Entradas

  • La adopción de hábitos de consumo de energía más responsables se traduce en una disminución de las facturas eléctricas en el hogar, al mismo tiempo que se optimizan recursos y se reduce la contaminación

En esta época del año, caracterizada por el frío y las pocas horas de luz y en la que pasamos muchas horas en casa, los consumos de las facturas eléctricas se disparan. Esta situación afecta al bolsillo, pero también tiene un importante impacto ambiental, ya que provoca la emisión de gases a la atmósfera, causantes del efecto invernadero y el cambio climático. Desde Savia red verde Salamanca, la estrategia para una ciudad más verde, saludable y sostenible, recopilamos algunos consejos importantes que pueden ayudar a la ciudadanía salmantina a reducir su gasto energético mientras mejoran el medio ambiente de su ciudad.

ILUMINACIÓN

El 5% del consumo eléctrico de las viviendas está directamente relacionado con la iluminación. A continuación, repasamos una serie de consejos que permitirán reducir la factura de la luz.

– Abrir las cortinas y persianas de casa en cuanto entre luz solar

– Colocar el área de lectura o trabajo cerca de una ventana, especialmente porque la luz natural

– Reemplazar las bombillas convencionales por bombillas tipo led, que permiten ahorrar de 4 a 5 veces menos electricidad. A pesar de su mayor coste, las bombillas led duran más y, generalmente, se amortizan en menos de un año, pues consumen un 80% menos y duran hasta 8 veces más.

– En ciertos rincones del hogar, utilizar bombillas LED en lugar de bombillas halógenas.

– En habitaciones como la cocina, el baño o el sótano, utilizar luces de neón. Estas últimas son similares a las bombillas de bajo consumo, pero su rendimiento es a menudo superior.

– En caso de tener tubos fluorescentes, continuar utilizándolos, consumen mucho menos que las bombillas tradicionales, las incandescentes. Los halógenos tienen mucho consumo.

– Limpiar las bombillas y persianas regularmente para eliminar el polvo y recuperar la luz.

– Cada uso no requiere la misma potencia de iluminación. Por ejemplo, una bombilla de bajo consumo de 20W es perfecta para leer o trabajar y una lámpara de 5W es suficiente para ver la televisión.

CALEFACCIÓN

La calefacción supone un incremento importante en las facturas energéticas en ciudades como Salamanca, donde en invierno se alcance temperaturas muy bajas y el consumo de calefacción parece inevitable, pero, con un cambio de hábitos y poniendo en marcha ciertos consejos para maximizar el calor generado por la caldera se puede realizar un consumo más responsable y se notarán en la factura.

Los trucos y hábitos para ahorrar en calefacción:

– Para ventilar la casa son suficientes 10 o 15 minutos, aseguran la renovación del aire sin enfriar en exceso el interior de la vivienda.

– No abrir las ventanas con la calefacción encendida.

– No tapar las fuentes de calor con cortinas, muebles o elementos similares. Tampoco es recomendable colocar la ropa húmeda en los radiadores para secarlos, este gesto humedece el ambiente, lo que hace que el termostato detecte el hogar más frio y ponga la caldera a funcionar

– Cerrar los radiadores que no precises y apagar completamente la calefacción si la casa va a estar desocupada.

– Vigilar el termostato: Por encima de los 20°C, cada grado adicional encarece la factura alrededor de un 7%. De este modo, la reducción de la temperatura de los radiadores en 1 ó 2°C permite ahorros significativos a final de mes.

– Apagar por la noche la calefacción, es más saludable para dormir. Por la mañana no encenderla hasta después de haber ventilado y cerrado las ventanas.

– Eliminar el aire de los radiadores: sacarles el aire que se acumula en el circuito y que disminuye su eficacia.

– Vigilar el mantenimiento de la caldera puede traducirse en ahorros hasta el 15%.

