Entradas

  • Se incrementa el número de mujeres al frente de empresas familiares de segundas generaciones en sectores tradicionales y cercanos a la construcción, como carpinterías, almacenes, despachos profesionales y reformas en general.

Si bien es cierto que el sector industrial, servicios e incluso turismo han sido sectores masculinizados y realmente en los últimos tiempos la situación ha sido poco cambiante, lo es también que a medida que se profundiza en sus diferentes categorías es posible observar cómo incide la presencia de las mujeres ocupadas en alguno de ellos.

Desde Splacing.com, Marketplace especializado en conectar usuarios con negocios, analiza algunos de estos sectores para identificar cómo la pandemia ha afectado o no a la evolución de la incorporación de las mujeres a los puestos de trabajo y especialmente en los puestos de dirección.

En la categoría de limpieza, los puestos de mayor responsabilidad recaen en las mujeres, tanto en el desempeño de tareas ejecutivas como en la de dirección en porcentajes superiores al 97%.

En la categoría de mudanzas el porcentaje es del 20% en la parte dirección y del 30% aproximadamente en la parte que se refiere a la ejecución.

En relación con la categoría online se observa que en la gestión de RRSS (fc, ig, link) realmente la parte de ejecución y dirección superaría el 90% en puestos de ocupación femenina, sin embargo, la parte de creación de webs y tecnológica la siguen ocupando sus colegas masculinos.

La presencia de las mujeres ocupadas en la categoría de carpintería de aluminio se vio reducida parcialmente en la etapa inicial de la crisis por la Covid. Por el contrario, la presencia de trabajadores mantuvo porcentajes de dirección más habituales para el sector superiores al 80%, pero a medida que se ha normalizado la situación de la pandemia, se ha observado la vuelta de la mujer en puestos de dirección especialmente en las empresas medianas y familiares.

En palabras de Jose Antonio Marta CEO de Splacing.com, “sí que hemos detectado en general, en las diferentes categorías que disponemos en el Marketplace, que existe una “oleada” de segundas generaciones de mujeres (carpinterías, control de plagas, arquitectas, o mobiliario oficina) e incluso en “cuevas” tan tradicionales como el sector de reformas en general, que han asumido un papel activo en la dirección dejando parte de la ejecución para coger las riendas en puestos de alta cualificación. Y es que, si hace unos años la labor de un departamento de compras o el de responsable de calidad lo desempeñaban mujeres en su gran mayoría, hoy día esta mujeres lideran un cambio de generación y son directivas y responsables de negocios”.

 

 

  • El año 2020 constituye un punto de inflexión en la forma en que las personas conciben sus hogares: la crisis sanitaria ha hecho que la población se dé cuenta de que los espacios en los que viven les influyen directamente en todos los sentidos.
  • Los arquitectos adaptan sus diseños a los nuevos requerimientos: mayor concienciación medioambiental, disponer de más zonas exteriores y espacios multifuncionales, garantizar un óptimo confort térmico, acústico o ambiental en el hogar, mayor importancia de estancias como la concina o el baño, actualizar la decoración del hogar en base a las tendencias de diseño…

La situación sanitaria ha operado un profundo cambio en nuestro día a día. De la noche a la mañana, nuestros hogares se han convertido en lugares de convivencia constante, trabajo, estudio y ocio, lo que nos ha hecho darnos cuenta de que los espacios en los que habitamos nos influyen directamente en todos los sentidos y, en la mayoría de los casos, no están adaptados para cubrir nuestras necesidades clave. Este cambio de paradigma, que ha venido para quedarse, ha dotado de más importancia que nunca a la arquitectura residencial.

Ahora corresponde a profesionales del sector adaptar sus diseños a la realidad post pandemia desde un doble enfoque. Por un lado, nuevos proyectos que incorporen o tengan en cuenta las carencias actuales, como la posibilidad de disponer de más espacios exteriores, una buena orientación, mayor sensación de espacio, más confort térmico, acústico o ambiental, mayor seguridad, más sostenibles y respetuosos con el medioambiente… Y, por otro, inmuebles, edificios e infraestructuras existentes que se reutilicen o readapten a la situación actual para dotarlos, en la medida de lo posible, de mayores comodidades, flexibilidad y salubridad en todos los sentidos.

La crisis sanitaria ha implicado, por tanto, un poso de optimismo, ya que supone un punto de partida para reflexionar sobre nuevas formas de mejorar la vida de las personas en sus hogares a través de la arquitectura, la construcción o el diseño de interiores, ajustándose a los cambios sociales del momento y dejando atrás las deficiencias que impiden su desarrollo. Sto, compañía alemana con sede en España especializada en la fabricación de materiales y sistemas constructivos, en su continua interacción con empresas constructoras, arquitectos, ingenieros y diseñadores, ha identificado los principales cambios y tendencias que marcarán la arquitectura residencial en 2021.

Rehabilitaciones y reformas con mayor concienciación medioambiental

Las viviendas de mayor antigüedad han dejado patente durante todos estos meses sus grandes deficiencias en cuanto a confort, habitabilidad, accesibilidad, consumo de energía o seguridad estructural, lo que llevará a la mayoría de sus propietarios a platearse diferentes acciones de rehabilitación que permitan adaptar sus inmuebles a los requerimientos y necesidades actuales.

