Entradas

  • Si quieres alquilar o vender una casa vas a necesitar un certificado de eficiencia energética. Te contamos para qué sirve este documento oficial y las características que posee

El certificado de eficiencia energética nació para favorecer a aquellos edificios con una alta eficiencia energética, para destacarlos sobre el resto y facilitar que la gente los compre, promocionándose así un mundo más sostenible.
El certificado energético es obligatorio en España desde el 1 de junio de 2013 para poder alquilar o vender un inmueble o local.

La responsabilidad de obtener este certificado energético es del propietario de la vivienda, quién debe contratar el servicio de un técnico certificador para obtener su certificado energético, por lo que el certificado es imprescindible para vender o alquilar un inmueble.

El certificado energético informa sobre el consumo energético y sobre las emisiones de CO2 de un inmueble que se anuncia en venta o en alquiler.

ETIQUETA ENERGÉTICA

El contenido del certificado energético se resume en la etiqueta energética. Esta etiqueta, de aspecto parecido a la etiqueta energética presente en electrodomésticos, indica las calificaciones de emisiones y de consumo que el inmueble ha obtenido en su certificado energético, en una escala de colores que va de la A, la más eficiente, a la G, la menos eficiente.

Hay que destacar que en caso de venta de un inmueble el propietario debe entregar el certificado energético al comprador. Además el certificado energético debe incluirse en el contrato de compraventa.

En caso de alquiler se debe mostrar y entregar una copia del certificado energético al inquilino. También se solicitará el certificado energético a la hora de depositar la fianza de un alquiler en el organismo oficial que corresponda.

Anuncio del certificado energético

La calificación energética indicada en el certificado energético debe figurar en cualquier anuncio o acto publicitario del inmueble. El propietario debe facilitar su certificado energético a su agencia inmobiliaria e incluirlo en su anuncio en portales inmobiliarios.

Multas por alquilar o vender sin certificado energético

Vender o alquilar sin disponer de certificado energético supone una infracción y está sancionado con multas que oscilan entre los 300 y los 600€

La Ley 8/2013, de 26 de junio, establece las sanciones por incumplimiento de la normativa de certificación energética. Estas sanciones se dividen en tres grupos según la gravedad de la infracción, desde no mencionar la calificación energética obtenida en los anuncios del inmueble en venta o alquiler, a vender sin haber realizado previamente el certificado energético o falsear el resultado del mismo. Pueden darse tres tipos de infracciones:

  • Las infracciones leves, se multaran con cantidades entre 300€ a 600€.
  • La infracciones graves llevan asociadas multas de 601€ a 1000€.
  • La infracciones muy graves conllevan multas de 1001€ hasta 6000€.

Características del certificado energético

El certificado energético es un informe que consta de varias páginas. Contiene abundante información sobre la orientación, la situación, la envolvente, la iluminación y los sistemas de producción de energía del inmueble:
En la primera página del certificado energético contienen los datos generales del inmueble, además de los datos del técnico certificador. En la parte inferior se indica la calificación energética global del inmueble, en términos de emisiones de dióxido de carbono liberado a la atmósfera. Se expresa en una escala de la A a la G.

Esta calificación aparecerá en la etiqueta de eficiencia energética, cuando se registre el certificado energético. También aparecerá en la etiqueta energética la calificación de consumo de energía (Kw h/m2•año) indicada en el Anexo II de este informe.

Además de esta primera página, el informe dispone de cuatro anexos donde desglosa la información:

  1. Anexo I, describe las características térmicas del inmueble.
  2. Anexo II, desglosa la calificación energética del inmueble en la calificación de las diferentes demandas y consumos energéticos.
  3. Anexo III, referente a las recomendaciones de mejora.
  4. Anexo IV, el técnico describe las pruebas, comprobaciones e inspecciones llevadas a cabo durante el proceso de toma de datos.
  • La promotora continúa potenciando la sostenibilidad de sus promociones en aras de la conservación de los recursos naturales

Habitat Inmobiliaria, promotora de referencia en el mercado inmobiliario español, continúa con su compromiso con el entorno y el respeto al medioambiente y apuesta por la utilización de energías renovables en todas sus promociones. La compañía consolida así su apuesta por el cuidado ambiental y hace de las energías renovables y la sostenibilidad su seña de identidad, implementando distintas soluciones, como los paneles solares, recuperadores de calor o sistemas de aerotermia.

