Entradas

  • El bilbaíno José Arroyo cuenta con una dilatada experiencia en el campo del interiorismo avalada por 20 años de trabajo. La atemporalidad, el empleo de los materiales nobles y la incorporación de piezas de iluminación y plantas son las características que definen sus proyectos.

Uno de los muchos aprendizajes que se sacan después de los más de dos meses de confinamiento recae sobre el hogar. Mientras que anteriormente era un espacio al que, debido al ritmo frenético de la vida cotidiana no se dedicaba toda la atención que requería, hoy en día, se ha producido un cambio de paradigma que afecta positivamente al interiorismo y a la decoración, haciendo que la disposición, la practicidad, la luminosidad o el correcto equipamiento tecnológico cobren una inmensa importancia.

Así lo esgrime José Arroyo, interiorista bilbaíno con más de 20 años de trayectoria profesional, ya que, en sus palabras, “nos hemos adaptado a interiorizar más, a priorizar más el día a día en nuestros hogares y a equiparlos de modo que dispongamos de todo lo necesario sin necesidad de acudir al exterior”, afirma. De esto modo, José Arroyo explica las tendencias hacia las que se va a orientar la nueva forma de decorar y de organizar estos espacios haciendo hincapié en la correcta distribución y amplitud de los espacios, la funcionalidad de los muebles y dispositivos que en ella se dispongan, el impacto de la luz natural y la correcta incorporación de la tecnología a los hogares.

En los últimos años, los espacios abiertos donde se integran diferentes estancias y, por tanto, se crea mayor convivencia han vivido en auge. En especial, salón y cocina son los dos espacios que cobran más sentido a la hora de unirse ya que se trata de las estancias donde la actividad es mayor, en las que se suele pasar más tiempo junto con el resto de las personas que conviven en la casa o en las que se disponen los invitados. “La fusión de espacios es necesaria hoy en día con el fin de facilitar una mayor comunicación a estas dos estancias, esenciales en los hogares ya que son los espacios donde mayor vida se produce”, explica José Arroyo. Por el contrario, nunca se debe fusionar dormitorios, ya que en éstos es necesario el aislamiento manteniendo la intimidad que requieren.

Aunque estas dos estancias pasen a estar integradas, el concepto de diferenciarlas por ambientes se consolida como una tendencia clave. Así, aunque los espacios estén diferenciados deben de cumplir con su función y, en especial, deben de estar cuidadosamente ordenados ya que, de no estarlo, pueden jugar una mala pasada a la vista y parecer menos amplios debido al desorden.

Respecto a la funcionalidad, ésta también recae sobre los muebles que se dispongan en el hogar, ya que “hoy en día, todo mueble y toda pieza del hogar tiene mayor sentido que anteriormente”, declara José Arroyo. En esta línea, el interiorista afirma que “ahora, por ejemplo, una silla ha pasado de ser un simple elemento en el que sentarse a cobrar importancia no sólo por su funcionalidad, sino por el espacio que ocupa en la casa, su forma, su color, su diseño, etc., aspectos que antes no tenían tanta importancia”, manifiesta.

Otro de los puntos que han adquirido consideración ha sido el impacto de la luz natural. La iluminación de calidad es fundamental para aunar una mayor comodidad en las casas. Existen elementos que, con una cuidada incorporación a la decoración, harán que la proyección de la luz sea mayor. Un claro ejemplo son los cristales y los espejos que sirven para proporcionar amplitud al reflejarse en ellos elementos del hogar, además del correcto uso de textiles y colores. En este sentido, los tonos livianos y ligeros, con menor impacto, ayudan a que la luz sea mejor, además de “arropar a quien viva en el espacio y haciendo que este sea más elegante y sutil que con colores más radicales que cansan a la vista y que pueden tener un impacto negativo en la salud”, afirma José Arroyo.

Asimismo, la vegetación y la incorporación de la tecnología han cobrado gran importancia últimamente. Por un lado, incorporar plantas y flores a los hogares aporta vida a los mismos “ya que la vegetación es el pulmón de los hogares y una forma muy elegante de incorporar dentro de la casa lo que es de fuera”, indica el interiorista. Además, equipar los hogares con tecnología se ha convertido en un punto primordial y, no sólo uno o varios espacios, sino toda la casa debe de estar conectada. “Debemos adaptar todo el hogar con tecnología, sin alcanzar ese punto frío que ésta puede otorgar. Busquemos los dispositivos adecuados, sencillos y discretos, que nos faciliten la rutina y nos hagan vivir de una forma más cómoda sin alterar la decoración de la casa”, sostiene José Arroyo.

En cuanto a la demanda, nos encontramos en un punto en el que se valoran más los productos atemporales, “los muebles para toda la vida” que no sólo ofrecen diseño, sino que vuelcan todos sus esfuerzos en otorgar calidad. Las anteriores tendencias hacia los muebles low-cost -diseño, poca calidad y precio bajo- han dado un giro favoreciendo a las piezas de calidad. “Esto generaba una situación itinerante que permitía renovar y cambiar cada cierto tiempo la decoración. El cliente ahora valora mucho más la producción y los materiales con los que está elaborada la pieza”, afirma José Arroyo. Así, en opinión del interiorista, las piezas que cobran más importancia hoy en día en cualquier hogar son el sofá, la mesa de comedor, la cama, las cortinas y la butaca o sillón de lectura.