En este sentido, la opción sostenible será una de las principales apuestas, tanto por las diferentes ayudas o facilidades económicas que brindan actualmente las administraciones, como por las ventajas que ofrece este tipo de rehabilitación: mayor durabilidad frente a los desperfectos ocasionados por el paso del tiempo, menor demanda energética y consumo de residuos, más confort y salubridad, revalorización del inmueble, etc.

Esto hará que tomen mayor importancia acciones como: mejora del aislamiento térmico de paredes, suelos y techos, sustitución de carpinterías por otras más eficientes, aplicación de punturas naturales, actualización de las conducciones de fontanería e instalación de soluciones de ahorro de agua, integración de energías renovables en el hogar

La obra nueva: mucho más proactiva a ir por delante de la legislación aplicando estándares como el Passivhaus

La legislación actual en materia de construcción orienta la nueva edificación a la eficiencia energética, y hacia la salud, el confort y la seguridad en espacios interiores. Este hecho dará lugar a que los profesionales del sector e, incluso, los mismos propietarios quieran ir por delante de lo que marca el nuevo CTE (Código Técnico de la Edificación) y apuesten por estándares más exigentes como el Passivhaus, que en los últimos años ha ido ganando presencia en España, donde cuenta ya con 168 proyectos de este tipo, según los datos de la Plataforma de Edificación Passivhaus.

Hogares más flexibles, multifuncionales y luminosos

Las restricciones de movilidad han convertido al hogar en un espacio donde se pasa más tiempo en compañía de la familia. La demanda de habitaciones extra para transformar en un despacho donde trabajar en remoto, en un estudio para cursar la enseñanza a distancia, en un lugar donde cultivar aficiones, o en un pequeño gimnasio donde practicar yoga o fitness en casa marcará el diseño de la vivienda.

De igual modo, el concepto abierto, ya afianzado en Estados Unidos y en algunos países de Europa, tomará mucho más peso por la necesidad de ganar sensación de amplitud y conseguir una mejor fluidez entre los espacios y aprovechamiento de los mismos.

Asimismo, también se buscará la forma de lograr una mayor conexión entre el interior y el exterior del hogar: grandes ventanales con la orientación adecuada (sur), cenitales, ventanas de tejado, balcones, terrazas solárium, jardines… La luz natural es la reguladora de los sistemas metabólicos y se ha demostrado que contribuye a la salud emocional, lo que la ha convertido en un elemento imprescindible ahora que pasamos más tiempo en casa.

Por otro lado, los halls o las zonas intermedias entre el inmueble y la calle se reconvertirán para incluir espacios donde aislar cualquier objeto susceptible de llegar contaminado, como abrigos y zapatos.

El confort acústico se convierte en protagonista

El aislamiento y el acondicionamiento acústico para contribuir a este bienestar interior también será tendencia a partir de ahora. Las consecuencias de no contar con un buen confort acústico (falta de concentración, dolores de cabeza, dificultades de comunicación…) han quedado evidenciadas durante los días de confinamiento. Así, remediar este problema pasará por dos soluciones. Por una parte, la instalación de sistemas de aislamiento acústico (una de las principales características de un buen sistema de aislamiento térmico), a fin de evitar la entrada de ruidos de las viviendas colindantes o del exterior. Y, por otra parte, en el caso de aquellos inmuebles más grandes, con la aplicación de soluciones de acondicionamiento acústico, con el objetivo de controlar, a través de elementos fonoabsorbentes, la reverberación del sonido y reducir el nivel de ruido de los espacios y mejorar la inteligibilidad.

Decoración interior marcada por varias tendencias: colores neutros, estilo industrial portuario o Face line graphic art

Los tonos neutros claros, como el blanco, el gris, el coral, el beige o el marrón nunca pasan de moda. En 2021, el blanco tendrá preponderancia en muebles y, en decoración, el gris suave, similar al tono del cemento. El confinamiento revaloriza el interiorismo que invita a la relajación y a la calma, y el gris se combina con el resto de los colores neutros para generar ambientes acogedores. Los detalles sutiles en otros tonos, como un sofá tapizado en verde o azul, servirán para aportar un punto de carácter al conjunto y que no resulte tan monocromático.

Este año también constituye una vuelta a los orígenes con la preponderancia de materiales reutilizados o naturales y de bajo impacto ecológico, como la piedra, la madera, el ladrillo o el metal. Un requisito que también se verá representado en el uso de pinturas naturales (a la cal, de silicato, a base de arcilla, vegetal…), sin elementos químicos nocivos, más duraderas y resistentes a la humedad y a la suciedad.

Para los más atrevidos, también estará de moda el estilo industrial portuario. Inspirado en los interiorismos del barrio neoyorkino de Seaport, se basa en una combinación de maderas, ladrillo visto y mobiliario vintage. El azul oscuro de inspiración naval se convierte, en este caso, en el nuevo negro, y la paleta de colores la completan el burdeos y el verde oscuro. En este caso, los grises se emplean para evitar que los tonos con más carácter saturen el ambiente.

