Entradas

  • La pandemia ha extendido notablemente el término PropTech aplicado a las soluciones innovadoras y tecnológicas en el sector inmobiliario, que camina hacia esta tendencia.
  • Según los expertos de UCI, como entidad especialista en financiación sostenible de la vivienda, entre los factores que explican esta evolución del Inmobiliario hacia el PropTech destacan: la proliferación de visitas virtuales, el contacto y las gestiones en remoto, la digitalización de los trámites burocráticos, la aplicación de IA, el Big Data o la realidad virtual.

En los últimos tres años, el término PropTech y su aplicación se ha extendido notablemente, especialmente a raíz de la pandemia del coronavirus que ha impulsado la transformación tecnológica y digitalización del sector inmobiliario a un ritmo más rápido del esperado, al igual que ha sucedido en otras industrias clave.

Se denomina PropTech a cualquier tecnología utilizada en el conjunto del sector inmobiliario, que suponga una innovación y aporte soluciones más eficientes y automatizadas en el ámbito de la planificación, construcción o la gestión del alquiler o la compra.

La expansión del PropTech en España y el resto del mundo ha sido notoria en los últimos años y la pandemia ha provocado una mayor proliferación de herramientas y soluciones tecnológicas en el ámbito inmobiliario, que han llegado para quedarse y cuyo avance hace que el conjunto del sector evolucione hacia esta tendencia.

Ante este contexto, los expertos de UCI (Unión de Créditos Inmobiliarios), entidad especialista en financiación sostenible de la vivienda, han analizado los factores que explican por qué el conjunto del sector inmobiliario pasará a medio plazo a ser PropTech, y este término abarcará mucho más allá del ecosistema de startups del sector.

  1. Visitas virtuales: la situación de restricciones de movilidad por la pandemia ha provocado la proliferación de herramientas tecnológicas que facilitan las visitas en remoto a una vivienda, con nuevos formatos en 3D, videos 360º, tours virtuales o presentaciones online que han incorporado las agencias inmobiliarias para poder dar visibilidad a operaciones de alquiler y compra.
  2. Contacto en remoto: antes de la era Covid, el contacto entre cliente y agencia inmobiliaria era esencialmente físico y pasaba por la sede de la agencia. Pero en los últimos meses, estas gestiones entre ambas partes han tenido un importante componente digital, que contribuye al ahorro de tiempo y recursos.
  3. Burocracia digital: la extensión de la firma digital también contribuye a agilizar una importante parte de los trámites que hay detrás de las operaciones inmobiliarias, desde firma de documentos o la tramitación de hipotecas, al envío de documentación en formato digital.
  4. Big Data: analizar y gestionar los datos de las operaciones inmobiliarias, tanto públicas como privadas, permite una mejor precisión y orientación en el valor de las viviendas en el mercado y en las propias operaciones; desde el resultado real de la inversión en un inmueble, a la evolución de los precios de cada zona, el perfil del comprador y vendedor o la selección de viviendas en función de los intereses y estilo de vida de cada demanda.
  5. Realidad virtual: esta aplicación tecnológica tiene sentido para viviendas en proceso de construcción o a reformar porque permite recrear cómo será su resultado, proporción y estética finales. Se trata de una tecnología de un coste elevado, por lo que su uso suele estar limitado a estos casos, con el objetivo de mejorar el éxito de operaciones cuando solo existe el plano del inmueble, mediante herramientas y renders que hacen las viviendas más atractivas y reales.
  6. Inteligencia artificial: su aplicación en el sector inmobiliario es múltiple y puede ayudar a reducir costes operativos y a contar con una información diferencial, como el valor medio de las transacciones en el mercado o la valoración automática de las propiedades de forma completa y precisa.

Asimismo, la IA ayuda a mejorar el servicio al cliente y el propio posicionamiento de una agencia. Entre las herramientas más usadas recientemente para mejorar la atención al cliente se encuentran los chatbots, incorporados en muchas agencias inmobiliarias para agilizar gestiones simples y repetitivas en consultas y respuestas comunes. Sin embargo, según los expertos de UCI, este tipo de tecnologías no puede sustituir el trato personal en una actividad inmobiliaria, donde cada caso es diferente.