El uso de las zonas de formación y salas de reuniones en empresas y los protocolos de seguridad e higiene de estos espacios para evitar posibles contagios, plantean no pocos desafíos en las diferentes fases de la desescalada. Se trata de unos espacios imprescindibles para la actividad de las organizaciones cuyo uso se irá incrementado a medida que se recupere la “nueva normalidad”.

Para mantener este uso sin renunciar a la seguridad, Actiu ha elaborado la guía “Cómo adaptar un espacio de trabajo ante el covid19”, que ofrece una serie de recomendaciones y ejemplos prácticos de rediseño de los espacios para evitar cualquier riesgo de contagio en base a las normas dictadas por las autoridades competentes para la prevención de contagios del covid-19 así como su experiencia en equipamiento de espacios

Además de respetar medidas como una distancia mínima de 2 metros entre trabajadores, reducir la densidad y el aforo, promover una conciencia ecológica, impulsar la transformación digital, disponer de mobiliario ergonómico, mamparas de seguridad, materiales antibacterianos y crear espacios flexibles y polivalentes, la Guía propone protocolos de higiene para los trabajadores y sus puestos de trabajo, señalética que garantice la circulación segura y recomienda nuevas ayudas tecnológicas como cámaras con control de temperatura corporal o sensores que eviten el contacto en zonas de uso compartido.

Espacios de formación y aprendizaje

Estos espacios son básicos para el sector de educación – comenta Soledat Berbegal, Consejera y directora de reputación de marca de Actiu– pero cada vez son también más habituales e importantes en los entornos corporativos. En todos estos ámbitos se van a adoptar cambios en base a las necesidades de los mismos así como los requisitos post covid”. Según Berbegal, ya se estaba abordando un cambio en el modelo de los espacios educativos, cuando llegó la pandemia.  “La idea era pasar poco a poco de espacios a menudo muy rígidos y estáticos, a otros más flexibles, con equipamiento que facilitara la modularidad del espacio y su uso, en los que el aprendizaje por proyectos y la colaboración dotaran a los asistentes de algo más que conocimiento. Ahora los espacios de aprendizaje van a seguir adaptándose con mobiliario polivalente y la combinación de las TIC con actividades presenciales por turnos, aplicando las medidas de aforo, distanciamiento y puntos de higiene recomendadas para todos los espacios colectivos.

Aulas y zonas de formación

  •  Reducir aforo en un 60-70%.
  • Uso obligatorio de mascarilla.
  • Ubicar las mesas o sillas para permitir la correcta circulación y que queden siempre los dos puestos a los lados libres respetando los 2m de distancia.
  •  Uso de pantallas y de elementos que faciliten la conectividad (si el aula es grande, situar otra otra pantalla en la mitad de la sala para que los alumnos puedan seguir la formación adecuadamente y evitar que el profesor se desplace).
  • Realizar clases online al 100% o alternar parte presencial y otra online para reducir la densidad del espacio.
  • Instalación de mamparas y divisorias entre las mesas para aportar más seguridad y poder conseguir un mayor aforo, siempre respetando las medidas de higiene y seguridad.
  •  Respetar el turno en el uso de los pasillos siempre cediendo el paso a la persona que se encuentra recorriéndolo.
  • Acceder y abandonar el puesto ordenadamente y siempre que sea posible por orden de sentada, primero el más lejano a pasillo y así sucesivamente y a la inversa para salir.
  • Al ocupar las mesas si la fila está vacía, ocupar de dentro a fuera, evitar sentarse en el centro y dificultar el acceso a los otros puestos o compañeros.
  • Mantener limpio y libre de elementos el puesto o mesa para su fácil desinfección y limpieza.
  • Situar puntos de higiene en el acceso al aula para desinfectarse antes de entrar y al salir, así como por el resto del espacio para facilitar el acceso sin tener que recorrer grandes distancias.
  • Realizar una correcta ventilación del espacio, mínimo 15 min antes de ocupar.

Zonas de colaboración y reuniones

La aplicación y cumplimiento de medidas de higiene y seguridad resulta más difícil y compleja cuando se habla de los espacios de colaboración y trabajo en equipo, por los que pasan cada día un número muy importante de personas, en los que cuando finaliza acaba una reunión comienza otra.

Según Soledat Berbegal, un espacio común bien diseñado, “además de proteger la salud, debe favorecer los encuentros creativos, permitiendo la transmisión de ideas entre las personas y posibilitar momentos de desconexión entre tareas operativas que requieren concentración”. 

La tipología de estos espacios es variada: zonas de reunión, tanto abiertas como cerradas, puntos que fomentan momentos de encuentro y debate entre compañeros. Un modelo que también estaba en evolución antes de la pandemia, con distintas tipologías de espacios y equipamiento: zonas de sistemas más estáticos con más elementos de apoyo, pizarras y paneles móviles, pantallas, etc., y zonas con productos más flexible, dependiendo del tipo de reunión o encuentro.