También se presenta como un gran atractivo el llamado Interiorismo Face line graphic art, arte lineal por el que destacaron artistas como Picasso o Matisse que pasa a hora a formatos como el papel pintado, estampados textiles, menaje de cocina, objetos de cerámica, bordados o cualquier otro complemento decorativo.

Espacios que toman mayor protagonismo: la cocina y el baño

El cuarto de baño urbanita deja de ser un espacio donde ducharse con rapidez antes de salir a trabajar. Esta zona se reconvierte en un lugar destinado a la relajación. La tendencia en interiorismo para baños en 2021 destaca por el uso de iluminación suave, tonos pastel, accesorios de madera, bambú o piedra natural, y lavabos y sanitarios sencillos y originales.

También ganan mayor importancia las cocinas, adquiriendo más espacio y tamaño para convertirse en el eje central del hogar donde reunirse con la familia, lo que llevará a prestar mayor atención a su funcionalidad, calidad y diseño estético.

 

La patronal Andimac propone un Plan Nacional de Rehabilitación y Reforma para ejecutar la dotación presupuestaria destinada a mejorar la eficiencia energética de edificios, para lo que respalda un único modelo que pueda gestionarse desde las comunidades y extrapolarse fácilmente a nivel territorial.

De hecho, la patronal defiende la cogobernanza entre el Gobierno y las autonomías para evitar los retrasos e ineficiencias que provoca la transferencia de competencias en materia de Vivienda y facilitar el acceso a los fondos por parte tanto de los particulares como de las comunidades de vecinos.

La patronal considera que el presupuesto es una condición necesaria, pero no suficiente, por lo que recomienda una serie de medidas complementarias para derribar al máximo las barreras a la toma de decisión individual y colectiva.

Sobre todo a la vista de que la inercia de las obras iniciadas se está agotando y de que los visados de obra nueva y rehabilitación mantienen caídas superiores al 20%, lo que constituye una seria amenaza para el conjunto de la economía del país para el próximo año.

Por ello, urge a operar con mecanismos ágiles, simples, complementarios y garantistas para usuarios y administraciones.

En este sentido, Andimac pide incentivos como un Fondo de Garantía para hogares vulnerables que permitan obtener apoyos de hasta el 100% del presupuesto, y en general aseguren el acceso a las ayudas y minimicen el riesgo de por sí muy limitado que asumen los bancos al financiar las obras de rehabilitación.

Para contrarrestar la caída, Andimac también propone medidas de corte fiscal como la recuperación de la deducción en el IRPF por reformar la vivienda habitual que, según sus cálculos, beneficiaría a unos 270.000 contribuyentes, que podrían deducirse unos 100 millones de euros. Ese ahorro incrementaría el número de obras de mantenimiento y mejora, y tendría un mayor retorno para las arcas públicas vía IVA. También serviría para acabar con la competencia desleal y supondría un incentivo para aflorar unos 8.000 millones de euros de economía sumergida.

Otra medida de corte fiscal que podría tener un importante efecto en el sector de la reforma y, por ende, en el de la construcción sería la rebaja al 10% del IVA de los materiales para profesionales con el fin de conseguir que el IVA reducido realmente se aplique, evitar el enorme riesgo que va a representar la economía sumergida e incrementar los ingresos de la Administración.

Además, Andimac impulsaría la colaboración público privada para diseñar las políticas, instrumentos y grado de ejecución de los fondos destinados a obras de reforma y rehabilitación. Máxime teniendo en cuenta la amplia red territorial de la industria profesional de materiales de construcción, que sugiere poner al servicio de las instituciones, como ya ha sucedido en otros países, para apoyar la proyección de las políticas en materia de rehabilitación y reforma.

Según el secretario general de Andimac, Sebastián Molinero, “no es tiempo de discutir las competencias sino de ser competentes. Este reto debe comprometer a todos los agentes de la edificación, más allá de a las instituciones. Porque hablamos de una cadena de valor, como es la de la construcción, muy bien integrada que puede con la debida organización y coordinación apoyar el logro de los grandes objetivos”.

  • AIFIm (Asociación Ibérica de Fabricantes de Impermeabilización) dibuja un escenario optimista debido al alza en el volumen de venta de los productos de impermeabilización bituminosos, sintéticos y líquidos, tanto en España como en Portugal
  • “Cada vez se reconoce más el aporte de los materiales de impermeabilización, ya que además de aumentar el grado de confort en el interior de las viviendas, elevan la sostenibilidad del edificio”, asegura Gonzalo Causin, presidente de AIFIm.

La venta de productos de impermeabilización fabricados y comercializados en España y Portugal por las empresas asociadas a AIFim (Asociación Ibérica de Fabricantes de Impermeabilización) constata la tendencia alcista de este mercado durante 2019 con respecto al ejercicio anterior.

Entre la amplia gama de productos de impermeabilización, esta Asociación distingue, en un informe, entre un primer segmento, integrado por láminas bituminosas y sintéticas, y un segundo grupo, de productos líquidos.

El mercado ibérico de impermeabilización de las láminas bituminosas (APP y SBS) y sintéticas (PVC, TPO y EPDM) creció en 2019 un 6%, según AIFIm.