– Limpiar el polvo de los radiadores puede ahorrarte hasta un 10% de la energía consumida

ELECTRODOMÉSTICOS

Para poder optimizar el consumo de los electrodomésticos del hogar, el primer paso es elegir la mejor tecnología disponible:  Los más eficientes son los de la clase A o B (existen las categorías A+ y A++ para etiquetar la eficiencia energética de frigoríficos y congeladores). Consejos de uso:

Lavadora y secadora

– Lavar la ropa en frío: Entre el 80 y 85% del consumo energético de una lavadora se invierte en calentar el agua.

– Utilizar programas económicos, evita los prelavados y los usos innecesarios con poca ropa.

– No llenar al máximo la lavadora, tiene que entrar una mano en posición vertical para que el tambor no sufra el peso de la ropa mojada al moverse: fijarse en las recomendaciones del fabricante en cuanto a pesos de ropa máximos.

– Evitar en lo posible el uso de la secadora

Lavavajillas

– Encender sólo cuando esté lleno.

– Los últimos modelos de lavavajillas tienen un botón «eco» que puede reducir el

consumo de electricidad hasta en un 45% dependiendo del modelo.

– Dejar secar los platos al aire libre

– Retirar los restos de comida con un papel de cocina, no limpies la vajilla superficialmente debajo del grifo antes de introducirlos en el lavavajillas.

Horno

– Aprovechar el calentamiento del horno para realizar varias cosas a la vez.

 

AGUA CALIENTE

El agua caliente sanitaria representa el 26% del consumo energético total de la vivienda, siendo la segunda consumidora de energía, después de la calefacción. Unas pocas mejoras y cambios de hábitos pueden ayudar a reducir, y mucho, el gasto que supone al hogar:

– Regular la temperatura del agua caliente en la caldera, ajustándola para que no haya que mezclarla con agua fría, máximo 45º.

– Elegir ducha en vez del baño: 200 litros de agua para llenar una bañera, mientras que una ducha de cinco minutos consume unos 50.

– El grifo del lavabo, mejor con apertura en frío: en la mayoría de los grifos monomando, cuando la palanca se deja en posición central se obtiene una mezcla de agua caliente y agua fría. Si se abre el grifo en esa posición durante poco tiempo, el agua caliente ni siquiera llega al lavabo y supone un gasto innecesario.

– Realizar un fregado manual de platos sostenible: cerrar el grifo durante el enjabonado, utilizar el tapón del fregadero y evitar fugas y goteos.

  • El informe detecta la posibilidad de lograr ahorros en intereses entre 20.000 y 50.000 euros para una hipoteca tipo de 230.000 euros. El estudio se realizó entre enero y abril, apunta a que lo habitual es rebajar un punto porcentual, en ocasiones la rebaja podría llegar incluso a 1,50% sobre el tipo de interés sin vinculaciones.
  • Un tercio de los consumidores se inclinan inicialmente por no solicitar ninguna vinculación. De los dos tercios restantes, la domiciliación de la nómina (32 %), seguro de vida (24 %) y seguro de hogar (18 %), siguen siendo de lejos, las tres vinculaciones más solicitadas a la hora de cerrar su hipoteca
  • La plataforma de “hipotech” detecta un aumento de solicitudes subrogaciones entre enero y abril del 46 %

Los descuentos de los productos vinculados a las hipotecas pueden ser fuente de ahorro importante que beneficie a los consumidores. Un ahorro medio de unos 35.000 euros en intereses, y por tanto en la cuota hipotecaria, si se aplican descuentos de vinculaciones y/o se eligen determinados productos vinculados a la hipoteca, según cálculos de un estudio propio realizado por la fintech, Hipoo. Un ahorro que se sitúa en una horquilla entre 20.000 y 50.000 euros para una hipoteca media tipo de 230.000 euros, eligiendo el paquete óptimo de vinculaciones en comparación con no hacerlo.

El estudio fue realizado entre enero y abril de este año entre 7.000 usuarios de la plataforma de tecnología hipotecaria, residentes en su mayoría en las principales capitales de España y con un nivel económico medio alto, además ha analizado el producto hipotecario de 20 banco españoles.