En estas zonas seguiremos encontrando mesas altas para realizar reuniones rápidas, salas de reunión con mesas estáticas y espacios con producto flexible, que son los que más van a cambiar en su uso e interacción. Estos modelos requieren generar una conciencia y buenas prácticas en el uso y en el tiempo de utilización, además de utilizar más los espacios abiertos, crear salas de reuniones con menos densidad y pantallas de apoyo, reuniones más ágiles y producto que permita configurar el espacio.

Zonas de colaboración y reuniones

  • Reducir la capacidad de las salas a la mitad el aforo o un 60% (ej: de 8 a 4 personas).
  • Utilizar las salas solo cuando sea imprescindible.
  • Uso obligatorio de mascarilla
  •  Apoyo con pantallas para favorecer la conexión del resto de participantes desde casa o en otro punto de la oficina.
  •  Reducir tiempos de reunión, realizando estas más concretas y eficientes. Entre 15-30 min.
  • Acceder respetando distancias y flujo sentándose solo en una silla, dejando la del lado libre o respetando el espacio y no cambiando de puesto.
  •  Situar paneles de protección tanto frontales como laterales para aportar más seguridad a la sala.
  •  Mantener un orden de entrada, los primeros sentándose en las sillas más lejanas a la entrada y los últimos en las más próximas, para salir lo realizaremos a la inversa.
  • No dejarse ningún elemento encima de la mesa que dificulte su limpieza.
  • Situar puntos de higiene a la entrada o cerca de las mesas para su uso antes y después de utilizar las salas.
  • Realizar una correcta ventilación de mínimo 15 min antes de ocupar.
  •  Dejar las puertas abiertas en todo momento.

Esta nueva década no se ha abierto de la mejor manera posible, pero para millones de personas la cuarentena forzada ha dejado aún más claro lo importante que es invertir en decorar y amueblar sus interiores.

Obligados a mirar las paredes de nuestras casas desde la mañana hasta la noche, todos nos dimos cuenta de cómo un toque de color e imaginación puede ser de gran ayuda para superar estos momentos oscuros.

Los primeros meses de este 2020 ya han definido claramente las pautas a seguir en términos de diseño y color. Y en esta nueva década el papel pintado seguirá experimentando el reconocimiento que, como elemento decorativo versátil e imprescindible, hemos visto en los últimos años.

A medida que avanzamos en el verano, está claro que las tendencias de los papeles pintados siguen siendo increíblemente originales y con un toque de extravagancia. La gran variedad de colores facilita la creación de un diseño que se adapte a tu interior y que sea a la vez exclusivo y llamativo.

De hecho, el papel pintado tiene la capacidad de hacer que los espacios sean más acogedores, transmitiendo una atmósfera cálida y confortable. Puedes usar el papel pintado para definir diferentes áreas dentro de una misma habitacióne, lo cual es muy útil si vives en espacio pequeños o abiertos. Un papel tapiz cuidadosamente elegido también puede expandir visualmente el espacio, dando la ilusión de vivir en un lugar más grande de lo que realmente es.

¿Cuáles son las tendencias para el verano y otoño de este 2020?

Azul marino

El azul siempre ha sido el color del mar y del verano. Se asocia con pensamientos positivos, lo que lo convierte en un tono absolutamente necesario en este extraño período que todos estamos viviendo.

No es sorprendente que los papeles azules estén absolutamente en boga este año, en todos sus matices. Ya sea monocromo, a rayas o con motivos marítimos, estos versátiles papeles pintados son perfectos tanto para alegres salas de estar como para los frescos y relajantes baños o dormitorios.

papeles pintados años setenta

Vintage moderno

La interpretación moderna del look vintage sigue marcando tendencia, y quizás sean las numerosas series de televisión de Netflix de los años 70 y 80 las que han vuelto a poner de moda el estilo de esas décadas.

En la segunda parte de 2020 este aspecto seguirá evolucionando más, mezclando muebles retro creados con materiales modernos y usando diseños vintage con colores actuales. Este contraste de estilos funciona perfectamente con un un papel pintado vintage elegido para destacar el conjunto y creando la base para un diseño interesante y, por qué no, con un toque extravagante.

papeles pintados años setenta

Botánico y floral

Los diseños que nunca parecen pasar de moda son el botánico y el floral. El verano de 2020 no será una excepción y se espera que sigan luciendo en las paredes de los hogares de toda Europa también este año.

La idea sigue siendo llevar la belleza del mundo exterior al interior de la casa, con guirnaldas florales y cortinas en cada habitación, por ejemplo. Los motivos de hojas, flores e insectos aparecen cada vez con más frecuencia en las paredes, muebles y accesorios y, por supuesto, en el papel pintado.

Hay un sinfín de variedades de este diseño, de todos los colores, materiales y texturas, por lo que te será fácil encontrar el modelo que mejor se adapte a u concepto de mobiliario y diseño.

papeles pintados años setenta

  • La tecnología, la sostenibilidad, la simplicidad, la flexibilidad y la funcionalidad protagonizarán la forma de amueblar una vivienda con la llegada del buen tiempo.

