Entradas

  • El precio medio del metro cuadrado a nivel nacional descenderá desde los 1.653 euros en 2019 hasta los 1.570 en 2022
  • El modelo desarrollado por Euroval y el INSTAI prevé una reducción de hasta el 1.625 en 2022
  • En cuanto al stock de vivienda, la proyección de Euroval y el INSTAI arroja
    una reducción lineal del 10%, similar a la de estos últimos años

La curva alcista en los precios del parque residencial español se frena en seco después de cinco años de subidas continuas para entrar en caída. Es la principal conclusión de una proyección realizada por la tasadora Euroval y su Instituto de Análisis Inmobiliario (INSTAI) en base a un modelo predictivo de cuatro variables clave en la formación del valor de una vivienda: el tipo medio bancario, el stock residencial existente, la tasa de empleo y la propia evolución de los precios residenciales.

De acuerdo con la proyección generada por el modelo, Euroval y el INSTAI concluyen que el precio medio del metro cuadrado a nivel nacional no dejará de bajar durante el trienio
2020-2022, de manera moderada el primer año y más acusadamente en el segundo y tercero. Así, el precio medio del metro cuadrado a nivel nacional descenderá hasta los 1.606 euros en el cuatro trimestre de 2020, hasta los 1.563 euros en el cuarto trimestre de 2021 y los 1.570 euros por metro cuadrado en el cuarto trimestre de 2022 con respecto al valor del cuarto trimestre de 2019, que fue de 1.653 euros/m2.

A fecha de hoy y con los datos disponibles resulta imposible concretar como afectará el nuevo contexto provocado por la pandemia de la COVID-19 cada uno de los diferentes mercados territoriales de nuestro país. En opinión de Alejandro Belchí, Analista Principal del INSTAI, “cabe suponer que la vivienda nueva seguirá desarrollándose conforme a la previsión que tenía antes del parón de la actividad económica. Como además se trata de operaciones que en su mayoría ya están pre contratadas es difícil que acuse variaciones significativas”.

La situación es muy distinta para el caso de la vivienda usada, que además supone en torno al 80% del volumen total de compraventas en España. “La caída en su número de compraventas ya es un hecho, con independencia de que este dato no se pueda extrapolar ni a todo el territorio nacional ni a los tres años de nuestra proyección. No obstante, cabe suponer que el efecto negativo en los precios será más intenso en la vivienda usada que en la nueva, y más acusado en las pequeñas ciudades que en las grandes urbes”.

De las variables consideradas en el modelo predictivo de Euroval y el Instai, el tipo medio hipotecario y la tasa de empleo son las que tienen un peso más significativo en su proyección de precios. En cuanto a la primera, y partiendo de un tipo medio hipotecario de 1,805 en el último trimestre de 2019, el modelo prevé una reducción de hasta el 1,700 en 2020, del 1,650 para 2021 y del 1.625 para 2022.

En lo que respecta a la variable desempleo, Euroval y el INSTAI han tomado como referencia las proyecciones del documento Actualización del escenario económico 2020-2021, elaborado por el Departamento de Economía de la CEOE, que ofrece los siguientes porcentajes medios de desempleo en el trienio analizado: 19,5% para 2020, 21% para 2021 y un 20% para 2022, si bien este último dato es una aproximación propia, pues el documento de la CEOE no ofrece estimaciones para ese año.

En cuanto al stock de vivienda, expresado como la diferencia entre el stock actual y el existente en 2004, el cálculo de la proyección de Euroval y el INSTAI arroja una reducción lineal del 10%, similar a la de estos últimos años. Además, también se ha tenido en cuenta la ralentización que podría darse tanto en la promoción como en la construcción residenciales. Y puesto que el stock ya se encuentra en un nivel relativamente bajo, incluso una merma limitada del mismo permite suponer que su porcentaje de reducción se mantendrá constante.

En total, la caída media en el precio medio de la vivienda a nivel nacional será de un 3% en 2020, de un 5,5% en 2021 y de un 5% en 2022. El descenso más significativo se registrará en 2021, iniciándose a partir de entonces una recuperación del valor de las viviendas, pero sin alcanzar los niveles del último trimestre de 2019”, concluye Alejandro Belchí.

El segundo INMOFORUM Málaga ha reunido a cuatro expertos que han analizado las oportunidades en promoción residencial e inversión de este singular destino turístico. INMOFORUM Málaga fue patrocinado por Tinsa y Caixabank, y contó con la colaboración de Metrovacesa.

 

[Madrid 5-6-2020] El segundo INMOFORUM Málaga ha sido inaugurado por Francisco Salado, presidente de la Diputación de Málaga, quien ha destacado la privilegiada posición que la provincia de Málaga ocupa con respecto a otros territorios y su capacidad para ofrecer amplias oportunidades de inversión en el sector inmobiliario y ser uno de los destinos favoritos de Europa para la inversión en turismo residencial y búsqueda de segunda residencia. «El sector inmobiliario y de la construcción va a seguir siendo, junto con el turismo, uno de los grandes motores de nuestra economía, y lo que es incluso más importante desde el punto de vista de una administración pública como es la Diputación: un motor de empleo», ha afirmado Francisco Salado.

A continuación intervino Antonio González-Noaín, presidente de Planner Exhibitions, empresa organizadora de las ferias SIMA, quien calificó la iniciativa de INMOFORUM Málaga como “parte de nuestro compromiso por crear herramientas que permitan acceder a un mejor conocimiento del sector y ayuden a la toma de decisiones estratégicas a sus profesionales”.

En este segundo INMOFORUM Málaga han participado como ponentes Pedro Soria, director comercial de Tinsa, José Ignacio Carrión, delegado territorial en la Delegación de Andalucía Oriental de Metrovacesa, Ignacio Peinado, presidente del grupo de Promotores de ACP Málaga, y Ángel F. García Lechuga, director comercial de Banca de Empresas de CaixaBank en Andalucía Oriental y Murcia, moderados por el director de La Opinión de Málaga, José Ramón Mendaza.

Los cuatro ponentes han realizado un exhaustivo análisis de la situación económica e inmobiliaria que se abre en la Costa del Sol tras la pandemia del Covid-19, coincidiendo en señalar, entre otros aspectos, que la ya casi inminente movilidad entre países, traerá nuevos inversores inmobiliarios a Málaga y su provincia. Además, señalaron los expertos, la importancia de la colaboración público-privada para reactivar la actividad inmobiliaria en nuestra región y la necesidad de revisar la fiscalidad que se aplica a los inversores extranjeros.

Pedro Soria ha afirmado que él modelo actual del sector es mucho más sano y sostenible que en la anterior crisis, y con el cliente el centro de su estrategia”. En su opinión, el COVID-19 está teniendo un significativo impacto tanto en la economía como en la actividad residencial, lo que va a traducirse en una crisis de demanda cuya intensidad es difícil de predecir con los datos de los que disponemos por el momento”.