Lo habitual es rebajar un punto porcentual, pero en ocasiones podría llegar incluso a 1,50% de rebaja sobre el tipo de interés sin vinculaciones, apunta el estudio.

Un tercio de los consumidores se inclinan inicialmente por no solicitar ninguna vinculación. De los dos tercios restantes, dentro de la gran variedad de vinculaciones hipotecarias existentes, la domiciliación de la nómina (32%), seguro de hogar (18%) y seguro de vida (24 %) son las tres vinculaciones más solicitadas por los consumidores a la hora de cerrar su hipoteca. La domiciliación de recibos (12 %), y la tarjeta de crédito (8 %) son otras destacadas. Por último, el 6% apostaría por otras como: plan de pensiones, seguro de coche o vivienda sostenible.

Y es que, existe un ecosistema complejo, según Juan Ferrer, ceo de HIPOO “cada banco configura sus productos hipotecarios con las vinculaciones de manera distinta. Por lo que conocer bien las distintas ofertas y estructuras de bonificaciones de todo el sector bancario permite al consumidor final tener mayor claridad y más información. Así como optimizar al máximo el ahorro, al saber en tiempo real a través de un Marketplace el impacto que puede tener sobre la cuota hipotecaria un paquete de vinculaciones u otro. En lo que llevamos de año, hemos comprobado un aumento del 46 % de consultas relacionadas con la subrogación de hipotecas”.

La estructura de bonificaciones es compleja y dispar, el estudio refleja como los seguros de hogar y nómina van íntimamente unidos, uno por obligatoriedad y otro por coste. En última instancia el seguro de vida, sobre todo en aquellas familias que tienen hijos. También se desprende de este análisis, que de los consumidores que buscan ahorrar apoyándose en una estructura de vinculaciones, el 53 % prefiere el paquete completo de domiciliación de la nómina, el seguro de hogar y el seguro de vida.

Marketplace y algoritmos para ahorrar

Parte del informe se ha confeccionado gracias al nuevo desarrollo integrado en la plataforma de “hipotech”, Hipoo, que permite conocer y adaptar en tiempo real la cuantía de la hipoteca según a los productos vinculados ofrecidos por distintas entidades bancarias. Esta nueva tecnología, basada en algoritmos, permite al usuario puede configurar la estructura de vinculaciones en todo momento y ver el impacto que tienen estos cambios en la cuota e intereses totales, además de aplicar comparativas por entidades bancarias, desde el sofá de su casa a golpe de clic, hasta ahora algo inédito en nuestro país.

El algoritmo desarrollado permite además que los usuarios puedan recibir ofertas personalizadas adaptadas a cada cliente y configurar así las hipotecas con la estructura de vinculaciones según las preferencias y necesidades de cada persona. En este proceso, “se combina el desarrollo tecnológico con la participación de expertos hipotecarios para guiar al usuario, simplificando y centralizando al máximo todo el proceso, así como permitiendo diseccionar todos los productos lo máximo posible mirando las primas de los seguros, y siempre buscamos ir más allá de una mera tecnología de comparación, con asesoramiento transparente, imparcial y realizado por un experto”, apunta el CEO de Hipoo, Juan Ferrer.

  • En las fechas cercanas a festividades como el Black Friday, los portales y agentes inmobiliarios lanzan campañas de descuentos de inmuebles.
  • Para ahorrar miles de euros en la adquisición de una vivienda se recomienda: comparar las sociedades de tasación o firmar una hipoteca “sin comisiones”.

Tras la entrada en vigor de un Decreto Ley en noviembre de 2018 y de la Ley Reguladora de los Contratos del Crédito Inmobiliario, en junio de 2019, varios de los costes que antes corrían a cargo del comprador – Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, notaría, registro y gestoría- han pasado a ser responsabilidad de la entidad bancaria. De esta manera, son tres el número de gastos a los que debe hacer frente la persona que esté interesada en adquirir una vivienda: tasación, comisión de apertura e impuestos.