Otra de las principales aplicaciones de la IA en el sector inmobiliario es la implementación de CRMs para una gestión adecuada de la relación entre comprador-vendedor y para contar con un registro segmentado de clientes a los que ofrecer una atención y servicio en base a sus intereses y necesidades y, por tanto, de mayor valor.

Para los clientes inmobiliarios, contar con herramientas de IA les facilita su tarea de búsqueda de inmueble, identificando las opciones de vivienda que le interesan y se ajustan a sus necesidades. Igualmente, la IA agiliza la tramitación de las hipotecas, con la certificación de documentos y grabación de datos, cotejando la información aportada u ofreciendo a los clientes en tiempo real la situación de la operación. Además, aporta una mayor garantía en la seguridad de los procesos y datos personales utilizados, gracias a herramientas como la biometría o el Blockchain.

  1. Hogares inteligentes: el futuro del sector inmobiliario pasa por ser Green y digital. Dos aspectos cada vez más atractivos para los demandantes de viviendas, que buscan inmuebles con dispositivos y sistemas inteligentes para el ahorro de energía, control de temperatura, asistentes virtuales, iluminación inteligente o implementación de energías renovables y poco contaminantes.

Estos siete factores indican cómo la tecnología, la digitalización y la innovación son una realidad en todo el conjunto del sector inmobiliario y una tendencia que seguirá al alza y llevará a toda la industria hacia el PropTech.

A pesar de ello, José Manuel Fernández, subdirector de UCI, recuerda que “la última milla es siempre física. Y es probablemente la mejor forma de cerrar una operación, en persona”. En este sentido, matiza “la mayor parte de los actores inmobiliarios tienen planes de transformación digital y están incorporando progresivamente funcionalidades digitales. Si bien conseguir una experiencia completamente digital, tanto de los clientes, como de las relaciones de todas las partes del Inmobiliario, todavía presenta desafíos para que sea una realidad habitual”.  

Sobre el papel que los agentes inmobiliarios tendrán a medio-largo plazo, José Manuel Fernández asegura que “los agentes inmobiliarios siempre han estado sincronizados con la última tecnología, lo que les ha facilitado la evolución y el cierre de operaciones. En el futuro, también dependerán de la tecnología para garantizar una calidad de servicios incuestionable. El reto del sector es formar a estos profesionales en materia de digitalización, tecnología e IA para que den el paso a convertirse en consultores más que comerciales, aporten valor real a sus clientes y no centren su trabajo en tareas más susceptibles de automatización”.

  • La revolución del sector inmobiliario de la mano de los modelos analíticos, un cambio de paradigma clave en la eficiencia y transparencia del sector
  • La aplicación de inAtlas aporta una radiografía completa, un mapa preciso de la situación empresarial que permite medir y analizar el comportamiento de la actividad económica

La Analítica de Localización y Visualización de Geodatos son instrumentos eficaces que ofrecen transparencia, accesibilidad, fiabilidad y han revolucionado el sector inmobiliario. La aplicación desarrollada por inAtlas, basada en Inteligencia de Localización, permite decidir cuál puede ser la mejor localización para la compra o venta de un nuevo activo mediante estudios de mercado e información comparativa de los testigos inmobiliarios ofertados en el mercado cada semana. Integra en una única aplicación web, online, herramientas de estudios de mercados a partir de consultas territoriales sobre 3,6M de empresas y autónomos activos, perfiles de renta y capacidad de gasto de 46M de consumidores de España, y propiedades inmobiliarias en oferta, con datos de valoración de 18M de hogares. Los datos son convertidos en información relevante y accesible en tiempo real.
Los usos prácticos de la aplicación en las empresas inmobiliarias son innumerables, Silvia Banchini, directora general de inAtlas señala los principales:

· Geolocalización de cartera de clientes mediante carga de CIF (clientes y exclientes) y de activos inmobiliarios para su enriquecimiento automático con datos comerciales y financieros de INFORMA D&B, datos catastrales y de valoración, así como datos del contexto sociodemográfico de proximidad,

· Estudio de cartera y búsqueda automática de prospectos espejos. Adquisición de inteligencia de negocio.

