Entradas

  • La patronal destaca que “tan imprudente es no medir debidamente los riesgos por defecto como por exceso”
  • Andimac advierte de que la abrupta retirada del crédito comercial puede resultar letal para la actividad constructiva.

El 63% de los distribuidores de materiales de construcción denuncian que las aseguradoras les han reducido de forma injustificada el riesgo de gran parte de sus carteras de clientes, según el último barómetro sobre el mercado elaborado por la patronal de la reforma, Andimac. En el que la organización también advierte de que estas abruptas retiradas del crédito comercial no se corresponden con la evolución de los impagos y de que pueden resultar letales para la actividad constructiva.

La patronal sostiene que la venta a crédito mueve los engranajes comerciales de la cadena de suministro de materiales de construcción y lamenta la retirada de ciertos operadores, puesto que las empresas, en general, disponen de liquidez a través de las líneas ICO. No obstante, comprende que el sector asegurador sea prudente y mida con más detalle los riesgos, y defiende medidas de apoyo de último recurso, ya que son operadores sistémicos con un riesgo vivo que representa más del 25% del PIB y que compiten con otras empresas europeas respaldadas, en sus países, por este tipo de apoyos gubernamentales.

Por otra parte, la patronal reprocha a las aseguradoras que ofrezcan de forma generalizada coberturas que exceden la ley de morosidad, 60 días, lo que dificulta su cumplimiento y debilita al conjunto de los operadores en momentos adversos del ciclo económico.

Hasta la fecha, la práctica totalidad de las compañías apunta a un crecimiento de los retrasos en los pagos inferior al 5%, y casi un 20% de las empresas admiten haber sufrido un incremento de la morosidad superior al 10%.

En este sentido, Andimac explica que cuanto mayor sea el plazo medio de cobro, más delicada resulta la situación en momentos críticos como el actual y más se complica el crecimiento del tamaño medio de las empresas, otra de las debilidades estructurales de la economía española.

Amenaza de concentración del mercado

Por ello, la patronal urge a poner en marcha el régimen sancionador que recoge la Ley de Refuerzo de la Lucha contra la Morosidad, máxime teniendo en cuenta que los retrasos en los pagos son utilizados por las grandes compañías en diferentes sectores, especialmente comerciales, para financiar su crecimiento a costa, en ocasiones, de la propia supervivencia de las pymes y los autónomos. Lo que además de tratarse de un modelo de competencia desleal puede dar pábulo a que el mercado se concentre en unos pocos operadores, generalmente multinacionales, y a debilitar el tejido productivo nacional, tanto por el lado de la producción como por el de la distribución.

Según el secretario general de Andimac, Sebastián Molinero, “el sector promotor y constructor está saneado, y el comprador final de viviendas tiene un perfil en términos de solvencia financiera y estabilidad laboral muy diferente al de 2007. Además, mientras que en la crisis anterior el sistema bancario realmente no ejercía de filtro ante el riesgo de los clientes a los que vendía una hipoteca, ahora los bancos analizan bien las operaciones. Por tanto, no puede tratarse al sector de la construcción en 2020 como en 2008. La prudencia debe dominar en situaciones de crisis, pero tan imprudente es no medir debidamente los riesgos por defecto como por exceso”.

 

  • Tras la orden ministerial publicada para la fase 1 de la desescalada Andimac pide para los almacenes el mismo criterio que para los concesionarios

La Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción (Andimac) denuncia un trato discriminatorio hacia las tiendas especializadas en, por ejemplo, cerámica y mobiliario; tras la orden ministerial publicada esta mañana por Sanidad de cara a la fase 1 de la desescalada.

En concreto, la patronal pide al Gobierno que aplique a las exposiciones especializadas en cerámica, baño y cocina el mismo criterio que a los concesionarios, que a partir del lunes podrán reabrir en aquellos territorios que hayan pasado de fase independientemente de sus superficies, pudiendo exceder los 400 metros cuadrados establecidos en órdenes publicadas con anterioridad.

Andimac defiende que las tiendas especializadas, al igual que los concesionarios, presentan unos formatos de venta en los que no son habituales los tránsitos de clientes, por lo que critica que en la limitación de las reaperturas no se han atendido las razones sanitarias.

