Entradas

Mes y medio después de que se celebrara el primer encuentro de SIMAPRO Home Edition, Planner Exhibitions ha reunido a los mismos ponentes de aquella ocasión, a quienes se ha unido también la directora de Comunicación y Marketing de Habitat Inmobiliaria, para que contaran como han gestionado sus empresas la actividad durante las semanas de teletrabajo y cómo la están gestionando en estas de desescalada y de regreso a una ‘nueva normalidad’.

En el encuentro celebrado hoy han participado como ponentes Silvia Álvarez, Directora de Marketing de NEINOR HOMES, Javier Castellano, Chief Communications Officer de GILMAR CONSULTING INMOBILIARIO, Javier Sánchez, Director de Innovación y Marca de AEDAS HOMES, y Noelia Sánchez. Directora de Comunicación y Marketing de HABITAT INMOBILIARIA. Juan Bautista Ramos, Director Comercial de Grandes Proyectos de PORCELANOSA GRUPO, ha moderado el coloquio del encuentro, que contaba con la colaboración de Sweet Ideas de Marketing.

Silvia Álvarez, de Neinor Homes, ha abierto el turno de intervenciones, afirmando que su promotora había conseguido mantener, durante las semanas de teletrabajo obligatorio, entre “el 50 y el 60% de los leads habituales”, unas cifras similares a las que también ha comunicado Noelia Sánchez, de Hábitat Inmobiliaria. “Ahora, coincidiendo con la desescalada, hemos alcanzado el mismo volumen de contactos que antes de la crisis”, ha añadido Silvia Álvarez. Para Javier Sánchez, de Aedas Homes, lo esencial de esta fase inicial de la desescalada es que ahora se empieza a ver la luz al final del túnel. “Durante el confinamiento, lo fundamental fue potenciar la marca, en detrimento de la actividad comercial. En la desescalada la tendencia se ha invertido y hemos alcanzado unas cifras de leads casi pre COVID-19 y el reto pasa por convertirlos en visitas”. Noelia Sánchez ha puntualizado que “las redes sociales han sido muy útiles para ir a buscar al cliente en estos tiempos de confinamiento”.

Los ponentes también han dirigido su atención a los posibles cambios en las preferencias de los clientes como resultado de la pandemia y de cierta modificación en los hábitos de vida, tanto familiar como laboral. En opinión de Javier Sánchez, “la gente está empezando a tomar decisiones basadas en el estilo de vida y este, con la crisis, está empezando a afectar a la vivienda, que ahora se quiere un poco más lejos del centro de las ciudades, para evitar la excesiva densificación, más amplia o más versátil con vistas al teletrabajo. Es hora de escuchar atentamente a nuestros clientes”. En la misma línea se han expresado Noelia Sánchez y Silvia Álvarez, quienes han llamado la atención acerca del importante incremento que han tenido las visitas virtuales de sus promociones, principalmente entre clientes de primer acceso y de reposición.Estos últimos, sobre todo, empiezan a preocuparse por las características de la casa orientadas al teletrabajo”, ha puntualizado Silvia Álvarez. Para Noelia Sánchez, “el cliente cada vez tiene más información por lo que ya no vale solo informarle de las características de la vivienda; hay que darle algo más. Buscan cercanía y asesoramiento”.

Respecto a la evolución futura de los precios, los cuatro ponentes han sido unánimes en su convencimiento de que en ningún caso se producirán descensos similares a los de la última crisis. “Especular sobre la bajada de precios es una temeridad. Quienes buscan una primera vivienda o lo hacen para invertir están un poco a la espera, a ver qué pasa, una actitud menos acusada entre quienes desean una vivienda de reposición”, ha dicho Javier Castellano. Por su parte, Javier Sánchez ha enumerado las razones por las que no es posible una bajada de los precios residenciales ni generalizada ni acusada. “Nuestra ratio de viviendas en construcción por cada mil habitantes está muy debajo de países como Alemania. No tenemos un stock de viviendas recientes, a diferencia de lo que ocurría en 2008. La oferta de suelo finalista en zonas de gran demanda es escasa, por lo que también lo es la oferta residencial en esas mismas zonas. Y tenemos mucho producto en marcha que se corresponde a planificaciones de 2020 y 2021. Que se venda menos no se va a traducir en una bajada generalizada de precios”. Por su parte, Javier Castellano cree que “la vivienda va a bajar solo en determinadas zonas o barrios, pero en ningún caso se va a producir una bajada global de los precios. Y esto vale para la vivienda nueva y usada”.