Habitat Inmobiliaria continúa así reforzando su liderazgo en materia medioambiental, siempre con una clara visión de futuro y un alto compromiso con la sociedad. Desde la fase de diseño, la promotora busca que las viviendas tengan un consumo casi nulo, dotándolas de lo necesario para ello, como sistemas de fachada, carpinterías y aislamientos que favorecen la reducción del consumo de energía primaria, una de las principales causas de contaminación y del efecto invernadero.

De este modo, la compañía prima la sostenibilidad como un elemento transversal a toda su actividad y pone foco en la conservación de los recursos naturales, una maximización en la reutilización de los materiales y la gestión eficiente del ciclo de vida de los componentes de la vivienda.

Para lograr estos objetivos, Habitat Inmobiliaria ha tomado medidas como priorizar la contratación de constructoras que tienen su centro de trabajo cercano al lugar previsto de construcción, reduciendo así las emisiones en desplazamientos y combustibles utilizados. En este sentido incorporan cláusulas verdes a los contratos con las empresas constructoras en las que se les requiere información de los consumos realizados en agua, luz y combustibles, que identifiquen los impactos ambientales o que indiquen el aprovechamiento de materiales procedentes de la excavación, entre otras cosas. También hace un seguimiento de la correcta gestión de los residuos de construcción y analiza la reducción de su generación desde la fase de proyecto.

“Para nosotros, innovación, sostenibilidad y eficiencia van de la mano. Sólo con los sistemas más innovadores podremos lograr que nuestras promociones cuiden de los entornos y alcancen la máxima eficiencia, reduciendo el gasto energético. Gracias a esta apuesta por la innovación, conseguimos viviendas eficientes, con un consumo casi nulo y que suponen no solo un ahorro para los compradores, sino también para el ecosistema”, afirma Carlos Heijnen, director de producto e innovación de Habitat Inmobiliaria.

Recientemente, además, Habitat Inmobiliaria reforzó este compromiso medioambiental con un acuerdo con la empresa ONADIS, para la elaboración del mobiliario 100% ecológico de las zonas comunes de sus promociones.

Así, la compañía, presidida por Juan María Nin y dirigida por José Carlos Saz, tiene en la actualidad 42 promociones, y más de 4.000 viviendas en comercialización en todo el ámbito nacional y busca seguir creciendo con la sostenibilidad, la innovación y la eficiencia como ejes estratégicos fundamentales.

  • Bajo el lema #ActOnClimate, esta gran cita mundial que se celebrará del 21 al 25 de septiembre quiere llamar la atención sobre los grandes retos y desafíos del sector de la edificación
  • El valor social de los desarrollos urbanos, el lanzamiento de la nueva versión de la herramienta de certificación VERDE y la recuperación económica post COVID-19 centran los eventos virtuales organizados por GBCe

Green Building Council España (GBCe) se suma un año más a la celebración de la World Green Building Week (#WGBW2020), la Semana Mundial de la Edificación Sostenible, que se celebrará del 21 al 25 de septiembre de forma coordinada en los 70 GBC de todo el mundo. World Green Building Council (WorldGBC) organiza la undécima edición de esta campaña, que este año quiere instar a los líderes gubernamentales y empresariales a priorizar los edificios neutros en emisiones de carbono.

Más de 175 eventos en todo el mundo

A lo largo de toda la semana se sucederán más de 175 eventos para llamar la atención sobre la necesidad de que el sector de la edificación dé un viraje completo hacia la sostenibilidad y la descarbonización del parque edificado. La mayoría de estos eventos virtuales se celebrarán a una misma hora local, las 11 de la mañana, para que los interesados puedan asistir, gracias a las diferentes zonas horarias del planeta, a una auténtica sucesión de convocatorias sobre edificación sostenible.

Tres propuestas de GBCe

Para la presente edición, GBCe ha diseñado una serie de encuentros virtuales buscando la conexión de los edificios sostenibles con las personas, el planeta y la prosperidad económica.

Según Dolores Huerta, secretaria técnica de GBCe, “el tema elegido este año nos ha inspirado a celebrar eventos de interés no solo para los profesionales del sector sino para toda la ciudadanía: la vertiente social de los desarrollos urbanos, la necesidad de medir y certificar la sostenibilidad de los edificios o la recuperación económica postCOVID-19 vinculada a la sostenibilidad y el empleo verde son algunos asuntos sobre los que vamos a debatir en las tres mesas redondas que hemos organizado para esta semana”.

