Entradas

Andimac y Nemuru se asocian para aumentar un 50% los ingresos de los profesionales de la reforma

La Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción (Andimac), y Nemuru, la primera plataforma de intermediación financiera que genera y administra préstamos 100% online, han unido fuerzas para ayudar a los profesionales de la reforma a incrementar un 50% sus ingresos a través de la financiación online de sus clientes.

Fruto de este acuerdo, más de 1.200 empresas españolas vinculadas a esta organización tendrán acceso a una financiación inmediata, flexible y personalizada en el punto de venta, tanto profesionales como particulares. Además, esta herramienta crediticia online no sólo repercutirá en los negocios aumentando el ticket medio, sino que también impulsará en un 30% el volumen de clientes.

En este contexto, en el que tres de cada 10 tiendas especializadas en materiales de construcción se ven desafiadas por las grandes superficies y los gigantes tecnológicos, según un estudio de Andimac, la Fintech y la patronal de la reforma han unido esfuerzos para ayudarles a escalar sus negocios.

De esta manera, los clientes profesionales de las empresas de distribución, así como las propias compañías, podrán contar con beneficios en los servicios de intermediación financiera de Nemuru, que les permitirá ofrecer planes de financiación a sus clientes –incluso al 0% de intereses y sin comisiones –, para que estos puedan adaptar los pagos al plan que mejor se adecúe a sus posibilidades.

Nemuru ofrece préstamos personales de hasta 20.000 euros a devolver hasta en 36 meses. Por medio de un análisis de riesgo de cada cliente, se genera el mejor crédito, a un precio competitivo; de manera que el profesional anticipa el cobro total o parcial de forma inmediata y se puede centrar en prestar sus servicios sin necesidad de estar pendiente de los cobros.

Según el CEO de Nemuru, Pere Monras, “se trata de un proceso en el que no hay que presentar nóminas ni completar formularios interminables. La plataforma les ayuda a escalar su negocio gracias a la posibilidad de cerrar más presupuestos y de mayor importe promedio, y sin coste operativo para ellos”.

Andimac estima que la reforma de un hogar podría abaratar 750 euros anuales su factura eléctrica

Las olas de calor disparan la demanda eléctrica por el uso masivo de los aires acondicionados. Y en este escenario, ANDIMAC, la patronal de las reformas, estima que una vivienda de 90 metros cuadrados reduciría su consumo energético entre un 40% y un 80% gracias a ciertas obras de mejora y mantenimiento, que podrían abaratar 750 euros anuales su factura eléctrica.

Así, ANDIMAC calcula que si se pusiera en marcha una ambiciosa política de vivienda para mejorar la certificación energética del parque inmobiliario, en el conjunto del país podrían ahorrarse hasta 12.000 millones de euros anuales para el bolsillo de los consumidores, contribuyendo tanto a la sostenibilidad medioambiental -con la reducción de emisiones- como a la mejora de la balanza comercial, puesto que la mayoría de la energía consumida procede de combustibles fósiles y de fuentes importadas.

En este sentido, la patronal destaca que las obras para aislar ayudan a mantener las condiciones ambientales en el exterior y a conseguir el confort deseado en el interior de las casas, ya que -por ejemplo- con un buen cerramiento se evita que se escapen al exterior las temperaturas más moderadas logradas en el interior, lo que consecuentemente reduce el consumo energético.

Y ello resulta especialmente significativo en días como hoy, después de que la ola de calor aumentara un 8% la demanda energética durante su primera jornada, un incremento tan significativo que podría encarecer la factura de la luz hasta en 30 euros mensuales, según se desprende de algunos datos.

Tres actuaciones

Para ello, ANDIMAC detalla que existen tres soluciones diferentes que deben aplicarse según el caso concreto de cada vivienda, con el objetivo de que se ajusten lo máximo posible a sus características y logren una mayor efectividad. En este contexto, la patronal recomienda siempre aislar desde fuera hacia dentro para evitar que el calor del exterior entre al interior, aunque recuerda que para ello se necesitan permisos tanto del Ayuntamiento como de la comunidad de vecinos.

Otra alternativa para mantener la casa a la temperatura deseada sin perder energía es sustituir las carpinterías por unas de madera o de PVC (policloruro de vinilo) con RPT (rotura de puente térmico), ya que son materiales más aislantes que otros como el aluminio, por lo que disminuye la transmisión de calor o el frío entre el interior y el exterior de la vivienda. Gracias a ello, no se pierde energía a través de las ventanas.

En esta línea, la patronal también aconseja cambiar los vidrios por unos de mayor espesor, con cámara de aire, bajo emisivos y con factor de sombra, siendo la mejor opción para ello los laminares o los vidrios dobles. Con ellos, se consigue una menor infiltración de radiación o de frío y menos pérdidas de la temperatura del interior.