Para el director comercial de Tinsa, “esta es una crisis sanitaria y solo cuando encontremos la vacuna podremos empezar a ver una salida a esta crisis de demanda, pero me resulta imposible decir cuándo”. No obstante, cree que “en el momento actual no está habiendo una corrección de precios en la vivienda nueva, aunque es previsible que la habrá en el futuro, pero mucho más moderada que la de la vivienda usada”. Pedro Soria ha concluido sus palabras con un mensaje esperanzador: “la demanda de vivienda turística se verá afectada, pero no tengo duda que será una demanda embalsada que regresará cuando se recupere la confianza”.

Por su parte, José Ignacio Carrión, delegado territorial en la Delegación de Andalucía Oriental de Metrovacesa, ha afirmado que, “con independencia de los efectos de esta crisis, creo que pronto vamos a recuperar los ritmos de ventas que teníamos antes de la irrupción de la pandemia”. También ha recordado que “es muy importante que la Administración agilice los plazos de las licencias, porque son claves para paliar los posibles retrasos derivados de esta crisis”. Aunque no refiriéndose expresamente a la Costa del Sol, Carrión también ha señalado que para paliar los efectos negativos de esta crisis “desde Metrovacesa estamos estudiando fórmulas que faciliten el acceso a la vivienda de los jóvenes, para lo que se necesita la colaboración de las administraciones, facilitando suelo público”.

José Ignacio Carrión coincidió con Pedro Soria en señalar las diferencias de esta crisis con la de 2008 y advirtió que la parte dedicada al comprador extranjero tardará un poco más en salir por las restricciones a la movilidad. En este sentido, señaló la importancia de la evolución del mercado post brexit, muy asentado en la Costa del Sol, y que en los últimos tres años “había sufrido un parón de inversiones”

José Ignacio Carrión también se ha mostrado cauto con las posibilidades comerciales de las nuevas tecnologías, que “te facilitan la comercialización de una vivienda pero en una fase muy inicial. A partir de ahí es imposible seguir sin la relación personal”.

En su intervención, Ignacio Peinado, presidente del grupo de Promotores de ACP Málaga, afirmó que “el negocio inmobiliario en Andalucía mueve 5.000 millones de euros, lo que significa el 3% del PIB. Además, Peinado indicó que un 30% de esa cuota son inversiones procedentes del extranjero y exigió medidas “por parte de promotores, Gobierno y el resto de las administraciones” para superar esta crisis.

La dificultas de acceder a una vivienda fue otra de las cuestiones en las que centró su intervención el presidente de los promotores malacitanos. “La verdadera barrera de entrada a la vivienda es el ahorro. Necesitamos programas de ayuda pública mediante préstamos avalados que faciliten este acceso a los jóvenes”. Peinado expreso su deseo de “corregir el precio de la vivienda y eso lo están haciendo los promotores”. Asimismo. Afirmo como lago imposible que los jóvenes dispongan de un 30% del montante final del precio de una vivienda y adelanto que los promotores van a pedir que la administración avale esa cantidad.

Para el presidente de ACP Málaga, el principal objetivo frente a esta crisis “pasa por recuperar la demanda y por encontrar otra demanda que antes ni siquiera teníamos”. Para ello es imprescindible una actitud más participativa de la Administración. “En temas de tramitación de licencias hemos mejorado los plazos en Andalucía, pero aún queda mucho por hacer, sobre todo en cuestiones de colaboración público-privada”.

Por último, Ángel F. García Lechuga, director comercial de Banca de Empresas de CaixaBank en Andalucía Oriental y Murcia valoró el impacto que términos financieros estaba teniendo la crisis en el crédito al promotor. “En estos meses no ha habido grandes demandas de liquidez por los promotores, aunque en algunos casos sí hemos aplicado moratorias”.

García Lechuga ha comentado que “el sector inmobiliario tiene necesariamente que formar parte de la recuperación económica de nuestra provincia”. Una recuperación, que, en su opinión, precisa de fórmulas que, basadas también en marco de colaboración público-privada, favorezcan el acceso a la vivienda a amplias capas de la población, en especial a los más jóvenes”.

Los participantes en INMOFORUM Málaga también señalaron la importancia de mejorar la seguridad jurídica para los inversores, el atractivo, que se mantiene intacto, de la Costa del Sol como destino de turístico y de inversión, el dinamismo de los sectores productivos del conjunto de la provincia de Málaga y la necesidad de trabajar conjuntamente con la administración para equiparar la fiscalidad que se aplica a estos inversores a la de países como Portugal. Asimismo, se recordó que este año 2020 Málaga posee la capitalidad europea del Turismo Inteligente.

INMOFORUM Málaga, organizado por Prensa Ibérica, La Opinión de Málaga y SIMAPRO, es una serie de dos encuentros celebrados los días 2 y 4 de junio para analizar el papel del sector inmobiliario en la reactivación económica de la provincia. El encuentro del 2 de junio se centró en Málaga capital y el del día 4 de junio en la Costa del Sol.

 

 

  • Las zonas de socialización como recepción, pasillos, áreas de vending o el comedor, son áreas críticas en las empresas a la hora de evitar contagios. Ya que son unos espacios de encuentro más informales, de descanso, de relación personal, donde se baja la guardia.

Evitar contagios en los espacios comunes -espacios de socialización- de las empresas, son el gran desafío en las diferentes fases de la desescalada y la vuelta a la “nueva normalidad” tras covid-19. Unos espacios más informales, de descanso, de relación personal, como recepción, cafetería, áreas de vending… donde también se relajan las medidas de seguridad y se acortan las distancias.

Para mantener esta interacción personal sin renunciar a la seguridad, la guía “Cómo adaptar un espacio de trabajo ante el covid19” de Actiu ofrece una serie de recomendaciones y ejemplos  prácticos de rediseño de los espacios para evitar cualquier riesgo de contagio.

Además de respetar medidas como una distancia mínima de 2 metros entre trabajadores, reducir la densidad y el aforo, promover una conciencia ecológica, impulsar la transformación digital, disponer de mobiliario ergonómico, mamparas de seguridad, materiales antibacterianos y crear espacios flexibles y polivalentes, la Guía propone protocolos de higiene para los trabajadores y sus puestos de trabajo, señalética que garantice la circulación segura y recomienda nuevas ayudas tecnológicas como cámaras con control de temperatura corporal o sensores que eviten el contacto en zonas de uso compartido.