En el primero de estos encuentros virtuales, que tendrá lugar el 22 de septiembre, se presentará el informe sobre “El valor social de los desarrollos urbanos”, elaborado por GBCe con el apoyo de Rockwool. A continuación tendrá lugar una mesa redonda moderada por el director general de GBCe, Bruno Sauer, con la participación de Cristina Monge (Ecodes), Albert Grau (Rockwool) y Julia Moreno (Forética).

En el encuentro del 24 de septiembre, Paula Rivas, directora técnica de GBCe, presentará las novedades que incorpora la nueva versión de la herramienta de certificación VERDE, en vigor desde el 21 de septiembre. Esta versión se adapta al nuevo Código Técnico de la Edificación e introduce diversos cambios teniendo presente la emergencia climática y las necesidades que la COVID-19 ha puesto de manifiesto. Por ejemplo, se favorecen los espacios para las personas, la comunicación y la conexión con la naturaleza, se tiene en cuenta la movilidad sostenible o se profundiza en la valoración del análisis de ciclo de vida de los materiales, entre otras novedades. La mesa redonda posterior ahondará en los tres puntos clave de la sostenibilidad, la economía circular, la rehabilitación y los aspectos sociales, y cuál la respuesta de VERDE ante estos desafíos.

Por último, en la jornada del 25 de septiembre, Emilio Miguel Mitre, responsable de Relaciones Internacionales de GBCe, compartirá mesa con las entidades promotoras de la Alianza “Rehabilitar el Futuro”, Greenward Partners, Asociación 3e y ANESE.

Una llamada urgente a la acción

Bajo el lema #ActOnClimate, este año la WGBW pondrá un énfasis especial en la necesidad de actuar de forma urgente para dar respuesta a los grandes retos y desafíos del sector, en línea con la emergencia climática y social que vivimos. Con esta campaña también se busca ser un escaparate para aquellos líderes que ya están en el camino del cambio para que muestren dónde, por qué y cómo están consiguiendo que los edificios sean neutros en emisiones de carbono.

La semana ha incitado a más de 100 organizaciones de todo el mundo a respaldar una declaración de llamada a la acción, para solicitar a todos los niveles de gobierno que implementen políticas y acciones concretas que aseguren un parque edificado 100% neutro en carbono para 2050, algo que ya exige la normativa europea.

Además, con la vista puesta en la COP26 en noviembre de 2021, una decena de nuevas organizaciones se ha comprometido a tomar medidas sobre los edificios cero emisiones mediante la firma del compromiso de Edificios Neutros en Emisiones de Carbono, dentro del proyecto Advancing Net Zero. Ya se han adherido 110 organismos entre empresas, instituciones, ciudades y regiones a esta iniciativa global que tiene como objetivo lograr la absorción del 100% del carbono producido por los edificios para 2050.

  • 8 motivos para tener un contador eléctrico propio, alquilado o comprado

La luz ha aumentado mucho su precio en los últimos años y esto supone una gran partida en el presupuesto de las empresas que poco a poco retoman la normalidad en España. Es por ello por lo que ahorrar energía eléctrica es ahora una prioridad. Poco a poco han llegado al escenario eléctrico de nuestro país los contadores de energía eléctricos inteligentes, unos nuevos aparatos no exentos de polémica por suponer un encarecimiento en sus facturas.

Para la gran mayoría de empresas, el coste del alquiler del contador de electricidad supone un gasto más a considerar en las facturas de electricidad que se pagan cada mes más si se tiene en cuenta la difícil situación en el que se encuentran algunas empresas.

Según la ley, el consumidor final de la energía tiene la posibilidad de tener el contador eléctrico en propiedad, siempre y cuando éste sea homologado y la distribuidora realice el precintado de este. Actualmente, el coste final del alquiler de un contador depende de la tarifa eléctrica y de la distribuidora, pero éste fluctúa desde los 10 hasta los 120 euros al mes.

“La empresa distribuidora es quien realiza las lecturas del contador y pasa la información a la compañía comercializadora. Esto hace que la información no esté disponible para el cliente, excepto la que aparece en las facturas eléctricas: kWh consumidos, kVArh de reactiva y potencia máxima demandada. Esto es todo lo que el consumidor final obtiene”, mantiene Marta Gomà, Socia de Ipsom.