Javier Sánchez también ha enumerado las medidas que, en su opinión, deberían implementarse para ayudar a la recuperación del empleo en el sector. “Tenemos que fijarnos en programas que ya han demostrado su efectividad en otros países, como Help to Buy, que ha permitido a muchos jóvenes británicos comprar su primera casa. También podemos bajar el IVA de las viviendas al 4% temporalmente, recuperar las deducciones para la adquisición de una vivienda en el IRPF, fomentar la colaboración público-privada, una eterna asignatura pendiente, o agilizar la tramitación de las licencias urbanísticas. Este sector tiene una enorme capacidad para generar empleo y, en las circunstancias actuales, hay que apoyar a los sectores de pueden ser capaces de empujar la contratación, como el inmobiliario o el turismo. En este sentido, es imprescindible diseñar un nuevo Plan de Vivienda Nacional, que mejore el actual, y facilitar mecanismos, a través del ICO y de los bancos, que ayuden a las familias a acceder y a pagar la vivienda”.

“Si la administración facilita el dinamismo de las empresas, la recuperación del sector será más rápida y consistente. Desde esta perspectiva, la agilización de las licencias en materia de vivienda es una buena noticia”, ha concluido Javier Castellano.

  • Con este acuerdo, la proptech completa la colaboración con todos los principales portales inmobiliarios de España: Idealista, Pisos.com, Habitaclia, ThinkSpain, Misoficinas.es o Trovimap

La proptech Realisti.co ha cerrado esta semana un acuerdo con Fotocasa para integrar las visitas virtuales a inmuebles creadas autónomamente por sus más de 2.500 usuarios: agentes y agencias inmobiliarias de toda  España.

De esta manera, completa su colaboración con todos los principales portales inmobiliarios de España: Idealista, Pisos.com, Habitaclia, Misoficinas.es o Trovimap. Además, también posibilita la integración de sus tours en plataformas de otros países como la inglesa Rigthmove o los italianos Inmobiliare.it, Wikicasa, Casavo.com o GateAway.

Con la aplicación de esta tecnología, basada en contenido inmersivo, las inmobiliarias pueden facilitar y acelerar el proceso de comercialización, mostrando las viviendas de una forma más atractiva y real. De esta manera, se mejora la experiencia del posible interesado en adquirir o alquilar un inmueble, logrando un mayor realismo en la disposición de la vivienda, aportando mayor trasparencia e información. Además, pueden ofrecer una experiencia diferente, por la facilidad de uso y navegación de la visita, manteniendo el interés por más tiempo, diferenciados de los tradicionales anuncios basados en fotografías.

Esta tecnología, permite que los agentes inmobiliarios creen tours virtuales de forma autónoma utilizando cámaras 360 desde el propio inmueble, además de la posibilidad de que Realisti.co pueda renderizar los inmuebles a partir de un plano de la vivienda (Plano360) lo que permite transformarlo en un contenido inmersivo sin necesidad de desplazamientos por parte de los agentes: los ambientes 360 renderizados se generan desde el plano acotado incluyendo las medidas reales de las estancias.

Una vez generado el tour virtual, el agente inmobiliario puede “integrarlo” directamente en los portales que tengan un acuerdo con Realisti.co. Además, “pueden compartirlo a través de redes sociales y realizar con el cliente interesado una visita remota controlando su pantalla para explicarle las características de la vivienda sin tener que desplazarse.  Teniendo en cuenta la situación actual de la crisis provocada por el coronavirus, así como las distintas fases postCovid-19, reducir el número de visitas físicas y tratar de filtrar el interés del comprador es vital”, apunta el Country Manager de Realisti.co, Carlos Carrión.

El décimo encuentro de SIMAPRO HomeEdition ha analizado cómo será la financiación del negocio residencial y de los clientes en la era post COVID-19. En la cita de hoy han intervenido como ponentes Ángel Berges, Vicepresidente de AFI, Roberto Rey, Presidente y CEO de GLOVAL y Santos González, Presidente de la ASOCIACIÓN HIPOTECARIA ESPAÑOLA. José Luis Suárez, Profesor Ordinario del Departamento de Dirección Financiera y Director del Campus del IESE, ha moderado el coloquio.

Tres han sido los temas tratados por los ponentes reunidos por SIMAPRO Home Edition. En primer lugar, la naturaleza de la actual crisis. La segunda, el impacto que puede tener en la decisión de comprar una vivienda. Y por ultimo, el papel de los socimis y de la inversión alternativa.