Espacios de socialización

La aplicación y cumplimiento de todas estas medidas resulta más difícil y compleja cuando se habla de los espacios de socialización, según Soledat Berbegal, Consejera y directora de reputación de marca de Actiu “mantener el control en tu puesto de trabajo resulta más sencillo -comenta- porque es un espacio específico de cada usuario, donde se realizan tareas muy concretas. El reto está en las llamadas zonas de socialización, de relación personal, donde se baja la guardia o desaparecen las reglas.” Para Berbegal, un espacio común bien diseñado, “además de proteger la salud, debe favorecer los encuentros creativos, permitiendo la transmisión de ideas entre las personas y posibilitar momentos de desconexión entre tareas operativas que requieren concentración. En este sentido,las terrazas al aire libre o la implantación de  tecnología con sensores sin contacto cada vez van a adquirir más protagonismo en los entornos corporativos de socialización” concluye Berbegal.

Os adjuntamos algunos Tips de la guía “Cómo adaptar un espacio de trabajo ante el Covid-19”:

Zonas de recepción

  • Delimitar los espacios de espera sin interrumpir la entrada y salida. Si no fuera posible, se debe esperar en la calle respetando la distancia de seguridad, hasta poder acceder al espacio.
  • Mantener la correcta distancia entre los puestos de trabajo/atención respetando los 2m siempre que sea posible.
  • Colocar mamparas frontales para proteger a los usuarios.
  • Mantener las distancias cuando estemos enfrente del mostrador intentando tener el mínimo contacto con las superficies.
  • Marcar en el suelo, con líneas o puntos, la distancia recomendada, así como el acceso y salida.
  • Respetar distancia y turnos para ser atendido, siempre con el uso de mascarilla.
  • Situar puntos de higiene a la vista y en las zonas cercanas al mostrador para su uso.
  • Mantener una correcta limpieza del espacio y del producto periódicamente

Zonas de encuentro soft seating

  • Limitar el uso de estos espacios y del número de personas, reduciendo el aforo al 50% y ampliándolo de manera progresiva.
  • Situar una marca en el suelo del asiento a ocupar para respetar la distancia entre los usuarios. Si es un sillón de 2 personas siempre dejaremos libre el asiento contiguo y, en caso de un sillón de más de 3 plazas, los dos contiguos.
  •  Si disponemos de una zona muy saturada de soft seating, podemos redistribuir dichas zonas ampliando las distancias y generando nuevos espacios con el mismo mobiliario.
  • Respetar distancias mínimas de 2 m entre usuarios.
  • Si tenemos una mesa frontal y dificulta el acceso, las personas sentadas en los laterales, se levantarán y cederán el paso al que está sentado o quiera sentarse, alejándose lo suficiente para que pase sin problema.
  • Retirar mesas frontales de apoyo, despejando así el acceso libre al sillón y no entorpeciendo ni molestando al resto de usuarios.
  • Facilitar fundas biodegradables o elementos para cubrir el asiento y cuando lo abandone tirarlo a una papelera de reciclaje.
  • Ubicar puntos de higiene cerca de las zonas para su uso antes y después de utilizar este espacio.
  • Mantener periódicamente una correcta y exhaustiva limpieza del producto.

Comedores/Cafeterías

  • Reducir el aforo a 4 personas cada 10m2
  • Respetar la medida recomendada de 2m siempre que sea posible.
  • Separar las mesas entre sí con mamparas o elementos divisorios.
  • Ampliar la distancia entre mesas y sillas reduciendo el aforo y mejorando los pasos.
  • Respetar flujos de paso y esperar a que pase la persona sin forzar un encuentro intentando mantener una distancia de 1m como mínimo.
  • Al ser un espacio de alta concurrencia, marcar unas direcciones de paso intentando mantenerlas siempre libres para evitar las aglomeraciones en zonas de circulación, respetando las personas sentadas el turno para levantarse y acceder a estas.
  • Situar puntos de higiene cerca de las mesas para su uso antes y después de utilizar las mesas.
  • Mantener una correcta y exhaustiva limpieza del producto y tapizados al ser un espacio de uso por diferentes personas, procurando su limpieza a ser posible entre usos o turnos.
  • No utilizar zonas comunes de lavado ni elementos compartidos, como neveras, cafeteras, cubiertos, etc.
  • La proptech ha reflexionado sobre los cambios en todos los aspectos de la compra venta de casas en una mesa redonda virtual junto con otros players como; PayFit, Idealista, Badi y Kasaz
  • Guillermo Llibre, CEO de Housell, ha apuntado que “las nuevas oportunidades para la tecnología abrirán un nuevo mundo”

Housell, la proptech líder en cuota de mercado, de la mano de su CEO, Guillermo Llibre ha analizado el papel diferenciador y clave de la tecnología para la continuidad del sector inmobiliario tras las crisis del Covid-19.

Desde la compañía se ha reflexionado sobre los cambios en el ámbito de la compraventa de casas en una mesa redonda virtual organizada por PayFit y moderada por su Country Manager, Yoann Artus. El acto también ha contado con la participación de Carlos Rueda, Sales Manager de Idealista; Ignasi Giralt, General Manager de Badi y Sebastién Marion, CEO de Kasaz.

Guillermo Llibre, CEO de Housell, se ha referido a esta crisis como “la crisis de la línea de costes, porque, gracias a la llegada del teletrabajo, se van a recortar gastos en viajes y reuniones innecesarias”. Respecto al futuro del sector, ha afirmado que “a corto plazo, nuestra oferta encaja con la coyuntura actual: bajar precios y hacer la transacción más meritocrática y transparente. A largo plazo, el teletrabajo va a aumentar la demanda de inmuebles los pueblos y las afueras, ya que no va a ser necesario vivir cerca del centro para ir a trabajar. Es fascinante ver los cambios que habrá a largo plazo, aunque el corto plazo va a ser complejo.”

En una línea parecida se ha pronunciado Carlos Rueda, Sales Manager de Idealista. “Lo primero que va a cambiar es el teletrabajo. El sector tendrá que acoger con la mano más abierta a las nuevas tecnologías y el usuario tendrá que estar abierto a visitar o comprar una vivienda de manera distinta”. En esta línea, Sebastién Marion, CEO de Kasaz, ha observado que “las agencias también tendrán que cambiar; minimizar el número de visitas y aumentar la calidad de cada una”.

Por su parte, Ignasi Giralt, General Manager de Badi ha explicado que “en un contexto de economía “contactless, tanto el usuario como el propietario buscará seguridad y flexibilidad para realizar sus transacciones

Yoann Artus, Country Manager de PayFit establece que “esta pandemia ha puesto de manifiesto las necesidades que tiene la empresa española de llevar a cabo un proceso de digitalización completo”. Según la compañía, ”el cambio que millones de españoles están experimentando con la implementación del teletrabajo en sus empresas, está íntimamente ligado a un nuevo modelo de vida.”

Cabe destacar que, ante la crisis sanitaria provocada por el COVID-19, Housell ha mantenido su actividad garantizando la seguridad de sus empleados y usuarios, gracias a su propuesta tecnológica que permite hacer las gestiones a distancia e incluso hacer visitas virtuales a los inmuebles. Además, durante la cuarentena ha abierto un nuevo servicio, Hipotecas, para ayudar a sus usuarios a la hora de negociar la hipoteca de su inmueble.

