Entradas

  • Una nueva edición del Barómetro Inmobiliario – ‘El sentimiento de mercado de los profesionales inmobiliarios’ realizado por UCI y SIRA pone de manifiesto que, tras un periodo de confinamiento donde la actividad se ha reducido notablemente, la fase de desescalada empieza a devolver el ritmo habitual al sector.
  • 3 de cada 10 profesionales inmobiliarios apuntan a la estabilización de las ofertas tramitadas durante la fase de desescalada y un 35% afirma haber cerrado ya operaciones.
  • En los próximos meses, el 20% de estos profesionales apunta a un crecimiento moderado del número de vendedores y un 35% a un descenso moderado del precio de los inmuebles.

Las primeras fases de la desescalada han devuelto un cierto ritmo al mercado inmobiliario. Un ritmo que, aunque pausado, parece mantenerse en una tendencia estable-moderada, según una nueva edición del Barómetro Inmobiliario – ‘El sentimiento de mercado de los profesionales inmobiliarios’, realizado por UCI y SIRA para conocer la percepción y evolución del sector de la compraventa de inmuebles según estos profesionales.

El anterior Barómetro Inmobiliario se centró en el mercado inmobiliario durante el periodo de confinamiento. Ahora, analiza la perspectiva del sector en estas últimas semanas donde se han sucedido las diferentes fases de la desescalada.

La recuperación paulatina del ritmo de trabajo en las agencias inmobiliarias se ha traducido también en datos que reflejan un mayor movimiento en el sector de la compraventa de inmuebles. La recuperación del componente presencial de algunas actividades y procesos se ha notado en estas últimas semanas.

Así, mientras en el periodo de confinamiento, 6 de cada 10 profesionales inmobiliarios apuntaban a un descenso alto e incluso radical de las ofertas tramitadas, en la fase de desescalada, casi un 30% de profesionales habla de estabilización de estas operaciones. Además, los profesionales se muestran optimistas: un 25% espera un crecimiento moderado y más de un 10% un crecimiento medio de ofertas tramitadas en los próximos meses.

Lo mismo ocurre con el cierre de operaciones, si el 40% de los profesionales inmobiliarios aseguraba un descenso radical durante el confinamiento, en las últimas semanas la tendencia es a la estabilización, según apunta un 35%. Además, un 20% cree que seguirá así e incluso mejorará en los próximos meses.

En cuanto al número de compradores interesados en adquirir una vivienda, mientras un 35% de estos profesionales apuntaba a un descenso de compradores de más del 50% durante el periodo de confinamiento, en la desescalada esta bajada radical solo es compartida por un 10% de los profesionales inmobiliarios, que apuestan por la estabilización y un aumento moderado de clientes interesados en la compra, con una proyección similar para los próximos tres meses.

Por el lado de los vendedores de inmuebles, como ya se observó en el anterior Barómetro Inmobiliario, la tendencia se mantiene en la estabilidad: un 37% (frente al 29% del estudio anterior) de estos profesionales ve la situación estable. Incluso, un 20% apunta a un crecimiento moderado. Es más, en los próximos meses se espera un aumento más notable del perfil de vendedores: un 32% augura un aumento moderado y un 15% un crecimiento medio.

En estas últimas semanas, parece que la cartera de inmuebles se ha mantenido estable para un 40% de estos profesionales. Siguiendo la tendencia de crecimiento moderado y medio del número de vendedores, también estiman que se replique en el stock de inmuebles para los próximos meses. Una situación de estabilidad y tendencia al crecimiento moderado que permitirá, según los profesionales inmobiliarios, seguir contando con la plantilla habitual de sus agencias.

Preguntados por el precio, casi la mitad de los profesionales apunta a la estabilidad y un 35% a un descenso moderado, que esperan sea la tendencia en los próximos meses.

Para José Manuel Fernández, subdirector general de UCI, “este Barómetro Inmobiliario es una gran noticia para el sector porque refleja que una vez se va recuperando la actividad presencial, los descensos en el mercado de la compraventa de inmuebles se traducen en estabilización y crecimiento moderado de las operaciones cerradas y otras variables clave en el proceso”.

Barómetro Inmobiliario: Consulta el informe completo.

El segundo INMOFORUM Málaga ha reunido a cuatro expertos que han analizado las oportunidades en promoción residencial e inversión de este singular destino turístico. INMOFORUM Málaga fue patrocinado por Tinsa y Caixabank, y contó con la colaboración de Metrovacesa.