Respecto al primero de estos temas, los tres ponentes han coincido en calificar esta crisis de sobrevenida. En palabras de Ángel Berges, Vicepresidente de AFI, “es una crisis inesperada, que emerge de un contagio y que para frenar su expansión las autoridades de todo el mundo han decidido confinar a la población”. En estos momentos, ha recordado Berges, “la mitad de la población mundial esta sujeta a un frenazo económico”. Berges también ha adelantado el probable impacto que esta crisis va a tener en las magnitudes básicas de la economía española. “Prevemos una caída del 9-10% en el PIB, picos de paro hasta el 30%, si bien acabaremos el año en torno al 18-19%, y una deuda pública del 112-115%”, ha dicho.

Estamos en un momento de incertidumbre con letras mayúsculas, con un impacto muy concentrado en el tiempo y causado por un patógeno exógeno”, ha afirmado Roberto Rey, Presidente y CEO de GLOVAL. En su opinión, “si conseguimos controlar la situación sanitaria y económica saldremos de esta crisis adecuadamente. En este tránsito, la situación saneada de los bancos va a ser de gran ayuda”. Continuando con este último argumento, Santos González, Presidente de la ASOCIACIÓN HIPOTECARIA ESPAÑOLA, ha insistido en que “después de la crisis del 2008, tenemos un sistema financiero líquido, saneado y especialmente solvente. Es probable que por la crisis las cuentas de las entidades no sean especialmente buenas, pero la solvencia del sistema financiero está fuera de toda duda, por lo que estoy seguro de que será un apoyo esencial en la recuperación de nuestra economía”.

En este sentido, González ha manifestado su confianza en que, al menos este año, la cartera de créditos hipotecaria funcionará de manera razonable. “Otra cosa es el riesgo que se deriva de la valoración de esta incertidumbre. ¿Incertidumbre solo este año o prolongada hasta el 2023? Si la crisis se prolonga afectará a los inicios de obra y a las nuevas licencias, puesto que el promotor descuenta expectativas. No va ser lo mismo una recuperación en V que en U o en V asimétrica”. Con todo, para Roberto Rey, el inmobiliario seguirá siendo un valor refugio para la inversión, “dado que los tipos de interés seguirán siendo muy bajos”. En su opinión, no es esta la única ventaja competitiva del sector en estos momentos de turbulencia. “El sector promotor se ha profesionalizado notablemente y, a diferencia de la anterior crisis, es muy solvente, con independencia del tamaño de las empresas. Las capacidades de los players actuales es mucho mayor”.

En cuanto al impacto que esta crisis puede tener en la decisión de comprar una vivienda, los tres ponentes se han mostrado moderadamente optimistas. Según Ángel Berges, “la renta bruta de las familias está cayendo mucho, pero la tasa de ahorro está aumentando fuertemente, simplemente porque no hay pocas opciones de gastar. Y obviamente, uno de los productos de la cesta de la compra que más se ha visto afectado es la vivienda”. No obstante, Berges está convencido que “tras esta caída a plomo vendrá un fuerte rebote, porque hay una importante demanda embalsada”. Un argumento que también ha compartido Santos González, que coincide en la existencia de esta “demanda expectante” que tan solo está esperando la mejor oportunidad “para regresar de nuevo al mercado, lo que dependerá en buena media de las señales de confianza que transmita nuestro Gobierno”.

En este punto, Roberto Rey ha llevado el coloquio hasta las oportunidades de negocio que ofrece esta crisis, que “como todas las crisis más que propiciar cambios nuevos acelera las tendencias que ya estaban en curso”. En su opinión, “hay mucha gente que no puede comprar una vivienda y hay que darle una alternativa. Ahora mismo hay una necesidad muy importante de vivienda social, para lo que es imprescindible la colaboración público-privada”. Además, este “cambio de paradigma”, como ha definido la equiparación con el mercado residencial español al europeo, “donde el alquiler supone entre el 25% y el 30% del parque total”, va a reclamar que “se deje a un lado los prejuicios ideológicos y se ponga en valor la cuestión económica, si una u otra actuación supone un beneficio intangible para determinados colectivos que por otros medios no podrían acceder a una vivienda”. Roberto Rey ha concluido su análisis con la siguiente afirmación: “mientras no entramos en una crisis estructural, encontraremos aspectos positivos en la actual situación”.

El encuentro de hoy ha concluido con el análisis del rol jugado por los fondos de inversión en la dinamización del sector inmobiliario de nuestro país, que, en opinión de Santos González, ha sido “providencial”, no solo para dinamizarlo, sino también para modernizarlo. “Hay una parte del negocio inmobiliario que precisa de inversión alternativa. El sector financiero tradicional no puede absorber toda la deuda hipotecaria”, ha apuntado. Una valoración que también comparte Ángel Berges, con independencia de que, “en momentos puntuales”, algunos de estos fondos “hayan recalentado ciertos segmentos del mercado”. No obstante, ha continuando Berges, “España sigue teniendo una gran potencial y atractivo para los inversores internacionales”. Un atractivo que, según Roberto Rey, `pasa por ofrecer “seguridad jurídica a los inversores. No podemos seguir cuestionando consensos ya establecidos, puesto que esto solo puede generar incertidumbre y desconfianza”, ha concluido.