 

  • Cuenta con un protocolo de limpieza y desinfección exhaustiva en aseos y zonas comunes, señalización, conteo del aforo en tiempo real y aumento de vigilancia
  • El diseño con estructura abierta que caracteriza al centro, garantiza la ventilación constante, lo que permite aplicar con mayor facilidad y fiabilidad el nuevo protocolo de seguridad
  • Arena Multiespacio obtendrá en los próximos días el certificado “COVID FREE” de la empresa SGS, con el que ya cuenta empresas como Inditex o NH Hoteles, y que certifica los protocolos de actuación ante el COVID–19

Arena Multiespacio, centro comercial de referencia en Valencia capital, reabrirá el próximo lunes 1 de junio sus puertas a todos los valencianos con su horario habitual y el 100% de los locales abiertos (un total de 90). Tras permanecer cerrado durante casi tres meses a causa del Estado de Alarma, a excepción del supermercado y otros comercios esenciales que han permanecido abiertos, Arena Multiespacio recibirá a sus visitantes con nuevos protocolos y adaptaciones en sus instalaciones, siguiendo las recomendaciones sanitarias de los expertos y autoridades. Dichas medidas se basan en garantizar la máxima seguridad, reforzar los protocolos de higiene y desinfección en todo el centro comercial y velar por la seguridad de los clientes, trabajadores, proveedores y retailers.

José J. Pazos, gerente del centro comercial, ha afirmado que “nos llena de ilusión abrir nuevamente el 100% de los locales comerciales del centro a todos nuestros clientes. Para que esto sea posible, hemos llevado a cabo durante estas semanas un mantenimiento exhaustivo de las instalaciones, con especial atención en la desinfección, los sistemas de ventilación y de suministro de agua de los locales comerciales. Nuestra prioridad es garantizar en todo momento la seguridad de todos los visitantes del centro y en este sentido, hemos reforzado nuestros protocolos de higiene y seguridad, así como implementado un sistema de control de aforos y flujos de tránsito de visitantes para evitar aglomeraciones”.

Situado en el barrio de Orriols, una de las mejores ubicaciones de Valencia capital, Arena Multiespacio cuenta con un diseño y estructura abiertos que garantizan la ventilación constante del centro, lo que permite aplicar con mayor facilidad y fiabilidad el protocolo de actuación con medidas concretas que el centro ha desarrollado, siguiendo las recomendaciones de expertos y autoridades.

Así, desde el próximo lunes, el acceso al centro se controlará mediante un sistema láser que contabilizará el número de personas en el centro. Este nuevo sistema permitirá a Arena Multiespacio controlar de forma sencilla y a tiempo real el aforo del centro, que se encuentra limitado al 30% de su capacidad total conforme a las recomendaciones sanitarias.

Del mismo modo, para garantizar la higiene en todo el centro comercial y evitar aglomeraciones, se ha retirado todo el mobiliario de las zonas comunes, se limitará el acceso a los ascensores a una persona o grupos familiares -siendo prioritario para personas con movilidad reducida o con carros para niños- y se han señalizado las escalaras mecánicas para mantener la distancia de seguridad recomendada entre los visitantes.

Por otro lado, se ha reprogramado la frecuencia de la limpieza de todas las áreas del centro, especialmente en los aseos donde, además de delimitar el aforo de personas, se han sustituido los secamanos operados por aire caliente por toallas de papel desechable. Adicionalmente, se han instalado dispensadores de gel hidroalcohólico por todo el recinto a disposición de los visitantes.

Finalmente, cabe destacar que con el fin de garantizar la seguridad y la eficacia de los protocolos de limpieza aplicados en el centro, Arena Multiespacio obtendrá en los próximos días el certificado “COVID FREE” de la empresa SGS, con el que ya cuentan empresas como Inditex o NH Hoteles, entre otras. Este certificado garantiza los protocolos de actuación ante el COVID – 19 en base a las recomendaciones de organismos internacionales y nacionales (OMS, Ministerio de Sanidad, entre otras.).

 

La compañía inmobiliaria Clikalia ha decidido aportar su grano de arena en la lucha contra el coronavirus. La startup española regala un total de 150.000€ de descuento en las viviendas que tiene a la venta actualmente. Se trata de una recompensa de 3.000€ que podrán disfrutar los primeros 50 profesionales que se inscriban en su página web. Una promoción que durará hasta el 31 de Julio.

Esta iniciativa tiene como objetivo recompensar el trabajo que están desempeñando a diario los trabajadores que continúan en primera línea, dando a la sociedad un ejemplo de responsabilidad. Un descuento con el que podrán invertir en un hogar en el que encuentren la tranquilidad necesaria en estos momentos tan complicados.

Por el momento, todas las viviendas que ofrece Clikalia están renovadas por completo, certificadas y están listas para entrar a vivir. Además, la compañía se encarga de preparar toda la documentación legal pertinente para que el cliente no tenga que preocuparse por nada y también les ayudan a conseguir la mejor financiación, con el fin de que no tenga que renunciar al hogar de sus sueños.

Los beneficiarios de esta campaña son todos los profesionales sanitarios, fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, bomberos, militares, repartidores a domicilio, seguridad privada, conductores de transporte público, personal del sector alimenticio (supermercados, panaderías, transportistas), servicios funerarios, servicios de limpieza de centros sanitarios, servicios de limpieza municipales, trabajadores de centros de mayores y residencias de 3º edad e investigadores de proyectos relacionados con el COVID-19.

Para beneficiarse de este descuento, los interesados deberán rellenar un formulario en este enlace y completar sus datos, así como indicar el centro de trabajo al que pertenecen. Una vez que la compañía compruebe dicha documentación, se encargará de contactarle para facilitarle el código descuento exclusivo.

Otras iniciativas de la Proptech para hacer frente al coronavirus: Proptech Solidarias

Recientemente, la compañía se ha sumado a la iniciativa impulsada por empresas del sector Proptech, junto a la Federación Española del Banco de Alimentos, para combatir la crisis alimentaria provocada por el COVID-19.

Esta campaña está dirigida a todas aquellas personas que han perdido su empleo y se están viendo en la necesidad de acudir a ONGs locales. Familias que hasta ahora no habían requerido de ayudas alimentarias. El objetivo de dicha iniciativa es llegar a los 20.000€ y por el momento ya hay recaudados casi 3.000€.

  • Hospitales con construcciones flexibles, oficinas con “cámaras de trabajo”, viviendas más espaciosas y eficientes o restaurantes con acondicionamiento acústico interior, otras tendencias futuras.
  • La desinfección constante está obligando a la utilización de pinturas resistentes que eviten el deterioro de paredes y techos, y preserven el buen aspecto de las superficies.

