Entradas

  • UCI, entidad especialista en financiación sostenible de la vivienda, a través de créditos.com, apunta en el Día del Urbanismo las reformas fundamentales para mejorar los edificios de vivienda en España, de los que solo 1,4 millones de un total de 10 millones tienen fecha de construcción posterior a 2002.
  • Los elementos que más sufren y más necesitan rehabilitación son fachadas y cubiertas de edificios. A estos se suman las reformas en aras de la accesibilidad y de sistemas de calefacción para hacerlos más eficientes, así como la instalación de placas solares.
  • Si se vive en un piso, reformar únicamente la vivienda individual no logra alcanzar todos los objetivos de eficiencia energética y sostenibilidad, porque las principales problemáticas en esta materia se dan en elementos comunes.
  • Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana, Castilla y León y Comunidad de Madrid, las cinco comunidades que concentran la mayor parte de estos edificios mal conservados.

Este domingo, 8 de noviembre, se celebra el Día Mundial del Urbanismo. Se trata de un día para promover la concienciación en la creación y manejo de comunidades urbanas sostenibles, un objetivo compartido por UCI, Unión de Créditos Inmobiliarios, entidad experta en financiación de la vivienda, que cuenta con varias líneas de trabajo para promover la proliferación de comunidades de vecinos sostenibles, saludables y respetuosas con el medio ambiente en España.

Pero ¿cómo es la salud de los edificios españoles? Según datos del INE, en nuestro país existen casi 10 millones de edificios de viviendas, la mayoría de ellas con una antigüedad media muy acusada, pues solo 1,4 millones se han construido después del año 2002. Es más, según datos del catastro, casi un 20% de edificios de las principales capitales de provincia se levantaron en la década de los 60. No es de extrañar, dado este envejecimiento, que todavía un gran porcentaje de edificios se encuentren en mal estado de conservación y casi 8 de cada 10 sigan sin ser accesibles. Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana, Castilla y León y Comunidad de Madrid son las regiones que concentran la mayor parte de estos edificios mal conservados.

A pesar de las ayudas públicas para tal fin, en el conjunto nacional sigue existiendo un gran desconocimiento por parte de las comunidades vecinales y tampoco existe una estrategia para la rehabilitación de edificios, enfocada principalmente en la eficiencia energética y en reformas puntuales.

¿Cómo crear, entonces, edificios vecinales más eficientes y sostenibles? ¿Todo debería concentrarse en nueva construcción o también es posible con rehabilitaciones? En España la compraventa de viviendas de segunda mano sigue liderando el mercado. Este año, el sector inmobiliario estima que se cerrará con alrededor de 450.000 compraventas de vivienda, de las que alrededor de un 80% será de segunda mano.

Acometer obras de reforma en inmuebles individuales es un buen paso, pero a veces se queda a medio camino, pues las principales problemáticas para la eficiencia y sostenibilidad de los hogares se da en elementos comunes como las fachadas, cerramientos o sistemas de calefacción central. La rehabilitación de edificios es, por tanto, clave para su buena conservación, la mejora de su accesibilidad, el confort, la eficiencia energética y la sostenibilidad. En España, además, existen ayudas públicas para estas mejoras. Desde UCI, a través de créditos.com, apuntan cinco obras de rehabilitación fundamentales que permitirán cambiar el estado actual de muchos edificios en nuestro país y su revalorización:

  1. Sistema de calefacción central: muchas comunidades de vecinos cuentan con antiguos sistemas de calefacción que funcionan con carbón o gasoil y que se pueden sustituir por sistemas que contribuyen a mejorar la eficiencia energética de las viviendas y ahorrar hasta un 35% en las facturas. Entre los más extendidos, la calefacción de gas o aquella que funciona mediante aerotermia o geotermia, dos energías renovables que ayudan también a la sostenibilidad del edificio.
  2. Accesibilidad: según el informe ‘Movilidad reducida y accesibilidad del edificio’, 100.000 personas con movilidad reducida nunca salen de casa en España por la falta de accesibilidad de su edificio, no en vano un 18% de inmuebles habitados con personas con movilidad reducida no dispone de ascensor. No es de extrañar que todavía siga siendo difícil encontrar edificios de viviendas libres de barreras arquitectónicas, pues solo un 0,6% de inmuebles es plenamente accesible. La ausencia de rampas, pasamanos o ascensores es una constante en los edificios españoles. La rehabilitación de edificios para mejorar su accesibilidad cuenta con ayudas públicas que pueden cubrir gran parte del coste. La cuantía de estas reformas depende, en gran medida, de las necesidades propias de cada comunidad de vecinos. No obstante, la instalación de un ascensor puede ir de los 12.000 a los 80.000 euros; soluciones como plataformas salvaescaleras, entre 7.000 y 15.000 euros, y construir una rampa, entre 200 y 4.000 €. También está cada vez más extendida la cota cero, es decir llevar los ascensores a ras de suelo para mejorar la accesibilidad a los mismos.
  3. Sistema de aislamiento térmico exterior (SATE): una fachada mal aislada del exterior es sinónimo de exceso de frío o calor en los inmuebles, lo que supone un desperdicio energético por la creciente necesidad de contar con sistemas de aire acondicionado o calefacción a una temperatura más elevada para contrarrestar este problema de aislamiento. Para solventarlo, una de las reformas de edificios más habituales es la instalación de un sistema de aislamiento térmico exterior (SATE). Se trata de un material aislante que queda pegado al muro exterior del edificio, normalmente por una fijación mediante adhesivo y fijación mecánica, y funciona como una especie de escudo térmico protector de la vivienda respecto a las temperaturas exteriores. Este sistema contribuye a ahorrar hasta un 40% del gasto energético y su inversión se amortiza en un plazo medio de 5-7 años.
  4. Cubiertas y tejados: son también uno de los principales elementos en edificios para garantizar su impermeabilización y sufren notablemente las condiciones meteorológicas, por lo que es clave limpiarlas y reformarlas. Entre sus principales problemáticas se encuentran las filtraciones de agua. Acometer una u otra reforma dependerá de si se trata de un edificio con cubierta plana o inclinada, y el material que la compone, desde tejas, hierro, cristal o policarbonato. No siempre es necesario una rehabilitación integral, pero si es aconsejable una revisión y mantenimiento periódicos.
  5. Instalación de placas solares: para la eficiencia energética de los edificios una de las mejores recomendaciones es contar con energías renovables, como paneles solares térmicos o fotovoltaicos. Estos paneles ayudan a reducir hasta 18 toneladas al año de gases contaminantes en una sola vivienda y ahorrar en la factura de luz y calefacción.

A través de alguna o la totalidad de estas reformas se podría contribuir a crear edificios más saludables y eficientes energéticamente, que contribuyen también a mejorar la salud y el ahorro de sus habitantes. En UCI, a través de créditos.com, las comunidades de vecinos pueden optar a préstamos con un crédito comunitario para acometer estas rehabilitaciones, con un menor tipo de interés al ser a favor de la eficiencia energética, además de orientarse sobre las ayudas públicas disponibles para esta materia.

Asimismo, UCI cuenta con un acuerdo con la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo de Madrid (EMVS) que le permite ser, a través de créditos.com, una de las entidades financieras disponibles para las comunidades de propietarios que hayan solicitado subvenciones para financiar las obras de rehabilitación para la mejora eficiencia energética en edificios de la capital.

La actividad profesional de los administradores de fincas resulta hoy más esencial que nunca. En estas fechas en las que el conjunto de la población debe quedarse en casa es imprescindible garantizar todos los servicios comunitarios (suministros de agua, energía, calefacción, correcta accesibilidad, telecomunicaciones…)

Con relación a tu comunidad de propietarios sigue estas normas:

  • Siempre que sea posible los administradores deben usar el teletrabajo. La atención a las incidencias solo puede ser telefónica o por medios telemáticos, nunca presencial.
  • Usa los servicios de tu administrador de fincas solo cuando sea estrictamente necesario.
  • También en tu edificio hay que mantener la distancia de seguridad (mínimo un metro).
  • Usa el ascensor lo imprescindible, la escalera ayudará a estar en forma. Si se usa el ascensor no más de un usuario por proximidad. Y pulsar el botón de destino con un pañuelo o el dedo protegido.
  • Está prohibido el uso de las zonas comunes tales como jardines, parques infantiles, bancos, aparatos deportivos, zonas de recreo, piscinas, solariums, así como los recintos o espacios cerrados destinados a reuniones en las Comunidades.
  • Es aconsejable que los conserjes y porteros realicen sus tareas básicas en las primeras horas del día y posteriormente permanezcan en la conserjería realizando ronda de control cada cierto tiempo.
  • Al realizar las tareas de limpieza y mantenimiento todo el personal al servicio del edificio, empleados, limpiadores, vigilantes, personal de mantenimiento debe observar las medidas de protección necesarias (lavado de manos frecuente, uso de guantes, mascarillas…) en especial en las zonas más sensibles (pomos de las puertas, botoneras de los ascensores, porteros automáticos, pasamanos, etc.)
  • Todas las reuniones de comunidades de propietarios deben aplazarse
  • Si se pide comida a domicilio, al manipular los billetes y monedas lavar las manos antes del pago y posteriormente de manera inmediata.
  • El mejor antiséptico es el agua con jabón, recomendable en tareas domésticas.
  • Si se toca o acaricia una mascota de un vecino, lavar inmediatamente las manos, aunque no esté definido que se transmita desde los animales.
  • Tranquilos con los asuntos pendientes: todos los trámites administrativos y procesales están paralizados.
  • La propuesta sigue las recomendaciones de la última directiva europea de eficiencia energética en edificación con el fin de conseguir el mejor resultado posible en rehabilitaciones llevadas a cabo por fases
  • Se dirige a todos los agentes del sector de la edificación, desde la administración y la industria hasta los habitantes de las viviendas, propietarios e inquilinos
  • Es un instrumento que acompañará a cada comunidad de vecinos a lo largo del proceso de rehabilitación del edificio para mejorar la calidad de vida y reducir su impacto ambiental

Cíclica y Green Building Council España (GBCe) lanzan el PAS-E, Pasaporte del edificio, un instrumento para la rehabilitación profunda por pasos que puede descargarse en la web www.pas-e.es. Se trata de un plan de acompañamiento a la comunidad y un plan de rehabilitación del edificio, que se traduce en una hoja de ruta que marca una secuencia de intervenciones a realizar adaptada a las necesidades de las personas. Incluye ejemplos prácticos e indicaciones para abordar el marco legislativo, operativo, financiero y social.

Con esta herramienta se pretende acelerar la rehabilitación energética de edificios en nuestro país, conforme a la Directiva (UE) 2018/844 relativa a la eficiencia energética, que exige la completa descarbonización del parque edificado de la Unión Europea para 2050 y una tasa de rehabilitación energética integral del parque residencial de un 3% anual hasta esa fecha.

La directiva se enmarca en el conjunto de propuestas políticas del Green Deal o Pacto Verde Europeo, promovido por la Comisión Europea. Entre las medidas concretas que recoge se encuentra la implementación de un sistema de pasaporte del edificio a nivel comunitario. Además de estudiar en profundidad esta propuesta, para la publicación del PAS-E, Pasaporte del edificio también se han estudiado otras iniciativas y experiencias de referencia en varios estados europeos, como Alemania, Francia o los Países Bajos, entre otros.

La propuesta del PAS-E da respuesta a las peticiones y demandas de diversos expertos del sector que creen que para dinamizar la rehabilitación es necesario desarrollar nuevos instrumentos técnicos de alta calidad, útiles y fiables. Integrando las diferentes herramientas y sellos existentes, como el Certificado de Eficiencia Energética, el Libro del Edificio o el Informe de Evaluación del Edificio, deben permitir fijar objetivos concretos de calidad del parque construido en un plazo de tiempo definido y facilitar, fomentar y financiar las actuaciones precisas para alcanzarlos. El Pasaporte del edificio es la respuesta europea a esta necesidad, en forma de instrumento normativo de nueva generación.

Hacia la rehabilitación: más calidad de vida y menos impacto ambiental

El PAS-E, Pasaporte del edificio es un instrumento creado para acompañar a cada comunidad de vecinos a lo largo de todo el proceso de rehabilitación de su edificio. Contempla cinco fases: diagnóstico, planificación, compromiso, ejecución y evaluación.