La patronal reitera que los escenarios proyectados para el pequeño comercio no se ajustan a las necesidades de sectores comerciales clave, como las tiendas de cerámica, baños y cocinas, ya que por sus necesidades expositivas estas tiendas son significativamente más grandes. De hecho, el Código Técnico de la Edificación (CTE) regula en su documento de seguridad 2 metros cuadrados por cliente como tope de aforo para comercio general y 5 metros cuadrados para sus exposiciones.

Así, Andimac explica que las tiendas de cerámica ocupan espacios semejantes a las de vehículos, que requieren unos 800 metros cuadrados de media para poder funcionar y que tienen un promedio de 3 vendedores por tienda, lo que implica que si cada vendedor tiene un cliente, haya 6 personas en 800 metros cuadrados.
Además, la patronal sostiene que detrás de este comercio está una de las principales industrias españolas, la cerámica, cuyo superávit comercial superó en 2019 los 2.700 millones de euros; remarcando que el canal de cerámica, baño y cocinas incluye más de 15.000 pymes que, directa e indirectamente, dan empleo a unas 90.000 personas.

Según el secretario general de Andimac, Sebastián Molinero, “la cita previa es clave para nosotros, ya que los tiempos de trabajo con clientes se aproximan a la hora, lo que en la práctica provoca que por grande que sea la exposición la asistencia de público esté asociada a la capacidad de atención. No hablamos de tiendas multiservicio y autoservicio, sino de espacios especializados en los que la atención es puramente individualizada”.

Mas información:

La patronal Andimac destaca que la reforma y la rehabilitación representan más del 40% del valor de los materiales del conjunto de la construcción, un sector fundamental y con un enorme potencial tractor sobre la economía que contribuiría a su recuperación.

La asociación remarca la importancia de incentivar la demanda interna durante los próximos meses, teniendo en cuenta el desplome del turismo y como palanca a corto plazo de soporte económico y social, ante la Comisión para la Reconstrucción Económica y Social de España, el órgano en el que se deberá consensuar una estrategia con aportaciones de todas las fuerzas políticas frente a la crisis del coronavirus.

Además, insiste en que este segmento representa el 75% del valor de los materiales en edificación residencial -construcción nueva más reforma en edificios y viviendas-, según la última edición del Observatorio 360ª del Mercado de Materiales de Construcción en Edificación Residencial. Un informe, elaborado por Arthursen, del que también se desprende que en términos de actividad agregada, implica un valor de materiales que se corresponde con 95.000 viviendas nuevas en construcción, frente a 279.000 viviendas reformadas.

Andimac defiende que si la construcción aporta en torno al 10% del PIB, la mayoría de las actuaciones se corresponde con las que se realizan en viviendas y edificios ya habitados, y no tanto con las de los nuevos desarrollos urbanísticos. Es decir, que las actividades de reforma y la rehabilitación son cruciales para el conjunto de los actores que intervienen en la cadena industrial de materiales de construcción, una cadena que incrementa más de dos puntos el peso de la construcción en el PIB.

En este sentido, la patronal estima que las reformas movieron el año pasado en España unos 18.000 millones de euros, gracias fundamentalmente a la compraventa de viviendas y a la necesidad de adaptar y mejorar el parque. Sin embargo, desde Andimac advierten del peligro que supone que el parque de edificios envejezca a un ritmo del 1,8%, mientras la rehabilitación edificatoria afecta únicamente al 0,15% del mismo, en lo que llaman un “lento y peligroso proceso de obsolescencia”.

Por todo ello, la patronal pide a la futura Comisión para la Reconstrucción Económica y Social de España que ponga en marcha un Fondo de Garantías con líneas para comunidades de propietarios vía ICO que financien el 80% de las obras que impulsen la eficiencia energética, aseguren el acceso a las ayudas del Plan Estatal para la Rehabilitación y minimicen el riesgo que asumen los bancos al costear las reformas de las zonas comunes, lo que serviría para rejuvenecer el parque, evitar un deterioro de los ahorros de los hogares españoles y lograr un modelo de negocio más sano para el sector de la construcción.

De igual modo, Andimac asegura que recuperar la deducción en el IRPF por reformar la vivienda habitual beneficiaría a unos 270.000 contribuyentes, que podrían deducirse unos 100 millones de euros. Ese ahorro incrementaría el número de obras de mantenimiento y mejora, y tendría un mayor retorno para las arcas públicas vía IVA. También serviría para acabar con la competencia desleal y supondría un incentivo para aflorar unos 8.000 millones de euros de economía sumergida.

