Entradas

La octava sesión de SIMAPRO 2020 ha comenzado hoy con una mesa redonda en la que Jaime Fernández, Gerente de ASPRIMA, Antonio Valencia, Gerente de Promociones de LANDIA GROUP, y Rubén Martínez García, Arquitecto Coordinador de CANO Y ESCARIO, moderados por L. Javier Rubio, Director de Marketing Iberia de TOSHIBA CALEFACCIÓN & AIRE ACONDICIONADO, han debatido sobre las claves para el futuro de la promoción inmobiliaria sostenible.

La primera mesa redonda de la última jornada de SIMAPRO 2020 se ha iniciado destacando la importancia que en los últimos años ha adquirido el concepto de eficiencia energética en el inmobiliario. “Hoy, como usuarios, exigimos eficiencia y la pagamos. La eficiencia ya no es un extra y es rentable en términos ecológicos y económicos” ha dicho Javier Rubio, que ha hecho un llamamiento para que el sector pierda el miedo a innovar en este ámbito. “Solo así conseguiremos que el inmobiliario sea un sector vanguardista y de futuro”.

Por su parte, Jaime Fernández ha presentado la plataforma de Consultoría Técnica recientemente impulsada por ASPRIMA y que cuenta con la participación de los siguientes socios colaboradores: BMI, Mapei, Pladur, Rockwoll, Siber, Schneider Electric, Toshiba y Uponor. El directivo de ASPRIMA ha insistido en la necesidad de establecer el mayor número de canales de comunicación entre los promotores y los proveedores para de esta manera ser más eficientes, que es, en su opinión, el principal objetivo de esta plataforma de Consultoría Técnica.

La plataforma, cuya web es https://www.asprima.es/consultoria-tecnica/, permite a los asociados de ASPRIMA formular consultas técnicas, ya sea para un proyecto residencial en marcha o futuro, en cualquiera de los ámbitos de especialización de sus socios colaboradores, como acabados, cimentación, cubiertas, domótica, envolvente, exteriores instalaciones y particiones interiores.

Para ilustrar esta nueva herramienta de colaboración entre promotores y proveedores, en la sesión se ha presentado el proyecto residencial Landia Valdemarín, que Rubén Martínez García, Coordinador de Cano y Escario, el estudio de arquitectura responsable de su diseño, ha definido como “un proceso colaborativo en el que todos los agentes participantes han conseguido enriquecer el proyecto de manera profunda gracias a una conversación pausada y reflexiva”. Landia Valdemarín es un conjunto residencial de cinco viviendas unifamiliares que ha conseguido, en palabras de Antonio Valencia, “reinterpretar la tradición constructiva de una zona históricamente con muy alto nivel de vida, permitiendo a sus futuros propietarios, además, acceder a la mayor gama posible de personalizaciones y niveles de confort y economía”.

En la siguiente mesa redonda, con el título Investment friendly cities: el impacto de la inversión inmobiliaria en la prosperidad de las ciudades, han participado como ponentes María Paz Sangiao, Responsable de Urbanismo de BREEAM, Hugo Santos, Vicepresidente Ejecutivo, APPII (ASSOCIAÇÃO PORTUGUESA DE PROMOTORES E INVESTIDORES IMOBILIÁRIOS), y Javier Hernández, Director General de Planeamiento del Ayuntamiento de Madrid, moderados por Marcos Sánchez Foncueva, Director Gerente de la JUNTA DE COMPENSACIÓN PARQUE DE VALDEBEBAS.

El segundo panel del día ha abordado una cuestión esencial en la prosperidad de las ciudades y su sostenibilidad futura, como es la capacidad para atraer inversiones para su desarrollo. Como ha recordado Marcos Sánchez en la presentación del coloquio, “el inmobiliario es un vector para la atracción de inversiones”

Para Javier Hernández, la clave para conseguir este objetivo está en el urbanismo, que tiene que ser “una herramienta colaboradora de la mejora de las ciudades y tiene que serlo aportando soluciones eficientes en este ámbito”. En su opinión, el urbanismo es vector en la atracción de inversión. “Pero para mejorar el urbanismo de nuestras ciudades lo primero que hay que hacer es mejorar las respectivas legislaciones de todos los niveles administrativos, porque unas influyen sobre la otras. El problema no es tanto la cantidad de las normas como la calidad de las mismas, que muchas impiden integrar expectativas comúnmente admitidas por la sociedad, tales como el medioambiente, la accesibilidad, el big data, la transparencia, la atención a nuevos productos, etc. Las normas estatales y autonómicas son la que complican el urbanismo de los ayuntamientos”, ha concluido.

