Entradas

  • Partiendo de 1.462,5€ que era el precio medio del metro cuadro al cierre de 2019 en España, si no se hubiera llegado el coronavirus, el precio esperado para finales de 2020 habría sido de 1.490€.
  •  En un escenario de recuperación rápida, el que sigue las variables macroeconómicas esperadas por el FMI, el precio al cierre de 2020 se reduciría hasta los 1.450,5€/m2. No obstante, en un escenario donde esa recuperación no fuera tan rápida, se podría rebajar hasta 1.215€/m2.
  •  La caída de precios respecto a 2019 podría ser de entre el 15% y el 20% en los próximos 5 años, si la recuperación económica no es tan rápida como se espera.

 Los precios de la vivienda en España podrían verse muy afectados a causa de la pandemia de la Covid-19 y según un informe de la Consultora AIS Group, especialista en análisis de datos y construcción de modelos predictivos para sectores como el inmobiliario, “tardaremos entre 2 y 7 años en recuperar los valores de 2019”.

Partiendo de las previsiones de evolución de factores macroeconómicos (el PIB, el IPC, la tasa de paro, los tipos de interés, entre otros) AIS Group ha aplicado su modelo predictivo de evolución de precios del mercado inmobiliario a dos posibles escenarios: uno esperado, que toma las últimas previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) con una caída del PIB del 8%, pero una recuperación rápida; y otro, estresado o pesimista, generado siguiendo el criterio de los expertos de AIS, que muestra una recuperación más lenta, es decir, en forma de “U”.

Durante la primera semana de confinamiento, los peores escenarios de evolución del PIB consultados por FUNCAS corregían el valor esperado pre-COVID, desde un 1.9% hasta un 1.3%. Durante la segunda y tercera semanas, las principales agencias de rating ya preveían una caída del PIB de 3.5 puntos porcentuales, situándolo a finales de 2020 en valores negativos (-1.8%). Al cabo de un mes, el FMI situó la previsión en -8%.

Aun así, estimaban una rápida recuperación durante 2021, con crecimiento del PIB muy superior al 2%. Por ejemplo, la última previsión del FMI sitúa el crecimiento del PIB para 2021 en un +4.3%. Pero estas rápidas recuperaciones están cada vez más en cuestión, y ya hay quien opina que la curva del PIB no tendrá forma de “V” (gran caída e inmediata recuperación), sino de “U”, “de ahí nuestra decisión a la hora de plantear los escenarios”, explica José Luis Talló, Director de Negocio de AIS Group para España y Portugal.

Efecto del COVID-19 en el precio de la vivienda

Ante estos escenarios, ¿qué puede pasar con el precio de la vivienda residencial en España? En un escenario previo al Coronavirus, la previsión era a mantener la continuidad de la recuperación de precios, tras la caída sufrida entre 2008 y 2013. Sin embargo, la irrupción del COVID-19 y el impacto económico derivado de las medidas para contener la pandemia reflejan que los precios van a caer de nuevo. La cuestión es cuánto.

El informe revela que partiendo de 1.462,5€ que era el precio medio del metro cuadro al cierre de 2019 en España, si no se hubiera llegado el coronavirus, el precio esperado para finales de 2020 habría sido de 1.490€. No obstante, de acuerdo al escenario planteado en el informe como de recuperación rápida (el que sigue las variables macroeconómicas esperadas por el FMI), el precio se reduciría hasta los 1.450,5€/m2, perdiendo así valor respecto al año anterior. No obstante, en un escenario donde esa recuperación no fuera tan rápida, el precio del metro cuadrado se podría rebajar hasta los 1.215€.

Aunque a corto plazo la diferencia entre escenarios ya es considerable, las cifras a 5 años vista muestran realidades bastante más alejadas. Así, a cierre de 2025, hasta hace unos meses esperábamos poder estar hablando de precios de casi 1.910€/m2, mientras que lo esperado tras el COVID-19, hace prever una cifra más cercana a los 1.750€/m2. Y en el caso de mayor estrés de las condiciones, donde la recuperación sea más lenta, no llegaría a 1.325€/m2.

“Esto quiere decir que si antes de la crisis actual esperábamos recuperar el nivel máximo de precios de inmuebles residenciales de 2008 durante 2025, la aparición del coronavirus va a retrasar entre 2 y 5 años esa meta”, afirma José Luis Talló.