Su objetivo final es aumentar la calidad de los edificios rehabilitados con una visión integral, con el fin de mejorar las condiciones de vida y reducir el impacto ambiental en todo su ciclo. Es, por tanto, un plan individualizado para cada edificio unifamiliar o plurifamiliar que considera de forma holística los tres ámbitos relacionados con la mejora de la habitabilidad: la calidad técnica de los sistemas constructivos y las instalaciones, la calidad funcional de las viviendas y la eficiencia en el uso de los recursos, especialmente los energéticos e hídricos.

“La intención no es tanto proporcionar un modelo perfectamente definido, como abrir un debate a nivel nacional sobre la oportunidad de aprovechar el impulso europeo para acelerar la regeneración urbana en España, que representa el segundo objetivo estratégico de la Agenda Urbana Española. En los próximos meses, seguiremos trabajando en ese sentido”, señala Dolores Huerta, secretaria técnica de GBCe. Por ello, el Pasaporte está dirigido a todos los agentes del sector de la edificación, desde la administración y la industria, hasta los propios usuarios y propietarios de los inmuebles.

Por su parte, Joaquim Arcas, presidente de Cíclica, recuerda que “activar el sector de la rehabilitación es clave, pero sin duda depende de nosotros desarrollar las medidas e instrumentos necesarios para acelerar la transición. De ahí la importancia de contar con una herramienta como el PAS-E, pasaporte del edificio”.

Red de apoyo al Pasaporte del edificio

La iniciativa del Pasaporte del edificio en España cuenta con el apoyo de instituciones, empresas y profesionales pertenecientes o con fuertes vínculos con el sector de la edificación. Conjuntamente, forman la red de apoyo sobre la que iniciar el proceso participativo de definición e implementación de este nuevo instrumento. “Únicamente desde la colaboración y el consenso entre todos los agentes es posible alcanzar un modelo de Pasaporte del edificio útil y eficaz que permita hacer realidad la regeneración urbana en clave de calidad de vida y sostenibilidad”, concluye Arcas.

  • El Congreso se celebrará en el Auditorio de la Nave de Madrid el próximo 23 de octubre.
  • BMI fabrica sistemas y soluciones encaminados a reducir la demanda energética de los edificios. La compañía se siente plenamente identificada con los objetivos y estrategias de este encuentro entre profesionales.

BMI, va a ser uno de los patrocinadores del VI Congreso de Edificios de Energía Casi Nulo (EECN), que tendrá lugar en el auditorio de la Nave en Madrid el próximo 23 de octubre. Este encuentro es uno de los principales foros profesionales para el análisis del estado actual de los Edificios con alta eficiencia energética y sus implicaciones para el sector de la edificación, la construcción, la arquitectura y los servicios relacionados con la adopción total de las Directivas europeas relativas a la Eficiencia Energética de los Edificios.

El lema principal de esta nueva edición del Congreso es “¿Y después del EECN qué? Una visión de futuro”. Con ese enfoque, el VI Congreso Edificios Energía Casi Nula abordará los aspectos clave de los Edificios de Consumo de Energía Casi Nulo en España desde un punto de vista integral y multidisciplinar. Estarán presentes temas muy variados, contemplando soluciones tanto para la Nueva Edificación como para la Rehabilitación.

Como patrocinador oro, BMI dispondrá de un punto de encuentro con los visitantes en el hall de acceso al auditorio. La compañía lleva años trabajando para que los sistemas y soluciones de cubierta que comercializa, contribuyan al menor consumo de energía en aquellos edificios en los que se instalan. Según el responsable del departamento técnico de BMI, José Hermindo Prieto, “No sólo diseñamos y fabricamos nuestros sistemas pensando en cumplir con las normativas nacionales e internacionales. En BMI vamos más allá y estamos convencidos de que el ahorro energético influye positivamente en el medio ambiente y, en este sentido, los edificios EECN son la mejor manera de conseguir un parque de edificado eficiente, racional, generador de ahorros y sostenible”.

En pasadas ediciones del Congreso se han abordado distintas temáticas y áreas de trabajo como las estrategias para fomentar los EECN, su viabilidad económica, su diseño y soluciones arquitectónicas, los proyectos en rehabilitación de edificios, o su uso, gestión y mantenimiento. Además, en la presente convocatoria se van a tratar temas de gran actualidad como el punto de vista de los usuarios de edificios EECN, las nuevas soluciones Arquitectónicas y Constructivas o la integración de Energías Renovables.