  • El sector prevé un lento crecimiento de la actividad derivada de la crisis sanitaria, pero teme que las pérdidas económicas y la destrucción de empleo continúe a causa del parón de estos meses y del modelo de desescalada que plantea el gobierno

 A diferencia de la construcción, el sector de las reformas en el interior de un espacio laboral encara una lenta normalización de la actividad tras estos meses de parón. La destrucción de empleo, que ha sido una constante, y las pérdidas económicas de muchas empresas, así lo demuestran. Y es que, el sector prevé que, una vez se vuelva a la normalidad, la recuperación podrá ser algo más rápida pero haciendo hincapié especialmente en aquellas empresas que hayan tenido más capacidad para soportar este frenazo.

En palabras de Jose Antonio Marta, CEO de Splacing, “desde las administraciones se está gestionando sin falta de previsión; lanzamientos de protocolos y órdenes en el BOE a horas de la apertura de locales y espacios laborales, y falta de información o protocolos específicos en ámbitos de limpieza e higiene. Hay una sensación muy generalizada en el tejido industrial de dejar en manos de las empresas, y su consenso con los trabajadores, una serie de procedimientos que deberían venir marcados y prefijados con antelación para evitar y mantener el mejor clima laboral posible en estos momentos de incertidumbre por parte de todos.  Los empresarios y empleados quieren tener bien definida la manera de actuar ante esta nueva situación que aparece desde la óptica de la nueva convivencia en nuestros espacios de trabajo”.

De hecho, tal y como explican desde la buildtech Splacing, el Marketplace con proveedores de confianza para la realización de reformas en cualquier espacio laboral, el sector industrial y residencial son los más afectados.

El industrial, obra nueva interior y reforma, entendido como no promoción de obra nueva, se ha visto resentido especialmente por los sectores con los que trabaja el marketplace.

  • Los hoteles. Cerca del 80% del sector ha visto parada su actividad por la pandemia por ser zonas de pública concurrencia. Se prevé un año complicado con aforo de los espacios en porcentajes progresivos en función de la desescalada que propone el gobierno, y por el impacto a causa del turismo exterior que estará limitado por vuelos y cancelaciones por los gobiernos, como es el caso de Alemania.
  • Industrial. Caída del 50-60% del sector, como automoción, o maquinaria entre otros. Más enfocado y expuesto a servicios que durante la pandemia se han congelado. Sin embargo, un 40-50% del sector químico, alimentación o logística está creciendo por un incremento de la demanda. Se prevé una salida de cada actividad progresiva y la expectativa de la demanda industrial.
  • Oficina. El 75% del sector se ha visto afectado por el movimiento del personal en modo teletrabajo. Asimismo, se estima una salida progresiva y se reforzará el “espacio flexible” tipo bussiness center, o coworking, por poner un ejemplo.
  • REtail/comercial. Un 80% del sector que no sea bien de primera necesidad está afectado y la vuelta se presiente complicada por el modelo de desescalada que plantea el gobierno en cuanto a las fases y aforo de los espacios.

El sector residencial. También ha sufrido la huella de esta crisis según explican desde Splacing. La vuelta será volátil a la expectativa del mercado de empleo para activar o retomar la demanda. ERTE y desempleo. Un gran número de reformas e intervenciones en viviendas se han paralizado esperando evolución. Esto impide llevar a cabo reformas por la complejidad de conciliar obra y familia, sin olvidar la falta de recursos para gestionar la propia reforma (contenedores, compra de material, o logística en general).

“Es por ello, que en estos momentos la digitalización está cobrando especial protagonismo. Y es que, ya sea en nuestro caso, a través de nuestra plataforma, así como otras herramientas que existen en el mercado, han tomado una posición mucha más relevante puesto que facilitan el teletrabajo. En nuestro caso Splacing permite captar nuevos proyectos y clientes sin necesidad de salir de casa, y esto permite mantener una actividad constante a la hora de encontrar nuevas oportunidades de negocio de una forma fácil, ágil además de evitar desplazamientos y posibles contagios”, explica Marta.