Otra medida de corte fiscal que podría tener un importante efecto en el sector de la reforma y, por ende, en el de la construcción sería la rebaja al 10% del IVA de los materiales para profesionales con el fin de conseguir que el IVA reducido realmente se aplique, evitar el enorme riesgo que va a representar la economía sumergida e incrementar los ingresos de la Administración.

Según el secretario general de Andimac, Sebastián Molinero, “urge reactivar las actividades de reforma y rehabilitación para mitigar el terrible daño que causará el parón en miles de empresas y centenares de miles de trabajadores. De hecho, en la práctica su bloqueo implicará eliminar de forma directa (construcción) e indirecta (toda la cadena de suministro e industrial) más de 6 puntos de PIB”.

  • La patronal advierte de que en estas semanas se están poniendo de manifiesto las debilidades de nuestras viviendas
  • Andimac lanza la nueva “Guía de la Reforma” para aprovechar el confinamiento y mejorar la calidad de vida dentro del hogar

La Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción (Andimac) ha lanzado una nueva edición de su “Guía de la Reforma”. Con este manual los españoles pueden aprovechar el confinamiento para detectar las deficiencias más habituales de sus hogares y concienciarse de que se puede vivir mejor en el interior, ahora que pasamos mucho más tiempo en casa en la lucha contra el COVID-19.

Esta guía ayuda a descubrir sencillas obras con las que mejorar sustancialmente las condiciones de las que se disfrutan dentro del hogar y, a través de fáciles preguntas que se formulan en la encuesta Quiero Vivir Mejor, carencias relacionadas con el confort térmico, acústico y lumínico; con la accesibilidad y la seguridad; con el bienestar y la salud; con el ahorro energético o el rediseño de espacios.

De esta manera, la patronal muestra las principales obras que se pueden llevar a cabo y que se incluyen en el programa de ayudas del vigente Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, que por primera vez incluía fondos para las reformas en el interior de los inmuebles, no sólo para actuaciones en el exterior de los edificios.

El relanzamiento de la “Guía de la Reforma” en mitad del confinamiento forma parte de la estrategia que está siguiendo la patronal para reforzar la apuesta online del sector y animar a los almacenes de materiales de construcción a fortalecer sus canales digitales para comunicarse y ofrecer servicio a su entorno, después de que el reciente acuerdo alcanzado con AliExpress pueda marcar un punto de inflexión para impulsar la presencia en la red del comercio especializado.

Según el secretario general de Andimac, Sebastián Molinero, “estamos ofreciendo a las tiendas de materiales de construcción diversos recursos que les ayuden a trabajar, a acercarse a sus clientes, a descubrir las carencias más habituales que presentan sus viviendas y a recomendarles objetivamente soluciones a medida para mejorar su calidad de vida; como una aplicación específica para valorar las casas y tener línea directa con asesores que puedan orientarles en lo que precisen”.

La patronal de la reforma, Andimac, ha alcanzado un acuerdo con AliExpress, la plataforma global de e-commerce y parte del Grupo Alibaba, para impulsar las ventas online de las tiendas especializadas en materiales de construcción. Esta colaboración permitirá a las empresas de la distribución adentrarse en el comercio electrónico y beneficiarse de la iniciativa #JuntosSinComisiones, gracias a la cual el marketplace no cobrará a sus vendedores locales las comisiones de venta de productos durante dos meses a partir del 18 de abril.

Una inmersión totalmente necesaria, puesto que apenas entre el 3 y el 5% de las ventas del sector son en este momento online, según datos de la patronal, que sostiene que la creciente competencia obliga al comercio de proximidad a incursionar en las grandes plataformas de comercio electrónico, lo que hasta la fecha ha sido una asignatura pendiente. Sobre todo, después de que la actual crisis sanitaria esté demostrando que las compañías del sector no pueden depender exclusivamente de sus ventas físicas.

No obstante, Andimac asegura que esta situación excepcional cambiará muchos hábitos, tanto entre particulares como entre profesionales, por lo que las tiendas especializadas deben estar preparadas para una nueva era, en la que las ventas online se incrementarán significativamente e irán cobrando un protagonismo mayor.

El acuerdo ayudará a las empresas del sector a mejorar su productividad y a conocer herramientas útiles para aprovechar el potencial de crecimiento que aguardan sus negocios. Algo fundamental hoy en día, máxime considerando que la parálisis de este sector durante dos meses supondría pérdidas próximas a los 3.000 millones de euros en el ámbito de reforma y rehabilitación.

