Entradas

  • 8 motivos para tener un contador eléctrico propio, alquilado o comprado

La luz ha aumentado mucho su precio en los últimos años y esto supone una gran partida en el presupuesto de las empresas que poco a poco retoman la normalidad en España. Es por ello por lo que ahorrar energía eléctrica es ahora una prioridad. Poco a poco han llegado al escenario eléctrico de nuestro país los contadores de energía eléctricos inteligentes, unos nuevos aparatos no exentos de polémica por suponer un encarecimiento en sus facturas.

Para la gran mayoría de empresas, el coste del alquiler del contador de electricidad supone un gasto más a considerar en las facturas de electricidad que se pagan cada mes más si se tiene en cuenta la difícil situación en el que se encuentran algunas empresas.

Según la ley, el consumidor final de la energía tiene la posibilidad de tener el contador eléctrico en propiedad, siempre y cuando éste sea homologado y la distribuidora realice el precintado de este. Actualmente, el coste final del alquiler de un contador depende de la tarifa eléctrica y de la distribuidora, pero éste fluctúa desde los 10 hasta los 120 euros al mes.

“La empresa distribuidora es quien realiza las lecturas del contador y pasa la información a la compañía comercializadora. Esto hace que la información no esté disponible para el cliente, excepto la que aparece en las facturas eléctricas: kWh consumidos, kVArh de reactiva y potencia máxima demandada. Esto es todo lo que el consumidor final obtiene”, mantiene Marta Gomà, Socia de Ipsom.

8 MOTIVOS PARA EL CAMBIO DE ALQUILER A PROPIEDAD

Los expertos de Ipsom señalan principales ventajas de pasar de la modalidad de alquiler a propiedad:

· Medidas en tiempo real: junto con el contador en propiedad, el usuario dispondrá de una plataforma que interprete los datos de forma continua y los muestre de forma sencilla. Por tanto, la telemedida nos permitirá conocer con detalle el consumo realizado minuto a minuto.

· Detección de sobretensiones y cortes de luz: se dispone de toda la información de las curvas de consumo, imprescindible para presentar reclamaciones de calidad de suministro frente a las distribuidoras.

· Detección de excesos de potencia: es posible detectar a tiempo real excesos de potencia que pueden producir penalizaciones en nuestra factura eléctrica.

· Conocimiento del perfil de consumo: el acceso a la información de consumos cuarto-horarios permite saber cuál debe ser la potencia óptima contratada.

· Control de consumo en tiempo real de las ampliaciones de equipos.

· Disponibilidad de medidas: se dispone de medidas certificadas para poder hacer cualquier tipo de reclamación a la compañía eléctrica.

· Ahorro del coste de alquiler del equipo de medida.

· Conservación del historial: no hay pérdida de datos al cambiar de compañía eléctrica.

Aseguran los expertos de Ipsom que una de las principales preocupaciones ante el planteamiento de un cambio de contador para la empresa es si dicho cambio implica o no un corte de tensión que pueda alterar el ritmo de trabajo normal de una compañía. “La respuesta es que no. En la gran mayoría de suministros, con medida indirecta, el cambio de contador no implicará quedarnos sin electricidad en nuestra instalación”, mantiene Marta Gomà.

Por otro lado, la consultora energética señala que el proceso de cambio, que implica la coordinación con la empresa distribuidora para quitar el contador de alquiler e instalar el de propiedad queda íntegramente en manos de la empresa especializada, y no requiere de ninguna gestión directa por parte de la empresa.

  • El informe detecta la posibilidad de lograr ahorros en intereses entre 20.000 y 50.000 euros para una hipoteca tipo de 230.000 euros. El estudio se realizó entre enero y abril, apunta a que lo habitual es rebajar un punto porcentual, en ocasiones la rebaja podría llegar incluso a 1,50% sobre el tipo de interés sin vinculaciones.
  • Un tercio de los consumidores se inclinan inicialmente por no solicitar ninguna vinculación. De los dos tercios restantes, la domiciliación de la nómina (32 %), seguro de vida (24 %) y seguro de hogar (18 %), siguen siendo de lejos, las tres vinculaciones más solicitadas a la hora de cerrar su hipoteca
  • La plataforma de “hipotech” detecta un aumento de solicitudes subrogaciones entre enero y abril del 46 %

