Entradas

  • Septiembre de 2020 estará condicionado por una vuelta al trabajo atípica protagonizada por el aumento del teletrabajo para frenar el rebrote de la pandemia, lo que supondría un aumento de los recibos para este mes.
  • Solo el aire acondicionado podría alcanzar un gasto de 36 euros al mes si finalmente se trabaja desde casa.
  • Desenchufar electrodomésticos que no se usan a diario y vigilar el consumo energético de las segundas residencias, entre los consejos que ha elaborado UCI para ahorrar al máximo en las facturas del fin del verano.

Tras finalizar unas vacaciones de verano extrañas por la actual pandemia de COVID-19, la mayoría de los españoles regresan a sus hogares con nuevas incertidumbres que se suman a las habituales en esta época del año. ¿Cómo será este año la temida cuesta de septiembre teniendo en cuenta la actual situación? ¿Se volverá al teletrabajo? ¿Habrá un nuevo confinamiento? ¿Qué sucederá con los colegios?

Una parte importante de esta vuelta a la rutina se da a la hora de pagar todas las facturas y recibos después de dejar el hogar durante semanas sin consumo eléctrico, de agua o de Internet. Solo la factura eléctrica de septiembre de 2019 alcanzó los 56 euros de media por hogar, según el simulador de la factura de la electricidad de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Es muy probable que esta cifra aumente en septiembre de este año debido a un posible nuevo confinamiento y a la vuelta al teletrabajo que muchas empresas plantean para reducir los rebrotes del coronavirus.

Teniendo en cuenta esta situación, desde UCI, Unión de Créditos Inmobiliarios, entidad experta en financiación de la vivienda, han elaborado una serie de consejos para que los españoles puedan ahorrar al máximo en sus facturas tras el fin de las vacaciones estivales:

1. Teletrabajo: inmersos en una ola de rebrotes de COVID-19 que hace que el número de afectados aumente de forma alarmante, muchas de las empresas que pensaban volver a sus oficinas en septiembre se lo han pensado dos veces y han decidido aplicar de nuevo el teletrabajo para la vuelta de vacaciones. Esto supone un aumento del gasto energético del hogar, al pasar muchas más horas de lo normal en casa. De hecho, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) cifró un crecimiento del consumo eléctrico en las viviendas de un 28% solo el pasado abril, lo que se tradujo en un aumento de la factura mensual en 10 euros. Por ello, es aconsejable revisar todos los aparatos y electrodomésticos que consuman mucha energía y desenchufar los que no se necesiten para el trabajo.

2. El aire acondicionado, solo lo imprescindible: septiembre sigue siendo un mes de altas temperaturas en el que todavía contamos con los aparatos de aire acondicionado como grandes aliados. Sin embargo, hay que tener en cuenta que estas máquinas consumen mucha energía (aproximadamente 0,15€ la hora). Además, el teletrabajo aumentará el tiempo medio que activamos el aire acondicionado al día de cinco a ocho horas, según un informe de Selectra. Esto supondría un gasto aproximado de 1,2€ por jornada de teletrabajo y de 36 euros al mes.

3. Adiós al consumo fantasma: la mayoría de los aparatos y electrodomésticos que se encuentran en una vivienda consumen electricidad mientras están enchufados y apagados, lo que permite un encendido más rápido cuando queremos utilizarlos. Este modo ‘stand-by’ es fácilmente reconocible por el pequeño piloto rojo que se encuentra en televisores y cafeteras, el cual indica que el electrodoméstico está consumiendo energía pese a estar apagado. Pero muchos otros aparatos, como los cargadores de móvil u ordenador, no cuentan con este piloto, por lo que su gasto al estar enchufado nos pasa desapercibido. Este consumo fantasma puede suponer entre un 10 y un 20% de la factura mensual de electricidad, según la Universidad de Berkeley (California), un gasto que se evita fácilmente desconectando aquellos aparatos que no se utilizan de forma continuada.

4. Buen uso del ordenador: según datos de IDAE, (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía), hay que prestar especial atención a los ordenadores porque suponen un 7,4% del consumo de energía en los hogares, que podría elevarse considerablemente si todos los miembros de una familia trabajan o estudian desde casa en las próximas semanas. Para reducir este gasto, es recomendable seguir trucos fáciles como bajar la iluminación de la pantalla, no utilizar salvapantallas, evitar el modo standby y apagar dispositivos conectados como el escáner, impresora o altavoces si no se están utilizando.

5. Cuidado con las segundas residencias: tener una segunda residencia para pasar el verano es casi una tradición en España. Según el V Estudio Casaktua, un 25% de los propietarios españoles de vivienda cuenta con al menos un segundo hogar dentro de nuestro país. Dentro de este porcentaje, el 51% destina este inmueble para su propio disfrute en las épocas de vacaciones, lo que no suele ser más de un par de veces al año. Pero ¿qué pasa el resto del año? Normalmente la casa se queda vacía, pero consumiendo energía, lo que a fin de cuentas supone una segunda factura de la luz que pagar cada mes. Lo mejor para ahorrar en este sentido es buscar tarifas en el mercado que se adapten al perfil de consumo de las segundas residencias o cortar el suministro eléctrico, siempre y cuando compense el precio de volver a darse de alta.