8 MOTIVOS PARA EL CAMBIO DE ALQUILER A PROPIEDAD

Los expertos de Ipsom señalan principales ventajas de pasar de la modalidad de alquiler a propiedad:

· Medidas en tiempo real: junto con el contador en propiedad, el usuario dispondrá de una plataforma que interprete los datos de forma continua y los muestre de forma sencilla. Por tanto, la telemedida nos permitirá conocer con detalle el consumo realizado minuto a minuto.

· Detección de sobretensiones y cortes de luz: se dispone de toda la información de las curvas de consumo, imprescindible para presentar reclamaciones de calidad de suministro frente a las distribuidoras.

· Detección de excesos de potencia: es posible detectar a tiempo real excesos de potencia que pueden producir penalizaciones en nuestra factura eléctrica.

· Conocimiento del perfil de consumo: el acceso a la información de consumos cuarto-horarios permite saber cuál debe ser la potencia óptima contratada.

· Control de consumo en tiempo real de las ampliaciones de equipos.

· Disponibilidad de medidas: se dispone de medidas certificadas para poder hacer cualquier tipo de reclamación a la compañía eléctrica.

· Ahorro del coste de alquiler del equipo de medida.

· Conservación del historial: no hay pérdida de datos al cambiar de compañía eléctrica.

Aseguran los expertos de Ipsom que una de las principales preocupaciones ante el planteamiento de un cambio de contador para la empresa es si dicho cambio implica o no un corte de tensión que pueda alterar el ritmo de trabajo normal de una compañía. “La respuesta es que no. En la gran mayoría de suministros, con medida indirecta, el cambio de contador no implicará quedarnos sin electricidad en nuestra instalación”, mantiene Marta Gomà.

Por otro lado, la consultora energética señala que el proceso de cambio, que implica la coordinación con la empresa distribuidora para quitar el contador de alquiler e instalar el de propiedad queda íntegramente en manos de la empresa especializada, y no requiere de ninguna gestión directa por parte de la empresa.

  • Esta medida supondría un ahorro equivalente a la plantación de 3.000 millones de árboles, o la eliminación de la circulación de 217 millones de coches

  • El 66,5% de españoles reside en viviendas en altura

  • Hay dos opciones para las comunidades de vecinos que decidan pasarse al autoconsumo solar: solución para el consumo del edificio y de los propios vecinos, o para abastecer las zonas comunes

 

La sociedad española cada vez está más concienciada de la importancia de encontrar una alternativa energética, más económica y verde.

Soluciones como la energía solar, que en el último año se ha visto impulsado por una serie de medidas del Gobierno y la derogación del ‘impuesto al sol’, se posiciona como la más relevante.

Sin embargo, aunque el sector energético está apostando con mucha fuerza por la energía fotovoltaica, la peculiaridad del parque de viviendas español hace que no pueda despegar como es debido.

En general, la normativa aprobada se enfoca en la vivienda unifamiliar. Sin embargo, en un país como España donde hasta el 66,5% de españoles reside en viviendas en altura*, es fundamental encontrar fórmulas que impulsen la instalación en comunidades de vecinos para que el impacto sea real.  De hecho, si se instalaran placas solares en todas las comunidades de vecinos supondría un ahorro de 8.000 millones de toneladas de CO2 emitidas al ambiente durante 25 años, lo que equivale a la plantación de 3.000 millones de árboles, o la eliminación de la circulación de 217 millones de coches”, destaca Edgar Imaz, cofundador deSotySolar, compañía especializada en energía procedente del sol y en autoconsumo eléctrico.

De igual manera, analistas del sector, teniendo en cuenta el pacto verde europeo, prevén que el autoabastecimiento colectivo será uno de los sectores más beneficiados.

Solución integral para todos los vecinos o solución para las zonas comunes

Actualmente, una de las principales trabas es que se requiere de la aprobación de todos los propietarios del bloque de viviendas: “Poner de acuerdo a todos los vecinos de una comunidad no es tarea fácil. Deben votar en junta su aprobación y cuantos más vecinos quieran hacer uso de la energía solar, mayor será el tamaño de la instalación y la inversión”, destaca Daniel Fernández, cofundador de SotySolar.

De hecho, existen dos tipos de instalaciones de paneles fotovoltaicos en las comunidades de vecinos. Por un lado, se encuentra la solución integral, en la que se abastece no solo las zonas comunes sino también las viviendas mientras que hay otro tipo de instalación en las que solo se cubrirían las zonas comunes como el ascensor, el garaje, los trasteros o la piscina.