Por su parte, Hugo Santos ha destacado en su intervención la fortaleza del sector inmobiliario de su país, que durante esta crisis sanitaria “ha sido uno de los más resilientes de la economía portuguesa”. En opinión del directivo de APPII, “la inversión extranjera es uno de los puntos clave para la recuperación económica de nuestro país y para nuestro posicionamiento internacional. Estamos en un mercado global y si los ayuntamientos y las ciudades no entran en esta competencia global perderán oportunidades de inversión”, ha afirmado.

Por último, María Paz Sangiao ha centrado su exposición en el impacto que para la percepción sostenible de un proyecto inmobiliario tiene una certificación Breeam. “Las certificaciones de sostenibilidad de Breeam siempre van más allá de la normativa, pero con el objetivo de sumar y de integrar, simplificando el proceso de certificación”, ha dicho. En su opinión, los principios de sostenibilidad deben cumplir desde el principio, por lo que una certificación puede ayudar a que “la comunidad local que va a acoger ese desarrollo o proyecto lo acepte, incluso si resulta inicialmente problemático, ya que su participación en la ejecución, e incluso en su diseño si es posible, podrá garantizar su sostenibilidad medioambiental, económica y social”.

SIMAPRO 2020 ha concluido con un panel en el que Diego Bestard, Fundador y CEO de URBANITAE, Ismael Kardoudi, Director de Estudios de FOTOCASA, y Carlos Pierre, Founder & CEO de BADI, moderados por Virginia Fernández, Responsable de Marketing y Comunicación, WIRES / CEO, SMART REAL ESTATE GROUP, han conversado las innovaciones futuras que cambiarán el inmobiliario.

Un par de conclusiones unánimes a las que han llegado todos los ponentes. La primera: a pesar de lo que se diga, la pandemia no ha traído cambios tecnológicos radicales al sector, simplemente se hace un uso más intensivo de las herramientas digitales que ya tenía. Y la segunda: en la crisis es cuando más innovación se ve.

 

Diego Bestard ha sido el principal defensor de la teoría del uso intensivo frente a la repentina revolución tecnológica del sector durante la pandemia. “Urbanitae es un ejemplo de esto. La pandemia ha acelerado el apetito inversor crowdfunding, pero no lo ha inventado. Ahí llevaba varios años. Eso sí, recientemente hemos tenido un proyecto con un overfunding de medio millón de euros, lo que no hace mucho hubiera sido impensable”. Y además, ha rebajado la euforia de esta revolución tecnológica. “Ahora es el propio cliente el que está obligando a las empresas tradicionales a adaptarse a la nueva realidad digital, no la presión del mercado. El coronavirus solo ha acelerado los cambios, pero ha sembrado una semilla que eclosionará en los próximos años con numerosas innovaciones”. Para Bestard, la tecnología pura no hace la innovación, “sino los cambios puntuales y pequeños que lo transforman todo”, ha afirmado.

 

Para Ismael Kardoudi, “antes de la pandemia teníamos las herramientas digitales, pero no nos atrevíamos a utilizarlas. Ha tenido que llegar el COVID para redescubrirlas y sacarles todo el partido”. En su opinión, la tecnología por si sola no sirve para todas las circunstancias, sino que hay que combinarla con el plano personal, con el contacto físico. “Pero estos cambios tecnológicos que se han acelerado durante la pandemia han venido para quedarse y no tengo la menor duda de que se acelerarán en los próximos años”. El directivo de Fotocasa también ha defendido una más estrecha colaboración entre las empresas tecnológicas y las tradicionales. “Falta mucha colaboración entre las empresas, pero las proptech nos va a ayudar a conseguir nuestros objetivos empresariales y a definir nuestras estrategias corporativas”, ha concluido.