 Uno de los mejores momentos para modificar la decoración del hogar es aprovechar los cambios de estación, especialmente en marzo con la llegada de la primavera, cuando pasamos del mal tiempo al bueno, coincidiendo con fechas tan señaladas como el 20 de marzo, día internacional de la felicidad. Quizás basta con pintar las paredes con colores claros o pasteles, o cambiar los muebles a unos más modernos y funcionales, etc. Si bien es cierto que el proceso de remodelar o reformar el hogar puede ser tedioso, los resultados -en la mayoría de los casos- acaban siendo muy positivos y gratificantes.

Conscientes del impacto que tienen los nuevos hábitos de la sociedad y el uso de la tecnología, los expertos de la entidad de tasación Instituto de Valoraciones han analizado las tendencias de decoración para la primavera 2020 y algunas fuentes de inspiración para coger ideas:

  • Funcionalidad más allá de estilo: tanto en hogares pequeños como en aquellos más espaciosos la tendencia en decoración se dirige hacia la simplicidad y el aspecto funcional de los muebles. Ya no vale con que los muebles queden bien, sino que, además, deben tener una función y cumplir un objetivo. Sobre todo, para los pisos más pequeños que se ubican en las zonas centro de las ciudades, se hace especialmente importante cuidar que cada cosa tenga su razón de ser. Por ejemplo, cada vez se ven más las camas desplegables que pueden guardarse cuando no se usan, ahorrando así espacio para integrar otros muebles.
  • Los wallpapers (papel de pared) ya no son tendencia: donde antes se decoraban las paredes con wallpaper, hoy en día es cada vez más común el toque original o industrial de las construcciones. Las paredes de piedra, ladrillo o madera dotan a los espacios de un toque de modernidad que los hace únicos. También, otros materiales de construcción como el metal se están utilizando como piezas de mobiliario para separar ambientes, en lámparas, marcos de puertas, muros de carga y más. De la misma forma toman protagonismo los elementos de decoración de colores metalizados como el dorado, plateado o rosa. Resulta también interesante la mezcla de diferentes materiales en suelos, paredes, mobiliarios y detalles como, por ejemplo, cocinas con suelos de cemento y colores oscuros casi negros en paredes.
  • Muebles sencillos, de estilo neutro y modulares: para amueblar una vivienda que se destina al alquiler, por ejemplo, es importante que su estilo sea actual y que entre por los ojos a los posibles interesados. En este caso, se debe intentar amueblar la vivienda con muebles sencillos, de estilo neutro y a poder ser, modulares. Así, se podrán adaptar y personalizar periódicamente. Para esto, lo mejor es utilizar muebles multifuncionales que ofrecen versatilidad y flexibilidad y limitar al mínimo la decoración permitiendo que el inquilino la personalice según su propio estilo.
  • Lo eco toma relevancia, también en el interiorismo: las construcciones comenzarán ya a ser más sostenibles por ley, y de la misma forma, en el interior de la vivienda, se va también extendiendo el estilo de vida eco y sostenible. La variedad de textiles orgánicos es cada vez más amplia y existen, incluso, muebles hechos con fibras vegetales. De la misma forma, se va imponiendo la tendencia de recuperar, reciclar y reutilizar muebles, ya sea mediante un cambio de imagen revistiéndolos o tapizándolos, o mediante el uso de materiales industriales para darles otra vida. También, se ve ya la tendencia de actualizar paredes o “repararlas” dejando a la vista la imperfección del brochazo.
  • Casas con domótica donde cada cosa tiene su lugar: gracias a los asistentes de voz y los muebles inteligentes las casas son cada vez más Smart e incluyen diversos dispositivos que pueden verse o no, pues en muchos casos pasan desapercibidos como parte de la decoración. Se trata en cualquier caso de aumentar esa funcionalidad de los muebles. La tecnología está revolucionando la forma en la que vivimos y también la manera de disponer los hogares. Vemos ya chimeneas eléctricas, muebles que incluyen enchufes para cargar dispositivos o cargadores inalámbricos, lámparas y bombillas inteligentes que se pueden controlar desde el móvil o con comandos de voz y mucho más. El 2020 será un año importante de revelación para los nuevos avances tecnológicos para el hogar.

La inspiración más allá de las revistas

Las tendencias cambian muy rápidamente, según la temporada del año o incluso según la ubicación geográfica. Por eso, los expertos de Instituto de Valoraciones recomiendan procurar ser fiel al estilo personal de cada uno estando atentos a todas las fuentes de inspiración, que van más allá de las revistas o los medios online. Por ejemplo, de las series de televisión se pueden coger ideas en las escenografías originales; también, viajar a lugares exóticos puede despertar la inspiración de incluir las tendencias del minimalismo sueco, los muebles marroquís especiales o sus tapicerías, etc. Los restaurantes, museos y hasta el arte son también fuentes de inspiración. Por último, no se puede omitir la relevancia que han tomado las plataformas como Pinterest o Instagram, en las que se pueden conseguir millones de ejemplos para decorar y transformar las viviendas.

 

El jarrón Pompom de cerámica, la cesta Kazi de rafia, las velas Baobab, el jarrón Louise Madagascar y el jarrón Mycenes son las piezas claves en la decoración de cara al verano, según Kika Payares y Ana María Sánchez, directoras de Incasa Studio. El jarrón Pompom de cerámica “es ideal para colocar cualquier planta en una terraza o área de la casa que se quiera resaltar”, comenta Kika. Incasa es el único proveedor en España de esta pieza, que también decora por sí misma sin necesidad de flores.