Si en lugar de una solución integral, que cubra abastecer zonas comunes y las viviendas, se opta por cubrir sólo las zonas comunes, la instalación tendrá un tamaño más reducido y, por tanto, más asumible para todos. Esta última es una buena solución de partida para todos los vecinos, la conocida como autoconsumo comunitario, más económica y donde todos los vecinos salen ganando, siendo más fácil su aprobación en junta. Cada vez más la sociedad es colaborativa en todos los aspectos de la vida, y esta es una solución más hacia una transición verde y común», añade Fernández.

Aterriza en España el ‘Netflix’ de la energía solar con la asturiana SotySolar

La startup SotySolar está revolucionando el mercado, apostando por la innovación. De hecho, la compañía acaba de lanzar un modelo de suscripción tipo ‘Netflix’ para instalar placas solares en los hogares españoles para que puedan pasarse a la energía solar sin ningún tipo de traba ni condicionantes económicos. Se trata de un modelo revolucionario sin entrada, ni permanencia ni penalización por cancelación. “Con esta novedosa propuesta buscamos dar el impulso definitivo a la energía solar fotovoltaica en nuestro país, ofreciendo al usuario un modelo apto para que todo el mundo pueda escoger ahorrar mediante el autoconsumo”, añade Fernández.

  • Supondrá unos ahorros cercanos a los 1.100 millones de euros en los próximos cinco años, así como una reducción de 1,05 millones de toneladas de C02 anuales
  • El Gobierno ha fijado un calendario para su implantación siendo la fecha límite 2023

El Consejo de Ministros ha aprobado el Real Decreto por el que se regula la contabilización de consumos individuales de calefacción. En virtud del nuevo Real Decreto, antes del 1 de mayo de 2023 todos los edificios con calefacción central –1,5 millones de hogares en España– deberán instalar contadores de calorías o repartidores de costes de lectura remota. La aplicación de la norma afectará a todos aquellos inmuebles que no resulten exentos de la obligación, por no ser ésta rentable o ser técnicamente inviable. El texto también establece un calendario para llevar a cabo la petición de presupuesto y para su implantación, así como un régimen de sanciones en caso de incumplimiento.

La aplicación de esta medida supondrá importantes ahorros económicos y de emisiones de gases contaminantes. Según datos de ISTA, empresa especializada en medición, reparto y ahorro de consumos de calefacción, líder del sector, la medición individual significará un ahorro cercano a los 1.100 millones de euros en los próximos cinco años, además de una reducción de 1,05 millones de toneladas de CO2 anuales. De media cada hogar podrá ahorrarse unos 250 euros anuales.

“Llevábamos seis años pendientes de la aprobación de este Real Decreto. Con él, España se sitúa por fin dentro del marco europeo en materia de Eficiencia Energética. Además de suponer un importante impulso en la lucha contra el calentamiento global, con su aprobación se incentiva la creación de empleo y la mejora de nuestra economía”, señala Ignacio Abati, director general de ISTA y presidente de Aercca (Asociación Española de Repartidores de Costes de Calefacción).

En Madrid, obligatorios antes de octubre de 2022; en Barcelona, en 2023

El texto aprobado establece el 1 de mayo de 2023 como fecha límite y se fija un calendario para regular su puesta en marcha de manera gradual, “aunque estamos sobradamente preparados, así se evitará que se produzca un embudo en la instalación de estos dispositivos”, explica Abati.

En concreto, la norma establece dos plazos: primero, la fecha límite para obtener al menos un presupuesto estandarizado; y, segundo, la fecha límite para tener activa la instalación, que será siempre 15 meses después.

Así, los primeros inmuebles sujetos a obligación serán los edificios no residenciales y aquellos bloques situados en la Zona Climática E –la más fría– (Soria, Burgos, León y Ávila) con más de 20 viviendas, que tendrán que obtener al menos un presupuesto acreditativoantes del 1 de febrero de 2021 para dentro de los 15 meses siguientes realizar su implantación. El 1 de julio de 2021 les llegará el turno a los edificios situados en la Zona Climática E con menos de 20 viviendas y aquellos de la Zona D (Madrid, Zaragoza, Valladolid, Lérida, entre otras) con al menos 20 pisos. El 1 de diciembre de 2021 será obligatorio para los edificios en la Zona Climática D con menos de 20 viviendas y los situados en la Zona Climática C (Barcelona, La Coruña, Cantabria, Asturias…) con al menos 20 pisos. Y el1 de febrero de 2022 finalizará el plazo para la obtención de presupuestos en los edificios en la Zona Climática C con menos de 20 viviendas.