· Consulta de datos de empresas y fondos de inversión, actualizados a diario

· Sincronización completa del CRM del cliente para la actualización diaria de los clientes, inmuebles, solares, su geolocalización y cruce con los datos externos de mercado.

· Diseño de un segmentador a medida sobre cada Base de Datos que el cliente necesite consultar y extraer desde mapas (superficie, tipología..).

· Adquisición de información de Catastro y oferta inmobiliaria de inmuebles en venta y alquiler para el análisis de testigos y cálculo del precio medio €/m2 por zonas geográficas. Actualización semanal.

· Modelos analíticos para la creación de mapas de calor de lugares óptimos para la adquisición de inmuebles.

· Creación de una ficha-informe personalizado de cada propiedad, exportable a pdf.

· Estudio y visualización en mapas del impacto de precios por el mercado de las viviendas vacacionales.

La solución de Geomarketing dirigido al sector inmobiliario agiliza los procesos de estudios de mercados, así como de análisis de zonas de oportunidad para dirigir campañas comerciales y estrategias de adquisición de activos inmobiliarios. Facilita el tratamiento de bases de datos, tanto internas como externas, y el diseño de segmentadores a medida con datos empresariales, socio-demográficos, catastrales y de oferta de activos a macro-escala, desde las Comunidades Autónomas, Provincias, Municipios, Códigos Postales y Secciones Censales, hasta análisis de micro-escala, en áreas de influencia alrededor de lugares determinados, mediante geometrías libres (polígonos, círculos, rectángulos) y en distancia tiempo (isocronas).
En cuanto a los datos internos está disponible la opción upload por parte del cliente de su propia base de datos, de los actuales clientes y propiedades para su geolocalización y su explotación estadística. A su vez, los agentes inmobiliarios pueden analizar menús personalizados para cada uno de los agentes de la red del cliente. El estudio de precios de las áreas de influencia de cada activo facilita la monitorización de su nivel de rentabilidad y posicionamiento en el mercado. Es posible la integración de datos de activos inmobiliarios vendidos por el cliente, para la creación de un menú de filtros basado en datos internos, continuamente actualizados como: tipo de propiedad, superficie, precio, precio/m2 volumen de activos vendidos/alquilados, fecha de publicación del anuncio, disponibilidad o estado del trámite.
También es posible, nos apuntan desde inAtlas, el tratamiento de bases externas según mercado inmobiliario y sectoriales. Los datos del mercado inmobiliario, son actualizados semanalmente y pueden ser integrados en: Oferta inmobiliaria, en venta y en Oferta inmobiliaria en alquiler según: tipo (local comercial, nave industrial, pisos…), superficie, precio, precio/m2; y en valoración inmobiliaria por: renta municipal, valoración inmobiliaria por referencia catastral (piso-puerta), valor medio €/m2. La base cartográfica del catastro se consulta a tiempo real mediante servicio WNS de la Dirección General del Catastro y pueden incluirse los siguientes campos: tipo de reforma, año de reforma, nº de plantas, tipología, año de construcción, propiedad, superficie parcela, superficie construida, coeficiente de propiedad, nº habitaciones, nº baños, piscina (s/n), jardín(s/n) o ascensor (s/n).
A su vez, Geomarketing Inmobiliario destaca las zonas de mayor rentabilidad, zonas PRIME y zonas comerciales abiertas en las ciudades, reduciendo drásticamente el tiempo de búsqueda y evaluación de las mejores ubicaciones para una inversión y puesta en marcha de una promoción inmobiliaria.

El sector inmobiliario ha sido uno de los más castigados; si bien ahora se encuentra en fase de recuperación y crecimiento gracias en parte a la transformación digital y a la implantación de las nuevas tecnologías. El sector se va adaptando poco a poco a las innovaciones para optimizar, mejorar y aportar transparencia en/a los procesos de compraventa, alquiler o inversión, satisfaciendo las necesidades de las empresas y compradores.