Por otro lado, ANDIMAC defiende que, con los sistemas de recuperación de energía, se puede aprovechar el aire expulsado para climatizar el interior de la vivienda, que suele encontrarse a una temperatura inferior que el exterior, por lo que se requerirá menos energía para enfriarlo. Lo único que se necesita es un buen sistema de filtrado para limpiar el aire viciado y poder utilizarlo de nuevo.

Por último, la patronal resalta la importancia de realizar un mantenimiento apropiado de los sistemas de climatización y, cuando estos sean antiguos, de renovarlos por otros nuevos o de mejorar sus prestaciones, puesto que están en constante mejora y los más recientes ofrecen tanto un mayor ahorro energético como menores daños ambientales.

Andimac estima que la reforma integral de una vivienda cuesta de media unos 26.000 euros

  • La patronal informa de que las obras más costosas y frecuentes son las de los baños y cocinas, llevándose casi la mitad del presupuesto

Recuerda que una reforma revaloriza las casas en torno al 20% y permite obtener hasta un 30% más de renta de alquiler

Andimac estima que, de media, la reforma integral de una vivienda -de 90 metros cuadrados- cuesta unos 26.000 euros, de los que en torno al 60% corresponderían a los materiales de construcción y el restante 40%, al pago de la mano de obra; según la primera edición del “Reformar por el Precio Justo”, un estudio en el que la patronal desglosa detalladamente el coste de mantener una casa en buen estado de confort y salubridad.

Andimac informa de que las actuaciones más caras son las que se realizan en cocinas y baños, estancias que requieren desembolsos de unos 5.700 y 5.400 euros, respectivamente. Es decir, las reformas que al mismo tiempo son más frecuentes, como éstas, acaparan casi el 49% del presupuesto total sin aplicar el IVA correspondiente.

Por otra parte, las más baratas son las que se acometen en dormitorios y otras zonas, como el recibidor o las terrazas; costando cada una de ellas en torno a los 1.600 euros. Asimismo, del informe también se desprende que la factura de las reformas de salones y comedores, de media, escala por encima de los 3.500 euros, es decir, más de un 15% del total desembolsado.

Una cantidad que incluso supera el montante de lo que costaría reformar las zonas del exterior de la vivienda, obras que a su vez casi duplican el precio de las que se ejecutan en las estructuras de las casas, a las que se dedican unos 1.700 euros o, lo que es lo mismo, el 7,5% del presupuesto.

El informe de Andimac muestra que las reformas bien hechas no sólo contribuyen a mejorar la calidad de vida en los hogares sino que además revalorizan las casas hasta un 20%. Sin embargo, esta revalorización no es el principal motivo que lleva a los españoles a mejorar sus viviendas, ya que más de la mitad de las obras se realizan por criterios estéticos y por la búsqueda de un mayor confort.

No en vano, el estudio “Reformar por el Precio Justo” también señala que por una vivienda reformada se puede obtener hasta un 30% más de renta. De ahí, la importancia de valorar el estado de mantenimiento de los inmuebles en el sistema estatal de índices de referencia del precio del alquiler que debe elaborar el Gobierno, de acuerdo al Real Decreto de medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler.

Pero tan cierto es que en el 70% de las viviendas que se compran se realizan, antes o después, obras de mantenimiento y mejora; como que actualmente en España apenas se reforman cuatro casas de cada 100.

La patronal lamenta que en nuestro país no exista un culto hacia el estado de las viviendas, a diferencia de lo que ocurre con los coches, a cuyo cuidado y mantenimiento los españoles dedican el 5% de su presupuesto familiar, pese a permanecer cerca del 90% de su tiempo estacionados. Mientras tanto, sólo destinan el 1,5% de la renta a la mejora de sus hogares, donde cada vez se pasa más tiempo.

Con el objetivo de incentivar la reforma y garantizar un crecimiento sostenible del sector de la construcción, Andimac propuso recientemente 10 medidas al nuevo Gobierno. Entre ellas destaca la rebaja al 10% del IVA de los materiales de construcción, siempre y cuando representen menos del 40% del valor del trabajo; la recuperación del IRPF por reformar la vivienda habitual; la creación del Código Técnico de la Reforma (CTR); o el impulso del Asesor Técnico en Reforma, entre otras.

Según el secretario general de Andimac, Sebastián Molinero, “reformar es invertir. Más que como un gasto, la reforma de un inmueble puede concebirse como una rentable inversión, tanto en términos económicos como de confort y de calidad de vida”.