 

[Madrid 5-6-2020] El segundo INMOFORUM Málaga ha sido inaugurado por Francisco Salado, presidente de la Diputación de Málaga, quien ha destacado la privilegiada posición que la provincia de Málaga ocupa con respecto a otros territorios y su capacidad para ofrecer amplias oportunidades de inversión en el sector inmobiliario y ser uno de los destinos favoritos de Europa para la inversión en turismo residencial y búsqueda de segunda residencia. «El sector inmobiliario y de la construcción va a seguir siendo, junto con el turismo, uno de los grandes motores de nuestra economía, y lo que es incluso más importante desde el punto de vista de una administración pública como es la Diputación: un motor de empleo», ha afirmado Francisco Salado.

A continuación intervino Antonio González-Noaín, presidente de Planner Exhibitions, empresa organizadora de las ferias SIMA, quien calificó la iniciativa de INMOFORUM Málaga como “parte de nuestro compromiso por crear herramientas que permitan acceder a un mejor conocimiento del sector y ayuden a la toma de decisiones estratégicas a sus profesionales”.

En este segundo INMOFORUM Málaga han participado como ponentes Pedro Soria, director comercial de Tinsa, José Ignacio Carrión, delegado territorial en la Delegación de Andalucía Oriental de Metrovacesa, Ignacio Peinado, presidente del grupo de Promotores de ACP Málaga, y Ángel F. García Lechuga, director comercial de Banca de Empresas de CaixaBank en Andalucía Oriental y Murcia, moderados por el director de La Opinión de Málaga, José Ramón Mendaza.

Los cuatro ponentes han realizado un exhaustivo análisis de la situación económica e inmobiliaria que se abre en la Costa del Sol tras la pandemia del Covid-19, coincidiendo en señalar, entre otros aspectos, que la ya casi inminente movilidad entre países, traerá nuevos inversores inmobiliarios a Málaga y su provincia. Además, señalaron los expertos, la importancia de la colaboración público-privada para reactivar la actividad inmobiliaria en nuestra región y la necesidad de revisar la fiscalidad que se aplica a los inversores extranjeros.

Pedro Soria ha afirmado que él modelo actual del sector es mucho más sano y sostenible que en la anterior crisis, y con el cliente el centro de su estrategia”. En su opinión, el COVID-19 está teniendo un significativo impacto tanto en la economía como en la actividad residencial, lo que va a traducirse en una crisis de demanda cuya intensidad es difícil de predecir con los datos de los que disponemos por el momento”.

Para el director comercial de Tinsa, “esta es una crisis sanitaria y solo cuando encontremos la vacuna podremos empezar a ver una salida a esta crisis de demanda, pero me resulta imposible decir cuándo”. No obstante, cree que “en el momento actual no está habiendo una corrección de precios en la vivienda nueva, aunque es previsible que la habrá en el futuro, pero mucho más moderada que la de la vivienda usada”. Pedro Soria ha concluido sus palabras con un mensaje esperanzador: “la demanda de vivienda turística se verá afectada, pero no tengo duda que será una demanda embalsada que regresará cuando se recupere la confianza”.

Por su parte, José Ignacio Carrión, delegado territorial en la Delegación de Andalucía Oriental de Metrovacesa, ha afirmado que, “con independencia de los efectos de esta crisis, creo que pronto vamos a recuperar los ritmos de ventas que teníamos antes de la irrupción de la pandemia”. También ha recordado que “es muy importante que la Administración agilice los plazos de las licencias, porque son claves para paliar los posibles retrasos derivados de esta crisis”. Aunque no refiriéndose expresamente a la Costa del Sol, Carrión también ha señalado que para paliar los efectos negativos de esta crisis “desde Metrovacesa estamos estudiando fórmulas que faciliten el acceso a la vivienda de los jóvenes, para lo que se necesita la colaboración de las administraciones, facilitando suelo público”.

José Ignacio Carrión coincidió con Pedro Soria en señalar las diferencias de esta crisis con la de 2008 y advirtió que la parte dedicada al comprador extranjero tardará un poco más en salir por las restricciones a la movilidad. En este sentido, señaló la importancia de la evolución del mercado post brexit, muy asentado en la Costa del Sol, y que en los últimos tres años “había sufrido un parón de inversiones”

José Ignacio Carrión también se ha mostrado cauto con las posibilidades comerciales de las nuevas tecnologías, que “te facilitan la comercialización de una vivienda pero en una fase muy inicial. A partir de ahí es imposible seguir sin la relación personal”.