Por su parte, Carlos Pierre ha insistido en que eclosión tecnológica no puede desligarse del cambio de los hábitos culturales y del estilo de vida, además de por razones económicas. “La gente quiere flexibilidad y una red como la nuestra es lo que le facilita. Pero tampoco hay que olvidar que cuesta mucho alquilar un piso entero y mucho más comprarlo”. Respecto al impacto de la tecnología, Pierre se muestra moderadamente optimista. “Los tour virtuales no vana a sustituir las visitas presenciales a las viviendas, esto no lo va a cambiar la pandemia, aunque al papeleo, sí. La gente lo hará digitalmente”. Como Kardoudi, el fundador de Badi cree que la presencia de las startup será mayor en el inmobiliario. “Va a ver muchas startup que intentarán mejorar diferentes partes de la cadena de valor de la compraventa o alquiler de una vivienda, con el objetivo doble de optimizar los costes y el tiempo”. Una presencia que, en su opinión, acelerará los cambios en el sector. “El inmobiliario tiene que transformar su modelo. En el futuro será más flexible y versátil. Se acabarán los contratos a cinco años y con compartimentos para comercial, marketing, negocio… Eso ya no va a funcionar”, ha concluido.

  • El proyecto, ubicado dentro de una parcela de 143.600 metros cuadrados en Illescas, tiene previsto finalizar su construcción a finales de 2020

Mountpark, empresa líder en el desarrollo de almacenes logísticos de última generación en toda Europa, invierte 70 millones de euros para desarrollar Mountpark Illescas I, una nave de 86.200 metros cuadrados en la Plataforma Central Iberum en Illescas (Toledo), un parque de distribución de primera magnitud a sólo 35 kilómetros de Madrid.

Se prevé que la plataforma logística, que está siendo construida en una parcela de 143.600 metros cuadrados, se complete a finales de este 2020. Con un diseño flexible y con los más altos estándares de calidad, el centro contará con una altura libre de 12 metros, 143 muelles de carga e incluirá la tecnología más avanzada a nivel de gestión del edificio y control de activos.

El edificio se ha diseñado y construido para obtener la calificación “Excelente” del certificado de sostenibilidad BREEAM y tendrá un techo equipado con placas fotovoltaicas que, junto con un sistema de baterías, generará energía renovable para los turnos de trabajo nocturnos.

“Es una gran satisfacción para nosotros anunciar el desarrollo de un proyecto de estas dimensiones tan excepcionales, lo que viene a confirmar no solo nuestros ambiciosos planes en España, sino también nuestra firme apuesta por el sur de Madrid y una confianza plena en el mercado”, comenta John Derweduwe, Director de Mountpark para España y Portugal. “Desde Mountpark queremos ofrecer a nuestros clientes las mejores oportunidades inmologísticas a nivel de ubicación, centros de vanguardia y bienestar para sus empleados. Estamos encantados con el hecho de que este proyecto esté avanzando a tan buen ritmo”, añade.

Mountpark vuelve a apostar por la Plataforma Central Iberum tras el gran éxito del primer proyecto desarrollado en este parque, el centro de 44.000 metros cuadrados para XPO Logistics.

Con más de 3,5 millones de metros cuadrados, la Plataforma Central Iberum es el primer parque ecoindustrial de España y uno de los pocos en Europa en ser beneficiaros del programa LIFE+, cofinanciado por la Comisión Europea y en el que se encuentran otras grandes empresas de referencia como Amazon, Michelin, Toyota, Airbus, Seur, FM Logistic y Hexcel.

 

El futuro de nuestras viviendas será sostenible o no será. SIMA va a mostrar cómo la construcción sostenible ya está mejorando tanto la calidad de los nuevos hogares como la de la vida de sus propietarios o inquilinos.

La Casa Sostenible es un espacio habitable y a escala real diseñado para que los visitantes de la feria comprueben a través de sencillos experimentos y ejemplos a escala real las posibilidades que la construcción sostenible permite a la hora de ahorrar consumos energéticos, aumentar el confort habitacional o mejorar la calidad medioambiental de los espacios interiores. La Casa Sostenible es una iniciativa conjunta de Breeam®, el certificado internacional en construcción sostenible, y del Salón Inmobiliario Internacional de Madrid (SIMA).

SIMA 2019

  • Casos de éxito, ejemplos prácticos de aplicación de la metodología BIM, eficiencia energética, diseño y construcción sostenible, concepto de ingeniería de valor (Value Engineering), el bienestar y salud de WELL Building Standard®

En esta ocasión la Jornada “los beneficios de BIM – BREEAM® – LEED® – WELL será en Valladolid, el 10 de Mayo en el COIIM – Valladolid, Colegio Oficial de Ingenieros Industriales. La bienvenida y presentación irán a cargo de Carlos J. Moreno, Director del COIIM – Valladolid y Sebastià Parera, Manager de BioEconomic.

