión en el Mercado Inmobiliario Español se centrará, sobre todo, en la valoración general de los condicionantes que están posibilitando esta inversión y en la radiografía de sus principales protagonistas. Además, una serie de sesiones paralelas repasará el estado de la inversión en los mercados de oficinas, residencial, centros comerciales, activos alternativos, logísticos, hoteles y suelo, respectivamente. Y por otra, Iberian Investment Hotspots, una novedad de #SIMAPRO2019 que dirigirá su mirada a las posibilidades de inversión que ofrece la Península Ibérica más allá de sus principales polos de atracción, como Madrid, Barcelona y Oporto.

Finalmente, la segunda edición SIMATECH analizará la influencia que las nuevas  tecnologías están teniendo en la construcción del empoderamiento del nuevo cliente digital del sector inmobiliario.