  • Esta herramienta permite medir sin contacto la temperatura en los puntos de entrada de los edificios.
  • Puede integrarse en el conjunto de soluciones de seguridad y control de accesos existentes.
  • Aumenta el nivel de protección de los ocupantes de un edificio.

Siemens Smart Infrastructure acaba de anunciar el lanzamiento de Siveillance Thermal Shield. Se trata de una solución que permite medir, de manera rápida, la temperatura corporal de las personas que van a acceder a un edificio.

Además, permite visualizar los resultados de las mediciones en los sistemas de videovigilancia y control de accesos de las compañías. Las cámaras termográficas se utilizan para medir sin contacto la temperatura corporal a una distancia de hasta dos metros, asegurando así la seguridad del personal de vigilancia. En el caso de que la cámara indique que una persona tiene la temperatura alta, se puede tomar una segunda lectura utilizando un termómetro médico para confirmar el resultado.

  • En la agencia de Eduardo Molet ya tienen concertadas cerca de 80 visitas con clientes interesados en comprar vivienda, menos de la mitad de las que se tuvieron que anular tras la declaración del estado de alarma.

Hemos implementado medidas de prevención y formación para los empleados con el fin de reanudar la actividad con todas las garantías, aunque seguimos priorizando el teletrabajo”. En la agencia de Eduardo Molet, consultor inmobiliario de entidades financieras españolas y extranjeras y fundador de Red Expertos Inmobiliarios, ya han preparado todo lo necesario para poder volver a operar a partir del 4 de mayo. Se han establecido turnos en las oficinas, donde se han instalado mamparas de plástico para separar clientes y trabajadores, además del uso de gel, guantes y mascarillas. Y en cuanto a las visitas físicas, solo se realizarán si son imprescindibles, y en este caso con equipos de protección.

Respecto a la actividad con la que vuelven a la carga, “de momento tenemos muchas visitas para valorar pisos de personas mayores que quieren vender la nuda propiedad, y 78 posibles compradores”. Este dato no se acerca ni a lo mitad del número de visitas que se tuvieron que anular cuando estalló la crisis y se decretó el estado de alarma. “Tuvimos que cancelar 187 visitas de clientes que querían comprar”.

No obstante, y a pesar del descalabro que ha supuesto para el sector la pandemia, Eduardo Molet cree que, poco a poco y con las medidas adecuadas, se saldrá de la crisis y se recuperará el pulso del sector. “En estos días de confinamiento, se han recibido muchas peticiones de interesados en dos productos inmobiliarios que funcionarán muy bien en estos primeros meses de ‘nueva normalidad’: la vivienda de lujo y la nuda propiedad”.

Cómo afecta al COVID-19 al mercado inmobiliario

La previsión que maneja Eduardo Molet es que cerrarán más del 25% de las agencias inmobiliarias, aunque con las políticas de estímulo adecuadas del Gobierno y del Banco Central Europeo, la salida de la crisis se acelerará y la reactivación de la economía se iniciará al comenzar 2021.

Respecto a los precios de la vivienda, Molet apunta hacia una caída del 15%, y el número de transacciones podría reducirse un 28%. Aun así, la previsión es que haya una recuperación mejor de la esperada. “Muchos inversores apostarán por el ladrillo, a lo que habrá que sumar los tipos de interés a cero y las posibles medidas fiscales que se vayan tomando a lo largo de los próximos meses”, concluye Eduardo Molet.

  • Una compañía canaria oferta espacios de teletrabajo en pisos turísticos para que las empresas puedan garantizar a sus empleados lugares de trabajo seguros y cómodos

Conjugar el teletrabajo con la continuidad de un negocio en ocasiones no es tan sencillo como parece. Para cualquier empresa, en este momento es un desafío, ya que muy pocos negocios estaban preparados para afrontar con garantías la pandemia de la COVID-19 y sus consecuencias económicas.

Hay negocios que, por diversas razones, no pueden parar durante este periodo de confinamiento, y al mismo tiempo no pueden garantizar a sus empleados el teletrabajo. Y desde el punto de vista de los trabajadores, no todos tienen la libertad de teletrabajar, ya sea porque no cuentan con el equipo necesario, o porque no disponen de un espacio o entorno tranquilo y productivo. Entonces, ¿cómo conseguir mantener la actividad empresarial, con un teletrabajo realmente productivo y seguro para la salud?

Una empresa canaria ha encontrado la solución a este problema. Se trata de Spases, una compañía que ofrece a las empresas que necesitan seguir trabajando, espacios de trabajo individuales en el mismo barrio en el que vivan los empleados. Para ello se utilizan pisos turísticos de la zona. El objetivo no es otro que aumentar la productividad de los empleados, garantizando así la supervivencia del negocio, pero sin poner en riesgo la salud.