  • Dirigida a: Arquitectos, Ingenieros, Decoradores, Constructores, Promotores Hoteles, Hostels, Cadenas Hoteleras, Operadores Turísticos, Instituciones Públicas, Pymes, Casas Rurales, Instaladores, Asesores de Compras, Consultoras y Propietarios.
  • Día: 10 de Mayo de 2019
  • Horario: 10:00h a 13:30h
  • Lugar: COIIM – Valladolid, Colegio Oficial de Ingenieros Industriales
  • Inscripciones: Enlace mediante la página web de BioEconomic: www.bioeconomic.es

En la jornada estarán presentes Óscar Martínez, Director de BREEAM España, Bieito Silva Potí, Responsable certificación WELL en el ITG – Fundación Instituto Tecnológico de Galicia, Cristóbal Bernal CTO Bimetica, José Antonio Morán, AEC BIM Specialist en ASIDEK, Jorge Sanabria, Arquitecto Técnico en FAKRO, Albert López, Arquitecto Responsable del departamento de Arquitectura de SOMFY, Ignacio Bravo, A. Manager Dpto. Técnico y Prescripción de DAIKIN y MCarmen González, Directora de Proyectos · Ingeniera, Airzone – Corporación Empresarial Altra.

Se presentarán casos prácticos de edificios modelados con la metodología BIM y la aportación de múltiples beneficios a la hora de obtener un certificado BREEAM® – LEED® – WELL Building Standard, ya que permite controlar y prever multitud de aspectos relacionados con la eficiencia y la sostenibilidad del edificio. Casos de éxito en edificios certificados BREEAM® – LEED® – WELL Building Standard. Veremos que los materiales utilizados en el proyecto, sirven de ejemplo para explicar los beneficios que reporta combinar las metodologías. En los casos BREEAM® – LEED® – WELL Building Standard permiten evaluar y comprobar el impacto ambiental de un edificio desde que se construye hasta el fin de su vida útil. Por su parte, el sistema BIM permite hacer un cómputo rápido y preciso de todos los volúmenes de materiales, lo que permite agilizar el proceso y elegir los más adecuados para optar a los certificados. Este proceso sería muy complejo y engorroso si no se utilizase un método de trabajo BIM.

¿Qué es BIM y que beneficios aporta?

Building Information Modeling (BIM), es una metodología de trabajo que integra a todos los agentes implicados en la creación y gestión de un proyecto.

Se trata de la evolución de los sistemas de diseño tradicionales basados en un plano, ya que BIM incorpora información geométrica (3D), de tiempos (4D), de costes (5D), ambiental (6D) y de mantenimiento (7D). Es decir, muestra la planimetría con información crítica sobre cada producto de construcción y al mismo tiempo indica cuánto tardará en construirse y como será ese proceso e interferencias entre cada una de las partes intervinientes, cuánto costará construir el edificio, su mantenimiento y su durabilidad. Con todas esas ventajas, BIM es el futuro indiscutible en el sector de la construcción. Por ese motivo, las administraciones públicas, tanto europeas como españolas, han comenzado a investigar formas de implantar este sistema de manera obligatoria en sus licitaciones.

¿Qué ventajas aporta unir BREEAM® y BIM?

Un edificio modelado con la metodología BIM aporta múltiples beneficios a la hora de obtener un certificado BREEAM®, ya que permite controlar y prever multitud de aspectos relacionados con la eficiencia y la sostenibilidad del edificio.

En primer lugar los materiales utilizados en el proyecto sirven de ejemplo para explicar los beneficios que reporta combinar las dos metodologías. En este caso, BREEAM® permite evaluar y comprobar el impacto ambiental de un edificio desde que se construye hasta el fin de su vida útil. Por su parte, el sistema BIM permite hacer un cómputo rápido y preciso de todos los volúmenes de materiales, lo que permite agilizar el proceso y elegir los más adecuados para optar a un certificado BREEAM®. Este proceso sería muy complejo y engorroso si no se utilizase un método de trabajo BIM.

Pero la funcionalidad del sistema BIM no se limita a la computación de materiales y el desglose de información. Para cumplir estándares BREEAM® relacionados con la Calidad del Ambiente Interior (CAI) la metodología BIM nos permite llevar a cabo una planificación adecuada de los sistemas de impulsión y extracción de aire reduciendo los focos de contaminación y mejorando el confort interno. BIM también permite, gracias a la cantidad de información que dispone de cada producto y al modelado detallado, comprobar la eficiencia energética del edificio e incluso la cantidad de iluminación natural que entra en cada estancia teniendo en cuenta, en ambos casos, las condiciones climáticas de la zona, la orientación del edificio y las obstrucciones existentes en el entorno.