Según el secretario general de Andimac, Sebastián Molinero, “la tecnología y el comercio online destacan entre los desafíos a los que se enfrentará el canal profesional en la nueva década. Y este paréntesis en nuestro trabajo diario que ha abierto la crisis del coronavirus puede convertirse en un momento de inflexión para potenciar y reforzar nuestra presencia en la red”.

  • La patronal advierte de que la morosidad lastra el crecimiento del comercio de materiales de construcción y lo debilita frente a las grandes superficies
  • Andimac estima que la falta de confianza y la mala reputación provocan unas pérdidas de 5.400 millones de euros en el mercado de la reforma

La Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción (Andimac) estima que la falta de confianza y la mala reputación que tiene en la sociedad el mundo de la reforma provocan unas pérdidas directas de 5.400 millones de euros en este mercado, según ha informado esta mañana en Cevisama, la feria de referencia para el sector de la cerámica; por lo que el volumen total del mercado de materiales podría escalar por encima de los 23.000 millones de euros, frente a los 18.000 millones actuales.

La patronal lo achaca a que cerca de un 30% de las obras se acaban posponiendo y en torno a un 40% de las mismas se inician con, al menos, tres meses de retraso. Y ello se debe, principalmente, a las dudas de los ciudadanos a la hora de plantearse llevar a cabo una reforma.

Pues bien, en el marco de Cevisama y coincidiendo con la celebración del Día del Distribuidor, Andimac destaca la importancia de fomentar el buen hacer de los profesionales para que el sector en su conjunto mejore sus cifras de negocio, puesto que actualmente las tiendas especializadas crecen la mitad que las grandes superficies, cuya oferta está más asociada al “háztelo tú mismo” que a la calidad basada en el empleo de materiales de mayores prestaciones.

Y es que, tal y como demuestran los cálculos realizados por Arthursen para Andimac, el comercio de materiales de construcción cada año pierde medio punto porcentual de cuota de mercado con respecto a los gigantes de la distribución. En este sentido, la patronal advierte de que el problema que tienen las pymes es que su palanca para crecer está en el segmento de obra nueva, donde la morosidad lastra el potencial de crecimiento.

Desde Andimac señalan que este problema afecta al conjunto de la industria y remarcan que el futuro del sector pasa por la rehabilitación y la reforma. Por este motivo, plantea acciones conjuntas dirigidas a romper las inercias históricas y crear un círculo virtuoso en torno a la reforma y sus profesionales que revierta en servicios de más calidad y garantías tanto para reformistas como para usuarios finales, permitiendo asimismo un culto hacia el estado de las viviendas.

Primer análisis en España

Para ello, Andimac ha presentado el I Informe “El Bueno, El Feo y El Malo: una radiografía del mercado profesional”. Se trata del primer análisis publicado en España sobre la relación que existe entre los distribuidores de materiales y los reformistas, fundamental para que el canal profesional ofrezca su valor añadido con respecto a otros competidores, que basan sus estrategias de venta en una agresiva política de precios, y los gigantes tecnológicos como Amazon, que ya amenazan a tres de cada diez comercios y ofrecen a los compradores online incluso la posibilidad de realizar obras y reformas.

Igualmente, este diagnóstico concluye que el intrusismo y la falta de mano joven cualificada son otras de las principales amenazas para el sector, provocando incrementos de los precios de las obras y retrasos en los plazos de ejecución, que ya están teniendo consecuencias muy negativas en las empresas. Por este motivo, la patronal reclama el apoyo de la Administración para fomentar más y mejores profesionales, lo que contribuiría a crear empleos más estables y a lograr un modelo de negocio basado en el ‘ladrillo sano’ que garantice la sostenibilidad de la industria de la construcción. Una industria en la que se incluye la reforma y que, según Andimac, nunca ha llevado a cabo políticas activas orientadas hacia la creación de mercado y el fomento de una demanda cualificada. Y éste es un reto muy importante, relacionado con el gasto por hogar en materiales, con mucho potencial para crecer en España.

Según el secretario general de Andimac, Sebastián Molinero, “la mala reputación social afecta al valor percibido del sector y, por tanto, provoca mayor sensibilidad al precio. Un gran problema de fondo, a menudo invisible porque lo tenemos normalizado, es el escaso valor añadido de la cesta de productos para la construcción respecto a otros. Estamos ante un mercado de consumo, y el mayor enemigo del consumo es la falta de confianza”.