Las cestas Kazi de rafia, hechas a mano en Uganda, Ana María las recomienda por su versatilidad. “Son perfectas para exhibirse en una balda, sobre una mesa en una terraza e incluso, pueden colgarse en una pared”, apunta. Los aromas y olores son una de las claves de Incasa. Por eso, para el verano recomiendan un nuevo modelo de edición limitada de Baobab, las velas perfumadas de lujo por excelencia. Este modelo está elaborado a mano con rafia y aunque casan con cualquier época del año, su colorido refrescante las convierte en perfectas para el verano.

El jarrón Louise Madagascar, diseño de la artista plástica Pepa Reverter para Bosa, es una de las piezas favoritas de Kika y Ana María para la época estival. Está pintado a mano y con su diseño rinde tributo a la mujer de diferentes culturas. Por último, el jarrón de la colección Mycenes, diseñado por Jean Christophe Clair para la firma italiana Rometti, es una pieza perfecta para colocar en el salón de casa y darle así un toque original al espacio.

Aligerar los textiles, dejar el terciopelo a un lado y optar por el lino en objetos como cojines son otros de los consejos de Kika Payares y Ana María Sánchez para redecorar la casa en verano. Las directoras de Incasa Studio, la nueva área de Incasa dedicada exclusivamente al interiorismo, apuestan también por redistribuir las distintas estancias de la casa para aprovechar la luz. “Hemos de cambiar la posición de los muebles y crear espacios abiertos”, explica Kika Payares. “Abrir las casas a las terrazas y balcones”, añade. No obstante, para las responsables de Incasa Studio no basta con dar vida a la terraza. Hay que darles más valor decorándolas con banquitos y sillas.

Apostar por plantas como tulipanes, petunias y otras flores de temporada y adornar las estancias de la casa con cestos de mimbre, fruteros y jarrones de diseño son otros tips de Incasa Studio de cara al verano. Además, Kika y Ana María recomiendan aportar a las distintas estancias un aire estival con nuevos colores. Dan protagonismo al azul, rojo, verde y amarillo con telas, cojines y otros objetos de decoración como macetas o las propias velas. En cuanto al menaje del hogar, desde Incasa Studio se decantan por cambiarlo y acompañar así la mesa de tonos neutros y crudos.

Kika Payares y Ana María Sánchez, con el respaldo de María Eugenia Domínguez y Norah Payares, acaban de lanzar Incasa Studio como una evolución natural de Incasa. El objetivo de este nuevo proyecto, ubicado en el nº 5 de la calle Villanueva, es cubrir las necesidades actuales del mercado y posicionarse como un referente en el mundo del diseño de interiores.

Málaga y Madrid son algunos de los lugares donde Incasa Studio ya ha instalado su sello particular. Este sello de identidad viene definido por la trayectoria de Kika y Ana María, que pretenden atraer a su clientela internacional afincada en España. Aunque optan por espacios limpios y líneas rectas, estas profesionales de la decoración afirman que el minimalismo no les representa. “Nuestro estilo podría definirse como racionalista, ecléctico y con toques vintage a la vez que vanguardistas”, afirman. Además, apuestan por el protagonismo del color, la luz y las piezas de arte. “Somos muy conscientes de que diseñamos casas en las que la gente va a vivir”, cuentan las responsables de Incasa Studio. “Por eso, ante todo, somos realistas”. Por ejemplo, el amor por la luz y el color es una de sus señas de identidad. Sin embargo, evitan los colores fuertes porque la vista de los clientes se acaba cansando. “Hacemos casas para vivir, no para fotografiar”, argumentan.

El sello de Incasa Studio viene dado por la experiencia y el gusto de sus cuatro responsables: Kika Payares, Ana María Sánchez, Norah Payares y María Eugenia Domínguez. Las dos primeras lideran el proyecto en Madrid y las segundas en Caracas. Debido a que sus impulsoras han vivido en ciudades de diferentes países, Incasa Studio también conserva un toque internacional, un criterio distinto “a la hora de elegir las cosas”. Tanto Kika como Ana María se han criado en Venezuela y han tenido que adaptar su estilo y gusto al público español. Lejos de ser una desventaja, esta fusión les ha hecho evolucionar hacia un criterio más exquisito. Incasa Studio diseña en Madrid y cuenta con un estudio de diseño propio.

velas Baobab

Velas Baobab

jarrón Pompom de cerámica

jarrón Pompom de cerámica

Jarrón Louise Madagascar

jarrón Louise Madagascar, diseñado por la artista Pepa Reverter para Bosa

Cesta Kazi de Rafia

Cesta Kazi de Rafia, hecha a mano en Uganda.

  • Dejar el terciopelo a un lado y optar por el lino, potenciar los aromas frescos con velas aromáticas, redistribuir los espacios para aprovechar la luz y apostar por plantas como tulipanes. Éstos son sólo algunos de los consejos de Kika Payares y Ana María Sánchez, directoras de Incasa Studio, para decorar tu casa este verano.
  • Las líderes de Incasa Studio, la nueva área dedicada al interiorismo de la tienda de decoración Incasa, recomiendan aportar a las distintas estancias un aire estival con nuevos colores. Aconsejan dar protagonismo al azul, rojo, verde y amarillo. También a tonos crudos y neutros en elementos como el menaje del hogar.

