Entradas

  • La enseña se suma como patrocinador con el objetivo de mantener su estrategia por la construcción de entornos más sostenibles y respetuosos con el medio ambiente.
  • Durante el 2020 se tendrá que dar respuesta a los retos con los que se enfrenta el sector en materia de sostenibilidad: mayor apuesta por las energías renovables, potenciar el uso de componentes alternativos o la aplicación de aislamiento térmico.

En su compromiso por la sostenibilidad, el ahorro energético, la innovación y, sobre todo, cumpliendo con su filosofía ‘Construir a conciencia’, la compañía Sto Ibérica se suma como patrocinador al Observatorio 2030 del Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España (CSCAE).

El objetivo principal de esta unión es la visión transversal y colaborativa en la creación de un entorno construido desde la responsabilidad. Abordando la planificación y gestión urbana desde diferentes ámbitos estratégicos -justicia social, sostenibilidad, calidad, digitalización, seguridad, recursos y transición energética-, todos los agentes implicados en la iniciativa compartirán sinergias enfocados hacia un mismo objetivo, que ciudades y entornos serán más sostenibles.

Durante 2020 y los próximos años, tanto la sociedad como el sector tendrán el reto de cumplir con las directrices marcadas por el Gobierno Español y por la Unión Europea. Ambos organismos cuentan con una hoja de ruta para promover la creación de viviendas eficientes energéticamente.

Ante este escenario, se tendrá que dar respuesta a los cambios a los que se enfrenta el sector y a las directrices que determinarán el futuro de la construcción sostenible durante 2020. Algunas de ellas son:

  • Potenciar el uso de energías renovables. Las más habituales son las placas solares o las fotovoltaicas. No obstante, hay otros sistemas que se pueden aplicar dentro del hogar, como, por ejemplo, la aerotermia (bombas de calor) extrae energía contenida en el aire y aporta calefacción en invierno, refrigeración en verano e, incluso, agua caliente todo el año.
  •  Componentes alternativos: materiales sostenibles y tecnología. La conectividad de todos los sistemas permitirá un control global del edificio y, por ende, un mayor ahorro energético. No obstante, aparte de minimizar este gasto, será preciso que las viviendas utilicen también materiales ecológicos y saludables. Es decir, duraderos, con un mantenimiento mínimo y con capacidad reciclable, reutilizable y de recuperación. Además, se ha comprobado que por cada kilovatio de energía eléctrica producida con paneles solares o aerogeneradores se ahorran 800 kilos de emisiones de dióxido de carbono al año.
  •  Aislamiento térmico. Debe ser transpirable y tener baja conductividad, alta resistencia
    térmica, fibras amortiguadoras y absorbentes de ruido (aislamiento acústico), elevada
    resistencia al paso del calor y un buen comportamiento frente al fuego.

Sto en el Observatorio 2030

El objetivo de este Observatorio es crear un proyecto estratégico y de carácter permanente con todos los agentes implicados -desde las administraciones públicas hasta los grupos industriales y del tercer sector- en el funcionamiento de las ciudades y en el desarrollo de espacios urbanos más inclusivos, seguros y sostenibles, de acuerdo con los ODS de la Agenda 2030 de la ONU.

Para el CEO de Sto Ibérica, José Almagro, “la compañía mantiene su estrategia en ser líderes en el diseño de hábitats sostenibles y en la fabricación de aislamientos térmicos y ahorro energético, sumándose con este acuerdo a un centenar de entidades implicadas en el cambio y el camino hacia la construcción de ciudades sostenibles. Camino que no será posible sin transformar la forma de construir y administrar los espacios urbanos”.

España ha sido un país en el que tradicionalmente las ventanas se han fabricado en aluminio o madera. En los últimos años, el sector ha dado un giro de 180 grados y el PVC ha ganado cuota de mercado gracias a sus excelentes propiedades: No sólo es un material ligero, resistente e inocuo también es aislante, no conductor, reciclable, y tiene un buen comportamiento frente al fuego (difícilmente inflamable, no propaga la llama y es autoextinguible) y su relación calidad precio es imbatible.

Las continuas mejoras en el producto han convertido a las ventanas de PVC en el material más utilizado para la construcción sostenible.

Existen muchas razones por las que cambiar tus ventanas por unas nuevas de PVC PEUVEC:

  • Óptimo aislamiento acústico: las ventanas de PVC PEUVEC logran una atenuación acústica del ruido procedente del exterior aumentando el bienestar y permitiendo un mejor descanso. Si añadimos un cristal acústico la reducción del ruido será aún mayor ya que el cristal absorbe las vibraciones y limita la propagación del ruido
  • Excelente aislamiento térmico: el ahorro energético es un tema que preocupa a todos los usuarios, con la elección de una buenas ventanas conseguirás una vivienda energéticamente eficiente. Las ventanas de PVC PEUVEC mejoran la calidad de vida de las personas creando ambientes más confortables y temperaturas agradables en el interior. La elección de un perfil de calidad para la ventana unida a un vidrio aislante (bajo emisivo o control solar) te ayudará en invierno a evitar que el frio entre en casa manteniendo la temperatura interior y reduciendo la factura de calefacción. En verano el calor se quedará fuera de casa reduciendo así la factura de aire acondicionado. En definitiva ganarás confort y bienestar en el hogar
  • Seguridad: nuestros hogares ganan seguridad gracias a la robustez de los perfiles, el refuerzo interior de acero y los herrajes. Con las ventanas de PVC PEUVEC podemos incluir un herraje de seguridad RC2 que nos protegerá al máximo de los intrusos.
  • Respetuosas con el medio ambiente, tienen un comportamiento ecológico. El 57% de su materia prima es sal común, un recurso prácticamente inagotable en la naturaleza. En la elaboración del perfil de PVC no emite contaminantes a la atmosfera ya que únicamente genera vapor de agua. Estas empresas cada vez estás más concienciadas y comprometidas con la gestión ambiental y la economía circular. También permite un ahorro energético para el edificio donde se instalan reduciendo las emisiones de CO2 a la atmosfera
    y su material es 100 % reciclable.
  • Larga vida útil: la alta calidad de la carpintería de PVC PEUVEC garantiza su durabilidad y que no sufra alteraciones durante toda su vida útil, resistiendo a los agentes externos, como por ejemplo la radiación solar manteniéndose inalterable. Estas ventanas de PVC tienen una vida de uso media de 50 años.
  • Personalización : el color más utilizado es el blanco, pero los usuarios cada vez demandan un producto más customizado con colores y acabados exclusivos que hagan su hogar único.
  • Versatilidad: múltiples sistemas de apertura para dar respuesta a las necesidades del usuario con un diseño elegante y personalizado para el hogar.
  • No necesitan mantenimiento, únicamente su limpieza con un paño mojado y jabón neutro, a diferencia de otros materiales que necesitan un mayor mantenimiento como es el caso de la madera.
  • Hogar más saludable: sus esquinas cerradas y cierre hermético protege de los agentes externos, lluvia, viento, polvo, contaminación, cambios climáticos… teniendo un hogar más limpio y saludable

Por si todo esto fuera poco poner ventanas de PVC PEUVEC le ayudará a ahorrar en la factura de la calefacción y aire acondicionado porque alrededor del 35% de la energía que se consume se escapa por las ventanas si estas están mal aisladas. No espere ni un minuto más y únase al club de la construcción sostenible, a los hogares del futuro y al ahorro energético.