 

  • La patronal de la reforma sugiere al nuevo Gobierno recuperar la deducción en el IRPF por obras de reforma y fomentar el empleo cualificado
  • Andimac propone un Fondo de Garantías para asegurar el acceso de las comunidades de propietarios a las ayudas del Plan Estatal de Rehabilitación

La Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción (Andimac) propuso hoy crear un Fondo de Garantías para asegurar el acceso de las comunidades de vecinos a las ayudas del Plan Estatal para la Rehabilitación, a cuya puesta en marcha se comprometieron PSOE y Unidas Podemos en el acuerdo de Gobierno para complementar el ya vigente Plan Estatal de Vivienda 2018-2021.La patronal de la reforma considera que este Fondo minimizaría el riesgo que asumen los bancos a la hora de financiar las obras de mantenimiento y mejora de las zonas vecinales comunes, teniendo en cuenta que las comunidades no se consideran entidades jurídicas. Y, en línea con los objetivos de sostenibilidad medioambiental, resultaría mucho más sencillo acabar con los edificios “depredadores de energía”, responsables de hasta un 40% de las emisiones contaminantes que se registran en las grandes ciudades.

En cualquier caso, después de que el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, reiterara su intención de promover una Ley Estatal de Vivienda; Andimac defiende que, antes que desarrollar un Plan complementario, sería más efectivo mejorar el actual y fortalecerlo con medidas más ambiciosas, de corte fiscal en su mayoría, para provocar cambios estructurales que contribuyan a lograr un modelo más sano.
Entre las principales medidas, la patronal destaca la importancia de recuperar la deducción en el IRPF por reformar la vivienda habitual. Según sus cálculos, tendría unos 270.000 beneficiarios, que podrían haberse deducido en torno a 100 millones de euros. Esta medida tiene, además, un fuerte componente social y económico, puesto que ayuda mejorar las condiciones de vida de los hogares, al mismo tiempo que genera notables retornos directos de la inversión a las administraciones y fomenta la competencia leal y productiva entre empresas y trabajadores.

Otra de las medidas fiscales con mayor impacto sería la rebaja al 10% del IVA de los materiales de construcción sólo para profesionales, ya que en la actualidad pese a la posibilidad de aplicar un IVA reducido -cuando esos materiales representen menos del 40% del valor del trabajo-, se aplica indiscriminadamente un 21%, sin que el cliente final sepa que ese porcentaje podría ser hasta diez puntos inferior. Lo que por otra parte es un incentivo a la economía sumergida, la falta de garantías para usuarios y el desprestigio del sector en su conjunto.

Al margen de las propuestas fiscales, la patronal de la reforma aboga por fomentar el empleo cualificado en el sector, pues la falta de mano de obra se traduce en un incremento injustificado de los precios y en un retraso en las ejecuciones de obra, con consecuencias muy negativas en ciertos segmentos de actividad. Pero sobre todo incide en la urgencia de actuar sobre el empleo juvenil, implicando a empresas y favoreciendo modelos de inserción laboral que permitan tanto el desarrollo profesional como la estabilidad laboral. Es un cambio que implica a Administración y empresas, para construir un modelo de crecimiento laboral basado en la calidad tanto para compañías, como trabajadores y usuarios finales.

Finalmente, Andimac anima al nuevo Gobierno a completar la Ley de Cambio Climático teniendo en cuenta también las viviendas antiguas, a desarrollar una guía de buenas prácticas en reforma que sirva de ayuda a los consumidores a la hora de acometer una mejora de su vivienda y a hacer efectiva la Ley de la morosidad con la puesta en marcha de un régimen sancionador tan efectivo como creíble.

Según el secretario general de Andimac, Sebastián Molinero, “tomarse en serio la rehabilitación de edificios y viviendas no es una cuestión baladí, pues buena parte de los ahorros de los hogares está en su propiedad inmobiliaria. Y si estas se deterioran, ya que el envejecimiento del parque edificado corre mucho más veloz que el ratio de renovación, tendremos un problema de `balance de país’ importante”.

La Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción (Andimac), y Nemuru, la primera plataforma de intermediación financiera que genera y administra préstamos 100% online, han unido fuerzas para ayudar a los profesionales de la reforma a incrementar un 50% sus ingresos a través de la financiación online de sus clientes.