Los descuentos de los productos vinculados a las hipotecas pueden ser fuente de ahorro importante que beneficie a los consumidores. Un ahorro medio de unos 35.000 euros en intereses, y por tanto en la cuota hipotecaria, si se aplican descuentos de vinculaciones y/o se eligen determinados productos vinculados a la hipoteca, según cálculos de un estudio propio realizado por la fintech, Hipoo. Un ahorro que se sitúa en una horquilla entre 20.000 y 50.000 euros para una hipoteca media tipo de 230.000 euros, eligiendo el paquete óptimo de vinculaciones en comparación con no hacerlo.

El estudio fue realizado entre enero y abril de este año entre 7.000 usuarios de la plataforma de tecnología hipotecaria, residentes en su mayoría en las principales capitales de España y con un nivel económico medio alto, además ha analizado el producto hipotecario de 20 banco españoles.

Lo habitual es rebajar un punto porcentual, pero en ocasiones podría llegar incluso a 1,50% de rebaja sobre el tipo de interés sin vinculaciones, apunta el estudio.

Un tercio de los consumidores se inclinan inicialmente por no solicitar ninguna vinculación. De los dos tercios restantes, dentro de la gran variedad de vinculaciones hipotecarias existentes, la domiciliación de la nómina (32%), seguro de hogar (18%) y seguro de vida (24 %) son las tres vinculaciones más solicitadas por los consumidores a la hora de cerrar su hipoteca. La domiciliación de recibos (12 %), y la tarjeta de crédito (8 %) son otras destacadas. Por último, el 6% apostaría por otras como: plan de pensiones, seguro de coche o vivienda sostenible.

Y es que, existe un ecosistema complejo, según Juan Ferrer, ceo de HIPOO “cada banco configura sus productos hipotecarios con las vinculaciones de manera distinta. Por lo que conocer bien las distintas ofertas y estructuras de bonificaciones de todo el sector bancario permite al consumidor final tener mayor claridad y más información. Así como optimizar al máximo el ahorro, al saber en tiempo real a través de un Marketplace el impacto que puede tener sobre la cuota hipotecaria un paquete de vinculaciones u otro. En lo que llevamos de año, hemos comprobado un aumento del 46 % de consultas relacionadas con la subrogación de hipotecas”.

La estructura de bonificaciones es compleja y dispar, el estudio refleja como los seguros de hogar y nómina van íntimamente unidos, uno por obligatoriedad y otro por coste. En última instancia el seguro de vida, sobre todo en aquellas familias que tienen hijos. También se desprende de este análisis, que de los consumidores que buscan ahorrar apoyándose en una estructura de vinculaciones, el 53 % prefiere el paquete completo de domiciliación de la nómina, el seguro de hogar y el seguro de vida.

Marketplace y algoritmos para ahorrar

Parte del informe se ha confeccionado gracias al nuevo desarrollo integrado en la plataforma de “hipotech”, Hipoo, que permite conocer y adaptar en tiempo real la cuantía de la hipoteca según a los productos vinculados ofrecidos por distintas entidades bancarias. Esta nueva tecnología, basada en algoritmos, permite al usuario puede configurar la estructura de vinculaciones en todo momento y ver el impacto que tienen estos cambios en la cuota e intereses totales, además de aplicar comparativas por entidades bancarias, desde el sofá de su casa a golpe de clic, hasta ahora algo inédito en nuestro país.

El algoritmo desarrollado permite además que los usuarios puedan recibir ofertas personalizadas adaptadas a cada cliente y configurar así las hipotecas con la estructura de vinculaciones según las preferencias y necesidades de cada persona. En este proceso, “se combina el desarrollo tecnológico con la participación de expertos hipotecarios para guiar al usuario, simplificando y centralizando al máximo todo el proceso, así como permitiendo diseccionar todos los productos lo máximo posible mirando las primas de los seguros, y siempre buscamos ir más allá de una mera tecnología de comparación, con asesoramiento transparente, imparcial y realizado por un experto”, apunta el CEO de Hipoo, Juan Ferrer.