Teniendo en cuenta que el propietario de la vivienda deberá proceder a la instalación en un plazo máximo de 15 meses desde las fechas límite para pedir presupuesto, los contadores o repartidores deberán estar activos, respectivamente, no más tarde del 1 de mayo de 2022; 1 de octubre de 2022; 1 de marzo de 2023; y 1 de mayo de 2023.

Así, Soria, por ejemplo, tendrá que tener instalados los contadores antes del 1 de mayo de 2022, mientras que en Madrid serán obligatorios con anterioridad a octubre de ese mismo año. En Barcelona habrá que esperar hasta 2023.

El Real Decreto también establece que quedan exentos de la obligación aquellos edificios situados en las zonas climáticas α, A y B (Islas Baleares, Canarias, Almería, Córdoba, Sevilla, Alicante…), además de los que acrediten que por motivos de viabilidad económica –la inversión a realizar se amortiza en más de 4 años– o técnica no pueden llevar a cabo el cambio.

El Gobierno estima que la aplicación del Real Decreto generará en torno a 2.000 o 3.000 puestos de trabajos, directos e indirectos. Por otro lado, y con el objeto de apoyar a los colectivos más vulnerables en la implantación de esta medida, que favorecerá un consumo más eficiente, el Gobierno habilitará una partida presupuestaria para la concesión de ayudas.

“El objetivo de este Real Decreto, entre otros aspectos, es mejorar la eficiencia energética de los inmuebles ya existentes y con cierta antigüedad. Conocer el consumo de manera puntual o contar con herramientas como las válvulas termostáticas para regular la temperatura, permitirán al usuario controlar su gasto energético, reduciendo tanto el importe de su factura como las emisiones de CO2”, explica Abati.

La entrada en vigor del Real Decreto se producirá tras su publicación en el BOE. A partir de esta fecha, las comunidades de vecinos de las zonas climáticas señaladas deberán proceder a la petición de presupuestos e instalación de los equipos.

El Gobierno español lleva un retraso de 6 años para adaptar su marco normativo al europeo en materia de eficiencia, y ya en el año 2019 Bruselas advirtió que llevaría a España ante el tribunal de Justicia Europeo por esta causa. De esta manera, España se pone al día en materia de contabilización individual de consumos.

  • Apostar por instalaciones modernas supone un ahorro a largo plazo, además de cumplir con la normativa europea y española.
  • España, un país atractivo para el desarrollo del sector al contar con el mayor porcentaje de días de sol.
  • Bancos y eléctricas ofrecen financiación para la instalación y mantenimiento de sistemas de generación de electricidad para el consumo propio.

El futuro mira hacia un entorno más sostenible y el sector inmobiliario también tendrá que afrontar retos medioambientales en 2020, tanto en obra nueva como en reformas. Que las viviendas sean sostenibles es una de las directrices marcadas por la UNE (Asociación Española de la Normalización) y por la Unión Europea a través de la Directiva de Eficiencia Energética de Edificios. De hecho, también fue uno de los objetivos reafirmados en la pasada Cumbre del Clima en Madrid (COP25).

Aunque ya se han dado pasos en este sentido, todavía queda mucho camino por recorrer. Por ejemplo, contar con la Certificación de Ahorro Energético es obligatorio desde el 2013 en las viviendas de alquiler o venta, pero, según IADE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía), tan solo un 0,25% de las viviendas españolas cuenta con la Certificación A. En este sentido, la pasada primavera, el Consejo de Ministros también aprobó un real decreto de autoconsumo energético para que los hogares ahorren hasta un 40% en la factura de la luz.

Coincidiendo con la puesta en marcha de estas medidas y con el fin de promover la creación de una vivienda más eficiente, los expertos de Casaktua.com exponen seis razones por las que 2020 es un buen momento para iniciar el cambio hacia una vivienda más sostenible y que, además, permita ahorrar dinero:

• La agenda urbana española

Una hoja de ruta que marcará la estrategia y acciones que tendrá que llevar a cabo España hasta 2030 en lo que a nueva vivienda y rehabilitación se refiere. Entre otros objetivos, tendrá que evitar la dispersión urbana, revitalizar la ciudad existente, prevenir y reducir los efectos del cambio climático, y favorecer la proximidad y la movilidad sostenible.