En su intervención, Ignacio Peinado, presidente del grupo de Promotores de ACP Málaga, afirmó que “el negocio inmobiliario en Andalucía mueve 5.000 millones de euros, lo que significa el 3% del PIB. Además, Peinado indicó que un 30% de esa cuota son inversiones procedentes del extranjero y exigió medidas “por parte de promotores, Gobierno y el resto de las administraciones” para superar esta crisis.

La dificultas de acceder a una vivienda fue otra de las cuestiones en las que centró su intervención el presidente de los promotores malacitanos. “La verdadera barrera de entrada a la vivienda es el ahorro. Necesitamos programas de ayuda pública mediante préstamos avalados que faciliten este acceso a los jóvenes”. Peinado expreso su deseo de “corregir el precio de la vivienda y eso lo están haciendo los promotores”. Asimismo. Afirmo como lago imposible que los jóvenes dispongan de un 30% del montante final del precio de una vivienda y adelanto que los promotores van a pedir que la administración avale esa cantidad.

Para el presidente de ACP Málaga, el principal objetivo frente a esta crisis “pasa por recuperar la demanda y por encontrar otra demanda que antes ni siquiera teníamos”. Para ello es imprescindible una actitud más participativa de la Administración. “En temas de tramitación de licencias hemos mejorado los plazos en Andalucía, pero aún queda mucho por hacer, sobre todo en cuestiones de colaboración público-privada”.

Por último, Ángel F. García Lechuga, director comercial de Banca de Empresas de CaixaBank en Andalucía Oriental y Murcia valoró el impacto que términos financieros estaba teniendo la crisis en el crédito al promotor. “En estos meses no ha habido grandes demandas de liquidez por los promotores, aunque en algunos casos sí hemos aplicado moratorias”.

García Lechuga ha comentado que “el sector inmobiliario tiene necesariamente que formar parte de la recuperación económica de nuestra provincia”. Una recuperación, que, en su opinión, precisa de fórmulas que, basadas también en marco de colaboración público-privada, favorezcan el acceso a la vivienda a amplias capas de la población, en especial a los más jóvenes”.

Los participantes en INMOFORUM Málaga también señalaron la importancia de mejorar la seguridad jurídica para los inversores, el atractivo, que se mantiene intacto, de la Costa del Sol como destino de turístico y de inversión, el dinamismo de los sectores productivos del conjunto de la provincia de Málaga y la necesidad de trabajar conjuntamente con la administración para equiparar la fiscalidad que se aplica a estos inversores a la de países como Portugal. Asimismo, se recordó que este año 2020 Málaga posee la capitalidad europea del Turismo Inteligente.

INMOFORUM Málaga, organizado por Prensa Ibérica, La Opinión de Málaga y SIMAPRO, es una serie de dos encuentros celebrados los días 2 y 4 de junio para analizar el papel del sector inmobiliario en la reactivación económica de la provincia. El encuentro del 2 de junio se centró en Málaga capital y el del día 4 de junio en la Costa del Sol.

 

 

Mes y medio después de que se celebrara el primer encuentro de SIMAPRO Home Edition, Planner Exhibitions ha reunido a los mismos ponentes de aquella ocasión, a quienes se ha unido también la directora de Comunicación y Marketing de Habitat Inmobiliaria, para que contaran como han gestionado sus empresas la actividad durante las semanas de teletrabajo y cómo la están gestionando en estas de desescalada y de regreso a una ‘nueva normalidad’.

En el encuentro celebrado hoy han participado como ponentes Silvia Álvarez, Directora de Marketing de NEINOR HOMES, Javier Castellano, Chief Communications Officer de GILMAR CONSULTING INMOBILIARIO, Javier Sánchez, Director de Innovación y Marca de AEDAS HOMES, y Noelia Sánchez. Directora de Comunicación y Marketing de HABITAT INMOBILIARIA. Juan Bautista Ramos, Director Comercial de Grandes Proyectos de PORCELANOSA GRUPO, ha moderado el coloquio del encuentro, que contaba con la colaboración de Sweet Ideas de Marketing.