6. Ahorra en tu factura del agua: un español consume al día unos 132 litros de agua, de acuerdo con los datos de la última Encuesta sobre el Suministro y Saneamiento del Agua del INE. Puede parecer una cantidad exagerada, pero las cuentas salen si se suman las veces que nos duchamos (de 35 a 70 litros) o tiramos de la cadena (10 litros), entre otras acciones. Además, se trata de un consumo que puede aumentar en septiembre, al tratarse todavía de un mes caluroso en el que necesitamos hidratarnos más. Ante esta situación lo ideal son los pequeños gestos: cargar al máximo la lavadora y el lavavajillas, usar economizadores de agua para la salida de los grifos, ducharse en vez de bañarse…

  • En las fechas cercanas a festividades como el Black Friday, los portales y agentes inmobiliarios lanzan campañas de descuentos de inmuebles.
  • Para ahorrar miles de euros en la adquisición de una vivienda se recomienda: comparar las sociedades de tasación o firmar una hipoteca “sin comisiones”.

Tras la entrada en vigor de un Decreto Ley en noviembre de 2018 y de la Ley Reguladora de los Contratos del Crédito Inmobiliario, en junio de 2019, varios de los costes que antes corrían a cargo del comprador – Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, notaría, registro y gestoría- han pasado a ser responsabilidad de la entidad bancaria. De esta manera, son tres el número de gastos a los que debe hacer frente la persona que esté interesada en adquirir una vivienda: tasación, comisión de apertura e impuestos.

Si bien es verdad que el número de impuestos a pagar se ha reducido, la suma de sus importes sigue suponiendo un fuerte desembolso para los compradores, que desean reducir al máximo el gasto. Una de las formas más comunes para conseguir inmuebles al mejor precio posible es aprovechar las rebajas, de la misma forma que se haría al momento de comprar cualquier otro activo… y es que en el mundo del ladrillo también hay descuentos.

Así pues, a la hora de adquirir una vivienda el comprador debe asumir el coste del bien como tal además de otros gastos relacionados con la adquisición. Instituto de Valoraciones, explica cómo reducir al mínimo todos estos gastos:

Consulta los precios de las diferentes entidades de tasación, puede significar un ahorro de hasta el 20%

Uno de los requisitos indispensables para formalizar una hipoteca es el informe de tasación. Este documento, elaborado por un técnico cualificado, determina el valor real del inmueble, considerando factores como las características de la vivienda y la situación del mercado. Para que este documento sea aceptado por las entidades financieras, es imprescindible que esté expedido por una tasadora homologada por el Banco de España.

Las tarifas de una tasación hipotecaria normalmente son similares, sin embargo, no están fijadas de manera oficial, así que cada sociedad tasadora puede establecer el importe y las reducciones que considere oportunas. Es recomendable consultar los precios de varias compañías antes de solicitar la tasación y visitar sus espacios online en busca de descuentos. La tasadora Instituto de Valoraciones, por ejemplo, ofrece una rebaja de hasta el 20% en la contratación online de un servicio de tasación oficial.

Utiliza comparadores online para conseguir el mejor préstamo hipotecario

La comisión de apertura en préstamos hipotecarios es uno de esos gastos cuya aplicación ha sido puesta en juicio en los últimos tiempos. A principios de 2019 el Tribunal Supremo negó que tuviera carácter abusivo y admitió su validez, aunque, aun así, muchas entidades bancarias han decidido no cobrarla. Por eso, es recomendable que antes de firmar la hipoteca, se haga una investigación para saber qué bancos cobran la comisión de apertura y cuáles no, ya que puede implicar un porcentaje de hasta el 1,5% del capital con el que se cuenta para la adquisición.

Una buena forma de saber cuáles son los préstamos hipotecarios que no conllevan comisiones es haciendo un estudio de comparación a través de los comparadores online disponible. Este paso es muy recomendable ya que, firmar una hipoteca sin comisión de apertura puede suponer un ahorro de varios miles de euros, en función del importe total del inmueble.

Además, las hipotecas calificadas “sin comisiones”, renuncian no solo al cobro de la tasa de apertura, sino también al cobro de algunos posibles servicios posteriores como la amortización anticipada, la subrogación, la novación o el cambio de variable a fija.

Aprovecha las promociones especiales del ladrillo, como el Black Friday este 29/11

Al igual que se aprovechan las épocas de rebajas para comprar muebles o decoración para las casas, en el mundo inmobiliario también hay ofertas. Aunque no se siga la misma tendencia de rebajas de invierno y rebajas de verano, muchos portales inmobiliarios, agencias e, incluso, los bancos llevan a cabo campañas de descuentos en su oferta de pisos, garajes, trasteros, locales y hasta naves industriales a precios reducidos por un período específico de tiempo. Este año, toma especial relevancia el Black Friday del ladrillo, y es que este 29 de noviembre se celebra el día anual de las ofertas.

Muchas inmobiliarias han comenzado ya a anunciar rebajas del 20%, 30% o 40% en inmuebles en toda España, así que ahora más que nunca, es el momento de conseguir buenas oportunidades. Lo bueno es que en este mercado las ofertas no se limitan a un solo día, sino que se extienden generalmente por un mes o un período de tiempo alrededor de la fecha clave. Además de estas fechas claves, otras formas de encontrar “chollos” en inmuebles es a través de los pisos que ofrecen los bancos, las subastas inmobiliarias o promociones especiales.