Fruto de este acuerdo, más de 1.200 empresas españolas vinculadas a esta organización tendrán acceso a una financiación inmediata, flexible y personalizada en el punto de venta, tanto profesionales como particulares. Además, esta herramienta crediticia online no sólo repercutirá en los negocios aumentando el ticket medio, sino que también impulsará en un 30% el volumen de clientes.

En este contexto, en el que tres de cada 10 tiendas especializadas en materiales de construcción se ven desafiadas por las grandes superficies y los gigantes tecnológicos, según un estudio de Andimac, la Fintech y la patronal de la reforma han unido esfuerzos para ayudarles a escalar sus negocios.

De esta manera, los clientes profesionales de las empresas de distribución, así como las propias compañías, podrán contar con beneficios en los servicios de intermediación financiera de Nemuru, que les permitirá ofrecer planes de financiación a sus clientes –incluso al 0% de intereses y sin comisiones –, para que estos puedan adaptar los pagos al plan que mejor se adecúe a sus posibilidades.

Nemuru ofrece préstamos personales de hasta 20.000 euros a devolver hasta en 36 meses. Por medio de un análisis de riesgo de cada cliente, se genera el mejor crédito, a un precio competitivo; de manera que el profesional anticipa el cobro total o parcial de forma inmediata y se puede centrar en prestar sus servicios sin necesidad de estar pendiente de los cobros.

Según el CEO de Nemuru, Pere Monras, “se trata de un proceso en el que no hay que presentar nóminas ni completar formularios interminables. La plataforma les ayuda a escalar su negocio gracias a la posibilidad de cerrar más presupuestos y de mayor importe promedio, y sin coste operativo para ellos”.

Las olas de calor disparan la demanda eléctrica por el uso masivo de los aires acondicionados. Y en este escenario, ANDIMAC, la patronal de las reformas, estima que una vivienda de 90 metros cuadrados reduciría su consumo energético entre un 40% y un 80% gracias a ciertas obras de mejora y mantenimiento, que podrían abaratar 750 euros anuales su factura eléctrica.

Así, ANDIMAC calcula que si se pusiera en marcha una ambiciosa política de vivienda para mejorar la certificación energética del parque inmobiliario, en el conjunto del país podrían ahorrarse hasta 12.000 millones de euros anuales para el bolsillo de los consumidores, contribuyendo tanto a la sostenibilidad medioambiental -con la reducción de emisiones- como a la mejora de la balanza comercial, puesto que la mayoría de la energía consumida procede de combustibles fósiles y de fuentes importadas.

En este sentido, la patronal destaca que las obras para aislar ayudan a mantener las condiciones ambientales en el exterior y a conseguir el confort deseado en el interior de las casas, ya que -por ejemplo- con un buen cerramiento se evita que se escapen al exterior las temperaturas más moderadas logradas en el interior, lo que consecuentemente reduce el consumo energético.

Y ello resulta especialmente significativo en días como hoy, después de que la ola de calor aumentara un 8% la demanda energética durante su primera jornada, un incremento tan significativo que podría encarecer la factura de la luz hasta en 30 euros mensuales, según se desprende de algunos datos.

Tres actuaciones

Para ello, ANDIMAC detalla que existen tres soluciones diferentes que deben aplicarse según el caso concreto de cada vivienda, con el objetivo de que se ajusten lo máximo posible a sus características y logren una mayor efectividad. En este contexto, la patronal recomienda siempre aislar desde fuera hacia dentro para evitar que el calor del exterior entre al interior, aunque recuerda que para ello se necesitan permisos tanto del Ayuntamiento como de la comunidad de vecinos.

Otra alternativa para mantener la casa a la temperatura deseada sin perder energía es sustituir las carpinterías por unas de madera o de PVC (policloruro de vinilo) con RPT (rotura de puente térmico), ya que son materiales más aislantes que otros como el aluminio, por lo que disminuye la transmisión de calor o el frío entre el interior y el exterior de la vivienda. Gracias a ello, no se pierde energía a través de las ventanas.

En esta línea, la patronal también aconseja cambiar los vidrios por unos de mayor espesor, con cámara de aire, bajo emisivos y con factor de sombra, siendo la mejor opción para ello los laminares o los vidrios dobles. Con ellos, se consigue una menor infiltración de radiación o de frío y menos pérdidas de la temperatura del interior.