“Estos datos demuestran el mayor aporte de los materiales de impermeabilización, ya que además de aumentar el grado de confort en el interior de las viviendas, elevan la sostenibilidad del edificio de manera directa gracias a sus propiedades ambientales”, destaca Gonzalo Causin, presidente de AIFIm.

Desde AIFIm prevén también que durante 2021 el volumen de venta de productos de impermeabilización líquidos (productos acrílicos, poliuretanos o poliureas) mantenga el buen ritmo iniciado años atrás “debido, sobre todo, al repunte de la rehabilitación y la reforma, al trabajar formatos menores de aplicación más sencilla”, concluye Causin.

  • El documento Salud, espacios, personas, presentado hoy en REBUILD, está elaborado por el grupo de trabajo GBCe Salud y ha contado con la participación de destacados expertos en medicina, salud en la edificación o pobreza energética.
  • El informe aborda la interacción entre individuos y edificios e identifica cómo estos afectan al bienestar y salud de las personas en cada una de sus actividades cotidianas.

La relación entre los edificios y la salud de las personas que los habitan es innegable. De hecho, a lo largo de los últimos años, la comunidad científica ha ido desvelando nuevas evidencias que prueban la influencia sobre las personas del entorno edificado.

Términos como calidad del aire interior, compuestos orgánicos volátiles, confort térmico, pobreza energética o síndrome del edificio enfermo se han hecho un hueco en el vocabulario habitual de los profesionales del sector de la edificación, tanto de aquellos encargados de proyectar los edificios, como de los responsables de su ejecución, uso, mantenimiento e, incluso, demolición.

Sin embargo, se planteaba necesario reconsiderar los ámbitos de influencia de los espacios construidos y, sobre todo, recopilar cómo se puede intervenir en los diferentes momentos del proceso edificatorio para mejorar la salubridad de las nuevas construcciones o espacios rehabilitados.

Esta necesidad es la que ha motivado la edición del informe Salud, espacios, personas, presentado hoy en REBUILD y elaborado por el grupo de trabajo GBCe Salud con el apoyo y el patrocinio de H.A.U.S Healthy Buildings, compañía especializada en la construcción de proyectos de edificación en los que la salud y la sostenibilidad son los dos factores protagonistas. Además ha contado con la colaboración de destacados expertos en medicina, salud en la edificación o pobreza energética como Ceferino Maestú, director del laboratorio de Bioelectromagnetismo del Centro de Tecnología Biomédica de la UPM o Daniel Vilavedra, WELL AP, BREEAM Asesor, DGNB Auditor y director de Ecopenta.

Estructurado en seis capítulos, el informe aborda la relación de las personas con el entorno construido y cómo este afecta a funciones vitales como la respiración, alimentación, descanso o movilidad.

Una vez establecidas las premisas en las que los expertos basan la influencia fisiológica de los edificios, el informe aborda las pautas y medidas que deben tomarse en el proceso de diseño y construcción e, incluso, fin de vida del edificio. “Este trabajo de analizar pormenorizadamente cuáles son las intervenciones más adecuadas sobre un edificio para ver cómo pueden mejorar la salud de sus habitantes es lo más novedoso de este informe. Desde un principio, el grupo de trabajo tenía claro que no quería solo realizar una fotografía de la estrecha relación entre edificios y salud, sino dar herramientas a los agentes del sector para que sus intervenciones redunden en una mejora del bienestar y la salud de la población”, asegura Bruno Sauer, director general de GBCe y miembro del equipo de trabajo.

En la misma línea se pronuncia el director de H.A.U.S. Healthy Buildings y coautor del informe, Ricard Santamaria: “Hemos concebido este trabajo como un punto de partida que nos permita impulsar mejores prácticas que ayuden a mejorar el sector, el parque edificado y la salud de las personas. A largo plazo, estas medidas influirán en la reglamentación en materia de edificación y pliegos de contratación y en las herramientas para la evaluación de proyectos en procesos de selección o certificación”.

Otro aspecto novedoso en el enfoque de este informe es que no se limita a realizar recomendaciones en la fase de diseño del edificio o en el momento de su uso, con la posibilidad de realizar rehabilitaciones energéticas que mejoren las prestaciones de salubridad de un edificio. “Además de factores como la elección del emplazamiento o la concepción técnica del proyecto, pasando por su ejecución, hemos querido recoger el conocimiento sobre cómo el uso y mantenimiento de los edificios e, incluso, su demolición y desmantelamiento, influyen en la salud de las personas”, afirma Sauer.

Tomando como referencia que las personas pasamos entre un 80% y un 90% de nuestro tiempo en el interior de los edificios ˗porcentaje que se ha visto incrementado en estos tiempos de pandemia de COVID-19˗, el informe añade un capítulo para analizar cómo el factor tiempo (un día, un año, una vida) condiciona en gran medida la manera en la que el entorno influye sobre la salud y el confort.