Con esta solución, los teletrabajadores evitan el caos del hogar fácilmente, ya que pueden elegir un lugar que esté cerca de su casa, donde tendrán un espacio de trabajo, una silla cómoda, una buena conexión Wifi, auto-acceso al inmueble y una máquina de café.

Según explican los responsables de esta iniciativa, con Spases “queremos apoyar a los empleados durante la crisis más importante de las últimas décadas”. La oferta de Spaces se resume en cuatro puntos básicos.

En primer lugar, un espacio, una persona: cada espacio estará a salvo de la contaminación sanitaria y respetará el confinamiento. El anfitrión lo preparará todo, y no volverá a entrar en él hasta la salida del trabajador. No habrá limpieza (a menos que se solicite) durante el alquiler.

En segundo lugar, un espacio cerca del hogar: cada espacio estará cerca de la ubicación de su empleado durante el confinamiento. No conducirán, ni tomarán el transporte público, sólo necesitarán caminar a su oficina temporal desde su casa.

En tercer lugar, una oferta de servicios simples: cada espacio tendrá un escritorio o mesa de trabajo, una silla cómoda, una buena conexión WiFi, entrada con auto-acceso y una máquina de café. El anfitrión proporcionará los suministros básicos para empezar (papel higiénico, jabón, café), pero no habrá recambios.

Y, por último, precio único por ciudad: cada espacio se usará para el mismo propósito, y tendrá el mismo precio. El precio será determinado por Spases considerando los precios normales de alquiler y las tarifas de las oficinas corporativas en el mercado. “No es el momento de hacer millones. Por ello cobraremos una comisión del 20% a los clientes (empleadores). Esto se destinará a cubrir el coste de nuestro personal (producto e ingeniería, marketing, soporte y ventas), y cualquier beneficio extra se destinará a apoyar a los administradores de las propiedades y a los anfitriones particulares.

En resumen, las principales ventajas de la solución ofertada por Spases como alternativa al teletrabajo son el precio, con tarifas similares a las de una oficina individual en el mercado actual; la seguridad, ya que garantiza que en cada espacio de trabajo solo habrá una persona en todo momento; y la proximidad a la casa del empleado para que no necesite transporte público o privado.

  • Housers, Paymatico, Evercom, Royal Comunicación y UDIMA aúnan esfuerzos para ayudar a vencer el mayor reto científico al que nos enfrentamos en la actualidad
  • Para dar a conocer la iniciativa y recaudar fondos, esta alianza de empresas del sector Fintech, del ámbito educativo y de la comunicación, ha creado una página web y un vídeo informativo que ya está colgado en Youtube
  • La totalidad del dinero recaudado se donará al CSIC para ayudar al desarrollo de la vacuna contra el coronavirus

Cinco empresas españolas de distintos sectores se han unido para poner en marcha #ObjetivoVacuna, una campaña de captación de fondos destinada a la investigación de la vacuna contra el coronavirus, en un contexto de alerta sanitaria declarada a nivel mundial, con especial incidencia en nuestro país.

Housers y Paymatico -compañías del sector Fintech-, junto a las consultoras de comunicación Evercom y Royal Comunicación, así como la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA), han creado el sitio web www.objetivovacuna.org, a través del que cualquier persona ya puede hacer su donativo. La cantidad total recaudada durante la campaña irá destinada íntegramente a distintos proyectos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), enfocados al desarrollo de una vacuna contra el virus.

De este modo, estas compañías confían en que esta campaña permita complementar otras iniciativas muy necesarias que ya se han puesto en marcha desde diferentes ámbitos, mirando al futuro, para ayudar a desarrollar un reto científico sin precedentes, el desarrollo en un corto plazo de una vacuna contra el COVID-19

En momentos críticos, es donde tenemos que dar lo mejor de nosotros mismos, tenemos un gran reto por delante y toda ayuda es poca, de ahí que decidiéramos volcarnos en este proyecto y aprovechar nuestra plataforma, para poner nuestro granito de arena tan urgente y necesario como poner fin a la lacra del Covid-19, sin duda, es un honor hacerlo en colaboración con CSIC”, comenta Juan Antonio Balcázar, CEO de Housers. Por su parte, José María Martín, CEO de Paymatico, resalta que se trata de una iniciativa orientada a la investigación en colaboración con el CSIC. “Creemos que la mejor forma de llevar a cabo esta acción es con una entidad pública que está liderando la lucha contra este virus y esperamos que logre el objetivo con el que nace, dedicar recursos directamente a la investigación”, añade.