Si bien es verdad que el número de impuestos a pagar se ha reducido, la suma de sus importes sigue suponiendo un fuerte desembolso para los compradores, que desean reducir al máximo el gasto. Una de las formas más comunes para conseguir inmuebles al mejor precio posible es aprovechar las rebajas, de la misma forma que se haría al momento de comprar cualquier otro activo… y es que en el mundo del ladrillo también hay descuentos.

Así pues, a la hora de adquirir una vivienda el comprador debe asumir el coste del bien como tal además de otros gastos relacionados con la adquisición. Instituto de Valoraciones, explica cómo reducir al mínimo todos estos gastos:

Consulta los precios de las diferentes entidades de tasación, puede significar un ahorro de hasta el 20%

Uno de los requisitos indispensables para formalizar una hipoteca es el informe de tasación. Este documento, elaborado por un técnico cualificado, determina el valor real del inmueble, considerando factores como las características de la vivienda y la situación del mercado. Para que este documento sea aceptado por las entidades financieras, es imprescindible que esté expedido por una tasadora homologada por el Banco de España.

Las tarifas de una tasación hipotecaria normalmente son similares, sin embargo, no están fijadas de manera oficial, así que cada sociedad tasadora puede establecer el importe y las reducciones que considere oportunas. Es recomendable consultar los precios de varias compañías antes de solicitar la tasación y visitar sus espacios online en busca de descuentos. La tasadora Instituto de Valoraciones, por ejemplo, ofrece una rebaja de hasta el 20% en la contratación online de un servicio de tasación oficial.

Utiliza comparadores online para conseguir el mejor préstamo hipotecario

La comisión de apertura en préstamos hipotecarios es uno de esos gastos cuya aplicación ha sido puesta en juicio en los últimos tiempos. A principios de 2019 el Tribunal Supremo negó que tuviera carácter abusivo y admitió su validez, aunque, aun así, muchas entidades bancarias han decidido no cobrarla. Por eso, es recomendable que antes de firmar la hipoteca, se haga una investigación para saber qué bancos cobran la comisión de apertura y cuáles no, ya que puede implicar un porcentaje de hasta el 1,5% del capital con el que se cuenta para la adquisición.

Una buena forma de saber cuáles son los préstamos hipotecarios que no conllevan comisiones es haciendo un estudio de comparación a través de los comparadores online disponible. Este paso es muy recomendable ya que, firmar una hipoteca sin comisión de apertura puede suponer un ahorro de varios miles de euros, en función del importe total del inmueble.

Además, las hipotecas calificadas “sin comisiones”, renuncian no solo al cobro de la tasa de apertura, sino también al cobro de algunos posibles servicios posteriores como la amortización anticipada, la subrogación, la novación o el cambio de variable a fija.

Aprovecha las promociones especiales del ladrillo, como el Black Friday este 29/11

Al igual que se aprovechan las épocas de rebajas para comprar muebles o decoración para las casas, en el mundo inmobiliario también hay ofertas. Aunque no se siga la misma tendencia de rebajas de invierno y rebajas de verano, muchos portales inmobiliarios, agencias e, incluso, los bancos llevan a cabo campañas de descuentos en su oferta de pisos, garajes, trasteros, locales y hasta naves industriales a precios reducidos por un período específico de tiempo. Este año, toma especial relevancia el Black Friday del ladrillo, y es que este 29 de noviembre se celebra el día anual de las ofertas.

Muchas inmobiliarias han comenzado ya a anunciar rebajas del 20%, 30% o 40% en inmuebles en toda España, así que ahora más que nunca, es el momento de conseguir buenas oportunidades. Lo bueno es que en este mercado las ofertas no se limitan a un solo día, sino que se extienden generalmente por un mes o un período de tiempo alrededor de la fecha clave. Además de estas fechas claves, otras formas de encontrar “chollos” en inmuebles es a través de los pisos que ofrecen los bancos, las subastas inmobiliarias o promociones especiales.