La crisis del Covid-19 ha abierto un periodo de reflexión sobre las carencias que existen actualmente en las viviendas, o de cómo los espacios de uso laboral o público (restaurantes, hospitales, comercios, etc.) deberán adaptarse a los requerimientos de las instituciones sanitarias. Para ello, expertos del sector de la construcción, arquitectura o diseño de interiores han empezado a poner en valor la importancia de los espacios abiertos y flexibles, la buena orientación, la calidad de los materiales y productos de construcción, el confort interior o las nuevas tecnologías.

Organizaciones como el CSCAE (Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España) ya están ofreciendo a través de su Observatorio 2030, del que Sto también forma parte, su visión sobre cómo tienen que readaptarse las ciudades y los entornos para estar en línea con las nuevas formas de trabajar, relacionarse, comunicarse o desarrollar actividades. Todo ello, en aras de mejorar la vida de las personas y estar preparados frente a acontecimientos excepcionales como el Covid-19.

Sto, compañía alemana con sede en España especializada en la elaboración de materiales y soluciones constructivas, se une a esta reflexión y analiza las principales tendencias que marcarán el sector de la arquitectura, la construcción y el diseño interior a partir de ahora:

  • Las pinturas resistentes a técnicas de desinfección, más importantes que nunca. Las técnicas de desinfección son la vía principal para combatir los coronavirus. El problema es que dañan profundamente la superficie de paredes y techos, y acaba deteriorando su apariencia. Por ello, la solución está en el uso de pinturas resistentes en hospitales, restaurantes, residencias o comercios, que eviten el deterioro de superficies y paredes, y mantengan su buen aspecto.
  • Mayor preocupación por la eficiencia energética mediante la instalación de soluciones como el aislamiento térmico. Estos dos meses también han alterado el consumo energético del hogar. De hecho, la OCU ha advertido de que se ha producido un incremento del 28% en la factura, lo que ha ratificado el papel clave de un buen aislamiento térmico, la instalación de electrodomésticos de bajo consumo, soluciones inteligentes de ahorro de energía o aireadores de grifos y duchas… Quizá el Covid-19 sea el origen del repunte de la rehabilitación energética en la edificación existente.
  • El confort interior dará mayor importancia a estándares constructivos como el Passivhaus. Gracias al confinamiento, se ha potenciado la importancia de contar con espacios interiores saludables y confortables en cuanto a temperatura, humedad, concentraciones de CO2 y otros patógenos y contaminantes. Por este motivo, estándares de construcción como el Passivhaus, que utiliza altos niveles de aislamiento térmico, cuida su diseño y ejecución eliminando los puentes térmicos, de gran hermeticidad, con recuperación mecánica de calor gracias a la ventilación controlada y que incluyen carpinterías de altas prestaciones térmicas (triple acristalamiento, bajas transmitancias y correcta instalación), tomarán mayor protagonismo.
  • Oficinas: “cámaras de trabajo”. Dado que las medidas de distanciamiento y de higiene serán, a partir de ahora, fundamentales para prevenir futuros contagios, se está barajando la posibilidad de apostar por espacios de oficina que permitan un equilibrio entre la concentración aislada y la colaboración productiva y significativa. No obstante, debido a la proliferación del teletrabajo, muchas empresas también comenzarán a demandar espacios donde las zonas de reuniones tengan mayor prioridad que el establecimiento de puestos de trabajo individuales.
  • Hospitales con construcciones flexibles y elásticas. Hemos sido testigos de la viabilidad de construir en pocos días edificaciones para uso hospitalario. Esto ha creado un claro precedente y, a partir de ahora, la flexibilidad y la elasticidad será una de las máximas a la hora de crear emplazamientos sanitarios, con el objetivo de que los espacios puedan reaccionar adecuadamente y ser rápidamente transformados o ampliados.
  • Aislamiento acústico en viviendas y acondicionamiento acústico en locales abiertos al público. El problema del ruido como uno de los principales enemigos del confort interior ha quedado evidenciado durante los días de confinamiento. Solucionar este handicap pasará por un incremento de la instalación de sistemas de aislamiento acústico en el hogar, a fin de evitar la entrada de ruidos del exterior o de las viviendas colindantes. En espacios públicos como restaurantes o museos, también crecerá el interés por la instalación de soluciones de acondicionamiento acústico. Gracias a la instalación de elementos fonoabsorbentes se controlará la reverberación del sonido y se reducirá sustancialmente el nivel de ruido de los espacios así como la inteligibilidad de los mismos.
  • La tecnología al servicio de las medidas de higiene. Algunas de las medidas higiénicas que se han impuesto seguirán durante un tiempo, lo que se llevará por delante todos aquellos pomos, manillas o mecanismos de apertura que no permitan su uso automático. Esto favorecerá la proliferación de diferentes tipos de tecnologías o componentes que eviten el contacto con superficies (puertas automáticas, ascensores activados por voz, interruptores con manos libres…) y aquellas que permitan la autolimpieza regular.
  • Diseño interior centrado en la terapia del color y en la eliminación de contaminantes. Los meses de cuarentena en casa han demostrado la enorme importancia que tienen las viviendas para el estado anímico. Por ello, resurgirá la tendencia de buscar la serenidad en hogar a través de los tonos cálidos, marrones, verdes suaves o blancos, así como de conseguir una vivienda que inspire positividad y alegría a través de colores alegres en las telas y objetos. Por otro lado, habrá una corriente que se inclinará por la limpieza, de ahí que se apueste, así mismo, por el uso de textiles o complementos naturales, por ser hipoalergénicos y antibacterianos, y también por la aplicación de pinturas con capacidad para eliminar sustancias nocivas del ambiente.
  • Nuevas necesidades habitacionales a la hora de buscar un nuevo inmueble. De la noche a la mañana, las viviendas se han convertido en hogares, lugares de trabajo, colegios o zonas de ocio. Esto ha dado pie a que la sociedad se haya percatado de que vive en espacios poco flexibles y con ciertas carencias habitacionales. Por ello, todos aquellos que estén pensando en adquirir, construir o cambiar de inmueble, incorporarán ahora en su decisión criterios hasta ahora menos importantes, como la posibilidad de disponer de espacios exteriores (jardín, balcón, terraza, etc.), una buena orientación, mayor sensación de espacio y versatilidad, zona para trabajar

Mes y medio después de que se celebrara el primer encuentro de SIMAPRO Home Edition, Planner Exhibitions ha reunido a los mismos ponentes de aquella ocasión, a quienes se ha unido también la directora de Comunicación y Marketing de Habitat Inmobiliaria, para que contaran como han gestionado sus empresas la actividad durante las semanas de teletrabajo y cómo la están gestionando en estas de desescalada y de regreso a una ‘nueva normalidad’.