Este proyecto de recaudación de fondos pretende mirar hacia el futuro y colaborar en la búsqueda de una vacuna contra esta pandemia, totalmente necesaria para garantizar nuestro futuro, según destacan las cinco empresas promotoras. Alberte Santos, CEO de Evercom, afirma que “las situaciones extraordinarias requieren de esfuerzo y solidaridad. El mundo entero vive una lucha contra la pandemia ocasionada por el COVID-19 y debemos colaborar, por eso pensamos que impulsar esta campaña es más necesario que nunca”.

El CEO de Royal Comunicación, Juanjo López, añade que “en la fase de la crisis en la que estamos es el momento de concentrar todos nuestros esfuerzos en descubrir una vacuna”, mientras que Arancha de las Heras, Presidenta de Universidad UDIMA, concluye que “nuestra esperanza es que la iniciativa tenga la mayor visibilidad posible, con el fin de recaudar la cifra más alta a la que podamos aspirar”.

 

¿Te unes al #ObjetivoVacuna?

Los empleados afectados por un ERTE o que se hayan visto en la situación de reducir su jornada de trabajo para el cuidado de menores o personas dependientes, los autónomos que no puedan prestar sus servicios y las personas sin ocupación en el ámbito laboral podrán acogerse a un serie de medidas avaladas por el Gobierno a través del RDL 11/2020.

Este real decreto, aprobado en el Consejo de Ministros del 31 marzo, establece un sistema para el aplazamiento, o incluso condonación, del alquiler de vivienda habitual. De esta forma se ayuda a los inquilinos y arrendadores, especialmente a aquellos para los que los ingresos generados por la renta del alquiler pueden ser esenciales.

Para solucionar cuestiones sobre cómo deben solicitarse las ayudas o la entidad a la que dirigirse, Lefebvre, empresa líder en España en información jurídica y práctica para el abogado, ha analizado el procedimiento para aplazar o condonar el alquiler de la vivienda habitual en una infografía que contiene toda la información resumida en los siguientes puntos principales:

¿Quién puede pedir el aplazamiento del alquiler?

Las personas en situación de vulnerabilidad económica por el coronavirus que, en el mes anterior a la solicitud del aplazamiento, pasen a estar:

  • En situación de desempleo.
  • Dentro de un ERTE.
  • Hayan reducido su jornada para cuidar a mayores o menores.
  • Sufran una pérdida sustancial de ingresos (empresarios o circunstancias similares).

¿Quién puede estar en situación de vulnerabilidad económica?

Los arrendatarios que, además de estar en alguna de las situaciones anteriores, cumplan los siguientes requisitos:

  • No alcancen, en el conjunto de los ingresos de los miembros de la unidad familiar, alrededor de los 1.614€ al mes, si el límite es 3 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples mensual (IPREM). Este montante se podrá incrementar 0,1 veces el IPREM por cada hijo a cargo o mayor de 65 años en la unidad familiar (0,15 si es unidad familiar monoparental) y subir cuatro o cinco veces el IPREM, si alguno de los miembros de la unidad familiar tiene discapacidad superior al 33% o al 65%.
  • La renta del alquiler más los gastos y suministros básicos es igual o mayor al 35% de los ingresos netos que perciba la unidad familiar.
  • Si ninguno de los miembros de la unidad familiar es propietario de la vivienda o tenga en usufructo una vivienda en España.

¿Cómo acreditar situación de vulnerabilidad económica?

El inquilino debe acreditarlo ante el arrendador mediante la presentación de los siguientes documentos:

  • Situación legal de desempleo: el certificado expedido por la entidad gestora de las prestaciones, en el que figure la cuantía mensual percibida en concepto de prestaciones o subsidios por desempleo.
  • Cese de actividad del autónomo: certificado expedido por la AEAT o el órgano competente de la Comunidad Autónoma, en su caso, sobre la base de la declaración de cese de actividad declarada por el interesado.

¿Cuál es el plazo para solicitar la moratoria?

Los arrendatarios que se encuentren en situación de vulneración económica podrán solicitar la moratoria hasta el 2 de mayo de 2020.

¿Quién debe aplicar el aplazamiento, o incluso condonar, automáticamente?

Los grandes tenedores: la persona, física o jurídica, es decir, titular de más de 10 inmuebles urbanos, excluyendo garajes y trasteros, o una superficie construida de más de 1.500m², con carácter voluntario por acuerdo entre ambas partes.