Aligerar los textiles. Dejar el terciopelo a un lado y optar por el lino en objetos como cojines. Éstos son sólo algunos de los consejos de Kika Payares y Ana María Sánchez para decorar la casa acorde con la época estival. Las directoras de Incasa Studio, la nueva área dedicada al interiorismo de la tienda de decoración Incasa, apuestan también por potenciar los aromas frescos con velas aromáticas –su marca por excelencia es Baobab- y redistribuir las distintas estancias de la casa para aprovechar la luz.Hemos de cambiar la posición de los muebles. Crear espacios abiertos”, explica Kika Payares: “Abrir las casas a las terrazas y balcones”, añade. No obstante, para las líderes de Incasa Studio no basta con dar vida a la terraza y ponerla en el lugar que merece decorándolas con banquitos y sillas.

Apostar por plantas como tulipanes, petunias y otras flores de temporada y adornar las estancias de la casa con cestos de mimbre y jarrones de diseño son otros tips de Incasa Studio de cara al verano. También con fruteros en los que exponer cítricos. Además, Kika y Ana María recomiendan aportar a las distintas estancias un aire estival con nuevos colores. Recomiendan dar protagonismo al azul, rojo, verde y amarillo con telas, cojines y otros objetos de decoración como macetas o las propias velas. En cuanto al menaje del hogar, desde Incasa Studio se decantan por cambiarlo y acompañar así la mesa de tonos neutros y crudos.

Kika Payares y Ana María Sánchez, con el respaldo de María Eugenia Domínguez y Norah Payares, acaban de lanzar este nuevo proyecto como una evolución natural de Incasa. El objetivo este estudio de interiorismo, ubicado en el nº 5 de la calle Villanueva, es cubrir las necesidades actuales del mercado y posicionarse como un referente en el mundo del diseño de interiores.

Marbella y Madrid son algunos de los lugares donde Incasa Studio ya ha instalado su sello particular. Este sello de identidad viene definido por la trayectoria de Kika y Ana María, que pretenden atraer a su clientela internacional afincada en España. Aunque optan por espacios limpios y líneas rectas, estas profesionales de la decoración afirman que el minimalismo no las representa. “Nuestro estilo podría definirse como racionalista, ecléctico y con toques vintage a la vez que vanguardistas”, afirman. Además, apuestan por el protagonismo del color, la luz y las piezas de arte. “Somos muy conscientes de que diseñamos casas en las que la gente va a vivir”, cuentan las responsables de Incasa Studio. “Por eso, ante todo, somos realistas”. Por ejemplo, el amor por la luz y el color es una de sus señas de identidad. Sin embargo, evitan los colores fuertes porque la vista de los clientes se acaba cansando. “Hacemos casas para vivir, no para fotografiar”, argumentan.

Los olores, las telas y los materiales naturales también son esenciales en los proyectos de Incasa Studio. Otro de los rasgos distintivos de Kika y Ana María, y que hacen de Incasa Studio un proyecto único, es su empeño por contar la historia de los espacios y de las personas que habitan en ellos. Lo hacen involucrando el pasado, seleccionando objetos antiguos que reforman y completan el diseño total. “Es una forma de dar calidez y personalidad a los proyectos que decoramos. Nos caracteriza un estilo moderno con toques clásicos”, afirma Ana María.

Otro de los sellos de Incasa Studio viene dado por la experiencia y el gusto de sus cuatro responsables: Kika Payares, Ana María Sánchez, Norah Payares y María Eugenia Domínguez. Las dos primeras lideran el proyecto en Madrid y las segundas en Caracas. Debido a que sus impulsoras han vivido en ciudades de diferentes países, Incasa Studio también conserva un toque internacional, un criterio distinto “a la hora de elegir las cosas”. Tanto Kika como Ana María se han criado en Venezuela y han tenido que adaptar su estilo y gusto al público español. Lejos de ser una desventaja, esta fusión les ha hecho evolucionar hacia un criterio más exquisito. Así, han traído de su país de origen su preferencia por espacios polivalentes y diáfanos, pensados para compartir estancias. Casas en las que los pasillos son más anchos y la cocina y el comedor, a veces unidos, son espacios grandes pensados para hacer vida en ellos.

Incasa Studio diseña en Madrid y cuenta con un estudio de diseño propio. Ana María Sánchez y Kika Payares son la segunda generación de una familia que lleva más de 30 años dedicada al interiorismo en Venezuela. A Ana María le avala una trayectoria de más de 15 años en el diseño de interiores. Kika Payares, la última del clan en incorporarse al estudio de interiorismo, ha estudiado Fashion Market en la Escuela de Diseño Parsons, en Nueva York, y Desarrollo de Producto en la Universidad de San Francisco. Aunque Incasa Studio arranca ahora de manera oficial, Kika Payares y Ana María Sánchez ya han llevado a cabo varios proyectos de interiorismo en las ciudades de Miami, New York y Madrid.