En el encuentro celebrado hoy han participado como ponentes Silvia Álvarez, Directora de Marketing de NEINOR HOMES, Javier Castellano, Chief Communications Officer de GILMAR CONSULTING INMOBILIARIO, Javier Sánchez, Director de Innovación y Marca de AEDAS HOMES, y Noelia Sánchez. Directora de Comunicación y Marketing de HABITAT INMOBILIARIA. Juan Bautista Ramos, Director Comercial de Grandes Proyectos de PORCELANOSA GRUPO, ha moderado el coloquio del encuentro, que contaba con la colaboración de Sweet Ideas de Marketing.

Silvia Álvarez, de Neinor Homes, ha abierto el turno de intervenciones, afirmando que su promotora había conseguido mantener, durante las semanas de teletrabajo obligatorio, entre “el 50 y el 60% de los leads habituales”, unas cifras similares a las que también ha comunicado Noelia Sánchez, de Hábitat Inmobiliaria. “Ahora, coincidiendo con la desescalada, hemos alcanzado el mismo volumen de contactos que antes de la crisis”, ha añadido Silvia Álvarez. Para Javier Sánchez, de Aedas Homes, lo esencial de esta fase inicial de la desescalada es que ahora se empieza a ver la luz al final del túnel. “Durante el confinamiento, lo fundamental fue potenciar la marca, en detrimento de la actividad comercial. En la desescalada la tendencia se ha invertido y hemos alcanzado unas cifras de leads casi pre COVID-19 y el reto pasa por convertirlos en visitas”. Noelia Sánchez ha puntualizado que “las redes sociales han sido muy útiles para ir a buscar al cliente en estos tiempos de confinamiento”.

Los ponentes también han dirigido su atención a los posibles cambios en las preferencias de los clientes como resultado de la pandemia y de cierta modificación en los hábitos de vida, tanto familiar como laboral. En opinión de Javier Sánchez, “la gente está empezando a tomar decisiones basadas en el estilo de vida y este, con la crisis, está empezando a afectar a la vivienda, que ahora se quiere un poco más lejos del centro de las ciudades, para evitar la excesiva densificación, más amplia o más versátil con vistas al teletrabajo. Es hora de escuchar atentamente a nuestros clientes”. En la misma línea se han expresado Noelia Sánchez y Silvia Álvarez, quienes han llamado la atención acerca del importante incremento que han tenido las visitas virtuales de sus promociones, principalmente entre clientes de primer acceso y de reposición.Estos últimos, sobre todo, empiezan a preocuparse por las características de la casa orientadas al teletrabajo”, ha puntualizado Silvia Álvarez. Para Noelia Sánchez, “el cliente cada vez tiene más información por lo que ya no vale solo informarle de las características de la vivienda; hay que darle algo más. Buscan cercanía y asesoramiento”.

Respecto a la evolución futura de los precios, los cuatro ponentes han sido unánimes en su convencimiento de que en ningún caso se producirán descensos similares a los de la última crisis. “Especular sobre la bajada de precios es una temeridad. Quienes buscan una primera vivienda o lo hacen para invertir están un poco a la espera, a ver qué pasa, una actitud menos acusada entre quienes desean una vivienda de reposición”, ha dicho Javier Castellano. Por su parte, Javier Sánchez ha enumerado las razones por las que no es posible una bajada de los precios residenciales ni generalizada ni acusada. “Nuestra ratio de viviendas en construcción por cada mil habitantes está muy debajo de países como Alemania. No tenemos un stock de viviendas recientes, a diferencia de lo que ocurría en 2008. La oferta de suelo finalista en zonas de gran demanda es escasa, por lo que también lo es la oferta residencial en esas mismas zonas. Y tenemos mucho producto en marcha que se corresponde a planificaciones de 2020 y 2021. Que se venda menos no se va a traducir en una bajada generalizada de precios”. Por su parte, Javier Castellano cree que “la vivienda va a bajar solo en determinadas zonas o barrios, pero en ningún caso se va a producir una bajada global de los precios. Y esto vale para la vivienda nueva y usada”.

Javier Sánchez también ha enumerado las medidas que, en su opinión, deberían implementarse para ayudar a la recuperación del empleo en el sector. “Tenemos que fijarnos en programas que ya han demostrado su efectividad en otros países, como Help to Buy, que ha permitido a muchos jóvenes británicos comprar su primera casa. También podemos bajar el IVA de las viviendas al 4% temporalmente, recuperar las deducciones para la adquisición de una vivienda en el IRPF, fomentar la colaboración público-privada, una eterna asignatura pendiente, o agilizar la tramitación de las licencias urbanísticas. Este sector tiene una enorme capacidad para generar empleo y, en las circunstancias actuales, hay que apoyar a los sectores de pueden ser capaces de empujar la contratación, como el inmobiliario o el turismo. En este sentido, es imprescindible diseñar un nuevo Plan de Vivienda Nacional, que mejore el actual, y facilitar mecanismos, a través del ICO y de los bancos, que ayuden a las familias a acceder y a pagar la vivienda”.

“Si la administración facilita el dinamismo de las empresas, la recuperación del sector será más rápida y consistente. Desde esta perspectiva, la agilización de las licencias en materia de vivienda es una buena noticia”, ha concluido Javier Castellano.

  • Las firmas apuestan por la flexibilización de los requerimientos administrativos y el impulso del alquiler y el Build-to-Rent para incentivar la inversión y la demanda
  • La vuelta a la actividad inmobiliaria contribuirá a la recuperación de la economía española

Las consultoras inmobiliarias, con el objetivo de mitigar los efectos negativos derivados de la expansión del COVID-19, consideran imprescindible poner en marcha una serie de medidas para impulsar la reactivación de la actividad y el sector inmobiliario.

En España, la actividad inmobiliaria supone el 9,5% del PIB y las empresas de este sector emplean a 125.000 trabajadores, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Este peso tan relevante en la generación de riqueza y empleo conlleva que su recuperación sea clave para el mercado y para la dinamización de la economía española en su conjunto.

En la actual coyuntura, las consultoras consideran necesario promover iniciativas que faciliten la continuidad de los proyectos que ya estaban en marcha o a punto de iniciarse antes de la crisis. En este sentido, la agilización de trámites administrativos como la obtención de licencia de obra y de primera ocupación permitiría acortar los plazos y generar confianza en los inversores, un factor fundamental en momentos de incertidumbre.

También, el acceso a liquidez resulta determinante para asegurar el futuro de muchas empresas del sector. Por ello, ACI considera clave que las líneas de crédito creadas con motivo de la pandemia estén disponibles para promotores y empresas de construcción en las mismas condiciones de las que disfrutan otras actividades.

En paralelo a la recuperación de la actividad, la Asociación apuesta por medidas que incentiven la compra de viviendas de obra nueva, como ofrecer unas tasas accesibles de los impuestos asociados o facilitar avales y garantías públicas para un porcentaje del pago inicial. Se favorecería así a un segmento de la población que es solvente pero que no dispone del ahorro necesario para afrontarlo.