El informe es en gran medida un ejercicio por ordenar, mostrar y citar un gran número de indicios que desde diferentes disciplinas relacionan la salud de las personas con las condiciones ambientales en las que estas viven, indicios que en muchos casos el tiempo convertirá en evidencia. Para Ricard Santamaria, “cada vez disponemos de más conocimiento, información y pruebas empíricas que relacionan nuestro trabajo con la salud de los que algún día ocuparan los espacios que ayudamos a diseñar y construir”, asegura. “Es cada vez menos discutible la relación existente entre las condiciones ambientales creadas y la salud y el confort generado, no sólo en el plano fisiológico, también en el cognitivo, desde las sensaciones o el bienestar percibido por nuestro organismo, hasta procesos como el aprendizaje o la memoria, que también están claramente influenciados por nuestro entorno y por los edificios en los que vivimos, trabajamos, nos formamos o disfrutamos de nuestro tiempo de ocio”, concluye.

  • David Martínez, Presidente de REBUILD y CEO de AEDAS Homes, ha hecho entrega del Memorándum a Francisco David Lucas Parrón, Secretario General de Agenda Urbana y Vivienda, en el marco de REBUILD 2020
  • El documento contiene un total de 24 iniciativas recogidas dentro de siete ámbitos de actuación como el acceso de los jóvenes a la vivienda o medidas económicas

REBUILD 2020, el primer evento 100% presencial para los profesionales de la edificación que ha arrancado esta mañana en Barcelona, ha entregado al Gobierno de España un Memorándum con 24 iniciativas para que el sector de la edificación se convierta en motor de la recuperación económica del país.

Durante la ceremonia inaugural, David Martínez, Presidente de REBUILD y CEO de AEDAS Homes, ha hecho entrega del Memorándum a Francisco David Lucas Parrón, Secretario General de Agenda Urbana y Vivienda, en un acto en el que también han participado Janet Sanz, Tinenta d’Alcaldia del Ajuntament de Barcelona; Jaume Fornt, Director de la Agència de l’Habitatge de Catalunya; y Alicia Martínez, Secretaria General de Vivienda de la Junta de Andalucía.

Con el Memorándum, REBUILD 2020 materializa su compromiso para contribuir a la aceleración económica del sector de la edificación. Además, pretende servir de utilidad para las administraciones a la hora de identificar las claves que puedan hacer del sector una pieza clave de la recuperación económica de España y una industria que contribuya en la sostenibilidad, comprometiéndose a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, en la eficiencia energética y en el acceso de los jóvenes a la vivienda.

Medidas que pueden contribuir a subir un 1% el PIB español en 2021

Este Memorándum ha sido elaborado por el Consejo Asesor de REBUILD, compuesto por más de 60 representantes procedentes de la administración pública, de colegios de arquitectos, de colegios de aparejadores y arquitectos técnicos, de promotoras, constructoras, ingenierías y empresas de facility management. El documento recoge un total de 24 iniciativa englobadas en siete ámbitos de actuación: acceso de los jóvenes a la vivienda, con la ampliación del parque de suelo finalista o la apuesta por el build-to-rent asequible; medidas económicas para convertir a la edificación en una locomotora de la recuperación económica; la construcción y la rehabilitación de viviendas como proyectos macro tractores para un mayor impacto de los Fondos de Recuperación Económica de la Comisión Europea; la industrialización de la edificación, con nuevas medidas para impulsar la construcción industrializada; eficiencia energética, sostenibilidad y descarbonización de la edificación y del parque de viviendas y edificios; la digitalización, con la introducción del BIM y la apuesta por las nuevas tecnologías; y la formación y empleo para hacer más atractivos los puestos de trabajo en el sector para las nuevas generaciones.

En palabras de David Martínez, Presidente de REBUILD y CEO de AEDAS Homes, “tras meses de duro trabajo, nos emociona poder presentar un Memorándum en el que todos los expertos que lo han elaborado buscan sumar y contribuir a que, juntos, podamos conseguir que un sector tan importante como el nuestro trabaje como palanca imprescindible en la necesaria reactivación económica”.

REBUILD 2020 se celebra del 29 de septiembre al 1 de octubre en el CCIB de Barcelona con el objetivo de impulsar la construcción a través de la industrialización, la digitalización, la sostenibilidad de los nuevos materiales y la descarbonización.

  • El evento, que es la cita clave para transformar el sector de la edificación, se celebrará del 29 de septiembre al 1 de octubre en el CCIB de Barcelona

REBUILD 2020, el evento de innovación para impulsar el sector de la edificación a través de la industrialización, la digitalización, la sostenibilidad y la descarbonización, tiene el placer de invitarte a la apertura de su tercera edición, el próximo 29 de septiembre en el CCIB.

Ese mismo día a las 12.00 horas tendrá lugar la ceremonia inaugural de REBUILD – Congreso Nacional de Arquitectura Avanzada y Construcción 4.0, que contará con la presencia de Pedro Saura, Secretario de Estado Transportes, Movilidad y Agenda Urbana; Damià Calvet, Conseller de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat de Catalunya; Janet Sanz, Teniente de Alcalde Ecologia, Urbansime i Mobilitat de l’Ajuntament de Barcelona; Alicia Martínez, Secretaria General de Vivienda de la Junta de Andalucía, que es la región europea invitada; y David Martínez, Presidente de REBUILD y CEO de AEDAS Homes.