Por otro lado, ANDIMAC defiende que, con los sistemas de recuperación de energía, se puede aprovechar el aire expulsado para climatizar el interior de la vivienda, que suele encontrarse a una temperatura inferior que el exterior, por lo que se requerirá menos energía para enfriarlo. Lo único que se necesita es un buen sistema de filtrado para limpiar el aire viciado y poder utilizarlo de nuevo.

Por último, la patronal resalta la importancia de realizar un mantenimiento apropiado de los sistemas de climatización y, cuando estos sean antiguos, de renovarlos por otros nuevos o de mejorar sus prestaciones, puesto que están en constante mejora y los más recientes ofrecen tanto un mayor ahorro energético como menores daños ambientales.

  • La patronal informa de que las obras más costosas y frecuentes son las de los baños y cocinas, llevándose casi la mitad del presupuesto

Recuerda que una reforma revaloriza las casas en torno al 20% y permite obtener hasta un 30% más de renta de alquiler

Andimac estima que, de media, la reforma integral de una vivienda -de 90 metros cuadrados- cuesta unos 26.000 euros, de los que en torno al 60% corresponderían a los materiales de construcción y el restante 40%, al pago de la mano de obra; según la primera edición del “Reformar por el Precio Justo”, un estudio en el que la patronal desglosa detalladamente el coste de mantener una casa en buen estado de confort y salubridad.

Andimac informa de que las actuaciones más caras son las que se realizan en cocinas y baños, estancias que requieren desembolsos de unos 5.700 y 5.400 euros, respectivamente. Es decir, las reformas que al mismo tiempo son más frecuentes, como éstas, acaparan casi el 49% del presupuesto total sin aplicar el IVA correspondiente.

Por otra parte, las más baratas son las que se acometen en dormitorios y otras zonas, como el recibidor o las terrazas; costando cada una de ellas en torno a los 1.600 euros. Asimismo, del informe también se desprende que la factura de las reformas de salones y comedores, de media, escala por encima de los 3.500 euros, es decir, más de un 15% del total desembolsado.

Una cantidad que incluso supera el montante de lo que costaría reformar las zonas del exterior de la vivienda, obras que a su vez casi duplican el precio de las que se ejecutan en las estructuras de las casas, a las que se dedican unos 1.700 euros o, lo que es lo mismo, el 7,5% del presupuesto.

El informe de Andimac muestra que las reformas bien hechas no sólo contribuyen a mejorar la calidad de vida en los hogares sino que además revalorizan las casas hasta un 20%. Sin embargo, esta revalorización no es el principal motivo que lleva a los españoles a mejorar sus viviendas, ya que más de la mitad de las obras se realizan por criterios estéticos y por la búsqueda de un mayor confort.

No en vano, el estudio “Reformar por el Precio Justo” también señala que por una vivienda reformada se puede obtener hasta un 30% más de renta. De ahí, la importancia de valorar el estado de mantenimiento de los inmuebles en el sistema estatal de índices de referencia del precio del alquiler que debe elaborar el Gobierno, de acuerdo al Real Decreto de medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler.

Pero tan cierto es que en el 70% de las viviendas que se compran se realizan, antes o después, obras de mantenimiento y mejora; como que actualmente en España apenas se reforman cuatro casas de cada 100.

La patronal lamenta que en nuestro país no exista un culto hacia el estado de las viviendas, a diferencia de lo que ocurre con los coches, a cuyo cuidado y mantenimiento los españoles dedican el 5% de su presupuesto familiar, pese a permanecer cerca del 90% de su tiempo estacionados. Mientras tanto, sólo destinan el 1,5% de la renta a la mejora de sus hogares, donde cada vez se pasa más tiempo.

Con el objetivo de incentivar la reforma y garantizar un crecimiento sostenible del sector de la construcción, Andimac propuso recientemente 10 medidas al nuevo Gobierno. Entre ellas destaca la rebaja al 10% del IVA de los materiales de construcción, siempre y cuando representen menos del 40% del valor del trabajo; la recuperación del IRPF por reformar la vivienda habitual; la creación del Código Técnico de la Reforma (CTR); o el impulso del Asesor Técnico en Reforma, entre otras.

Según el secretario general de Andimac, Sebastián Molinero, “reformar es invertir. Más que como un gasto, la reforma de un inmueble puede concebirse como una rentable inversión, tanto en términos económicos como de confort y de calidad de vida”.