Lino, mimbre y aromas frescos, las propuestas de Incasa para redecorar tu casa este verano 2019 Lino, mimbre y aromas frescos, las propuestas de Incasa para redecorar tu casa este verano 2019

  • Con la celebración de su primer aniversario, la tienda de decoración Incasa inaugura su nueva área dedicada al interiorismo: Incasa Studio. Las directoras de este proyecto, Kika Payares y Ana María Sánchez, buscan cubrir las necesidades del mercado actual y posicionarse como un referente en el mundo del diseño de interiores en toda España.
  •  Marbella y Madrid son algunos de los lugares donde Incasa Studio ya ha instalado su sello particular. Las piezas de arte, los espacios limpios, las líneas rectas y el protagonismo del color y de las telas son las señas de identidad con las que Incasa Studio pretende atraer a su clientela internacional afincada en España.

La tienda de decoración por excelencia de Madrid, Incasa, inaugura Incasa Studio, su nueva área enfocada al interiorismo. Las responsables, Kika Payares y Ana María Sánchez, con el respaldo de María Eugenia Domínguez y Norah Payares, desarrollan este nuevo proyecto como una evolución natural de Incasa, el enclave del nº 5 de la calle Villanueva. Su objetivo es cubrir las necesidades actuales del mercado y posicionarse como un referente en el mundo del diseño de interiores.

Incasa Studio no es fruto de la casualidad. Las líderes de la tienda de decoración Incasa, que acaba de cumplir un año en el Barrio Salamanca, tienen más 30 años de experiencia en el sector. El concepto Incasa nació en Venezuela como estudio de interiorismo para acabar diversificándose y convirtiéndose también en una tienda de decoración. “Tuvimos dificultades a la hora de encontrar piezas especiales que se necesitaban para la reforma de un piso de una clienta de Caracas. Por eso, nació Incasa en el país latino”, explica Payares. Aquí en España el proceso ha sido el inverso. Al ver que abundaban las tiendas de muebles de diseño, pero sin objetos especiales, se decidieron a abrir Incasa. “El valor de la tienda reside en que ofrecemos piezas exclusivas”, aclara Ana María Sánchez. Piezas que son obras de arte, pero muy enfocadas al consumidor final. “Nuestro proceso de selección es muy minucioso”.

Incasa Studio, que “nació en el mismo momento que la tienda”, se consuma ahora como estudio de interiorismo. Marbella y Madrid son algunos de los lugares donde Incasa Studio ya ha instalado su sello particular. Este sello de identidad viene definido por la trayectoria de Kika y Ana María, que pretenden atraer a su clientela internacional afincada en España. Aunque optan por espacios limpios y líneas rectas, estas profesionales de la decoración afirman que el minimalismo no las representa. “Nuestro estilo podría definirse como racionalista, ecléctico y con toques vintage a la vez que vanguardistas”, afirman. Además, apuestan por el protagonismo del color, la luz y las piezas de arte. “Somos muy conscientes de que diseñamos casas en las que la gente va a vivir”, cuentan las responsables de Incasa Studio.

Los olores, las telas y los materiales naturales también son esenciales en los proyectos de Incasa Studio. Otro de los rasgos distintivos de Kika y Ana María, y que hacen de Incasa Studio un proyecto único, es su empeño por contar la historia de los espacios y de las personas que habitan en ellos. Lo hacen involucrando el pasado, seleccionando objetos antiguos que reforman y completan el diseño total. “Es una forma de dar calidez y personalidad a los proyectos que decoramos. Nos caracteriza un estilo moderno con toques clásicos”, afirma Ana María.

Otro de los sellos de Incasa Studio viene dado por la experiencia y el gusto de sus cuatro responsables: Kika Payares, Ana María Sánchez, Norah Payares y María Eugenia Domínguez. Las dos primeras lideran el proyecto en Madrid y las segundas en Caracas. Debido a que sus impulsoras han viajado por todo el mundo, Incasa Studio también conserva un toque internacional, un criterio distinto “a la hora de elegir las cosas”. Tanto Kika como Ana María se han criado en Venezuela y han tenido que adaptar su estilo y gusto al público español. Lejos de ser una desventaja, esta fusión les ha hecho evolucionar hacia un criterio más exquisito. Así, han traído de su país de origen su preferencia por espacios polivalentes y diáfanos, pensados para compartir estancias. Casas en las que la cocina y el comedor están unidos y en las que los pasillos son más anchos.

Sekretza es un espacio de arte contemporáneo que representa a artistas de talla internacional y reconocida creación artística en sus diversas expresiones. Entre los artistas que podemos encontrar en la galería destacamos a Anna Razumovskaya, Antonio Russo, Art in the City, Borowski, Bull & Stein, Carl Scanes, Christian Martinon, Danielle O’Connor Akiyama, Déesse, Fernando Agostinho, Frédéric Daty, Hayley Goodhead, Jurgen Chaumarat, Kiade, La Ruee Vers, María Gutiérrez, Mr. KUU, Nomi Wilkens, Ose del Sol, Piotr Lisowski, Romero Britto y Toms Drag.