Además, os invitamos a vivir la experiencia de como se celebra un evento en tiempos de pandemia, dónde se demuestra que la prudencia y la prevención permiten seguir presentando novedades, mantener encuentros profesionales sin contacto, y realizar transferencia tecnológica y de conocimiento a través de un congreso. La organización de REBUILD ha desarrollado un protocolo de prevención sanitario “Business Safe” con los estándares que marcan las autoridades sanitarias (como el ICTE, la OMS o el PROCICAT) y medidas de seguridad e higiene para garantizar un entorno de negocios seguro para todos los asistentes.

REBUILD 2020 se celebrará del 29 de septiembre al 1 de octubre en el CCIB de Barcelona. Un encuentro profesional de tres días en el que conocer y profundizar sobre el futuro de la edificación y sus retos para la próxima década.

  • El Marketplace Splacing.com, que conecta a usuarios y profesionales del ámbito de la construcción, ha sido una de las pocas startups seleccionadas mediante invitación directa gracias a su nuevo modelo de negocio y proyección futura para transformar uno de los sectores más tradicionales como es la construcción.

La startup tecnológica Splacing participa este año en el BNEW, el primer salón B2B y de carácter híbrido, que reunirá a profesionales de la logística, industria, inmobiliario, y e-commerce, nace con el objetivo de promover la puesta en marcha de una red de negocios aplicando las nuevas tecnologías y nuevas formas de trabajar que, si bien ya existían para simplificar, agilizar y optimizar procesos, ahora se han acelerado en muchos sectores a causa de la pandemia.

El nuevo y disruptivo concepto de evento, impulsado por CZFB y que se celebrará del 6 al 9 de octubre, combinará la participación presencial con la virtual para debates y paneles sectoriales, y también con zonas de streaming. El certamen, que tiene como finalidad reactivar la recuperación económica de la ciudad de Barcelona a raíz del coronavirus, se ha convertido además en una nueva “forma” de hacer ferias y exposiciones muy diferente a la que se había hecho antes de la llegada de la pandemia.

En palabras de Jose Antonio Marta, CEO de Splacing.com, “en estos tiempos de crisis por el coronavirus, sabemos que apostar por la tecnología e innovación en un encuentro de estas características es clave para nuestro modelo de negocio, porque nos permitirá la posibilidad de poder estar, aún más si cabe, en contacto tanto con empresas como con usuarios o profesionales que puedan demandar nuestros servicios”.

Y es que, según explican desde la compañía, Splacing ha sido una de las pocas startups seleccionadas mediante invitación directa a este evento debido a su nuevo modelo de negocio y proyección futura para transformar uno de los sectores más tradicionales como es la construcción y sus diferentes partidas, instalaciones, reformas en general, pladur, climatización, o limpieza, por poner algunos ejemplos.

Actualmente, Splacing.com, que se consolida en el sector de las reformas de espacios gracias a su política de innovación y desarrollo, cuenta con una previsión de crecimiento superior al 18% de la facturación y un 25 % de profesionales inscritos en su plataforma para el ejercicio 2021.

  • GBCe y ROCKWOOL presentan en España el informe “El valor social de los desarrollos urbanos”, un estudio de UKGBC que se ha traducido y adaptado al mercado español y con el que se pretende alcanzar colaboraciones fructíferas entre las autoridades municipales, la industria y la población para desarrollar entornos urbanos más positivos.
  • El informe, que plantea los retos, barreras y beneficios de aplicar el valor social a los nuevos desarrollos urbanos, se ha presentado en un encuentro online, organizado con motivo de la Semana Mundial de la Edificación Sostenible (World Green Building Week).
  • Empleo, crecimiento económico, salud, bienestar, respeto medioambiental y solidez de la comunidad son algunos de los grandes beneficios de planificar desarrollos urbanos bajo el enfoque de su valor social.

En un momento como el actual en el que la sociedad se enfrenta a grandes retos económicos, sociales y medioambientales, gobiernos, industria y ciudadanos tienen ante ellos la responsabilidad colectiva de plantear los nuevos desarrollos urbanos generando el mínimo impacto en el entorno y fomentando la sostenibilidad como forma de vida.

Bajo esta ambiciosa premisa nace el informe “El valor social de los desarrollos urbanos”, un trabajo desarrollado por UKGBC y que ha sido traducido, adaptado y presentado en España esta semana por Green Building Council España (GBCe) y ROCKWOOL Peninsular, en el marco de la celebración de la Semana Mundial de la Edificación Sostenible (World Green Building Week), que se está desarrollando de forma simultánea en todo el mundo del 21 al 25 de septiembre.

“Este informe surge de la necesidad, por parte de los distintos agentes implicados, de comprender cuáles son las oportunidades que presentan los desarrollos urbanos en la creación de valor social”, afirma el director general de GBCe, Bruno Sauer. “Conocimos el trabajo de UKGBC y, desde un primer momento y de la mano con ROCKWOOL, detectamos la oportunidad de trabajar con él para adaptarlo a nuestro sector e incentivar colaboraciones fructíferas entre las autoridades municipales y la industria de la edificación que se materialicen en entornos urbanos con estándares más altos desde un punto de vista social, económico y medioambiental”, asegura.

El principal objetivo de esta guía es el de ayudar a todos los agentes implicados en la planificación y desarrollo de nuevos entornos urbanos a comprender el valor social en relación con el entorno construido, y qué pueden hacer, trabajando de forma coordinada, para mejorar los resultados sociales de las ciudades del futuro.