Bajo este escenario tan cambiante e impreciso, el ejecutivo de AIS Group recomienda a tasadoras, servicers inmobiliarios y socimis ser capaces de trabajar la simulación de escenarios macroeconómicos y tener herramientas que les permitan realizar proyecciones sobre la evolución prevista del precio del m2 en base a ellos. Talló señala que “la aplicación de modelos Machine Learning les va a facilitar una recogida inmediata de las fluctuaciones del precio de la vivienda, lo que contribuirá a que puedan tomar mejores decisiones a nivel de desarrollo del negocio inmobiliario”.

Venta viviendas 2020

  • La promotora, consciente de la gravedad de la actual crisis sanitaria derivada del COVID-19, ha analizado la cobertura de su seguro BE SAFE, en colaboración con el mediador de seguros Slora y corroborado por CNP Partners, compañía aseguradora del riesgo
  • El seguro cubrirá a aquellos clientes que se vean perjudicados por la crisis sanitaria actual por un ERE e incluso por un ERTE, siempre que éste afecte al 50% o más de su retribución, todo ello a partir de 30 días en esa situación y por el tiempo que se prolongue la situación de desempleo

Metrovacesa, promotora inmobiliaria con más de 100 años de historia, ha analizado la cobertura de su seguro de protección de pagos BE SAFE, consciente de las dificultades que atraviesan algunas familias por la crisis sanitaria actual derivada del COVID-19. De esta manera, el seguro cubrirá los pagos de aquellos clientes de la promotora en condición de autónomos o funcionarios con Incapacidad Temporal causada por Coronavirus y de aquellos que, en condición de trabajadores indefinidos por cuenta ajena, se vean afectados por un ERE o ERTE provocado por esta situación y que afecte al 50% o más de su retribución.
Este seguro, en acuerdo con la compañía aseguradora CNP Partners y el mediador Slora, fue diseñado para proteger a los compradores de sus viviendas ante las posibles circunstancias que les puedan surgir durante el periodo comprendido entre la firma del contrato de compra hasta que se hace efectiva la entrega de llaves.

Metrovacesa, a través de BE SAFE, cubre dependiendo de la residencia, estas circunstancias de desempleo e incapacidad temporal en las que abonaría hasta un máximo de 12 mensualidades pendientes de pago. En situaciones más graves como el fallecimiento por accidente o incapacidad permanente absoluta por accidente de alguno de los compradores, Metrovacesa asumiría su parte correspondiente del pago pendiente de la vivienda. Ver información comercial en Web Metrovacesa (Seguro BE SAFE).

Con esta iniciativa, la promotora refuerza su compromiso por aportar nuevas soluciones ante el contexto tan complicado que estamos viviendo actualmente y ayudar así a sus clientes a sobrellevar la pérdida económica o la incapacidad de hacerse cargo de los pagos.

Aquellos clientes que se encuentren en esta situación y dispongan de su Seguro BE SAFE, podrán contactar con Metrovacesa a través del número de teléfono +34 900 55 25 25, donde se le indicarán los pasos a seguir para la solicitud de su prestación.

  • “El futuro lo construimos todos” es el lema que la compañía ha elegido para esta iniciativa que tiene como objetivo poner en valor a todas las personas que están ayudando para construir un futuro mejor y lanzar un mensaje de optimismo.
  • TM ha puesto en marcha varias iniciativas para apoyar a todos sus grupos de interés, entre ellas destaca el pago de 8 millones de euros a sus proveedores para inyectarles liquidez y el apoyo en forma de donaciones a residencias de la tercera edad en Torrevieja o la apertura de dos comedores sociales para empleados y familiares de sus hoteles en México.

TM Grupo Inmobiliario, compañía alicantina de turismo residencial, especialista en la construcción y promoción de segunda residencia a lo largo de la costa mediterránea y con presencia en el Caribe mexicano, ha puesto en marcha la campaña “El futuro lo construimos todos”,para poner en valor a todas aquellas personas que, cada una en su ámbito, están ayudando a construir la solución a la pandemia Covid-19 y lanzar un mensaje de optimismo a la sociedad.

Con motivo de la situación tan difícil que estamos atravesando, la compañía ha lanzado su campaña para dar visibilidad y destacar como entre todos, a base de esfuerzo, adopción de hábitos y responsabilidad grupal, estamos poniendo los cimientos para alcanzar una solución ante esta crisis sanitaria. Una forma de hacernos ver, que trabajando juntos por un objetivo común, estamos construyendo nuestro futuro.