Si el acuerdo no se hubiese producido en el plazo de 7 días laborales:

  • Reducción del 50% del alquiler durante el tiempo que dure el estado de alarma y con un máximo de cuatro meses.
  • Aplazamiento del pago del alquiler, que se aplicará de manera automática y que afectará el periodo de tiempo que dure el estado de alarma con un máximo de cuatro meses.

Además, dicha renta se aplazará, a partir de la siguiente mensualidad de renta arrendaticia, mediante el fraccionamiento de las cuotas durante al menos tres años. El inquilino no tendrá ningún tipo de penalización y las cantidades aplazadas serán devueltas al arrendador sin intereses.

¿Qué ocurre con el resto de los arrendadores?

El pequeño propietario, menos de 10 viviendas en propiedad, podrá aceptar del inquilino el aplazamiento temporal del pago de la renta o su condonación total o parcial, si no se hubiera acordado nada previamente entre las partes. Si el arrendador no aceptase ningún acuerdo sobre el aplazamiento y, siempre que el inquilino se encuentre en la situación de vulnerabilidad sobrevenida referida anteriormente, este podrá tener acceso a un programa de ayudas transitorias de financiación.

¿En qué consisten las ayudas transitorias para el alquiler?

Son préstamos de las entidades bancarias, avalados por el ICO, a las personas que estén en situación de vulnerabilidad. Los criterios y requisitos se complementarán a través de una Orden del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, entre los que destaca:

  • Plazo de devolución de hasta 6 años prorrogables excepcionalmente por otros cuatro, sin que suponga gastos e intereses para el solicitante.
  • Ayudas para el pago de la renta de vivienda, que podrán cubrir un importe máximo de seis mensualidades de renta.
  • También podrán pedirla los inquilinos de los grandes tenedores.

 

  • Ambas entidades han firmado un acuerdo de colaboración para la elaboración de un estudio conjunto que permitirá conocer los hábitos de los ocupantes de las viviendas
  • La situación actual de confinamiento por el coronavirus ha puesto de manifiesto las grandes deficiencias de muchas de las viviendas en las que los españoles pasan la cuarentena.
  • Las dos entidades a través de la Fundación Mutua de Propietarios han colaborado en otras ocasiones como en la elaboración de la “Guía de Accesibilidad en las viviendas españolas”

 La complicada situación actual que vivimos ha puesto de manifiesto la importancia de contar con hogares seguros, confortables y saludables. El confinamiento de millones de ciudadanos ha sacado a la luz las grandes deficiencias de las viviendas españolas, que sufren desde falta de luz, mala ventilación, falta de confort térmico o acústico, humedades, etc.

Para paliar, en la medida de lo posible, esta situación el Consejo General de la Arquitectura Técnica de España (CGATE) y el Grupo Mutua de Propietarios han alcanzado un acuerdo para trabajar de forma conjunta y coordinada en la elaboración de un estudio denominado “La salud de tu hogar en tiempos de confinamiento”.

El acuerdo, firmado por el director general de Muta de Propietarios, Christopher Bunzl, y el presidente del CGATE, Alfredo Sanz, de forma telemática, permitirá conocer el estado de salud de las viviendas españolas en base a los hábitos de sus ocupantes.

Para el presidente del CGATE, Alfredo Sanz, “los tiempos que vivimos nos empujan a trabajar y buscar soluciones, en la medida de nuestras posibilidades, para mejorar la habitabilidad y salubridad de nuestras viviendas. Para detectar las carencias es muy importante hacer un riguroso estudio de los hábitos de los ciudadanos en los hogares en los que hoy están confinados y para ello no podíamos contar con un mejor partner que el Grupo Mutua de Propietarios”.

Por su parte, el director general de Mutua de Propietarios, Christopher Bunzl, señaló que “en estos momentos, la vivienda y el edificio han tomado más importancia que nunca y, como expertos en proteger y cuidar la salud de los inmuebles, es necesario conocer cómo nos enfrentamos a esta situación excepcional para, a continuación, adoptar las medidas necesarias que contribuyan a vivir en un entorno saludable”.

El trabajo se elaborará a partir de un cuestionario para propietarios de viviendas, que permitirá abordar un completo estudio de mercado sobre los hábitos de los ciudadanos en relación a sus hogares.

El proyecto, que se pondrá marcha de forma inmediata, tendrá una duración aproximada de 3 meses y permitirá detectar y posteriormente, solventar las principales carencias de las viviendas de los españoles.

No es la primera vez que las dos entidades colaboran en la elaboración de un trabajo. A través de la Fundación Mutua de Propietarios ya prestó su apoyo al CGATE para la elaboración de la guía “¿Cómo orientar la accesibilidad para Comunidades de Propietarios?”, elaborada junto a la Fundación ONCE.