 

  • El informe de Casaktua.com revela que el coste del alquiler y de la hipoteca ha aumentado un 14% con respecto a 2018.
  • El ahorro medio para la compra de vivienda se reduce un 20%.
  • El 64% de los españoles opta por una hipoteca con interés de tipo fijo.
  • Casi la mitad de los españoles considera que una vivienda es el mejor plan de pensiones.

Las previsiones para 2019 apuntan a una estabilización del sector inmobiliario en cuanto a precios y demanda. El incremento del coste residencial ha comenzado a influir en las transacciones inmobiliarias, convirtiendo el aspecto económico en uno de los principales retos a la hora de buscar vivienda. Así lo demuestra el V Estudio Casaktua “La demanda de vivienda en España. 2019, ¿el año de la estabilización del sector?”, que refleja que los españoles que tienen previsto mudarse a corto o medio plazo no encuentran nada que se adapte a sus necesidades (46%) o que puedan asumir económicamente (44%).

Según el informe del portal inmobiliario, el problema del precio ha aumentado 8 puntos en el último año y está especialmente presente en el caso del alquiler: el 58% de los que se trasladan a régimen de arrendamiento reconoce que este está siendo uno de los principales handicaps, frente al 37% de los que optan por comprar.

Este argumento también es utilizado por aquellos que no están en búsqueda de un inmueble y que, tal y como reconocen, no están a gusto con su vivienda actual. El 47% afirma que no se cambia de residencia por una cuestión económica. Esta barrera se ha incrementado 9 puntos en el último año. De cara al futuro, el 88% del total de los encuestados cree que el coste del alquiler y de la compra seguirá incrementándose.

Desciende la intención de mudarse en propiedad y en alquiler

El 22% de los españoles tiene intención de cambiar de inmueble próximamente: el 15% busca una vivienda en propiedad y el 7% en alquiler. Estas cifras suponen un descenso de 15 puntos con respecto a 2018, cuando el deseo de trasladarse era del 37% (24% compra y 13% alquiler).

Las conclusiones del V Estudio de Casaktua muestran que el precio del inmueble es el factor más determinante a la hora de comprar. El 72% (67% en 2018) reconoce que es lo que más influye en el proceso de decisión, seguido de la cuota hipotecaria estimada que deberá pagar (39%). Las condiciones de contratación de la hipoteca y la situación laboral son los aspectos que más han crecido, al pasar de un 30% a un 37%, y de un 24% a un 34%, respectivamente.

Por su parte, el 58% de los que se va de alquiler reconoce que en realidad preferiría comprar, pero no lo hace porque sus circunstancias económicas no se lo permiten. Y es que, ahora mismo, casi el 57% de los españoles opina que vivir en alquiler es tirar el dinero y que una vivienda en propiedad es la mejor herencia que se puede dejar a los hijos (63%).

El ahorro y el presupuesto de los españoles desciende con respecto a 2018

A medida que la economía, las expectativas de empleo y el salario se han ido recuperando en los últimos años, la tasa de ahorro de las familias ha ido descendiendo (INE y Banco de España). Un aspecto que también ha afectado al acceso a una vivienda en propiedad. Tal y como reflejan los resultados, el ahorro medio de los españoles para la compra es de 58.630€, lo que supone un descenso del 20% con respecto al año pasado: 72.917€.

El presupuesto medio de los futuros propietarios es de 168.422€ (171.815€ en 2018). Teniendo en cuenta esta cantidad y que los expertos recomiendan contar con el 30% del valor (el 20% financiado por la entidad financiera, más el 10% de gastos), el ahorro debería de ser de 50.000€ como mínimo. Una cantidad que, según el informe realizado por el portal inmobiliario, no cumple el 67% de los encuestados (incluyendo a los que no tienen ningún ahorro). Destaca que el 47% de los futuros propietarios dispone de menos de 30.000 €.