La incorporación de nuevas tecnologías de análisis de datos a través del Big Data y de los Sistemas de Información Geográfica aportan un enorme potencial en la elaboración y tratamiento de información territorial y el desarrollo de bases de datos urbanas (catastrales, de actividad económica, de población, de equipamientos), que resultan esenciales para construir información precisa y georreferenciada y que son utilizadas como fundamento para tomar decisiones de manera más fidedigna y anticiparnos al propio mercado.

El Geomarketing es una herramienta eficaz para el sector inmobiliario que centralizar en una única solución la visualización espacial de datos catastrales, datos de oferta inmobiliaria, de viviendas vacacionales, datos de empresas, fondos de inversión, promotoras y consultoras inmobiliarias, disponibilidad de oficinas, así como datos de perfiles de renta, nivel de estudio y capacidad de gasto de la población residente. El Geomarketing ha permitido situar en un mapa, información de negocio y datos vivos relacionados con las condiciones exógenas de cada empresa, visualizando como estas afectan al éxito del propio negocio. El análisis de datos, junto con herramientas fáciles de estudios de mercados y valoración inmobiliaria, permite a los clientes optimizar sus estrategias al anticiparse y conocer el comportamiento del mercado.

inAtlas ha desarrollado una aplicación de Geomarketing basada en inteligencia de localización que contribuye a encontrar la mejor localización para la compra, venta o alquiler de un nuevo activo mediante estudios del mercado inmobiliario actualizado semanalmente. Esta aplicación ofrece soluciones estratégicas para el análisis de testigos inmobiliarios, monitorización de la evolución de precios por zonas geográficas y áreas de proximidad alrededor de los assets del cliente, entre otros servicios.

Todo ello es posible, gracias a que ha elaborado un sistema de Big Data basado en el procesamiento continuo de datos provenientes de distintas fuentes, por un total de 512 indicadores vinculados a 67 millones de direcciones catastrales a piso-puerta y 24M de portales único en toda España. En cuanto a las ventajas que reporta la aplicación son cuantiosas al permitir a las empresas del sector anticiparse y encontrar oportunidades de negocio, mediante análisis completos de la información necesaria para la toma de decisiones, a través de una visualización fácil de entender.

La información actualizada es accesible universalmente y puede descargarse de manera sencilla, en ficheros e informes a la carta. Emplea Big Data e indicadores de tendencias para analizar patrones de comportamiento de los consumidores sobre parámetros propios y de terceros: demografía, ubicación, mercado de consumo, estado socioeconómico, indicadores de precios inmobiliarios, etc.

Conocer los patrones de comportamiento del sector inmobiliario en un mapa, facilita a los agentes involucrados en una operación inmobiliaria a disponer del valor añadido del “dónde” sobre la información cualitativa y relacional de distintas “fuentes”. En concreto, la aplicación detecta las zonas de mayor rentabilidad, zonas PRIME, y zonas comerciales abiertas, en las ciudades, reduciendo drásticamente el tiempo de búsqueda y evaluación de las mejores ubicaciones para una inversión y puesta en marcha de una promoción inmobiliaria.

Además integra también datos cálculados a hogar de renta familiar, capacidad de gasto medio por hogar en más de 80 bienes y servicios, uniendo el potencial de la geolocalización con la calidad del análisis inmobiliaria

Las inmobiliarias y las constructoras no son las únicas que pueden sacar provecho de la información extraída. Nuestros clientes, los bancos o entidades inversoras ganan eficiencia en la toma de decisión en dónde y cómo invertir, así como las entidades aseguradoras se están beneficiando de la herramienta para dirigir la venta de pólizas, en prospección y venta cruzada, optimizando la red de agentes y corredores distribuida en el territorio.

El Geomarketing Inmobiliario aporta a las empresas del sector una nueva visión sobre como generar nuevas oportunidades de negocio e inversión, dismunyendo drásticamente los tiempos de análisis y accediendo por primera vez a una única central de datos cruzados de Catastro, Oferta Inmobiliaria online, actividades económicas (empresas y autónomos) con su facturación, riesgo y sector de actividad de nuestro partner INFORMA D&B, además de datos de perfiles socio-economicos de todos los hogares de España.