Estos son solo algunos de los ejemplos que se expondrán durante el evento. El sistema BIM aporta numerosas ventajas a la hora de calcular el tiempo de ejecución y el ciclo de vida de una construcción; su aplicación en base a la metodología BREEAM®, permitiría construir rápidamente edificios más eficientes energéticamente, más económicos, más sostenibles y más duraderos.

Certificación BREEAM®

BREEAM® (Building Research Establishment Environmental Assessment Methodology) es el método de evaluación y certificación de la sostenibilidad en la edificación técnicamente más avanzado y líder a nivel mundial con +20 años en el mercado y +541.000 edificios certificados en 77 países desde su creación en 1990.

Momento de la firma del acuerdo BRE – ITG En el año 2009 y ante el boom de la demanda de su versión internacional aplicable a edificios fuera del Reino Unido, BREEAM® dio un paso más en su estrategia «Pensar Global, Actuar Local» con la creación de National Scheme Operators (NSOs), entidades que asumen en exclusiva la adaptación del certificado al idioma, normativa y práctica constructiva de un determinado país.

En España, dicho acuerdo fue sellado entre BRE Global Ltd. (BRE) y el centro tecnológico ITG, dando lugar a la formación de un Consejo Asesor y la constitución de BREEAM® ES.

[bctt tweet=»BREEAM® España, evalúa la sostenibilidad económica, social y ambiental del edificio» username=»iniziar»]

El Estándar de Construcción WELL está organizado en siete categorías de bienestar denominadas «conceptos»: aire, agua, nutrición, luz, ejercicio, confort y mente. Cada concepto se compone de múltiples características, destinadas a abordar aspectos específicos de la salud, el confort y los conocimientos de los ocupantes. Cada característica se divide en partes, que a menudo se ajustan a un tipo específico de edificio. Cada parte tiene uno o más requisitos que determinan parámetros específicos que se deben cumplir.

International WELL Building Institute (IWBI) utiliza una categoría de espacio, que se define como una parte o la totalidad de un edificio que está tipificado por un uso o función específica. Una tipología, por otro lado, abarca el alcance total de un proyecto. Los espacios están vinculados a estándares específicos. Los espacios se denominan principales o secundarios. Los espacios principales son aquellos que pueden referirse a un proyecto entero, mientras que los espacios secundarios siempre están vinculados a un espacio principal. Por lo tanto, un proyecto podría estar compuesto por un espacio, lo que significa que aplica un estándar, o podría estar compuesto por múltiples espacios y aplicar múltiples estándares. Por ejemplo, una escuela con una cafetería consistiría en un espacio principal que utiliza el estándar piloto para instalaciones educativas y un espacio secundario relacionado que utiliza el estándar piloto para cocinas comerciales. Para obtener la certificación WELL mediante el programa piloto, se deberá evaluar la totalidad del espacio del proyecto. Todo proyecto está sujeto al estándar de un espacio principal. Si la totalidad del espacio de un proyecto recae dentro del alcance de un solo estándar del espacio principal, solo ese estándar es necesario para obtener la certificación WELL. Si hay espacios dentro del alcance del proyecto que cumplen con la definición de otro estándar piloto existente de un espacio secundario, entonces el proyecto también debe cumplir los requisitos del estándar de ese espacio secundario. Esto asegura que cualquier espacio en particular dentro del alcance del proyecto que pueda requerir consideraciones especiales solo deberá cumplir los requisitos que correspondan para ese espacio. Estos requisitos de combinación solo son aplicables a los estándares de la misma clase: tanto los espacios principales como los secundarios deberán ser estándares piloto o ambos deberán ser estándares clasificados (es decir, no pilotos). Por ejemplo: un proyecto cuyo espacio principal está destinado a oficinas comerciales e institucionales no tiene la obligación de cumplir ningún estándar piloto de espacio secundario. Sin embargo, si el espacio principal observa un estándar piloto y hay espacios secundarios aplicables que recaen dentro del alcance de los estándares piloto existentes de un espacio secundario, entonces el proyecto deberá cumplir los estándares piloto del espacio principal y secundario.