Reformas estructurales para afrontar un cambio de tendencia

El impacto de la crisis del COVID-19 ha modificado algunas tendencias que ya estaban despuntando en el sector y también ha puesto de manifiesto algunas carencias importantes. La coyuntura actual puede ser una oportunidad para llevar a cabo las reformas estructurales necesarias para dar respuesta a la transformación que se está viviendo en términos inmobiliarios.

Entre las principales ineficiencias del sector inmobiliario español destaca, sin duda, la ausencia de suficientes viviendas públicas en alquiler. Para hacer frente a esta situación, la construcción de un parque de viviendas bajo un modelo de colaboración público-privada debe ser una prioridad. Este proyecto es esencial para equiparar España a otros países europeos, como también lo es apostar por iniciativas implantadas con éxito como el Build to Rent. Este modelo tiene una gran capacidad para dinamizar el mercado en el corto plazo y ofrece una gestión profesional de los inmuebles que aumentaría la oferta inmobiliaria y con ello el interés de inversores e inquilinos. De forma complementaria, ampliar las ayudas ya existentes para el acceso a viviendas en alquiler, tanto a nivel autonómico como nacional, ayudaría a amortiguar a corto y medio plazo el impacto de la crisis del COVID-19 en este mercado.

El sector inmobiliario español ha recorrido un camino de crecimiento sostenible en los últimos años. La solidez de este mercado y su profesionalización han sido reconocidos tanto en España como en otros países y han colocado al mercado inmobiliario español entre los destinos preferidos por los inversores para desarrollar todo tipo de proyectos. En estos momentos, apostar por medidas efectivas determinará que la industria inmobiliaria vuelva a colocarse como un motor económico del país.

Las consultoras inmobiliarias mantienen su actividad

En línea con las medidas recomendadas por las autoridades, las consultoras están aplicando todos los protocolos para minimizar el riesgo de contagio de sus plantillas por COVID-19 durante el ejercicio de su actividad.   E igualmente están preparadas para proteger a sus clientes una vez esté permitida la actividad presencial.

Y van a continuar bridando el apoyo y conocimiento necesarios para ayudarles en la toma de decisiones en la actual coyuntura, con la finalidad de seguir impulsando el avance de la economía y la sociedad. En este sentido, cabe destacar que las compañías que integran la Asociación de Consultoras Inmobiliarias emplean de forma directa en España a más de 2.200 personas y a más de 180.000 a nivel internacional. Catella, CBRE, JLL, Knight Frank, BNP Paribas Real Estate, Cushman & Wakefield y Savills Aguirre Newman representan en conjunto más del 90% del mercado.

 

  • La socialización de los usuarios y la readaptación de espacios de formación, concentración, colaboración y de privacidad, son los nuevos conceptos que se barajan y sobre los que se valoran e impulsan nuevas condiciones sanitarias e  higiénicas.
  • Se apuesta por compaginar el trabajo presencial con el teletrabajo como uno de los aspectos claves para evitar la concentración en la empresa. Pero tras la improvisación obligada por el covid19, se hace necesario redefinir los espacios homeoffice bajo la premisa que sean ergonómicos y eficientes.
  • La nueva filosofía de la certificación Well irrumpe de manera más impactante en estos entornos a través de 10 parámetros clave en su diseño: Aire, Agua, Alimentación, Iluminación, Movimiento, Confort térmico, Sonido, Materiales, Mente y Comunidad.

Son muchas las empresas que empiezan a preparar sus oficinas adaptándolas a la nueva realidad laboral producida por la pandemia de coronavirus. Los nuevos espacios deben garantizar a sus usuarios mantener sus puestos de trabajo una distancia mínima de 2 metros, reducir la densidad y el aforo en sus instalaciones creando turnos de trabajo. Además se impulsa la conciencia ecológica y la transformación digital, el mobiliario ergonómico, las mamparas de seguridad, materiales antibacterianos, así como, espacios flexibles y polivalentes. Se desarrollan también protocolos de higiene para los trabajadores y su puesto de trabajo, señaléticas que garanticen la circulación segura y nuevas tecnologías como cámaras con control de temperatura corporal o sensores que evitan tocar zonas de uso compartido como ascensores o baños.

Para no dejar nada al azar, Actiu, compañía española líder en diseño y fabricación de mobiliario para espacios de trabajo y hospitality ha puesto a disposición de las empresas la Guía “Cómo adaptar un espacio de trabajo ante el Covid19” para ayudar a recuperar la nueva normalidad garantizando la seguridad de sus plantillas, sin renunciar a la productividad y eficacia necesarias para superar esta crisis. La guía facilita el rediseño de los entornos de trabajo y socialización a las nuevas condiciones sanitarias e higiénicas, a compaginar el teletrabajo con la oficina tradicional y a garantizar la seguridad y salud en los espacios de coworking y ocio.

Espacios y empresas

La capacidad de reinventar estos entornos, desde el diseño, el mobiliario y la decoración, a las nuevas necesidades, es primordial. En esta reinterpretación post Covid19 de los lugares de trabajo, Actiu aplica su experiencia y su modelo Cool Working a los distintos estilos de trabajo de la oficina,  para facilitar el rediseño de espacios centrados en la salud de los trabajadores:

  • Primero, las zonas de concentración de puestos de trabajo son las que están sufriendo mayores cambios de uso.
  • Segundo, además de combinar el trabajo presencial con el teletrabajo, se reducirá la densidad de personas y utilizará el mobiliario para flexibilizar y maximizar seguridad.
  • Tercero, las zonas de socialización -recepción, cafetería…-asistirán a un cambio cultural. Frente a la saturación encontraremos elementos de separación, fijos y móviles, elaborados con materiales resistentes y lavables.
  • Cuarto, en las zonas de aprendizaje distancia, flexibilidad y la modularidad serán  claves junto al elearning. Del mismo modo, las áreas de colaboración, claves en las empresas modernas, alternarán zonas con mesas altas para realizar reuniones rápidas, salas de reunión con mesas estáticas y espacios con mobiliario flexible. En ellas cambiará, sobre todo, la manera de utilizarlos e interactuar, basadas en buenas prácticas y tiempo de uso, sin olvidar las reuniones telemáticas.
  • Quinto, los espacios de privacidad personal o de equipo se verán afectados su uso y la interacción del usuario en estos con una tendencia hacia la semi privacidad operativa.

Home Office complementario
En el post Covid19, el ‘home office’ o teletrabajo, se configura como una solución ideal para el control de la densidad en la empresa. El objetivo es optimizar los recursos y garantizar la salud de todos los que regresen a su puesto de trabajo presencial. Pero el resto, deberá seguir trabajando desde casa. Un modelo que contempla alternancias entre la plantillas, tanto en jornada de mañana o tarde o diferentes días de la semana.  Tras la improvisación inicial, conviene ahora crear las condiciones adecuadas para que el home office sea eficiente y satisfactorio, con espacios adhoc, bien iluminados y ventilados, con mobiliario ergonómico y polivalente, cuando el espacio se comparte con la familia. Un entorno para trabajar conectado, con las herramientas adecuadas y lo más atractivo, funcional y cómodo posible para favorecer creatividad y bienestar.