Silvia Álvarez, de Neinor Homes, ha abierto el turno de intervenciones, afirmando que su promotora había conseguido mantener, durante las semanas de teletrabajo obligatorio, entre “el 50 y el 60% de los leads habituales”, unas cifras similares a las que también ha comunicado Noelia Sánchez, de Hábitat Inmobiliaria. “Ahora, coincidiendo con la desescalada, hemos alcanzado el mismo volumen de contactos que antes de la crisis”, ha añadido Silvia Álvarez. Para Javier Sánchez, de Aedas Homes, lo esencial de esta fase inicial de la desescalada es que ahora se empieza a ver la luz al final del túnel. “Durante el confinamiento, lo fundamental fue potenciar la marca, en detrimento de la actividad comercial. En la desescalada la tendencia se ha invertido y hemos alcanzado unas cifras de leads casi pre COVID-19 y el reto pasa por convertirlos en visitas”. Noelia Sánchez ha puntualizado que “las redes sociales han sido muy útiles para ir a buscar al cliente en estos tiempos de confinamiento”.

Los ponentes también han dirigido su atención a los posibles cambios en las preferencias de los clientes como resultado de la pandemia y de cierta modificación en los hábitos de vida, tanto familiar como laboral. En opinión de Javier Sánchez, “la gente está empezando a tomar decisiones basadas en el estilo de vida y este, con la crisis, está empezando a afectar a la vivienda, que ahora se quiere un poco más lejos del centro de las ciudades, para evitar la excesiva densificación, más amplia o más versátil con vistas al teletrabajo. Es hora de escuchar atentamente a nuestros clientes”. En la misma línea se han expresado Noelia Sánchez y Silvia Álvarez, quienes han llamado la atención acerca del importante incremento que han tenido las visitas virtuales de sus promociones, principalmente entre clientes de primer acceso y de reposición.Estos últimos, sobre todo, empiezan a preocuparse por las características de la casa orientadas al teletrabajo”, ha puntualizado Silvia Álvarez. Para Noelia Sánchez, “el cliente cada vez tiene más información por lo que ya no vale solo informarle de las características de la vivienda; hay que darle algo más. Buscan cercanía y asesoramiento”.

Respecto a la evolución futura de los precios, los cuatro ponentes han sido unánimes en su convencimiento de que en ningún caso se producirán descensos similares a los de la última crisis. “Especular sobre la bajada de precios es una temeridad. Quienes buscan una primera vivienda o lo hacen para invertir están un poco a la espera, a ver qué pasa, una actitud menos acusada entre quienes desean una vivienda de reposición”, ha dicho Javier Castellano. Por su parte, Javier Sánchez ha enumerado las razones por las que no es posible una bajada de los precios residenciales ni generalizada ni acusada. “Nuestra ratio de viviendas en construcción por cada mil habitantes está muy debajo de países como Alemania. No tenemos un stock de viviendas recientes, a diferencia de lo que ocurría en 2008. La oferta de suelo finalista en zonas de gran demanda es escasa, por lo que también lo es la oferta residencial en esas mismas zonas. Y tenemos mucho producto en marcha que se corresponde a planificaciones de 2020 y 2021. Que se venda menos no se va a traducir en una bajada generalizada de precios”. Por su parte, Javier Castellano cree que “la vivienda va a bajar solo en determinadas zonas o barrios, pero en ningún caso se va a producir una bajada global de los precios. Y esto vale para la vivienda nueva y usada”.

Javier Sánchez también ha enumerado las medidas que, en su opinión, deberían implementarse para ayudar a la recuperación del empleo en el sector. “Tenemos que fijarnos en programas que ya han demostrado su efectividad en otros países, como Help to Buy, que ha permitido a muchos jóvenes británicos comprar su primera casa. También podemos bajar el IVA de las viviendas al 4% temporalmente, recuperar las deducciones para la adquisición de una vivienda en el IRPF, fomentar la colaboración público-privada, una eterna asignatura pendiente, o agilizar la tramitación de las licencias urbanísticas. Este sector tiene una enorme capacidad para generar empleo y, en las circunstancias actuales, hay que apoyar a los sectores de pueden ser capaces de empujar la contratación, como el inmobiliario o el turismo. En este sentido, es imprescindible diseñar un nuevo Plan de Vivienda Nacional, que mejore el actual, y facilitar mecanismos, a través del ICO y de los bancos, que ayuden a las familias a acceder y a pagar la vivienda”.

“Si la administración facilita el dinamismo de las empresas, la recuperación del sector será más rápida y consistente. Desde esta perspectiva, la agilización de las licencias en materia de vivienda es una buena noticia”, ha concluido Javier Castellano.