Esta acción se acompaña de un vídeo muy emotivo, que nos muestra como las acciones de hoy, son la consecuencia directa de lo que nos espera mañana: la vuelta a la vida, a los planes, a recuperar la ilusión…

Personal sanitario, fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, miles de profesionales de otros sectores que se han comprometido frente a este desafío; todos ellos son los protagonistas de esta campaña. Así como, por supuesto, cada una de las personas que día a día colaboran con la situación quedándose en casa y cumpliendo las normativas establecidas hasta el momento.

La compañía alicantina ha puesto en marcha varias acciones dirigidas a sus grupos de interés: empleados, proveedores, clientes y a la comunidad. Entre las más destacadas, señalar el pago de 8 millones de euros a sus proveedores para inyectarles liquidez y proporcionarles solvencia, la puesta en marcha de dos comedores sociales para los empleados y familias del Grupo en México, y el apoyo con diferentes donaciones a residencias de la tercera edad de la localidad de Torrevieja.

 

La gran bajada en la actividad empresarial en España una vez el Gobierno ha decretado el día 14 de marzo el estado de alarma por la crisis del coronavirus provocará una oleada de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por parte de las empresas de la construcción y la reforma, aunque el RDL no contempla el cierre total de todas las obras de construcción.

A lo largo de la primera semana de confinamiento todas las empresas del sector de la construcción han ido actuando conforme avanzaban los días porque es una situación que pilló a todos desprevenidos. A nivel estatal, el sector de la construcción, como tantos otros están sometidos a incertidumbre, y están a la espera de que una vez finalice este periodo.

Los empleados del sector denuncian que están trabajando sin las medidas de seguridad necesarias en obras que no son imprescindibles y reclaman al Gobierno que ordene la paralización de toda aquella obra que no responda a un sector esencial.

Un ERTE,regulado por el artículo 47 del Estatuto de los Trabajadores, es la adopción por parte de la empresa de una suspensión  temporal de la relación laboral con una parte concreta de sus trabajadores. O lo que es lo mismo, cuando una firma decide despedir a una parte importante de sus trabajadores por un periodo de tiempo. Existen dos tipos de ERTE: la suspensión de empleo o, por el contrario, una reducción de la jornada en caso de que no se necesite el despido de los trabajadores.

En cuanto al cobro, el procedimiento funciona igual que en caso de despido ‘normal’, los afectados por los despidos del coronavirus no necesitarán acumular ese trabajo previo de 360 días por año trabajado y tendrán derecho a una pensión por desempleo que será del 70% de la base reguladora durante los primeros seis meses y del 50% a partir de ese momento. Desde Comisiones Obreras instan al Gobierno a que nos se pierdan los puesto de trabajo y a la empresa que no despida a los trabajadores.

El Gobierno prohíbe los despidos y perseguirá el fraude en los ERTE durante la crisis del coronavirus. Se simplifican los trámites para presentar un ERTE. Así, bastará con que las empresas rellenen un formulario sencillo. Para su tramitación rápida, además, el SEPE asumirá la presunción legal de desempleo de los trabajadores. Este nuevo procedimiento permitirá agilizar el cobro de dichas prestaciones, según ha indicado la Ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

El sector de la construcción e industria no están utilizando los ERTE: un 95% de empresas están activas. Los sindicatos denuncian que la mayoría de pymes trabajan al 100%. Muchas no pueden hacer ajustes por «fuerza mayor» al no estar cara al público. La mayoría sigue trabajando salvo en casos puntuales en los que no se podía garantizar las condiciones de seguridad porque los trabajadores estaban muy cerca unos de otros o situaciones así.

En breve iremos publicamos más datos según vayan avanzando los días… mientras tanto #QuédateEnCasa

 

 

Planner Exhibitions acaba de anunciar que las ediciones 2020 de SIMA, la feria inmobiliaria de referencia en nuestro país, y SIMAPRO, el evento B2B más importante del sector, cambian su fecha de celebración a la segunda semana de noviembre. En concreto, SIMAPRO tendrá lugar del 11 al 13 de noviembre, mientras que SIMA lo hará del 12 al 15 del mismo mes.

Planner ha optado por esta medida ante la creciente preocupación motivada por la epidemia de coronavirus (Covid-19), que podría afectar el normal desarrollo de estas dos citas que acogen una importantísima presencia de compradores particulares y de profesionales españoles e internacionales.

El aplazamiento de SIMA y SIMAPRO es la opción más responsable y que mejor preserva los intereses de patrocinadores, expositores, partners, colaboradores y visitantes”, ha declarado Eloy Bohúa, director general de Planner Exhibitions, empresa organizadora de SIMA y SIMAPRO.