Well frente a Covid19

Actiu fue la primera empresa española que obtuvo la certificación Well V2, que evalúa espacios desde la perspectiva de la salud y el bienestar de las personas dentro de los edificios de acuerdo  a diez elementos: Aire, Agua, Alimentación, Iluminación, Movimiento, Confort térmico, Sonido, Materiales, Mente y Comunidad. Y extiende esta filosofía, más actual que nunca, a todos sus diseños y proyectos. La guía expone los parámetros Well específicos de seguridad antivirus tanto en el aire, agua, movimiento de las personas, la temperatura, los materiales y la comunidad.

Mantenimiento e higiene

El último capítulo de la guía identifica estrategias y protocolos de mantenimiento, higiene y desinfección de las instalaciones y equipamiento, con atención especial a las superficies y materiales de los puestos de trabajo como son las melaminas, metacrilatos, plásticos o el metal.

Algunos Tips de la guía “Cómo adaptar un espacio de trabajo ante el Covid-19”.

Densidad

  • Reducir el número de sillas para reducir la tasa de ocupación
  • Alternar los asientos en los puestos de trabajo
  • Utilizar pantallas de separación como mamparas para divisorias de mesa en los puestos de trabajo
  • Separación entre sillas/puestos para zonas de reunión y colaboración
  • Delimitar zonas de movimiento/circulación
  • Reubicación de mobiliario auxiliar y/o elementos de mayor facilidad de transporte
  • Señalización de zonas de cruce, preferencias y puntos de higiene.

Concentración

  • Ampliar de 11m2 a 22m2 por persona.
  • Realizar la incorporación escalonada y progresivamente, 60%-80% (100% en el mejor de los casos).
  • Fomentar el teletrabajo con aquellos perfiles que lo puedan realizar para descongestionar el espacio e ir ocupándolo progresiva y escalonadamente.
  • Turnos de trabajo por equipos a lo largo de la jornada laboral, partiendo equipos en mañana y tarde con el fin de limitar el aforo y evitar aglomeraciones de trabajadores en la oficina.

Socialización

  • Reducir el aforo a 4 personas cada 10m2.
  • Respetar la medida recomendada de 2m siempre que sea posible.
  • Separar las mesas entre sí con mamparas o elementos divisorios.
  • Ampliar la distancia entre mesas y sillas reduciendo el aforo y mejorando los pasos.
  • Respetar flujos de paso y esperar a que pase la persona sin forzar un encuentro intentando mantener una distancia de 1m como mínimo.
  • Al ser un espacio de alta concurrencia, marcar unas direcciones de paso intentando mantenerlas siempre libres para evitar las aglomeraciones en zonas de circulación, respetando las personas sentadas el turno para levantarse y acceder a estas.

Aprendizaje

  • Reducir aforo en un 60-70%.
  • Ubicar las mesas o sillas en posiciones que permitan la correcta circulación del espacio y queden siempre los dos puestos a los lados libres.
  • Uso de pantallas y de elementos que faciliten la conectividad
  • Realizar clases online al 100% o alternar parte presencial y otra online para reducir la densidad del espacio.
  • Colocación de mamparas y divisorias entre las mesas para aportar más seguridad y poder conseguir un mayor aforo, siempre respetando las medidas de higiene y seguridad.
  • Mantener limpio y libre de elementos el puesto o mesa para su fácil desinfección y limpieza.
  • Situar puntos de higiene en el acceso al aula para desinfectarse antes de entrar y al salir y ventilar mínimo 15 min antes de ocupar.

Colaboración

  • Reducir la capacidad de las salas a la mitad el aforo o un 60%
  • Utilizar las salas solo cuando sea imprescindible.
  • Apoyo con pantallas para favorecer la conexión del resto de participantes desde casa o en otro punto de la oficina.
  • Reducir tiempos de reunión, realizando estas más concretas y eficientes. Entre 15-30 min
  • Acceder respetando distancias y flujo sentándose solo en una silla, dejando la del lado libre o respetando el espacio y no cambiando de puesto.
  • Situar paneles de protección tanto frontales como laterales para aportar más seguridad a la sala.
  • Mantener un orden de entrada, los primeros sentándose en las sillas más lejanas a la entrada y los últimos en las más próximas, para salir lo realizaremos  a la inversa.
  • No dejar ningún elemento encima de la mesa que dificulte su limpieza.
  • Situar puntos de higiene a la entrada o cerca de las mesas para su uso antes y después de utilizar las salas.
  • Realizar una correcta ventilación de mínimo 15 min antes de ocupar.
  • Dejar las puertas abiertas en todo momento.

Privacidad

  • Que sean siempre utilizados por el mismo usuario o restringir su uso a ciertas tareas puntualmente en la jornada.
  • Si dispone de mesa de reunión auxiliar, limitar el aforo al 50-60%, separar sillas de la mesa o situar mamparas frontales para la realización de la reunión.
  • Limitar el uso de confidentes a una persona y siempre utilizando mamparas frontales y ampliando la distancia entre estos.
  • Realizar fuera del despacho todas las tareas que no sean exclusivamente de trabajo en concentración.
  • Respetar turnos para entrar y salir del despacho y realizarlo ordenadamente, al entrar ocupar un sitio para permitir el acceso al siguiente compañero, de igual manera al salir de este.
  • Respetar las distancias mínimas de 2 m, utilizando el espacio y situando a los usuarios dentro de él para respetar estas distancias.
  • Mantener limpio y libre de elementos el puesto o mesa para su fácil desinfección y limpieza.
  • Ubicar punto de higiene cerca de la puerta o en el acceso para su utilización al entrar y salir del despacho.
  • Realizar una correcta ventilación de mínimo 15 min antes de ocupar.

Home Office

  • Saber auto-organizarse para que el hogar no se convierta en una oficina los siete días de la semana.
  • Crear un espacio de oficina dentro de casa: una buena conexión a Internet, un ordenador, una silla ergonómica que cuide de la salud mientras se trabaja, un escritorio y espacio de archivo
  • La elección del mobiliario debe seguir criterios de diseño, funcionalidad y comodidad para facilitar la creatividad, el bienestar y la productividad.
  • Pasamos una media de 9h y 19 minutos en el puesto de trabajo, la gran mayoría, sentados delante de un ordenador. Hay que cuidar  la postura y el ambiente y mantener hábitos saludables en el trabajo.Una mala postura puede ocasionar problemas graves de salud.
  • Si es posible, llevar a casa la silla de la oficina.