ROCKWOOL ha participado en la elaboración tanto del primer informe británico como patrocinando la adaptación española. Para el responsable de Relaciones Institucionales de la compañía en España, Albert Grau, “nuestra sociedad se está enfrentando a retos, incluso más titánicos que en el momento en el que empezamos a desarrollar este estudio. Gobiernos, empresas y población tenemos la responsabilidad compartida de generar el menor impacto posible en nuestro entorno y poner sobre la mesa el reto de afrontar la recuperación económica con un impulso verde que respete la calidad del entorno construido y de los nuevos desarrollos urbanos. Y como fabricantes que somos, aportamos ‘nuestro granito de roca’ a través de materiales producidos, usados y desechados de manera justa y responsable”.

El informe analiza desde distintos prismas cómo puede un proyecto urbano potenciar los beneficios para la comunidad local, teniendo en cuenta los beneficios para los residentes, las empresas y otras partes interesadas en el ámbito local, así como los potenciales usuarios del desarrollo urbano.

Resultados tangibles y objetivos

Los potenciales resultados positivos de trabajar de este modo son tangibles y se han organizado en tres grandes áreas temáticas: empleo y crecimiento económico; salud, bienestar y medio ambiente; y solidez de la comunidad. Bajo cada resultado, se muestran algunas oportunidades específicas que podrían llevar a la consecución de ese resultado.

A lo largo de sus páginas, el estudio insiste en que para maximizar las posibilidades de obtener unos buenos resultados de valor social en un proyecto determinado es fundamental contar con un enfoque colaborativo con todas las partes interesadas. “Existen relaciones clave entre el sector privado, la administración local y las partes interesadas locales que deben ser gestionadas y potenciadas. Existe el imperativo socioeconómico en todos los actores del proceso de conseguir proyectos de alta calidad que beneficien a las comunidades que los habitan”.

En el informe se reconoce que la tarea no es sencilla y se identifican las principales barreras para conseguir potenciales resultados positivos.

Presentación del informe en el marco de la WGBW

“El valor social de los desarrollos urbanos” ha sido presentado en un evento online organizado en el marco de la celebración de la Semana Mundial de la Edificación Sostenible, y que contó con la participación de Bruno Sauer y Albert Grau que estuvieron acompañados por Cristina Monge, Asesora Ejecutiva de ECODES (Fundación Ecología y Desarrollo) y Julia Moreno, responsable de Ciudades en Forética.

En la mesa redonda se analizaron las principales ventajas y oportunidades de plantear los nuevos desarrollos urbanos bajo el análisis de su valor social. Para Julia Moreno, “tenemos el objetivo de hacer llegar al sector empresarial que tiene una función y una responsabilidad a la hora de contribuir a la construcción de ciudades que no solo tengan un menor impacto ambiental, sino que también piensen en las personas”.

Por su parte, Cristina Monge, ha reconocido la gran utilidad de un informe de estas características, pionero y “novedoso en España y que puede aportar una perspectiva diferente a la situación actual uniendo dos de los principales retos que tenemos sobre la mesa en la actualidad: el cambio climático y la situación de pandemia que estamos viviendo”. Para la asesora de ECODES estos dos desafíos tienen en común bastantes elementos en cuanto a las consecuencias sociales, “la pandemia nos ha hecho darnos cuenta de que las personas somos completamente ecodependientes, formamos parte de la biosfera y lo que pasa en ella nos repercute directamente. Además, somos interdependientes entre nosotros y lo que pasa en una punta del mundo nos afecta rápidamente y pone en jaque al planeta entero. Todo esto demuestra la especial relevancia de este valor social del que estamos hablando”, concluye.

La segunda y última sesión del encuentro digital INMOFORUM ALICANTE, que organizan SIMAPRO, Prensa Ibérica y el diario Información, se ha centrado en analizar qué marco es el idóneo para que la colaboración público privada ayude a resolver el problema de acceso a la primera vivienda, ya sea para compra o alquiler. En el encuentro celebrado hoy han participado como ponentes César Jiménez Doménech, Secretario Autonómico de Vivienda y Función Social, Adrián Santos Pérez Navarro, Concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Alicante, Antonio Fernández, Presidente de Provía, y Sergio Gálvez, Director general de Estrategia, Inversión y Desarrollos Alternativos. Toni Cabot, Director del Club Información, ha moderado el encuentro. INMOFORUM Alicante cuenta el patrocinio de Tinsa y Aedas Homes, la colaboración de Metrovacesa, Provía y TM Grupo Inmobiliario, y el apoyo de Aimo, Rankia, Byzness, APCEspaña y Tucasa.com.