Dirección: Bulevar Príncipe Alfonso von Hohenlohe s/n,
29602 Marbella (Málaga)
Teléfono: 951 440 285

Sekretza decoracion Marbella

Sekretza decoracion Marbella

Sekretza, arte y decoración en Marbella (Málaga)

Sekretza, arte y decoración en Marbella (Málaga)

Sekretza decoracion Marbella

El piso es uno de los elementos que define la personalidad de una vivienda, por eso debes saber qué tipo de suelo elegir para tu casa. Es una decisión que hay que tomar con calma, evaluando cada aspecto: presupuesto, área donde se instalará, estilo de decoración, entre muchos otros, como la resistencia al tránsito y la humedad, durabilidad, facilidad para limpiar y decoración.

No son iguales los suelos para cocinas, baños, comedor o exteriores. Cada zona de nuestra vivienda debe estar diseñada para tener una mayor comodidad. Al fin y al cabo, es nuestro hogar y donde pasamos una gran parte de nuestra vida junto a la familia.

La inversión a realizar, por ejemplo, será mayor a medida que la superficie a recubrir sea más grande. Algunos materiales serán más costosos que otros; otros te permitirán ahorrar algo de dinero, pero deberás renovarlos en menor tiempo.

¿Qué tipo de suelo elegir para tu casa?

Si te encuentras en medio de una reforma a tu vivienda, te proponemos que evalúes lo último en suelos para casas y así tengas una idea clara de sus particularidades. Según el piso, un hogar adquiere una personalidad u otra. Tenemos para elegir muchos tipos de suelos para casas y queremos guiarte para que tomes la decisión acertada.

En este post vamos a centrarnos en conocer los pisos laminados, una más que interesante opción a elegir para realizar la reforma de nuestro hogar.

Los pisos laminados o tarimas flotantes son una tendencia que ha cobrado importancia en estos últimos años. Son unas láminas que van unidas entre sí, como un rompecabezas. Imitan muy bien la madera y a la piedra natural. Su mantenimiento es sencillo, las láminas son reemplazables de forma individual si se dañan o desgastan, resiste cambios de temperatura, presión y otros agentes externos como la luz ultravioleta y formación de moho.

Los pisos laminados. como puedes ver aquí, realzan la decoración de cualquier estancia. Sus características únicas facilitan la limpieza, garantizan durabilidad y brindan calidez al hogar. Entre las ventajas más destacadas de los suelos laminados encontramos las siguientes:

Las ventajas de los pisos laminados

1. Rápida limpieza 

Los suelos laminados son fáciles de limpiar. Se puede utilizar un cepillo de limpiar o un trapo o paño húmedo. Además, estos suelos laminados repelen el polvo, escamas de piel y pelos, por lo que son ideales en espacios con personas alérgicas.

2. Pisos elegantes

Los pisos laminados ofrecen una gran resistencia. Una de las principales ventajas es que, por la manera en que están fabricados, son especialmente útiles para uso residencial.

3. Material que llama a la naturaleza

El 90 por ciento de los suelos laminados son de recursos renovables, es decir, son naturales y no contaminan ni contienen sustancias nocivas.

4. Alta durabilidad

El promedio de vida de los pisos laminados es entre 15 a 20 años. Sin embargo, dependiendo de su cuidado y uso, pueden llegar a durar hasta 35 años. Los suelos laminados son a prueba de sol, es decir, no se decoloran por los rayos UV, ni se degradan o se destiñen.

5. Ideales para todas las estancias del hogar

Los suelos laminados los puedes usar donde quieras, desde la cocina hasta el comedor y todos los dormitorios. El diseño del piso laminado brinda un toque relajante y diferente. Ideal para casas familiares y oficinas. Además, combinan con todo tipo de mobiliario y con todo estilo de diseño.

6. Fácil de instalar

Los suelos laminados son fáciles de colocar y no se requieren herramientas adicionales para hacerlo. Los suelos laminados se empalman entre sí, ajustándose una pieza entre otra para armarse, como si fuera un rompecabezas. De hecho, los suelos laminados se pueden colocar encima de otro tipo de piso, sin necesidad de quitarlo.

Otros tipos de suelos para el hogar

En otros posts nos centraremos en la descripción de otros tipos de suelos para el hogar.

  • Madera natural: La madera es un material cálido y está entre los preferidos de muchas personas. Se adapta a cualquier tipo de diseño, es fácil de limpiar y agradable al tacto.
  • Piedras naturales: Incluyen el mármol, arenisca, granito, pizarra, cuarcita, entre otros. También son muy resistentes a cualquier condición. Entran en la clasificación de pisos de larga duración.
  • Baldosas: Son un tipo de suelo muy popular que abarca las cerámicas y porcelanatos. Su instalación es compleja, pero a cambio tendrás un piso que te durará mucho tiempo. El suelo de cerámica es uno de los materiales más utilizados para cualquier suelo o pared. Se utiliza mucho para baños y cocinas, también para otros rincones o exteriores.
  • Suelos de microcemento y hormigón: Son los tipos de suelos para casas más resistentes. Tras el vinilo, también serían los más económicos. Se pueden instalar en cualquier piso y sus tonalidades son variadas.
  • Suelos de moqueta: Puede que sea muy sencillo de poner y una alternativa cálida si vivimos en un lugar en el que hace frío hasta en verano. Una desventaja importante es que este suelo es complicado de limpiar y suele acumular demasiada suciedad.