• Plan Estatal de Vivienda 2018-2021

Uno de los principales puntos del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 se centra en las ayudas para mejorar la eficiencia energética y la sostenibilidad de viviendas en España. Están enfocadas en viviendas unifamiliares y edificios y, dependiendo de la circunstancia, la prestación de carácter general estaría en torno al 40% o hasta 12.000€.

• Financiación de bancos y eléctricas para hipotecas solares:

Con este nuevo escenario, en el que el autoconsumo de energía eléctrica aumentará exponencialmente en el futuro cercano, los bancos y las principales eléctricas a nivel nacional ultiman sus ofertas de financiación para la instalación de estos sistemas. Se calcula que, por hogar, la media de inversión rondaría los 6.000€, y estas entidades ofrecen una financiación completa que se vería repercutida en un periodo de entre seis meses y siete años junto a la factura de la luz.

• España, uno de los países europeos con mayor porcentaje de días soleados al año

No es ninguna novedad que España se encuentra entre los países de la Unión Europea que más horas de sol al año acumulan. Como ejemplo, Madrid tiene de media 2.909 horas de sol al año, por encima de capitales europeas como Atenas, Roma o Lisboa. Comunidades Autónomas como Canarias, Comunidad de Madrid, Baleares, Andalucía o Comunidad Valenciana son algunas de las que más luz solar reciben de media. Es por ello que España es un territorio especialmente atractivo para la instalación en los hogares de paneles solares.

• Objetivo 2050 de la Unión Europea

Según datos de AEMA (Agencia Europea de Medio Ambiente), en España la contaminación atmosférica provoca más de 30.000 muertes prematuras cada año. Por tanto, no es de extrañar que desde Europa se hayan planteado una hoja de ruta para reducir drásticamente los niveles de contaminación y alienta a todos los ciudadanos a poner de su parte para alcanzar el objetivo de conseguir una Europa “climáticamente neutra”, siendo la mejora de la eficiencia energética de los hogares una de las claves, así como la inversión en soluciones tecnológicas realistas que podrán ser aplicadas en vivienda y construcción.

• En invierno, baja demanda de las fuentes de energía renovables

Estos sistemas suelen tener una mayor demanda en épocas de calor. La nueva normativa exige reducir las emisiones de CO2 de los edificios y utilizar materiales obtenidos de manera sostenible, tanto en las nuevas construcciones, como en las ya existentes. Apostar por instalaciones modernas supone un ahorro a largo plazo que podremos permitirnos si las adquirimos en un momento de baja demanda.

  • Promotejado, que reúne a 27 empresas del sector, considera que la colocación de placas fotovoltaicas en cubiertas inclinadas es mejor y mucho más fácil gracias a su inclinación
  • Sólo en Madrid el despliegue de generadores fotovoltaicos en los tejados proporcionaría energía para abastecer el consumo eléctrico total de 1,2 millones de personas

Los edificios residenciales, ya sean en bloque o en viviendas unifamiliares, pueden beneficiarse de la nueva regulación que sobre autoconsumo energético existe en nuestro país desde el pasado mes de abril.

La reducción de los trámites administrativos y la posibilidad de compensar los excedentes de la energía no consumida a través de una rebaja en el recibo de la luz son algunas de las novedades de esta legislación que busca reducir la demanda energética de los hogares.

La instalación de paneles fotovoltaicos en la cubierta de un edificio puede reducir un 40% (300 euros) la factura de la luz anual, pero si además se realiza en una cubierta inclinada y no plana, la cantidad puede ser superior a 400 euros, apuntan desde la Asociación Promotejado.

Para su presidente, Alfred Vincent,en una cubierta inclinada los paneles solares o módulos fotovoltaicos deben colocarse integrados en la misma superficie, adoptando su inclinación y orientación, puesto que, según el Código Técnico de la Edificación, las pérdidas que se producen por alejarse del óptimo (orientación sur y 40º de inclinación) son mínimas”.

La instalación de paneles solares es mucho mejor y más fácil en cubiertas inclinadas que en planas, ya que ofrece una mayor integración con los elementos arquitectónicos y no es necesario el empleo de montajes complicados”, señala el presidente de Promotejado.

La Asociación aporta otras razones que desaconsejan la colocación de placas fotovoltaicas en cubiertas planas: producen un impacto visual y arquitectónico negativo, los paneles están sometidos a elevadas cargas de viento, suponiendo un peso adicional por la carga antivuelco, se producen pérdidas energéticas por ventilación e implican un sobrecoste de la estructura.

