Entradas

Integrar paneles fotovoltaicos en la cubierta inclinada de un edificio supone ahorros para la vivienda

  • Promotejado, que reúne a 27 empresas del sector, considera que la colocación de placas fotovoltaicas en cubiertas inclinadas es mejor y mucho más fácil gracias a su inclinación
  • Sólo en Madrid el despliegue de generadores fotovoltaicos en los tejados proporcionaría energía para abastecer el consumo eléctrico total de 1,2 millones de personas

Los edificios residenciales, ya sean en bloque o en viviendas unifamiliares, pueden beneficiarse de la nueva regulación que sobre autoconsumo energético existe en nuestro país desde el pasado mes de abril.

La reducción de los trámites administrativos y la posibilidad de compensar los excedentes de la energía no consumida a través de una rebaja en el recibo de la luz son algunas de las novedades de esta legislación que busca reducir la demanda energética de los hogares.

La instalación de paneles fotovoltaicos en la cubierta de un edificio puede reducir un 40% (300 euros) la factura de la luz anual, pero si además se realiza en una cubierta inclinada y no plana, la cantidad puede ser superior a 400 euros, apuntan desde la Asociación Promotejado.

Para su presidente, Alfred Vincent,en una cubierta inclinada los paneles solares o módulos fotovoltaicos deben colocarse integrados en la misma superficie, adoptando su inclinación y orientación, puesto que, según el Código Técnico de la Edificación, las pérdidas que se producen por alejarse del óptimo (orientación sur y 40º de inclinación) son mínimas”.

La instalación de paneles solares es mucho mejor y más fácil en cubiertas inclinadas que en planas, ya que ofrece una mayor integración con los elementos arquitectónicos y no es necesario el empleo de montajes complicados”, señala el presidente de Promotejado.

La Asociación aporta otras razones que desaconsejan la colocación de placas fotovoltaicas en cubiertas planas: producen un impacto visual y arquitectónico negativo, los paneles están sometidos a elevadas cargas de viento, suponiendo un peso adicional por la carga antivuelco, se producen pérdidas energéticas por ventilación e implican un sobrecoste de la estructura.

Según el Observatorio de la Sostenibilidad, sólo en Madrid el despliegue de generadores fotovoltaicos en los tejados proporcionaría energía para abastecer el consumo eléctrico total de 1,2 millones de personas, generaría en torno a 14.000 puestos de trabajo y movería una inversión cercana a los 5.800 millones de euros.

Cubiertas inclinadas para placas solares

Conoce el ahorro de energía generado por la instalación de repartidores de costes de calefacción

  • Según un estudio de Ahorros Derivados de la Contabilización Individual de Calefacción realizado por la Universidad de Alcalá.
  • Además del ahorro de energía, la contabilización individual de consumos supone una importante reducción de las emisiones contaminantes, equivalentes al consumo de 271 litros de carburante de un coche con gasolina o 248 de un turismo a gasoil.

La instalación de repartidores de costes y válvulas termostáticas en los sistemas de calefacción centralizada o colectiva para una vivienda tipo supondría un ahorro de energía final equivalente a la consumida por un hogar medio en 8 meses (244 días en el caso de calefacción a gas natural o de 266 si la calefacción es de gasóleo).

Esta es una de las conclusiones del estudio “Ahorros Derivados de la Contabilización Individual de Calefacción” realizado por la Universidad de Alcalá en el que se estima el ahorro energético conseguido con la instalación de repartidores de costes de calefacción y válvulas con cabezal termostático, con el fin de contabilizar individualmente el coste de la calefacción en sistemas centralizados o colectivos.

ista, compañía especializada en servicios de medición y liquidación individual de consumos de energía y agua, coincide con este estudio en que la necesidad de aumentar el ahorro y la eficiencia energética en los edificios pasa por realizar determinadas actuaciones sobre las instalaciones de calefacción, como se recoge en la Directiva Europea 2012/27/UE, relativa a la eficiencia energética.

Según este trabajo de la Universidad de Alcalá, el ahorro de energía final por temporada es de un 24,7% de media, con variaciones comprendidas entre un 17,8 y un 30,8%, en función de las temperaturas de confort máxima y mínima, respectivamente. Por ejemplo, para una vivienda tipo, con una superficie de 94,59 m2, para cada temporada se han obtenido ahorros de energía final medios de entre 3,4 MWh y 4,6 MWh.

Pero además del ahorro energético, este estudio calcula la reducción de emisiones de CO2 que tendría un margen de variación entre 38,38 tCO2e t 79,54 tCO2e, con un ahorro medio de emisiones de 61,18 tCO2e.

El estudio compara estos resultados con los valores medios de emisiones producidas por un automóvil. La reducción de emisiones de CO2, CO y NOx producida como consecuencia de la instalación de los repartidores de costes y las válvulas termostáticas sería equivalente, como mínimo, a las producidas, respectivamente, por el consumo de 271 litros de gasolina, o, en el caso de un turismo a gasoil, de 248 litros.

Ignacio Abati, Director General de ista y presidente de Aercca (Asociación Española de Repartidores de Costes de Calefacción) ha manifestado que “los datos de este estudio vienen a darnos la razón en que es prioritaria la aprobación del proyecto de Real Decreto por el que se regula la contabilización de consumos individuales de calefacción. Esperemos que sea una de las primeras iniciativas del nuevo Gobierno. No hay que olvidar que este Real Decreto forma parte de la Directiva Europea de Eficiencia Energética cuya trasposición está pendiente en España”.

“Además, con la llegada del verano”, recuerda Abati, “y el apagado de las calefacciones centrales, es el momento ideal para instalar los repartidores de costes y las válvulas con las que los hogares conseguirán un importante ahorro de energía y los usuarios obtendrán información objetiva sobre la energía consumida y valorar el potencial de ahorro”.

Descubre en SIMA la casa sostenible

El futuro de nuestras viviendas será sostenible o no será. SIMA va a mostrar cómo la construcción sostenible ya está mejorando tanto la calidad de los nuevos hogares como la de la vida de sus propietarios o inquilinos.

La Casa Sostenible es un espacio habitable y a escala real diseñado para que los visitantes de la feria comprueben a través de sencillos experimentos y ejemplos a escala real las posibilidades que la construcción sostenible permite a la hora de ahorrar consumos energéticos, aumentar el confort habitacional o mejorar la calidad medioambiental de los espacios interiores. La Casa Sostenible es una iniciativa conjunta de Breeam®, el certificado internacional en construcción sostenible, y del Salón Inmobiliario Internacional de Madrid (SIMA).

SIMA 2019