Antonio González-Noaín, presidente de Planner Exhibitions, empresa organizadora de SIMAPRO, ha presentado el encuentro en una intervención en la que ha destacado la necesidad que tiene el sector de contar con herramientas que por una parte le permitan acceder a un mejor conocimiento del sector y, por otra, le sirvan para la toma de decisiones estratégicas. “Este es el objetivo principal de INMOFORUM, como parte de la iniciativa más ambiciosa que es SIMAPRO”, ha dicho. A continuación ha tomado la palabra Rubén Martínez Dalmau. Vicepresidente Segundo y Conseller de Vivienda y Arquitectura Bioclimática de la Generalitat Valenciana, para quien la vivienda se ha convertido en un derecho fundamental de las políticas sociales. “Y, nosotros, como Administración Pública, tenemos que ser los garantes de este derecho a la vivienda digna”. Rubén Martínez ha insistido en el hecho de impulsar estas políticas sociales, “para lo que necesitamos el apoyo de la empresa privada, ya sea mediante un programa de vivienda social, nuevos mecanismos de financiación para la rehabilitación o con el apoyo a la innovación a la construcción”

Dos temas han centrado los debates del coloquio. En primer lugar, la vivienda asequible. Y en segundo lugar, la naturaleza y el alcance de la colaboración público-privada. Temas que, como han reconocido todos los ponentes reunidos en INMOFORUM Alicante, no pueden disociarse. César Jiménez Domenech, Secretario Autonómico de Vivienda y Función Social, ha abierto el coloquio ofreciendo una definición de lo que es una vivienda asequible. “Aquel inmueble sobre el que se pueden ejercer políticas sociales que garanticen su uso por colectivos que precisan de un especial apoyo”, ha dicho para a continuación reconocer la urgencia de la colaboración público-privada para conseguir que estas políticas sociales resulten eficientes. Cesar Jiménez ha llamado la atención sobre el escaso peso de la vivienda social en el parque residencial español, que no llega al 4%, frente al 35% de Austria o el 38% de Dinamarca.

Antonio Fernández, presidente de la asociación de promotores alicantinos Provía, ha vinculado el acceso a la vivienda con la reactivación económica en general y del sector inmobiliario en particular. “Sin embargo, en los últimos años este acceso se ha complicado, y no solo para colectivos vulnerables, sino también para jóvenes con trabajo estable”, se ha lamentado. El presidente de Provía ha recordado que en el ciclo expansivo anterior se construyeron en Alicante una media de 4.000 viviendas sociales anuales y en torno a mil en los peores años de la crisis. En 2018, tan solo 55 y tres años antes, ninguna. “Hay que volver a poner en marcha la maquinaria privada recuperando el plan de vivienda de protección social. Necesitamos ponernos de acuerdo la Administración, que no tiene los medios económicos suficientes para garantizar el acceso a la vivienda, y el sector, que también precisa un marco jurídico que genere confianza y garantice estabilidad”, ha reclamado.

Por su parte, Sergio Gálvez, Director general de Estrategia, Inversión y Desarrollos Alternativos de Aedas Homes, ha profundizado en este último argumento. En su opinión, la colaboración público-privada es buena tanto para el público, “ya que puede acceder más fácilmente a una vivienda”, como para la Administración, “puesto que se beneficia de recursos extraordinarios” y la empresa, “que colabora en facilitar este acceso y refuerza su compromiso social”. Para el directivo de Aedas Homes esta colaboración tiene que desarrollarse en el marco de “un diálogo fluido y transparente”, pues solo así podrá incentivase la concurrencia privada en los concursos públicos.

Este sentido, Adrián Santos Pérez Navarro, Concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Alicante ha defendido una radicalidad inteligente al insistir en la urgencia de “implementar fórmulas imaginativas que fomenten la construcción de viviendas en alquiler”, como el derecho de superficie al que previamente había aludido en su primera intervención César Jiménez Domenech junto a la petición público-privada de mecanismos de financiación al Banco Europeo de inversión. “Todas estas iniciativas –ha resumido Adrián Santos– tienen la ventaja de crear un sistema capaz de involucrar al sector privado en el marco de actuación social de la Administración. Y esto es muy beneficioso para ambas partes”. Por eso, ha afirmado César Jiménez, “hay que garantizar la viabilidad en el tiempo de estas promociones público-privadas y que no terminen como bloques de difícil mantenimiento y convivencia. Tenemos que apostar por la mixtura social”.

“Las empresas privadas poseemos capacidad para diseñar, ejecutar y gestionar parques de viviendas en régimen de alquiler levantados sobre suelos cedidos temporalmente por la Administración. A cambio la administración recibirá durante un período determinado un canon anual y al término del mismo, el inmueble” ha sostenido Sergio Gálvez, de Aedas Homes, quien tampoco ha dejado la oportunidad para recordar que allí donde hay suelo en abundancia, el precio de la vivienda está contenido. “Las administraciones, en cada uno de sus niveles, tienen que ser capaces de generar suelo”,

Algo difícil para Antonio Fernández, de Provía, “si se tiene en cuenta que el actual plan General de Urbanismo data de 1987. O lo que es lo mismo, estamos trabajando con un modelo de ciudad que ya ha caducado”. En opinión de Sergio Gálvez, de Aedas Homes, es esta situación la que alimenta la falta de disponibilidad de suelo. “Una realidad que arranca a nivel local, que asciende a nivel autonómico y termina a nivel nacional. Hay que acortar los plazos de tramitación urbanística. Yo no puedo esperar tres años en reiniciar un proceso de urbanización, porque eso encarece la vivienda”, ha concluido.