Según el Observatorio de la Sostenibilidad, sólo en Madrid el despliegue de generadores fotovoltaicos en los tejados proporcionaría energía para abastecer el consumo eléctrico total de 1,2 millones de personas, generaría en torno a 14.000 puestos de trabajo y movería una inversión cercana a los 5.800 millones de euros.

Cubiertas inclinadas para placas solares

  • Según un estudio de Ahorros Derivados de la Contabilización Individual de Calefacción realizado por la Universidad de Alcalá.
  • Además del ahorro de energía, la contabilización individual de consumos supone una importante reducción de las emisiones contaminantes, equivalentes al consumo de 271 litros de carburante de un coche con gasolina o 248 de un turismo a gasoil.

La instalación de repartidores de costes y válvulas termostáticas en los sistemas de calefacción centralizada o colectiva para una vivienda tipo supondría un ahorro de energía final equivalente a la consumida por un hogar medio en 8 meses (244 días en el caso de calefacción a gas natural o de 266 si la calefacción es de gasóleo).

Esta es una de las conclusiones del estudio “Ahorros Derivados de la Contabilización Individual de Calefacción” realizado por la Universidad de Alcalá en el que se estima el ahorro energético conseguido con la instalación de repartidores de costes de calefacción y válvulas con cabezal termostático, con el fin de contabilizar individualmente el coste de la calefacción en sistemas centralizados o colectivos.

ista, compañía especializada en servicios de medición y liquidación individual de consumos de energía y agua, coincide con este estudio en que la necesidad de aumentar el ahorro y la eficiencia energética en los edificios pasa por realizar determinadas actuaciones sobre las instalaciones de calefacción, como se recoge en la Directiva Europea 2012/27/UE, relativa a la eficiencia energética.

Según este trabajo de la Universidad de Alcalá, el ahorro de energía final por temporada es de un 24,7% de media, con variaciones comprendidas entre un 17,8 y un 30,8%, en función de las temperaturas de confort máxima y mínima, respectivamente. Por ejemplo, para una vivienda tipo, con una superficie de 94,59 m2, para cada temporada se han obtenido ahorros de energía final medios de entre 3,4 MWh y 4,6 MWh.

Pero además del ahorro energético, este estudio calcula la reducción de emisiones de CO2 que tendría un margen de variación entre 38,38 tCO2e t 79,54 tCO2e, con un ahorro medio de emisiones de 61,18 tCO2e.

El estudio compara estos resultados con los valores medios de emisiones producidas por un automóvil. La reducción de emisiones de CO2, CO y NOx producida como consecuencia de la instalación de los repartidores de costes y las válvulas termostáticas sería equivalente, como mínimo, a las producidas, respectivamente, por el consumo de 271 litros de gasolina, o, en el caso de un turismo a gasoil, de 248 litros.

Ignacio Abati, Director General de ista y presidente de Aercca (Asociación Española de Repartidores de Costes de Calefacción) ha manifestado que “los datos de este estudio vienen a darnos la razón en que es prioritaria la aprobación del proyecto de Real Decreto por el que se regula la contabilización de consumos individuales de calefacción. Esperemos que sea una de las primeras iniciativas del nuevo Gobierno. No hay que olvidar que este Real Decreto forma parte de la Directiva Europea de Eficiencia Energética cuya trasposición está pendiente en España”.

“Además, con la llegada del verano”, recuerda Abati, “y el apagado de las calefacciones centrales, es el momento ideal para instalar los repartidores de costes y las válvulas con las que los hogares conseguirán un importante ahorro de energía y los usuarios obtendrán información objetiva sobre la energía consumida y valorar el potencial de ahorro”.

El futuro de nuestras viviendas será sostenible o no será. SIMA va a mostrar cómo la construcción sostenible ya está mejorando tanto la calidad de los nuevos hogares como la de la vida de sus propietarios o inquilinos.

La Casa Sostenible es un espacio habitable y a escala real diseñado para que los visitantes de la feria comprueben a través de sencillos experimentos y ejemplos a escala real las posibilidades que la construcción sostenible permite a la hora de ahorrar consumos energéticos, aumentar el confort habitacional o mejorar la calidad medioambiental de los espacios interiores. La Casa Sostenible es una iniciativa conjunta de Breeam®, el certificado internacional en construcción sostenible, y del Salón Inmobiliario Internacional de Madrid (SIMA).

SIMA 2019