Ahorro para la compra de vivienda

Con el objetivo de favorecer el acceso a la vivienda, portales inmobiliarios como Casaktua ya están ajustando su oferta inmobiliaria lanzando campañas a precios por debajo del mercado y con óptimas condiciones de financiación.

En el caso del alquiler, el presupuesto medio ha aumentado un 11% el último año. En 2018 era de 513€ y en esta edición asciende a 568€. Se percibe una diferencia por sexos, ya que las mujeres fijan una cuantía un 18% inferior a la de los españoles (513€ vs 626€). Por edad, el presupuesto es especialmente bajo entre los de 55 y 64 años (479€).

¿Qué medios financieros se piensan utilizar para la compra?

En el momento de hacer frente al pago de una vivienda, lo más habitual es recurrir a la hipoteca (63%). Esta opción gana partidarios: en 2018 era del 54%. El interés fijo es la apuesta principal frente al variable: 64% vs 36%.

Las otras opciones son los ahorros propios (41%), la venta de otra vivienda (26%) o de alguna otra propiedad inmobiliaria (17%) y la ayuda familiar (9%). Esta última alternativa está presente, sobre todo, en aquellos compradores más jóvenes (25-34 años).

Por otro lado, el conocimiento del proceso hipotecario es menor al de años anteriores, con una calificación media de 5,7 sobre 10, frente al 6,5 obtenido en 2018. En cuanto a la necesidad de aval bancario, crece el porcentaje de personas que piensa que no se lo van a pedir: pasa del 39% al 47%.

El alquiler y la cuota hipotecaria suben un 14% respecto a 2018

El coste promedio que están pagando actualmente las personas que residen en alquiler es de 535€/mes, un 14% más que en 2018. Un incremento similar al de la cuota hipotecaria, que ha pasado de los 442€/mes a los 505€/mes. Estas cantidades confirman que el alquiler continúa siendo un 6% más caro que la propiedad. Un desfase que, previsiblemente, aumentará. Según reconoce el 8% de los inquilinos, su casero les subirá en breve una media de 75€ al mes. El 13% ya ha experimentado este incremento. En concreto, unos 53€ de media.

Si comparamos las regiones con mayor población, el gasto destinado a la hipoteca es más elevado en Comunidad de Madrid (560€) y Cataluña (559€). Con respecto al alquiler, Comunidad de Madrid (647€), Cataluña (633 €) y Andalucía (539€) serían las más costosas.

Del análisis por provincias se desprende que el coste hipotecario medio es más elevado en Valencia (594€), Barcelona (578€) y Madrid (560€). Y en cuanto al arrendamiento, los alquileres más caros serían los de Málaga (725€), Barcelona (648€) y Madrid (647€).

Desconfianza ante la ley hipotecaria

A partir de las 3.000 encuestas realizadas en todo el territorio nacional, Casaktua.com ha analizado la opinión de los españoles respecto a los temas de actualidad del sector inmobiliario.

Uno de los grandes debates es el de si próximamente habrá otra crisis económica. La población española se inclina por el “sí”. El 87% de los españoles está “de acuerdo” o “muy de acuerdo” con que el escenario actual presenta indicios similares a la situación que se dio antes de 2008 y con que estamos ante una nueva burbuja inmobiliaria (75%). En el estudio del año pasado, estos porcentajes eran del 82% y del 71%, respectivamente.

En lo que respecta a la nueva ley reguladora de los contratos de crédito inmobiliario, la percepción de los encuestados nacionales muestra cierta desconfianza. Los datos revelan que solo el 43% considera que vaya a suponer una ventaja real para el consumidor.

Otras de las novedades que están impactando en el sector son las nuevas normativas sobre las viviendas de uso vacacional. Un proceso regulatorio que está afectando a capitales y ciudades costeras de toda España, y que el 90% de los españoles ve totalmente necesario.

Comprar vivienda para alquilar y los garajes, las mejores opciones de inversión
Para los encuestados, la mejor opción a la hora de invertir en vivienda es adquirir un inmueble para alquilarlo a largo plazo (31%), la compra de una vivienda para vender una vez reformada (17%) y el arrendamiento vacacional (14%).