Silvia Banchini

Directora General de inAtlas

  • El sector inmobiliario se moderniza al utilizar la Tecnología de la Información para optimizar, agilizar y mejorar los servicios gracias a la consolidación de las empresas PropTech
  • inAtlas utiliza los beneficios del Big Data para identificar nuevas oportunidades y estrategias de este sector, así como tomar decisiones dinámicas y eficaces

Los beneficios de las tecnologías de la información no han pasado desapercibidos en el sector inmobiliario, se han ido incorporando para optimizar, mejorar y aportar transparencia en los procesos de compraventa, alquiler o inversión, satisfaciendo las necesidades de las empresas y compradores.

inAtlas, consultora tecnológica, ha desarrollado una herramienta de Geomarketing para el Sector Inmobiliario que centraliza en una única solución la visualización espacial de datos catastrales, datos de oferta inmobiliaria, de viviendas vacacionales, datos de empresas, fondos de inversión, promotoras y consultoras inmobiliarias, así como datos de perfiles de renta, nivel de estudio y capacidad de gasto de la población residente. “Ofrece soluciones estratégicas para el análisis de testigos inmobiliarios, monitorización de la evolución de precios por zonas geográficas y áreas de proximidad alrededor de los assets del cliente, entre otros servicios. inAtlas ha elaborado un sistema Big Data basado en el procesamiento continuo de datos vinculados a 48 millones de direcciones catastrales a piso-puerta en toda España. Esto ha permitido a las empresas del sector anticiparse y encontrar oportunidades de negocio, mediante análisis completos de la información necesaria para la toma de decisiones, a través de una visualización extremadamente fácil de entender”, afirma Silvia Banchini.

La aplicación detecta las zonas de mayor rentabilidad, zonas PRIME, y zonas comerciales abiertas, en las ciudades, reduciendo drásticamente el tiempo de búsqueda y evaluación de las mejores ubicaciones para una inversión y puesta en marcha de una promoción inmobiliaria. Integra también módulos analíticos de valoración inmobiliarias y cálculo de renta por cada hogar, uniendo el potencial de la geolocalización con la calidad de análisis inmobiliaria de una de las empresas líderes en consultoría inmobiliaria, Aplicaciones Estadística con Krata S.A. Sociedad de Tasación Oficial homologada por el Banco de España.

La aplicación de inAtlas, basada en inteligencia de localización, permite decidir cuál puede ser la mejor localización para la compra o venta de un nuevo activo mediante estudios de mercado e información de la competencia. Silvia Banchini, directora general de inAtlas en declaraciones a TV3 afirma “el Geomarketing lo que ha permitido es situar en un mapa, información de negocio y datos vivos relacionados con las condiciones exógenas a cada empresa, visualizando como estas afectan al éxito del propio negocio. La información actualizada es accesible universalmente y puede descargarse de manera sencilla, en ficheros e informes a la carta”. De ahí que conocer patrones de comportamiento del sector inmobiliario en un mapa, permita a los agentes involucrados en una operación inmobiliaria disponer del valor añadido del “dónde” sobre la información cualitativa y relacional de distintas “fuentes”.

inAtlas emplea Big Data e indicadores de tendencias para analizar patrones de comportamiento de los consumidores sobre parámetros propios y de terceros: demografía, ubicación, mercado de consumo, estado socioeconómico, indicadores de precios inmobiliarios, etc. Sobre dichos patrones ha desarrollado un sistema de inteligencia artificial, que proporciona algoritmia de cross-selling y recomendaciones para prevención de fugas de clientes, estableciendo modelos predictivos que ayudan a las empresas a crecer de forma más rápida y segura.

El análisis de datos, junto con herramientas fáciles de estudios de mercados y valoración inmobiliaria, permite a los clientes de inAtlas optimizar sus estrategias al anticiparse y conocer el comportamiento del mercado. Además, de la normalización y geocodificación también ofrece la venta de bases de datos, como por ejemplo catastro: bases de datos enriquecidas de parcelas, edificios, construcciones y propiedades, vinculadas en un único archivo: Viviendas geolocalizadas y locales en alquiler y venta, superficie y precio, además de la realización de Informes de análisis predictivo y análisis de ubicación.