Entradas

Hoy en día, los empleos en el sector inmobiliario en España han surgido como una alternativa muy lucrativa para aquellos que buscan cambiar de rubro o comenzar una nueva carrera profesional. Sin embargo, muchas veces no está claro qué hace una inmobiliaria, qué hace un agente y cuáles son las habilidades que una persona debe tener si quiere trabajar en este sector. Exploremos juntos, entonces, estas cuestiones para tener un panorama más claro a la hora de buscar empleos en el sector inmobiliario.

Las tareas de las inmobiliarias

  • Buscar propiedades para vender y alquilar. Está claro que sin esto, no hay negocio de ningún tipo ya que no se puede conseguir clientes que quieran vender sin producto para ofrecer. La idea, entonces, es que la inmobiliaria le ofrezca algo a los dueños que sea distinto de lo que ofrecen otras en el mismo sector. Además, el catálogo debe ser completo, accesible y original para que puedan acceder a él quienes lo deseen. Algunos beneficios y estrategias que han aplicado distintas inmobiliarias, por ejemplo, es ofrecerles el obligatorio certificado de eficiencia energética de manera gratuita a los dueños de propiedades.
  • Hacer que los inmuebles sean conocidos: Otra parte importante del trabajo es publicitarlos. Y esto incluye muchos pasos, que comienzan con sacar buenas fotos y editarlas para resaltar todos los aspectos positivos del local, casa o apartamento. Luego, también es necesario redactar el aviso de manera profesional y atractiva, para que las personas quieran visitar la propiedad y deseen pagar un buen precio por ella. Hoy, casi toda esa tarea se lleva a cabo en línea, pero aún es una buena estrategia imprimir folletos, flyers y utilizar medios tradicionales como la radio para alcanzar a la población local.

¿Qué hace un agente inmobiliario?

Dentro de los empleos en el sector inmobiliario, el agente es el más conocido. Si quieres conseguir un trabajo de este tipo, una de las mejores opciones es Jobsora, un sitio donde puedes buscar empleo en cualquier parte de España, no importa la ciudad o provincia en la que desees trabajar. Es muy sencillo de utilizar y gratuito, claro. Pero primero veamos a qué se dedica un agente y qué tareas debe desempeñar a diario.

  • Buscar nuevos clientes: captar nuevos clientes es un arte y es importante adquirir esa habilidad a la hora de llevar a cabo tareas como agente. Una habilidad crucial hoy es aprender cómo utilizar las redes sociales para hacerse promoción, interactuar con posibles interesados, realizar publicidad paga, y demás. También es importante conocer cuáles son los principales sitios en el campo inmobiliario para entender cómo funciona la competencia.
  • Gestionar el sistema ya existente: una parte muy importante de llevar a cabo tareas inmobiliarias es el papeleo y el seguimiento de los clientes. Cada vez que uno de ellos se contacta con el negocio, es importante llevar a cabo ciertas gestiones tanto con el dueño como con la persona interesada. Algunos ejemplos son las llamadas, los correos electrónicos y los fax, manteniendo siempre una comunicación fluida y clara con ambas partes. Una parte importante de conseguir un trabajo en este sector, entonces, es aprender a utilizar software inmobiliario para poder llevar a cabo todas las tareas de forma eficiente. De esta manera, se podrá maximizar tanto tu tiempo como el de los demás que trabajan en el mismo lugar.
  • Mantener contentos a los clientes: Luego de vender una casa o alquilar un apartamento, también es importante mantener a estos clientes contentos no sólo para que regresen a nosotros, sino también para que nos hagan una buena recomendación. Esto es crucial para que cualquier negocio, especialmente uno local, crezca y sea un éxito.

Para resumir, al buscar un empleo en el sector inmobiliario es importante tener en cuenta cuáles serán las tareas a realizar tanto por parte de la agencia como por tú mismo. Luego, si aún estás interesado en incursionar en este campo, puedes buscar un trabajo utilizando plataformas en línea, como Jobsora ¡Adelante!

  • El convenio, firmado en Córdoba por los directores generales de ambas organizaciones, está alineado con el objetivo 17 de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible

El director general de la Fundación Laboral de la Construcción, Enrique Corral Álvarez, y el director general de la Fundación Don Bosco, Ignacio Vázquez de la Torre Prieto, han firmado esta mañana en Córdoba -donde la Fundación Don Bosco tiene su sede- un acuerdo de colaboración de ámbito estatal, por el que ambas entidades aunarán esfuerzos para realizar acciones que faciliten la inclusión y la mejora de la empleabilidad de las personas que tienen menos oportunidades de acceso al empleo.

Este convenio está alineado con el objetivo 17 de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, adoptada por la ONU, un plan de acción a favor de las personas, el planeta y la prosperidad, que también tiene la intención de fortalecer la paz universal y el acceso a la justicia, “mediante alianzas inclusivas como ésta”.

Ambas organizaciones ya venían manteniendo una colaboración desde 2014, en Andalucía, Extremadura y Canarias, con acciones orientadas sobre todo a los jóvenes. La Fundación Don Bosco tiene entre sus objetivos promover la integración laboral de los jóvenes con mayores dificultades de acceso al mercado laboral. Mediante este acuerdo, se compromete a incorporar en sus actuaciones de orientación educativa y profesional al sector de la construcción, con el fin de informar y derivar alumnos/as jóvenes que participan en sus programas de orientación e inserción laboral, para cursos financiados por las administraciones públicas.

Asimismo, esta organización formará a los equipos en nuevas metodologías educativas y, en concreto, en el diseño y desarrollo de competencias transversales, y diseñará y desarrollará propuestas formativas adecuadas a las necesidades del tejido empresarial del sector de la construcción.

Por su parte, la Fundación Laboral colaborará en el asesoramiento e información sobre el sector de la construcción y afines y sus necesidades formativas: competencias requeridas, requerimientos, perfiles de mayor contratación, etc., así como en la conexión con las empresas y entidades del sector y, en su caso, impulsando procesos duales de aprendizaje, facilitando la intermediación para las empresas del sector de la construcción.