¿Cuáles son las mejores opciones de inversión?

Si tuviesen que elegir la inversión en inmuebles de tipo terciario, las primeras opciones son los garajes (57%), los locales comerciales (36%), los locales convertibles en vivienda (21%) y los terrenos (21%). Le siguen las oficinas (20%) y los trasteros (18%).

Baja la demanda de segunda residencia y disminuye el alquiler vacacional

El 25% de los españoles dispone de una segunda vivienda en propiedad (28% en 2018), la mayoría de ellos comprada antes de la crisis (72%). El 48% la tiene ubicada en zonas de costa, mientras que el 52% restante optó en su día por una ciudad de interior o por el mundo rural.

El 65% de estos propietarios la tiene para disfrute propio (51% en 2018) y el resto han decidido apostar por el alquiler a largo plazo (27%) o turístico (8%). Este último ha descendido notablemente con respecto a 2018, cuando el 17% elegía el arrendamiento vacacional.

También ha decrecido la demanda de segunda vivienda. Este año, se concentra en el 9%, cuando el año pasado era del 18%. Las opciones de búsqueda son: playa (41%) e interior (59%).

Jubilación y vivienda

Casi la mitad de los españoles considera que una vivienda es el mejor plan de pensiones (47%). Una visión más generalizada conforme avanza la edad del encuestado y entre aquellos que piensan mudarse en régimen de propiedad.

A la hora de valorar cuál sería la mejor opción ante problemas de liquidez durante la tercera edad, los españoles elegirían el alquiler de una segunda vivienda en propiedad (35%), la venta de una segunda residencia (32%), la hipoteca inversa (22%) o la venta de vivienda con reserva de usufructo (16%). Los encuestados mayores de 65 apuestan por venta de segunda vivienda (35%) y la hipoteca inversa (28%).

Perfil del comprador e inquilino de vivienda: hombre de 35-54 años vs mujer de 25-35 años

El futuro comprador de vivienda es un hombre de 35 a 44 años, con pareja sentimental y dos hijos como máximo y con unos ingresos netos familiares de más de 1.800€/mes. Por el contrario, el perfil de los que van a mudarse a un inmueble de alquiler es mujer de 25 a 34 años, de familia tradicional o con pareja y sin hijos, y con un salario familiar de hasta 1.800€.

Ante la pregunta de con quién piensan compartir su futura propiedad, el 26% reconoce que tiene intención de mudarse en solitario (el 30% en 2018). El resto (74%), compartirá costes: con su pareja (87%), con familiares (4%), con amigos (2%), con estudiantes 1% o con otros (6%).

El inmueble que buscan es de 3 dormitorios en su mayoría (47%) y de entre 60 y 100 m2 (60%). El piso sigue siendo lo más demandado (52%). Le sigue el chalé (17%) y el adosado (10%).

Se percibe un mayor desinterés por los inmuebles de obra nueva. Mientras que la vivienda de segunda mano se mantiene similar (24% en 2019 y 23% en 2018), la vivienda a estrenar deja de ser la opción del 21% y pasa a ser elegida por un 15%. El 61% responden que les es indiferente.

En cuanto a las razones para mudarse, tener más espacio o más habitaciones (29%), cambiarse a una vivienda con más extras (26%), irse a una mejor zona (21%), contar con una vivienda más moderna (15%), aumentar la familia con niños (13%) y mudarse a una vivienda más económica (12%) son las causas principales.

Ficha metodológica

Para la elaboración de este informe se han realizado entrevistas a 3.000 personas, con edades superiores a los 25 años, que disponen de una vivienda en España, tanto en propiedad como en alquiler, o se encuentran buscando casa en este momento para emanciparse. La encuesta se realizó durante una semana (del 30 de abril al 3 de mayo de 2019) y tiene un margen de confianza del 95% y un error muestral de +/- 1,79%.